Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

JAK, otra alternativa a la banca convencional

JAK es un proyecto de banca ética y democrática por una soberanía financiera, de origen sueco que también se ha constituido en España. Se trata de una iniciativa de ciudadanos que se asocian para satisfacer mutuamente sus necesidades de financiación por medio de una entidad de propiedad conjunta, controlada de forma democrática y asamblearia y gestionada con transparencia y con una filosofía basada en la solidaridad, la justicia y la ecología.

En Madrid, el proyecto JAK ha llegado a un acuerdo con la Red de Economía Social y Solidaria (REAS Madrid) para ofrecer ayudas reembolsables sin intereses al alumnado del cursoExperto/a en Gestión y Promoción de Empresas de Economía Social y Solidaria, que imparte la Universidad Complutense. El objetivo es facilitar el pago de la matrícula a aquellas personas que lo necesiten.

La iniciativa plantea una alternativa a la banca convencional y reactiva la economía local a través de la autofinanciación. El tipo de servicios financieros que ofrece son ayudas sin intereses vinculados a fondos sin remuneración. Los posibles beneficiarios de estas ayudas son las personas asociadas de JAK, únicamente personas físicas y autónomos.

El proyecto se basa en la experiencia de JAK Medlemsbank, entidad fundada en Suecia en los años 60 y que en la actualidad cuenta con licencia bancaria y unos 40.000 miembros. Además el movimiento de la banca libre de intereses tiene presencia con iniciativas similares en otros países como Finlandia, Italia, Dinamarca o Alemania.

Las siglas JAK son las iniciales de tres palabras en sueco que definen la filosofía del movimiento: Jord (Tierra), identifica los recursos naturale. Arbete (Trabajo), identifica la aportación que hacemos los humanos en creación, conocimiento y transformación de los recursos.Y Kapital (Capital), identifica los productos obtenidos de la Tierra y del trabajo. Se refiere al capital real en oposición al capital financiero.

Los miembros de JAK consideran que una economía justa debe estar basada en el equilibrio de estos tres factores y consideran los intereses como una de las herramientas que contribuyen a desestabilizar este equilibrio, ya que creen que su uso es aprovechar la escasez del dinero para obtener un beneficio; provoca una fuga continua de dinero de la economía real a la economía financiera; y agudiza las desigualdades sociales.

Por el contrario, esta organización entiende que no utilizar intereses es lo justo y ético por los beneficios que genera para la sociedad, pues se retiene la riqueza donde se produce; el dinero está disponible donde es necesario y no donde se ofrecen los intereses más altos;y pasa a estar controlado por la sociedad y no por una minoría.

En cuanto a las ayudas, se conceden a proyectos que respeten los valores de honestidad, transparencia y corresponsabilidad social y medioambiental y da prioridad a aquellos que representen un beneficio social.

El sistema de ayudas va ligado al ahorro, ya que el dinero concedido a unos miembros procede de los ahorros de otros. Cuando un miembro hace uso del sistema tomando una ayuda debe contribuir a la sostenibilidad del sistema, ahorrando. En función de la cuantía y duración de la ayuda, deberá realizar un ahorro obligatorio de una cierta cantidad de dinero.

Para hacer el balance entre los ahorros y las ayudas de cada miembro se utiliza la unidad de medida “puntos de ahorro”: 1 punto de ahorro equivale a ahorrar 1€ durante 1 mes; y 1 punto de ahorro negativo equivale a tener concedido 1€ durante 1 mes.

Los comentarios están cerrados.