Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Archivo de la categoría ‘Atlético de Madrid’

El pesimista, el humilde, el nuevo rico… estos son los tipos de colchoneros

Imagen de un partido en el antiguo Vicente Calderón (GTRES).

Hace cosa de un mes, mi compañero y coautor de blog Raúl Rioja publicó una entrada en la que hacía una afinada clasificación de tipos de madridistas. Ahora soy yo el que recojo el guante y el que me atrevo a crear una suerte de tipología del colchonero:

El pesimista. Marcado a fuego por años de sufrimiento, ante las primeras derrotas o bajones del equipo anuncia catástrofes inevitables. Suele usar términos como ‘pecheo’, siempre tiene malas sensaciones antes de un partido importante y está absolutamente convencido de que Sergio Ramos alzará la Decimocuarta en el Metropolitano.

El humilde. Es un perfil similar al anterior. Los años duros le han dejado en una zona de confort en la que la permanencia es el objetivo de cada temporada. Recalca con insistencia la diferencia de presupuesto entre Madrid y Barça y el Atleti. Suele refugiarse en estos pensamientos tras las derrotas. Ha comprado entero el argumento de ‘el equipo del pueblo’ y se compara con el Leicester.

El nuevo rico. Es el contrario al anterior. Suele ser muy joven y no sabe quiénes eran Dobrovolski u Omar Pastoriza. Sus referencia es la de un equipo que juega finales de Champions. Le encantaría que Griezmann se llevara el Balón de Oro y estaría dispuesto a participar en una performance para apoyar la candidatura del francés. Le encanta el nuevo escudo.

El ‘no consuman’. En redes sociales sigue a Roncero, al ‘Látigo’ Serrano, a Pedrerol y a Edu Aguirre. Los retuitea compulsivamente y compara constantemente las portadas de AsMarca cuando hay logros del Madrid y logros del Atleti. Cree que la prensa deportiva española está conchabada para hablar mal del Atleti y todos los narradores de televisión tienen fobia al equipo. Y después de quejarse de todo esto, parafrasea a Cholo y dice: “No consuman”.

El gilista. Su mantra es “haber comprado tú el club”. Cree que Jesús Gil era un señor algo lenguaraz, pero que amaba al Atlético sobre todas las cosas. Opina que su hijo es un gran gestor que ha llevado al Atleti a dos finales de Champions y le indigna que haya colchoneros que critican a la directiva, porque eso no ayuda. Se parte de risa con las ocurrencias de Enrique Cerezo, “que es un crack cuando lo entrevistan”.

El antigilista. Lleva una bufanda verde y amarilla. Celebra los triunfos del equipo con la boca pequeña, no vaya a ser que alguien le confunda con un gilista. En las derrotas, recuerda siempre que la culpa es de los del palco. “Apropiación indebida” es su expresión favorita y es de los que estuvo en la puerta del Calderón cantando “Enrique Cerezo, queremos tu pescuezo”.

El nostálgico. “Como Gárate no hubo otro”. Siempre dice “¡Aúpa Atleti!”. Lleva al campo su gorra con visera, la misma que llevaba cuando tenía 15 años, en los 70. Asegura que como las equipaciones Puma, Meyba o incluso las de Deportes Cóndor, no ha vuelto a haber ninguna. Te recita de memoria la alineación del Atleti de la final de Bruselas del 74: “Esos sí que eran buenos”. Para él, Luis Aragonés era simplemente Luis.

El rabioso. Lo podrás encontrar en Twitter buscando la expresión ‘MHDP’. Disfruta más de las derrotas del Madrid que de las victorias del Atleti. Insulta a los del Sevilla, a los del Dépor, a los del Villarreal, a los del Barça, cree que el filial del Madrid es el Espanyol, se mete con la asistencia al campo del Getafe, atiza al Valencia… y emplea su tiempo tras las victorias buscando a hinchas del equipo rival para recochinearse.

El de provincias. Durante el colegio o el instituto era el único atlético de su clase y a veces sufrió bullying. La primera vez que fue a ver un partido a Madrid alucinó viendo que hay más como él en el mundo. Invierte un buen dinero en merchandising. A sus hijos les ha comprado peluches de ‘Indi’. Lázaro Albarracín ha estado en la peña de su pueblo.

