Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

Los estudiantes de Medicina tenemos derecho a exámenes justos

Por Estudiantes de Medicina de la facultad de Málaga

Somos estudiantes de la facultad de Medicina de Málaga y escribo en representación de mis compañeros, ya que nos estamos olvidando de la importancia de la salud mental y del descontento de los universitarios.

Cuando hablamos de esta situación concreta no solo estamos haciendo referencia a nuestra facultad, ya que son muchas las afectadas por esta situación. La finalidad de este blog no es conseguir un aprobado general o un aprobado fácil, queremos que el profesorado tenga en cuenta nuestra situación y respeten nuestro derecho a un examen justo.

Tras el silencio recibido por profesores, decanos y rector, hemos llegado a una situación de desesperación. Tras recibir por fin una contestación, nos hemos dado cuenta de que el estudiante está siendo olvidado.

¿Por qué estamos hoy aquí? Desde que empezó el confinamiento muchos universitarios hemos vivido la incertidumbre de no saber qué pasará con nuestra situación académica. ¿Me desmatriculo de la asignatura y la curso el año que viene?, ¿mando otro correo al profesor para que por favor nos dé temario?, ¿se pondrán los profesores en nuestra situación a la hora de evaluarnos?… ¿La respuesta? Silencio y más silencio.

Facultad de Medicina de Málaga (WIKIPEDIA COMMONS)

Facultad de Medicina de Málaga (WIKIPEDIA COMMONS)

Vamos a jugar a un juego: ¿Cuántas cosas sois capaces de hacer en 30 segundos? Seguramente haya muchas que requieran poco esfuerzo mental. Vamos a complicar un poco esto, si os pedimos responder cosas concretas por internet, contando con la saturación actual de las líneas, ¿seríais capaces de hacerlo? Peor aún, si encima os están evaluando y esa nota os cerrará puertas en el futuro, ¿aguantaríais esa presión?

Pues esto no es un juego, es una de las medidas que se han estipulado en algunas facultades para evaluar el conocimiento de los estudiantes y así evitar que se copien. Aunque no nos quedamos cortos con estas medidas, tras preguntarles a distintos cursos y facultades, todos resaltan lo mismo: ‘estamos sobresaturados, no nos encontramos bien mentalmente, nos sentimos abandonados por algunos profesores y, sobre todo, nos plantean métodos de evaluación que no respetan para nada nuestro derecho a examen’.

Queremos resaltar nuevamente que en todo momento los estudiantes hemos intentado ser respetuosos con el profesorado (el cual no siempre ha mantenido ese respeto hacia nosotros, tachándonos de que no nos esforzamos y de que solo sabemos quejarnos).

En nuestro caso nos estamos formando para ser profesionales de la salud capaces de tomar decisiones correctas que ayuden a mejorar la situación de nuestros pacientes, pero, ahora mismo, ¿están nuestros profesores valorando nuestra salud mental en esta situación?

Sabemos que todos estamos en un momento difícil y no es culpa de nadie, pero a veces parece que nosotros estamos pagando las consecuencias de esta pandemia.

Al igual que nosotros respetamos los derechos de los demás, pedimos que por favor también se respete nuestro derecho a un examen digno. Como ya hemos leído en muchas quejas: ‘subir una diapositiva no es dar clases’, así que, si eres profesor y estás leyendo esto, por favor, entiende nuestra situación, queremos aprender, pero no queremos perder nuestra salud mental. Queremos esforzarnos y dar lo mejor de nosotros mismos para poder ser buenos profesionales en nuestros campos en el futuro. Queremos aprender, por favor, no lo hagáis más difícil.

¿Estamos perdiendo la humanidad? Estamos recogiendo quejas a través de @medicina_uma en Twitter por si alguien quiere comentar su situación. Esta cuenta no se dedica solo a estudiantes de medicina, está abierta a cualquier estudiante de cualquier provincia.

 

Subidón del IBI en Barcelona y vergonzoso destino de mi dinero a Investigación y Sanidad

Por Ana Alfaro

Vivo en Barcelona, distrito de Sant Martí, en un piso de 38 m2. Este año el IBI me ha subido un 59,6%. Puse una queja al ayuntamiento de Barcelona y me han contestado diciendo que desde el 2002 el ayuntamiento ha estado aplicando un tope y que esa limitación había hecho que el recibo quedara totalmente congelado en estos últimos cuatro años.

