Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

¿Son justas las ayudas para la conciliación laboral y familiar?

Somos un matrimonio joven con dos hijos pequeños, yo con un contrato eventual de media jornada, mi marido en paro desde hace casi un año, y viviendo de alquiler en Madrid.

En abril de 2019 solicitamos tanto plaza en escuela infantil pública como cheque guardería para nuestro hijo de 10 meses, y ambas peticiones nos han sido denegadas. ¿Motivo? que en los requisitos piden justificar los ingresos basándose en la declaración de la Renta del año 2017, y si bien se pueden alegar otras circunstancias (justificante de estar en situación de desempleo, contrato eventual,…), por la puntuación obtenida no se toman en cuenta. En una sociedad tan cambiante y con índices de paro y precariedad laboral altos, somos los jóvenes los que nos estamos llevando la peor parte.

En las convocatorias se habla de la “necesidad creciente de conciliar la vida familiar y laboral… dentro de una realidad social en constante evolución”, pero viendo los requisitos que se piden, esto no es cierto. Ya quisiera yo que mi marido no hubiera perdido el empleo y que a mí me dieran un trabajo a tiempo completo, pero esto no es así… y encima no recibimos ningún apoyo por parte del sistema, dificultando más la posibilidad de encontrar trabajos dignos, y empujándonos a seguir con un sueldo con el que apenas llegamos a fin de mes, llevándonos, como a tantos jóvenes, a tener que pedir ayuda a nuestras familias.

¿Dónde están esas ayudas para la conciliación laboral y familiar de las que tanto hablan nuestros gobernantes?

¿De verdad son justas y equitativas para apoyar a todos los jóvenes que tratamos de sobrevivir en esta sociedad?

Nosotros sabemos que no.

Por María Pérez

Envíanos tus quejas y denuncias a ‘Tu blog’, el altavoz de los lectores de 20minutos

¿Quieres contarnos algo? ¿Quieres quejarte por algo? 20minutos.es rescata este espacio -tu espacio- llamado ‘Tu Blog’ para que puedas expresarte con total libertad, aunque con algunos límites. Aquí tienes una ventana de denuncia en la que podrás contarnos lo que creas conveniente. Envíanos el material que estimes oportuno -con fotos, vídeos, textos, enlaces…-.

Debes tener presente, eso sí, que hay que estar plenamente identificado y que te enviaremos (si vemos que la historia podría publicarse), algunos aspectos legales que debes aceptar expresamente.

Por lo demás, se trata de algo muy sencillo: como decimos en la primera entrada de este blog, “queremos que sea un espacio colaborativo que todos podáis usar como plataforma de denuncia social y reflexión sobre el entorno que os rodea y sobre aquellas cosas que os afectan en el día a día, ya sea en el ámbito local, nacional o internacional: la crisis, los recortes, el paro, la educación, la sanidad, los transportes, la acumulación de basuras, los baches, etc”.

Procura que el texto no sea ni en formato telegrama ni tampoco exageradamente largo. Te decimos, a continuación, los requisitos para que un contenido sea valorado de cara a su publicación:

  • Pon en el asunto del correo “Para Tu Blog”.                              
  • En el correo debes identificarte con tu nombre, apellidos y teléfono. También con tu blog y tus cuentas en redes sociales para enlazarte, si es que tienes.
  • Admitimos todos los formatos: texto, fotos, vídeos, audios, viñetas, relatos gráficos… siempre y cuando seas el autor o tengas el permiso expreso de sus autores para enviárnoslo.
  • El texto nunca puede exceder las mil palabras, al enviárnoslo nos cedes los derechos de reproducción para publicarlo en este blog o como parte de una de nuestras noticias.
  • Se valorará y priorizará que el texto sea original y no haya sido enviado o publicado en otro medio de comunicación. Eso no incluye webs o blogs personales.
  • También se valorará que sean textos correctamente escritos, en la forma y en el fondo. Se dará prioridad a aquellos que no contengan faltas de ortografía, que sean comprensibles, más cortos que largos, respetuosos y que aporten un valor a la comunidad de 20minutos.
  • Todos los contenidos deben respetar las normas para comentar en 20minutos.es.
  • Una misma persona puede enviar varios textos, pero el plazo mínimo entre la publicación de dos textos del mismo autor será de diez días.
  • Aún cumpliendo todos los requisitos, 20 Minutos se reserva el derecho de publicación, a extractar, editar y resumir los textos.

