Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘aparcamiento’

Robo institucional sin armas

Por Carlos de Frutos Cabrero

“En esta zona peatonal, estacionar obstaculiza gravemente el tránsito de peatones”. ¿Finalidad de la medida? Es difícil de entender y apreciar. Quizás el policía, agente o lo que sea, pues se desconoce, necesita justificarse, y la administración, cómplice, le respalda.

Coches aparcados en un descampado próximo a Casa de Campo

Coches aparcados en el descampado próximo a Casa de Campo (Carlos de Frutos Cabrero)

¿Objetividad, tipicidad, sentido de la denuncia? Se me antoja que es una fórmula para recaudar fondos sin límite. Y cuanto menos te avisen o notifiquen, mejor; más denuncias te caen, y seguro que somos muchos los pobres ciudadanos a los que nos ha tocado esta funesta lotería, este infortunio. Vergüenza de administración que lo tolera, permite o aplaude. ¿Se habrá enterado Doña Carmena?

¿Y dónde la proporcionalidad? Con la que está cayendo, casi nada, 200 euros de multa. Debe ser lo de “gravemente”. Todo está fuera de toda lógica, es algo kafkiano.

Consecuencia: indefensión, cabreo, desprecio de la administración y de las instituciones, por no hablar de las consecuencias económicas. Pues puede ir uno a la cárcel si no paga o no puede pagar. Y no hay derecho a réplica, ni a súplica. Nada vale.

¡Esto es un robo institucionalizado! Y cómplice -o autor necesario- la administración que lo respalda.

Sí, me reclaman 1.321,80 euros por vía de apremio por 6 multas, todas por el mismo concepto, supuestamente cometidas los días 3, 7, 12, 18, 24 y 29 de octubre de 2014. Y yo sin enterarme hasta que me fueron llegando algunas en enero de 2015 porque parece ser que se habían publicado en el tablón edictal de sanciones de Tráfico (vaya Vd. a saber qué es eso). Cuando me enteré no volví a dejar el coche allí y diariamente hacía 50 minutos andando hasta la Casa de Campo, que es costumbre muy sana. Pero da lo mismo, una vez que te han denunciado ya nada vale, la bola sigue y sigue.

Cuando la policía local estaciona mal y, además, se niega a personarse

Por Luis V. D.

Mientras circulaba por la avenida de los Toreros (Madrid) me he encontrado un vehículo mal estacionado invadiendo el carril derecho (preferente para bicis). Esto me ha obligado a cambiar mi trayectoria invadiendo el carril central con riesgo de colisionar con otros vehículos. La sorpresa, y a la par indignación, ha llegado al rebasar el vehículo y ver que era un furgón de agentes de movilidad, que estos estaban recostados en sus asientos y que delante del vehículo tenían un trípode con un radar.

Vehículo de Movilidad en carril bici

El furgón de Movilidad y el trípode. (LUIS)

No alcanzo a entender que el ansia por multar lleve a un agente a estacionar un vehículo indebidamente (pese a existir huecos libre en la calle), con la única finalidad de ocultar un radar de trípode y poniendo en peligro la circulación en ese punto. El vehículo no tenía encendido ningún luminoso que indicara una situación de emergencia o de desvío por carril ocupado e invadía parcialmente un cruce. Tampoco había, de forma previa, la correspondiente señalización de radar.

Ante esta anómala situación y para prevenir accidentes a los ciclistas que circulaban por la zona y tenían que cambiar de carril para esquivar el vehículo, he optado por llamar al 092 para solicitar la presencia de agentes que pudieran valorar y corregir el riesgo generado por sus compañeros. La mujer que me ha atendido me ha dicho que un policía municipal no acudirá nunca a una llamada para denunciar a un compañero.

Si la anterior situación me indignó, esta otra ya me sacaba de mis casillas. Nunca imaginé una actitud tan mafiosa en un cuerpo de seguridad que presta un excelente servicio en esta ciudad. La llamada la realicé sobre las 9:07. Lo indico para que localicen a esa agente y que, por favor, no vuelva a atender una llamada desde centralita, porque si bien se podría valorar la lealtad a sus compañeros en esta ocasión ha rozado el delito.

Gorrillas: quiero aparcar sin miedo

Por Belén Moreno

El problema de los gorrillas es una realidad sevillana tan anclada como nuestra Giralda. Qué les voy a contar si ha sido, es y -por desgracia- será un tema en boca de todos los hispalenses. Promesas que no valen nada, nada, nada, nada, en bocas de alcaldes que no experimentan este acoso desde el asiento trasero de sus coches oficiales. Y mientras tanto, ciudadanos que vivimos coaccionados, atemorizados, amenazados.

