Entradas etiquetadas como ‘uvas’

Algunos alimentos que nos encantan pero que pueden ser muy perjudiciales si se los das a tu perro

El chocolate es algo que le gusta a la inmensa mayoría de personas. A unas con leche y dulce y a otras sin embargo negro y amargo. De sobras son conocidos sus beneficios para la salud (evidentemente en un consumo de proporciones moderadas) y también ampliamente sabido es que se trata de uno de los alimentos que debemos evitar dar a nuestro perro.

Algunos alimentos que nos encantan pero que pueden ser muy perjudiciales si se los das a tu perro

Ello es debido a la presencia en el cacao de la teobromina, un alcaloide estimulante del sistema nervioso central (con unos efectos muy parecidos a la cafeína) y que también posee propiedades diuréticas y vasodilatadoras.

El problema está en que los perros no pueden metabolizar y eliminar correctamente de su organismo esta sustancia por lo que tras haber consumido chocolate a nuestra mascota le puede provocar la aceleración del ritmo cardiaco, además de vómitos, diarreas e incluso, dependiendo las dosis, la muerte.

Cuanto más negro y puro es el cacao más presencia de teobromina hay, pero sin embargo si el chocolate está rebajado lo que es perjudicial para el animal es la gran cantidad de azúcar que se le ha añadido. No por ser tóxico sino por todos los efectos secundarios que ello comporta: obesidad, diabetes, pérdida de piezas dentales.

Además podemos encontrar que en algunos chocolates y cada vez más alimentos (e incluso las típicas chucherías como chicles, los famosos ‘caramelos sin azúcar’) han sustituido el azúcar por un edulcorante natural llamado ‘xylitol’.

Este edulcorante es inocuo para el ser humano pero altamente perjudicial para los perros debido a que puede provocarles una bajada de los niveles de azúcar en la sangre del animal pudiéndoles provocar alguna insuficiencia hepática.

Otro de los alimentos que debemos abstenernos de darles son las uvas (e incluso las pasas). Es común en algunas personas que, a la hora de celebrar la despedida del año, le dan a su mascota sus correspondientes doce uvas (un acto muy simbólico por el deseo de proporcionarle al animal una próspera entrada en el nuevo año) pero en lugar de hacerles un favor en realidad están cometiendo una temeridad, debido a que si se sobrepasa los 32 gramos (por cada kilo que pesa el can) esta fruta podría llegar a provocarle una insuficiencia renal. No afecta por igual a todas las razas, pero un síntoma claro de que la ingesta de uvas y pasas no le ha sentado demasiado bien es verlo somnoliento en las siguientes horas e incluso que llegue a vomitar repetidamente en un periodo corto de tiempo.

Otro alimento que se ha puesto últimamente muy de moda y que son muchísimos los hogares en los que se consume es el aguacate. En esta fruta hay presente un fungicida natural conocido como ‘persin’ que aunque es inofensivo para ser humano podría ser algo tóxico si es consumido por nuestra mascota.

Pero esa toxicidad del persin no está presente en la pulpa (lo que nos comemos) sino en la cáscara, el hueso y las hojas de la rama donde crecen los aguacates. Por tanto es difícil que nuestro perro se intoxique a no ser que ingiera alguna de esas partes. Pero tranquilos, no sería nada grave, simplemente unas diarrea y algo de malestar transitorio.

Los ajos (al igual que las cebollas) contienen tiosulfato, algo que no le sienta nada bien a nuestro perro, debido a que su consumo le puede provocar debilidad y anemia al ser una sustancia que acaba con los glóbulos rojos de su sangre.

Evidentemente, aunque no lo haya nombrado en este post, bajo ningún concepto debemos suministrar a nuestro perro bebidas alcohólicas, debido a que el etanol en él contenido es altamente tóxico para las mascotas.

 

Te puede interesar leer otros relacionados con el mundo de los perros:

 

Si queréis tener más info sobre vuestros animales de compañía no podéis dejar de leer el fantástico blog de mi compañera Melisa Tuya @melisatuya: ‘En busca de una segunda oportunidad’

 

Fuentes de consulta y más info: pets / apsca / expertoanimal / petpoisonhelpline / petdarling
Fuente de la imagen: pixabay

Media docena de curiosidades navideñas (3)

Media docena de curiosidades navideñas (3)

Tercera entrega de la recopilación que he realizado con el origen e historia de un buen puñado de curiosidades navideñas que inicié hace un par de semanas (al pie de este post encontraréis los enlaces a las entradas anteriores).

 

El origen de celebrar la Nochevieja bajo el reloj de la Puerta del Sol

El origen de celebrar la Nochevieja bajo el reloj de la Puerta del SolCada 31 de diciembre, miles de personas se concentran bajo el reloj de la Puerta del Sol de Madrid para despedir al viejo y dar la bienvenida al nuevo año.