Por supuesto, amigos, la mayoría de los atléticos pertenecemos a más de una de las categorías anteriormente expuestas, pero estoy segurísimo de que conocéis a más de uno y más de dos de cada uno de los tipos.

Un saludo…

El derbi de Munuera: perdona las expulsiones de Carvajal y Ramos y se come un penalti por mano de Casemiro

El jugador más amonestado de la historia de la Liga, la Champions, el Madrid y la selección, tras librarse de una roja por agredir a Correa (EFE).

Hay cosas que nunca cambian, ni aunque el VAR se ponga en marcha. Y una de ellas, como comprobamos este sábado en el derbi madrileño, es que en el Bernabéu rigen otras leyes. Y nunca benefician al rival del Real Madrid.

El árbitro Martínez Munuera falló en tres jugadas clave que pudieron ser decisivas en el partido.

  • La mano de Casemiro. En el minuto 31 de partido, Casemiro cortó con la mano un centro de Koke dentro del área. La mano es indiscutible, pero el colegiado alicantino interpretó que fue involuntaria y el VAR no entró. No sabemos si los árbitros de vídeo coincidían con la visión de Munuera, pero el penalti fue clarísimo.
  • La expulsión perdonada a Carvajal. El lateral derecho del Real Madrid vio amarilla por una clara falta sobre Koke por detrás. Ya en la segunda parte, Munuera le perdonó la segunda amarilla al lateral diestro en el minuto 51 tras una flagrante patada sobre Rodri.
  • La expulsión perdonada a Ramos. En el minuto 60, Sergio Ramos agrede a Correa con una manotazo. Aquí lo grave es que Munuera lo ve, pero saca amarilla en vez de la roja que merecía el jugador más amonestado de la historia de la Liga, de la historia de la Champions, de la historia del Real Madrid y de la historia de la selección española.

Como vemos, la vida sigue igual.

Los cinco motivos de la crisis del Atlético y el peor inicio de Liga del Cholo

 

Sergi Enrich celebra su gol para el Eibar en el Metropolitano (EFE).

El gol de Borja Garcés (cuando los goles importantes los marca un canterano debutante de 19 años saben mejor) no debe maquillar que el Atlético de Madrid está en crisis en este inicio de temporada, que es el peor desde 2009 y el peor, claro está, de la era Cholo Simeone. El tema preocupa porque este año las expectativas estaban disparadas debido a la calidad de la plantilla, para muchos, la mejor de la historia del club rojiblanco. ¿Cuáles son los motivos de esta temprana pájara, que hace que el Atleti sólo haya ganado uno de cuatro partidos?

  1. Poco acierto de cara a gol. Los colchoneros sólo han marcado tres goles en estas cuatro jornadas de Liga. Diego Costa, que tras la Supercopa parecía estar muy en forma, todavía no se ha estrenado en el campeonato nacional, mientras que Antoine Griezmann lleva sólo un tanto. Al francés le está costando coger la forma tras, todo hay que decirlo, un verano muy especial, ya que se ha proclamado campeón del mundo liderando a su selección. En descargo del hispano-brasileño y el francés diré que este sábado, ante el Eibar, el portero Dmitrovic sacó varios goles cantados a ambos.
  2. Fallos en defensa. Por primera vez, vemos en Diego Godín, uno de los líderes de la zaga y auténtico mariscal del equipo, detalles que hacen pensar que el uruguayo está empezando a vivir cierto declive. En este inicio de Liga ha mostrado fallos de marca y de velocidad y muchos reclaman una pareja de centrales formada por Giménez y Lucas (o Savic). Será difícil que Simeone quite del once a uno de sus hombres de confianza.
  3. El estado de Filipe Luis. No ha empezado con buen pie Filipe Luis la temporada. Ese amago de marcha al París Saint-Germain ha revelado que el lateral brasileño no está del todo contento y parece que ese estado de ánimo se ha trasladado al terreno de juego.
  4. Koke no carbura. Otro de los elementos clave de este equipo es Koke Resurrección. El mediocampista vallecano no está teniendo su inicio de temporada más afortunado. De hecho, Luis Enrique lo ha dejado fuera en su primera convocatoria como seleccionador nacional. Ante el Eibar, Koke no tuvo en absoluto una buena actuación, pero a pesar de ello jugó los 90 minutos.
  5. Algunos cambios de Simeone. Lo he dicho muchas veces, pero lo vuelvo a repetir por si acaso: ojalá Simeone fuera siempre el entrenador del Atleti. Le firmaría un contrato vitalicio. Pero eso no quita para que el argentino tome a veces decisiones discutibles. El equipo no mejoró con los cambios ante el Eibar. De hecho, quitar a Rodri provocó que el equipo se hundiera y fue cuando llegó el gol de los vascos. La afición del Metropolitano manifestó su descontento con el cambio, difícil de entender.

