Entradas etiquetadas como ‘Sudoración’

¿De dónde proviene la expresión ‘sudar como un pollo’?

¿De dónde proviene la expresión ‘sudar como un pollo’?

A raíz de mi último post titulado ‘¿Sabías que la expresión ‘sudar como un cerdo’ no se refiere al animal?’ muchas han sido las personas que, tanto a través de los comentarios, el apartado de contacto o mis redes sociales, me han preguntado por el origen de otra expresión similar o que es como ellos la dicen: ‘sudar como un pollo’.

Se utiliza la expresión ‘sudar como un pollo’ prácticamente con la misma intención que la anterior. Para indicar que alguien está transpirando una gran cantidad de líquido (ya sea por calor o pasar una situación de apuro, aunque en este caso se usa principalmente por la primera acepción).

Al igual que los cerdos y otros muchos animales, el pollo tampoco tiene glándula sudoríparas y cuando hablamos de su sudor no es para referirnos a líquido alguno que expulsen porque tienen calor, sino que el dicho proviene del acto de asarlos (los famosos pollos asados o a l’ast que cocinan en las rosticerías o en algunos puestos ambulantes, tal y como muestra la imagen que ilustra este post) y que consiste en pincharlos en unas barras que van dando vueltas ante una brasa o llama cocinándose poco a poco.

Se le va echando aceite, limón y una mezcla de hierbas y especias (especialmente tomillo, romero y pimienta) y el pollo va desprendiendo un jugo.

Es concretamente al hecho de desprender ese jugo a lo que se le conoce como ‘sudar’ (también en otros animales cocinados).

Así que, cuando se dice que alguien está sudando como un pollo, se hace en clara referencia a la acción de sudar de los pollos que están siendo asados, de ahí que también sea común escuchar la expresión en la forma: ‘estar sudando como un pollo asado’.

Cabe destacar que, dependiendo el país, región o población, podemos encontrarnos que se aplica a la expresión un animal diferente (sudar como un caballo, sudar como un pavo, sudar como un jabalí …)

Para terminar este post, comentar que existe una receta en la cocina latinoamericana que es conocida como ‘sudado de pollo’, que consiste en cocinarlo hervido junto a varias hortalizas, pero que nada tiene que ver con la expresión ‘sudar como un pollo’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Comparación entre desodorante y antitranspirante ¿qué es mejor usar? [#Infografía]

¿Qué es mejor usar: un desodorante o un antitranspirante?

La higiene personal es uno de los factores más importantes que tenemos que tener en cuenta, debido a que si la descuidamos podemos llegar a tener serios problemas, siendo los más leves un desagradable olor corporal y los más graves enfermar y en casos extremos fallecer.

Desde pequeños nos enseñan una serie de hábitos para realizar a diario con lo que nos protegemos de posibles infecciones, además de no causar malos olores.

Debido a las más de 2,5 millones de glándulas sudoríparas que tenemos repartidas por nuestra dermis expulsamos el agua que le sobra a nuestro organismo entrando en contacto con las bacterias que están alojadas en la superficie de nuestra piel y vello corporal, adquiriendo el sudor ese desagradable olor. Es por ello que desde la antigüedad los seres humanos hemos procurado camuflar esos malos olores a base de crear rudimentarios desodorantes: hace cinco mil años en el Antiguo Egipto ya se elaboraba un ungüento a base de canela y limón que se aplicaba en las axilas para desprender un olor aromatizado.

Hoy en día nos encontramos que la gama de desodorantes que existen es extensísima y, si teníamos poco lío para poder escoger cuál es el que más nos conviene, surgió el antitranspirante (inventado a finales del siglo XIX, pero muy de moda en las últimas décadas).

Entre ambos productos existen ciertas diferencias y aunque lo principal que debemos saber es que los desodorantes desodorizan y los antitranspirantes se encargan de inhibir la transpiración; llegados a este punto nos preguntamos ¿además de esto, qué diferencia hay entre un desodorante y un antitranspirante? ¿cuál es más aconsejable usar?

A través de la siguiente infografía podréis ver cuál es la diferencia entre uno y otro producto y seguro que os aclarará mucho las dudas que tengáis a la hora de ir a comprar y utilizar.

¿Qué es mejor usar: un desodorante o un antitranspirante?

 

Echa un vistazo en este blog a otras curiosas infografías

 

Fuentes de la imagen e infografía: Wikimedia commonsperspirex

 

En días de intenso calor ¿qué sacia mejor la sed, el agua fría o templada?

En días de intenso calor ¿qué sacia mejor la sed, el agua fría o templada?Aunque no lo parezca y siempre hayamos pensado todo lo contrario, efectivamente, el agua templada nos sacia mucho más la sed que si la tomamos fría.

Como bien es sabido, los días que hace calor perdemos una gran cantidad de líquidos a través de la sudoración. Esto es debido a que nuestro organismo es homeotérmico, lo cual hace que la temperatura de nuestro cuerpo se pueda regular y mantener constante (si hace frío tiritamos y si hace calor sudamos).

Cuando la temperatura es elevada y hace calor, la superficie de nuestra piel necesita refrigerarse continuamente, lo cual hace que transpiremos mucho más y, por lo tanto, se provoque un cambio térmico.

