Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Archivo de la categoría ‘Sociedad’

La pasión, el nuevo talento

Por Irene La Haba Vázquez

Ahora que la EBAU protagoniza titulares y ocupa la cabecera de telediarios, los nervios y la incertidumbre comienzan a aflorar entre los más jóvenes. Por ello, reivindico la necesidad de que las nuevas generaciones se detengan un instante a reflexionar, a formularse preguntas; aunque no sean capaces de hallar respuesta.

Hoy reivindico que miren más allá de las calificaciones, de las posibles salidas profesionales. Que ahuyenten el miedo y se atrevan a encontrar su razón de ser. El camino que tanto a su cabeza como a su corazón les evoque emoción. En esencia, reivindico la consideración de la pasión como talento.

En esta época del año, en los centros escolares y universidades habita el bullicio, miradas de consuelo, la satisfacción de haber ganado una batalla… Pero desde mi punto de vista, existe cierta frivolidad en dicha escena.

Cabe señalar, en la línea de lo narrado, una observación que mi padre acostumbra a compartir conmigo: las personas somos cabeza, mano y corazón. La primera alberga los pensamientos, ordenados y clasificados por esquemas mentales; mientras que la segunda obedece a nuestros instintos más primarios y se manifiesta a través de la conducta. Y por último, el corazón, esa parte tan vital como delicada que da vida a millones de individuos.

Examen de la EBAU

Un estudiante realiza un examen el día del comienzo de los exámenes de selectividad 2021.

Los humanistas definían su corriente psicológica como “el arte de ser uno mismo” (Riveros, 2014, p.144). Un movimiento que surgió en los años 60 en Estados Unidos tras sucesivos conflictos bélicos que marcaron el devenir de naciones de todo el mundo. Como protesta ante el horror de una guerra se le empezó a otorgar valor a lo artístico, a lo espiritual, subjetivo, experiencial e individual. Voces que huían de la neurosis, es decir, del orden socialmente establecido.

En este campo, destaco la figura de Abraham Maslow, autor del concepto llamado autoactualización o autorealización. Un canto a la autenticidad, a la responsabilidad persistente e incansable de descubrir nuestro “yo interior” como estrategia para alcanzar la felicidad. Un proceso mental en el que no deberían entrar en juego ni el dinero ni el posicionamiento social ni la facilidad para obtener un trabajo.

John Nash, matemático estadounidense, pronunció el siguiente discurso cuando recibió el premio Nobel de economía en 1994: “He buscado a través de lo físico, lo metafísico, lo delirante… y vuelta a empezar. Y he hecho el descubrimiento más importante de mi carrera, el más importante de mi vida. Solo en las misteriosas ecuaciones del amor puede encontrarse alguna lógica”.

El amor, esa fuerza que nos empuja a levantarnos cada día, aunque nademos sobre terrenos pantanosos. Motor de la vocación, del verdadero esfuerzo. Así que cuando escucho a la gente apoyar la decisión sobre su futuro únicamente en base a oportunidades laborales, sueldo y prestigio social me cuestiono si la pasión continúa iluminando centros de trabajo y despertando mentes ansiosas por cambiar el mundo.

¿Estaremos infravalorando el valor de la pasión? ¿Realmente una calificación posee mayor notoriedad? ¿Qué papel juegan las emociones en la elección de la profesión? Como señalé al principio, formularse preguntas puede resultar más fructífero que escribir una respuesta. Alimentar el pensamiento crítico, abogar por que el entusiasmo predomine sobre lo seguro, y que la conveniencia no envenene el anhelo.

Hoy reivindico la pasión como talento, como herramienta que estimula la razón y la emoción.

Año y medio después del examen-oposición, sin noticias para los médicos de Atención Primaria de Madrid

Por M. N.

El 17 de noviembre de 2019 me presenté, junto con 1.610 personas más, a las pruebas selectivas por el turno libre para personal estatutario fijo en la categoría de Médico de Familia en Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud.

Al día siguiente salió la plantilla correctora provisional, con un plazo para impugnaciones del 19 al 25 de noviembre de 2019. El 5 de junio de 2020 se publicaron las calificaciones de los aspirantes que superamos el ejercicio de la fase de oposición. El paso siguiente era la presentación de méritos de la fase de concurso, cuyo plazo fue del 8 al 26 de junio de 2020.

Hoy, más de un año después, aún no conocemos cuál es el resultado de ese baremo de méritos. NADA se ha movido desde entonces. 1.013 (los que aprobamos) médicos y médicas de Familia que estamos esperando la resolución de esta oposición, esta oposición de 609 plazas para el Servicio Madrileño de Salud.

Médicos de familia.

Una consulta con médicos de Atencíón Primaria.

