Entradas etiquetadas como ‘uvas de nochevieja’

Si la vendimia termina en octubre ¿cómo es posible que las uvas lleguen en tan buen estado hasta Nochevieja?

Si la vendimia termina en octubre ¿cómo es posible que las uvas lleguen en tan buen estado hasta Nochevieja?

A través del apartado de contacto de este blog, recibo un correo en el que Inés Dorado me consulta cómo es posible que, en España, terminando la vendimia en el mes de octubre las uvas lleguen en tan buen estado a la Nochevieja.

Varias son las razones por las que al finalizar el año podemos disfrutar de esta rica fruta y encontrarla en los comercios en un perfecto estado de conservación. Uno de los motivos es porque algunas de las uvas que actualmente consumimos (desde hace unos cuantos años) provienen de otros países, cuyas temperaturas son propicias para que a esta altura del año se puedan comercializar. Una gran cantidad de uva que se vende en comercios de España es originaria de Perú (el país andino es el tercer productor mundial de la conocida como ‘uva peruana’) e incluso de Namibia y Sudáfrica, cuya variedad de ‘uva blanca sin semillas’ se está comercializando muchísimo y es de gran aceptación entre muchos consumidores que prefieren comerla sin encontrarse granos en esta fruta.

Pero, actualmente, la presencia en España de uva importada desde fuera, aunque importante, es mínima y la mayoría de esta fruta que es consumida (en este caso en Nochevieja) proviene de viñas autóctonas.

Si la vendimia termina en octubre ¿cómo es posible que las uvas lleguen en tan buen estado hasta Nochevieja?Una de las regiones que mayor fama tiene es el alicantino Valle del Vinalopó, donde se cosecha una variedad conocida como ‘Uva de mesa embolsada de Vinalopó’ y que dispone de Denominación de Origen propia.

Esta uva (al igual que la de otras regiones del país que también realizan está práctica) se caracteriza por envolver los racimos con unas bolsas de papel que protegen a la fruta de las inclemencias meteorológicas (como la lluvia, el frío o el sol) y alargando así su tiempo de vida; motivo por el que llegan en ese impecable estado a Fin de Año.

También debemos tener en cuenta que hoy en día se dispone de cámaras de conservación que permiten alargar la vida de la uva (y casi cualquier otro alimento) mucho más tiempo y que se mantenga en condiciones óptimas para el consumo.

Si la vendimia termina en octubre ¿cómo es posible que las uvas lleguen en tan buen estado hasta Nochevieja?

Otra de las técnicas, además antiquísima y que hace decenas de siglos ya se practicaba para conservar y alargar la vida de las uvas, es la conocida como ‘uva de cuelgue’ que consistía en colgar los racimos (una vez recogidos en la vendimia) en lugares como los cercados techados o cuevas y así se aseguraban de disfrutar de esta fruta durante el invierno. Esto se hacía para tenerlas ‘oreadas’ (aireadas) y también servía para que la uva acabara convirtiéndose con el tiempo en ‘uvas pasas’ (tras deshidratarse y oxidarse por la sobremaduración). Esta técnica todavía se utiliza (a pequeña escala) en algunos lugares y sobre todo en aquellos sitios donde se ha querido recuperar las técnicas ancestrales de conservación de los alimentos.

Cabe destacar que relacionada con esta práctica de orear la uva, existía la tradición de colgar algún racimo en el interior de las casas porque tenian la creencia de que la uva era un símbolo de abundancia y que en aquel lugar donde había uvas colgadas no faltaría el dinero. Hoy en día también se puede encontrar esta tradición en algunos lugares (como la imagen de la derecha que fue tomada recientemente por mi prima Gloria Castellanos de Valdepeñas, a quien también agradezco parte de la info que me ha facilitado para la realización este post).

 

 

También te puede interesar leer los posts:

 

 

Fuentes de las imágenes: pixabay / zoikoraki (Flickr) / Gloria Castellanos (Valdepeñas)

Media docena de curiosidades navideñas (3)

Media docena de curiosidades navideñas (3)

Tercera entrega de la recopilación que he realizado con el origen e historia de un buen puñado de curiosidades navideñas que inicié hace un par de semanas (al pie de este post encontraréis los enlaces a las entradas anteriores).

 

El origen de celebrar la Nochevieja bajo el reloj de la Puerta del Sol

El origen de celebrar la Nochevieja bajo el reloj de la Puerta del SolCada 31 de diciembre, miles de personas se concentran bajo el reloj de la Puerta del Sol de Madrid para despedir al viejo y dar la bienvenida al nuevo año.

