Calvicie, calvario y calavera, tres términos con un mismo origen etimológico

Días atrás, el lector de este blog ‘ignotis parentibus’ dejó un comentario en otro post en el que me preguntaba ‘¿De dónde proviene la palabra calvo para referirnos a alguien sin pelo en la cabeza y cuando se utilizó por primera vez?’

Calvicie, calvario y calavera, tres términos con un mismo origen etimológico

Elaborando la entrada para contestar la consulta, recordé que hace tiempo estuve investigando sobre el origen de varios términos (entre ellos calvo), encontrando que estos provenían de la misma raíz etimológica, así que aprovechando este post voy a hablar también de ellos: calvicie, calvario y calavera.

La ‘calvicie’ se trata de la falta de pelo en la cabeza (cuando nos referimos a la caída de éste se utiliza el término ‘alopecia’), término que proviene del latín ‘calvities’, de exacto significado y que a su vez procedía de ‘calvus’, que dio nuestro ‘calvo’, un adjetivo utilizado para hacer referencia a una persona que ha perdido el pelo de la cabeza. No hay una constancia específica sobre cuándo se utilizó por primera vez estos vocablos, pero se sabe que ya en la Antigua Roma era común su uso. Ya aparece recogida la palabra el en Diccionario de Autoridades de 1729.

El término ‘calvario’ lo utilizamos en la actualidad para hacer referencia a la ‘sucesión de adversidades y desgracias’ que puede estar sufriendo una persona (famosa es la expresión ‘estar pasando un calvario’). Proviene del latín ‘calvarium’, nombre que recibía el monte donde fue crucificado Jesucristo, y que significa ‘conjunto o acumulación de calaveras’, debido a que dicho montículo era un lugar se amontonaban las calaveras y otros restos óseos de los condenados que habían sido ejecutados.

‘Calavera’ proviene del latín ‘calvaria’ y se aplicaba a aquello que carecía de pelo, como podía ser un cráneo, quedando con el tiempo asociado a éste.

Tanto calvicie, como calvario y calavera y sus correspondientes términos en latín (calvities, calvarium y calvaria) provienen etimológicamente del vocablo indoeuropeo ‘kləwo’, cuyo significado literal era ‘sin pelo’ y se aplicaba tanto a los seres humanos (calvos) como a los animales (una vez despellejados).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: nubedepalabras

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.