Es doloroso, mucho, ver cómo están intentando destrozar la Atención Primaria en Madrid, esa por la que tantos hemos luchado y por la que tantos estamos dispuestos a dar mucho (no, todo no, gracias).

Sólo queremos aquello por lo que nos hemos esforzado tanto. Después de más de año y medio desde el examen y un año desde la presentación de méritos, ¿a qué están esperando?

Por cierto, no somos sólo los Medicos de Familia los afectados. Aquel 17 de noviembre de 2019 se examinaron igualmente: Pruebas selectivas para Médico de Familia en Atención Primaria 2019; pruebas selectivas para Médico de Urgencia Hospitalaria 2019; pruebas selectivas para Médico en Urgencias y Emergencias del SUMMA 112 2019; pruebas selectivas para Técnico Superior Especialista en Radiodiagnóstico 2019; pruebas selectivas para Técnico Superior Especialista en Laboratorio de Diagnóstico Clínico 2019; pruebas selectivas para Pinche 2019.

Finalizado el anillamiento de pollos de cigüeña en Alcalá de Henares

Por Juan Prieto (Colectivo Ciconia)

El Colectivo Ciconia llevó a cabo un año más el anillamiento de los pollos de cigüeña, y ya van 26 años, en los que ha anillado un total de 1473 pollos.

Gracias a este anillamiento se puede realizar después el seguimiento anual de los adultos anillados que crían o han criado en Alcalá, en un número de 195, en 33 años de estudio.

Se anillan los pollos de aquellos nidos accesibles de la Universidad de Alcalá, ruinas del Palacio Arzobispal y del Encín. Este año hemos anillado 32 pollos en 15 nidos.

Anillamiento de cigüeñas.

Anillamiento de cigüeñas en Alcalá de Henares. FOTO: Colectivo Ciconia

En 2021 hay en la ciudad de Alcalá 114 nidos ocupados que han sacado adelante 150 pollos, lo que da una media de 1,3 pollos por nido. Esta tasa es baja pero teniendo en cuenta que el 31 de marzo se cerró el basurero y aunque afortunadamente se ha puesto en marcha el Comedero, tenemos que estar contentos con este resultado.

Destaca el alto número de nidos que no han conseguido criar ningún pollo, 42 y el número de pollos más frecuente por nido ha sido de 2 pollos. En el Encín, dentro del término municipal de Alcalá hay 12 nidos ocupados que han sacado 25 pollos.

Hemos construido y colocado un total de 20 nidos artificiales de cigüeña en la ciudad y 4 en el Encín, en nuestros 35 años de historia. En las ruinas del Palacio Arzobispal, a pesar de que se realizó una obra de emergencia entre diciembre y febrero, las cigüeñas han criado con normalidad, con 14 nidos ocupados que han sacado adelante 26 pollos.

Tenemos que felicitar por el éxito de esta obra, en la que asesoramos, que demuestra que son compatibles las obras de restauración y la cría de las cigüeñas, simplemente respetando la época de cría de la especie y manteniendo los nidos que no fueron afectados por la obra.

Hemos podido realizar el anillamiento gracias a Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico Regional, a Carlos Clemente, arquitecto director de la obra de emergencia, a Francisco José Hernández, vicegerente de Asuntos Económicos de la Universidad de Alcalá y al Restaurante La Cúpula.

Un paso subterráneo encharcado

Por Julieta H.

Subterráneo

El paso subterráneo de La Paz. (FOTO: Julieta).

La de la imagen es la situación del paso subterráneo del Paseo de la Castellana que hay a la altura del hospital de La Paz de Madrid cuando llueve. He dado el aviso desde abril al ayuntamiento en varias ocasiones pero de la impresión de que no les parece necesario limpiar esta alcantarilla. Mientras tanto, los niños y los ancianos que usan este paso para ir de un lado a otro de la Castellana tienen que hacer equilibrios para no caerse en el agua.

Carta de unos alumnos a los sanitarios: “Aunque tengamos vacuna, fuisteis nuestra salvación”

Por los alumnos de 6º del CEIP Miguel de Unamuno de Madrid.

Queridos sanitarios:

CEIP Miguel de Unamuno y aplausos a los sanitarios.

CEIP Miguel de Unamuno de Madrid y aplausos a los sanitarios en marzo de 2020.

En primer lugar querríamos daros las gracias por todo el esfuerzo que estáis haciendo estos dos últimos años.

Aunque ya no salgamos a aplaudiros como hacíamos cada tarde, todos recordamos lo que hicisteis y seguís haciendo. Sin vosotros, ni siquiera la mitad de nuestros amigos tendría a toda su familia a su lado.