Pero también hay cosas positivas. Saúl está pletórico de confianza. El gol del canterano Garcés ilusiona de cara a su futuro. Y ahora empieza la Champions…

Manu, un ejemplo de superación que se ha ganado la admiración de Griezmann

En este blog he sido muy crítico con Antoine Griezmann, pero cuando toca quitarse el sombrero, ponerse de pie y aplaudirle, lo hago también. Y es que el delantero francés del Atlético de Madrid ha tenido un fantástico gesto con un pequeño fan argentino llamado Manu. Esta es su historia.

Manu es un niño bonaerense de 9 años. Tiene discapacidad pero ello no evita que sea un fanático del deporte. Le encanta el fútbol, la natación y el atletismo. Y aunque es hincha de River Plate, tiene una debilidad: el Atlético de Madrid y, sobre todo, Antoine Griezmann.

Su historia se ha hecho famosa después de que un periodista argentino llamado Joaquín Finat compartiera en Twitter un vídeo de Manu, ataviado con el uniforme del Atleti y con el 7 de Griezmann a la espalda, superando obstáculos en una pista de atletismo.

La historia de Manu llegó hasta el futbolista francés. El periodista de la COPE Rubén Martín explicó que fue a través de Pepe Pasqués, jefe de prensa de Diego Simeone. Y la reacción del galo llegó: compartió un tuit en el que anima a Manu: “BRAVO, AMIGO MÍO”.

El chico, claro, está encantado. Contestó con otro vídeo: “Sos mi ídolo. Me emocioné cuando me mandaste ese comentario, ‘mon ami‘, y me encantan tus técnicas para patear los penaltis”. El chaval acaba el vídeo haciendo el baile del ‘Fortnite’ con el que Griezmann celebra los goles.

Antoine, has demostrado que puede ser campeón del mundo también fuera del terreno de juego.

El Atlético de Madrid tiene la mejor plantilla de su historia: toca dar un puñetazo en la mesa

Antoine Griezmann, en el amistoso del Atlético de Madrid ante el Inter (GTRES).

Para que conste que no hay ni un ápice de oportunismo, este artículo está escrito horas después de que la afición colchonera se llevara un pequeño disgusto este sábado al presenciar la derrota de los del Cholo ante el Inter en la última jornada de la artificial International Champions Cup. Por eso, pese a que la imagen del sábado no fue excesivamente alegre, hay que decir alto y claro que el Atlético de Madrid tiene para esta temporada 2018/2019 la mejor plantilla de su historia. Y debe demostrarlo con resultados.

No hay mucha historia: la gestión este verano ha sido muy buena. Se retiene a Griezmann (a precio de oro, pero se retiene, y encima henchido de moral como campeón del mundo). Oblak no se va. Pilares como Godín manifiestan su compromiso de permanencia. Giménez, Lucas Hernández o Saúl están renovados. Han llegado fichajes verdaderamente ilusionantes: Lemar, Rodri, Gelson Martins, Kalinic o Arias. Y no sólo eso: el club ha podido desprenderse de jugadores que ya no contaban para el Cholo: Vietto, Gameiro o Vrsaljko.

El proyecto, en definitiva, está afianzado para que sea este el año en el que el equipo, cincelado por el Cholo Simeone, dé un puñetazo en la mesa y alcance las metas que otros años han estado cerca pero que nunca llegaron. Y permítanme ser un poco supersticioso y no decir nada más.

Este miércoles llega la primera gran prueba, la Supercopa de Europa, y encima, contra el Real Madrid. Estamos en agosto y, por desgracia, ningún equipo está al nivel exigido, pero es una gran oportunidad para empezar a demostrar lo que comentábamos: que esta plantilla del Atlético de Madrid es la mejor de sus 115 años de historia.

La gran injusticia de la selección española: Gabi no tuvo sitio, ellos sí

Gabi, en el centro, rodeado de futbolistas que fueron internacionales (ARCHIVO).

