Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘coches’

Que seas bombero no quiere decir que puedas aparcar en cualquier sitio

Por Ignacio Peinado

Coches invadiendo la salida del parque de bomberos de la Calle Imperial (Ignacio Peinado).

Coches invadiendo la salida del parque de bomberos de la calle Imperial (Ignacio Peinado).

Es vergonzoso el estado en el que se encontraba esta mañana la salida de bomberos de la calle Imperial en Madrid. Les comento que la mayoría de los coches aparcados en batería, doble-triple fila son de los mismos bomberos, quienes además ocupan el parking de motos y la zona reservada para carga y descarga en la misma calle antes de llegar a la calle Toledo. Y no es la primera vez que pasa. Soy vecino de la zona y puedo asegurar que todas las mañanas es la misma historia.

Debe ser que les pagan poco y no tienen para el parking. También se han hecho unos letreros en los que pone “Parque de bomberos”. Por lo tanto, yo voy a hacer otro cartel que ponga “Reformas”, que así igual también me dejan aparcar por la cara en todos los sitios.

Y es que el día que haya algún incendio por la zona, los bomberos van a tardar en llegar más de la cuenta. Nos están poniendo en peligro.
Por favor denunciemos estas situaciones aunque sean los bomberos, ya que los policías municipales no quieren o no se atreven a denunciarlo por no buscar situaciones embarazosas con este colectivo.

Humanos contra tecnología

Por María José Viz Blanco

Imagen promocional de la tecnología LiFi (PURE LIFI).

Imagen promocional de la tecnología LiFi (PURE LIFI).

Necesitamos de la tecnología para prácticamente todo en este siglo XXI en el que vivimos. Pero, cuando la máquina falla… ¿es posible encontrar soluciones?

El factor humano parece quedar relegado ante la preponderancia de lo tecnológico, aunque, paradójicamente, haya sido el propio hombre quien la haya creado para hacer la vida más fácil de sus congéneres.

Si pensamos en un coche de los que acaban de salir a la venta, sea cual sea la gama, podemos ver que tienen la mayoría de sus funciones automatizadas. Cuando todo funciona, es maravilloso, pero cuando falla alguno de esos mecanismos, manualmente no se puede conseguir que funcione prácticamente nada. Y quien dice coches dice, por ejemplo, las persianas eléctricas en nuestros hogares que, si tenemos la mala suerte de que se vaya la luz, sin haberlas subido seguimos estando a oscuras, en pleno día.
Más importancia tienen los fallos en maquinarias industriales que suponen un parón en la cadena de producción y grandes pérdidas económicas.
Es necesaria e imprescindible la mecanización en determinadas tareas y ámbitos, pero todo ello no tiene sentido sin la mano de personas físicas que sepan, por un lado, sacarles el máximo partido y, por otro, solventar posibles anomalías. No existe, pues, enfrentamiento, sino una necesidad mutua.  Estamos todos en el mismo barco, con un objetivo común: hacer la vida más cómoda y fácil.

La industria del automóvil presiona para que nos obliguen a consumir hasta morir

Por Carlos Carretero Legrand

Varios vehículos esperando para pasar la ITV en el centro de inspección de Villaverde (Jorge París).

Varios vehículos esperando para pasar la ITV en el centro de inspección de Villaverde (Jorge París).

Nuestras autoridades nos repiten cada vez más a menudo que el parque automovilístico en España está muy envejecido, lo que hace que haya peligro en las carreteras; que los coches con ciertos años contribuyen al calentamiento global y a la contaminación atmosférica.

Resulta que a todos los vehículos, cumplidos ciertos años, les obligan a pasar lo que se llama la ITV. En algunos casos, como en el de los vehículos industriales, hasta dos veces al año, donde se mira exhaustivamente todo aquello que pueda suponer un peligro en carretera: frenos, dirección, neumáticos… y por supuesto se revisa el escape de gases para que estos no rebasen los límites permitidos.

No obstante, nuestros políticos nos quieren imponer que todo vehículo que tenga más de siete años, aunque esté en perfectas condiciones de uso y circulación, se mande al desguace. No hay que ser muy agudo para darse cuenta de que por detrás de estas “campañas de renovación”, están las grandes industrias del automóvil, presionando para que nos obliguen a consumir hasta morir.

 

Cuando los agentes hacen la ‘vista gorda’ a conductores incívicos

Por Rubén F.

Captura de un turismo estacionado ilegalmente en la zona centro de Madrid. (Captura de un turismo estacionado ilegalmente en la zona centro de Madrid. (Captura de un turismo estacionado ilegalmente en la zona centro de Madrid. (Rubén F.)

Un turismo estacionado ilegalmente en un carril bus de Madrid. (R. F.)

Los domingos, las normas elementales de tráfico desaparecen en la zona de El Rastro en Madrid bajo la mirada permisiva de los agentes de movilidad. Esta situación también ocurre los días de partido del Atlético de Madrid, cuando los conductores pasan del transporte público y llegan hasta esta zona de la capital para dejar tirado (literalmente) el coche.

