Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Tus anécdotas a bordo de un taxi

Llevo más de dos años hablando de vosotros, de todo cuanto sucede en el asiento trasero de mi taxi, de mi visión usuárica a través del espejo retrovisor.

Cambio de tercio: Hoy me gustaría darle la vuelta a este blog. Me gustaría que me contarais vuestras anécdotas desde el asiento trasero de aquel taxi, aquella vez, con aquel taxista…

Quiero que este post sea más vuestro que mío.

¿Alguna anécdota a bordo de un taxi?

Y si nunca te ha sucedido nada digno de mención, ¿qué te gustaría que sucediera?

Soy todo ojos.

123 comentarios

  1. Dice ser MaLiYa

    Taxis en China.-“Al llegar el viernes pasado a Chengdu, me monté en un taxi en el aeropuerto. Una pareja de chinos ya se encontraba en la parte trasera del coche. Les miré y sonreí. Acostumbrada a que aquí pasen cosas sin sentido, ni pregunté que hacían en mi taxi, uno que ya había apalabrado con la chica de la agencia que me cazó en la salida de equipajes. Así que me monté delante tranquilamente.Por la conversación que tenía el taxista con la pareja, éstos andaban a la búsqueda de un hotel cerca de la estación de autobuses. Así que primero fue a llevarles a ellos. Durante el camino, el conductor me hizo las preguntas típicas de taxistas: qué de dónde era (oh! España, toros, toros..), que qué hacía en China, que si me gustaba el país, que cuántos años tenía…Cuando bajó del taxi para sacar los bultos del maletero, me dijo que esperara mientras les cobraba a la pareja. Y yo sin pensar lo que hablaba, le dije que a partir de ese momento conducía yo. El taxista me miró, sonrió y me invitó a salir del taxi y cambiar de asiento. Y me puse al volante. El chino se sentó en el asiento del copiloto y me indicó por donde ir hacia mi hostal. Menudas risas nos echamos. Hasta que ya me dijo que en la siguiente avenida tenía que devolverle el taxi por miedo a encontrarnos a la policía. Así que paré en el semáforo y salimos corriendo del taxi para cambiarnos el sitio de nuevo. Seguimos riendo, sobre todo al ver la cara de los demás conductores que también estaban parados en nuestro semáforo.”Me encantan tus historias, las leo siempre. Un saludo!

    06 mayo 2008 | 22:28

  2. Dice ser ilya

    Huy, yo ya escribí sobre eso. Por no repetirme, te remito al post donde contaba algunas trapisondas con taxistas, todas en el mismo fin de semana, entre otras muchas cosas. Por si estás aburrido y tienes ganas de leer.http://www.ilya.indiopole.com/blog/2007/09/iba-a-escribir/Besazos.

    06 mayo 2008 | 22:34

  3. Dice ser bkaos

    Yo la mejor es en mi cumpleaños, trayecto de casa de un colega en las afueras a la mía, solo, acompañado de un taxista masculino de cincuentaypico. 3 de la noche.Llegamos a una calle completamente desierta, y encontramos a la policía local como a 10Km/h y así toda la calle, que era larga y de un solo carril. El taxista intentaba adelantar y los maderos nada, que no se apartaban.Llegamos a un sitio que hay un poco de hueco, se aparta la polícia y el taxista adelanta, total que la policía se incorpora acelerando y no nos damos con ellos de milagro, el taxista saltándose la línea continua.Justo después de eso llegamos la policía y nosotros a un semáforo, se queda el conductor todo pillao mirando a la polícia fijamente. Yo pensaba que se iba a liar.La poli se fue, pero yo notaba muy raro al taxista, así que le piqué un poco para que soltara prenda. Resulta que el día anterior le habían quitado 4 puntos por “saltarse un semáforo” en un atasco en Méndez Álvaro. Se calentó y empezó a decir que si tiene una pistola mata a los policías, yo me empezé a acojonar. Afortunadamente llegamos a mi casa en ese mismo momento.