Esta semana, los atléticos nos encontramos con una noticia inesperada: siete años después, Gabi, el capitán, se va a Catar para afrontar la recta final de su carrera. Con el madrileño se va un trozo del escudo, un símbolo del mejor Atleti de los últimos tiempos, del Atleti del Cholo. Se va una auténtica leyenda, con más de 400 partidos con la casaca rojiblanca. Pero aprovechando que se va a Catar y que la selección española está jugando el Mundial de Rusia, no está de más recordar que con él, con Gabriel Fernández Arenas, se ha cometido una de las mayores injusticias de la historia de la selección española.

Gabi deja el fútbol de élite con cero internacionalidades absolutas con España. Un futbolista que jugó 7 partidos con la sub-20 y 12 con la sub-21. Un jugador que ha ganado una Liga, una Copa del Rey, dos Europa League, que es doble subcampeón de Europa, supercampeón de España, supercampeón de Europa… y todos estos logros, como titular y capitán del mismo club.

En cambio, Gabi nunca tuvo sitio en la selección. No ya solo en ningún partido de competición internacional, ninguno oficial, sino tampoco en un mísero partido amistoso.

Los predecesores de Fernando Hierro no tuvieron a bien convocarle. Evidentemente, es difícil llegar a la selección, aunque pensando en otros jugadores que sí han sido internacionales, la idea cambia.

Es decir, mientras Gabi nunca se enfundó la roja, hay jugadores que sí podrán contarle a sus nietos que la vistieron, pese a tener muchísima menos relevancia que el madrileño en sus clubes o en su carrera al completo.

Tomando en cuenta el inicio de la segunda etapa de Gabi en el Atlético (2011), en ese tiempo sí han sido internacionales jugadores como Manu del Moral, Javi García, Susaeta, Mario Suárez, Christian Tello, Michu, Alberto Moreno, Raúl García, Munir, Camacho, Aleix Vidal, Juanmi, Mario Gaspar, Etxeita, Diego Llorente, Fornals, Viera o Suso. Con todos mis respetos para ellos (y entre ellos hay algunos que fueron internacionales con la camiseta del Atleti), no creo que ninguno mereciera más la internacionalidad que Gabriel Fernández Arenas.

Gabi, por cierto, nunca dijo una palabra más alta que otra. Mientras algunos han reclamado más presencia en la selección, el madrileño siempre dio lo mismo: humildad, silencio y trabajo. Por eso, van a permitirme que yo, desde estas líneas,  recuerde la gran injusticia que se ha cometido con él.

Griezmann quiere ser el centro de atención: ya está bien, Antoine

Antoine Griezmann, este sábado en Lyon, donde la selección francesa se enfrentó en un amistoso a Estados Unidos (EFE).

El otro día, mi compañero de blog Raúl Rioja daba un buen repasito a Cristiano Ronaldo por su lamentable actitud durante los primeros instantes de la celebración de la decimotercera Champions del Real Madrid. El luso demostró una actitud egoísta y caprichosa que empañó la fiesta blanca. Pues bien, estos días se está viviendo algo parecido con otro crack del fútbol mundial: Antoine Griezmann. Y los afectados son tanto el Atlético de Madrid como el FC Barcelona.

Este domingo, en una entrevista en la cadena gala TF1, el jugador de Mâcon fue preguntado por su futuro. Griezmann dijo que “en España algunos dicen que me quedo, otros que me voy y yo… lo diré antes de que juguemos el primer partido. El Mundial para Francia comienza el sábado (16). Aún hay tiempo”.

El jugador galo se asegura así que de nuevo cada gesto que haga, cada cosa que diga, cada cosa que comparta en sus redes sociales será analizado hasta el máximo detalle por los medios de comunicación y por los aficionados del Atleti, que confían en que se quede, y los de Barcelona, que quieren que se incorpore a ellos (sospecho que no tanto por temas deportivos como por temas de prestigio).

Griezmann es plenamente consciente de la expectación que está generando su silencio. Lo está haciendo a propósito. Por eso, ante la pregunta de por qué está alargando tanto su decisión (o la revelación de la misma), las posibles respuestas no le dejan en absoluto en buen lugar. Las cartas están sobre la mesa, las ofertas realizadas. ¿Qué le impide decir ya lo que va a pasar?