El simbolismo del lugar, al ser el kilómetro 0 de todas las carreteras radiales que parten desde la capital de España, sumado a la majestuosidad del edificio donde está enclavado el reloj, hizo que fuese el punto elegido por los madrileños de antaño para celebrar la llegada del nuevo año.

Desde que se colocó en 1866 el reloj en la torre de la Casa de Correos (actual sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid) bastantes eran las personas que se dejaban caer por allí el último día del año y esperaban escuchar sonar las 12 campanadas que les anunciaba el cambio de dígito.

Eran tiempos en los que no era habitual tener un reloj en los hogares y en el que las familias al completo iban a recibir el año nuevo frente al reloj y/o campanario que les pillaba más cerca. En los pueblos era típico reunirse en la plaza del ayuntamiento.

Tuvo una especial relevancia la celebración de Nochevieja de 1899, para aquella ocasión, muchos fueron los que se acercaron hasta la Puerta del Sol.

Pero tal y como lo conocemos actualmente, con celebración, cotillón y fiesta a lo grande, nos viene importado desde Norteamérica, donde a partir de 1907 se impuso la moda de despedir multitudinariamente el año en la calle desde el famosísimo Times Square. Poco a poco el festejo popular y callejero se fue imponiendo en nuestro país.

La llegada de la radio a muchos hogares, a partir de mediados de la década de 1920, hizo que cada vez fuera menor la afluencia a las plazas y lugares públicos, pasando a celebrarse cada vez más en fiestas privadas en casas, restaurantes y hoteles, donde escuchaban la retransmisión radiofónica de las doce campanadas.

En España ayudó a popularizar la Puerta del Sol como lugar de celebración el hecho de empezar a retransmitirse por Televisión Española, a partir de 1962, las campanadas de fin de año. A partir de entonces, cada año se ha retransmitido desde ese lugar, a excepción de una única vez en la Nochevieja de 1972, en que se realizó desde el reloj del Ayuntamiento de Barcelona, situado en la Plaça Sant Jaume (ver vídeo en la web de Tve).

 

La tradición de tomar 12 uvas en Nochevieja

La tradición de tomar 12 uvas en NocheviejaDurante el último cuarto del siglo XIX, era costumbre entre la burguesía y la clase alta del país despedir el año con uvas y champan, tras una opípara cena compuesta, normalmente, de las mejores carnes de ave y los más suculentos mariscos.

Para la población llana, el simbólico ritual de comer 12 uvas en la Nochevieja, era un sinónimo de buena suerte, pero no es hasta ya iniciado el siglo XX en el que se popularizó entre todas las clases sociales esta costumbre.

Ante un excedente de uva tras la vendimia del año 1909, un grupo de avispados cosecheros murcianos y alicantinos, haciendo uso de su habilidad e imaginación, animaron a la población a tomar las 12 uvas para emular la envidiable y sana costumbre de los más ricos.

El plan les salió perfecto, ya que de ese modo pudieron librarse del excedente de la fruta y popularizar una costumbre que desde entonces lleva celebrándose año tras año.

Cabe destacar que en la Nochevieja de 1882 ocurrió un hecho, aislado y que nada tuvo que ver con el origen de la tradición, que fue la presencia de un grupo de ciudadanos que a modo de protesta contra el alcalde y para burlarse de la aristocracia madrileña comieron uvas frente a la Puerta del Sol (emulando a las clases pudientes), pero ese acto no originó la tradición de comer 12 uvas a nivel popular (todos los ciudadanos) la cual no se produjo hasta 1909, tal y como indico unos párrafos más arriba.

 

El lugar del planeta en el que se entra antes al nuevo año

El lugar del planeta en el que se entra antes al nuevo añoLa isla Kiritimati (en el archipiélago de Kiribati), que en castellano se traduciría como isla Navidad, se encuentra situada en el Océano Pacífico, al noreste de Australia y a 232 km. por encima del Ecuador. Es la isla más oriental del planeta y le corresponde el privilegio de tener el primer huso horario del planeta lo que la convierte en el primer lugar en recibir al Año Nuevo.

Kiritimati cuenta con una población de 5.586 habitantes (según el censo de 2010), pero en Nochevieja la cifra puede llegar a duplicarse por la cantidad de viajeros que se desplazan hasta allí para vivir la experiencia de estar en el lugar del planeta en el que se celebra antes la entrada del nuevo año.

La diferencia horaria con España es de 13 horas, por lo que cuando nosotros nos estamos tomando las uvas, ellos ya están con la comida de Año Nuevo.