El simbolismo del lugar, al ser el kilómetro 0 de todas las carreteras radiales que parten desde la capital de España, sumado a la majestuosidad del edificio donde está enclavado el reloj, hizo que fuese el punto elegido por los madrileños de antaño para celebrar la llegada del nuevo año.

Desde que se colocó en 1866 el reloj en la torre de la Casa de Correos (actual sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid) bastantes eran las personas que se dejaban caer por allí el último día del año y esperaban escuchar sonar las 12 campanadas que les anunciaba el cambio de dígito.

Eran tiempos en los que no era habitual tener un reloj en los hogares y en el que las familias al completo iban a recibir el año nuevo frente al reloj y/o campanario que les pillaba más cerca. En los pueblos era típico reunirse en la plaza del ayuntamiento.

Tuvo una especial relevancia la celebración de Nochevieja de 1899, para aquella ocasión, muchos fueron los que se acercaron hasta la Puerta del Sol.

Pero tal y como lo conocemos actualmente, con celebración, cotillón y fiesta a lo grande, nos viene importado desde Norteamérica, donde a partir de 1907 se impuso la moda de despedir multitudinariamente el año en la calle desde el famosísimo Times Square. Poco a poco el festejo popular y callejero se fue imponiendo en nuestro país.

La llegada de la radio a muchos hogares, a partir de mediados de la década de 1920, hizo que cada vez fuera menor la afluencia a las plazas y lugares públicos, pasando a celebrarse cada vez más en fiestas privadas en casas, restaurantes y hoteles, donde escuchaban la retransmisión radiofónica de las doce campanadas.

En España ayudó a popularizar la Puerta del Sol como lugar de celebración el hecho de empezar a retransmitirse por Televisión Española, a partir de 1962, las campanadas de fin de año. A partir de entonces, cada año se ha retransmitido desde ese lugar, a excepción de una única vez en la Nochevieja de 1972, en que se realizó desde el reloj del Ayuntamiento de Barcelona, situado en la Plaça Sant Jaume (ver vídeo en la web de Tve).

 

La tradición de tomar 12 uvas en Nochevieja

La tradición de tomar 12 uvas en NocheviejaDurante el último cuarto del siglo XIX, era costumbre entre la burguesía y la clase alta del país despedir el año con uvas y champan, tras una opípara cena compuesta, normalmente, de las mejores carnes de ave y los más suculentos mariscos.

Para la población llana, el simbólico ritual de comer 12 uvas en la Nochevieja, era un sinónimo de buena suerte, pero no es hasta ya iniciado el siglo XX en el que se popularizó entre todas las clases sociales esta costumbre.

Ante un excedente de uva tras la vendimia del año 1909, un grupo de avispados cosecheros murcianos y alicantinos, haciendo uso de su habilidad e imaginación, animaron a la población a tomar las 12 uvas para emular la envidiable y sana costumbre de los más ricos.

El plan les salió perfecto, ya que de ese modo pudieron librarse del excedente de la fruta y popularizar una costumbre que desde entonces lleva celebrándose año tras año.

Cabe destacar que en la Nochevieja de 1882 ocurrió un hecho, aislado y que nada tuvo que ver con el origen de la tradición, que fue la presencia de un grupo de ciudadanos que a modo de protesta contra el alcalde y para burlarse de la aristocracia madrileña comieron uvas frente a la Puerta del Sol (emulando a las clases pudientes), pero ese acto no originó la tradición de comer 12 uvas a nivel popular (todos los ciudadanos) la cual no se produjo hasta 1909, tal y como indico unos párrafos más arriba.

 

El lugar del planeta en el que se entra antes al nuevo año

El lugar del planeta en el que se entra antes al nuevo añoLa isla Kiritimati (en el archipiélago de Kiribati), que en castellano se traduciría como isla Navidad, se encuentra situada en el Océano Pacífico, al noreste de Australia y a 232 km. por encima del Ecuador. Es la isla más oriental del planeta y le corresponde el privilegio de tener el primer huso horario del planeta lo que la convierte en el primer lugar en recibir al Año Nuevo.

Kiritimati cuenta con una población de 5.586 habitantes (según el censo de 2010), pero en Nochevieja la cifra puede llegar a duplicarse por la cantidad de viajeros que se desplazan hasta allí para vivir la experiencia de estar en el lugar del planeta en el que se celebra antes la entrada del nuevo año.

La diferencia horaria con España es de 13 horas, por lo que cuando nosotros nos estamos tomando las uvas, ellos ya están con la comida de Año Nuevo.

Desde el 2011, el privilegio de ser los primeros en recibir el año está compartido con las islas de Samoa y Tokelau, ambas en el Océano Pacífico. Hasta ese año estaban en el último huso horario, pero sus respectivos gobiernos decidieron adelantar su hora lo que les hizo pasar de día.

