Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘oscar’

Una web para curiosear sobre las películas que compiten con ‘Blancanieves’

Todavía quedan tres meses largos para la entrega de los Oscar y aún es muy pronto para saber si ‘Blancanieves‘, será nominada a los premios. De momento figura en una larga preselección de la que luego se seleccionarán los cinco filmes finalistas. La mayoría de las películas que han sido propuestas por sus respectivos países no llegarán a España, ni siquiera en DVD, pero para los que tengáis curiosidad por saber qué se cuece ahí fuera, he encontrado una web en la que es fácil quedarse un rato navegando.

En Film Misery se han tomado la molestia de elaborar fichas con los precandidatos y, lo mejor de todo, han colgado los tráilers. De acuerdo que un tráiler sabe a poco cuando lo que se quiere es ver la película, pero al menos nos deja vislumbrar algo del estilo y de la actuación.

Por cierto que de la película de Pablo Berger dicen que parece la mejor de las adaptaciones de’ Blancanieves’ que se han hecho este año y auguran “un gran año” para el cine español. Pues ojalá no se equivoquen y efectivamente Berger salga por la puerta grande del Teatro Dolby (antiguo Teatro Kodak) el próximo 24 de febrero.

Aunque antes deberá pasar el corte. El 10 de enero, se anunciarán todas las candidaturas y entonces sabremos si ha sido finalmente nominada o no.

Como curiosidad, este año se permitirá por primera vez, el voto electrónico.

Los Oscar en los que el pícaro Dujardin le quitó el Oscar al entrañable Clooney

No he visto la gala de los Oscar. Ya no tengo Canal + y la perspectiva de pasar la noche en el curro, viéndola por televisión mientras mi cabeza golpeaba el teclado de mi ordenador, me apetecía menos que una fabada en un día de calor.

Creo que no me he perdido gran cosa, por lo que leo en la BBC, la gala fue un “festival del aburrimiento” (The Hollywood Reporter), “sin riesgos, muy predecible toda ella ” (The Associated Press), en la que Billy Crystal “parecía estar supervisando la cena de un crucero, diseñada para atraer al club de los mayores de 50 años” (The Washington Post) , o lo que es lo mismo, diseñada para atraer a los académicos de Hollywood, que en su gran mayoría están en edad de disfrutar de su dorada jubilación en Florida.

Lo de la previsibilidad parece fuera de toda duda, pues hubo pocos sustos,  con excepción de alguna que otra sorpresa (como que Woody Allen ganara el premio al mejor guión original, cuando competía con The artist y Nader y Simin), aunque también me ha llamado la atención que muchos medios americanos se hayan llevado las manos a la cabeza con el premio a Meryl Streep. Al parecer allí apostaban más por Viola Davis (o eso dicen ahora).

Lo del premio a Dujardin no ha chocado tanto. El premio estaba entre él y un entrañable y convincente George Clooney. Y yo ahí, lo confieso, tenía el corazón dividido. Dujardin está soberbio en The artist. Es tierno, seductor, presumido… viéndolo luego en las ruedas de prensa que ha dado con su particular cosecha de premios, se adivina en él un gran cómico, risueño y guasón.  ¿Pero Clooney? Ay, Clooney . Estaba tan bien en Los descendientes, ¡inspiraba tanta ternura! ¿No entraban acaso ganas de llevártelo a casa, después de verlo correr en chanclas?

Algo así (o quizás algo más) debían estar pensando estas fans que lo esperaban junto a la alfombra roja.  Dios mío, George, qué caras, no me extraña que te hayas agenciado a una exluchadora profesional como guardaespaldas, perdón, como novia.

