BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Archivo de la categoría ‘Real Madrid’

Qué hacer ahora con Gareth Bale, el héroe de las grandes noches arrasado por las lesiones

Pocas cosas duelen más que ver cómo tu jugador fetiche se lesiona constantemente. Me gusta tanto Gareth Bale que cuando se hizo un cambio en este blog, no dude en mencionarle en la definición que me tocó dar.

Muchos de los momentos deportivos con los que más he disfrutado recientemente, se los debo a él. Hace algo más de tres años, en Mestalla, le vi echar una carrera a Bartra, desaparecer de mi vista (literal, desde la tribuna de prensa se le dejó de ver), y reaparecer de nuevo para hacer una de las mayores demostraciones de potencia jamás vistas sobre un campo. Compartía mesa con varios periodistas deportivos conocidos por su poco aprecio al galés. Jamás olvidaré sus caras.

Gareth Bale

Gareth Bale (EFE).

Pocas semanas después, en Lisboa, marcó el gol que adelantó al Real Madrid en la prórroga de la final de la Champions ante el Atleti. Fue en un contragolpe voraz llevado por Di María y en el que Bale demostró de nuevo su tremendo físico, llegando el primero al área contraria tras más de 100 minutos de esfuerzo brutal.

No me olvido tampoco de Milán, de la garra que demostró ese día. Volvió a tener problemas físicos ese día, se le veía acalambrado, medio cojo. Y aun así, fue de los mejores del equipo, cada vez que cogía el balón, la defensa del Atleti se echaba atrás. Tampoco se excusó por no poder casi ni andar en la tanda de penaltis, y se encargó de uno de los lanzamientos con valentía. Pudo esconderse en su lesión, pero decidió dar un paso adelante.

Con Gales, en la Eurocopa de 2016, demostró que es un auténtico líder. Cogió a una selección menor, muy menor, y la llevó nada menos que a las semifinales.

Las críticas a la BBC siempre se han centrado en él. Daba igual todo lo contado anteriormente, o sus buenas cifras de goles y asistencias. Si las cosas iban mal, el galés era el señalado. Tras la final de San Siro, empezó la temporada 2016/17 como un tiro… y entonces empezó su calvario. Sus lesiones eran antes frecuentes, pero desde ese momento han pasado a no darle un respiro. Estuvo meses sin jugar, llegó justo para disputar la final de la Champions (fue suplente ante un Isco estelar) y en esta campaña apenas ha podido jugar.

En verano, pese a la salida de Morata y James, el Real Madrid decidió no reforzar su línea de ataque. Se confiaba en que con la BBC más Isco y Asensio, era suficiente. Quién sabe si por ello Florentino decidió retirarse de la puja por Mbappé, con tanta estrella no era fácil el reparto de minutos.

Pero… ¿y ahora qué? Es triste, y duele escribir esto, pero todo proyecto del Real Madrid a partir de ahora no puede contar con Bale como pieza clave como hasta ahora. No digo que haya que venderle (no se sacará mucho ya, viendo su historial de lesiones), digo que su historial de lesiones, con más de un año ya sin apenas disputar partidos, hace imposible tener confianza en que esté a disposición de Zidane cuando se le necesite. Toca ser agradecido con Gareth por todo lo que ha dado al Real Madrid (tres Champions desde que llegó, que nadie se olvide), y a la vez ser conscientes de que no es nada fiable por su historial de lesiones. Y si, por un casual, deja de lesionarse con frecuencia, bienvenido será, por supuesto.

La peor noche de Benzema: fallo escandaloso y golazo decisivo de Morata

La jornada dominical fue dura, muy dura con Karim Benzema. Y la paciencia del madridismo, que hace tiempo que se está agotando, está cerca de acabarse. La despedida del Bernabéu tras el partido ante Las Palmas fue con una pitada algo mitigada por la goleada del conjunto blanco.

Álvaro Morata en el partido ante el Manchester United (EFE).

La situación del día fue la siguiente. Por la tarde, el gran choque de la jornada en la Premier enfrentaba a Chelsea y Manchester United, y el partido, que acabó con 1-0, lo decidió un gol de Álvaro Morata. Un cabezazo de delantero puro, de ‘9’ de los de toda la vida, y en un partido clave en la lucha por el campeonato. Tres puntos de oro para los blues gracias a la efectividad del jugador que compraron a precio de oro para ello.

