Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘3’

‘Avatar’, espectacular, pero algo hueca

Lo bueno que tenemos los procrastinadores compulsivos es que, a veces, el dejar para mañana las cosas nos permite obtener una perspectiva diferente de algo que un día antes nos parecía muy especial. Anoche, tras salir de ver ‘Avatar’, tuve el impulso de ponerme a escribir este post. Estaba entusiasmada después de haberme pasado dos horas y media, con las gafas de 3D puestas, viendo un mundo fantástico, lleno de colores y formas nuevas. Afortunadamente, mi procrastinamanía dejó para hoy esa escritura.

La salida del cine, a siete grados bajo cero en Ávila, me había puesto de nuevo en la órbita de la realidad. Y ahí, en el mundo real fue donde empecé a analizar una película que me había mantenido enganchada durante la primera hora y media, pero que, gradualmente, había ido perdiendo interés para mí, justo ahí donde se suponía que iba a comenzar el desenlace del filme. ¿Fallaba el filme de Cameron o fallaba mi capacidad de entusiasmo?

No me atrevo a decir que Cameron falle. El mérito de haber realizado una película de esta envergadura (la más cara de la historia) le da un plus de atrevimiento y descaro que hacen que respete su trabajo; pero no puedo evitar pensar que ‘Avatar’ es un espectáculo con mayúsculas, algo hueco e incluso aburrido para mí. A su historia, con moderno mensaje ecologista y pre-apocalíptico incluido, le falta emoción. Es terriblemente previsible, yo diría incluso que poco interesante y maniquea. No sé cuántas veces habrá montado y remontado Cameron su filme, pero se notan algunas transiciones hechas a trompicones, precipitadas, quizá por el deseo de terminar un filme que se iba de largo en el metraje.

Así que pasadas las horas no puedo evitar sentir cierta decepción por una película que recordaré por sus magníficas imágenes aéreas, su color, sus paisajes, sus animales, sus escenas bélicas, por el esfuerzo técnico que tiene detrás…, pero poco más.

En la página de imdb el público la puntuaba con un 8,9 de media, por lo que doy por hecho que hoy no habrá mucha gente que esté de acuerdo conmigo. ¿Y a vosotros por qué razón os gustó, o no, ‘Avatar’?

El cine español le cuesta un ojo de la cara al Estado

Cuanto más leo sobre las subvenciones al cine español, más se me ponen los pelos de punta y más entiendo la frustración y el enfado que reflejan muchos de vuestros comentarios en este blog. Perdonadme que me centre de nuevo en asuntos económicos, pero ayer leí un interesante (y muy ilustrativo) artículo en eleconomista.es que deja en evidencia cómo las ayudas al cine superan con creces sus ingresos y cómo estos ingresos apenas ‘pagan’ una tercera parte de los costes. (Un capítulo aparte sería entrar a valorar si estas ayudas se dan siempre a los mismos)

Según este diario económico, que ofrece datos del Ministerio de Cultura, el año pasado 99 películas recibieron ayudas. En total costaron unos 260 millones de euros, sin embargo, apenas lograron recaudar 100. Os dejo unos párrafos muy ilustrativos, que deberían sacarle los colores a más de uno (sobre todo a quienes deciden que determinados proyectos deben recibir millones):

Es el caso de ‘Los Fantasmas de Goya’, una superproducción que costó casi 29 millones de euros y recaudó veinte veces menos; de ‘Tirante el Blanco’, que supuso un desembolso de 11 millones y generó 1,5 millones; o de ‘Cargo’, cuyos costes de producción se elevaron a 3 millones y los ingresos en taquilla se quedaron en tan sólo 200.000 euros.

Y es que los datos del propio Ministerio de Cultura son realmente alarmantes. Hay películas, como ‘La Silla’ -un drama de Julio Wallovits que costó más un millón de euros e ingresó sólo 10.000- o ‘Más allá del espejo’ -un documental sobre disfunciones cerebrales que costó 300.000 euros y recaudó apenas 5.000– que no convencieron ni a los más cinéfilos.

En España, de todas las películas que recibieron ayudas el pasado ejercicio, aunque se estrenaran antes, tan sólo tres películas fueron rentables.

(entre ellas ‘Volver’, de Almodóvar).

