Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘5’

Algunas razones para recordar a Jennifer Jones, que ha muerto

Ha muerto Jennifer Jones. Llevo más de una semana desconectada del mundanal ruido y en cuanto abro mi ordenador para ver qué me he estado perdiendo me encuentro con esta noticia. La que fuera esposa del productor más temido y recordado de Hollywood, David O´Selznick, ha fallecido a los 90 años de edad.

Puede que para la generación que se ha enganchado a ‘Crepúsculo‘, los Robert Pattisons y compañías, el nombre de Jennifer Jones le suene tan a chino como a mí el nombre del último expulsado en Gran Hermano (lo siento, Gus, soy incapaz de seguir los líos de Guadalix), aunque quizá no debería generalizar y utilizar la palabra ‘generación’ tan en vano, porque conozco a muchos y muchas de diferentes edades que viven ‘abducidos’ por la crepusculomanía. En fin, a lo que iba, que, aunque soy consciente de que decir Jennifer Jones puede no significar mucho para muchos, hubo un tiempo, allá por los años 40, que ella era la encarnación de la belleza pura y bondadosa, la mujer que conquistó a la Academia de Hollywood con ‘La canción de Bernadette’, la actriz que era tutelada con mimo por su todopoderoso marido hasta que éste cometió la torpeza de morirse y perjudicar gravemente la carrera de su esposa.

A mí no era una actriz que me gustara especialmente: su belleza no me atraía, sus gestos me resultaban repetitivos y ni siquiera me caía bien, me temo que como a la mayoría de sus contemporáneos, que la veían algo estirada y antipática, sin embargo, reconozco su importancia. Forma parte de la historia del cine (‘Desde que te fuiste’, ‘Duelo al sol’…) e incluso fue una gran dama del teatro, en Broadway interpretó con éxito ‘Retrato de una dama’. Además Jones ha protagonizado el que para mí es uno de las mejores comedias de todos los tiempos: ‘El pecado de Cluny Brown’, de Lubitsch. Allí Jones estaba magnífica, podría decir que parecía menos ella, aunque esto suene algo descortés. Solo por su intervención en esa joya del cine clásico, Jennifer Jones se merece algo más que dos líneas de compromiso en la sección de espectáculos. Solo por la estudiada ingenuidad que muestra en el filme de Lubitsch, Jones se merece que la gente recuerde su nombre.

¿Te gustaba Jennifer Jones? ¿Cuál de sus películas te gusta más?

Anfetaminas, esteroides y placenta para seguir siendo Elizabeth Taylor

De momento solo está en inglés; pero la enésima biografía sobre Elizabeth Taylor promete ser una de las más jugosas, a lo que detalles más o menos escabrosos se refiere. Se titula ‘How to be a movie star’ y la escribe Willian J. Mann, un autor que ya le dedicó otra interesante biografía a Katherine Hepburn.

Mann, que se muestra fascinado por el hecho de que todo el mundo se sintiera fascinado a su vez por los turgentes pechos de la Taylor, destaca la faceta de Taylor como icono sexual, que escandalizó a medio mundo con sus pasiones dentro y fuera de la pantalla. Habla Mann de su infancia como niña prodigio; de su impactante belleza, ya desde entonces; sus ocho matrimonios (dos de ellos con Richard Burton, otros dos concertados por interés); su aparente y real fragilidad física que muchas veces ella utilizaba como pretexto para hacer su vida y mantenerse alejada del rígido control de los grandes estudios y, cómo no, de su sincera y profunda amistad con ilustres homosexuales como Montgomery Clift y Rock Hudson, con el que al parecer se cogía unas cogorzas antológicas.

De los detalles que he ido leyendo sobre esta biografía hay uno que me ha llamado la atención por lo moderno que me parece, ahora que tanto se habla de botox, cirugía estética, y pinchazos del doctor Chams ,y es la afición de Taylor a inyectarse un cóctel de vitaminas, anfetaminas, esteroides, hormonas, placenta y médula ósea para mantenerse joven y en forma. Reconozco que es un cotilleo muy poco cinematográfico, pero me da una idea de la esquizofrenia en la que vivimos por culpa del deseo de permanecer siempre jóvenes, una presión que debe de hacerse insoportable cuando se es una estrella de cine bellísima, a la que todo el mundo admira y desea.

Larga vida a la achacosa Taylor, una de las más guapas y también de las más talentosas actrices de Hollywood.

La segunda guerra mundial, en el festival de cine histórico de Torrijos

Hace un tiempo os preguntaba si, a vuestro juicio, había o no demasiados festivales en España. Os lo preguntaba porque hace un tiempo que vengo leyendo que en España sobran festivales y que esta sobreabundancia de oferta está dañando la calidad de los mismos, la mayoría con presupuestos muy pobres. Desde mi punto de vista, tener en tu ciudad un mal certamen es mucho mejor que no tener nada, porque genera afición y debate. Todo lo que sea divulgar el cine (y poder verlo), bienvenido sea.