A continuación, y nada más comenzar el choque ante Las Palmas, Karim Benzema se quedó solo ante el portero en un cómodo mano a mano en el que tuvo tiempo para pensar cómo batir a Lizoain, pero fue el meta el que resultó vencedor del duelo ante la desesperación del estadio blanco.

Después, poco más. Un remate de cabeza al que no llegó como único aspecto reseñable, y pitos cuando fue sustituido por Zidane a cuarto de hora del final del partido. Benzema lleva un gol en Liga esta temporada, cifra indigna de un delantero del Real Madrid. Cristiano también lleva solo uno, sí, pero el crédito que tenían uno y otro no es, evidentemente, el mismo.

Otro año una grave crisis del Real Madrid… ¿otra Champions que ganarán los blancos?

Kroos y Cristiano se lamentan en el partido del miércoles en Wembley (EFE).

Lo peor y a la vez lo más raro de lo que me pasa viendo al Real Madrid es que no sé qué está pasando con este equipo. Me niego a pensar que sea solo una cuestión de actitud, como señalaron varios futbolistas tras el partido ante el Girona. En Wembley, los jugadores blancos salieron mentalizados y concentrados, y el mejor ejemplo fue Sergio Ramos, el perfecto baremo cuando de actitud se habla.

Quizás la explicación más lógica sea una suma de muchas, muchísimas cosas. Jugadores en pésimo estado de forma (hola, Marcelo), otros que son una sombra de pasadas temporadas (Kroos y Modric, por ahí se cae el equipo) y jugadores con los que es mejor resignarse, no pedirles más de lo que pueden dar. Con esto me refiero a Benzema, delantero titularísimo del doble campeón de Europa que el miércoles recibió un clínic de cómo debe jugar un ‘9’, cortesía de Harry Kane.

No se libra, ni mucho menos, Zinedine Zidane. Cada cambio táctico del galo es un desastre, ni una vez en toda la temporada un cambio ha resultado efectivo. En los últimos partidos, se ha empeñado en cambiar el dibujo del equipo para intentar remontadas, y todas las veces ha convertido al Madrid en un caos táctico que ha empeorado la situación.

Para acabar, una pequeña mención a lo sucedido este verano, que deberá ser analizado con calma más adelante. En el partido más importante de la temporada, tuvo que jugar un canterano sin apenas experiencia (un voluntarioso pero bisoño Achraf) y el banquillo tenía una media de menos de 21 años. Cuando vienes de tener el año pasado a Morata, James y Pepe, este es un dato duro, muy duro. El banquillo ya no cambia partidos, solo Asensio parece una garantía, y no deja de ser aún muy joven.

Mala pinta tiene este proyecto, muy mala. Y por lo visto en las últimas temporadas, esto solo puede acabar de una forma: con otra victoria en la Champions.

La doble vara de medir con Cristiano Ronaldo y por qué es justo ganador del Premio The Best

Como la memoria es frágil, vamos a hacer un recordatorio. Cristiano metió diez goles entre cuartos, semifinales y final de la pasada Champions. Para los que duden de quién merece llevarse hoy el premio The Best de la FIFA, o en enero el Balón de Oro.

Cristiano, con la Champions

Cristiano, con la Champions conquistada en Cardiff (EFE).

Mientras Messi no fue capaz de meterle ni un solo gol a la Juve, Ronaldo le hizo cinco al Bayern. Después, ya con Leo de vacaciones entre semana, el luso le hizo tres al Atlético de Madrid en semifinales. Y en la final, al mismo equipo al que el argentino no fue capaz de hacerle ni un solo tanto en 180 minutos, Cristiano le hizo dos en 90.

Cada año, me canso de repetir una cosa. El Balón de Oro (ahora escindido en dos premios) no elige al mejor jugador del mundo, elige al mejor de ese año. DE ESE AÑO. Es decir, el que ha sido más decisivo en la temporada 2016/17, en el caso de The Best, en 2017, en el caso del premio de la revista L’Equipe.

