Deportes

Archivo de la categoría ‘Real Madrid’

Ante la duda, decisión del VAR en contra del Real Madrid

VAR

VAR (EFE).

No había demasiadas dudas sobre lo que iba a pasar. Canales había marcado el empate para el Betis, se había señalado fuera de juego, y el VAR entraba a revisar la jugada. Mientras, la televisión ofrecía la acción. Parecía que el cántabro estaba ligerísimamente adelantado. Muy justo, sí, pero fuera de juego. Como decíamos, no había demasiadas dudas sobre lo que iba a pasar. El gol, por supuesto, era concedido. Antes, en el primer gol del Madrid, el videoarbitraje había revisado la jugada desde casi tres minutos antes, no sea que encontrara algún motivo para poder anularlo.

 

Así llevamos un par de jornadas, con mucha confusión alrededor del VAR (fueron numerosos los árbitros que la semana pasada dijeron que había habido penalti sobre Vinícius y que tenía que haber entrado el videoarbitraje) y la sensacion de que los que mandan harán lo que les dé la gana. Las decisiones dudosas, mientras tanto, caen una detrás de otra en contra del Real Madrid. Que sí, que este equipo juega mal. Que está en un desastroso momento. Que falta gol, e incluso algo de talento. Vale a todo, y bien que se ha analizado, pero eso no quiere decir que haya que callarse ante cada decisión en contra, sobre todo cuando parecen todas demasiado injustas y reiteradas.

Y lo que más escama es el oscurantismo, ese no saber cómo se toma esa decisión, quién y cómo se traza esa línea para ver si es fuera de juego o no. Porque, recordemos, antes en las realizaciones televisivas sí se trazaban esas líneas y las podía ver todo el mundo… hasta que se destapó que éstas no eran rectas.

El VAR ha venido para quedarse y para ayudar a los árbitros, pero en nada ayuda que dé la sensación de que es tan arbitrario como las decisiones en el campo de un colegiado.

PD: Y mientras Simeone, quejándose del VAR, el día que al Atlético una muy polémica decisión le ha dado dos puntos. La Liga está peligrosamente preparada, ya saben.

¿Sería el exmadridista Morata un buen fichaje para el Atlético?

Álvaro Morata

Álvaro Morata en una imagen de archivo con el Real Madrid (EFE).

El Atlético está interesado en el fichaje de Álvaro Morata, según informan este miércoles varios medios de comunicación. Un exmadridista, y además de corazón muy blanco, para reforzar al rival vecinal, que anda cojo en esa posición.

La aventura inglesa ha sido muy decepcionante para el jugador madrileño, y una parte de mí hay que reconocer que se alegra. Morata tomó una decisión absurda, la de marcharse del Madrid porque no tenía los minutos que quería (aun gozando de bastantes, ojo), y el tiempo ha demostrado lo equivocado de su decisión.

Lo tenía todo para triunfar de blanco. Metía muchos goles en los minutos que disponía, tenía el apoyo incondicional del público por su condición de español y canterano y su rival por el puesto era Benzema, un jugador eternamente cuestionado y encima ya veterano. Es decir, tenía la guerra ganada a poco que hubiera sido un poco paciente. Era el ‘9’ del futuro muy cercano del Real Madrid, nada menos.

Pero como decimos, Morata fue impaciente, o se creyó mucho mejor de lo que en realidad era. En Inglaterra no ha cuajado, y su caché ha bajado muchísimo. En este mercado invernal, se ha interesado por él el Sevilla, aunque ahora parece que se ha entrometido el Atlético. Su potente zancada, su buen remate de cabeza y su conocimiento de la Liga española hacen que a Simeone, al que siempre le ha gustado, le parezca el complemento perfecto para un Diego Costa que tiene demasiados problemas con las lesiones.  Estoy de acuerdo con el Cholo, es un jugador que mejora mucho la delantera colchonera. Y este año hay final de la Champions en el Wanda…

Lo que indigna al madridismo: ¿por qué el VAR no entró en el clarísimo penalti a Vinícius?

Vinícius y Rulli

Vinícius y Rulli (EFE).

Indignarse por el juego de este Real Madrid ha pasado a ser ya algo absurdo por repetitivo. Pero como una cosa no quita la otra, es lógico que sí haya indignación por lo sucedido en la acción en la que Vinicius sufrió un aparente claro penalti.

El partido comenzó con una acción que también fue bastante clara, una pena máxima de Casemiro sobre Merino que el colegiado no dudo en señalar. Ya en la segunda parte, Martínez Munuera tampoco dudó al expulsar a Lucas Vázquez con la segunda amarilla tras una falta a destiempo. Se trata de un colegiado con personalidad, de eso no hay duda.

