Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘coche’

El taxi y la regulación antiUber

Por José Antonio Villacorta

Señora Milagros Avedillo, lo primero agradecer que se hable del sector del taxi, aunque para mal. Es un sector muy peculiar y desconocido por gran parte del público. Dudo mucho que el sector del taxi le cueste 304 millones a los consumidores, esas cifras las tendrá que explicar y justificar, da para muy malas interpretaciones, y los consumidores podrían hasta llegar a pensar que ellos mismos son los que están pagando las licencias y no es así.

Un taxi (Radio Taxi).

Un taxi (Radio Taxi).

Usted habla de millones como si tal cosa, pudiendo dar la voz de alarma sobre este sector como una de las causas de las pérdidas millonarias en tema de transporte público. Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice y cómo se dice porque todo el mundo no es economista y se presta a muchísimas confusiones. Me gustaría que prestara más atención sobre las pérdidas que ocasiona BiciMAD o el mismísimo autobús Airport Express, que no solamente nos hace mucho daño al sector, sino que se está pagando los billetes por debajo de su coste, y eso sí sale del bolsillo de los consumidores.

Le voy a contar la ganga que es ser titular de una licencia de taxi en Madrid y los pagos a los que tengo que hacer frente mensualmente y anualmente:

* 897 Préstamo de la licencia

* 291 Recibo de autónomos

* 350 Préstamo personal inicial

* 174 Otro préstamo personal para hacer frente a los comienzos sin ingresos

* 450 Combustible

* 451 Vehículo nuevo para realizar el servicio (el antiguo con 400.000 kms murió)

Lo que hace un total de 2.613 euros mensuales.

Todo esto sin contar las averías del vehículo, mantenimiento, golpes y paros del vehículo (no hay coche de sustitución) y como no, las multas a las que debemos hacer frente, que también pagamos como todos.

A todo esto el seguro anual, 1.200 euros, declaraciones de IVA trimestrales y regularizaciones anuales, revista anual donde se nos chequea que llevamos toda la documentación en regla, ITV anual de taxímetro y vehículo, gastos de gestoría, necesaria teniendo en cuenta la de controles que pasamos y la de papeles que movemos, aunque no lo parezca.

Bueno ya tenemos todos los gastos más o menos sobre la mesa, ahora nos falta trabajar un poco como usted dice, entre 14 y 16 horas diarias, siete días a la semana de lunes a domingo, para poder hacer frente a todo esto, unas 80 horas semanales digamos, sin contar que pueden ser fiestas o de noche, que en algunos empleos se valorarían más económicamente. ¿Qué le parece? ¿Sigue pensando que somos unos privilegiados?

Los temas de Uber y Cabify son muy buenas opciones, la competencia siempre ha sido buena en cualquier sector que se use. Tengo formación en Comercio y Marketing y hasta ahí llego, pero siempre y cuando la competencia no sea desleal, que todos utilicen los mismos medios para trabajar, las mismas obligaciones y entonces, solo entonces podremos mejorar el sector para todos, también para el consumidor, pero a mí se me regulan las tarifas, los horarios, los días de descanso, las vacaciones, el precio de la licencia….. No jugamos con las mismas armas, le puedo asegurar que los taxis atendemos ya perfectamente la demanda existente, 15.723 licencias en Madrid, con emisoras competentes como Radio Teléfono Taxi, Tele Taxi, La Gremial, y las App existentes como Hailo y MyTaxi, hasta sobramos. Váyase a un aeropuerto, me da igual la terminal que sea, la espera para cargar es de dos horas y media como poco, puede llegar a ser hasta de 4 horas, yo sé de lo que hablo.

Yo no he realizado una inversión, me he comprado mi puesto de trabajo, sencillamente, no tengo ni idea si el precio que he pagado por ello será equivalente al que recibiré cuando me retire, o tal vez ya estén en cero euros porque la Comunidad Europea entonces habrá liberalizado el sector, siendo los taxistas unos dinosaurios en vía de extinción, no lo sé. Que sepa que por cada venta de licencia la hacienda pública se embolsa más del 21%, no está mal. ¿Entonces quién se aprovecha de quién?