Un gorrilla en la calle Torneo de Sevilla. PACO PUENTES (ARCHIVO)

Un gorrilla en la calle Torneo de Sevilla. PACO PUENTES (ARCHIVO)

Comencé a tomar conciencia de la verdadera necesidad de erradicar definitivamente esta práctica ilegal hace sólo unos meses. Mi rutina de trabajo me obliga a aparcar en los alrededores de la estación de Santa Justa y, desde el primer día, comencé a sufrir el acoso de un gorrilla que no sólo me ha molestado: me ha afectado. Me atrevo a afirmar que mi condición de mujer joven lo fortaleció. Así es de triste.

Ayer por fin me decidí a escribir esta carta, motivada por el hecho de que, además del maltrato verbal, ha dañado mi vehículo. Un rayado de llave, de esos que todo sevillano ha sufrido y que nadie puede demostrar. Pero su llave ha abierto la puerta de mi reflexión, e incluso la de mi esperanza: Si levantamos la voz, ¿podremos cambiar nuestra ciudad? Si dejamos de temer sus amenazas, ¿podremos acabar con este abuso? Sólo espero que este comunicado sea un granito entre muchos otros, en una montaña de reclamaciones que logre defender nuestro derecho. El derecho a aparcar sin miedo.

Cuando el ocio prima sobre el descanso vecinal

Por Soraya Huélamo

Estacionamiento prohibido de forma temporal. (JACOBO PAYA)

Estacionamiento prohibido de forma temporal. (JACOBO PAYA)

Como vecina del barrio de Diagonal Mar, situado en el distrito de Sant Martí de Barcelona, nos encontramos cada mes con algún tipo de evento que desestabiliza la rutina de los vecinos que vivimos allí: ferias, festivales, actos deportivos, etc.

Los vecinos que vivimos en esta zona huimos de las masas del centro y del bullicio. Acepto los eventos populares, pero es que cada cierto tiempo hay algo, por no hablar de los rodajes publicitarios que se realizan en la zona, cuando acordonan ciertas áreas gratuitas de aparcamiento.

Cuando hay rodajes precintan toda la calle y si tu coche quedó atrapado bajo la cinta, te estás jugando que te muevan el coche y después al día siguiente o cuando te tengas que ir al trabajo tengas que ir a buscarlo donde ellos lo hayan dejado.

Pero mi mayor enfado es que cuando se realizan los maratones en Barcelona, los vecinos se encuentren con el parking precintado porque no se puede pasar por la calle Taulat porque el maratón pasa siempre por ahí, y si ese día festivo trabajas, como es el caso de muchos, tienes que salir antes de las 8 de la mañana a retirar el coche e ir a aparcarlo a la playa o a la otra punta de tu barrio, pero cuando estás de guardia y tienes que salir corriendo al trabajo y te pilla la maratón, entonces ese día te lo pasas rezando toda la mañana.

Sinceramente, no sé si esta zona está pensada para el turista, pero deberían pensar que allí vivimos personas todo el año y queremos seguir con nuestra vida y nuestra tranquilidad.

La grúa retiró el coche (con la silla de ruedas) de la plaza de minusválidos del hospital

Por Mª José Jerez

Sí, es verdad que parecemos un país tercermundista, pero es que además a veces lo somos. ¿Cómo es posible que la grúa municipal de Madrid se lleve un vehículo autorizado con placa de minusválido y totalmente visible, aparcado en su correspondiente plaza de minusválido en el recinto del Hospital 12 de Octubre y que no puedas llevarte al paciente que le dan el alta tras cinco días de hospitalización y tras una intervención quirúrgica?

Claro, dentro del vehículo está la silla de ruedas, la ropa, y como es normal hay que depender de otra persona más para que puedan sacarte de allí. Pero lo mejor de todo es tener que cargar con el enfermo en brazos a tus 67 años desde la calle hasta casa.

GTRES (Archivo)

GTRES (Archivo)

Ahora solo toca ir con la mejor disposición hasta el depósito municipal de vehículos para retirar el ídem y que te expliquen quién ha realizado tan magnífica acción. Por supuesto habrá que pagar la tasa de la grúa, que para eso han realizado su trabajo, aunque sea mal, y después dedicarte con mucha paciencia y tesón a poner las reclamaciones y denuncias pertinentes.