    07 mayo 2008 | 06:56

  4. Dice ser Eloy

    Durante una época de mi vida laboral fui correveidile de un pequeño sanatorio en Vigo. Para mis correrías usaba taxis a diestro y siniestro. Recuerdo uno en especial: un buen día me subí y en el asiento delantero me encontré a un conductor muy bien peinado (gomina mediante), joven y sobrado de pie derecho y lengua; vamos, que me dio el viaje. Empezó por abrir la ventanilla y gritar a toda mujer que pasaba, joven o vieja. Los improperios llegaron al punto de decirme “es que me gustan todas” “mira, mira, si tuvieras veinte años menos te quitaba la tontería, loba… Después de acabar medio mareado y de haber temido por mi integridad física (por la velocidad y porque cualquiera sabe a lo que puede llegar semejante persona) me bajé y me juré no volver a encontrármelo nunca jamás. Pero date que al mes siguiente volví a las andadas (uno andaba despistado) y cuál fue mi sorpresa cuando me asalta desde el mismo asiento delantero una voz y una cara que me dice: hombre, cuánto tiempo sin verte, tú, chaval, pareces majo. Así que se vio en el derecho de darme otro viaje que prefiero olvidar. Ahora no vivo en Vigo, así que espero no cruzármelo más.Por contra, ya en Madrid, una noche de alcoholes variados me dispuse a volver a mi cama en taxi. El conductor resultó ser un cantante ya mayor, aficionado a Farina. Grande, muy grande. El mejor remate de fiesta imaginable.Tengo algunas otras, como la del taxista ingeniero cabreado con el mundo por haber sido relegado a su actual condición laboral. Acabó dándome las gracias por mi paciencia y mis consejos. O la de aquel otro, tokiota, que me descontó 700 yenes (2700 marcaba el taxímetro) porque al subir me había dicho que el trayecto serían unos 2000.En fin, espero encontrarme alguna vez contigo.

    07 mayo 2008 | 10:16

  5. Dice ser O_o

    En El Cairo me tocó montarme en un taxi cuyo taxista era manco de la mano derecha, así que cambiaba las marchas, no sé cómo, con un muñón y tenía que sacar la cabeza por la ventanilla para conducir a lo Ace Ventura porque tenía el parabrisas totalmente quebrado.Y en Moscú me tocó un taxista que no hablaba absolutamente nada de otro idioma que no fuera ruso para ir a nuestro hotel. El problema es que no nos debimos de entender demasiado bien y el taxi dejó la ciudad, cogió la carretera y… pasaban los minutos.Le preguntamos dónde iba (en polaco chapurreadísimo) y nos dijo que a una ciudad cercana a moscú, conseguimos hacerle cambiar el rumbo bastante acojonados y volvió a la ciudad. Estábamos bastante alerta porque el hombre no emanaba confianza precisamente, para más inri, llevaba en el asiento del copiloto un amigote totalmente pedo y no queríamos pagarle la brbaridad que debía costar el paseito que nos acababa de dar, así que nos pusimos de acuerdo para salir del coche en marcha al llegar a un semáforo. Claro, que yo iba en el asiento de en medio y me quedé como una gilipollas sin saber por qué puerta salir hasta que reaccioné (más tarde que el conductor, que para entonces, calculo yo, ya había puesto de vuelta y media a nuestras madres).En fin, la noche acabó bastante bien: cogimos otro taxi que nos llevó sin ningún contratiempo más al hotel donde nos esperaba el resto de amigos y un par de coches de policía.Acojonante O_o

    07 mayo 2008 | 12:46

  6. Dice ser laura

    San Juan,dos amigas y Collin Macrae (el de los rallies) al volante, la Gran Via de Barcelona, con los semaforos en verde, nunca parecio tan corta.

    07 mayo 2008 | 14:14

  7. Dice ser Gemma

    Hace dos años yo estaba viviendo en Andorra y una noche, hacia la una de la mañana iba de camino a casa. Nunca me habia pasado nada, esa ciudad en las montañas es bastente inofensiva, pero aquella noche no lo fue.Cuando me meti en una de las calles laterales a la calle principal, bastante poco iluminada y larga, note como alguien me seguia. Pense que era paranoya y aceleré, a lo cual el hijodeputa que me seguia tambien acelero. A mitad de la calle, se puso a mi altura y empezo a soltarme un chorro de obscenidades, intentando tocarme y cogerme del brazo. Ahi empece a correr desesperada hasta el final de la calle, y lo unico que vi fue un taxi que estaba parado en una esquina.Me meti corriendo, y creo que me quede echa un ovillo en el asiento de atras, llorando.5 minutos despues ya estaba en casa, el taxista abrio la puerta, y me dijo “ya hemos llegado”.Yo no lo recuerdo, pero creo que me pregunto mi direccion y le debi contestar. Lo que si se es que le estare siempre infinitamente agradecida 🙂

    07 mayo 2008 | 15:05

  8. Dice ser Marisela la pesadisima que necesita traductor

    Hola, siento que “necesito un diccionario marisela-castellano castellano-marisela” no me haya comprendido jaja un dia te paso el diccionario, y si puedo ser pesada, ni modo. Se feliz.