En cuanto a la especulación, si yo vendiera no sería una venta, sería una transmisión, por el motivo que sea, en 2 años mínimo no me sería posible adquirir otra, es de las pocas cosas que creo yo que están bien hechas, evitando así la especulación pura y dura.

Me gustaría que ustedes, los economistas que tanto entienden de economía general, tuviesen en cuenta que la economía de un país empieza aquí abajo; por los que estamos sobre la tierra con la dura tarea de tener que seguir oyendo sandeces. El sector del taxi no está más protegido que Urgangarín o que Rodrigo Rato, no; intentamos sobrevivir a los megas negocios, mega empresas como Cabify y Uber que por tener dinero se piensan que lo pueden comprar todo.

Ahí está la clave, hay muchos intereses económicos y grandes nombres detrás de todo esto que lo pueden comprar todo y con dinero quieren hundir un sector humilde y trabajador como es el nuestro: el Taxi de Madrid.

Olvídate de los prejuicios viajando

Por Anna Aventin Fontanet

Una chica viajando sola (Esquire).

Una chica viajando sola (Esquire).

A los 13 años cogí por primera vez un avión junto con mis padres y mis abuelos. Nunca había salido de España. Lo más lejos donde había estado había sido en Zaragoza. En esa época aún era demasiado pequeña para darme cuenta de todo lo que me ofrecían estos nuevos países con su gente, su cultura, su lengua. Hoy y después de unos cuantos años, donde he tenido la suerte de poder continuar viajando alrededor del mundo, me he dado cuenta de la riqueza cultural del mismo.

Lo primero que tienes que saber cuando viajes es saber ir con la mente abierta y estar dispuesto a ver y participar en nuevas actividades, algunas de las cuales te parecerán extrañas, pero puedo asegurarte que después de todo verás recompensado tu esfuerzo.

En mi caso viajar me ha cambiado la forma de ver todo aquello que me rodea, la forma de vivir y sobretodo la manera de pensar. Ahora soy una persona más tolerante, más abierta y más comunicativa con los demás. Viajar a otros países y convivir con las personas autóctonas te hace darte cuenta de que podréis tener diferentes formas de actuar y de pensar, pero al final las aceptarás porque todas ellas forman parte de un único conjunto. Uno mismo se dará cuenta de que sin toda esta mezcla y diversidad de culturas nuestro planeta no sería el que es ahora.

La boina gris de Madrid

Por Agustín Arroyo Carro

Mi querido abuelo Jesús llevaba en sus últimos años una boina negra. Madrid la lleva casi siempre sobre su cielo azul, pero es gris y de distinta naturaleza, claro. Madrid exhibe , por desgracia, el tocado de una boina gris espesa compuesta de gases tóxicos y diferentes partículas nocivas contaminantes en suspensión. El ayuntamiento de la capital previene, avisa y toma algunas medidas respecto al tráfico rodado por la M-30 y al no aparcar en la almendra central de Madrid. Incluso puede ocurrir que tenga que tomar medidas más drásticas si persiste la falta de lluvia.

Madrid, con su 'boina' de polución (Jorge París).

Madrid, con su ‘boina’ de polución (Jorge París).

Pero ya hay trompetillas en medios conservadores que empiezan a anticiparse a las quejas, por si se toman medidas más duras a corto plazo. Hablan ya con ligereza y mala baba de represión de la libertad para usar o no el coche, por si se utilizara el método de alternar el uso del coche en días alternos según el número par o impar de las matrículas. Esto ya se hecho muchas veces en grandes ciudades del mundo por estricta necesidad de salud pública.

Estos neoliberales españoles serían capaces de no poner ninguna medida, como ya vimos con Ana Botella, o incluso llegar a los niveles venenosos de Pekín, por un torpe concepto de libertad irrestricta, mal entendido. No hay mejor ciego que el que no quiere ver y mayor bobo que el que se niega a entender y razonar con sensatez lógica y un mínimo de conciencia ecológica.

 

 

La concienciación de las multas

Por Carlos Carretero Legrand

Resulta que por estacionar el coche en doble fila más de dos minutos, aún cuando esté el conductor dentro y no estorbe a nadie, el Ayuntamiento de Madrid pone 150 euros de multa. Esto sin tener en cuenta para nada el nivel de ingresos de la persona a quien se le sanciona, con lo cual los más ‘castigados’ son los de siempre, quienes se encuentran más desfavorecidos económicamente.

