Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘estacionamiento’

Robo institucional sin armas

Por Carlos de Frutos Cabrero

“En esta zona peatonal, estacionar obstaculiza gravemente el tránsito de peatones”. ¿Finalidad de la medida? Es difícil de entender y apreciar. Quizás el policía, agente o lo que sea, pues se desconoce, necesita justificarse, y la administración, cómplice, le respalda.

Coches aparcados en un descampado próximo a Casa de Campo

Coches aparcados en el descampado próximo a Casa de Campo (Carlos de Frutos Cabrero)

¿Objetividad, tipicidad, sentido de la denuncia? Se me antoja que es una fórmula para recaudar fondos sin límite. Y cuanto menos te avisen o notifiquen, mejor; más denuncias te caen, y seguro que somos muchos los pobres ciudadanos a los que nos ha tocado esta funesta lotería, este infortunio. Vergüenza de administración que lo tolera, permite o aplaude. ¿Se habrá enterado Doña Carmena?

¿Y dónde la proporcionalidad? Con la que está cayendo, casi nada, 200 euros de multa. Debe ser lo de “gravemente”. Todo está fuera de toda lógica, es algo kafkiano.

Consecuencia: indefensión, cabreo, desprecio de la administración y de las instituciones, por no hablar de las consecuencias económicas. Pues puede ir uno a la cárcel si no paga o no puede pagar. Y no hay derecho a réplica, ni a súplica. Nada vale.

¡Esto es un robo institucionalizado! Y cómplice -o autor necesario- la administración que lo respalda.

Sí, me reclaman 1.321,80 euros por vía de apremio por 6 multas, todas por el mismo concepto, supuestamente cometidas los días 3, 7, 12, 18, 24 y 29 de octubre de 2014. Y yo sin enterarme hasta que me fueron llegando algunas en enero de 2015 porque parece ser que se habían publicado en el tablón edictal de sanciones de Tráfico (vaya Vd. a saber qué es eso). Cuando me enteré no volví a dejar el coche allí y diariamente hacía 50 minutos andando hasta la Casa de Campo, que es costumbre muy sana. Pero da lo mismo, una vez que te han denunciado ya nada vale, la bola sigue y sigue.

Los trabajadores de la T4 de Barajas denuncian la subida del aparcamiento

Por J. P.

“Podríamos hacer algo más que quedarnos callados”

Desde hace relativamente poco muchos trabajadores del aeropuerto de Barajas (Madrid) vienen sufriendo prácticas abusivas por parte de las empresas en las que o para las que trabajan. En mi caso concreto quiero denunciar las que venimos sufriendo los trabajadores del aeropuerto, no los controladores o el personal de Iberia, que ya tienen con lo suyo, sino de todos los que desempeñamos su función dentro del aeropuerto.

1851Podría quejarme de muchas cosas, pero en este caso solo lo haré de la última. Los empleados tienen la ‘suerte’ de disfrutar de un parking previo pago en el cual han decidido incrementar las tarifas. Y no un incremento correspondiente a una subida normal, sino a un incremento de algo más del 55%. Ante el miedo al despido tal y como están las cosas nadie quiere alzar la voz. Pero supongo que susurro a susurro podríamos hacer algo más que quedarnos callados viendo cómo nos exprimen el bolsillo un poco más.

Suficiente hemos tenido con el recorte del 20% de todas y cada una de las contratas, que es de lo que vive este aeropuerto, lo cual ha originado que mucha gente pierda el trabajo y que a otros más afortunados solo veamos reducidos los sueldos. Claro está, solo se ve menguado el sueldo, pero la cantidad y calidad del trabajo va en dirección contraria, hay que hacer más y mejor.

Como a tantos, solo me queda gritar a través de Internet y esperar que esto pueda tener algún efecto, como que las cosas se queden como están o con una ligera subida. Seamos serios, los sueldos no dan para tanto. No podemos hacer más que subir y subir el coste de la vida. Algunos tenemos la fea costumbre de comer algo al menos dos o tres veces al día.

———————————————————————————————————————

Por P. R.