Como el premio se ha convertido en los últimos años, al menos de momento, en el eterno duelo entre Cristiano y Messi, pues en esta edición de 2017 no hay color. Porque la Champions fue para Ronaldo con una exhibición jamás vista en los partidos decisivos (los cinco últimos) y la Liga, pese al icónico gol de Leo en el Bernabéu, también fue blanca.

Es curiosa la doble vara de medir con Cristiano. Cuando hace un par de años se hinchó a marcar goles a Suecia, al Malmoe, el Espanyol y otros equipos denominados por sus críticos (me incluyo, me incluyo) menores, se decía que ya no estaba para los partidos grandes. Ahora que es Leo el que se luce ante Venezuela, el Espanyol o el Eibar, ni un solo pero. Es que es el mejor. Nadie recuerda lo mal que lo hizo en la pasada Champions cuando llegaron los momentos decisivos.

Hoy, Cristiano ganará el The Best y algunos todavía se atreverán a decir que es injusto, que el mejor es Messi. En fin. En deporte, como en política, cambiar de opinión o reconocer méritos de ‘los rivales’ es pedir un imposible.

Están locos estos madridistas

Qué divertido es ser del Real Madrid, la verdad. No hay ni un respiro. Tan pronto te ganan dos Champions seguidas como te tiran la Liga en septiembre.

Esto es algo que ya pasó hace no mucho. Venía el madridismo del subidón de ganar la mejor Liga de la historia en 2012, nada menos que ante el Barça de Pep, la denominada Liga de los récords tanto por los puntos como por los goles, y nada más comenzar la siguiente, ya se había tirado la Liga a la basura, también en septiembre u octubre.

Aficionados Real Madrid

Aficionados Real Madrid (El Chiringuito de Mega).

Fue curioso oír hablar ayer a Isco de que el equipo tiene ansiedad cuando no marca pronto. ANSIEDAD. Después de ganar dos Champions seguidas y levantar la Liga, apenas unos días después de dar un verdadero repaso al Barça en la Supercopa (con un contundente 5-1), había ansiedad… ¡¡¡por dos empates en casa en las dos primeras jornadas como local en Liga!!!

El madridismo se lo ha pasado bomba este verano viendo como el eterno rival hacía el ridículo en el mercado de fichajes. Como habían perdido a su segunda máxima estrella y cómo le daban un portazo detrás de otro cada vez que iba a fichar. Y ahora las risas con Paulinho son llantos constantes, y el seguidor blanco se flagela porque se ha ido Morata y no hay ningún delantero, mientras se entretiene insultando a Gareth Bale, mitad por su mal momento de forma, mitad porque no es español.

Para acabar, y por si alguien piensa que exagero con lo que hablo del madridismo, quiero compartir un vídeo de los aficionados merengues ayer a la salida del Bernabéu en los micrófonos de El Chiringuito de Jugones de la Sexta. Solo se me ocurre algo similar a lo que siempre decía Obelix: están locos estos madridistas.

El Real Madrid muestra sus debilidades: de los errores de Benzema al desastroso momento de Bale

Ya hemos hablado alguna vez en este blog de la tendencia de un amplio sector del madridismo al drama, al pesimismo desmedido después de un mal resultado. Y con el empate en casa ante el Valencia de ayer, volvió a salir esa vertiente en los aficionados blancos. Da igual que se hayan ganado dos Champions seguidas, se acaben de levantar dos títulos o se haya aplastado sin piedad al Barça hace una semana, las críticas son siempre feroces.

Sin caer en el victimismo barato, del empate ante el Valencia se intuyen varias debilidades en este Real Madrid que últimamente no se habían ni intuido:

  1. Dependencia de Cristiano. El tremendo rendimiento del luso en el final de la pasada temporada se debió a que, por fin, fue dosificado durante todo el curso. Esta campaña cumplirá 33 años, y Zidane debe seguir administrándole los minutos. Sin embargo, da la sensación de que en la actual plantilla, el único que tiene gol es él.

