Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘barcelona’

Los mayores tienen derecho a UCI, ellos no pueden alzar su voz

Por Mayte Plata

Tengo a mi padre en el Hospital Clínico de Barcelona donde, a sus 75 años y con una vitalidad que no la tienen muchos de 40, se debate entre la vida y la muerte ya que tendría que estar en una cama de UCI por su gravedad. El problema que hay es que no tienen camas de UCI suficientes y cuando se vacía una colocan a una persona menor de 65 años.

Mi padre, José Plata Madrid, con 75 años, ha estado trabajando más de 50 años, los últimos 30 en la antigua empresa Wagons Lit (empresa que ya no existe). En esos 30-35 años encima del tren atendiendo a los viajeros se perdió el nacimiento de su hija, casi todos sus cumpleaños y aniversario de su mujer, no pudo estar lo que él hubiera querido al lado de su hija cuando ha estado enferma, y ahora que empieza a disfrutar de su familia ocurre esto, que no le dan una cama de UCI.

Las manos de un anciano.

Las manos de un anciano.

Nadie sabe lo duro que es decirle a un médico que yo compro esa máquina para mi padre (sacando el dinero de amigos y de debajo de las piedras) y oír decir que, primero, vale mucho dinero, segundo, que no hay ya fabricadas (mientras que en Lepe hay un empresario que está fabricando pero no las ha homologado) y por último que aunque me la aceptaran seguramente no iría para mi padre.

¡Por favor, se trata de nuestros mayores, es la vida de nuestros mayores!, personas que han estado trabajando toda su vida y pagando su Seguridad Social para que ahora no tengan derechos ninguno, ni ellos ni sus hijos. Es una vergüenza que estén apuntando con el dedo quién vive y quién debe morir.

Estoy destrozada porque ya no sé qué hacer para que le pongan en UCI. Hay que hacer algo por nuestros mayores ya que ahora ellos están graves en un hospital y no pueden alzar su voz.

Subidón del IBI en Barcelona y vergonzoso destino de mi dinero a Investigación y Sanidad

Por Ana Alfaro

Vivo en Barcelona, distrito de Sant Martí, en un piso de 38 m2. Este año el IBI me ha subido un 59,6%. Puse una queja al ayuntamiento de Barcelona y me han contestado diciendo que desde el 2002 el ayuntamiento ha estado aplicando un tope y que esa limitación había hecho que el recibo quedara totalmente congelado en estos últimos cuatro años.

Con la desaparición de estos topes y la subida del valor catastral el recibo es correcto conforme a la ordenanza municipal de este año. ¿En serio? ¿Esto justifica la subida del 59,6% de golpe? ¡Vergüenza! Para más INRI me dicen que gracias a estas subidas, por primera vez, el presupuesto municipal supera los 3.000 millones de euros para gastar y me pasan un link del ayuntamiento para que vea a qué van destinados nuestros impuestos este año.

Una vista de la Ciudad Condal.

Una vista de la Ciudad Condal.

Si antes estaba indignada por el tema IBI, después de ver el gasto en cada una de las partidas la indignación se ha convertido en un cabreo descomunal. Trabajo como técnico en investigación epidemiológica en cáncer desde hace 21 años (a día de hoy todavía con contratos de obra y servicio) y siempre he sabido de las carencias de fondos destinados a ello, pero verlo con cifras y ver cuánto dinero se destina a Investigación y Sanidad ya ha sido el súmum de la indignación y vergüenza.

Investigación (2 millones) es la que menos recursos recibe de todas las partidas y Sanidad la antepenúltima. Sanidad (24 millones) recibe menos que Deportes (25 millones), Órganos de gobierno (31 millones). Sanidad e Investigación están los últimos de la cola… los que menos recursos reciben. ¡Vergüenza, indignación, estupor!

Espero que después de pasar la dureza de los hechos por el coronavirus todas las administraciones se replanteen dar más recursos a estos colectivos y valoren el trabajo que se realiza. Y espero que salgamos todos los ciudadanos a reivindicar más dinero para la sanidad pública.

Demasiada basura en Sarrià

Por Manuel Mur

Cuando voy a casa de mi madre en Sarrià (Barcelona) no me entra en la cabeza semejante guarrada que se da con las basuras. Tan solo hay que pasear por Mayor de Sarrià y alrededores para ver, como muestra la foto , lo mal organizada que esta la recogida de basuras.

Basura en Sarrià

Aspecto de una calle con basura en el barrio de Sarriá, en Barcelona (FOTO: Manuel Mur)

Antiguamente pasaba un camión pequeño que iba recogiendo los desperdicios, con lo que árboles, rincones, calles y papeleras estaban limpios. Actualmente las basuras, cajas, hierros, maderas y restos quedan expuestos durante largas horas.