Os merecéis el aplauso más largo del mundo. A pesar de las críticas, creemos que deberíais estar orgullosos del trabajo que habéis realizado y que seguís haciendo.

Nos gustaría poder ver a todos esos que hablan mal de vuestra labor estar al pie del cañón como lo estáis vosotros día tras día.

No solo salváis vidas, también a nuestros familiares y amigos. Y aunque ahora tengamos una vacuna vosotros fuisteis nuestra salvación en esta pandemia. Gracias a vosotros, por cada vida que se pierde hay 100 que se salvan.

Os queremos mucho.

El Mercado de Castelldefels, en peligro de extinción

Por Jose Luis Álvarez López

Mi mente regresa veinte años atrás y no puede evitar la reproducción de un Mercado de Castelldefels lleno de puestos, de gente, de luces, de ilusión, de olores… todos ellos congregados en armonía bajo un enclave que emanaba olor a barrio, a vecindad, a frescura, a producto local… pero sobre todo a proximidad.

Mercado de Castelldefels.

Arriba, la entrada al mercado. Abajo, pocos puestos abiertos (FOTO: J. L. ÁLVAREZ LÓPEZ)

Entristece los tiempos que corren, donde las políticas vigentes son capaces de permutar esas culturas de barrio de antaño con políticas de reclamo cutáneas, donde se deja a un lado a los nativos de la ciudad.

Un espacio solitario, desértico y doloroso es lo que puedes encontrar bajo el gran cartel de “Mercat de Castelldefels”, donde tratan de resistir los cuatro puestos actuales.

La aparición de grandes superficies, el abandono de la fraternidad en nuestras calles, la pandemia… pero sobre todo la falta de apoyo y reconocimiento por parte del ayuntamiento de Castelldefels nos está llevando a la casi extinción del mercado de nuestra ciudad.

Una pista de patinaje en Madrid en lamentable estado

Por Francisco Iglesias

Quisiera poner en su conocimiento el estado en que se encuentra una de las pocas instalaciones deportivas que tenemos en el barrio de Villaverde Bajo (Madrid).

Desde hace tiempo soy usuario de las instalaciones que el Ayuntamiento puso en el Parque Lineal del Manzanares. En mi caso particular tengo deficiencia visual, por lo cual la mejor manera de realizar mi deporte (patinaje) es en canchas cerradas y con buen pavimento.

Cuando descubrí estas instalaciones se me abrió la posibilidad de hacer deporte sin tener que pagar por el alquiler de una cancha cerrada y con libertad de horario.

Pista de patinaje.

Pista de patinaje en Villaverde Alto (Madrid). FOTOS: Francisco Iglesias.

Con el paso del tiempo he podido comprobar que cada vez más personas utilizan estas instalaciones, niños y jóvenes disfrutan de este deporte. Por este motivo me gustaría denunciar su estado y la dejadez por parte del Ayuntamiento en su mantenimiento y conservación.

Yo he sido testigo presencial y he sufrido en mis propias carnes las caídas de niños y jóvenes debido al mal estado del pavimento de las pistas, por este motivo quisiera hacer públicos estos hechos con el fin de que alguien pueda solucionarlo.

Me parece una pena que las pocas instalaciones que podemos disfrutar se pierdan y se degraden sin que nadie le ponga remedio.

Vacunación: Un calvario lo del Wanda

Por Carmen García Serrano

[El viernes] viví la experiencia de acudir al Wanda Metropolitano para recibir mi vacuna. Estaba citada a las 16:05. Me encontré al llegar con cientos de personas.

No había ningún cartel informativo ni nadie que informase, por lo que recurrí a preguntar a unos componentes de la fila. Me indicaron que buscara el final para unirme a la fila, única para todos los que íbamos llegando.

Comenzó el desfile. Empezamos a caminar alrededor del estadio. En reportajes de tv había visto que los candidatos a vacunarse entraban por la puerta 34, por lo que al llegar a la puerta 30 entré en un estado de alegría, porque después de una hora de rodear el estadio, casi había llegado.

Pero nos esperaba una nueva sorpresa. Nos hacían entrar en el túnel del aparcamiento. Esto lo agradecí porque empezaba a tronar y el cielo amenazaba con un fuerte aguacero. Algunos tuvimos suerte, pero efectivamente las nubes descargaron sobre los cientos de personas que venían detrás.

Colas para vacunarse en el Wanda.

Colas para vacunarse en el Wanda.

Allí empezó una nueva procesión, era Viernes Santo. Durante otra hora estuvimos recorriendo el estadio, esta vez paseando por el aparcamiento. Llegamos a una escalera. Nos hicieron subir tres tramos. Esto después de dos horas de pie no creo que fuera del agrado de personas con muletas y bastones que había en la fila.