    07 mayo 2008 | 18:42

  9. Dice ser Anónimo

    Un lástima que el 80% de los comentarios tengan por el medio el alcohol.País de mierda.

    09 mayo 2008 | 07:55

  10. Dice ser Betta

    Una anécdota con un taxista sobre ti en Málaga.Volvía de noche con mis amigos en el taxi, y empecé a contarles tu historia, a uno le enseñaba de vez en cuando tus posts en internet, y como estábamos en el taxi, me acordé mucho de ti.El taxista, callado, nos miraba por el espejo. Yo decía “Sí, y ahora escribe en 20minutos… ¡He ahí cómo uno puede obtener reconocimiento de algo que le encanta hacer!”. Les hablaba encantada de ti, y cuando llegamos, nos bajamos mientras una amiga pagaba y hablaba con el conductor. “¿Qué te ha dicho?”, pregunté.”Me ha dicho que el blog se llama Ni Libre Ni Ocupado”.PD: Para que veas el gran alcance que tienes en España, ¡y entre los taxistas!

    09 mayo 2008 | 12:11

  11. Dice ser lau

    me subí con la inminente disposición a encender mi mp3 y escuchar el último disco de Manic Street Preatchers. El taxista me dio los buenos días y me preguntó técnicamente acto seguido si me gustaba la música. Le dije que sí y me habló de música durante cinco segundos, antes de comenzar a hablar de la biblia, del verdadero Dios y del magnífico trabajo que hacen los testigos de jehová, a parte de ilustrarme con unos tres o cuatro panfletos que guardaba en la guantera y deleitarme con una media hora de monólogo religioso que, a parte de desearme no volver a subirme más a un taxi, descompusieron totalmente mi premeditada misión de oír a mi adorado grupo. Ya ves.un beso.

    09 mayo 2008 | 16:40

  12. Dice ser eva

    Hace cosa de 5 años o así, noche de despedida de solteros, yo volviendo a mi casa, de la despedida de las chicas y mi entonces novio, en la despedida de los chicos; esperando a que un semáforo se pusiera en verde en la glorieta de San Vicente, ensimismada pensando en mi chico, miro por la ventanilla y ¡le veo en su coche! le digo al taxista que me cobre, que me bajo ahí mismo, que en el coche de al lado está mi novio y me iba con él. Me bajé del taxi en plena glorieta de San Vicente y me fuí con mi amor… sin terminar de creerme la casualidad de la coincidencia que estuvieramos a la misma hora en el mismo sitio sion haber quedado, cuando él no tenía que pasar por allí para ir a su casa… la costumbre de hacer el mismo camino, me dijo él…

    09 mayo 2008 | 18:24

  13. Dice ser gitana

    Solos él yo y el taxista que fue testigo del beso del adiós, o el… hasta pronto, o el… ¿quién lo sabe? Continuó su trayecto sin decir una palabra, con la seguridad del que participa de un instante de amor.Gracias taxista por tu prudencia y por dejarnos tu espacio para decirnos con los ojo “penaré en ti”.

    09 mayo 2008 | 23:30

  14. Dice ser Render

    ¿Taxista?…¡Héroe, fue aquel en mi vida!Tenía 9 años en Septiembre del 84,jugando en mi casa con mi hermana al escondite atravesé una cristalera y me corté enterito.Me estaba desangrando,mi madre vino del trabajo en taxi a llevarme urgente al hospital….y apareció él,el Señor Taxista,no sólo trajo a mi madre desde el trabajo,sino que me metió en brazos en su taxi,envuelto en toallas ensangrentadas.Arrancó su coche a toda leche y con pañuelos blancos y ráfagas de luces, adelantó hasta el viento.Me llevó al hospital a tiempo…y encima no nos cobró la carrera…se negó en rotundo.Yo sólo veía manchas amarillas por la sangre que estaba perdiendo, pero en esas situaciones si que eres capaz de ver estas cosas.Sin duda, Dios trabajó de taxista ese día.Quien quiera que seas,donde quiera que estés, gracias.(Santa Cruz de Tenerife,Septiembre de 1984).