¿Quieres que se te oiga? Pues escríbenos a zona20@20minutos.es. Y, muy importante, cuida el lenguaje y el tono, porque los insultos y los menosprecios aquí no tienen cabida.

La partipación en Tu Blog implica la aceptación íntegra y sin reservas de estas condiciones.

Me quedo con Sonia

Caprichoso el destino, quiso que Sonia comenzara a trabajar en Feu Vert  precisamente un 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, allá por el año 2010. A su condición de mujer, a Sonia le unía también la circunstancia de tener una discapacidad física e intelectual.

Pionera en muchos sentidos. Comenzó cursando una formación laboral de dos años en la Universidad Autónoma. Quería estar prepara para el mundo profesional. Con este bagaje se presentó puntual una mañana del 8 de marzo del año 2010 de la mano de la Fundación Prodis a su primer día de trabajo. Segura, llegó a la recepción, se presentó con la mejor sonrisa y con un contundente “Buenos días ¡me llamo Sonia y hoy comienzo a trabajar aquí!”.

Sonia, trabajadora de Feu Vert

Desde entonces no ha hecho otra cosa que ganarse el cariño y la confianza de sus compañeros. “Aunque con algunas limitaciones, quiero aprender y ser de ayuda”, nos dice Sonia algo nerviosa.

Y Sonia cumplió y sigue cumpliendo con su promesa de aprender. Comenzó con tareas sencillas: reparto de correos, archivo de documentos. Pero su determinación y ganas la han llevado a realizar tareas más complejas dentro del área de Recursos Humanos. Gestiona digitalmente la documentación destinada a los cursos de formación, formularios, diplomas y hace que lleguen correctamente a los centros donde se imparten esos cursos. Siempre con una sonrisa. Nunca le falta una palabra agradable o de ánimo hacia cualquier compañero que se cruza con ella en la oficina. Y nunca se pierde un desayuno con las compañeras de administración. “¿Te vienes Sonia?”. Y Sonia va, ríe y comparte los chascarrillos de toda oficina.

Y por supuesto tiene opinión sobre el día de la mujer trabajadora. Es clara y trasparente. “tenemos los mismos derechos. Si eres válido para un trabajo no debe influir si eres hombre o mujer”. Detrás de Sonia, una gran presencia, su madre. Trabajadora como ella, separada. ¿Complicado? Un mercado laboral que no pone fácil cuadrar horarios para facilitar atender a Sonia. Trabajos a jornada parcial que no compensan económicamente. Imposible pensar en trabajar más horas. Ante la disyuntiva, decidió cuidar a su hija. Siempre ellas las sacrificadas.

¿Está el mercado laboral preparado para la integración en igualdad de la mujer, para la inclusión, para atender la discapacidad?. En algunas empresas, como en este caso, ya se han puesto a ello.

Madrid Central: Quitarse la boina

Por Manuel Sueiro

Ha sido una sorpresa que ya desde los primeros días de la puesta en marcha de Madrid Central, y sin multas aún de por medio (o sanciones blandas de aviso, sin sanción económica), el tráfico se haya reducido de forma tan considerable. Un 32% según las estimaciones del Ayuntamiento. Al final va a resultar que la sospecha de que mucha gente coge el coche en la capital para el mismo trayecto que unas paradas de metro va a ser más que una sospecha. “¡Misterio resuelto, querido Watson!”, que diría Sherlock Holmes, con el churro en la mano.

Madrid Central

La Gran Vía, el primer día de aplicación de Madrid Central. (FOTO: Jorge París).

Bromas aparte, es una pena que el miedo a perder guita o a ser señalado vuelva a demostrar ser más eficiente que la conciencia por el daño ajeno. Ya pasó con la reducción de víctimas en carretera tras la implantación de la ley del carnet por puntos y con la de fumar en recintos cerrados, la cual, sea dicho, ojalá algún día se extienda a los abiertos… pero eso es otro tema. Sin duda Madrid Central es un gran paso adelante, aunque está por ver qué sucederá con las zonas no centrales, que son muchas.