(JORGE PARÍS)

(JORGE PARÍS)

Exijamos a la alcaldesa, mediante cartas o emails, que cambie la actual legislación en materia de multas. De tal forma que tengan el fin disuasorio que debieron tener siempre, y para ello han de ser por un importe simbólico, proporcionado y por supuesto justo, es decir que se pongan cuando se cause un daño o perjuicio. Todo esto que propongo tiene por finalidad crear conciencia y no rabia, como ocurre en la actualidad, mediante el castigo.

Gorrillas: quiero aparcar sin miedo

Por Belén Moreno

El problema de los gorrillas es una realidad sevillana tan anclada como nuestra Giralda. Qué les voy a contar si ha sido, es y -por desgracia- será un tema en boca de todos los hispalenses. Promesas que no valen nada, nada, nada, nada, en bocas de alcaldes que no experimentan este acoso desde el asiento trasero de sus coches oficiales. Y mientras tanto, ciudadanos que vivimos coaccionados, atemorizados, amenazados.

Un gorrilla en la calle Torneo de Sevilla. PACO PUENTES (ARCHIVO)

Un gorrilla en la calle Torneo de Sevilla. PACO PUENTES (ARCHIVO)

Comencé a tomar conciencia de la verdadera necesidad de erradicar definitivamente esta práctica ilegal hace sólo unos meses. Mi rutina de trabajo me obliga a aparcar en los alrededores de la estación de Santa Justa y, desde el primer día, comencé a sufrir el acoso de un gorrilla que no sólo me ha molestado: me ha afectado. Me atrevo a afirmar que mi condición de mujer joven lo fortaleció. Así es de triste.

Ayer por fin me decidí a escribir esta carta, motivada por el hecho de que, además del maltrato verbal, ha dañado mi vehículo. Un rayado de llave, de esos que todo sevillano ha sufrido y que nadie puede demostrar. Pero su llave ha abierto la puerta de mi reflexión, e incluso la de mi esperanza: Si levantamos la voz, ¿podremos cambiar nuestra ciudad? Si dejamos de temer sus amenazas, ¿podremos acabar con este abuso? Sólo espero que este comunicado sea un granito entre muchos otros, en una montaña de reclamaciones que logre defender nuestro derecho. El derecho a aparcar sin miedo.

Prohibido subir al autobús con mellizos

Por Rosalia Bobito

Viajeros entrando en un autobús de la EMT de Madrid, en el intercambiador de Plaza de Castilla. (JORGE PARÍS)

Viajeros entrando en un autobús de la EMT de Madrid, en el intercambiador de Plaza de Castilla. (JORGE PARÍS)

Somos padres de mellizos y se nos prohibe la entrada en autobuses urbanos con carros gemelares.

Nos parece totalmente discriminatorio y vejatorio porque somos ciudadanos como los demás pero con mas gastos ya que todo es doble.

Nos obligan a utilizar el vehículo privado con lo que eso supone económicamente y nos limitan la movilidad por la ciudad ya que las estaciones de Metro tampoco están adaptadas y los trabajadores tienen prohibido ayudar a los usuarios a subir los carros o las sillas de ruedas.

Al obligarnos a utilizar el coche privado esta incentivando que contaminemos mas cuando se llenan la boca de decir que hay que reducir la contaminación de la ciudad luego parece que a ellos se la trae al pairo.

Con este escrito solo quiero que los ciudadanos sepan cual es el problema de las familias con gemelos ya que dicen que es por nuestra seguridad, y nos sugieren que llevemos a un niño en brazos y al otro sentado en el carro “ustedes valoren”.

Ciclismo y seguridad vial

Por José Carlos Canalda

Um vehículo y un ciclista circulan por una carretera. (ATLAS)

Vehículos y ciclistas circulando por una carretera. (ATLAS)

Lunes 28 de julio, a media mañana. Yo subía el puerto de Guadarrama en dirección Madrid por el carril de circulación, mientras que por el de vehículos lentos, ligeramente adelantado a mi coche, lo hacía un camión de gran tonelaje.

De repente, al salir de una curva cerrada, aparecieron dos ciclistas que también subían el puerto por el carril de vehículos lentos, ya que allí no existe arcén de ningún tipo.

