Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘agua’

Tecnología 4.0 para que los pequeños agricultores ahorren agua

Prismab, una startup tecnológica española que diseña, fabrica y comercializa sistemas de medición agronómica accesibles para los pequeños agricultores y de bajo coste, ha desarrollado unos sensores con los que se puede, a través de una aplicación y una plataforma digital, reducir hasta el 30% del consumo de agua al año.

El 90% del consumo de agua que se produce en nuestro país proviene de la agricultura de regadío.

Gracias a estos dispositivos, el profesional va a ajustar las necesidades de agua, puede ahorrar hasta 2.000 euros de media por explotación pequeña y puede, además, controlar parámetros como la humedad, indispensable para combatir las heladas de invierno, la cantidad de agua disponible en el suelo, la salinidad, o la temperatura.

A través de la app móvil, el agricultor coloca alertas que le avisen de la humedad baja, conductividad alta, aviso de precipitación, etc. Además, la plataforma le envía mensualmente un informe detallado sobre los riegos que ha realizado.

Esta tecnología pretende democratizar el acceso de la tecnología básica a los pequeños y medianos agricultores, asegura, Antonio Pastor, CEO de Prismab: “Nuestra misión es incorporar al mundo de las nuevas tecnologías, de la gestión 4.0, a agricultores que hasta ahora no lo han hecho tanto por coste como por dificultad de manejo. Queremos que haya una menor tasa de abandono por parte de los pequeños y medianos productores y que sea más atractivo el relevo generacional dentro del sector”.

Para poder ampliar su sistema, Prismab ha abierto una ronda de inversión participativa a través de la plataforma de impacto social, Bolsa Social, para seguir creciendo, reducir costes de producción y mejorar su estructura comercial.

La previsión de Prismab para 2019 es instalar más de 1.000 sensores, lo que les convertiría en líderes en velocidad de integración de esta tecnología en la agricultura.

En la actualidad la Unesco cifra en 4.600 KM3/año el volumen de agua destinada a consumo humano, y prevé que para el año 2050 esa demanda suba un 30% hasta los 6.000 KM3/año. De todo ese volumen de agua, el 80% se destina para regadío.

En España se cultivan más de 15 millones de Ha de las cuales tres millones de Ha son de regadío. La implantación de sistemas de gestión 4.0 en la agricultura es actualmente del 3,5%, con un volumen de mercado potencial de +1.740M€.

La Bolsa Social es una plataforma de financiación participativa autorizada por la CNMV, que pone en contacto a inversores de impacto y empresas con impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. La inversión se realiza mediante equity crowdfunding (en vez de donaciones, son inversiones de participantes que obtienen beneficios al colaborar). Si se alcanza el objetivo de financiación, la Bolsa Social formaliza la ampliación de capital en nombre de todos los inversores. Si no se logra, se devuelven las aportaciones sin coste para los inversores.

La ONU lanza la Alianza de las Naciones por la moda sostenible

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que se celebrará el próximo mes de marzo, analizará soluciones pioneras para abordar los desafíos ambientales, bajo el lema Piensa en el planeta, vive simple.

En este foro, ONU Medio Ambiente lanzará formalmente la Alianza de las Naciones Unidas sobre la Moda Sostenible para alentar al sector privado, a los gobiernos y a las organizaciones no gubernamentales a reducir los impactos negativos de la industria de la moda en lo social, económico y ambiental, y a convertir a este gremio en un impulsor de la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Imagen de International Trade Centre.

Las agencias de la ONU ya están trabajando para hacer que la moda sea más sostenible, desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que protege las tierras cultivables, hasta la Iniciativa de Moda Ética establecida por el Centro de Comercio Internacional, y ONU Medio Ambiente, que fomenta prácticas de fabricación sostenibles.

Algunos diseñadores y organizaciones ya están diseñando moda sostenible y España es un buen ejemplo de ello. La Asociación de Moda Sostenible de España o la Asociación de Madrid o Barcelona dan a conocer y fomentan la moda sostenible, su creación, producción, venta y su uso y facilita a los creadores el acceso a materias primas, producción y comercialización de sus creaciones.

Es muy relevante también el trabajo que lleva a cabo The Circular Project, que fue la primera tienda de moda sostenible en la capital y que también representa a un sinfín de marcas de otras provincias para darles visibilidad en Madrid. Es una plataforma que trabaja para promover la moda ética y responsable desde el enfoque integral del triple balance, que hace hincapié de igual forma en los aspectos social, económico y ecológico.