Uno de esos festivales minúsculos, realizados con mucho esfuerzo y poquito dinero, es el festival de cine histórico de Torrijos, una localidad de Toledo, de apenas 12.000 personas, a una hora en coche de Madrid.

Este certamen celebra su segunda edición con la mirada puesta en el 70 aniversario del comienzo de la segunda guerra mundial.

Así, del 16 al 21 de octubre, con la colaboración del Canal de Historia, exhibirán distintos documentales sobre el tema.

Pero además homenajearán al actor Manuel Galiana y al director Francisco Rodríguez, que fue ayudante de dirección de películas como ‘Patton’ o ‘Doctor Zhivago’.

Entre las secciones que tienen programadas destaca una sobre la mujer en el cine y otra sobre películas de contenido supuestamente histórico, poco rigurosas u ortodoxas.

¿Quién dijo que los pequeños festivales no merecían la pena?

Cuéntanos cómo es el festival de cine de tu pueblo /ciudad.

Segundas partes que sí son buenas: Aliens, El padrino, Superman…

¿Segundas partes nunca fueron buenas? No para la revista Empire, que acaba de elaborar una interesante lista con las mejores cincuenta secuelas del cine. La lista incluye segundas, terceras y hasta sextas partes de algunos títulos míticos, como ‘Regreso al futuro’, ‘Misión Imposible’ o ‘La Guerra de las Galaxias’ y deja fuera a propósito trilogías o bilogías que están consideradas como una sola unidad, como Kill Bill o El señor de los anillos.

¿Lo más destacado? Quizá el haberse atrevido a poner a Aliens, el regreso un puesto por encima de El padrino 2; pero a estas alturas nadie peca de atrevido al colar en los cinco primeros puestos, además de los filmes de James Cameron y de Coppola, Terminator 2, Toy Story 2 y El caballero oscuro (puesto quinto).

Sin embargo sí me llama la atención que la lista admita sin complejos títulos como ‘Agárralo como puedas 2’ o ‘Aeropuerto 2’, pero pensándolo bien ¿por qué no?

Un filme dirigido por un español también se cuela entre las 50 mejores secuelas: ’28 semanas después’, de Juan Carlos Fresnadillo.

Shrek 2, Star Treck: First contact, Hellboy 2, Halloween 3, Mision Imposible 3

Gremlins 2, Indiana Jones y la última cruzada, Harry Potter y el prisionero de Azkabán, Spiderman 2, El ultimatum de Bourne, Harry Potter y la orden del Fénix, Indiana Jones y el templo maldito, Star Trek II: la ira del Khan, Superman 2, Antes del atardecer, El mito de Bourne…

y así hasta 50 títulos.

Yo, como tampoco voy de original, sin duda votaría a ‘El padrino 2’ como la mejor secuela de la historia del cine; pero ¿y vosotros? ¿Cuál elegiríais? ¿Echáis de menos algún título? ¿Creéis que en algún caso la secuela fue mejor que el original?

Los Oscar: ¿una gala con sorpresas?

La cantidad de premios previos a los Oscar, de reportajes, análisis y críticas que se publican hacen que cada vez sea más difícil llevarse un sobresalto la noche de los Oscar. Los pronósticos suelen estar muy bien encaminados, pero aún así, como el factor sorpresa existe, una no puede evitar enfrentarse a la gala con un punto de emoción.

Este año la mayor sorpresa me la he llevado con el premio a la mejor película extranjera: la japonesa ‘Okuribito’, un filme con el que nadie contaba hasta anoche, pues la israelí ‘Vals con Bashir’ (que acababa de ganar el Globo de Oro) era considerada la gran favorita. En caso de ‘sorpresa calculada’ se pensaba que el premio sería para Francia y su fantástica ‘La clase’.

Es el cuarto Oscar que va para una película japonesa, pero el primero que consigue desde que se estableció como tal la categoría de Mejor Película Extranjera.

La segunda sorpresa de la noche, al menos para mí, fue el Oscar al mejor actor para Sean Penn. Era uno de los favoritos, pero a estas alturas de premios entregados: Los Globo de Oro, The Spirit Awards, Bafta… en los que había triunfado Mickey Rourke, sinceramente pensaba que el Oscar iba a ser para él, sobre todo teniendo en cuenta lo mucho que le gustan a Hollywood las historias de triunfadores que se convierten en perdedores y a los que el destino ofrece una segunda oportunidad.