Son cosas que pasan, le puede pasar a cualquiera, hoy a mí… mañana quién sabe.

Pero lo mejor de todo es poder tener cara a cara al agente de movilidad que se ha llevado el coche y que te dice que la placa es falsa, que se la queda como prevención cautelar para hacer las comprobaciones oportunas y encima te amenaza diciendo que si verifica que es falsa tienes que pagar 3.000 euros de multa e ir 3 años a la cárcel. Lástima no poder haber ido hasta allí con el afectado en cuestión, que es mi hermano, cuya minusvalía certificada es de un 80%. Por otro lado, ahora toca demostrar la incompetencia de este agente, y que con tiempo y paciencia se pueda resolver una injusticia de este tipo. Pero el sentimiento de impotencia, rabia e injusticia no me lo quita nadie.

Cuestión de bolardos

Por Gabriel Rodríguez Berrueco

Soy un vecino de la calle Juan Salas (Distrito de Usera, en Madrid) que estoy absolutamente repugnado de la situación en la que se encuentra la vía pública. El abandono de las calles es comparable a cualquier “favela” de cualquier país en vías de desarrollo: agujeros en las carreteras, baldosines levantados, aceras llenas de aceite de motor, carreteras agrietadas, no hay papeleras públicas, bordillos totalmente desgastados y absolutamente deteriorados después de muchísimos años sin ningún tipo de mejora. Es absolutamente evidente el abandono por parte del Ayuntamiento de este barrio y esta calle en particular. Bolardo

Me puse en contacto con el Consistorio para solicitar la colocación de bolardos a través de su página de Internet, pues en mi calle aparcan vehículos sobre las aceras y los viandantes tenemos que caminar con nuestros hijos por la carretera al estar las aceras destinadas al aparcamiento de vehículos. Cuál fue mi sorpresa al recibir la contestación del órgano competente en el asunto que me decía que “los bolardos no son elementos de restricción  sino que están destinados para todo lo contrario, es decir, para integrar los diferentes espacios públicos que conviven en la ciudad”.

Esta contestación me parece absolutamente una mofa a la inteligencia de los contribuyentes. No solo se ha dejado el mantenimiento de las calles a su suerte sino que se mofan de nosotros en sus respuestas a nuestras quejas pues ahora resulta que un bolardo es un adorno al contrario de lo que dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua: “Poste de hierro colado u otra materia hincado en el suelo y destinado a impedir el paso o aparcamiento de vehículos”.

Resulta a la vez que gracioso y ofensivo. Me parece vergonzoso que su único afán es conseguir la candidatura olímpica y no tienen dinero para arreglar los barrios pero pretenden invertir 1.515 millones de euros de las arcas públicas en las olimpiadas de Madrid y luego esperar que por lo menos salga lo comido por servido.

Los trabajadores de la T4 de Barajas denuncian la subida del aparcamiento

Por J. P.

“Podríamos hacer algo más que quedarnos callados”

Desde hace relativamente poco muchos trabajadores del aeropuerto de Barajas (Madrid) vienen sufriendo prácticas abusivas por parte de las empresas en las que o para las que trabajan. En mi caso concreto quiero denunciar las que venimos sufriendo los trabajadores del aeropuerto, no los controladores o el personal de Iberia, que ya tienen con lo suyo, sino de todos los que desempeñamos su función dentro del aeropuerto.

1851Podría quejarme de muchas cosas, pero en este caso solo lo haré de la última. Los empleados tienen la ‘suerte’ de disfrutar de un parking previo pago en el cual han decidido incrementar las tarifas. Y no un incremento correspondiente a una subida normal, sino a un incremento de algo más del 55%. Ante el miedo al despido tal y como están las cosas nadie quiere alzar la voz. Pero supongo que susurro a susurro podríamos hacer algo más que quedarnos callados viendo cómo nos exprimen el bolsillo un poco más.

Suficiente hemos tenido con el recorte del 20% de todas y cada una de las contratas, que es de lo que vive este aeropuerto, lo cual ha originado que mucha gente pierda el trabajo y que a otros más afortunados solo veamos reducidos los sueldos. Claro está, solo se ve menguado el sueldo, pero la cantidad y calidad del trabajo va en dirección contraria, hay que hacer más y mejor.