En mi opinión nada. Creo que es simplemente el placer de sentirse el centro de atención. A él le podrá parecer divertido, pero hay dos equipos que planificar y dos aficiones para los que su club es mucho más que una obscena nómina. Ni siquiera creo que al seleccionador francés, Didier Deschamps, le haga gracia este sainete.

Por todo ello, sea lo que sea que hayas decidido, dilo. Basta ya, Antoine.

Los seis posibles sustitutos de Griezmann en el Atlético de Madrid

Antoine Griezmann, celebrando uno de sus goles este miércoles en Lyon (EFE).

Casi se da por hecha la marcha de Antoine Griezmann del Atlético de Madrid, seguramente al FC Barcelona. Durante estos días se ha hablado mucho de esta salida y desde el punto de vista del hincha atlético, un interesante debate es conocer quién puede ser el sustituto del francés, no ya solo en el terreno de juego, sino como ‘crack’ del equipo.

Se han escuchado muchos nombres, pero estos son los seis que más han salido. De ellos, hay algunos que no me atraen nada, otros que me dejan frío y otros que me parecen buenas opciones. Así los clasifico.

BAJÓN TOTAL

Rodrigo Moreno (GTRES).

Rodrigo Moreno: el delantero hispano-brasileño ha sonado mucho como un objetivo del Atlético si se va Griezmann. Es cierto que el delantero ha cuajado su mejor temporada como profesional. Ha sido el mejor de un gran Valencia y es probable que se vea premiado con su presencia en la selección este verano en Rusia, pero como sustituto de Griezmann me parece una broma. Tiene la misma edad que el francés y mientras éste está consagrado como uno de los mejores jugadores del planeta (seguramente el tercero), Rodrigo está a años luz de esos niveles. En mi opinión (y esto vale para el siguiente candidato), el Atlético de Madrid tiene que fichar a un jugador ‘crack’, uno que llene el Metropolitano en su presentación. Rodrigo no lo es (ojo, que puede que me coma mis palabras en el futuro).

Aspas (EFE)

Iago Aspas: Vaya por delante que para mí, Iago Aspas ha sido el mejor jugador español de la temporada y uno de los más talentosos, pero no lo veo en el Atlético. El de Moaña tiene 30 años y sus experiencias en equipos en teoría más potentes que el Celta (Liverpool y Sevilla) han sido bastante decepcionantes. Aspas es el Celta y el Celta es Aspas. Es algo así como el Le Tissier del equipo gallego. Estoy convencido de que fuera de Balaídos no se sentiría cómodo. Tampoco veo sus condiciones muy del estilo del Cholo. A mí me decepcionaría su fichaje.

NI FRÍO NI CALOR

Kun Agüero (EFE).

‘Kun’ Agüero. Admito que tengo sentimientos enfrentados cuando escucho o leo algo sobre la posibilidad del regreso de Sergio Lionel Agüero al Atleti. Por un lado, qué se puede decir de uno de los tres mejores futbolistas que he visto con la camiseta rojiblanca (insisto, de los que yo he visto con mis ojos), que volvería siendo, además, el máximo goleador de la historia del Manchester City y tres veces campeón de la Premier League en Inglaterra. Por otro, me cuesta mucho olvidar cómo se fue del club (Enrique Cerezo, raro en él, no para de recordarlo) y más allá de sentimientos, pienso en que está a punto de cumplir 30 años, es algo frágil en cuanto a lesiones y que sería muy caro para unas arcas colchoneras que pocas veces se pueden permitir excesivas alegrías.

Di María (EFE).

Ángel di María. Nunca fui muy fan del argentino (y no, no tiene nada que ver con su pasado madridista). ‘El Fideo’ es ese tipo de jugador irregular cuyas grandes tardes/noches no me hacen olvidar las de desaparición total. Eso sí, admito que se trata de un jugador con un talento enorme y creo de verdad que con Diego Pablo Simeone daría más tardes buenas que malas. Pero sería muy caro y no solucionaría del todo el problema de la marcha de Antoine Griezmann, porque es menos delantero que el francés y tiene menos gol. Sería un buen complemento para un killer, pero por sí solo no llena el hueco del 7 de Mâcon.

ME VENGO ARRIBA

Cavani (EFE).