Ya con 10, llegó la acción clave. Vinícius le gana la acción a un defensa, sobrepasa a Rulli, el portero argentino va al suelo y derriba, aparentemente de manera clara, al brasileño. Sorprendentemente, el colegiado no lo estima así. Sin embargo, lo más increíble es que el VAR no entrara a avisar en una jugada que la repetición demostró ser muy clara. Bastante más que, por ejemplo, el penalti que sí se señaló a Varane después de que el videoarbitraje entrara en acción.

Y eso es lo que molesta, la sensación de que el VAR no cambia nada, que si al árbitro (o árbitros, contando al de la sala VAR) no le da la gana, no va a pitar el penalti, por muy claro que sea. Y esta vez, pocas dudas había. Así, normal la indignación del madridismo. ¿Por qué ni siquiera se revisó la acción? ¿Por qué el VAR no avisó para que el colegiado viera al menos de nuevo la jugada? ¿Es este el sistema más adecuado?

El Real Madrid y su 2018: sin Zidane ni Cristiano, el 5-1 del Barça, terceros en Liga… ¿una Champions compensa todo?

Real Madrid campeón de Europa

Los jugadores del Real Madrid tras ganar la Champions (EFE).

Se acaba el 2018, y es el momento de hacer balance del año del Real Madrid. Hay bastante debate en torno a lo que ha pasado en el equipo blanco en este año, sobre si considerarlo como muy bueno o como regular o incluso malo.

Una cosa me parece ya incuestionable: este Real Madrid se ha convertido en un equipo de leyenda. Tres Champions seguidas le han convertido en ello, y la perspectiva del tiempo le dará su justo valor. Solo el hecho de ser campeón de Europa bien vale ya una temporada, y conviene recordar que ha habido etapas muy negras en el club. Desde los 32 años sin levantar una orejona (1966-98) a los seis sin pasar siquiera de octavos de final (2005-10).

Fueron épocas duras, la primera por pensar que ya no si iba a ganar nunca más en Europa, algo que los más jóvenes no han vivido, pero que los que ya tenemos una cierta edad recordamos bien, hasta la etapa oscura de los tiempos en los que las debacles continentales eran constantes (Liverpool, Lyon, Roma…). Ahora, la exigencia es máxima, y es comprensible, pero jamás se debe menospreciar una Champions, porque es muy posible que pasen muchos años hasta que se gane otra. Que se lo digan al resto de candidatos al título.

El problema con este Madrid viene con el día a día, con la sensación de que no se da todo en cada partido, o peor, de que quizás no dé más que para alguna noche grande, pero no para competiciones largas. Se han vivido humillaciones constantes (el 3-0 del Eibar, el 5-1 del Camp Nou, el 3-0 en el Pizjuán, la eliminación en Copa ante el Leganés), y se han ido del club los dos grandes referentes deportivos, Cristiano Ronaldo y Zidane, lo que ha dejado una sensación como de orfandad, como de equipo en caída libre.

Pero, de momento, eso no es así. Un gran sector del madridismo viene en el drama constante, y olvida, como ya hemos dicho antes, que ha olvidado las épocas realmente duras, la de los Emerson y Diarras, la de los Palancas, la del equipo siendo un don nadie en Europa. A este equipo le faltan cosas, una gran estrella para empezar, pero aún tiene grandísimos jugadores, jóvenes de futuro descomunal y un proyecto interesante que continuar. Por mi parte, firmo que el 2019 se cierre como 2018, con el Madrid como campeón de Europa y del mundo.

PD: ¿Están viendo a este increíble Liverpool que le saca 9 puntos al segundo y 10 al City de Pep? Fue el rival al que el Madrid ganó en la final de la Champions…

¿Es posible la vuelta de Mourinho al Real Madrid?

Mourinho

Jose Mourinho (EFE).

Fue anunciarse que Mourinho había sido despedido por el Manchester United, y desatarse el debate: ¿volverá al Real Madrid? O más bien: ¿sería bueno para el Real Madrid que volviera?

Antes de nada, conviene recordar cómo fue su salida. Convulsa, sí, pero con muchos apoyos, tanto dentro del club como en su entorno. Florentino Pérez, de hecho, dejó claro que la puerta no estaba cerrada para un futuro regreso del luso al banquillo blanco. Uno de sus mayores defensores, Álvaro Arbeloa, es ahora pieza importante en el organigrama, y Xabi Alonso, otro de sus pretorianos, entrena en las categorías inferiores. Uno de los rumores más fuertes de las últimas semanas es que la vuelta de Mourinho sería con el tolosarra de segundo, algo así como lo que pasó con la dupla Ancelotti-Zidane en el primer año del italiano en el banquillo.