En España, son ya numerosas las empresas que ya están trabajando en moda ética y sostenible, con el respeto al Medio Ambiente como idea principal de sus creaciones. Aquí recojo algunas de ellas, pero quedan otras muchas que luchan para concienciar al público de que no hay vuelta atrás.

Ecoalf hace zapatos con algas y plástico reciclado como parte de su colección Upcycling the Oceans. Fundada en 2012, Ecoalf recolecta basura marina plástica de 33 puertos y convierte la basura en zapatos, ropa o bolsos.

Hemper fabrica y comercializa sus mochilas sostenibles y complementos fabricados a mano con cáñamo en Nepal. Con ello, da trabajo digno a comunidades locales para llevar a cabo la producción íntegra de sus productos.

Ternua,  empresa guipuzkoana, elabora prendas de ropa para actividades al aire libre en favor de la sostenibilidad. Una de sus líneas de actuación es la reutilización de cáscaras de nueces para elaborar tintes naturales.

Sylvia Calvo BCN, creada en Barcelona en 2015, utiliza procesos de producción artesanales. Emplea materiales ecológicos, tanto orgánicos como reciclados, como son los trozos de sacos de café, para elaborar sus piezas de ropa. Sus prendas son elaboradas a mano y con un diseño exclusivo que da una segunda vida a materiales considerados como residuos.

Bolso de Araceli García.

Araceli García illustration. Artista que apuesta por el trabajo artesano con el que fabrica su obra y fusiona nuevas tecnologías que permiten captar momentos y mantenerlos en el tiempo para así disfrutar de ellos de forma atemporal. Acaba de presentar en Madrid su colección de bolsos Perception, una edición limitada de 50 piezas con la que liberarse del automatismo impuesto por las producciones masivas.

Deus ex Machine es una marca de accesorios con ua colección innovadora, a base de materiales reciclados (neumáticos de vehículos, banners publicitarios, sacos de arroz entre otros), que pretenden revolucionar como alternativa el mundo de la moda.

L’autre sac realiza bolsos con papel Tyvek®, que es un material 100% reciclable, impermeable, resistente y muy ligero, y los fabrica en un taller de Colombia que da trabajo a mujeres con riesgo de exclusión laboral.

ONU Medio Ambiente señala que la industria de la moda produce el 20% de las aguas residuales mundiales y el 10% de las emisiones globales de carbono, más que todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo. La industria textil es la segunda industria más contaminante de agua del mundo; por ejemplo, para fabricar un pantalón vaquero se necesitan casi 8.000 litros de agua. Y también está el negativo aspecto humano de esta industria con trabajadores, muchas veces niños, a los que se les paga sueldos mínimos por producir masivamente en países en desarrollo.

Si nada cambia, para 2050 la industria de la moda consumirá una cuarta parte del presupuesto mundial de carbono. Lavar la ropa también libera al océano medio millón de toneladas de microfibras cada año. Por fortuna, son muchos los que ya están trabajando para cambiar este negro panorama.

Fuentes: Fundación por la Economía Circular
The Circular Project

 

Agua con valores sociales para desarrollar pueblos de África

Auara es  una empresa de agua mineral que invierte el 100% de sus dividendos en llevar agua potable a personas que no la tienen y que además fabrica sus botellas con un 100% de plástico reciclado R-Pet.

Más de 700 millones de personas en el mundo carecen de agua potable en su día a día y más de 1.000 niños mueren cada día por enfermedades derivadas de consumir agua en mal estado. Porque el agua es la base de la vida y su falta genera hambre, enfermedades, falta de higiene,
problemas de escolarización infantil…, esta empresa de carácter social está comprometida con varios proyectos que lleva a cabo en África.

Auara, que significa, en amahárico, idioma etíope, Tormenta de arena en el desierto, también está comprometida con el respeto al medio ambiente y lleva a cabo su compromiso envasando el agua en botellas fabricadas con materiales totalmente reciclados. De esta forma, se ha convertido en la primera marca de Europa y una de las primeras del mundo en fabricar botellas 100% recicladas.

La empresa ha conseguido reciclar 40.000 kilos de plástico, con lo que ha ahorrado 66.000 litros de petróleo. Además, el diseño de la botella está pensado para optimizar el transporte, ya que la base es cuadrada, por lo que en un pallet caben un 20% más de botellas de Aura que botellas tradicionales, una forma ingeniosa de optimizar los recursos de los procesos logísticos.

Todos sus proyectos sociales están basados en el agua, en el acceso al agua potable, en el saneamiento y en la agricultura para intentar reducir el hambre las efermedades y aumentar la escolarización de los niños, dar acceso a la higiene y a la sanidad y favorecer la independencia de las mujeres.