Edinson Cavani. Me vais a decir que es más mayor aún que Agüero o Di María (el uruguayo tiene 31 años) y que también será carísimo, pero para mí sí que es uno de esos delanteros dignos de un equipo que pelea por la Champions. El uruguayo es, además, un viejo objeto de deseo de Simeone y estoy convencido de que haría una dupla terrorífica con Diego Costa. Este sí asegura goles y sería un salto de calidad. El problema, como os decía, es que todo lo que venga del Paris Saint-Germain significa mucho dinero, tanto el sueldo, como en traspaso. Además, no creo que los jeques cataríes tomen ninguna decisión antes de que se resuelva de manera definitiva la situación de Neymar. La posible marcha del brasileño al Real Madrid significaría un terremoto que no sólo afectaría al club galo, sino todo al fútbol europeo, desencadenando una serie de efectos dominó difíciles de prever. Demasiados condicionantes.

Dybala (EFE).

Paulo Dybala. Creo que es el más difícil, pero sería el mejor. Está llamado a ser uno de los cracks del futuro, pero será difícil que la Juventus se desprenda de él y mucho menos por un precio prohibitibo. Por edad (24 años) y potencial, el cordobés sí sería ese crack que ilusionaría a la afición del Atlético de Madrid y que llenaría el Metropolitano en su presentación. Además, es argentino, como el Cholo Simeone, lo que para tanto uno como para el otro, sería un punto a favor.

¿Y vosotros, a cuál preferiríais?

El Atleti es campeón de la Europa League: ¿Qué nota le pones a la temporada rojiblanca?

Once del Atlético de Madrid este miércoles en Lyon (GTRES).

Colmado de felicidad por ver cómo el Atlético de Madrid ganó este miércoles la Europa League, y cuando todo el mundo mira hacia el futuro (en resumen, sobre el futuro de Griezmann), yo voy a invitaros a echar la vista atrás, pero no mucho: ¿Qué nota le pones a la temporada del Atlético?

En mi opinión, la temporada se puede dividir en dos mitades. Una mala, la primera mitad, y otra muy buena, la segunda mitad. La cuestión es que la primera tiene una muy mala noticia, que es la eliminación de la Champions, y la segunda una muy buena: la consecución de un trofeo europeo. Me pregunto si una cosa compensa la otra.

Y la respuesta es “sí”. Está claro que no es comparable la UEFA Europa League a la UEFA Champions League, pero oye, sólo dos equipos alzan trofeos cada primavera en Europa y el Atleti es uno de ellos. Está claro que la caída en Champions fue un fracaso, pero hay que tener en cuenta el condicionante de la sanción FIFA. El equipo no se dejó caer en el desánimo y ahora tiene en sus vitrinas un trofeo más, que viene a recordar, sobre todo, que este equipo está hecho para batirse el cobre en las fases finales de la Champions. Así que desde mi parte, va un notable. Y del futuro, ya hablaremos.

¿Y tú, qué nota le pones a la temporada del Atleti?

LaLiga perjudica al Atlético de Madrid

Javier Tebas, en un evento de LaLiga (GTRES).

Así, sin más. Ayer supimos que la League 1, la liga francesa y la federación gala han decidido adelantar el próximo partido liguero del Olympique de Marsella, finalista de la Europa League, para que tenga un día más de descanso (o preparación) de cara a la cita de Lyon del próximo día 16. ¿Y en España, qué? ¿Hace LaLiga un favor al Atlético de Madrid? Pues no. LaLiga perjudica al club colchonero.

El organismo del que es responsable Javier Tebas Medrano anunció algunos cambios de horarios de esta última jornada. En concreto, afectaron a dos partidos, el Real Sociedad-Leganés y el que enfrenta a su Real Madrid contra el Celta. El Getafe-Atlético se mantiene para el sábado a las 18.30 horas, aun cuando el propio equipo azulón, por medio de su presidente, se ha mostrado a favor de un cambio para favorecer al Atlético de Madrid, un club español, al fin y al cabo.

Pero el hecho de que LaLiga de Tebas perjudica al Atlético no debe ocultar otro hecho claro: la escasa fuerza que tiene el club colchonero para exigir ante el organismo liguero. O eso, o una preocupante y lamentable desidia de la dirección del club. Quiero pensar que la directiva lo ha peleado. Pero claro, teniendo a declarados madridistas como intermediarios, todo es más difícil.