    Bale y Benzema en un entrenamiento

    Bale y Benzema en un entrenamiento (AFP)

  2. Bale, el físico no le da. Tiene mucha calidad, pero su juego se basa en la potencia, la explosividad. Hace un año, era el mejor jugador de la plantilla; ahora, es uno de los peores. Ya no tiene la titularidad garantizada, y no es solo que Asensio o Isco le hayan comido la tostada, es que hoy en día, no aporta prácticamente nada al equipo. La clave está en su condición física: o vuelve a ser el de hace un año, o su temporada apunta a dramática. El Bernabéu no tendrá piedad con él.
  3. Desesperación con Benzema. Su fútbol solo se justifica cuando tiene al lado un goleador, y sin Cristiano se queda huérfano. Por mucho que combine y que aporte, es el ‘9’ del Madrid, y no puede fallar ocasiones casi a puerta vacía como ante el Valencia.
  4. Carencias en defensa. Con la tendencia de Ramos a ser expulsado y los eternos problemas de lesiones de Varane, el centro de la zaga va corta. Casemiro lo hizo bien, pero el brasileño es más necesario en el medio del campo.
  5. ¿Por qué se han vendido a los dos ‘9’ suplentes? La gran carencia en la planificación blanca. El objetivo era Mbappé, pero el galo se va a ir al PSG. Mientras, el Madrid ha vendido a Morata y Mariano, lo que deja como únicos delanteros puros a Benzema, del que ya vimos ayer de lo que es capaz, y al inexperto Borja Mayoral. El Madrid ha perdido, y mucho, en gol saliendo desde el banquillo.
  6. Mucho talento, poco control. Curioso que con un centro del campo formado por Kroos, Modric, Isco y Asensio el control del partido nunca fuera del Madrid. Talento a raudales, pero sin organización. Se echó en falta en esa zona a Casemiro.
  7. ¿Hay confianza en Marcos Llorente? Me sorprendió que, con Casemiro jugando atrás, no jugará ni un minuto. Kovacic no tuvo su mejor día cuando salió en la segunda mitad y se le vio desbordado cuando le tocó defender.

 

 

 

 

El fútbol, las cifras (supuestamente) indecentes que maneja y los 180 millones por Mbappé

Es difícil valorar qué precio es el adecuado por un jugador. ¿Fue caro Cristiano Ronaldo por 96 millones en 2009? Evidentemente, no. ¿Lo fue el de Kaká por 65? Sí, muchísimo.

Ahora mismo, el mundo del fútbol maneja cifras astronómicas, de las que asustan de verdad, y lo hace gracias a los contratos televisivos que han hecho de oro a los clubes de la Premier, a las grandes cantidades de dinero que tienen clubes como Real Madrid, Barça o Bayern y a la aparición de jeques que deciden invertir sus petrodólares en el deporte rey. Menos demagogia con ese tema, que no era un dinero que, de otra forma, se iba a destinar a labores humanitarias.

Mbappé

Kylina Mbappé (EFE)

Dicho esto, tenía razón hace poco Guardiola cuando dijo que el mercado futbolero se estaba volviendo loco. Él, que sí es experto en demagogia, denunciaba que un joven de solo 16 años le hubiera costado al Real Madrid 46 millones de euros. Unos días después, se ha gastado casi 90 en dos laterales derechos (Kyle Walker y Danilo, no Cafú y o Dani Alves) y cerca de 60 en un lateral izquierdo (Mendy, no Roberto Carlos).

Y como el mercado es el que es, toca adaptarse a él. Y el que quiera a un crack mundial, va a tener que sacar millones como no se han visto nunca. Pagó el Manchester United más de 100 millones por Pogba, un gran centrocampista pero que no está ni entre los 5 mejores del mundo (siendo generoso). Ese es otro de los baremos.

Así, nos hemos pasado el verano viendo cómo se han pagado 50 (+30 en variables) por un centrocampista del Mónaco al que casi nadie conocía hace un año (Bernardo Silva), 80 por el delantero suplente del Real Madrid (Morata), 75 por el del Everton (Lukaku) y, como hemos mencionado, unos 140 en laterales (Walker, Mendy, Danilo al City). Y no estamos ni en agosto, aunque queda más de un mes para ver medianías a precio de oro. O jugadores como Neymar por más de 200 kilos.

¿Vale, entonces, Mbappé los 160-180 millones de euros que podría pagar el Real Madrid por el delantero más prometedor del fútbol mundial? Viendo lo que estamos viendo, y considerando que el Real Madrid ha recaudado una millonada vendiendo a varios de sus suplentes (Morata, Danilo y James por, al menos, 120, que pueden llegar a ser unos 160), el riesgo, siendo alto, merece la pena.

