BLOGS

Château Rayas, la garnacha convertida en mito

Es uno de los vinos que me producen más emoción. Conseguir importarlo para España fue uno de mis momentos más felices. Una bodega diferente, incluso extraña en una época como esta.

La historia la comienza Albert Reynaud, notario en los alrededores de Avignon, que se queda sordo a los 45 años y decide retirarse al campo. En 1880 compra Rayas para practicar su afición favorita que era la caza.

Pero el auténtico creador de Château Rayas es su hijo Louis, que ya en 1920 embotella el vino de la propiedad. Aunque no tiene ninguna tradición vinícola que le haya transmitido su padre, Louis Reynaud desde el principio, y a pesar de su juventud, está dispuesto a hacer algo diferente. La orientación de las tierras en las que planta es norte, con lo que consigue una maduración más larga y suave. El bosque que rodea las viñas le da sombra y crea un microclima muy particular.

Los suelos son de arcilla fina, calcáreos y con arenas, pero sin los habituales cantos rodados, “galets roulées”, que él quita personalmente a mano de sus tierras. Y de las trece variedades autorizadas en Châteauneuf-du-Pape planta únicamente Grenache, Garnacha.

Cuando Louis muere, en 1978, le sucede su hijo menor Jacques, que no solo aumenta el prestigio de la casa sino que se hace famoso por su peculiar carácter y su falta de respeto absoluto a las normas burocráticas.

Espíritu libre que no se doblega ante las presiones ni de los burócratas de las denominaciones ni de los periodistas con gran capacidad de influir en los mercados. Es famoso su encuentro con Robert Parker, al que no deja entrar en su bodega a catar los vinos por presentarse tarde a la cita.

Sin embargo, el vino es cada día más demandado y los buenos aficionados buscan las escasas botellas con ahínco. En los accesos a la bodega no se encuentra ni un sólo cartel, pero todos los días se ve gente buscando el sitio.

Los rendimientos son muy bajos, de 15 a 18 hectolitros por hectárea, las uvas se recogen muy maduras, casi al borde de la sobremaduración, sin despalillar se vinifican lentamente, utilizando métodos completamente tradicionales. En la bodega no hay ni acero inoxidable, ni control de la temperatura, ni nada de roble nuevo. La crianza se hace en una curiosa colección de viejos fudres de diferentes tamaños y edades, aunque todas muy avanzadas.

En 1997 Jacques muere y su sobrino Emmanuel Reynaud, en la foto de arriba con las viejas cepas que están delante de la bodega, se hace cargo de la dirección de la bodega. Sigue con el máximo respeto los métodos de trabajo de su tío.

Château Rayas tiene 11,8 hectáreas de Grenache y 1,8 hectáreas de uva blanca, que se reparten a la mitad entre Clairette y Grenache Blanc.

Vinos excepcionales, voluptuosos y con gran capacidad para envejecer.

Otras entradas que podrían interesarte

  1. Un Xarel.lo del Penedès y un Vacqueyras del Ródano

16 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Julio

    Esa cata de Rayas con César fue muy interesante, pero es verdad que ese Rayas 2002 no estaba a la altura.Emmanuel comenzó en una añada complicada, es cierto, y las añadas que tu mencionas Paco son muy buenos Rayas(99,00,01), pero creo que si las hubiera elaborado Jacques hubieran sido extratosféricas, aunque, tiempo al tiempo, porque creo que Emmanuel ya se está acercando.Saludos.Julio.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Carlos

    Gran vino Rayas¡¡¡¡ bebi en Atrio un 1995 y ha sido el mejor vino que me he bebido en mi corta vida, una pasada cara pero joer que bueno

    04 febrero 2009 | 13:38

  3. Dice ser Julio

    Creo que desde que toma las riendas Emmanuel, tras la muerte de Jacques, la bodega esta en un periodo de transición, y no está alcanzando los altos niveles que Rayas siempre ha exhibido.Es una pena, pues la zona ha gozado de unas añadas increibles, salvo 2002, y creo que estando Jacques al frente, Rayas hubiera sido uno de los vinos de referencia de Chateauneuf-du-Pape en los últimos años, y ahora creo sinceramente que no es asi.Lo que si me parece reseñable es la gran personalidad de los vinos de Rayas.Creo que 2005 es la mejor añada hasta ahora elaborada por Emmanuel, y en mi memoria siempre quedará un maravilloso Rayas del 1989.Un saludo.

    04 febrero 2009 | 14:32

  4. Dice ser EuSaenz

    Hombre, a mí de los “modernos” me gustó bastante el 2001 tanto en Rayas como en Pignan y sí es cierto que el 2002 nunca debió haber salido pues no llegaba la calidad mínima que hay que exigirle a esta mítica bodega. ¡Quien pillara el legendario 78 !Saludos,Eugenio.

    04 febrero 2009 | 16:40

  5. Dice ser sibaritastur

    hola PacoUn vino romantico, que pasada, me encantaria probarlo, alrededor de cuanto es su precio?.saludos

    04 febrero 2009 | 17:47

  6. Dice ser PacoBerciano

    Un vino romántico, como tú dices sibaritastur, pero de precio alto, entre 100 y 120 euros, dependiendo de añadas. Pero es un dinero bien gastado.Julio, Emmanuel empezó en una mala añada, pero después ha hecho cosas muy interesantes. Lo era el 1999, el 2000 y el 2001. A pesar de lo cálido del año lo es el 2003. Pero al igual que todos los Rayas de su tío hay que dejarles envejecer un poco para que den de si lo mejor.