Desde el 2011, el privilegio de ser los primeros en recibir el año está compartido con las islas de Samoa y Tokelau, ambas en el Océano Pacífico. Hasta ese año estaban en el último huso horario, pero sus respectivos gobiernos decidieron adelantar su hora lo que les hizo pasar de día.

El archipiélago al que pertenece la Isla Kiritimati fue utilizado en las décadas de los años 50 y 60 para realizar pruebas con bombas nucleares por parte del gobierno británico y estadounidense.

Lee el resto de la entrada »

¿De dónde surge la tradición de celebrar la Nochevieja bajo el reloj de la Puerta del Sol?

Cada 31 de diciembre, miles de personas se concentran bajo el reloj de la Puerta del Sol de Madrid para despedir al viejo y dar la bienvenida al nuevo año.

El simbolismo del lugar, al ser el kilómetro 0 de todas las carreteras radiales que parten desde la capital de España, sumado a la majestuosidad del edificio donde está enclavado el reloj, hizo que fuese el punto elegido por los madrileños de antaño para celebrar la llegada del nuevo año.

Desde que se colocó en 1866 el reloj en la torre de la Casa de Correos (actual sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid) bastantes eran las personas que se dejaban caer por allí el último día del año y esperaban escuchar sonar las 12 campanadas que les anunciaba el cambio de dígito.

Eran tiempos en los que no era habitual tener un reloj en los hogares y en el que las familias al completo iban a recibir el año nuevo frente al reloj y/o campanario que les pillaba más cerca. En los pueblos era típico reunirse en la plaza del ayuntamiento.

Tuvo una especial relevancia la celebración de Nochevieja de 1899, para aquella ocasión, muchos fueron los que se acercaron hasta la Puerta del Sol.

La llegada de la radio a muchos hogares hizo que cada vez fuera menor la afluencia a las plazas y lugares públicos, pasando a celebrarse cada vez más en fiestas privadas en casas, restaurante y hoteles, donde escuchaban la retransmisión radiofónica de las doce campanadas.

Pero tal y como lo conocemos actualmente, con celebración, cotillón y fiesta a lo grande, nos viene importado desde Norteamérica, donde a partir de 1907 se impuso la moda de despedir multitudinariamente el año en la calle desde el famosísimo Times Square. Poco a poco el festejo popular y callejero se fue imponiendo en nuestro país.

En España ayudó a popularizar la Puerta del Sol como lugar de celebración el hecho de empezar a retransmitirse por Televisión Española, a partir de 1962, las campanadas de fin de año. A partir de entonces, cada año se ha retransmitido desde ese lugar, a excepción de una única vez en la Nochevieja de 1972, en que se realizó desde el reloj del Ayuntamiento de Barcelona, situado en la Plaça Sant Jaume (ver vídeo en la web de Tve).

En 1988 el grupo musical Mecano grabó la canción “Un año más”, en la que se hace directa referencia a la celebración del la Nochevieja en la Puerta del Sol.

 

 

Relacionado: ¿Cuándo se popularizó la tradición de tomar 12 uvas en Nochevieja?

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

Fuente de la imagen: 4ojos.com

¿Cuándo se popularizó la tradición de tomar 12 uvas en Nochevieja?

Durante el último cuarto del siglo XIX, era costumbre entre la burguesía y la clase alta del país despedir el año con uvas y champan, tras una opípara cena compuesta, normalmente, de las mejores carnes de ave y los más suculentos mariscos.

Para la población llana, el simbólico ritual de comer 12 uvas en la Nochevieja, era un sinónimo de buena suerte, pero no es hasta ya iniciado el siglo XX en el que se popularizó entre todas las clases sociales esta costumbre.

Ante un excedente de uva tras la vendimia del año 1909, un grupo de avispados cosecheros murcianos y alicantinos, haciendo uso de su habilidad e imaginación, animaron a la población a tomar las 12 uvas para emular la envidiable y sana costumbre de los más ricos.

El plan les salió perfecto, ya que de ese modo pudieron librarse del excedente de la fruta y popularizar una costumbre que desde entonces lleva celebrándose año tras año.

Cabe destacar que en la Nochevieja de 1882 ocurrió un hecho, aislado y que nada tuvo que ver con el origen de la tradición, que fue la presencia de un grupo de ciudadanos que a modo de protesta contra el alcalde y para burlarse de la aristocracia madrileña comieron uvas frente a la Puerta del Sol (emulando a las clases pudientes), pero ese acto no originó la tradición de comer 12 uvas a nivel popular (todos los ciudadanos) la cual no se produjo hasta 1909, tal y como indico unos párrafos más arriba.

 

Lee y descubre en este blog otras Curiosidades Navideñas

 

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)