Y la tercera y última sorpresa, o sorpresilla, de la noche fue el Oscar al mejor guión original para ‘Mi nombre es Harvey Milk’. Competía con ‘Wall-E’, para mí la gran favorita, y daba por hecho que el descuido de la Academia de no haber nombrado la película de Andrew Stanton en la categoría de Mejor película iba a ser compensado con el Oscar en esta categoría.

Y a vosotros ¿os sorprendió algo de la ceremonia? ¿Y de los premios?

Ah, y no sé qué opinaréis vosotros, para mí fue bonito escuchar a Penélope Cruz acordándose de su pueblo, Alcobendas, y de los actores de España a la hora de recibir el Oscar. Olé por Pe.

Los verdaderos nombres de las estrellas. Las respuestas

Ahí van los nombres de nacimiento de las estrellas que os mostré ayer. Algunos eran fáciles, porque, como decís algunos de vosotros, solo han acortado sus larguísimos nombres u omitido algún apellido; pero en otros casos las transformaciones son sorprendentes.

El verdadero nombre de Brad Pitt es William Bradley Pitt y el de Meryl Streep es Mary Louise Streep.

Cary Grant (Archibald Alexander Leach) y Bette Davis (Ruth Elizabeth Davis).

Clive Owen (Cleeve Van Olwen)y Natalie Portman (Natalie Hershlag).

Lauren Bacall (Betty Joan Perske) y Lana Turner (Julia Jean Mildred Francias Turner).

Alan Alda (Alphonso Joseph D’Abruzzo)y Glenn Ford (Gwyllyn Samuel Newton Ford).

Eric Bana (Eric Banadinovich)y Hugh Grant (Hugh John Mungo Grant).

¿Recibió malas críticas Daniel Craig? Ahora me entero

No pensaba dedicarle un post a ‘Quantum of Solace’. Se ha escrito tanto sobre ella (yo misma le he dedicado varios post) que no quería saturaros con el tema; pero lo que oí en otro día en la radio me ha hecho cambiar de opinión. Se trataba de un programa vespertino de la Cadena Ser, no pude oír el nombre de los tertulianos, pero hablaban tres personas distintas. Yo iba en el coche, sin prestarles mucha atención, hasta que oí el nombre de Daniel Craig y la frase: “Después de las malas críticas que recibió con la primera película de Bond…. ” y me desperté de golpe.

¿Malas críticas? ¿Cuáles? Pero si todo el mundo coincidió en que era uno de los grandes aciertos de la película; pero si hasta lo nominaron al Bafta británico (el equivalente al Goya español), algo que nunca antes había logrado un actor interpretando a James Bond

Y siguieron hablando del guión, que no era muy redondo, decían, y del gran número de accidentes que había habido durante el rodaje, con no sé cuantos coches “Austin Martin destrozados” (¿querrían decir Aston Martin?). Lo mejor de todo es que las dos personas que eran más críticas con el filme reconocieron que “todavía no lo habían visto”, mientras que el que sí lo había visto dijo que era “entretenido”.

Ah, como parte de la falta de credibilidad de la película el único que podía hablar con conocimiento de causa, porque la había visto, mencionó el que Bond robara un smoking para ir a la ópera que le sentaba a medida. ¿De verdad eso era lo que más le chocaba después de haber visto a Bond sobreviviendo a explosiones, tiroteos, edificios en llamas, accidentes aéreos y persecuciones imposibles?

En fin, que quien no tuviera más referencias sobre la película se quedaría con pocas ganas de verla, gracias a los comentarios de dos personas que conocían el filme de oídas. Yo sí la he visto y por eso la recomiendo como un buen filme de James Bond, quizá no el mejor, ni a la altura de ‘Casino Royale’, pero sí uno muy entretenido, ágil, con todos los pros y los contras de este tipo de filmes y protagonizado por el que para mí (esto es solo mi opinión personal) es el mejor James Bond de la saga: Daniel Craig. Un tipo duro, rudo, viril, no espectacularmente guapo, que le da una tremenda humanidad e incluso fragilidad al personaje gracias a su sobresaliente labor de interpretación. Craig no necesita grandes muecas ni diálogos para expresar su angustia interior, le basta la mirada y unos pocos gestos. Ése es a mi modo de ver el gran acierto de su James Bond y ése es el gran logro de las dos últimas entregas de la saga: mostrar a un Bond más inseguro y sensible; pero también implacable y sanguinario.

Aquí os dejo un enlace a las mejores imágenes de ‘Quatum of Solace’.

‘Quantum of Solace’, demasiada acción y poco diálogo

Durante el fin de semana he tenido tiempo de navegar por la red y enterarme, entre otras cosas, de que ayer era el cumpleaños de Viggo Mortensen, uno de los actores preferidos de esta bloguera, al que ya he dedicado un par de post. Viggo, que se encuentra en Dinamarca (país natal de su padre), ha aprovechado su cumpleaños para viajar a un lugar retirado y reflexionar sobre su bien llevado medio siglo. Espero que haya llegado a la conclusión de que quiere seguir haciendo cine. Felicidades Viggo.