Sus objetivos hasta 2020 son asegurar el acceso a agua potable a 50.000 personas –ahora lo tienen 12.000 personas-, evitar el empleo de 10 millones de litros de petróleo en Pet, invertir 2,5 millones de euros en proyectos sociales, reutilizar el plástico de 90 millones de botellas y concienciar sobre la crisis del agua.

Auara es un agua mineral natural, de mineralización débil cuyo origen es el manantial Carrizal II, en la provincia de León. Su composición mineral posee unas características propias y estables que se conservan intactas, gracias al origen subterráneo del agua. El agua no está sometida a ningún tipo de tratamiento químico ni térmico y es totalmente natural.

Fuente: Ecocircular.

La OCU recuerda que el bono social del agua existe

Con motivo de la celebración, el 22 de marzo, el Día Mundial del Agua, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que existe en muchos ayuntamientos el bono social del agua.

Son tarifas especiales de agua para ayudar a hogares con dificultades o para no penalizar cuando conviven muchos habitantes en la vivienda. El Canal de Isabel II de Madrid ahora hace publicidad de ellas, pero muchas otras ciudades las ofrecen también.

“Mucho se ha hablado estos últimos meses de la pobreza energética, del bono social y de las dificultades de muchos hogares para pagar la factura de la luz –señala la OCU-, sin embargo, para muchos, es desconocido que el suministro de agua también tiene sus propias tarifas sociales. Cada ciudad diseña las suyas y fija los requisitos para acceder a las bonificaciones, por lo que puede haber bastantes diferencias entre unas y otras. Conocerlas y solicitarlas, cuando se tenga derecho, puede facilitar la economía familiar”.

La organización de consumidores explica que la mayoría de los ayuntamientos optan por establecer unas tarifas de agua por bloques. El primer bloque de agua consumida en cada periodo de facturación suele tener un precio reducido, que aumenta para los siguientes bloques de consumo.

Este sistema trata de incentivar el ahorro de un bien de primera necesidad, pero penaliza a hogares en los que residen muchas personas, porque aunque su consumo de agua por persona sea muy reducido, su factura será mayor al quedar una buena parte de su consumo fuera del primer bloque, que más económico.

Para compensar el efecto de la facturación por bloques en los hogares con muchas personas,  numerosos ayuntamientos han previsto dos tipos de tarifas:

Familias numerosas: en ciudades como en Cuenca y Huesca, es necesario justificar además bajos ingresos. La ventaja consiste en reducir el impacto de las tarifas por bloques. En algunas ciudades como Madrid se distingue entre las diferentes categorías de familia numerosa.

Hogar/numero habitantes: una situación similar a la de la familia numerosa, pero sin tener que serlo como tal, por ejemplo, un hogar en el que convive

n una pareja con dos hijos y con los abuelos, o en pisos de alquiler por habitaciones. Barcelona, Palma, Sevilla y Zaragoza aplican esta tarifa especial (normalmente eliminado el efecto de los bloques.

Hay otros bloques de tarifas para compensar a quienes tienen bajos ingresos y dificultades para pagar:

Bajos ingresos: cada ciudad aplica sus propios criterios. En algunas se aplica solo a hogares con la Renta de Inserción Social, que son casos muy concretos, pero es más habitual requerir que los ingresos no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Pensionistas, jubilados o mayores de 65 años: en gran parte de las ciudades es necesario además justificar bajos ingresos (el SMI es de nuevo una referencia recurrente).

Algunas empresas concesionarias del agua además han constituido un fondo social, una partida de dinero destinada a cubrir situaciones de emergencia social. La ayuda suele consistir en el abono de la factura del agua durante un tiempo. En la identificación de los beneficiarios participan normalmente los servicios sociales de los ayuntamientos.

Normalmente, hay que justificar documentalmente las circunstancias personales y tendrá validez por un periodo de tiempo limitado (un año, tres años…). Después, se debe  justificar de nuevo la situación.

Por su parte, La Red Agua Pública (RAP) ha reafirmado, en el Día Mundial del Agua, su compromiso con el derecho humano al agua y el saneamiento, su oposición a la privatización, el apoyo a los procesos de remunicipalización y a un nuevo modelo de gestión público, democrático, transparente y sostenible del ciclo urbano del agua.

Esta red es un espacio que aglutina a diferentes movimientos sociales, instituciones y personas que promueven una visión del agua como bien común y servicio público.