Tras estos tramos de escalera vimos la luz. Salíamos a la deseada puerta que vi en la tv y entramos a la sala de vacunación. Por fin, dos horas y media después de mi cita, conseguí ser vacunada en décimas de segundo.

Me dirigieron a una zona en la que cumplir el protocolo de 10 minutos post-vacunación. Delante de mí en la fila una señora venía desde Getafe y el señor que tenía delante de Alcalá de Henares.
Me pregunto: ¿Quién organiza esto? ¿Piensan en algún momento en las personas? ¿De verdad no se puede vacunar en sus localidades a las personas que vienen de fuera de Madrid capital?

Yo creo que sí, pero pienso que la foto de tanta gente alimenta la propaganda de cuántos han vacunado ese día, aunque sea a costa de nuestra paciencia y agotamiento. Después me he enterado de que he sido una privilegiada, porque por la mañana la espera parece que fue de cuatro horas.

En fin, no hay procesiones, pero nos han hecho vivir nuestro propio calvario.

Otra que se va de Barcelona, una ciudad cada vez menos acogedora

Por Rocío Coronel

Durante 31 años me he considerado una gran embajadora de mi ciudad, de la que presumía con orgullo allá donde fuera y a la que defendía a capa y espada de cualquier ataque. Y aquí estoy, haciendo las maletas, a pesar de mantener mi trabajo aquí y de tener que vender mi piso. A pesar de lo que me duele, me voy.

Reflexionando al respecto, y leyendo bastante sobre este fenómeno también, encuentro que se ha hablado mucho del desorbitado precio de la vivienda, de las bajas emisiones, de la nefasta gestión de los servicios públicos de limpieza, zonas verdes o transportes… pero muy poco sobre la causa raíz de esta fuga de vecinos y a la que, en mi opinión, habría que atacar si se pretende evitar que Barcelona se convierta en una ciudad museo a la que solo se viene a pasear.

Vista de Barcelona con la Sagrada Familia

Vista de Barcelona con la Sagrada Familia.

Creo que nos vamos porque ya no nos sentimos en casa ni nos identificamos con esta ciudad que un día fue cosmopolita e inclusiva, sí, pero que, por sobre todas las cosas, fue una ciudad de barrios y familias para todos los que hemos crecido en ella. Ahora, el ayuntamiento centra sus esfuerzos en convertir en postales las zonas más céntricas a gusto del turista y se ha olvidado de que Barcelona pertenece a su gente, a los que la viven y la disfrutan 365 días al año. Parece curioso que una ciudad que se declara “D’acollida” sea cada vez menos acogedora para sus habitantes, que cada día más nos sentimos extraños en nuestro propio hogar.

Como decía al principio, no quiero entrar a detallar todo aquello que está ocurriendo en nuestros barrios porque creo que los que lo sufrimos ya lo conocemos. Solo deseo que alguien repare este error, devuelva la ciudad a sus habitantes y que se legisle para ellos, con un urbanismo sostenible pero compatible con la vida real y unos servicios públicos a la altura de lo que significa Barcelona.

Me voy como la que deja atrás su casa en ruinas tras un huracán en busca de un futuro mejor. Y mucho me temo que no seré la última en hacerlo.

En el aula de mi hijo se sigue dando clase pese a un positivo

Por David Álvarez

Quería informar de un caso digno de Berlanga. Ahora ya comprendo por qué el Covid está desbocado en la Comunidad de Madrid. Pues bien hace dos días recibimos un mail de la tutora de mi hijo del colegio Menéndez Pelayo de Madrid. Confirmado un caso de covid en la clase.

Decidimos no llevar niño al colegio. Llamamos a Secretaría y nos dicen que esperan instrucciones de la Consejería de Sanidad. Llamamos nosotros al teléfono Covid a la Comunidad de Madrid y nos vuelven a remitir al colegio. Al mediodía nos enteramos de que la mitad de los alumnos han asistido a clase y que mañana volverán como si nada hubiera sucedido. Hemos llamado al pediatra para explicar lo sucedido y nos dan cita ¡para el 5 de octubre!

¿Para qué sirven los protocolos anticovid de las aulas si nadie los cumple? ¿Es esta la manera que tienen en la Comunidad de gestionar esta crisis sanitaria? ¿Qué hacemos mañana, mandamos al niño al colegio a sabiendas de que han convivido con un caso de Covid? Si me lo cuentan no me lo creo.

Para colmo, anoche recibimos una carta del director, que adjunto en la imagen, en la que nos dicen que no van a actuar hasta que les responda la Consejería de Salud y que eso puede llevar días.

En el protocolo de actuación de la Comunidad de Madrid ¿no puede el director de un colegio parar la actividad de un aula con un caso confirmado de Covid? Esperando a Godot.