BLOGS
La hora del té de Amigos Ingleses La hora del té de Amigos Ingleses

Hi, pleased to teach you!

La obsesión británica por las postales navideñas

Hello everyone!

Hemos estado unos días de vacaciones y al volver a casa, nos dice el portero que el cartero lleva toda la semana trayendo cartas para un tal Mr Bartlett. Así que abrimos el buzón que estaba a rebosar de sobres de colores con su pegatina ‘via air mail’ y el sello con la silueta de ‘her majesty’.

¡No cabe duda de que ha empezado la locura de las tarjetas navideñas en Reino Unido! Además, hace unos días fue el cumpleaños de Phillip así que tuvimos doble ración de ‘greeting cards’, las de ‘Happy Birthday’ y las de ‘Merry Christmas’. Es curioso, porque nos hemos cambiado de casa hace un mes y casi no habíamos abierto las cajas de la mudanza que nuestros familiares ingleses ya nos estaban pidiendo la nueva dirección.

Si has pasado un tiempo en UK, no habrás tardado en percatarte de la tremenda obsesión que tienen los británicos por las tarjetas de felicitaciones. Encontrarás una amplia sección de ellas en los supermercados y verás que las tiendas que se dedican a la venta exclusiva de este producto. Al igual que dicen que España es el país con mayor densidad mundial de bares, estamos casi seguros de que UK encabeza la lista de país con mayor densidad de tiendas especializadas en ‘greeting cards’.

Aunque vivas cerca de un amigo o un familiar, es normal recibir una tarjeta por correo de esa persona felicitándote la navidad. Incluso cuando vivíamos en Cambridge hubo compañeros de trabajo, a los que obviamente veíamos todos los días, que nos dieron tarjetas navideñas en mano.

Como podrás imaginar los carteros británicos se echan a temblar cuando se acercan estas fechas. Tenemos un amigo que trabaja en Royal Mail y ya ha reservado unas vacaciones para irse en enero al Caribe a relajarse. This is how mad it gets! Y es que en esta época del año, no hay casa en todo Reino Unido que no acumule decenas de tarjetas encima de la chimenea (si tienes la suerte de tener una, claro).


¿Pero de dónde viene esta tradición?

El culpable de este desmadre fue Henry Cole, un funcionario inglés que se levantó un buen día del año 1843 en su casa londinense con el espíritu navideño subido y decidió encargar a su amigo e ilustrador, John Callcott, la misión de diseñar la primer tarjeta navideña de la historia.

(WIKIMEDIA COMMONS)

Aunque le quedó bastante cuca, causó cierto revuelo el hecho de ver a los niños disfrutando de una buena copa de vino tinto.

Se imprimieron 1000 copias de esta tarjeta y cada una de ellas fue coloreada a mano y se vendieron por 1 chelín (‘shilling’) cada una, que equivale a unos 5 peniques de hoy en día. Esta tradición siguió prosperando y las tarjetas se empezaron a imprimir en serie veinte años mas tarde. Tuvieron su momento de gloria cuando la Reina Victoria hizo un encargo de tarjetas navideñas, algunas de las cuales pueden verse en el British Museum hoy en día.


¿Te apetece escuchar nuestro podcast en inglés sobre la navidad? En este capítulo hablamos de experiencias personales y de las diferencias entre unas navidades inglesas y españolas.

(Haz click en la imagen para ir al post.)


So that’s it for today folks! 🎅🏻

Un abrazo desde Amigos Ingleses

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Juán

    Como soy una persona que va en algunas cosas a contracorriente, lo cual no quiere decir que sea necesariamente algo bueno o mejor, me gustan ciertas costumbres antiguas que ya se van perdiendo. Me encantan los libros usados y las librerías de viejo. Cuando voy en el autobús, veo a los jóvenes veinteañeros con los móviles entretenidos durante todo el trayecto. No paran ni un instante de estar chateando o mirando cosas por internet. Yo en cambio siempre llevo mi libro de literatura en la mochila, con ediciones de libros antiguos. Ahora, por ejemplo, estoy leyendo una edición de las narraciones extraordinarias de Edgar Allan Poe de principios de los años 70.
    El placer de pasar las páginas amarillentas llenas de años, mientras lees y disfrutas de lo que te cuenta un maestro de la literatura, no lo cambio por mil móviles con superconexión a internet. Pero ya digo, por eso no soy mejor que los demás, simplemente son gustos distintos. Sin estar, claro, en contra de los móviles con conexión a internet, y reconociendo que hoy son imprescindibles para llevar a cabo muchas gestiones y asuntos y sin los cuales no podemos pasar.

    Y en esa línea, estoy recuperando la costumbre de enviar cartas por correo. Es inevitable que no pueda enviar por correo tradicional con sobre en estas fechas navideñas alguna bonita postal. Eso sí, sólo a algún amigo/a o familliar lejano. Me gusta escribir las cartas y felicitaciones con bolígrafo sobre el papel en blanco. Reconozco que soy un nostálgico de costumbres buenas que se van perdiendo. Aquí en España es más difícil que en Inglaterra encontrar papelerías especializadas en las que poder encontrar buenas postales de felicitación. Normalmente lo que encuentras en casi todos los bazares son postales de fotos con imágenes emblemáticas y características del lugar, y poco más. Para encontrar otra cosa tienes que buscar más a fondo. En la postal, aún más en la postal navideña, tiene que ir algo de elegancia, de belleza, de acuerdo con el gusto personal de la persona que la elige y la envía. Es un arte impregnado de romanticismo elegir la postal, escribir la dedicatoria, meter la postal y la dedicatoria en el sobre, ponerle el sello, cerrar la carta y finalmente echarla en el buzón.

    14 diciembre 2017 | 2:58 pm

  2. Dice ser Jeeves

    No me sorprende ese amor a las tarjetas de Navidad en alguien que escribe su propio nombre con falta de ortografía.

    14 diciembre 2017 | 3:51 pm

  3. Dice ser ohmaigad tonsofpeipa blockmaijaus

    Yo manadare dos felicitaciones, una dentro de la otra, por si se pierde una, que no se pierda la otra Y las dos selladas, para estar más seguro.
    Ail bild eniú joum uid diis tons ov peipa, zanks mai lovli lavs…

    14 diciembre 2017 | 4:23 pm

  4. Dice ser japi crismas evribareeeehhh

    Al put santaclos insaid jis oun sak, den ail scan him and presents too, uan milio taims o moor and send it as a present foo evribare in da uorld. Hi is a litel taia evriyia da seim zing.

    15 diciembre 2017 | 8:47 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.