El archipiélago al que pertenece la Isla Kiritimati fue utilizado en las décadas de los años 50 y 60 para realizar pruebas con bombas nucleares por parte del gobierno británico y estadounidense.

Lee el resto de la entrada »

¿Cuál es el origen de las tradicionales lentejas de Nochevieja en Italia?

¿Cuál es el origen de las tradicionales lentejas de Nochevieja en Italia?

Cada país, cultura o religión tiene un modo distinto de celebrar la llegada del nuevo año. En España (y cada vez en más países) se hace comiendo las tradicionales 12 uvas de la suerte mientras que se ve la retransmisión de las campanadas desde la madrileña Puerta del Sol.

En Italia, sin embargo, la tradición para la noche de Fin de Año (‘Notte di Capodanno’) es comerse un sabroso plato de lentejas.

Muchos fueron los pueblos de la antigüedad en los que esta legumbre fue considerada como un símbolo de prosperidad y el hecho de llevar encima un puñado de lentejas acabó convirtiéndose en un amuleto. Por tal motivo, en la Antigua Roma se inició la costumbre de regalar un bolsito de cuero (conocido como scarsella) que contenía un puñado de lentejas, con el deseo de que éstas se convirtieran en monedas de oro y dieran prosperidad y riqueza para todo el año.

De ser regaladas en un bolsito pasaron a ser servidas ya cocinadas y en la Edad Media comenzaron a acompañarlas de ‘cotechino’ o ‘zampone’, dos sabrosos embutidos que se cocinan (el segundo tiene la curiosa forma de pata de cerdo).

Tradicionalmente se servía a la hora del almuerzo del último día del año (en muchos lugares de Italia todavía se realiza así) y con el tiempo pasó a ser el plato estrella de la nochevieja, debido a la creencia de que si era lo último y primero que se comía en el tránsito de un año al otro proporcionaría suerte y prosperidad para todo el resto del año que entraba.

La gran emigración de italianos hacia el continente americano del siglo XIX llevó consigo sus tradiciones, entre ellas el servir lentejas en Fin de Año, motivo por el que hay tantos países latinoamericanos en los que también es costumbre comerlas en esta fecha.

 

Te puede interesar leer:

 

 

Fuentes de consulta: Mon Fernández / lorointavola / venere
Fuente de la imagen: pixabay

La Nochevieja en las principales capitales del mundo [Infografía]

La celebración de la Nochevieja es uno de los actos más esperados y que más personas reúne en todos aquellos lugares en los que se celebra.

La Nochevieja en las principales capitales del mundo

Vista la popularidad que tiene tal celebración, cada año intento publicar un post en el traer un puñado de curiosidades sobre la misma: ¿Cuándo se popularizó la tradición de tomar 12 uvas en Nochevieja?, ¿De dónde surge la tradición de celebrar la Nochevieja bajo el reloj de la Puerta del Sol?, ¿Cuál es el lugar del planeta en el que se entra antes al nuevo año?, ¿Cómo celebran la Nochevieja en otros lugares del planeta?

En esta ocasión creo que el modo más rápido de ofrecer un buen puñado de curiosidades es a través de una completísima infografía que resume cómo se celebra el Fin de Año en otras partes del planeta pero además ofrece cifras y datos la mar de curiosos e interesantes.

Nochevieja 2014 en el mundo

Lee y descubre en este blog otras Curiosidades Navideñas

 

Fuente de la infografía: homeaway
Fuente de la imagen: publicdomainpictures

 

¿Cómo celebran la Nochevieja en otros lugares del planeta?

¿Cómo celebran la Nochevieja en otros lugares del planeta?
Como es bien sabido, en España se celebra la Nochevieja tomando las tradicionales 12 uvas de la suerte mientras por la televisión están retransmitiendo las campanadas (evidentemente esto es generalizado, aunque no todo el mundo lo celebra de este modo).

Cuando aquí asoma el Año Nuevo ya hace 13 horas que lo ha hecho por la Isla Kiritimati del Archipiélago de Kiribati (Océano Pacífico), el lugar del planeta en el que se entra antes al nuevo año, pero al igual que hay diferentes husos horarios a lo largo y ancho del globo terráqueo, también hay otras costumbres muy diferentes a las nuestras a la hora de despedir o dar la bienvenida al año.

