Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘ciudadano’

Robo institucional sin armas

Por Carlos de Frutos Cabrero

“En esta zona peatonal, estacionar obstaculiza gravemente el tránsito de peatones”. ¿Finalidad de la medida? Es difícil de entender y apreciar. Quizás el policía, agente o lo que sea, pues se desconoce, necesita justificarse, y la administración, cómplice, le respalda.

Coches aparcados en un descampado próximo a Casa de Campo

Coches aparcados en el descampado próximo a Casa de Campo (Carlos de Frutos Cabrero)

¿Objetividad, tipicidad, sentido de la denuncia? Se me antoja que es una fórmula para recaudar fondos sin límite. Y cuanto menos te avisen o notifiquen, mejor; más denuncias te caen, y seguro que somos muchos los pobres ciudadanos a los que nos ha tocado esta funesta lotería, este infortunio. Vergüenza de administración que lo tolera, permite o aplaude. ¿Se habrá enterado Doña Carmena?

¿Y dónde la proporcionalidad? Con la que está cayendo, casi nada, 200 euros de multa. Debe ser lo de “gravemente”. Todo está fuera de toda lógica, es algo kafkiano.

Consecuencia: indefensión, cabreo, desprecio de la administración y de las instituciones, por no hablar de las consecuencias económicas. Pues puede ir uno a la cárcel si no paga o no puede pagar. Y no hay derecho a réplica, ni a súplica. Nada vale.

¡Esto es un robo institucionalizado! Y cómplice -o autor necesario- la administración que lo respalda.

Sí, me reclaman 1.321,80 euros por vía de apremio por 6 multas, todas por el mismo concepto, supuestamente cometidas los días 3, 7, 12, 18, 24 y 29 de octubre de 2014. Y yo sin enterarme hasta que me fueron llegando algunas en enero de 2015 porque parece ser que se habían publicado en el tablón edictal de sanciones de Tráfico (vaya Vd. a saber qué es eso). Cuando me enteré no volví a dejar el coche allí y diariamente hacía 50 minutos andando hasta la Casa de Campo, que es costumbre muy sana. Pero da lo mismo, una vez que te han denunciado ya nada vale, la bola sigue y sigue.

Niegan la validez de los documentos de mi marido palestino

Por Montse Capdevila Freixas

Un fiscal de Barcelona le ha dicho a mi marido, un ciudadano palestino que reside legalmente y trabaja en la misma ciudad desde 2007, casado conmigo desde 2009 y con 2 hijos nacidos aquí, que sus documentos expedidos por la Autoridad Nacional Palestina no son válidos, sino que debe aportar documentos expedidos por el Estado de Israel. Este fiscal del Registro Civil de Barcelona, encargado de la revisión de la documentación de los expedientes de nacionalidad española, o es anti-palestino o no conoce ni de lejos la legislación aplicable a los ciudadanos palestinos. En la ficha de país que tiene en su web, el Ministerio de Asuntos Exteriores español explica muy claramente que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) es la que gobierna, de forma reconocida por los Acuerdos de Oslo de 1995, en los Territorios Palestinos Ocupados por Israel, y que por lo tanto es la ANP la que expide los documentos de los palestinos que viven bajo su jurisdicción.

(ARCHIVO)

(ARCHIVO)

Mi marido nació bajo la ocupación de Israel, ha vivido, estudiado, jugado, reído, llorado, sufrido, estudiado… toda su vida bajo la ocupación de Israel. Por fin en 2007, cuando vino a vivir legalmente a Barcelona, pudo sentir lo que era vivir sin ocupación y sin una metralleta en cada esquina.

En el año 2009 el Registro Civil de Barcelona dio carta blanca a nuestra solicitud de matrimonio reconociendo que los documentos presentados por mi marido, expedidos por la ANP, eran ciertos, válidos y legales en España. Ahora este fiscal del mismo Registro Civil de Barcelona dice que no son válidos. ¿Por qué? ¿Es que un fiscal se puede tomar la justicia por su mano? ¿Cuánto tiempo más se negarán derechos a los palestinos?

 

Corrupción: los unos, los otros y los demás

Por Ángel Villegas Bravo

Los unos dicen que los otros están hasta el cuello de corrupción, con Gürtel, Púnica, nepotismo y algunas cosas más. Los otros responden que ellos tienen los ERE, los cursos de formación y, también, algunas cosas más. Y lo peor es que unos y otros tienen razón, o parecen tenerla. Y entre los unos y los otros, hay amnistías fiscales, privilegios, nombramientos llamativos de embajadores, de jueces, casos impúdicos de puerta giratoria y no pocas cosas impresentables más. Y, claro, aparecen los partidos emergentes y empiezan a “comerles la tostada” y a recibir, sin apenas haber tocado poder, todas las críticas del mundo. Los voceros mediáticos ponen el grito en el cielo contra ellos y hasta dicen haber encontrado alguna corruptela que achacarles.

(20MINUTOS)

(20MINUTOS)

Así que el ciudadano corriente, ante la algarabía de unos y otros, duda y se siente aturdido por el griterío de todos.
Yo procuraré ser lo más racional posible, ignorar a los pregoneros y guiarme por los hechos. Y claro, reflexionaré muy seriamente, durante los tres próximos meses, sobre lo que han dicho y hecho los unos, los otros y los demás.

El faro de Valencia

Por Sergio Dobón Gascón

faro-de-valencia_15(1)Para algunos era el gran desconocido y para otros  uno de los sitios más románticos de Valencia. El otro día fui en su busca con la bici. Me habían dicho que lo trasladaron por los acontecimientos portuarios porque no hacía juego con los nuevos diseños.

Lo que no me podía creer es que lo habían vuelto a costruir en un recinto interno del puerto donde solo los trabajadores portuarios podían disfrutarlo. Me tuve que conformar mirándolo de lejos con mi bici y por la noche viendo su luz amarilla cruzando mi cara abrazado a mi pareja.