Sus propósitos son: Defender el ciclo integral del agua como bien público, gestionado al 100% desde el sector público, evitando su mercantilización y su conversión en objeto de lucro y de especulación; Apoyar las luchas que se están desarrollando en el Estado español contra la privatización de los servicios del agua y por la remunicipalización de los ya privatizados; Ayudar a implantar nuevos modelos de gestión pública del agua y coordinar los esfuerzos que se están realizando con el movimiento internacional contra la privatización de abastecimiento y saneamiento y por la consecución efectiva del derecho humano al agua.

Lista de ayuntamientos con bono social del agua.

‘Crowdfunding’ para una empresa que lleva agua a países pobres

Auara, una marca de agua mineral en botellas de material 100% reciclado que se creó en marzo de 2015 para llevar agua potable a personas necesitadas, está llevando a cabo una campaña de financiación colectiva (crowdfunding) en La bolsa social.

Su objetivo es conseguir una cantidad entre 159.000 € y 212.000 € y hasta el momento tiene 133.637 €, el 84% de los solicitado cuando aún le quedan 55 días para que finalice la campaña.

Esta marca de agua mineral basa su trabajo en valores sociales y medioambientales. Invierte el 100 % de sus dividendos en proyectos para llevar agua potable a personas necesitadas en países del tercer mundo y es la primera marca de agua en Europa que fabrica sus botellas con un 100% de material reciclado.

Es una empresa social que nació con vocación por mejorar el mundo, señalan en el proyecto. “Se trata de convertir un acto cotidiano como beber agua, en un acto extraordinario. Pero también tiene un claro propósito de rentabilidad y sostenibilidad a largo plazo. No se trata de ser una iniciativa puntual, sino de establecer una empresa competitiva que tenga un impacto de largo alcance”.

Como señalan, “Hay más de 700 millones de personas en el mundo que no tienen acceso a agua potable. Se calcula que más de 1.000 niños mueren cada día por consumir agua en mal estado. Además, en las comunidades más pobres, el 75% de las veces son mujeres y niños los encargados de buscar agua, caminando varios kilómetros todos los días con este propósito”.

Auara desarrolla trabajos para llevar agua potable a personas que viven en situación de pobreza extrema para, a través del agua, tener un impacto positivo en todas las dimensiones de su vida. “El acceso a agua potable produce un impacto global en la reducción de enfermedades, la mejora de la higiene, la reducción de las hambrunas, la escolarización infantil y la independencia de la mujer”, afirman.

Además, como empresa social, busca tener el mínimo impacto medioambiental. Fabrica sus botellas con un 100% de material reciclado (R-PET), que tiene una huella de CO2 hasta un 50% menor que el PET estándar. Y dentro de su estrategia para 2020 busca implantar materiales de origen orgánico y biodegradable.

En su modelo de negocio, esta empresa se posiciona en un segmento de precios medio-alto. No compite en precio con las marcas más baratas, ya que aporta un valor diferencial, pero tampoco se posiciona con precio de marca Premium, sino que se mantiene dentro de la franja de las marcas de gran consumo nacionales. El precio de una botella en un lineal de un supermercado ronda los 0,57€.

Auara propone a los inversores de la Bolsa Social un pacto de recompra progresiva de las participaciones a partir del cuarto año, cuya tasa de rentabilidad anual (TIR) puede oscilar entre el 5% y el 14,9%, dependiendo del cumplimiento de objetivos.

La bolsa social es una plataforma de financiación sostenible: la financiación colectiva de los inversores y las empresas con impacto social positivo. Su cometido es impulsar la financiación de empresas con potencial de crecimiento que produzcan un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, promover las finanzas éticas y democratizar la inversión de impacto.

Oxfam Intermón edita una guía para un consumo responsable del agua

Necesitamos agua para vivir. Aun así, muchas veces no la valoramos como se merece. Oxfam Intermon ha editado una guía, Consumo responsable del agua, para recordar su importancia, y aporta consejos prácticos para consumirla de forma responsable.

Aunque a veces no seamos del todo conscientes, no siempre hacemos un consumo responsable del agua, señala esta organización. Entre la comodidad de nuestros hogares, donde disponemos de acceso al agua a través de un sencillo gesto, las tiendas donde podemos adquirir agua embotellada para nuestro consumo o los parques con fuentes públicas, a veces cometemos el error de consumir un exceso de agua y no la valoramos como se merece.

