¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘cajas’

Hay que matar a la banca zombi

Vicente Cuñat, profesor de Finanzas, y Luis Garicano, catedrático de Economía y Estrategia, ambos en la London School of Economics, le piden hoy en El País al Banco de España que intervenga más rápido y más contundente en las entidades financieras averiadas por la crisis:

“Numerosos indicios sugieren que la situación del sector financiero continúa siendo preocupante. Sólo la Caja de Castilla La Mancha, intervenida por el Banco de España, presenta cuentas verdaderamente transparentes. Pues bien, sus niveles de mora alcanzan el 17,3%. El resto del sector muestra un 5% de mora. ¿Es creíble esta diferencia? El hecho de que algunas cajas presuman sin rubor de manipular sus números contables no inspira confianza al respecto. El canje de deuda impagada por activos inmobiliarios a precios ficticios ha permitido a muchas entidades ocultar sus niveles de mora”.

(…)

“Si los balances son peores de lo que parece, si las instituciones financieras saben (o temen) que los activos en su balance son ficticios, que en realidad las hipotecas no se van a pagar y que el suelo por el que han canjeado la deuda es invendible, estas instituciones van a destinar sus recursos a generar colchones para afrontar futuras pérdidas y no a generar financiación para familias y empresas. Corremos el riesgo de que se conviertan así en las llamadas instituciones zombis, ni vivas ni muertas. Esto supone un peso enorme para la economía, ya que no sólo no pueden contribuir a la recuperación económica, sino que se detraen recursos productivos para mantener en activo instituciones que no son viables.

La alternativa es clara: cerrar las instituciones inviables y fusionar el resto”.

El artículo completo, aquí.

Las fusiones, de cajas pequeñas

Hace algunos meses, cuando comenzaron a aflorar a los balances los daños del estallido de la burbuja inmobiliaria, se divulgó el rumor de que algún banco o, más probablemente, alguna caja iba a tener dificultades.

Hace unos minutos, Zapatero ha comparecido en el Congreso de los Diputados y, en una respuesta a una pregunta parlamentaria, ha dejado caer que es probable que se produzcan fusiones en la banca española como consecuencia de la crisis económica.

He preguntado en un sms a alguien cercano al presidente, y ha respondido, muy lacónico: “Cajas pequeñas”.

Tras Martinsa, quizás un banco o una caja

El ladrillazo que nos infló el PIB y que ahora nos lo pincha se sustentó en tres grandes agentes: las administraciones públicas (sobre todo, ayuntamientos), las empresas inmobiliarias y las entidades financieras.

Las administraciones públicas fueron las primeras en tambalearse (su big bang fue Marbella), y ya tienen a cientos de alcaldes, ex alcaldes, concejales, ex concejales y altos cargos municipales desfilando por los juzgados, y a algunos por los patios de las cárceles.

La primera gran explosión de las inmobiliarias la protagonizó Martinsa Fadesa hace apenas una semana. Le seguirán probablemente otras explosiones en el sector, algunas quizás tan cuantiosas como la de la compañía de Fernando Martín.

Ahora sólo nos queda por ver qué entidad financiera (banco o más probablemente caja de ahorros) es la primera en explotar. Puede ser inminente. La banca acostumbra a hacer sus crisis y sus catarsis en periodos vacacionales, quizás para que se noten menos. Banesto hizo catacrash en plenas navidades, un día de los Inocentes, si no recuerdo mal. Y las subprime estallaron el año pasado durante el ferragosto.