“Es injusto. Somos trabajadores”

Como usuario del aparcamiento de la T4, me gustaría manifestar que la subida de los usos diarios y la intencionalidad de convertir los abonos mensuales es desmesurada e injustificada por las siguientes razones:

– El traslado del anterior P10 a T4 supuso la eliminación del transporte y despido de los conductores que realizaban este servicio. Lo que significó un auténtico ahorro para Aena y un gasto diario para los usuarios ya que todos en su totalidad realizamos unos seis kilómetros más para aparcar.

– Cuando todas la empresas ubicadas en la T4 están haciendo recortes salariales a sus empleados y estamos sumidos en una crisis económica, Aena no se le ocurre nada mejor que realizar una subida del 55,39 % sobre los usos diarios.

– La posibilidad de “un supuesto ahorro al hacerla mensual” en la práctica será imposible de realizar sin crear un caos en las plazas de aparcamiento ya que el canjeo de los diez usos, según información que nos da la empresa, solo se podrá efectuar en unos horarios limitados (de 8.00 a 12.00, de 16.00 a 19.00 y de 01.00 a 05.00).

Por estas razones solicito que se quede en suspenso la subida y el sistema de abono mensual/quincenal y de diez usos quedando limitado como hasta ahora al pago de usos diarios.

Consideramos abusivas la sanción de cinco euros por extravío además del límite impuesto por ustedes de máxima estancia desde la fecha y hora de entrada del vehículo a su estacionamiento cuando en el aparcamiento de la T4 hay estacionamiento suficiente. Es una barbaridad con los tiempos que corren. Es injusto. Somos trabajadores.

 

¿Cómo se colocan las multas en el estacionamiento regulado de Madrid?

Por Daniel López López (Madrid)

Estimados responsables del Ayuntamiento de Madrid, el 25 de junio de 2012 fui sancionado con una multa de estacionamiento en la calle Darro, 23, en las cercanías del estadio Bernabeu. Estacioné para realizar unas gestiones, habiendo colocado mi ticket, y al regresar me excedí 24 minutos de estacionamiento. Marché a seguir con mis quehaceres y a eso de las 20:30 h, encontrándome en Villanueva de la Cañada, descubrí en un momento que rodeé mi vehículo por delante un papelito arrugado y redoblado debajo de uno de los limpiaparabrisas, de tal manera que casi no de veía, por lo que lo había ignorado durante el resto del día, incluso mientras conducía. Resultó ser una denuncia de infracción por los 24 minutos que excedí de estacionamiento.

Si lo hubiese visto en el momento de recoger el vehículo a las 14:00 h. habría podido anular la denuncia previo pago de 3 euros nada más verla, como marca el reglamento. Pero al encontrarse arrugada, doblada y redoblada bajo el limpiaparabrisas me tocó pagar 30 euros de sanción, 15 por pronto pago. Aparte del consiguiente cabreo por una sanción así, pensé: “Ha sido algo puntual, un empleado del SER [Servicio de Estacionamiento Regulado]con mucha mala intención y mala baba” y limité mi malestar hacia una persona casual que se cruzó en mi camino.

Pero es que con el tiempo, hablando con conocidos y amigos del tema, he descubierto que no es una práctica puntual. Es casi una práctica habitual de sus empleados el doblar y redoblar las sanciones debajo del limpiaparabrisas para que no se vean a simple vista. Y entonces esto, aparte de aumentar mi malestar, me ha llevado a plantearme si no serán instrucciones que tengan de sus superiores, esto es, ustedes. Llámenme malpensado, pero así lo intuyo. Más aún teniendo en cuenta la situación de las arcas públicas, en este caso municipales, de las administraciones de este país, en este caso su ayuntamiento (y el mío).

Si esto es así, les recomendaría que dejaran de lado estas malas prácticas, pues a muchos ciudadanos no nos importa pagar impuestos para costear los servicios que se nos prestan, los cuales asumimos que son muy caros y que vivimos en una época difícil; pero lo que les pedimos es que no se pitorreen de nosotros a base de sanciones malintencionadas como único fin para financiar sus gastos. Dicho sea de paso, unos gastos que cada vez se destinan menos a los servicios que prestan a los ciudadanos que les pagan a ustedes y sobre todo a sus superiores políticos, y no se dejan de destinar sin embargos a los fastos y pompas de los ya mentados cargos políticos. Los ciudadanos de a pie no somos tan tontos como estos nos suponen, y la paciencia con ellos se nos empieza a acabar. Gracias por su atención.