Entradas etiquetadas como ‘farsante’

¿Cuál es el origen y significado del término ‘caricato’?

Un tuit publicado por Santiago Abascal (líder del partido ultraderechista VOX) llamando ‘caricato’ a Albert Ribera (uno de sus oponentes políticos y líder de la formación de centroderecha Ciudadanos) ha provocado que en las últimas horas las redes sociales hayan convertido el término en tendencia, además de utilizarlo para publicar todo tipo de memes.

¿Cuál es el origen y significado del término ‘caricato’?

Pero algunas son las personas que, desconociendo el significado real de ese término, lo están utilizando de forma incorrecta.

El término ‘caricato’ proviene del italiano, escrito del mismo modo, y que se utiliza para referirse a aquello que es exagerado, provoca risa e incluso es ridículo. Se originó hace varios siglos en el mundo de la ópera y el teatro y con este vocablo se conocía al actor que interpretaba a los personajes cómicos y burlescos (comúnmente llamados ‘papeles bufo’).

De este término también nació otro vocablo ampliamente utilizado: ‘caricatura’, la cual hace referencia a aquellos dibujos, obras o imitaciones que se hacen de algo o alguien de forma burlona y en la que se trata de parodiar, ridiculizar o hacer evidente (de forma satírica) algún tipo de defecto o su aspecto sobresaliente.

Los términos caricato y caricatura vienen a señalar la forma de cargar (de forma satírica y burlona) la descripción o imitación que se hace de algo o alguien y, etimológicamente, ambos provienen del italiano ‘caricare’ (que significa cargar) y éste a su vez del latín tardío ‘carrĭcare’ (derivación de ‘carrus’: carro).

Ojo, no debe confundirse el término caricato con el suricato, un pequeño y simpático mamífero africano (el personaje ‘Timón’ de ‘El Rey León’ lo es).

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Archivo 20minutos.es

El curioso síndrome de Capgras: cuando crees que hay un impostor cerca de ti

El curioso síndrome de Capgras: cuando crees que hay un impostor cerca de ti

Lo hemos visto en más de una ocasión en alguna película, serie o novela en la que uno de los protagonistas comienza a sospechar que una persona de su entorno (esposo, hijo, hermano, amigo, familiar, compañero de trabajo…) en realidad no es quien dice ser, tratándose de un impostor que, tras un asombroso parecido físico, se hace pasar por otra persona (casi siempre con malas intenciones).

Incluso corre una famosa leyenda urbana en la que se sostiene que el mítico componente de The Beatles, Paul McCartney, no es realmente el original cantante de la formación y que se trata de un doble que se hace pasar por él desde que éste supuestamente murió en un accidente de coche el 9 de noviembre de 1966.

Pero, lejos de lo que crean los amigos de las teorías de la conspiración que alimentan este tipo de historias con rocambolescos argumentos, en realidad existe una extraña patología por la que algunos individuos (de la noche a la mañana) creen estar convencidos de que una persona concreta de su entorno no es realmente quien dice ser.

Este curioso delirio, bautizado como ‘Síndrome de Capgras’, fue descrito en 1923 por el psiquiatra francés Jean Marie Joseph Capgras, quien lo definió, bajo el nombre de ‘Ilusión de dobles’, como la creencia que padecen algunas personas que están absolutamente convencidas de que alguien muy cercano a su entorno es un impostor: mismos rasgos, voz, gestos… pero hay algo que lo delata en la suplantación de la personalidad del otro.

Normalmente este convencimiento de la existencia de un impostor suele ser con la convicción de que ha suplantado la personalidad de otro con la finalidad de llevar a cabo algo malo, de ahí que acaben sufriendo trastornos paranoicos al ver que el resto de personas no se dan cuenta de la verdadera identidad del suplantador y no le hacen caso a su advertencia.

Los expertos apuntan a que esta alteración pueda ser debida a una desconexión entre el lóbulo temporal (que desempeña el papel importante en tareas visuales como el reconocimiento de caras) y el sistema límbico (que gestiona las respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales), lo que provoca que en algunos casos se pueda dar la circunstancias anteriormente descritas.

Cabe destacar que la persona afectada por el delirio o síndrome de Capgras intenta convencer al resto de sus familiares y amigos de que alguien no es realmente quien dice ser, pero sin embargo en la mayoría de casos sí que reconoce a esos otros miembros de su entorno más cercano y no pone en duda la verdadera personalidad de estos.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades de ciencia

 

Si te ha gustado el post, puedes darle un voto en Menéame

 

Fuentes de consulta: ncbi (pdf) / todaunaamalgama / muyinteresante
Fuente de las imágenes: Capturas Youtube de la película Misión imposible