En cuanto a The artist, ya sé que se está poniendo de moda criticarla por falta de  méritos: que si es más de lo mismo, que si su triunfo supone una apuesta de la Academia por el pasado… ¿Qué queréis que os diga? Es, a mi juicio, una gran película y me gusta porque,  además de ser técnica y artísticamente impecable, y lograr seducir a un público del siglo XXI con las armas y el lenguaje con las que se originó el cine, apuesta por la base de cualquier obra de calidad: un guión sólido que cuente una buena historia (aunque esta sea conocida y recurra al happy ending, algo que no es muy del gusto de los gafapasteros más exigentes).  ¿No son esos suficientes méritos?

PD. Un saludo especial a mi compañero Alberto Grados que hizo un minuto a minuto y una crónica formidables, sin perder detalle.

La foto de Clooney es de un pantallazo de us.imdb.com. La otra, en la que Streep demuestra lo buena actriz que es tras oír su nombre como ganadora, es de EFE.

Los Oscar, ¿un premio importante? ¿Un ardid publicitario? ¿Un asunto de cinéfilos?

Ya queda menos para el gran día. La gran fiesta del cine se celebra este domingo en Los Angeles. El domingo se entregan los Oscar.

Criticados y cuestionados, devaluados y revalorizados, dependiendo de  épocas, son sin duda los premios más importantes de la industria del cine, los únicos que pueden cambiarte la vida. Hasta quienes los miran con reservas y distanciamiento reconocen que lograr uno consigue colocar tu nombre en el mapa de ‘los que pilotan en el cine’.

Hace unos días Fernando Trueba pasaba por nuestra redacción para hacer un encuentro digital con nuestros lectores. Nos pilló en medio de la reunión de redacción que hacemos por la mañana. Simpático, se paró a saludarnos, y nosotros aprovechamos para desearle suerte y preguntarle por los Oscar. No recuerdo sus palabras exactas, pero más o menos vino a decir que estaba tranquilo, que siempre acudía a los sitios “desanimado” (pensando que no iba a ganar) y que en este mundo en el que vivimos, tan tontorrón y superficial, en el que parece que solo se valora lo que ha sido premiado, lograr un premio como el Oscar ayuda a poder seguir trabajando. A él le ayudó mucho lograr el Oscar, dijo, pero decía que pensaba que este año la favorita de su categoría era ‘Rango‘, de Gore Verbinski (‘Piratas del Caribe’). Ojalá se equivoque.

Año tras año somos muchos los que criticamos los premios, hablamos de su previsibilidad, su mercantilismo, injusticia y arbitrariedad, pero no podemos evitar prestarles atención y volvernos locos con todo lo que se publica sobre ellos.

Los Oscar son un emblema de la historia del cine. Es verdad que han dejado sin él a muchos de nuestros ídolos (Orson Welles, Hitchcock, Fritz Lang, Cary Grant… ) y que también lo han ganado personas de las que casi ni recordamos el nombre (Haing S. Ngor, Beatrice StraightJohn Houseman …); pero también es el premio que encumbra a las estrellas bajo el marchamo de ‘sublimes’. Los mitómanos somos así.

Cualquiera que sea vuestro grado de oscaritis (inexistente, leve, grave o ‘para hacérselo mirar’), os invito a que nos acompañéis en 20minutos.es la noche de los Oscar. Hemos preparado un especial donde podéis ver todos los tráilers de las películas nominadas, y os vamos a contar el minuto a minuto de lo que pasa en Los Angeles.

Mis preguntas, todavía sin respuesta, sobre los Oscar

El mes que queda por delante va a ser cinematográficamente muy intenso. El domingo día 12 de febrero se entregan los Bafta, el domingo siguiente los Goya y el último domingo del mes, el día 26, los Oscar. Hoy se han conocido las nominaciones para estos últimos y me temo que ya no vamos a hablar de otra cosa. El glamour manda.

No sé qué pensáis vosotros de la lista de finalistas, pero a mí me han asaltado varias dudas.

¿Por qué si en la categoría de mejor película podían figurar hasta 10 títulos sólo se ha nominado a 9 películas? ¿Acaso no había ninguna otra con calidad suficiente para figurar ahí? ¿Ni siquiera la grandísima ‘El Topo’?