Lukaku al Manchester United y cómo afecta este fichaje a Real Madrid y Atlético

Lukaku, con la selección belga (GTRES).

A primera hora de este sábado, el Manchester United anunció que había alcanzado un acuerdo con el Everton para el traspaso del delantero belga Romelu Lukaku a los ‘red devils’, pendiente del acuerdo con el futbolista y del reconocimiento médico.

Este fichaje, que se prevé multimillonario, no es sólo interesante desde el punto de vista de la Premier League, sino también de la Liga española, ya que este movimiento en el mercado puede generar un afecto mariposa que afecta de lleno a Real Madrid y Atlético de Madrid.

A los blancos les afecta por Álvaro Morata. El delantero madrileño era uno de los principales candidatos a llevar el 9 del United la próxima temporada. No sólo eso: el traspaso iba a ser millonario. El Real Madrid pedía en torno a los 90 millones de euros.

A los colchoneros, por Diego Costa. El hispano-brasileño es el principal objetivo del Atlético para reforzar su plantilla (en enero, claro), pero una de las condiciones inexcusables para su salida del Chelsea es que los de Conte hallen un reemplazo. Lukaku era el que más sonaba, así que ahora, Diego Costa no tiene sustituto en Stamford Bridge.

Habría una solución que desatascaría ambas situaciones: que el Chelsea fichara a Morata. No parece descabellado, aunque ambos clubes tendrían que llegar a un acuerdo económico que a día de hoy, no tienen.

Existe una posibilidad más, que le valdría al Atético pero no al Real Madrid: que el sustituto de Costa fuera otro. En Inglaterra se habla de dos nombres: Andrea Belotti, delantero del Torino, y Fernando Llorente, actualmente en el Swansea. Cualquiera de estas dos opciones son una mala noticia para Morata, que quiere jugar en la Premier.

Y cuidado, que no esta todo dicho. El Chelsea tiene un acuerdo personal con Lukaku, por lo que podría haber una guerra abierta entre dos de los grandes del fútbol inglés…

En los próximos días, la solución a todo.

Cristiano, has conseguido que nos dé igual que te vayas o te quedes

Ahora mismo, el madridismo está, futbolísticamente hablando, como el que se acaba de pegar un atracón de sexo. Vamos, que le da igual prácticamente todo, que le parece bien una cosa y la contraria. Hablo, por supuesto, del caso Cristiano Ronaldo, que después de la eliminación de Portugal parece que se decidirá en los próximos días.

Cristiano Ronaldo con Portugal

Cristiano Ronaldo con Portugal

Tanta Champions le ha hecho ver al aficionado del Madrid las cosas de manera relajada, y observa el culebrón Cristiano desde la cama, piti en mano, hinchado ante tantos éxitos recientes.

El cabreo del jugador es absurdo, es muy probable que esperara un respaldo tan absoluto (y bochornoso) como el que el Barça hizo con Messi. Y como no ha sido así, ha hecho una de ‘no respiro, me marcho’, mitad cierto, mitad ultimátum.

Pues bien, Cristiano, creo que sea cual sea tu decisión, al madridismo en general le da absolutamente igual. Tu año ha sido glorioso, la Duodécima es tuya y (casi) solo tuya, pero ya. Tienes 32 años. Así que una de dos: o te quedas y sigues aumentando tu leyenda y plantando cara al legado de Messi, bueno para el Madrid, o te vas dejando 150-200 kilos para que fichemos a Mbappés y demás cracks mundiales para que sigamos tiranizando el fútbol mundial.

Tú decides, has conseguido, en apenas unos días, que nos dé igual.

Los problemas de Cristiano y Messi con Hacienda: ¿reciben el mismo tratamiento en la prensa?

Se me llenó ayer miércoles el whatsapp, el Facebook y el TL de Twitter de gente denunciado que la prensa (así, en general, “la prensa”) está tratando de manera distinta a Cristiano Ronaldo y a Messi con el tema de sus problemas con Hacienda.