También me ha dado tiempo a leer algunas de las críticas que han hecho en Londres a ‘Quantum of Solace’. El último filme de Bond se preestrenó para la prensa en Inglaterra el pasado viernes y las críticas, aunque son en general favorables ,no son tan entusiastas como con la anterior entrega protagonizada por Daniel Craig.

Para empezar, la BBC le echa en cara que dure media hora menos que ‘Casino Royale’. Una media hora que la mayoría de los medios dicen que redunda en un desarrollo de la acción más precipitado y más pobreza a la hora de desarrollar las motivaciones internas de Bond para actuar, a pesar de que éstas parecen tener cierto peso específico en el guión. No obstante la BBC alaba el trabajo de Craig y de sus acompañantes femeninas Olga Kurylenko y Gemma Arterton.

Para The Times Online, Quatum of Solace no tiene ni el brío ni la brillantez que sorprendieron en ‘Casino Royale’ y muestra a Bond como un grosero patán que se mueve frenéticamente de país en país con la frenética velocidad de Jason Bourne.

Empire Magazine, que le da cuatro estrellas sobre cinco y hace una de las críticas más favorables al filme,echa de menos un poco más de relax para disfrutar de las imágenes y del personaje de Bond, al que los guionistas se empeñan en hacerle beber martinis como si fueran vasos de limonada.

The Guardian, le da solo tres estrellas sobre cinco, porque le achaca al filme pocas ocurrencias, falta de diálogos y poca profundización en los personajes, aunque reconoce lo meritorio de sus escenas de acción y de la gran actuación de Daniel Craig, que sostiene el filme y lo enriquece.

Dark Horizons se pregunta si buena parte del ahorro en el metraje no se traduce en un filme menos fluido que otras entregas de Bond, aunque acaba concluyendo que no es un filme malo, sino lleno de energía y entretenido, un superfilme de acción, pero solo una buena película de Bond.

Como evidentemente yo no asistí al pase de Londres, tendré que esperar como vosotros al 21 de noviembre para comprobar con mis propios ojos hasta qué punto estas críticas se ajustan a mi opinión.

¿Tenéis ganas de verla? ¿Os gustó ‘Casino Royale’?

Parecidos razonables, las propuestas de los lectores

El viernes os proponía un juego: establecer parecidos físicos entre actores. Con las propuestas que me habéis enviado he elaborado una nueva lista. Se han quedado varias en el tintero (Nick Nolte y Josh Broslin; Brad Pitt y Benicio del Toro; Brad Pitt y Michael Pitt; Nick Nolte y Josh Broslin, Mel Ferrer y James Woods… ). La primera pareja es un envío de Sevi, a quien Xema recuerda con razón que Keira Knightley hizo de doble de Natalie Portman en ‘La Guerra de las Galaxias episodio 1: La amenaza fantasma’.

Natalie Portman y Keira Knightley:

Edward Burns y Ben Affleck (propueta de Yo me quedo con Edward)

Jeff Bridges y Kurt Russell (propuesta de Roli)

Skeet Ulrich y Johnny Depp (propuesta de Margarita)

Nick Nolte y Josh Harnet (propuesta de Xavier)

Diane Kruger y Kate Bosworth (propuesta de Margarita)

Y para terminar la lista, una simpática propuesta de reyes arias poco relacionada con el cine; pero muy realista.

Donatella Versace y Carmen de Mairena

¡Gracias a todos por participar!

Y si él es el mejor, bueno ¿y qué?

Estoy en el curro y no tengo tiempo de actualizar mi blog. En cuanto llegue a casa, me pongo a ello, pero me alegro enormemente de que Bardem haya conseguido el Oscar. Tenemos pocos actores de su talento y ‘En no es país para viejos’ se sale.

Y también me alegro porque estoy segura de que esta noticia habrá fastidiado a más de algún mezquino, incapaz de perdonarle que sea un actor con ideas políticas que manifiesta sin rubor (independientemente de cuáles sean éstas). Gente que es incapaz de valorar su trabajo interpretativo por el simple hecho de que Javier Bardem no les gusta como persona.

Sí, me alegro por él y también me alegro por todos los actores que se esfuerzan y malviven en nuestra industria. El oscar también era para ellos. Y me alegro, sobre todo, por su madre, Pilar Bardem, una madre coraje, que da la casualidad de que es una grandísima actriz. ¡Cuánto debe de estar disfrutando!

La noche hubiera sido redonda si también Alberto Iglesias hubiera recibido la estatuilla. Ánimo, Alberto, quizá a la tercera vaya la vencida. Ojalá.

Del resto de premios hablo luego.