    10 mayo 2008 | 14:24

  15. Dice ser MSol

    pues fue una noche despues de la tipica cena de empresa … por casualidad y fortuna quien conducia era una bellisima y agradable mujer. Esa noche terminamos desayunando en su coche…. ahora mantenemos una bonita amistad

    11 mayo 2008 | 05:30

  16. Dice ser Jinesito

    Me querían cobrar dieciete eipos el otro dia desde Conde Casal a Coslada…. eso es tó lo que te puedo contar.http://tuneos-gines-jefe-policia-coslada.blogspot.com/

    11 mayo 2008 | 12:31

  17. Dice ser yo

    Dios! yo tengo de historias en taxis….hay que ver cuanto personajillo suelto..o eso o ke siempre que me subo y oy mis amigas vamos con el pedal…una vez nos subimos a un taxi y mi amiga se hacia el control tipiko d los diabetikos..y dijo mi amiga-señor no se asuste k esto es porke soy diabetika-a menudo se lo has ido a decir!! si yo soy diabetico desde hace 15 años…total k el tio le dio consejos a mi amiga..y le acabó diciendo que se iba a morir a los 30 años…muy simpatikootra vez…ibamos camino a malalts d festa..y nos encontramos cn un taxista muy majo llamado antonio…que pobre lo ke tuvo k soportar…que le kantaramos en el taxi,que una amiga se despelotara pa ponerse unas medias nuevas…que le hicieramos la ola…XD jajaj en finel mundo dl taxista debe ser duro pero y lo k se tienen k reir ellos d la gente?ozu

    12 mayo 2008 | 05:02

  18. Dice ser Michael Sanchez

    esto le paso a una tia, mi papa y mi mama, los tres se subieron a un taxi mi papa y mi mama en el asieto trasero y mi tia a un lado del taxista, en eso ivan cuando mi tia puso la mano en el repaldo del asiento y despues le empezo a agarrar el cabello al taxista, al momento no dijo nada pero mi tia al darse cuenta rapido le quito la mano y le dijo que con su novio siempre cuando maneja le agarra el cabello, mi tia con mucha verguanza se disculpo.

    14 mayo 2008 | 04:52

  19. Dice ser ñeco

    Yo 19 años, recien salido del servicio militar mi enamorada solo 15 años,.. nos fuimos a orillas de un rio cerca de mi ciudad para hacer el amor una tarde de verano,.. ella aun con uniforme del colegio..claro se salio de clases,..tomamos un taxi, muy amable el tipo.En medio de nuestro ajetreo amoroso en plena naturaleza rodeados de arboles se aparece “el taxista y un policia”, no me dio tiempo ni de ponerme la camisa,.. listo!! nos agarro la policia y el taxista.. extorcion? le entregue 100 bolivianos algo asi como 100 Euros ahora,.. y ademas la cadena de oro que mi abuela me regalo para mis 15 años..( era nada comparado con lo que me sacaria la madre si se enteraba, ni que decir del hermano mayor)Los malditos por poco se quedan con mi enamorada.. pero nunca me olvide de sus rostros.Un año despues o algo asi,.. despues de una noche de fiesta tomo un taxi,.. como 20 minutos hablando y mirandolo fijo, el mismo taxi, vivia por la zona del rio…zasss!! el hijo de puta taxista.Pense y pense y dije que lo unico que haria seria no pagarle la tarifa,. asi que me entre la casa, sali luego de 10 minutos porque el taxista me piteo la bocina los 10 minutos.. volvi, sali de la casa y me acerce a su ventanilla,.. tome un IMPULSON y le tire un Puñetazo ( una piña) y le hize recuerdo el incidente de la extorcion… 0.5 segundos despues el tipo desaparecio dejando solo humo de su carro..Hasta ahora me duele la mano cada vez que lo recuerdo.. pero mas recuerdo la cadenita de oro que mi abuela me regalo.Ojo!! NO todos los taxistas son asi,..el que las hace las paga.