Con la desaparición de estos topes y la subida del valor catastral el recibo es correcto conforme a la ordenanza municipal de este año. ¿En serio? ¿Esto justifica la subida del 59,6% de golpe? ¡Vergüenza! Para más INRI me dicen que gracias a estas subidas, por primera vez, el presupuesto municipal supera los 3.000 millones de euros para gastar y me pasan un link del ayuntamiento para que vea a qué van destinados nuestros impuestos este año.

Una vista de la Ciudad Condal.

Una vista de la Ciudad Condal.

Si antes estaba indignada por el tema IBI, después de ver el gasto en cada una de las partidas la indignación se ha convertido en un cabreo descomunal. Trabajo como técnico en investigación epidemiológica en cáncer desde hace 21 años (a día de hoy todavía con contratos de obra y servicio) y siempre he sabido de las carencias de fondos destinados a ello, pero verlo con cifras y ver cuánto dinero se destina a Investigación y Sanidad ya ha sido el súmum de la indignación y vergüenza.

Investigación (2 millones) es la que menos recursos recibe de todas las partidas y Sanidad la antepenúltima. Sanidad (24 millones) recibe menos que Deportes (25 millones), Órganos de gobierno (31 millones). Sanidad e Investigación están los últimos de la cola… los que menos recursos reciben. ¡Vergüenza, indignación, estupor!

Espero que después de pasar la dureza de los hechos por el coronavirus todas las administraciones se replanteen dar más recursos a estos colectivos y valoren el trabajo que se realiza. Y espero que salgamos todos los ciudadanos a reivindicar más dinero para la sanidad pública.

Tengo dos hijos, soy víctima de violencia machista, y en 7 días me desahucian

Por Arantxa

Soy Arantxa, madre separada de dos hijos de 10 y 3 años y el próximo 29 de enero me enfrento a mi segundo desahucio. El primero, gracias a las asociaciones provivienda (Xarxa Maresme), pudo ser parado en la calle. Explico mi situación, estoy divorciada y tengo a mis dos hijos a cargo, soy víctima de violencia machista y estamos en situación de vulnerabilidad. Servicios Sociales no me ofrece ninguna alternativa habitacional y tan solo me marean dando vueltas y más vueltas.

Desahucio

Concentración por un desahucio en el Poble Sec de Barcelona en octubre de 2019.

Llevo más de 20 años en este piso pagando puntualmente y nunca hemos generado ningún problema de convivencia. Ahora, dada mi situación, se me hace imposible pagar las cuotas que me exige mi propietaria y llevo un año y medio sin poder pagar. La propiedad, después de 20 años pagando, se niega a hablar conmigo y a buscar una solución beneficiosa para ambas partes. Agradezco todo el apoyo de la gente de la Xarxa Maresme y me gustaría hacer visible que ellos llegan a donde no llega el estado ni las administraciones.

 

 

¿Son justas las ayudas para la conciliación laboral y familiar?

Somos un matrimonio joven con dos hijos pequeños, yo con un contrato eventual de media jornada, mi marido en paro desde hace casi un año, y viviendo de alquiler en Madrid.

En abril de 2019 solicitamos tanto plaza en escuela infantil pública como cheque guardería para nuestro hijo de 10 meses, y ambas peticiones nos han sido denegadas. ¿Motivo? que en los requisitos piden justificar los ingresos basándose en la declaración de la Renta del año 2017, y si bien se pueden alegar otras circunstancias (justificante de estar en situación de desempleo, contrato eventual,…), por la puntuación obtenida no se toman en cuenta. En una sociedad tan cambiante y con índices de paro y precariedad laboral altos, somos los jóvenes los que nos estamos llevando la peor parte.