A¿Cómo celebran la Nochevieja en otros lugares del planeta?l igual que en España nos guiamos del cambio de año a través de las campanadas (muchos desde la madrileña Puerta del Sol) con las uvas en la mano,  en otros lugares, como Estados Unidos, también están pendientes del reloj o una cuenta atrás que les indica cuánto falta para despedir el año, dando la bienvenida al nuevo besándose efusivamente.  Times Square (en Nueva York) es el punto de todos los EEUU que reúne a más personas (más de un millón) que desde varias horas antes llegan hasta allí para coger un buen sitio, por lo que desde siete las siete de la tarde ya se están realizando actuaciones para amenizar la espera de los que ya han llegado.

En el Reino Unido varias son las tradiciones con las que sus habitantes celebran la Nochevieja y depende de dónde te encuentres hacen cosas diferentes. En las zonas más rurales muchas personas acostumbran a salir de sus casas e ir a visitar a familiares y amigos como símbolo de buena suerte. Portan consigo algún presente en forma de dulce, licor e incluso un trozo de carbón como símbolo de buenaventura para el nuevo año. Los más supersticiosos acceden a las casas por la puerta trasera. En Londres son miles las personas que se agolpan bajo el Big Ben o quienes lo hacen en Piccadilly Circus o Trafalgar Square, dos de sus más insignes plazas. Allí dan la bienvenida al año abrazándose y cantando al unísono una tradicional canción escocesa titulada ‘Auld Lang Syne’.
En Francia también suele reunirse las familias y grupos de amigos y tras una opípara cena (conocida como ‘Réveillon de la Saint-Sylvestre’) celebran la entrada del nuevo año cantando, abrazándose y dándose un beso bajo el muérdago mientras brindan con champán. Muchas personas se desplazan hasta las inmediaciones de la Torre Eiffel o los Campos Elíseos donde lo celebran encendiendo fuegos artificiales y haciendo mucho ruido con trompetas, pitos, etc…

En Italia en Nochevieja o ‘Notte di Capodanno’ es típico cenar un plato de lentejas y muchas son las familias que despiden el año deshaciéndose de muebles y enseres viejos que ya no les sirven (en algunos lugares llegan a tirarlos incluso por la ventana).

¿Cómo celebran la Nochevieja en otros lugares del planeta?Los daneses en Fin de Año no ganan para vajillas, ya que su tradición marca que han de romper los platos utilizados tras la cena. También hay quien continúa realizando una antigua tradición de subirse a una silla y saltar de ésta tras la última campanada.

En algunas zonas de Alemania se acostumbra a servir raciones abundantes de cena, ya que la tradición marca que han de dejarse una parte sin comer, como símbolo de asegurarse algo de alimento para el próximo año.

Si viajamos hasta el centro y sur del continente americano nos encontramos que en la mayoría de países celebran la entrada del nuevo año con abundantes cenas de platos tradicionales y posteriormente encienden pirotecnia, hogueras y celebran verbenas callejeras, aprovechando el buen tiempo que por allí tienen o gracias a que en el hemisferio sur es verano.  También podemos encontrarnos que hay quien le da un simbolismo esotérico a la celebración, por lo que muchas son las reuniones que se realizan en la playa (como es el caso de Copacabana en Río de Janeiro) donde se hacen conjuros, encienden velas e intentan ahuyentar a los malos espíritus que han estado presentes durante el año que dejan atrás. También hay quienes escriben sus deseos para Año Nuevo en un papel, el cual guardan y lo queman tras pasar el umbral de la medianoche.

Así como en muchos países (entre ellos España, México, Italia…) es costumbre ponerse ropa interior de color rojo, en Perú lo tradicional para Nochevieja es ponérsela amarilla y del revés. Muchos son lo que, coincidiendo con la última campanada, pasan por debajo de la mesa a cuatro patas.

Curiosamente en Chile hay muchas familias que celebran la Nochevieja cenando lentejas y despidiendo el año con las doce uvas, tradiciones que han recibido del flujo migratorio de italianos y españoles que hasta allí viajaron.

En Filipinas no es tradición llevar ropa interior de color, pero sí ir vestido con lunares para despedir el año, ya que éstos simbolizan la circunferencia de las monedas y es una manera de atraer el dinero para el nuevo año.

En Japón despiden el año también con campanadas, pero no son las doce tradicionales que por aquí tenemos (sin contar los cuartos, claro). Los nipones hacen tocar las campanas de sus templos budistas 108 veces, un número sagrado en el budismo ya que este número simboliza los defectos humanos. Esta tradición es conocida como Joya no kane.

¿Cómo celebran la Nochevieja en otros lugares del planeta?

 

Lee y descubre en este blog otras Curiosidades Navideñas

 

Fuentes de consulta: skyscanner / fuertehoteles / hola / abc / wikipedia
Fuentes de las imágenes:  jacilluch (Flickr) / timessquarenyc / buenamor / pixabay