Entiendo que muchos argumentarán que el cine es arte y que como tal hay que subvencionar ciertas obras, etc, etc… pero ¿sin límite de coste? ¿se encarga alguien a posteriori de ‘rentabilizar’ esos ‘productos culturales’ que tanto le cuestan al Estado? ¿Pone alguien límite a los salarios de directores, actores, etc implicados en estas obras?

Y si se subvencionan producciones, digamos, de interés social, como puede ser el caso del documental sobre disfunciones cerebrales, ¿alguien después se encarga de que lo vea el mayor número posible de personas?

Que me lo expliquen, por favor, que no lo entiendo.

Pe levanta pasiones, pero también odios indisimulados

Penélope lo ha vuelto a lograr. Viendo hoy el anuncio de las candidaturas a los Oscar en la redacción de ’20 minutos’ he podido comprobar las reacciones tan extremas que provoca Pe entre los españoles, porque me imagino que lo que he escuchado a mis compañeros es perfectamente trasladable a la gente de la calle. Por un lado, ha habido muestras de alegría por ver a un actriz española en la gran final del premio de los premios cinematográficos, por otro, hay quien se ha llevado las manos a la cabeza ante lo que consideran una exageración mayúscula, una broma de la Academia de Hollywood. “Pero, si ni siquiera es actriz”, he llegado a oír.

Al margen de las preferencias personales de cada uno, yo he de reconocer que me he alegrado por Penélope, porque creo que ella es sin duda lo mejor del filme de Woody Allen, al que salva de ser una sarta de tópicos soporífera y prescindible, y porque si hasta una niña de 10 años puede ganar un Oscar, ¿por qué no nuestra Pe, que hace de ingenua mucho mejor que cualquier churumbel?

Las nominaciones me hacen pensar (y no solo lo digo por Pe) que esto de los premios (estos o cualquier otros, incluidos los literarios) al final es cosa de un grupito de conocidos que coinciden en fiestas, comparten representantes/agentes, y se turnan cada año para aparecer en las candidaturas, ¿o acaso no tenéis la sensación de ver siempre las mismas caras? (al margen de un par de excepciones).

Además de esta duda, me surgen otras preguntas que me gustaría que me ayudarais a contestar:

¿Hubiera reconocido la Academia el inmenso talento de Heath Ledger si, hoy precisamente hace un año, no hubiera muerto?

¿Han aumentado las posibilidades de Oscar de Meryl Streep (que ya va por su candidatura número 15) al haber logrado la nominación por un filme dramático, como ‘La duda’, en lugar de por una comedia como ‘Mamma Mia’?

¿Es Marisa Tomei la mayor rival que tendrá Pe para alzarse con la estatuilla?

¿Obtendría la misma audiencia la gala si no hubieran nominado a Brangelina, la pareja más popular y mediática del mundo?

¿Por qué no se ha atrevido la Academia a nominar a Wall-E como mejor película (a secas, si la etiqueta de animación) cuando es, sin duda, de lo mejorcito del año y acumula seis nominaciones, entre ellas al mejor guión original?

¿Logrará Robert Downey Jr. , pintado de negro y haciendo el ganso, lo que nunca ha conseguido con sus papeles dramáticos?

Una vez que un actor o un director ha sido nominado una vez ¿tiene más posibilidades de volver a conseguirlo?

Ha muerto el director de ‘Matar un ruiseñor’, Robert Mulligan

Siento debilidad por ‘Matar un ruiseñor’. Probablemente sea, junto con ‘El padrino’ 1 y 2 y ¡Eva al desnudo’, la película que más veces he visto. En mi casa se ríen de mí cuando, al menos una vez al año, me la pongo en DVD para volver a saborearla. “¿Otra vez ‘Matar a un ruiseñor’?‘, me preguntan con una mezcla de estupefacción y admiración. Son de esas películas que ves de pequeño y te impactan tanto y tan profundamente que se quedan para siempre contigo.

Hoy ha muerto su director, Robert Mulligan (83 años), un hombre que provenía de la televisión y que nunca fue considerado uno de los grandes, nunca recibió grandes premios, a pesar de haber filmado esta joyita, y de ser responsable de otras grandes películas, como ‘Verano del 42’, ‘El próximo año a la misma hora’ y ‘El otro’. Quien haya visto algunos de estos filmes (tan distintos, tan bien acabados) valorará la sobresaliente capacidad que tenía Mulligan para retratar las contradicciones humanas y, sobre todo, para sacar lo mejor de sus actores. Que se lo digan a Gregory Peck, que gracias a él logró su único Oscar con ‘Matar a un ruiseñor’.