En las convocatorias se habla de la “necesidad creciente de conciliar la vida familiar y laboral… dentro de una realidad social en constante evolución”, pero viendo los requisitos que se piden, esto no es cierto. Ya quisiera yo que mi marido no hubiera perdido el empleo y que a mí me dieran un trabajo a tiempo completo, pero esto no es así… y encima no recibimos ningún apoyo por parte del sistema, dificultando más la posibilidad de encontrar trabajos dignos, y empujándonos a seguir con un sueldo con el que apenas llegamos a fin de mes, llevándonos, como a tantos jóvenes, a tener que pedir ayuda a nuestras familias.

¿Dónde están esas ayudas para la conciliación laboral y familiar de las que tanto hablan nuestros gobernantes?

¿De verdad son justas y equitativas para apoyar a todos los jóvenes que tratamos de sobrevivir en esta sociedad?

Nosotros sabemos que no.

Por María Pérez

Envíanos tus quejas y denuncias a ‘Tu blog’, el altavoz de los lectores de 20minutos

¿Quieres contarnos algo? ¿Quieres quejarte por algo? 20minutos.es rescata este espacio -tu espacio- llamado ‘Tu Blog’ para que puedas expresarte con total libertad, aunque con algunos límites. Aquí tienes una ventana de denuncia en la que podrás contarnos lo que creas conveniente. Envíanos el material que estimes oportuno -con fotos, vídeos, textos, enlaces…-.

Debes tener presente, eso sí, que hay que estar plenamente identificado y que te enviaremos (si vemos que la historia podría publicarse), algunos aspectos legales que debes aceptar expresamente.

Por lo demás, se trata de algo muy sencillo: como decimos en la primera entrada de este blog, “queremos que sea un espacio colaborativo que todos podáis usar como plataforma de denuncia social y reflexión sobre el entorno que os rodea y sobre aquellas cosas que os afectan en el día a día, ya sea en el ámbito local, nacional o internacional: la crisis, los recortes, el paro, la educación, la sanidad, los transportes, la acumulación de basuras, los baches, etc”.

Procura que el texto no sea ni en formato telegrama ni tampoco exageradamente largo. Te decimos, a continuación, los requisitos para que un contenido sea valorado de cara a su publicación:

  • Pon en el asunto del correo “Para Tu Blog”.                              
  • En el correo debes identificarte con tu nombre, apellidos y teléfono. También con tu blog y tus cuentas en redes sociales para enlazarte, si es que tienes.
  • Admitimos todos los formatos: texto, fotos, vídeos, audios, viñetas, relatos gráficos… siempre y cuando seas el autor o tengas el permiso expreso de sus autores para enviárnoslo.
  • El texto nunca puede exceder las mil palabras, al enviárnoslo nos cedes los derechos de reproducción para publicarlo en este blog o como parte de una de nuestras noticias.
  • Se valorará y priorizará que el texto sea original y no haya sido enviado o publicado en otro medio de comunicación. Eso no incluye webs o blogs personales.
  • También se valorará que sean textos correctamente escritos, en la forma y en el fondo. Se dará prioridad a aquellos que no contengan faltas de ortografía, que sean comprensibles, más cortos que largos, respetuosos y que aporten un valor a la comunidad de 20minutos.
  • Todos los contenidos deben respetar las normas para comentar en 20minutos.es.
  • Una misma persona puede enviar varios textos, pero el plazo mínimo entre la publicación de dos textos del mismo autor será de diez días.
  • Aún cumpliendo todos los requisitos, 20 Minutos se reserva el derecho de publicación, a extractar, editar y resumir los textos.

¿Quieres que se te oiga? Pues escríbenos a zona20@20minutos.es. Y, muy importante, cuida el lenguaje y el tono, porque los insultos y los menosprecios aquí no tienen cabida.

La partipación en Tu Blog implica la aceptación íntegra y sin reservas de estas condiciones.

Me quedo con Sonia

Caprichoso el destino, quiso que Sonia comenzara a trabajar en Feu Vert  precisamente un 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, allá por el año 2010. A su condición de mujer, a Sonia le unía también la circunstancia de tener una discapacidad física e intelectual.

Pionera en muchos sentidos. Comenzó cursando una formación laboral de dos años en la Universidad Autónoma. Quería estar prepara para el mundo profesional. Con este bagaje se presentó puntual una mañana del 8 de marzo del año 2010 de la mano de la Fundación Prodis a su primer día de trabajo. Segura, llegó a la recepción, se presentó con la mejor sonrisa y con un contundente “Buenos días ¡me llamo Sonia y hoy comienzo a trabajar aquí!”.