El camión, tras toparse inopinadamente con ellos (a causa de lo tortuoso del trazado la visibilidad de la carretera es reducida), hizo la única maniobra posible ante la imposibilidad de frenar en seco, esquivarlos invadiendo el carril por el que yo circulaba.

Por fortuna todavía no había iniciado el adelantamiento, pero de haber sido así podría haber habido un accidente bien por atropello de los ciclistas por parte del camión, bien por colisión del camión con mi coche.

Y todo gracias a lo que yo considero una imprudencia temeraria por parte de estos ciclistas, que discurrían por una carretera en modo alguno apta para la práctica de su deporte con el consiguiente riesgo de sufrir o provocar un accidente.

Vaya por delante que soy un defensor de la práctica del ciclismo, pero lo que no es de recibo es que muchos ciclistas arriesguen su vida y las de los demás en carreteras peligrosas para ellos, eso sin contar con su extendida falta de respeto a las normas de tráfico en la ciudad o con la reciente moda de circular por las aceras y las calles peatonales, en ocasiones a gran velocidad, poniendo en peligro la integridad física de los peatones.

De poco sirve que reclamen trazados adecuados para sus vehículos, y que denuncien los comportamientos incívicos de los conductores, todo lo cual apoyo, si al mismo tiempo rehúsan asumir sus responsabilidades y obligaciones.

Señores de la DGT, ¿por qué no se prohíbe fumar en los vehículos?

Por Damián Núñez Pulido

Hoy me he librado de tener un accidente de moto bastante grave. Yo iba circulando tranquilamente por una rotonda cuando un coche se ha incorporado a toda velocidad haciendo caso omiso al ceda el paso y a mi presencia mientras el conductor se encendía un cigarro. Sí, ha pasado tan cerca que me ha dado tiempo a ver como tenía un mechero amarillo encendido en una mano y el cigarro en la boca. Lo triste es que no es la primera vez que me pasa, las he tenido peores, en otra ocasión el conductor fumaba y hablaba a la vez por el teléfono móvil mientras casi se me lleva por delante. Eso es arte, el arte de ponernos a todos en peligro, gracias campeón.

tabackSon muchos los conductores que circulan en sus coches o motos –cosa que considero aún más grave- con cigarros encendidos en sus manos y me sorprende al ver que la DGT aún no ha prohibido esta práctica que para mi parecer entraña un gran peligro. Todos sabemos que fumar es una adicción y toda adicción tiende a distorsionar la realidad. No me refiero a que veas alucinaciones ni nada de eso, pero el que fuma conduciendo puede prestar más atención al “placer” de fumar que mirar si cruza un niño o puede que la ceniza le caiga sobre su regazo y al sobresaltarse se lleve a un motorista por delante, porque no me negarán que este acto distrae lo mismo o incluso más que hablar por el teléfono móvil o poner una dirección en el GPS.

Así que ahora que puedo escribir y antes de que acabe en algún hospital por culpa de otro conductor fumador le pido a los señores de la DGT que recapaciten, se desentiendan de las presiones que puedan tener de los lobbies tabacaleros y regulen de una vez esta actividad al volante, ya que es muy triste comprobar cómo gente que es multada por este motivo -por unos agentes responsables y conscientes del riesgo que supone- recurran y se les retire la multa porque realmente no está penado.

Por el respeto de todos a los discapacitados

Por David Olid Britos

policia localEste jueves por la mañana cuando bajaba de la moto recién estacionada he visto cómo tranquilamente unos agentes de la Policía Local de Barberá del Vallés (Barcelona) aparcaban en una zona de discapacitados. En mi opinión, esto no es sólo una falta de ejemplo sino que puede perjudicar a los usuarios con dificultades de movilidad.

Al preguntarle a los agentes que por qué aparcaban allí, me han contestado con un “acuéstate”. Acto seguido me han pedido la documentación de identidad. Me han cogido la matrícula y han salido sonriendo como diciendo “ya te llegará la receta”.

Aún así, me arriesgo a recibir esa multa injusta a cambio del respeto hacia la gente con dificultades de movilidad. El pueblo les da derechos a las personas con dificultades mientras la ley se los salta.