Los críticos, o algunos de ellos, los más obtusos, hablaban de él como “un buen artesano“, dando a entender que hacía su trabajo de forma correcta, pero que le faltaba genialidad, quizá originalidad. Qué equivocados estaban, qué difícil es encontrar a un buen narrador de historias, a un director sensible capaz de hacer sentir empatía por sus personajes.

Hasta siempre Mulligan.

‘Txeroki’ vio ‘Tiro en la cabeza’ y se interesó por Jaime Rosales

No sé si a Garikoitz Aspiazu, alias Txeroki, el jefe de los comandos de ETA, detenido la madrugada del lunes en Francia ,le interesa mucho el cine de autor, como el de Jaime Rosales en ‘Tiro en la cabeza’, pero desde luego sí tenía interés en ver cómo había reflejado el autor barcelonés el atentado que él cometió en Capbreton. ¿Interés cinéfilo? ¿Simple autocomplacencia?

El otro día, charlando con el compañero de 20 minutos que cubre normalmente la información de Interior, me cuenta que fuentes antiterroristas le han confirmado que Txeroki vio el filme que narra el atentado que el 1 de diciembre de 2007 le costó la vida a dos guardias civiles en Capbreton (Francia). Parece ser que dos de los etarra detenidos en octubre en la operación policial que desarticuló el comando Navarra confesaron a la Policía que los días 15, 16 y 17 de octubre habían recibido adiestramiento por parte de Txeroki, y que hablaron del filme de Rosales, filme que el jefe etarra había visto y que, según él, describía muy bien cómo había sido el atentado, pues, aseguraba a sus discípulos etarras, él había sido uno de los tres terroristas que mataron a los agentes.

Los etarras detenidos, Aurken Sola y Xabier Rey, no han dado grandes detalles de qué le pareció a Txeroki la película, si le gustó o no (probablemente se le hiciera un poco dura la falta de diálogos, como al resto de personal), sólo manifestó su deseo de obtener más información del director Jaime Rosales, no porque pensara convertirlo en posible objetivo de la banda etarra (no creo que la película le disgustara hasta ese punto), sino, quizás, por un simple interés cinéfilo. Quién iba a pensar que un hombre como Txeroki, que vivía en la clandestinidad; huyendo; suplantando identidades; robando coches; en suma, un hombre que dedicaba su tiempo a adiestrar a criminales sobre el manejo de explosivos iba a perder dos horas en ver la película de un director con vocación de artista.

‘Un tiro en la cabeza’ se estrenó el pasado festival de cine de San Sebastián rodeada de polémica al presentar el día a día de una persona normal que, de repente, resulta ser un etarra dispuesto a ejecutar a dos seres humanos. Recibió el premio Fipresci de la crítica internacional.

Por cierto, no ha trascendido si Txeroki es uno de los escasos espectadores que ha visto la película en las salas de cine o, por el contrario, es de los que la han visto en la página web de Filmin previo pago de 3,40 euros.

Diez segundos trepidantes de ‘Quantum of Solace’

No era muy fan de las andanzas de OO7 hasta que vi ‘Casino Royale’ con Daniel Craig. Como la película me encantó, he seguido con detenimiento todos los contratiempos que ha sufrido el rodaje de la nueva entrega: ‘Quantum of Solace’. Os conté la sucesión de accidentes que paralizaron el rodaje durante una semana y os mostré las primeras fotos del rodaje en Panamá. Le dediqué un post a Mathieu Amalric en cuanto supe que iba a ser el villano de la nueva película y hoy para completar las entregas, os pongo los primeros segundos que la productora ha puesto en circulación del tráiler oficial de ‘Quantum of Solace’. El tráiler completo, que por lo que parece será publicitado con el boato propio de un largometraje, llegará a principios de la semana que viene.

Son solo diez segundos, trepidantes eso sí, en los que se intuye a un James Bond más dinámico y atlético que nunca.

En Youtube a estas horas, ya tenéis una versión de este fragmento con una banda sonora distinta (cortesía de un fan) y otro tanda más de imágenes, que alguien ha subido hace solo unas horas. Si tenéis tiempo y ganas, aquí os dejo un poco más de Bond.

El estreno mundial de ‘Quantum of Solace’ está previsto para el 7 de noviembre. Ya queda menos. ¿Pensáis ir a verla?