El hecho de expulsar más líquido a través del sudor provoca que necesitemos ingerir más cantidad de agua y así poder saciar la sed, apeteciéndonos mucho más tomarla bien fría, con el convencimiento de que ésta nos refrescará y saciará mucho más rápido.

El problema está en que el hecho de ingerir agua muy fría provoca que ésta sea absorbida prácticamente al instante en nuestro tubo digestivo y apenas da tiempo a que pueda llegar a la superficie de la piel y así refrigerarnos, por lo cual esa agua tan fría no nos sirve para recuperar el líquido perdido tras la sudoración, dándonos la sensación de seguir teniendo más sed.

Por este motivo, es aconsejable que, además de tomar de vez en cuando agua fría para ‘refrescarnos’, vayamos bebiéndola también a temperatura ambiente, la cual podrá ser absorbida mucho mejor por nuestro sistema y cumplirá su perfecta función de refrigeración.

 

Otras entradas que podrían interesarte:

 

Fuente de consulta y más info: Quo / sedientosdesaber / saluddatos
Fuente de la imagen: victor_nuno (Flickr)

¿Por qué el sudor huele tan mal?

Como ya he explicado en algún otro post, el ser humano es homeotermo por lo que continuamente está regulando su temperatura corporal y así mantener los órganos internos en óptimas condiciones. Una de las funciones de nuestro organismo es la de refrescarnos a través de la sudoración cuando tenemos un exceso de calor.

En la dermis tenemos repartidas más de 2,5 millones de glándulas sudoríparas, que se dividen en dos tipos: ecrinas (situadas mayoritariamente en las palmas de las manos, las plantas de los pies y en el frontis de la cara) y apocrinas (localizadas en las axilas, pubis, perineo, ombligo, bajo el pliegue de los pechos o tras las orejas).

Las glándulas sudoríparas son las encargadas de expulsar el agua que le sobra a nuestro cuerpo cuando tiene calor o en momentos de tensión y/o nerviosismo.

El sudor por sí solo no tiene olor alguno, pero es cuando éste entra en contacto con las bacterias que están alojadas en la superficie de nuestra piel y/o vello corporal cuando adquiere ese peculiar y, en la mayoría de ocasiones, desagradable olor. Aquellas zonas por las que están situadas las glándulas apocrinas son las que, por norma general, desprenden peor olor.

Varios son los motivos que hacen que las bacterias, que le dan mal olor al sudor, estén ahí alojadas, siendo la más común la falta de higiene, el consumo de algunos alimentos o medicamentos específicos e incluso de comidas condimentadas con exceso de especias.

La osmidrosis o bromhidrosis es el trastorno que padecen algunas  personas, cuyo olor corporal (por motivos como los anteriormente descritos) al mezclarse con el sudor hace que desprendan un insoportable y maloliente aroma.

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

¿Cuánto tiempo puede sobrevivir una persona normal sin beber agua?

¿Cuánto tiempo puede sobrevivir una persona normal sin beber agua?

Un adulto en un entorno benigno puede sobrevivir durante una semana o más sin consumir nada de agua o cantidades muy reducidas. En cambio, en condiciones extremas, la muerte puede sobrevenir bastante deprisa. Por ejemplo, un niño abandonado en el interior de un coche muy recalentado o un atleta que entrene duro un día de mucho calor pueden deshidratarse, sobrecalentarse y morir en cuestión de pocas horas.

Para mantenernos saludables, las personas debemos conservar el equilibrio hídrico, lo que significa que la perdida de agua debe compensarse. Obtenemos el agua de los alimentos y la bebida, y la perdemos a través del sudor y la orina (una cantidad reducida también se va con las heces). Otra vía esencial de perdida de agua suele pasarse por alto: como exhalamos aire, que está saturado de agua, cada vez que espiramos perdemos agua. Los días de mucho frío esta agua se torna visible en el aire al condesarse (el vaho). Tanto la exposición a un ambiente muy caluroso como la práctica intensiva de ejercicio incrementan la temperatura corporal.

El único mecanismo fisiológico con que cuentan los humanos para evitar el sobrecalentamiento consiste en sudar. La evaporación del sudor enfría la sangre que circula por las venas de la piel, lo que ayuda a enfriar todo el cuerpo. En condiciones extremas, una persona adulta puede perder entre 1 y 1,5 litros de sudor en una hora. Si el agua perdida no se repone, el volumen global de líquido corporal puede disminuir deprisa y lo que es más peligroso, el volumen sanguíneo puede desplomarse. Cuando sucede esto, surgen dos problemas que pueden poner en riesgo la propia vida: la sudoración se detiene y la temperatura corporal puede dispararse aún más, mientras que la presión sanguínea desciende debido al escaso volumen de la sangre. En estas circunstancias, la muerte sobreviene con rapidez.

Dada la extensa superficie de piel que poseen los niños en relación con su volumen, estos son especialmente vulnerables a un sobrecalentamiento y una deshidratación velocísimos.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

 

Traducido de: Scientific American (December 9, 2002) “How long can the average person survive without water?
Fuente de la imagen: pixabay