Como a tantos, solo me queda gritar a través de Internet y esperar que esto pueda tener algún efecto, como que las cosas se queden como están o con una ligera subida. Seamos serios, los sueldos no dan para tanto. No podemos hacer más que subir y subir el coste de la vida. Algunos tenemos la fea costumbre de comer algo al menos dos o tres veces al día.

———————————————————————————————————————

Por P. R.

“Es injusto. Somos trabajadores”

Como usuario del aparcamiento de la T4, me gustaría manifestar que la subida de los usos diarios y la intencionalidad de convertir los abonos mensuales es desmesurada e injustificada por las siguientes razones:

– El traslado del anterior P10 a T4 supuso la eliminación del transporte y despido de los conductores que realizaban este servicio. Lo que significó un auténtico ahorro para Aena y un gasto diario para los usuarios ya que todos en su totalidad realizamos unos seis kilómetros más para aparcar.

– Cuando todas la empresas ubicadas en la T4 están haciendo recortes salariales a sus empleados y estamos sumidos en una crisis económica, Aena no se le ocurre nada mejor que realizar una subida del 55,39 % sobre los usos diarios.

– La posibilidad de “un supuesto ahorro al hacerla mensual” en la práctica será imposible de realizar sin crear un caos en las plazas de aparcamiento ya que el canjeo de los diez usos, según información que nos da la empresa, solo se podrá efectuar en unos horarios limitados (de 8.00 a 12.00, de 16.00 a 19.00 y de 01.00 a 05.00).

Por estas razones solicito que se quede en suspenso la subida y el sistema de abono mensual/quincenal y de diez usos quedando limitado como hasta ahora al pago de usos diarios.

Consideramos abusivas la sanción de cinco euros por extravío además del límite impuesto por ustedes de máxima estancia desde la fecha y hora de entrada del vehículo a su estacionamiento cuando en el aparcamiento de la T4 hay estacionamiento suficiente. Es una barbaridad con los tiempos que corren. Es injusto. Somos trabajadores.

 

Por el respeto de todos a los discapacitados

Por David Olid Britos

policia localEste jueves por la mañana cuando bajaba de la moto recién estacionada he visto cómo tranquilamente unos agentes de la Policía Local de Barberá del Vallés (Barcelona) aparcaban en una zona de discapacitados. En mi opinión, esto no es sólo una falta de ejemplo sino que puede perjudicar a los usuarios con dificultades de movilidad.

Al preguntarle a los agentes que por qué aparcaban allí, me han contestado con un “acuéstate”. Acto seguido me han pedido la documentación de identidad. Me han cogido la matrícula y han salido sonriendo como diciendo “ya te llegará la receta”.

Aún así, me arriesgo a recibir esa multa injusta a cambio del respeto hacia la gente con dificultades de movilidad. El pueblo les da derechos a las personas con dificultades mientras la ley se los salta.

Los taxistas hacen “la vida imposible” a los vecinos de Méndez Álvaro

Por Susana Rodríguez

Debido a la situación de los taxis en la estación de Atocha, cuando ya no caben más en dicha estación éstos se sitúan a lo largo de toda esta calle y las bocacalles adyacentes en doble fila. Este suceso cotidiano se produce en la calle Méndez Álvaro de Madrid y en las calleas aledañas y nos está haciendo la vida imposible a muchos vecinos porque provoca que los vecinos no podamos aparcar. Si queremos hacerlo, debemos parar en el único carril libre por el que intentan circular los coches hasta que nos lo permiten. Tampoco podemos salir de los sitios en los que estamos estacionados, pues los taxistas no quieren apartarse para no perder su lugar en la cola. Además, cuando los de las bocacalles adyacentes tienen paso, por los semáforos, se meten en medio de esta cola, provocando bocinazos continuos, peleas y gritos que algún día llegarán a más.

51075

Asomarse a nuestra ventana es un espectáculo: taxistas atravesados en plena calle Méndez Álvaro, broncas y gritos entre ellos y con vecinos de la zona, además de taxistas que orinan en nuestra calle. El ruido y la contaminación ya han pasado casi a un segundo plano. La comunidad de vecinos y nosotros como particulares hemos interpuesto quejas a la junta de distrito y llamamos diariamente al 092, que ofrece una solución momentánea, pues en cuanto se van el conflicto empieza de nuevo. Sin embargo, no logramos solucionar nada. La situación es desesperada, pues nos están haciendo la vida imposible. No podemos trabajar, ni descansar, ni vivir tranquilos.