Y el ganador es… The End

Media hora. Ése es el tiempo aproximado que tardásteis en completar el tipo de relación que unía a los actores que os mostré el viernes. Sois unos hachas.

Efectivamente, la bella Diane Lane es nuera de Barbra Streisand, ya que está casada con el actor Josh Brolin, hijo de James Brolin, el esposo desde hace nueve años de la gran diva de la música. Tengo ganas de ver a Brolin en No es país para viejos. Las críticas dicen que es su mejor papel. En American Gangster se le ve poco, pero está muy bien. Desde luego tiene una cara mucho más interesante que su padre.

La hija de Tony Curtis, Jamie Lee Curtis, es la madrina de Jake Gyllenhaal, hijo a su vez del director Stephen Gyllenhaal y la guionista Naomi Foner. Por cierto que ayer mismo oía que el actor se ha comprometido con la actriz Reese Witherspoon, con la que se casará en el verano.

George C. Scott, el actor que pasó de ir a recoger el Oscar que logró por Patton es el padre de Campbell Scott, un actor que alcanzó cierta fama de guaperas cuando encarnó a un enfermo de cáncer que se enamoraba de Julia Roberts en la algo cursi Elegir un amor. Ahora sobre todo trabaja en el teatro, como secundario (‘El exorcismo de Emily Rose’) y en la televisión (‘Seis grados’). Su madre era la también actriz Colleen Dewhurst, que estaba genial en serie de televisión ‘Ana de las tejas verdes’.

Dedee Pfeiffer es la hermana de Michelle Pfeiffer. Eclipsada por la espectacular belleza de su hermana, y por la fama de ésta, Dedee ha centrado su carrera en la televisión, donde supongo que le habrá aconsejado bien su cuñado, el reputado guionista y productor televisivo David E. Kelly.

Vanessa Redgrave es la suegra de Liam Neeson, ya que éste está casado con su hija, Natasha Richardson. Me encanta Redgrave, dentro de dos días cumple 71 años, pero sigue teniendo una mirada llena de fuerza. Quien haya visto Expiación me comprenderá.

Javier Bardem hasta en la sopa

Hoy me había hecho el firme propósito de ignorar las nominaciones a los Oscar y hablaros de la ceremonia de entrega de los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC), a la que asistí anoche, pero el torbellino generado por la nominación de Bardem me arrastra con fuerza. Va a ser inevitable hablar de él durante las próximas semanas. Analizaremos su vida y milagros, daremos cuenta de todas las anécdotas y noticias que nos lleguen de él y si estornuda, lo convertiremos en el tema del día (aunque también podría ser noticia precisamente lo contrario. ¡En fin!).

Estoy segura de que a estas alturas hasta Javier Bardem está harto de oír hablar de Javier Bardem. Pero él es el rey estos días, y si consigue el Oscar, se convertirá en emperador. Dicho esto, le deseo suerte, realmente me gustaría que ganara, y creo que lo va a hacer, como también me gustaría que lo hiciera Alberto Iglesias, un gran compositor, todavía poco conocido fuera del mundillo del cine, que volverá a optar al Oscar (ya lo hizo por ‘El jardinero fiel’), esta vez por la polémica ‘Cometas en el cielo’.

Del resto de las nominaciones, me llama la atención la doble nominación de Cate Blanchett (es una gran actriz, pero ¿es tan buena como para que acumule las nominaciones a pares? ¿no hay nadie más por ahí que haya hecho un buen trabajo durante el pasado año?) y el logro de Johnny Depp. No es fácil colarse en la categoría de mejor actor interpretando a un vengador sanguinario en un musical. Lo tendrá muy difícil porque competirá con Daniel Day-Lewis, que le tiene ya reservado sitio a la estatuilla en su mansión de las montañas Wicklow (supongo). Aunque a mí a quien realmente me gustaría que se lo dieran, lo siento George, es a Viggo Mortensen. Porque está genial en Promesas del Este, porque es un gran actor que muchas veces pasa inadvertido y porque es todo un caballero. Sé de lo que hablo, pero eso quedará para otro día.

Como quedará para mañana el resumen que había pensado haceros de los premios CEC.

Os adelanto que estuve hablando Juan Antonio Bayona , el director de El orfanato, y me hizo una pequeña confesión. Otro que parece un buen tipo.

Y a ti ¿quién te gustaría que ganara el Oscar?