Mientras tanto, sin la voluntad de cada uno, esta ciudad, ni ninguna otra con semejantes problemas de contaminación atmosférica, continuará muy lejos de ser respirable. Por eso es importante que los dueños de vehículos sin etiqueta tomen ya cuenta del verdadero riesgo para la salud -la suya y la de todos- que estos suponen.

Mientras que la administración siga fomentando el transporte público y concediendo ayudas para adquirir automóviles eléctricos, actos simples como sacar el coche solo para trayectos largos, o no dejar el motor puesto en esas famosas ‘paraditas’, ayudarán a que la boina que llevamos puesta los madrileños desde hace tantos años, que no es verde y bonita como la de Sherlock, sino gris y muy fea, se pase de moda de una vez por todas. Y lo siento por los chulapos.

La bochornosa manipulación emocional de Jorge Javier

Por Luis Maroto

La manipulación emocional del presentador de un programa de Tele 5 a la primera expulsada de uno de esos programas que se conocen como realitis me pareció vergonzosa. ¿Todo vale? A la joven la pusieron la llamada telefónica de su madre que interesó y la palabras  y partes que interesaron para romperla emocionalmente. Un espectáculo bochornoso. Y lo peor de todo, un presentador sembrando cizaña entre una madre y una hija.

Jorge Javier Vázquez

Jorge Javier Vázquez.

Tensando y destensando la entrevista, asumiendo en su persona los papeles del poli bueno y del poli malo, con evidente intención de manipulación salpicada con algunas palabras edulcoradas. Tal vez  también estaba cobrándose alguna vendetta con la propia madre  en la que utilizó a su propia hija contra ella. Trampa en la que la hija cayó inocentemente. Un verdadero lobo con piel de cordero. Causaba daño ver lo que  estaban haciendo a esa joven en la entrevista. ¿Hasta dónde se puede llegar en televisión impunemente?, ¿no hay mecanismos que puedan sancionar esto?

Una deficiente atención médica

Por Fuensanta García

Hace unas semanas acudí al servicio de urgencias del hospital la Milagrosa a las seis de la mañana con mi pareja, a la que diagnosticaron una gastroenteritis vírica y le dieron el alta. A las 3 de la mañana del día siguiente mi pareja empezó a encontrarse muy mal, con fuertes temblores que le impedían levantarse de la cama. Ante esta situación, llamé al 112, ya que mi pareja es de gran tamaño y yo sola no podía bajarle a la calle para llevarle a urgencias de nuevo. La persona que me atendió me comentó que esos síntomas eran ocasionados por la falta de minerales que conlleva una gastroenteritis y que a continuación le subiría la fiebre. Me aconsejó que le diera tres vasos de agua, un paracetamol y me colgó. No contenta con esta respuesta, llamé al servicio de urgencias de Adeslas y me dijeron prácticamente lo mismo, aunque con más atención e interés.

Ese mismo día, pero a las seis de la tarde, mi pareja volvió a encontrarse muy mal y volvimos a llamar al 112 para pedir ayuda. La respuesta fue peor que el día anterior, llegando a hablar de muy malas formas a mi suegra. Ante esta situación, volvimos a llamar al teléfono de urgencias de Adeslas y nos enviaron una ambulancia. Cuando llegamos al hospital la Milagrosa se le diagnosticó de apendicitis aguda gangrenosa y le intervinieron esa misma noche.

Por si esto fuera poco, en el hospital se han cometido ciertas irregularidades administrativas y médicas:

– Seis días después del ingreso no teníamos ningún informe del médico que le intervino.

– Al preguntar por dicho informe nos derivaron a administración y nos expidieron un certificado en el que se notifica que mi pareja ha sido intervenida por un doctor que realmente no ha sido el que le operó.

– Al quitarle el drenaje de la operación, este se rompió y tuvieron que volver a intervenirle para sacarlo, generando así complicaciones en la recuperación.

– Después de seis días de ingreso no le habían hecho ninguna prueba de control (ni análisis ni pruebas de imagen…) y le querían dar el alta. Conseguimos hablar con el gerente y el director médico y al día siguiente le hicieron análisis y ecografía.