    04 febrero 2009 | 20:01

  7. Dice ser ferran

    Articulo copiado casi palabra a palabra del blog de Eugenio Saenzhttp://www.verema.com/blog/eugenio/2008/02/chteau-rayas-quintaese…

    04 febrero 2009 | 23:27

  8. Dice ser PacoBerciano

    Ferrán, lamento llevarte la contraria, pero el texto de este post procede del catálogo comentado de Alma Vinos Únicos, publicado en mayo de 2007. No hay ninguna copia por mi parte, como no sea a mi mismo.

    05 febrero 2009 | 10:32

  9. Dice ser EuSaenz

    Haya paz….En efecto, me basé en parte en ese catálogo comentado, así como en otros artículos que encontré por la web. Por cierto Paco, un libro muy bien documentado que me leí muy a gusto, en especial la parte del Douro.Aquella cata que nos dio César fue muy interesante, pero sigo pensando en que los 2002 no llegaban al nivel exigido. Los 2001, muy buenos.Saludos,Eugenio.

    05 febrero 2009 | 11:20

  10. Dice ser PacoBerciano

    Eugenio, las catas de César suelen ser siempre muy interesantes, a mi me encanta su forma de hacerlas. En cuanto a lo de copiarse para nada iba contra ti, ya lo sabes. Todo el mundo nos basamos en algo, en un libro o en un artículo y le añadimos nuestra experincia personal.Del catálogo hay parte más trabajadas y otras menos. Si volvemos a sacar otro intentaré mejorar las menos consistentes, pero es tanto trabajo que de momento toca esperar.Por cierto Eugenio deberías publicar la recetas de la Thermomix que sacas en tu último post. Yo tengo una y me gustaría sacarle más provecho.

    05 febrero 2009 | 11:40

  11. Dice ser PacoBerciano

    Julio, es cierto que el 2002 hoy no estaba a la altura, me gustaría saber como evoluciona y si mejora o no.Para Emmanuel es complicada la situación porque sustituir a un mito es casi imposible. Si lo hace bien siempre se da por hecho que su tío lo hubiese hecho mejor y si le sale algo mal pues ni te cuento.

    05 febrero 2009 | 13:01

  12. Dice ser Julio

    Razón tienes amigo, para Emmanuel es una gran responsabilidad, y bien mirado, está consiguiendo resultados.Por cierto, con ese 2002 en la cata hubo mucho controversia entre los catadores, y creo que fue César el que indicó que en unos años sería un gran vino.Habrá que comprobarlo.Un saludoJulio.

    05 febrero 2009 | 13:12

  13. Dice ser PacoBerciano

    Julio, yo también pienso que el 2002 mejorará bastante, pero, claro, hay que dejar que el tiempo nos de o nos quite razones.

    05 febrero 2009 | 13:27

  14. Dice ser María

    Cuando haya una cata de Rayas en algún sitio lo publicais, a ver si ese mes toca paga extra.Yo sólo lo he podido catarlo una vez, no puedo decir berber, porque fue una copa, y creo que es de lo mejor que he probado.Seguro que incluso la peor añada de esta bodega no dejará a nadie apático. Otra cosa es el precio.

    05 febrero 2009 | 19:04

  15. Dice ser IGLegorburu

    Hola, la verdad es que se me escapa un poco la labor de Emmanuel ya que no tengo mucho bagaje de las últimas añadas de Rayas, pero supongo que seguirá siendo una de las opciones más válidas de Chateauneuf-du-Pape (dentro de lo poco interesante que, a mi juicio, queda hoy en día en esa zona…pero eso sería otro tema). Es interesante lo que comentas de los bajos rendimientos en Rayas, bastante más limitados de lo que suele ser habitual en la zona, y algo también destacable son las duras y agresivas podas que practican (o que practicaban).Hace un tiempo participé en una jornada de Rayas en la que se pudieron catar diferentes añadas desde 1998 a 1978 y si tuviera que decantarme por alguno creo que 1978, 1989, 1990 y 1998 están un escalón por encima.Un saludo

    08 febrero 2009 | 19:04

  16. Dice ser PacoBerciano

    IGLegorburu, de las ñadas que mencionas sólo 1998 está elaborada por Emmanuel, el resto por su tio. Pero todos los vinos de Rayas gana mucho con el paso de los años y para ver la verdadera dimensión de los vinos que elabora Emmanuel hay que esperar unos años.Respecto a Châteauneuf-du-Pape la verdad es que ha estado varios años dormido pero afortunadamente parece que empieza a despertar y se están haciendo cosas muy interesantes. Lo último que hemos traído nosotros y que a mi me gusta mucho es Château Gigognan, que asesora en el campo y en la elaboración Eloi Durrbach de Domaine de Trevallon, uno de mis vinos preferidos.

    09 febrero 2009 | 10:07

Los comentarios están cerrados.