Lee aquí la información sobre este tema publicada en marzo de 2012 por 20minutos.

Lamentable estado de la estación de Atocha

Por Marta I. M. Rodríguez

“Imagen nauseabunda de un Madrid sucio”

Quisiera denunciar el lamentable estado de suciedad y abandono de la salida “Puerta del AVE” de la estación de Atocha. Esta “puerta de entrada a Madrid” por la que pasan a diario miles de personas da al visitante una imagen nauseabunda de un Madrid sucio, apestoso y donde para colmo se lleva tiempo permitiendo la instalación diaria, en hora punta, de un “top manta” de mendigos con venta ilegal de todo tipo de enseres viejos. Así, los que a diario pasamos para ir a trabajar, tenemos que bajarnos a la calzada para acceder a la estación, por la imposibilidad de caminar por una acera invadida de mantas y objetos en venta y ante la ineficacia de la actuación policial que, tras hacer acto de presencia disuasorio, hace que los mendigos recojan apresuradamente, te atropellen con sus carros y bultos y se instalen de nuevo en cuanto la policía se va.

Si la ley es para todos y la venta ambulante está prohibida, ¿por qué no se aplica a todos? Si ya esta zona lleva tiempo sucia y maloliente, con manchas incrustadas en el pavimento, olores permanentes a orines y presencia de mendigos en la puerta del colegio “Menéndez Pelayo” bebiendo alcohol a plena luz, ahora se ha tocado fondo con este mercadillo en la esquina de más tránsito, en hora punta, coincidiendo con el paso de taxis y viajeros con maletas. Esta importantísima al igual que abandonada “puerta de entrada a Madrid” es además el punto de partida para visitar la famosa “Milla de Oro”, Museos Reina Sofía, Thyssen, Prado, Biblioteca Nacional o el Circo Price.

Alguien debe tomar medidas, recuperar esta zona y ofrecer a los visitantes y vecinos un Madrid acogedor, limpio y amigable (pongo por ejemplo la salida de la estación del AVE de Santa Justa en Sevilla, limpia y con olor a flores, bicicletas para alquilar…. una ciudad agradable)

———————————————————————————————————————

Por Jesús Cidón Martínez (*)

“#AtochaApesta”

Llevo años pasando a diario por la estación de Atocha, es ya un lugar que forma parte de mi cotidianeidad, como podrían ser mi puesto de trabajo o el sillón de mi casa. Sin embargo, sólo pensar en los días en que he tenido que utilizar los aseos de la estación me produce escalofríos. Las puertas rotas, los aseos sucios y estropeados, un olor nauseabundo, y de papel ¡ni hablamos!

Lógicamente, ante esta situación tan poco agradable he intentado abstenerme de utilizarlos (con esfuerzo en alguna ocasión). Sin embargo, desde hace unos meses he podido constatar que los aseos no son el único punto que apesta en Atocha. Ahora cada día llego en moto y aparco en la zona reservada para ello, y cada día me asalta un hedor aún más nauseabundo que el de los aseos: la zona de aparcamiento apesta a orín, porque los taxistas que esperan interminables colas para cargar viajeros no tienen un aseo decente donde evacuar y lo hacen justo en frente de la fila, que es la zona de aparcamiento. Son muchos todos los días, pero lo más triste es que nunca nadie se ha molestado en ordenar que lo limpien o en instalar unos aseos portátiles.

¿Por qué nos resulta natural tener unos aseos decentes en el aeropuerto de Barajas y sin embargo nos hemos acostumbrado a que en una estación como Atocha, por donde pasan muchas más personas cada día, no los haya? ¿Por qué huele tan mal en el parking y nadie lo limpia? ¿Es esto un nivel de servicio aceptable? Simplemente, ¿es humano que nos (mal)traten así cada día? Como lector asiduo de 20minutos y al ver que dais cabida a las quejas de los ciudadanos sobre el mal estado de calles, aceras e infraestructuras en general, os agradecería que publicarais esta carta con el hashtag #AtochaApesta que he lanzado en Twitter para crear un foro de discusión sobre este tema, así como a que, si os parece oportuno, invitéis a la gente a firmar en la petición que he creado en change.org https://www.change.org/es/peticiones/aseos-en-zona-de-taxis-de-atocha-y-limpieza-de-or%C3%ADn-acumulado-desde-meses

(*) Escrito enviado el 22 de diciembre

———————————————————————————————————————