En la guía, se explica la situación actual sobre el agua: Aún hay 700 millones de personas en nuestro planeta que sufren escasez de agua; y se aportan consejos prácticos para gastar menos, aplicando sencillos métodos sobre hábitos cotidianos para reducir el gasto.

gasto-agua-726x501

Ideas en la cocina:

  • Al limpiar las verduras o las frutas, puedes colocar un recipiente para que se vaya llenando con esa agua. Utilízala para regar las plantas y te lo agradecerán .
  • No descongelar la carne o el pescado que se va a consumir bajo el grifo. Mejor descongelar de forma natural fuera del congelador, evitando así malgastar litros de agua.
  • Para poder beber agua fresca en las comidas, tener siempre a mano una jarra en el frigorífico para no tener que abrir el grifo y dejar que corra el agua hasta que salga fría.
  • Procura llenar la lavadora y el lavavajillas hasta el total de su capacidad de carga, así evitas poner más ciclos de los que son estrictamente necesarios. Te recomendamos también mirar el consumo de agua de cada aparato antes de comprarlo ya que puede haber grandes diferencias.
  • Coloca atomizadores en los grifos (los encontrarás en la mayoría de ferrerías). Cuestan entre 6 y y 20 euros y puedes ahorrar  hasta un 50% de agua.

En el baño:

  • Con las calderas condensadas actuales se puede regular sin problema el nivel de calor del agua caliente. De este modo no tendremos que dejar el grifo de la ducha abierto y desperdiciar agua hasta que ésta salga a la temperatura deseada.
  • Si mientras te enjabonas o te lavas los dientes cierras el grifo, también estarás ayudando a reducir el consumo de agua.
  • Dúchate en vez de bañarte. Se ahorran unos 120 litros de media cada vez.
  • Cada vez que tiramos de la cadena del váter gastamos entre 6 y 12 litros de agua. Con una cisterna de doble carga(las que permiten vaciar la mitad o la totalidad de la capacidad de la cisterna), estarás ahorrando hasta un 50% de la cantidad de agua utilizada.

La guía se puede descargar pinchando aquí

Consejos para evitar el derroche de agua

Hay muchas iniciativas y artilugios para no derrochar agua en casa. Desde las tradicionales costumbres de no mantener abierto el grifo mientras te lavas los dientes o mientras friegas los cacharros, ducharse en vez de bañarse, poner peso en la cisterna si es de las antiguas… hasta modernos dispositivos de fácil instalación que permiten un considerable ahorro de agua y dinero.

La revista Consumer publica una relación de estos sistemas que permiten reducir mucho el consumo. Sí que es verdad que en algunos se requiere de una mayor invesión, pero a la larga compensa por la disminución de gasto que suponen. Por ejemplo, las cisternas de bajo consumo. Los nuevos modelos pueden reducir varias veces el consumo de agua. Permiten descargas pequeñas, de unos siete litros de agua, que en muchos casos es suficiente. Si no es posible cambiar la cisterna, se puede adaptar la antigua para que consuma menos: para ello, hay que bajar el nivel del flotador, de modo que el ingreso de agua se detenga antes de que la capacidad de la cisterna se complete.

aguacanilla2

Cabeza de ducha de flujo reducido. Un accesorio que limita el caudal de agua pero, al aumentar la presión, evita la pérdida de confort a la hora de ducharse. Si además se añade otro accesorio llamado perlizador, la sensación será casi la misma que antes, con la diferencia de que el consumo de agua se puede reducir hasta la mitad. Estos limitadores de flujo se comercializan en distintos formatos, incluso con forma de anilla metálica, que se coloca entre el cabezal de la ducha y el extremo de la manguera y sirve también para lavabos.

Los grifos monomando, que se controlan con una única llave eliminan la posibilidad de que goteen cuando se cierran, pero, sobre todo, hacen más fácil la regulación de la temperatura del agua. De este modo, se impiden las pérdidas que en los sistemas de dos mandos se producen hasta conseguir la temperatura deseada.

Uno de los sistemas más  novedosos, según Consumer,  consiste en un dispositivo que hace circular el agua por un circuito cerrado hasta que alcanza los 35 ºC.  Solo a partir de ese momento el agua sale por el grifo y así se evitan los derroches que se producen en invierno cuando se deja correr el agua a la espera de que salga a buena temperatura. Como además el agua templada regresa a la caldera, ayuda a que se caliente más rápido, por lo cual también se ahorra energía (gas y electricidad).

Este sistema fue diseñado en España y se comercializa bajo el nombre de AquaReturn. Su web permite calcular el ahorro estimado posibilitado por este accesorio. Para una familia de cuatro personas en una casa en la que el agua tarde unos 30 segundos en salir a 35 ºC, el ahorro de agua sería de casi 22 metros cúbicos anuales.