De esta manera, el carril bus del Paseo de las Acacias desaparece completamente convirtiéndose en un aparcamiento. Mientras tanto, los autobuses urbanos deben ir por otro carril e incluso no pueden ni parar junto a las marquesinas pues los incívicos conductores aparcan allí impidiendo que una persona con movilidad reducida o con un cochecito de bebé pueda subir o bajar del autobús.

También es muy habitual ver coches aparcados encima de las aceras y en lugares insospechados. Invaden pasos de peatones y aparcan en las esquinas impidiendo hacer un ceda el paso o stop de manera segura y obligando a meter medio coche en la calle perpendicular con el consiguiente peligro.

También hay otros que aparcan en doble fila junto a pasos de peatones con el consecuente peligro que supone para alguien que quiera cruzar.

Esto solo ocurre los domingos cuando parece que los agentes de movilidad están de descanso. Si yo hago esto cualquier otro día de la semana, no me libraré de la merecida multa. Sin embargo, los domingos hay barra libre de infracciones. ¿Tanto cuesta ir en transporte público al Rastro o al Vicente Calderón?

Señores de la DGT, ¿por qué no se prohíbe fumar en los vehículos?

Por Damián Núñez Pulido

Hoy me he librado de tener un accidente de moto bastante grave. Yo iba circulando tranquilamente por una rotonda cuando un coche se ha incorporado a toda velocidad haciendo caso omiso al ceda el paso y a mi presencia mientras el conductor se encendía un cigarro. Sí, ha pasado tan cerca que me ha dado tiempo a ver como tenía un mechero amarillo encendido en una mano y el cigarro en la boca. Lo triste es que no es la primera vez que me pasa, las he tenido peores, en otra ocasión el conductor fumaba y hablaba a la vez por el teléfono móvil mientras casi se me lleva por delante. Eso es arte, el arte de ponernos a todos en peligro, gracias campeón.

tabackSon muchos los conductores que circulan en sus coches o motos –cosa que considero aún más grave- con cigarros encendidos en sus manos y me sorprende al ver que la DGT aún no ha prohibido esta práctica que para mi parecer entraña un gran peligro. Todos sabemos que fumar es una adicción y toda adicción tiende a distorsionar la realidad. No me refiero a que veas alucinaciones ni nada de eso, pero el que fuma conduciendo puede prestar más atención al “placer” de fumar que mirar si cruza un niño o puede que la ceniza le caiga sobre su regazo y al sobresaltarse se lleve a un motorista por delante, porque no me negarán que este acto distrae lo mismo o incluso más que hablar por el teléfono móvil o poner una dirección en el GPS.

Así que ahora que puedo escribir y antes de que acabe en algún hospital por culpa de otro conductor fumador le pido a los señores de la DGT que recapaciten, se desentiendan de las presiones que puedan tener de los lobbies tabacaleros y regulen de una vez esta actividad al volante, ya que es muy triste comprobar cómo gente que es multada por este motivo -por unos agentes responsables y conscientes del riesgo que supone- recurran y se les retire la multa porque realmente no está penado.

Cuestión de bolardos

Por Gabriel Rodríguez Berrueco

Soy un vecino de la calle Juan Salas (Distrito de Usera, en Madrid) que estoy absolutamente repugnado de la situación en la que se encuentra la vía pública. El abandono de las calles es comparable a cualquier “favela” de cualquier país en vías de desarrollo: agujeros en las carreteras, baldosines levantados, aceras llenas de aceite de motor, carreteras agrietadas, no hay papeleras públicas, bordillos totalmente desgastados y absolutamente deteriorados después de muchísimos años sin ningún tipo de mejora. Es absolutamente evidente el abandono por parte del Ayuntamiento de este barrio y esta calle en particular. Bolardo

Me puse en contacto con el Consistorio para solicitar la colocación de bolardos a través de su página de Internet, pues en mi calle aparcan vehículos sobre las aceras y los viandantes tenemos que caminar con nuestros hijos por la carretera al estar las aceras destinadas al aparcamiento de vehículos. Cuál fue mi sorpresa al recibir la contestación del órgano competente en el asunto que me decía que “los bolardos no son elementos de restricción  sino que están destinados para todo lo contrario, es decir, para integrar los diferentes espacios públicos que conviven en la ciudad”.

Esta contestación me parece absolutamente una mofa a la inteligencia de los contribuyentes. No solo se ha dejado el mantenimiento de las calles a su suerte sino que se mofan de nosotros en sus respuestas a nuestras quejas pues ahora resulta que un bolardo es un adorno al contrario de lo que dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua: “Poste de hierro colado u otra materia hincado en el suelo y destinado a impedir el paso o aparcamiento de vehículos”.

Resulta a la vez que gracioso y ofensivo. Me parece vergonzoso que su único afán es conseguir la candidatura olímpica y no tienen dinero para arreglar los barrios pero pretenden invertir 1.515 millones de euros de las arcas públicas en las olimpiadas de Madrid y luego esperar que por lo menos salga lo comido por servido.