Uno de los argumentos es que mientras que con el argentino se usaba fotos suyas vestido con la camiseta del Barça, en el caso del luso no se le pone casi con camisetas del Real Madrid, sino la de su selección, la de Portugal.

También ayer, El Confidencial ha sacado una noticia en la que se asegura que el club madridista había llamado a los medios de comunicación (o a varios de ellos) para que no se saque a Cristiano con la camiseta blanca.

Antes de nada, decir qué se ha hecho aquí, en 20 minutos. De las tres primeras informaciones sobre el tema que se dieron el martes, en dos salía con la camiseta blanca, mientras que en una lo hacía en traje. En la primera del miércoles, también una con la del Real Madrid. Para una sobre sus declaraciones, se ha cogido una foto de hoy, algo que es bastante lógico en lo que a uno le hacen siempre hincapié desde el día que entra en un periódico: si hay foto del día, a poder ser úsala. Está concentrado con Portugal, luego sale con esa camiseta.

Las noticias sobre Cristiano

Las primeras noticias sobre Cristiano de este miércoles en 20 minutos.

Para comparar ambos casos, veamos cómo han tratado los medios a Messi y a Cristiano en el mismo momento de sus problemas, cuando la Fiscalía denunció a cada jugador. Y que cada uno juzgue.

MARCA

Camiseta del Barça (que tampoco es que se vea demasiado, sinceramente) vs. camiseta de entrenamiento de Portugal con el escudo del Real Madrid arriba, no muy grande. En el caso de Leo, más valorativo el titular que en el de Cristiano, meramente informativo.

Portadas diario Marca

Portadas Marca.

AS

Esto va a sorprender a más de uno. Cuando la Fiscalía acusó a Messi, hay que sacar la lupa para encontrar cómo lo llevó en portada. Ahora, con Cristiano, a todo trapo, con titular informativo, camiseta de Portugal y escudo del Madrid más grande que en Marca.

Portadas diario As

Portadas As.

Mundo Deportivo

Prueba de agudeza visual: encontrar la noticia de la la querella por fraude fiscal contra Messi. Una vez encontrada, nos damos cuenta de que salen unas declaraciones de Leo negándolo. Lo mismo, sobre Cristiano, sale algo más grande. Algo.

Portadas Mundo Deportivo

Portadas Mundo Deportivo.

Sport

Algo más grande que MD dio el Sport la noticia sobre Messi, también con la frase exculpándose. Con Cristiano, a todo trapo y con idéntico titular que su gran rival.

Portada Sport

Portada Sport.

El Mundo

No es precisamente este periódico, el primero en destapar el caso Cristiano, sospechoso. La moción de censura le robó protagonismo esta vez en portada, mientras que el día que pasó lo de Leo, se dio más grande y con un titular más consistente. Eso sí, en ambos casos con las camisetas de sus selecciones.

Portadas El Mundo

Portadas El Mundo.

El País

Bastante mayor la cobertura que se dio en su momento al caso Messi que al de Cristiano. ¿Quizás porque la exclusiva fue en su momento de su gran rival, El Mundo? ¿Por la moción de censura? Que cada uno juzgue.

Portadas El País

Portadas El País.

La Vanguardia

Se dio más grande a Messi que a Cristiano. ¿Orden, quizás, de Florentino? ¿Es La Vanguardia un periódico madridista? ¿O la explicación lógica es que había una moción de censura?

Portada de La Vanguardia

Portada de La Vanguardia.

ABC

Notables diferencias. Si bien es cierto que la moción de censura es un día grande para ABC, también es verdad que se echa en falta algún tipo de mención del tema de Cristiano en la portada. Un compañero de este diario me explica que se hizo así porque ahora las portadas salen con un único tema, diferente a cómo se hacía antes.

Portadas de ABC

Portadas de ABC.

La Razón

Idéntico caso al de ABC, aunque algo peor, pues tienen hueco en el faldón inferior y eligen dar otros temas y no el de Cristiano.

Portadas La Razón

Portadas La Razón.

20 minutos

Para acabar, así lo dimos nosotros en papel. Lo dicho, no es lo mismo un día en el que el tema principal es una medida de Ana Botella que otro en el que hay una moción de censura. ¿Las camisetas? Las del Barça y Real Madrid.