Por qué la Academiase ha olvidado de ‘Tintín’? ¿Y por qué se han olvidado de Spielberg, que estará solo presente como productor de ‘Caballo de batalla’?

Si Max Von Sydow y Christopher Plummer son quintos (nacieron en el 1929) y ninguno ha logrado nunca un Oscar, aunque ambos han estado nominados dos veces ¿por qué ya se dice que el Oscar sentimental podría ser para Plummer? ¿No tendría acaso Sydow el mismo derecho a ‘un premio nostálgico’?

¿Por qué todo el mundo se ha sorprendido tanto de que ‘La invención de Hugo’ se haya convertido en el filme con mayor número de candidaturas?

¿Por qué ya no nos llama la atención ver a John Williams como doble nominado? Con estas ya acumula 47 candidaturas. Inigualable.

Qué ha sido de la esperada nominación de Michael Fassbender por ‘Shame’? ¿Y de la Leonardo DiCaprio por ‘J. Edgar’?  ¿Acaso eran los suyos papeles demasiado comprometidos?

Seguro que Meryl Streep tiene ya el Oscar en la mano? ¿No le dará la travestida Glenn Close (6 intentos, 0 dianas) una sorpresa?

¿Por qué no subrayamos más que Clooney participará en dos categorías, como mejor actor y como guionista? (Si es que… además de percha, tiene cerebro… y toma café del bueno).

Si Bérénice Bejo es la actriz secundaria de ‘The Artist’, ¿quién era la principal? ¡Vamos anda¡

Desde aquí, deseo mucha suerte a Alberto Iglesias y Fernando Trueba y Javier Mariscal. Ojalá podamos felicitarles dentro de unas semanas.

¿Por qué es una mala noticia que ‘Pa negre’ no vaya a los Oscar?

Pa negre’ no será candidata al Oscar.La Academiade Hollywood acaba de hacer pública la lista de 9 películas que pasan el corte hacia la gran final. Entre ellas está la gran favorita: la iraní ‘Nader y Simin, una separación‘, pero no el espléndido filme de Agustí Villaronga. Y es una mala noticia.

Es una mala noticia porque por una vez podía llegar a Hollywood un filme sobre la posguerra española rodada en clave de cine negro. Una obra más arriesgada y original de lo que suelen rodar por aquí nuestros queridos directores, e infinitamente más medida y más ágil. Todo en ‘Pa negre’ funciona con la precisión de un reloj suizo: los personajes no son esperpénticos (un error en el que nos encanta caer en el cine ‘made in Spain’), la intriga está impecablemente planteada, el ritmo narrativo nunca decae, los actores están espléndidos, la historia mezcla las dosis justa de drama, misterio, pasiones y venganzas. En fin, lo que se conoce normalmente como una gran película; pero no ha podido ser.

Yo lo siento especialmente por Villaronga, que es un director que se merece más reconocimiento internacional del que tiene. Porque pasear el palmito por la alfombra roja le iba a suponer una dosis beneficiosa de publicidad que le ayudaría a distribuir proyectos futuros y despertaría el interés por su filmografía. ¿Cuántos han visto por aquellas tierras ‘Tras el Cristal‘? ¿Y ‘Aro Tolbukhin‘? ¿Ha oído alguien hablar de ‘El mar‘?

Aunque también lo siento por los actores, por Nora Navas, Roger Casamajor, Francesc ColomerSergi López, por todo ese gran reparto que se merecía una buena noche de fiesta hollywoodiense. Es una lástima, era una buena oportunidad para que los yanquis vieran que no solo de Pedro Almodóvar y Alejando Amenábar vivimos por estas tierras.