El Real Madrid es ahora mismo un club deprimido, sin corazón ni alma, y son muchos los que reclaman una mano dura que no representa Solari. Se especuló con Antonio Conte, y Sergio Ramos salió rápidamente al paso dejando claro que el vestuario no era muy partidario de esa opción. Y he ahí uno de los problemas, los numerosos enemigos que dejó en la capital, empezando por el ahora capitán. La prensa, además, convertiría el entorno del Real Madrid en algo irrespirable, que nadie dude de eso.

Aunque esos dos asuntos son, en definitiva, menores. El verdadero problema con Mourinho es que desde que salió del Real Madrid da la sensación de no ser el que era, de estar lejos del entrenador exitoso de Oporto, Chelsea e Inter. En el United, tras una interesante primera temporada, ha dejado dos años indignos de un técnico de su fama, en mi opinión bien merecida.

Su llegada a Chamartín en 2010 reactivó al club, deprimido entonces como ahora y a la sombra del gran Barça de Guardiola. ¿Su vuelta podría reactivar a este Madrid? ¿Se vería al gran Mourinho, ese de 2010, o ya es una figura trasnochada? Lo que está claro es que ahora mismo el Real Madrid difícilmente puede caer más bajo, así que… ¿por qué no esa dupla Mourinho-Xabi? Después del atracón de Champions, poco hay que perder. Un poco de rock&roll, que hemos venido a jugar.

Isco y su posible fichaje por el Barça: ¿chantaje al Madrid o futuro próximo?

La situación de Isco Alarcón en el Real Madrid desde que llegó al banquillo Santiago Solari no es la soñada. Y es que, pese a que marcó un doblete el pasado partido de Copa del Rey ante el Melilla, volvió a ser suplente (otra vez más) el domingo ante el Huesca en Liga. Pero esto viene de lejos. La tensión entre jugador y entrenador es más que evidente, aunque estalló cuando, en el pasado duelo de Champions ante la Roma, el malagueño se quedó en la grada. Una situación que para él no fue nada agradable, pero tampoco para un sector de la afición, que criticó al técnico argentino por la decisión.

Isco a su llegada a Huesca. (EFE)

Isco a su llegada a Huesca. (EFE)

Parece ser que Solari no cuenta con Isco y para ello alega —según mencionan varios medios especializados— que el jugador no está demostrando todo su potencial y que no se encuentra en la forma física adecuada para ser titular en partidos importantes. Que todavía no está al 100% tras su última lesión. Y esta situación podría seguir así bastante tiempo. Veremos qué pasa este miércoles en el partido que enfrenta a los merengues con el CSKA Moscú en el Bernabéu. Lo que es cierto es que todas las próximas decisiones del entrenador serán decisivas en el futuro del jugador.

Muchos son los clubes, y no es de extrañar, que pugnan por llevarse a Isco a su plantilla. Entre ellos están el Chelsea, el Mánchester City de Guardiola y el Nápoles. Pero también el Barça. Y es que siempre se ha dicho que el estilo de juego del malagueño pega —y lo digo de forma contundente— mucho mejor con el del club azulgrana que con el Real Madrid. Es un jugador habilidoso en el centro del campo, lo que recuerda —en cierto modo— a Iniesta o Xavi. Con visión de juego y también de espacios por los que poder generar peligro. Esto, con Messi de apoyo arriba podría ser letal.

Y lo cierto es que en Can Barça estarían todos encantados con la llegada de Isco. Sería una bomba que explotaría en Madrid y que beneficiaría plenamente al FC Barcelona. No obstante, ya se habló de un posible fichaje no hace mucho tiempo, cuando el jugador quería renovar y el Barça hizo presión para ello. Florentino no quiso sorpresas y accedió a las condiciones del centrocampista. ¿Pasará ahora lo mismo con Solari? ¿Es de nuevo el Barça el modo de chantaje de Isco?

Veremos si el entrenador cede a las presiones venidas desde más arriba y pone más al malagueño… Personalmente espero que no lo haga y que termine jugando de local en el Camp Nou. 

El madridismo le recuerda a Cristiano Ronaldo todas las veces que fue egoísta

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo en una imagen de archivo (EFE).

De Cristiano Ronaldo uno se espera todo ya, pero aún así no deja de ser sorprendente leerle que “en otros equipos alguien se siente más grande que los demás”. Él, Cristiano, el jugador con más ego de la historia, considera que en el Madrid (está bastante clara la alusión), alguien (Florentino Pérez, obvio) se siente más grande que los demás. Surrealista.

“Este es el mejor grupo en el que he jugado en mi vida. Aquí somos un equipo“, ha soltado también, quedándose tan ancho, como si en su carrera destacara por una generosidad sin límites, siempre apoyando al compañero, un Iniesta de la vida. Y claro, el madridismo se ha enfadado, recordando las numerosas veces que el luso fue mal compañero y egoísta. Desde esa vez que dijo que si todos jugaran como él irían mejor, hasta cuando llamó Kovacevic a su compañero Kovacic, pasando por innumerables enfados demostrando que piensa más en él que en el equipo y, por consiguiente, en sus compañeros.