Pasa personal con cara de enfado que coloca unos adhesivos pero que no lo retiran en ese momento. Ya que pasan si lo retiraran todo estaría más limpio y decente. A fin de cuentas todos los vecinos pagan por el servicio recogida de basuras.

 

Barcelona, no tan accesible como anuncia la publicidad de TMB

Por Cristina Berruezo

Esta queja es para expresar mi incredulidad ante el anuncio que adjunto en la imagen. Como mujer con movilidad reducida que se desplaza en silla de ruedas, los mensajes que se exponen en la imagen insultan mi condición y mi constante frustración ante los transportes y estaciones de su servicio que a día de hoy siguen sin ser universalmente accesibles.

A continuación nombro algunas de las estaciones de metro inaccesibles: L1: Plaza España, Urquinaona, Clot, Torrassa, Plaça de Sants, Sant Andreu. L2: Passeig de gràcia, Clot. L3: Espanya, Catalunya, Paseig de gràcia, Vallcarca. L5: Conellà Centre, Plaça de Sants, Verdaguer, Maragall. L4: Maragall, Verdaguer, Urquinaona, Ciutadella.

Publicidad Barcelona

Anuncio publicitario de TMB.

A estas estaciones se suman por ejemplo Fabra i Puig (L1) para ir dirección Hospital de Bellvitge, que aunque se notifica como accesible queda un escalón del metro al andén que es imposible subir con la silla a no ser que la levanten.

Además cabe añadir que en el tren, aunque hay horarios en que pasa un tren “adaptado”, sólo uno o dos vagones son realmente accesibles y no hay ninguna señalización en el andén que indique dónde quedará la puerta del vagón accesible, por lo que resulta toda una aventura adivinar a qué altura quedará para poder llegar a tiempo y entrar al vagón.

Y también los ascensores de las estaciones que constantemente están averiados, como pasa con los ascensores de Plaça de Catalunya. Así que sí: tenemos límites (a causa de esta inaccesibilidad) y sí, también tenéis barreras arquitectónicas que nos impiden el uso de su servicio de forma inclusiva.

Y por supuesto, y contrariamente a lo que el anuncio expresa, soy mucho más que mi manera de moverme, ya que como pueden comprobar la manera en que me muevo depende, desgraciadamente, de factores externos a mi persona. Así que no: mi manera de moverme no me define, pero sí define su servicio la manera en que posibilita o no mi desplazamiento.

 

¿Volverán las corridas de toros a la Monumental de Barcelona?

Por Olga Montilla

Plaza de toros Monumental (Archivo).

Plaza de toros Monumental (Archivo).

Un nuevo enfrentamiento entre España y Cataluña se cuece en el panorama político. Esta vez refiriéndose a la posición a favor o en contra de las corridas de toros. El Tribunal Constitucional declara que el estado autonómico puede regular las cursas, pero no prohibirlas. Lo que a mí me gustaría saber es qué tanto por ciento de la población se siente identificada con los valores que desprende este cortejo.

No sólo hace alusión a unas actitudes caducas y antiguas sino que, además, se trata de un espectáculo ofensivo. Aún así, una vez más consigue ganar la partida el conservadurismo en un país donde la democracia parece ser irreal puesto que la población tan sólo puede votar una vez cada cuatro años y las cuestiones que podrían ser sometidas a referéndum son consensuadas por tres especuladores del poder. 

¿Hasta cuándo seguiremos acatando las leyes que no nos identifican? ¿Hasta cuándo tendremos que ser esclavos de ideologías que no van con nosotros o de gobiernos que no nos corresponden? La voluntad es lo primero que tenemos que tener y la esperanza lo último que tenemos que perder.

La pesadilla de vivir a 20 kilómetros de Barcelona

Por Marc Mestre

El Tibidabo De Barcelona, en la Sierra De Collserola (Europa Press).

El Tibidabo De Barcelona, en la Sierra De Collserola (Europa Press).

Una casa con jardín en un pueblo pequeño, verde y tranquilo. Este es el sueño de muchas familias que, cansadas del asfalto, el ruido y la contaminación de la gran ciudad deciden ir a vivir a una localidad pequeña pero cercana a Barcelona. Disfrutar de paz y tranquilidad sin renunciar a la cercanía de la ciudad, un sueño anhelado por muchos y no siempre fácil de cumplir.

Pero de las 7 a las 9 de la mañana este sueño se convierte en una auténtica pesadilla: nervios, estrés, impotencia… estos son algunos de los síntomas que provoca diariamente la entrada a Barcelona por las rondas a todos estos “privilegiados”que han podido hacer realidad su sueño. Largos ratos de colas, coches parados, conductores malhumorados, pequeños accidentes… todo un espectáculo más propio del tercer mundo que de una sociedad avanzada como se supone que es la nuestra.

