Entradas etiquetadas como ‘hambre’

¿Cuál es el origen etimológico del término ‘bulimia’?

El curioso origen etimológico del término ‘bulimia’

Se conoce como ‘bulimia’ a un trastorno alimentario y psicológico que se caracteriza por el deseo compulsivo de comer y provocarse posteriormente el vómito con el fin de arrojar lo ingerido y así no ganar peso. El término de esta patología se popularizó a partir de 1979 cuando el psiquiatra británico Gerald Russell la acuñó como ‘bulimia nervosa’ en su artículo científico ‘Bulimia nervosa: an ominous variant of anorexia nervosa’.

Pero el vocablo bulimia ya existía y se utilizaba desde la antigüedad para referirse a aquellas personas que comían voraz y compulsivamente (evidentemente sin tener nada que ver con el síndrome médico mencionado anteriormente).

El hecho de que Russell utilizase este término se debía al origen de la palabra bulimia, la cual provenía del griego y significaba literalmente ‘tener el hambre de un buey’. Etimológicamente derivaba de ‘βουλιμία’ -boulimía- que estaba formada por las palabras ‘βοῦς‘ -boûs- ‘buey’ y ‘λιμός‘ -limós- ‘hambre’ (hambre de buey) y antiguamente se usaba con la intención de indicar que alguien estaba ‘muy hambriento o tan hambriento como un buey‘.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: Archivo Minuteca 20minutos

¿Por qué ruge el estómago cuando tenemos hambre?

¿Por qué ruge el estómago cuando tenemos hambre?Que vergüenza se pasa cuando estamos en un lugar silencioso y rodeado de gente y de repente nuestro estómago empieza a rugir, emitiendo unos escandalosos ruidos que hacen que deseemos que la tierra se abra y nos trague.

Nuestro estómago e intestino están en contracción continua. El primero para digerir y realizar la digestión de los alimentos que han ido a parar allí después de habérnoslos comido. El segundo para empujar hacia el interior del intestino todos los restos que después serán expulsados mediante las heces.

Este proceso se conoce como borborigmos y su peculiar sonido a rugido se produce sobre todo cuando ya se ha realizado la digestión y nuestro estómago está vacío de alimento, de ahí que el sonido sea más escandaloso y se asocie con la sensación de tener hambre.

 

Relacionado: ¿Por qué cuando tenemos hambre nos ponemos de mal humor?

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

 

Fuente de la imagen: livingbyfaithblog

¿Por qué cuando tenemos hambre nos ponemos de mal humor?

Como ya os he explicado en otros post, nuestro organismo es sabio y sabe en cada momento qué es lo que necesita para seguir en condiciones óptimas. Si tenemos frío se contraen y relajan, rápida y repetidamente, algunos de nuestros músculos para producirnos tiritera y así poder mantener nuestros órganos internos a una temperatura óptima. Pues cuando tenemos hambre pasa algo parecido… nuestro cuerpo se pone en marcha para autoalimentarse.

Esto hace que vaya echando mano de las reservas energéticas que tenemos (glucógeno), pudiendo provocar que el nivel de glucosa en nuestra sangre descienda  y ello nos provoque el  típico enfado y mal humor tan común en muchas personas  cuando tienen hambre.

Quienes más lo padecen son los niños, cuyas reservas son menores y necesitan ingerir alimentos en periodos más cortos de tiempo, llegando a ponerse insoportables y/o con un buen berrinche.

Pero hay otro elemento que puede provocar que nos enojemos con más facilidad cuando tenemos hambre y éste es la serotonina. Cuando sus niveles son bajos es uno de los causantes de nuestra irritación. La serotonina es una hormona encargada de controlar nuestros diferentes estados, como la ira, ansiedad, apetito, excitación, sueño, angustia, etc…

También debemos tener en cuenta que el ayuno prolongado y posterior descenso de glucosa en sangre (hipoglucemia) puede venir acompañado de algún mareo y malestar; algo que comúnmente muchas personas describen como “un bajón de azúcar”, el cual suele pasarse tras tomar algún alimento o bebida dulce.

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta: fisterra / nbcnews
Fuente de la imagen: somospacientes