Disfrutemos de los mejores tuits y retuits de noticias antiguas:

A ver si lo que no nos gusta es que no se vote lo que nosotros queremos

Florentino y Modric con el Balón de Oro

Florentino y Modric con el Balón de Oro (EFE).

El titular podría valer para lo que ha pasado en Andalucía esta semana, y en prácticamente todas las elecciones, pero en este caso hablamos del Balón de Oro que recibió Luka Modric.

Las críticas se centraban en dos asuntos: por un lado, que el premio recayera en el croata. Por otro, que Messi quedara en el quinto lugar.

Voy a poner un tuit como ejemplo de cosas que se leyeron tras la gala, como si hubiera una mano negra detrás de las votaciones, como si fueran varios hombres vestidos de negro sobornados por Florentino Pérez que eligen cada año a un jugador del Real Madrid.

El Balón de Oro lo eligen con sus votos periodistas de 176 países elegidos por France Football. Si esto no nos gusta, nos podemos ir a los votos de los capitanes y los entrenadores de las selecciones nacionales, que son los que otorgan el The Best y en el que también resultó ganador Modric. Y si tampoco nos agrada, nos podemos ir al voto de los entrenadores de los clubes (80) y periodistas seleccionados (55), que son los que dan el Premio al Mejor Jugador de la UEFA… y que también se llevó el croata.

Mucha indignación este lunes en las redes… porque no nos gusta los que otros han votado. Vamos, lo de siempre.

Sí, el Madrid deja su estadio para la final de la Libertadores y no para la de Copa

Florentino Pérez, en la última junta general de socios del Real Madrid (EFE).

Estaba claro que iba a pasar. Han sido muchos los que se han quejado de que el Madrid sí deja su campo para la final de la Libertadores y no para las de la Copa del Rey (con el Barça de por medio).

Así que otra vez toca recordar que el Madrid , como entidad privada que es, hace uso de sus propiedades como le viene en gana. Ya lo expliqué hace algo más de un año en el post titulado ‘¿Le dejarías la casa a tu ex para que hiciera una fiesta?’ y que tuvo una fantástica acogida.

No me quiero alargar demasiado esta vez, porque el tema me da un poco de pereza, pero sí, es claro que el club blanco, y bien que hace, ofrece su campo para un evento de dimensiones mundiales y que va a ser seguido en todo el mundo (más aún tras los repugnantes incidentes del pasado sábado) y no lo quiere hacer para que el eterno rival célebre con sorna un título. ¿De verdad alguien ve algo raro en eso más allá de buscar el enfrentamiento fácil y la crítica habitual al malvado Florentino?

La hora de sentar en el banquillo a intocables como Bale, Varane, Modric…

Luka Modric

Luka Modric ofrece al Bernabéu el premio a mejor jugador de la UEFA (EFE).

Se juega mucho este martes por la noche el Real Madrid en Roma. Para empezar, no llegar a la última jornada con la espada de Damocles amenazando. Pero también tratar de amarrar la primera plaza del grupo, pues quedar segundos sería pan para hoy y hambre (un rival muy, muy duro en octavos) para mañana.

El partido ante el Eibar fue un golpe durísimo, y dejó claro que hay muchos jugadores que están lejos de su mejor momento, y no solo físicamente. El madridismo echa de menos el orgullo en un equipo sin carácter. No molesta solo el buen juego, lo hace más la falta de actitud, que nadie se coma el campo, que no haya arranques de rabia, o jugadores perdiendo la cabeza ante derrotas humillantes.

El Madrid ha ganado Ligas con mucho, mucho menos talento (recordemos la de Capello, con Emerson y Diarra a los mandos en el medio del campo), una competición que se ganó a base de lucha, de esfuerzo, de no rendirse nunca, de correr más que nadie, de tener fe absoluta.

A medio plazo, eso se puede solucionar fichando en el mercado invernal (esa temporada llegaron los jovencísimos Marcelo, Higuaín y Gago), pero a corto se hace sentando a jugadores que no están rindiendo, y a los que además no se les aprecia demasiada motivación. Miro a Gareth Bale y no reconozco al jugador que ha sido clave en al menos tres finales de Champions, veo a Modric y me da la sensación de que se dejó las ganas de jugar en el Mundial, en Varane observo un jugador menor que comete un fallo tras otro. Marco Asensio no va a tirar ni de este carro ni de ningún otro, al menos ahora mismo. En las manos de Solari está elegir los jugadores adecuados.