BLOGS
Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

La distorsión del recuerdo y la distancia

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

Pasaron tres meses sin verse. A ella le surgió un trabajo lejos, en Brasil, y a pesar de la distancia, se prometieron Skypes diarios, o bien escribirse o mandarse mensajes con el fin de mantener la chispa intacta y las promesas: retomarían su historia al regreso, aunque antes de aquel viaje apenas llevaran tres semanas, cinco días y ocho horas de flechazo (las más intensas de sus vidas; pero demasiado poco tiempo al fin y al cabo) y todavía se encontraran en esa fase de conocerse y querer indagar más y más y más en la vida del otro. Aún no “se sabían” de memoria cuando ella tuvo que marcharse a Brasil y, tal vez por eso, su contacto a distancia acabó derivando en la idealización del otro.

Durante esas tres semanas habían tenido sexo en un total de cuatro ocasiones, pero el paso del tiempo y la distancia consiguió moldear en la memoria esos recuerdos, mejorándolos incluso. Él visualizaba una y otra vez aquellas escasas imágenes de cama modificando la sensación real, borrando sin querer ciertos matices y amplificando otros. Del mismo modo, hablar con ella vía Skype se acabó convirtiendo en rutina, distorsionando el recuerdo real del cara a cara: el olor y el calor de sus tres dimensiones, el tacto, el aliento o los besos al alcance de la mano ya dejaron de considerarse necesarios. Al final se acostumbraron a tenerse lejos pero cerca, sí, y esperaban ansiosos su reencuentro. Pero aún no sabían que ya nada sería igual.

Llevé al chico al aeropuerto y me pidió que le esperara para volver con ella a la ciudad. Pero al montar los dos juntos en mi taxi,  al fin, después de tres meses sin verse, se notaban torpes el uno hacia el otro, forzados, bloqueados tal vez por el shock de chocar la realidad con sus ficciones. Se habían distorsionado tanto (cada cual según su fantasía a partir de un punto de referencia ya lejano), que ahora los percibí decepcionados. Desinflados. Derrotados ante la certeza de tener que amoldarse, de nuevo, a la piel sin pixelar del otro. Una piel más insípida de la que recordaban.

10 comentarios

  1. Tremendas sus caras, sus gestos. Qué incómodo es disimular la tensión, la decepción, el derrumbe de lo que ambos idealizaron.

    14 Abril 2014 | 21:22

  2. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    El tiempo, la distancia
    y si los dos van unidos
    no solo es el olvido,
    antes de llegar a olvidarse
    se distorsionan las facciones,
    la siluetas y hasta los gestos,
    y difumina recuerdos,
    los malos los minimiza
    y exagera los buenos.
    Pero eso es… solo al principio.
    después de los días y noches
    donde se suele perder el sueño,
    tiempo al que llaman duelo,
    la memoria nos protege
    hundiendo nuestros recuerdos
    en el pozo del olvido.
    Y si no podemos olvidar,
    buscamos, los gratos recuerdos
    y a ellos nos aferramos
    y los vamos transformado
    adaptándolos a nuestro gusto.
    y con el paso del tiempo
    hemos creado una imagen
    que en muy poco se parece
    al ser que un día tuvimos
    y que ahora… está lejos.
    Al producirse el reencuentro,
    no es que sea decepción
    pero si un… ”O ésta no es la persona
    o, han cambiado demasiado”
    ¿O… el que ha cambiado he sido yo?
    Aunque esta última pregunta,
    no siempre no la cuestionamos.
    Normalmente es el final
    de lo que pudo haber sido y no fue,
    algunas, muy pocas se libran
    y en lugar de perecer
    se acostumbran, se aceptan
    y la unión se reafirma
    y vuelve a ser la misma
    que antes de la separación
    y las dudas y temores
    completamente se olvidan.

    14 Abril 2014 | 23:05

  3. Dice ser zulymaruy

    genial descripción de algo que hoy día ocurre tantísimo. Es muy difícil que esa imagen fantasiosa que tenemos de unos pocos días juntos y que se potencia luego por “una voz en el teléfono” a la distancia, llegado el momento coincida con la presencia física. Todos necesitamos algo mágico en nuestras vidas y para muchos, ésta es una forma.
    Un beso Daniel¡¡¡ Un montón que no te visitaba 🙂

    15 Abril 2014 | 02:38

  4. Dice ser Hitano

    Este relato es la excepción que confirma la regla. Doy fe.

    15 Abril 2014 | 07:17

  5. Dice ser Stewart Cops

    Acabando en la rutina o perdiendose en la distancia…

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/04/hablando-con-jesus-redondo-roman-el.html

    Seais creyentes o no… que tengais una buena Semana Santa!!!

    15 Abril 2014 | 07:46

  6. Dice ser AreaEstudiantis

    Eso es el fin de una muerte anunciada.

    http://areaestudiantis.com

    15 Abril 2014 | 09:00

  7. Dice ser yonomebajo

    Eso se recupera en seguida. Es como ver a los amigos de verano después de todo el invierno, al principio le preguntas que tal?, la familia?, el trabajo? el primer dia no se habla casi de nada, y del dia siguiente hasta el fin del mes no se callan ni debajo de la ducha. Van aumentando experiencias que irán idealizandose más, hasta que tus amigos de invierno se cansen de escucharlas y serán recordadas por los siglos de los siglos.
    Si han estado hablando por Skype todo este tiempo mañana tendrán cosas que decirse.

    15 Abril 2014 | 09:38

  8. Dice ser manuel

    Me dijo “hola mi amor”
    y cogiose de mi mano
    y en los labios me besó;
    me pasó en el aeropuerto
    y aún se veía su aeroplano
    en un espacio euclidiano
    para volver ya dispuesto.

    Y con profundo dolor
    yo le tuve que decir
    soy Manolo, no Mamerto,
    aquí ha habido algún error
    yo no soy él , no soy yo,
    así que “vaya con Dios”,
    y me aparté tutto presto.

    15 Abril 2014 | 11:47

  9. Dice ser The Whisperer

    La historia que usted describe es en mi opinión una mala interpretación de cualquier evento de la parte coadyuvante.
    La relación entre estos dos personajes es mala desde su inicio. Si tenemos en cuenta los pequeños detalles como
    Hicieron el amor cuatro veces durante las tres semanas; Los primeros días, semanas y el meses son ricos en expresiones de amor, como hacer el amor.
    Hay otros detalles que también muestran los errores, pero eso no tiene sentido profundizar.
    La verdadera historia del muchacho que llevaste all aeropuerto es algo así como:
    Conoció a una chica brasileña en internet, hablado con ella por skype durante tres meses y en las últimas tres semanas paso sexo virtual en cuatro ocasiones.
    Cuando por fin se reunieron en el aeropuerto su fue una decepción por las mas diversas razones
    Me gusta tu blog
    Saludos
    The Whisperer

    15 Abril 2014 | 18:45

  10. Dice ser manu

    Desconocía que a una menor de 17 años le pudiese surgir un trabajo en Brasil.
    !Estos adolescentes…cómo son, Simp!

    15 Abril 2014 | 20:59

Los comentarios están cerrados.