– Seis días después del alta tuvimos que volver a urgencias y le tuvieron que intervenir porque se le había formado un abceso. El cirujano quiso darle el alta, pero el médico que nos atendió en urgencias se negó a dársela ya que mi pareja presentaba fiebre tras la intervención. Cuatro días después, al darle el alta hospitalaria, hubo un mal entendido, y el doctor que debía darle el alta no se había leído ni su historia clínica.

– A día de hoy, mi pareja sigue recuperándose en casa, pero he decidido dar a conocer estos acontecimientos para que quede constancia de la cuestionable actuación del 112. Si mi pareja no hubiera tenido un seguro médico privado no sé cómo le hubiera llevado al hospital.

Fe de erratas sobre la edición del 2 de octubre

Por un error de impresión totalmente involuntario en la edición de papel de este lunes 2 de octubre, este periódico deslizó una frase correspondiente a ‘La Metamorfosis’ de Kafka acompañando una información de actualidad, cuando debería haberse publicado en la sección de Cultura.

Pedimos disculpas a nuestros lectores por las molestias.

El saber realmente útil

Por Elena Trius

Campus de la Universidad de Navarra (Europa Press).

A lo largo de la historia ha existido una selección intencionada de los saberesútiles“: son los considerados esenciales, aquellos que se ofrecen en la universidad como carreras de prestigio. Otros, sin embargo, se mantienen en un segundo plano. Estos “saberes de segunda” acostumbran a pertenecer al campo de las humanidades.

En la actualidad, numerosas empresas patrocinan cátedras, grupos de investigación y becas específicas para los saberes que consideran rentables dentro del sistema capitalista y de consumo. La filosofía, las letras y las artes quedan relativamente aislados y tienden a desaparecer.
Preguntémonos, por tanto, ¿cuáles son los saberes realmente útiles para el ser humano? ¿Los que le convierten en productor/consumidor o los que le enseñan a vivir?

La realidad de los cuidados intensivos pediátricos en La Paz de Madrid

Por Enfermeras de la UCIP del Hospital La Paz

Estimado Director General de Coordinación de la Asistencia Sanitaria, César Pascual:

Ante la información sobre la problemática saturación de las unidades de críticos pediátricos por el aumento de la bronquiolitis la Cadena SER publicó un comunicado el 16 de diciembre en el que aparece su nombre y que apunta, textualmente: “[…] Cuando hay tantas fiestas seguidas, como ocurre esta semana, como no está la plantilla de pediatría al completo sino que está sólo la de guardia, si hay camas libres en las UCIS meten bronquiolitis para que los niños estén más vigilados, pero en realidad si hiciera falta la cama porque llega un niño grave el niño con bronquiolitis se va a planta y se ingresa al que se encuentra en estado grave”.

Desconocemos el ámbito asistencial en el ejercicio de su labor como médico, pero evidentemente tendrá usted asistentes que le mantendrán informado de lo que sucede en las gerencias asistenciales de atención hospitalaria que se encuentran bajo su ámbito. Lo que usted dice es una inexactitud, una difamación y una absoluta falta de consideración hacia el trabajo realizado en las plantas de pediatría por parte del personal médico y de enfermería que durante esta época del año se encarga de niños que tendrían que estar en la UCIP, y lo hacen con menos recursos materiales y humanos.

En la UCIP pediátrica que estamos,actualmente más del 50% de los niños ingresados son bronquiolitis, todos menores de un año. Garantizamos que necesitan un soporte que no es viable en planta, tanto recursos materiales (respiradores, alto flujo…), como asistencia médica (medicaciones, necesidad de intubación, canalización de accesos vasculares centrales…) y de enfermería (aspiración de secreciones, fisioterapia respiratoria, manejo de dispositivos como monitores o respiradores…) que sólo es posible en unidades de críticos.

Enhorabuena por ser capaz de simplificar un problema de salud tan grave como son las epidemias de bronquiolitis tanto para las plantas de pediatría como para las unidades de cuidados intensivos pediátricos. Sus comentarios no tienen desperdicio. Porque ya no sólo es la ausencia de sitio físico para atender estos niños, sino que añadimos la precariedad de la situación laboral en sectores sanitarios como el personal de enfermería por culpa de las políticas de contratación, como por ejemplo cubrir bajas por enfermedad a partir de un mes.

