Entradas etiquetadas como ‘reparar’

¿Cuál es el origen y significado de la expresión ‘enmendar la plana’?

¿Cuál es el origen y significado de la expresión ‘enmendar la plana’?

La expresión ‘enmendar la plana’ es una de esas locuciones que, de vez en cuando, se escucha decir o se lee publicada en algún medio como referencia a arreglar o corregir algo que se ha dicho o hecho incorrectamente. No siempre se utiliza la frase de un modo acertado, debido al desconocimiento que tienen algunas personas que la dicen sin tener demasiada idea de su verdadero significado.

Enmendar la plana significa, literalmente, corregir la hoja en la que se ha hecho una tarea (deberes/trabajo).

La plana, tal y como la describe el Diccionario de la RAE, era el nombre con el que se conocía al escrito que hacían los niños en una cara del papel cuando aprendían a escribir. La función del maestro era corregir (enmendar) los posibles fallos que en ella había, de ahí que surgiera la expresión ‘enmendar la plana’ que acabó derivando a cualquier tipo de corrección que se realizase sobre el trabajo de otros (ya no solo en materia escolar).

 

Aquí un ejemplo magistral de uso de la expresión ‘Enmendar la plana’ en la película ‘Amanece que no es poco’ (en el minuto 1:30)

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Curiosidad surgida a través de una consulta realizada por Leticia Martín-Fuertes en el grupo de Facebook ‘Los porqués del lenguaje de Molino de Ideas’ y con aportaciones de Javi Mallo, Rafael Ballesteros y Eduardo Basterrechea

 

Fuente de la imagen: pixabay

Cómo restaurar una cantimplora metálica deformada por un golpe

¿Cómo restaurar una cantimplora metálica deformada?Imaginemos que nuestro hijo, hermano, o amigo se va de senderismo con una cantimplora de aluminio, que le encanta, y sin darse cuenta se sienta sobre ella y la chafa, y regresa de la ruta de senderismo muy enfadado y triste por este incidente. Pero no debemos preocuparnos, ya que se puede restaurar de una manera muy sencilla.

Basta con llenarla de agua y meterla en el congelador. Al congelarse el agua, aumenta de volumen, produciendo una presión que originará una fuerza que empujará a la abolladura hacia fuera, restableciendo la forma original de la cantimplora, con lo que una vez más vemos lo útil que es la ciencia para nuestra vida cotidiana.

Este pequeño truco también serviría para restaurar el depósito de gasolina de una moto, que, por ejemplo, al caerse al suelo o tras sufrir un golpe queda abollada. Le vaciaríamos la gasolina que lleva, lo desmontaríamos, y una vez suelto lo llenaríamos de agua y lo meteríamos en un congelador grande, para que la presión ejercida por el agua cuando congela (aumenta de volumen) le quitara la abolladura.

 

Extraído del libro: Fisiquotidianía de Cayetano Gutiérrez Pérez con expresa autorización del autor.