Sonia, trabajadora de Feu Vert

Desde entonces no ha hecho otra cosa que ganarse el cariño y la confianza de sus compañeros. “Aunque con algunas limitaciones, quiero aprender y ser de ayuda”, nos dice Sonia algo nerviosa.

Y Sonia cumplió y sigue cumpliendo con su promesa de aprender. Comenzó con tareas sencillas: reparto de correos, archivo de documentos. Pero su determinación y ganas la han llevado a realizar tareas más complejas dentro del área de Recursos Humanos. Gestiona digitalmente la documentación destinada a los cursos de formación, formularios, diplomas y hace que lleguen correctamente a los centros donde se imparten esos cursos. Siempre con una sonrisa. Nunca le falta una palabra agradable o de ánimo hacia cualquier compañero que se cruza con ella en la oficina. Y nunca se pierde un desayuno con las compañeras de administración. “¿Te vienes Sonia?”. Y Sonia va, ríe y comparte los chascarrillos de toda oficina.

Y por supuesto tiene opinión sobre el día de la mujer trabajadora. Es clara y trasparente. “tenemos los mismos derechos. Si eres válido para un trabajo no debe influir si eres hombre o mujer”. Detrás de Sonia, una gran presencia, su madre. Trabajadora como ella, separada. ¿Complicado? Un mercado laboral que no pone fácil cuadrar horarios para facilitar atender a Sonia. Trabajos a jornada parcial que no compensan económicamente. Imposible pensar en trabajar más horas. Ante la disyuntiva, decidió cuidar a su hija. Siempre ellas las sacrificadas.

¿Está el mercado laboral preparado para la integración en igualdad de la mujer, para la inclusión, para atender la discapacidad?. En algunas empresas, como en este caso, ya se han puesto a ello.

Madrid Central: Quitarse la boina

Por Manuel Sueiro

Ha sido una sorpresa que ya desde los primeros días de la puesta en marcha de Madrid Central, y sin multas aún de por medio (o sanciones blandas de aviso, sin sanción económica), el tráfico se haya reducido de forma tan considerable. Un 32% según las estimaciones del Ayuntamiento. Al final va a resultar que la sospecha de que mucha gente coge el coche en la capital para el mismo trayecto que unas paradas de metro va a ser más que una sospecha. “¡Misterio resuelto, querido Watson!”, que diría Sherlock Holmes, con el churro en la mano.

Madrid Central

La Gran Vía, el primer día de aplicación de Madrid Central. (FOTO: Jorge París).

Bromas aparte, es una pena que el miedo a perder guita o a ser señalado vuelva a demostrar ser más eficiente que la conciencia por el daño ajeno. Ya pasó con la reducción de víctimas en carretera tras la implantación de la ley del carnet por puntos y con la de fumar en recintos cerrados, la cual, sea dicho, ojalá algún día se extienda a los abiertos… pero eso es otro tema. Sin duda Madrid Central es un gran paso adelante, aunque está por ver qué sucederá con las zonas no centrales, que son muchas.

Mientras tanto, sin la voluntad de cada uno, esta ciudad, ni ninguna otra con semejantes problemas de contaminación atmosférica, continuará muy lejos de ser respirable. Por eso es importante que los dueños de vehículos sin etiqueta tomen ya cuenta del verdadero riesgo para la salud -la suya y la de todos- que estos suponen.

Mientras que la administración siga fomentando el transporte público y concediendo ayudas para adquirir automóviles eléctricos, actos simples como sacar el coche solo para trayectos largos, o no dejar el motor puesto en esas famosas ‘paraditas’, ayudarán a que la boina que llevamos puesta los madrileños desde hace tantos años, que no es verde y bonita como la de Sherlock, sino gris y muy fea, se pase de moda de una vez por todas. Y lo siento por los chulapos.