    16 mayo 2008 | 08:40

  20. Dice ser ARANCHUELA

    Aunque el post es antiguo me ha hecho recordar las cosillas que me han pasado, y voy a contar un par.Al salir de una discoteca me empecé a reir de una amiga por haberse liado con un niño con una pinta de gay-lolailo, y ella para vengarse me dijo al para un taxi “Anda, ponte tú delante”. Acto seguido abrimos las puertas y dice “Como siempre, Arantxa se pone delante para enseñarle las bragas al taxista”. Taxista jovencillo colorao y yo con ganas de matarla. Acto seguido se pone a criticar a un moro que la había estado manoseando, y yo pacificadora porque el taxista era moro y mi amiga no se había dado cuenta!!!Otra vez con esta misma amiga nos subimos a un taxi con un cincuentón y ella habló de uno que le había metido la mano por debajo del vestido directamente, y el taxista “Pero si eso es lo mejor del mundo!!Meterle mano a una mujer…” Y nosotras “Sí claro, y si te encuentras berberechos ahí abajo, qué?”. Taxista:”Uf, cómo me estais poniendo”. Risas nerviosas de qué coño nos esta diciendo????”Yo os pillaba y me quedaba agusto, vamos, que nos damos otra vuelta con el taxi si quereis”. Más risas nerviosas “Jejeje, pues va a ser que no!”. Recorrido de 10 minutos digno de contar en reuniones…Lástima que no esté en Madrid, no podré observarte…y mira que desde que te leo observo a los taxistas.

    16 mayo 2008 | 13:16

  21. Dice ser Penelope

    Cuando viajo a Madrid suele ser por trabajo, lo llevo todo preparado con mis mapas y callejeros de los sitios a los que tengo que ir, como no conozco aquello estoy vendida y dependo enteramente de que los taxistas tengan a bien llevarme en tiempo y forma a mi destino. 1º trayecto al centro de trabajo (con las prisas propias de la mañana apurando la cama hasta el final) 2º trayecto al hotel (con las prisas propias de irme a la cama porque estoy rendida y al dia siguiente más)el 1º trayecto como que tienen prisas y suele ser silencioso (de agradecer)Pero el 2º trayecto ofrece situaciones varias:*El que me quiere dejar a 200 metros de mi destino (en madrid según los taxistas todo está a 200 metros, pero te recomiendo que no lleves tacones porque son los 200 metros más largos de tu vida)porque quedó con un compañero, despues de pasarse el rato increpando el tráfico, la mala suerte de que me subiera y su mala suerte en general.*Una invitación (velada, como caballeros) a un concierto de jazz con insinuación incluida (hay que ser muy atrevida para aceptarlo).*Un taxista que me pregunta la ruta a seguir porque no sabe por donde ir para llegar al sitio.La verdad es que cada vez que tengo que coger un taxi en Madrid me subo con miedo “a ver por donde me sale, espero que tenga un buen día”, será porque soy canaria y vivimos a otro ritmo que me parece que siempre que cojo un taxi molesto.

    18 mayo 2008 | 23:02

  22. Dice ser Limon

    Yo tome un taxi y este entre la conversacion me dio su numero para que su primo me haga un servicio de electricidad en casa. La verdad que él si lo hizo con buena intencion pero yo no porque el taxista estaba buenote. Asi que lo llame para que me recojiera otro dia, necesitaba una “carrera”. Al llegar lo vi nuevamente y me gusto mas que la pimera vez. Despues de algunas carreras mas ya sabe lo que pienso de él y tambien me ha dicho que le gusto… desde el primer dia. Tal vez las cosas nos vayan mejor en el futuro…

    22 febrero 2009 | 22:27

  23. Dice ser ALEXANDER

    Bueno lo mio ocurrio en BogotáUn dia iba hacia el hotel porque llegue a las 2:00 am despues de un trancon de una ciudad cercana, acostumbro a sentarme al lado del conductor y este me empezo hablar de los citios sexuales de la ciudad, me lo puso a mil , el taxista estaba bien guapo muy varonil, yo le comente tambien de algunos , de pronto me dijo que a el le gustaban toda clase de palancasy me toco la mia , no me rehuse y me practico sexo oral, de repente nos pillo un vigilante y comenzo a pitar a todo dar….desde ahy he tenido muchas mas experiencias con los taxistas ….

    03 noviembre 2009 | 20:12

Los comentarios están cerrados.