Llevamos cubriendo incidencias, desde hace meses, con la pérdida de días libres que supone (y para comprobarlo tienen los historiales de días trabajados, vacaciones y libranzas, hoy en día informatizados) y por tanto periodo de tiempo personal necesario para descansar; estamos en una situación general de agotamiento tanto físico como mental, lo que es un factor más a tener en cuenta al realizar nuestro trabajo.

Las condiciones actuales de trabajo nos ocasionan estrés, miedo e inseguridad sobre las tareas que realizamos, y ya no porque acabemos agotados, sino por el miedo de que a los niños ingresados les pase algo por un error, por un fallo durante la jornada laboral, que sería evitable si el entorno de trabajo fuera el adecuado.

Nuestra máxima preocupación es la seguridad de los niños. Por eso queremos respaldar y defender nuestro trabajo y ya hemos puesto en conocimiento el riesgo para la seguridad de los pacientes a nuestros responsables superiores, y las posibles consecuencias de dichas situaciones como falta de recursos humanos, personal no preparado o trabajadores sobrecargados.

Hemos informado a todos, incluida la Consejería. Opinamos que es necesaria una remodelación de los tiempos de enfermería. Un nuevo enfoque, porque las circunstancias cambian. Es imperiosa una reserva de personal formado para determinadas unidades que, dada su complejidad (tanto patología del paciente como aparataje, necesidad de intervención rápida o procedimientos y técnicas), son necesarias habilidades, aptitudes y actitudes específicas. Además, y por supuesto, que se tenga en cuenta no sólo el número de personal por turno, sino su capacitación para llevar niños de esta complejidad. Porque el eje de nuestro trabajo y profesión son las necesidades de los niños, su bienestar y por supuesto su seguridad.

Dr. César Pascual Fernández, trabajamos con personas, les curamos y cuidamos día a día, acompañamos, enseñamos, aprendemos y, también hay que decirlo, sufrimos y lloramos en ocasiones. Son el eje fundamental de nuestro trabajo. Hay conceptos clave como la humanización de los cuidados, la calidad de la asistencia sanitaria o la seguridad de los pacientes. Esta última, gracias a personal insuficiente, se ponen en peligro día tras día.

Usted trabaja con presupuestos, estadísticas, proyectos, etc., labor que no se cuestiona. Pero sitúese en nuestro lugar, dé la cara con pacientes y padres, quítese el traje de chaqueta y póngase el uniforme de hospital y realice una guardia de 24 horas con los compañeros médicos que tienen que decidir qué niño ingresa y a cuál dan el alta, e informe después a los padres dando la cara.

Gracias de nuevo Dr. César Pascual Fernández, y a su superior, el titular de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, el Dr. Jesús Sánchez Martos, por su falta de conocimiento y poco respeto hacia el trabajo que se realiza en las unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos. Por supuesto, queda usted invitado a nuestra unidad, y que decida allí, a pie de cama, a qué niños les da el alta para que ingresen otros.

Religiosidad inhumana en la India

Por Diego Mas

Un vídeo de Nueva Delhi muestra el atropello de un trabajador, que muere desangrado tras pasar indiferentes por su lado centenares de peatones, ciclistas y automóviles. El Gobierno proyecta ahora incentivar a quienes ayuden a las víctimas.

Pero hay que ir también a la raíz del problema. Porque, según la mentalidad aún predominante en la India, no sólo se puede, sino que se debe dejar morir de hambre, enfermedad o accidente a una persona, porque no sólo se lo merece por sus pecados anteriores, sino que remediar sus males impediría que se reencarnara después en una vida mejor.

Circulación en Nueva Delhi (EFE)

Circulación en Nueva Delhi (EFE)

¿Cabe mayor perversión, mentes más depravadas, lugar más tétrico y peligroso, como prueban los centenares de millones de víctimas de esa ideología?

¿Los sin casta, muchos de los cuales se han unido estos días, exigen que se cumpla la igualdad democrática que promete su Constitución?

¿Hay país que necesite mayor presión y colaboración mundial para ayudar a quienes desde dentro se esfuercen de verdad por eliminar por fin esa milenaria monstruosidad?