Es difícil de entender cómo en el siglo XXI, en plena Era de la tecnología y la innovación, en la que inventamos dispositivos electrónicos capaces de hacer las tareas más complejas, no hemos sabido resolver un problema tan básico como poder llegar en nuestro puesto de trabajo en un tiempo razonable y sin tener que sufrir una auténtica odisea.

Hoy más que nunca se nos quiere inculcar la cultura del ahorro, ¿cómo es posible que diariamente malgastamos tanto tiempo y tanta energía y no seamos capaces de poner remedio? De la opción del transporte público más vale no hablar… esta más que una pesadilla, para aquellos que la eligen, es una auténtica tortura.

¿Adiós, Colón?

Por Rocío Muñoz

Estatua de Colón en Barcelona (Laslovarga en WIKIPEDIA).

Estatua de Colón en Barcelona (Laslovarga en WIKIPEDIA).

La clase política en España se está volviendo loca y hay noticias como la de la petición de la retirada del monumento de Colón en Barcelona, que puede ser considerada como una broma del día de los Santos Inocentes.

Soy partidaria de que cada uno defienda sus ideas, pero creo que hay asuntos que no se deben mezclar con la política. Retirar ese monumento es restarle patrimonio cultural a la ciudad, que es precisamente uno de los aspectos que hacen tan especial a Barcelona.

Vale, Colón no llegó a las Américas buscando una coexistencia pacífica entre la población indígena y los españoles, pero ¿de verdad la CUP considera que eliminando una estatua va a borrar la historia de nuestro país?

Animales cautivos, semimutilados… ¿hasta dónde vamos a llegar?

Por Mónica Ramírez

Algunas de las palomas teñidas de colores decomisadas en Barcelona (Guardia Urbana).

Algunas de las palomas teñidas de colores decomisadas en Barcelona (Guardia Urbana).

Muchos países mantienen a animales cautivos, semimutilados, para que sea posible fotografiarse con ellos.

Hace poco leímos la noticia de que, en Barcelona, grupos de extranjeros pintan de colores y cortan las alas a palomas blancas para que los turistas puedan hacerse selfies. Me pregunto hasta dónde se llegará con este cruel hábito.

Parece que casi no hay límites ya. Hacerse un selfie es más importante que cualquier otra consideración moral. Se dice que la sociedad evoluciona, y yo me pregunto: ¿hacia dónde?

¿Los perros por delante de las personas?

Por Carolina López

Un perro beagle (Wikipedia).

Un perro beagle (Wikipedia).

Soy vecina del barrio barcelonés de Torre Llobeta. Desde hace un par de años, entre los vecinos estamos recogiendo firmas para que nos cierren una plaza entre edificios (sin salida a la calle) que se encuentra entre las calles Cubelles, Paseo Maragall y Avinguda Borbó. Dicha plaza, como ya se ha denunciado al Ayuntamiento de Barcelona en reiteradas ocasiones, es un nido de gamberrismo nocturno, perros sueltos y skaters sin horario.

En el pasado Consejo del Barrio que se celebró el pasado lunes, el Consejero Carlos Izquierdo Lázaro [Barcelona en Común] nos comentó a los vecinos que para nuestro proyecto de cerrar la plaza por la noche con unas verjas (como ha hecho otras comunidades) para evitar estos problemas y potenciar el descanso nocturno de los vecinos, no había proyecto ni estudio preparado, es decir, que todas las firmas que hemos recogido las deben haber tirado a un rincón. En cambio sí que dijo que se había presupuestado en 700.000 euros crear un pipi-can para los perritos del barrio y realizar acciones pedagógicas para sus dueños.

Pero ¿qué país es este en el que se les da más importancia a las cacas de unos perros que a los humanos? Es indecente que unos vecinos que solamente pedimos descansar por la noche, no tener que llamar a la urbana en verano cada día por chillidos, música, suciedad, olores, etc… tengamos que aguantar que nos pasen por la cara que nuestro dinero se emplea en los perros antes que en las personas.

Solidaridad en Barcelona

Por Sandra Paré Rakosnik

Banco de alimentos (Archivo).

Banco de Alimentos (Europa Press).

Me siento orgullosa y feliz de la gran solidaridad que existe en Barcelona y en otras ciudades de este país, en esta larga y penosa crisis para algunas familias que no han tenido suerte porque el paro se ha aposentado en ellas o por otras circunstancias y se encuentran sin recursos para tirar adelante.

Me hace feliz comprobar la gran cantidad de ayudas que reciben estas asociaciones y por su perfecto repartimiento al entregar los alimentos en los centros de recogida.

Me hace feliz las felicitaciones que han recibido del extranjero admirándoles por la solidaridad del pueblo y por la gran cantidad de voluntarios para repartir los alimentos.