¿Se quedó Courtois sin memoria tras el mecherazo que recibió en el Bernabéu en 2013?

Courtois, tras el mecherazo que recibió en 2013 en el Bernabéu (YOUTUBE).

Thibaut Courtois sigue empeñado en hacer un máster en cómo meterse en jardines. El portero belga del Real Madrid, ante la proximidad del derbi madrileño entre su actual equipo y el que hace unos años le dio fama mundial, dio una lección de lloriqueos preventivos, diciendo que “Si me quieren tirar cosas a la cabeza la próxima semana, bueno… No me afectará para jugar. Es más motivación (…) ¿Que si espero que me tiren cosas? Durante todo el partido. Ya lo he experimentado en Bélgica. Contra el Anderlecht me tiraron mecheros y en Eupen una jarra de cerveza. Desafortunadamente es parte del fútbol. Es una pena que la afición del Atlético ahora esté contra mí”.

Evidentemente, Courtois tiene problemas de amnesia. Y creo saber cuál es el motivo: un mecherazo que recibió en su cabeza, precisamente en la que hoy es su casa: el Santiago Bernabéu. Ocurrió en la final de la Copa del Rey de 2013. En la recta final del encuentro, cuando el Atlético ganaba ya 1-2, desde el fondo situado tras la portería del belga cayó un mechero, que impactó en la testa de Courtois. El jugador tuvo que ser atendido por sanitarios.

Courtois explicaba ante las cámaras, tras este incidente, que “es lo que pasa cuando la gente está frustrada”.

En resumen: que es bastante lamentable que un jugador muestre tanta certeza de que le van a lanzar cosas a la cabeza precisamente cuando la última vez que le ocurrió fue en su campo, por parte de su afición. Thibaut, deja de hacer el rídiculo.

1 comentario

  1. Dice ser Zaratustra

    La manipulación de este ignorante convertido en pseudoperiodista no tiene límites.

    Para el que quiera saber la verdad de las declaraciones de Courtois, aquí va el contenido completo:

    “No he tenido ninguna reacción negativa en la calle, lejos de un aficionado que me dijo ‘Aupa Atleti’ mientras echaba gasolina. Todo se limita a las redes sociales, donde es fácil para la gente conseguir el anonimato. O escupir y manchar mi placa del estadio. No me importa. Si eso les hace felices, bien por ellos. Si me quieren tirar cosas a la cabeza la próxima semana, bueno, no me afectará para jugar. Es más motivación”.

    Qué asco de periodismo que lanza a un jugador a los caballos sólo por haber eligido jugar en un equipo rival.

    03 febrero 2019 | 15:38

Los comentarios están cerrados.