BLOGS
Descorche Descorche

Puede que en el vino no esté la verdad, si es que sólo existe una,pero lo que es seguro es que está el placer y juntos vamos a encontrarlo

Un excepcional viñedo en Covarrubias

Cuando me entra la desesperanza por lo mal que se hacen las cosas a nivel de viñedo en España siempre hay alguien que me levanta otra vez la moral. Es el caso de Juan José Lázaro y sus viñedos de Covarrubias.

Covarrubias no sólo es uno de los pueblos más bonitos de Burgos, sino que desde el punto de vista vinícola es, posiblemente, el lugar más interesante de toda la zona del Arlanza.

Históricamente sus vinos fueron considerados de buena calidad y fue de los últimos pueblos de la comarca en abandonar el viñedo. Todavía en 1960 había en Covarrubias 307 hectáreas de viejo viñedo, repartidas en 1730 parcelas.

Este elevado número de parcelas es reflejo de las dificultades que el cultivo de la vid tiene en la zona, donde es imprescindible buscar las mejores laderas, con buena exposición al sol y buenos suelos.

Pera todo lo que puede ir mal acaba yendo mal y el viñedo de Covarrubias no fue una excepción. Las viejas viñas se fueron abandonando, se dejaron de trabajar, se sustituyeron las cepas por cerezos que parecían más rentables y menos trabajosos.

Siempre soñé con que la ribera del Arlanza fuese una zona vinícola pujante pero el pesimismo se iba apoderando de mí.

Hasta que visité los viñedos de Juan José Lázaro. Conocía parte de ellos desde hace años cuando los visitaba con mi peluquero, Fidel González, hombre apasionado de las viñas que aprovechaba cualquier oportunidad para marcharse al campo a trabajar en sus viñas. Pero una enfermedad le obligó a dejarlas y sabía que las había vendido.

Juan José Lázaro se las compró, como compró la de otros varios viejos viticultores que se tuvieron que jubilar y al no tener hijos dispuestos a trabajar la viña tuvieron que venderlas.

Lázaro ha conseguido reunir 10 hectáreas, todas de viñedo muy viejo, distribuidas en 50 pequeñas parcelas y situadas en los mejores sitios de Covarrubias.

Un pueblo marcado por su altitud, entre 900 y 950 metros, pero es un valle muy bien protegido por la sierra de Covarrubias. Si se buscan las buenas orientaciones el viñedo se da muy bien.

Los suelos son de calidad, suelos resultantes de la descomposición de un conglomerado calizo del Oligoceno, suelos que se calientan con facilidad y que retienen bien el calor.

Viñas labradas con caballo y a mano, donde la mecanización es difícil. Viñas de muy baja producción, capaces de autorregularse para dar uvas de gran calidad.

Todavía Juan José Lázaro no ha sacado el gran vino que puede dar este viñedo ejemplar pero su Arbil es una de las opciones más interesantes de la zona.

No olviden sus nombres, Juan José Lázaro y Arbil, pues en pocos años, cuando la elaboración pueda hacerse en buenas condiciones será el gran vino del Arlanza. Alguien capaz de juntar un viñedo así es una apuesta segura.

7 comentarios

  1. Dice ser Andres

    Buena pinta tiene ese viñedo. Soy burgales viviendo en la capital y buscare el vino

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser MEM

    Paco,lo mismo ha pasado en la parte la Sierra de Salamanca y de Las Arribes del Duero donde entre el abandono y los arranques se han perdido vides magníficas.Afortunadamente elaboraciones como Cámbrio, Terrazgo -ésta en Fermoselle- o Ribera de Pelazas no sólo se están elaborando excelentes vinos, sino que se están recuperando cepas de rufete, juan garcía o bruñal.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser Carlos

    Es increible que un viñedo con esa tradición se haya perdido por el cambio generacional

    27 Octubre 2008 | 11:23

  4. Qué bonito el ver que no se pierde la tradición en Covarrubias. Una vez visité un pequeño pueblo en Burgos llamado ‘La Vid’ en la comarca de la Bureba en el que después de la concentración parcelaria habían desaparecido todas las vides. ¡Qué gran y triste ironía!

    29 Octubre 2008 | 11:39

  5. Dice ser PacoBerciano

    Mario, la pérdida de cepas autóctonas es una de las lacras de Castilla. El Duero cuando se convierte en Douro tiene que gozar viendo la variedad de castas portuguesas.

    30 Octubre 2008 | 13:03

  6. Dice ser Javier Jimenez

    Tuvimos el privilegio, y menciono el plural , puesto que estuve con mi mujer ,de visitar la gran tierra que es Burgos y Castilla , grande por sus gentes , grande `por su pasado y futuro , grande por su extensión y grande por sus vinos y gastronomia ; escribe y siente una persona del Norte de España , donde los entendidos dicen , se come y bebe como en ningún otro lugar , bueno mi compañera y yo tenemos la gran suerte de evadirnos de vez en cuando y así poder conocer otras Regiones que nada desmerecen a ninguna otra y poco hablan de ellas , por lo menos en mi querida Tierra , pues bien , nos alojamos y yantamos en Lerma y visitamos Cobarrubias y volvimos a yantar , esta vez en un retaurante llamado Galín , donde descubrimos un plato desconocido para nosotros “La Olla Podrida” que nos dejó un muy sabor de boca y descorchamos , con gran sorpresa del camarero ( creo por nuestra elección ) una botella de Arbil y nos impresionó mucho porque sin duda es un vino que se dará a conocer, dentro de lo que es para nosotros , la desconocida Ribera del Arlanza

    28 Abril 2009 | 20:31

  7. Dice ser PacoBerciano

    Javier, la olla podrida es un plato muy típico de Burgos, que, por desgracia, se como bien en muy pocos restaurantes. En Covarrubias tanto en Galín como en Galo, los dos propietarios son hermanos, la hacen muy bien.

    29 Abril 2009 | 9:45

Los comentarios están cerrados.