La bochornosa manipulación emocional de Jorge Javier

Por Luis Maroto

La manipulación emocional del presentador de un programa de Tele 5 a la primera expulsada de uno de esos programas que se conocen como realitis me pareció vergonzosa. ¿Todo vale? A la joven la pusieron la llamada telefónica de su madre que interesó y la palabras  y partes que interesaron para romperla emocionalmente. Un espectáculo bochornoso. Y lo peor de todo, un presentador sembrando cizaña entre una madre y una hija.

Jorge Javier Vázquez

Jorge Javier Vázquez.

Tensando y destensando la entrevista, asumiendo en su persona los papeles del poli bueno y del poli malo, con evidente intención de manipulación salpicada con algunas palabras edulcoradas. Tal vez  también estaba cobrándose alguna vendetta con la propia madre  en la que utilizó a su propia hija contra ella. Trampa en la que la hija cayó inocentemente. Un verdadero lobo con piel de cordero. Causaba daño ver lo que  estaban haciendo a esa joven en la entrevista. ¿Hasta dónde se puede llegar en televisión impunemente?, ¿no hay mecanismos que puedan sancionar esto?

Una deficiente atención médica

Por Fuensanta García

Hace unas semanas acudí al servicio de urgencias del hospital la Milagrosa a las seis de la mañana con mi pareja, a la que diagnosticaron una gastroenteritis vírica y le dieron el alta. A las 3 de la mañana del día siguiente mi pareja empezó a encontrarse muy mal, con fuertes temblores que le impedían levantarse de la cama. Ante esta situación, llamé al 112, ya que mi pareja es de gran tamaño y yo sola no podía bajarle a la calle para llevarle a urgencias de nuevo. La persona que me atendió me comentó que esos síntomas eran ocasionados por la falta de minerales que conlleva una gastroenteritis y que a continuación le subiría la fiebre. Me aconsejó que le diera tres vasos de agua, un paracetamol y me colgó. No contenta con esta respuesta, llamé al servicio de urgencias de Adeslas y me dijeron prácticamente lo mismo, aunque con más atención e interés.

Ese mismo día, pero a las seis de la tarde, mi pareja volvió a encontrarse muy mal y volvimos a llamar al 112 para pedir ayuda. La respuesta fue peor que el día anterior, llegando a hablar de muy malas formas a mi suegra. Ante esta situación, volvimos a llamar al teléfono de urgencias de Adeslas y nos enviaron una ambulancia. Cuando llegamos al hospital la Milagrosa se le diagnosticó de apendicitis aguda gangrenosa y le intervinieron esa misma noche.

Por si esto fuera poco, en el hospital se han cometido ciertas irregularidades administrativas y médicas:

– Seis días después del ingreso no teníamos ningún informe del médico que le intervino.

– Al preguntar por dicho informe nos derivaron a administración y nos expidieron un certificado en el que se notifica que mi pareja ha sido intervenida por un doctor que realmente no ha sido el que le operó.

– Al quitarle el drenaje de la operación, este se rompió y tuvieron que volver a intervenirle para sacarlo, generando así complicaciones en la recuperación.

– Después de seis días de ingreso no le habían hecho ninguna prueba de control (ni análisis ni pruebas de imagen…) y le querían dar el alta. Conseguimos hablar con el gerente y el director médico y al día siguiente le hicieron análisis y ecografía.

– Seis días después del alta tuvimos que volver a urgencias y le tuvieron que intervenir porque se le había formado un abceso. El cirujano quiso darle el alta, pero el médico que nos atendió en urgencias se negó a dársela ya que mi pareja presentaba fiebre tras la intervención. Cuatro días después, al darle el alta hospitalaria, hubo un mal entendido, y el doctor que debía darle el alta no se había leído ni su historia clínica.

– A día de hoy, mi pareja sigue recuperándose en casa, pero he decidido dar a conocer estos acontecimientos para que quede constancia de la cuestionable actuación del 112. Si mi pareja no hubiera tenido un seguro médico privado no sé cómo le hubiera llevado al hospital.

Fe de erratas sobre la edición del 2 de octubre

Por un error de impresión totalmente involuntario en la edición de papel de este lunes 2 de octubre, este periódico deslizó una frase correspondiente a ‘La Metamorfosis’ de Kafka acompañando una información de actualidad, cuando debería haberse publicado en la sección de Cultura.

Pedimos disculpas a nuestros lectores por las molestias.