Subastan el traje con el que Audrey Hepburn recogió el Oscar

Es curioso como la gran actriz Audrey Hepburn se ha convertido con el paso de los años en una imagen que tiene que ver más con la moda, que con el cine. Siempre fue un referente de las revistas ‘fashion’ de la época por su elegante forma de vestir, por su impresionante porte de bailarina altísima y por la armonía y belleza de su rostro; pero con el paso del tiempo sus fotos, impresas en todo tipo de complementos- bolsos, monederos… creo recordar que la he visto dibujada, vistiendo el célebre traje de Givechy, hasta en un fular- han ayudado a crear una imagen de ella más propia del mundo de la pasarela que de la alfombra roja. Creo que no exagero si digo que muchos chicos y chicas jóvenes desconocen que era una excelente actriz, o en todo caso lo conocen de forma difusa, sin saber nombrar ninguna de sus películas.

No les culpo, cada día es más difícil ver cine clásico en televisión, sin embargo el merchandising con los rostros más atractivos del cine es ubicuo y abundante.

La última noticia que leo sobre Hepburn como icono de moda tiene que ver con la subasta del mítico traje de encaje que vistió la noche que recibió el Oscar por Vacaciones en Roma, su “traje de la suerte”, como ella lo llamaba. Lo había diseñado Edith Head y formaba parte del vestuario de la película (aparece en una de las últimas escenas) . Para la noche de los Oscar, la diseñadora que también logró una estatuilla, lo retocó un poco siguiendo las indicaciones de Hepburn.

Curiosamente, a pesar del éxito, esa fue una de las últimas colaboraciones entre ambos artistas, ya que Hepburn poco después conoció a Givenchy, que se convirtió en su diseñador oficial y personal, hasta el punto de que lo exigía por contrato en sus películas.

¿Y cómo ha ido a parar el traje a la casa londinense de subastas Ferry Taylos Auctions?

Pues al parecer Hepburn le regaló el traje a su madre, Ella van Heemstra, quien a su vez, se lo dio a una familia estadounidense amiga suya, que ahora, apurados de dinero, lo sacan a subasta el 29 de este mes. Esperan obtener de él entre 46.000 y 69.000 euros.

¿Será Almodóvar? ¿Será Zambrano?¿Será Villaronga?

Imagino que el tema cinematográfico del día es que Almodóvar, Benito Zambrano y Villaronga son los finalistas para representar a España en la carrera hacia los Oscar. En realidad ha habido poco lugar para las sorpresas, ¿no? La presencia de Almodóvar y Villaronga en el trío finalista se daba por segura.

Lo de Benito Zambrano es una sorpresa relativa, porque, aunque casi nadie ha visto La voz dormida (se estrena el 24 de octubre), nadie duda de que el sevillano habrá hecho una película de calidad, basada en un gran texto de Dulce Chacón.

¿Qué película se llevará finalmente el gato al agua? (Dios, creo que sin querer le estoy dando publicidad a un programa de ciencia ficción que tienen por ahí un grupo de ‘indignados’ de la derecha). Sé que diciendo que no tengo ni la más remota idea juego sobre seguro y evito equivocarme, pero es que, con toda honestidad, no lo sé.

Los misterios de la Academia de Cine me son inescrutables (y sus razones aún más), por lo que podría ser cualquiera. Podríamos pensar que como Pa Negre barrió en los Goya, tiene un plus de ventaja. Pero entonces no competían ni La voz dormida ni La piel que habito.

<param name=”wmode” value=”transparent”

Si los académicos tienen en cuenta razones meramente estratégicas, lo lógico es que se decantaran por Almodóvar. Es el más conocido internacionalmente de los tres directores y además es un entusiasta. Es decir, seguro que se desvivirá por hacer campaña proOscar en Los Angeles. Además cuenta con la ayuda del actor español más predispuesto a ganarse a la audiencia: Antonio Banderas. Con ellos, media campaña hacia el Oscar está hecha. ¿Será esto suficiente? El temita de la peli, y la poca unanimidad de las críticas juegan en su contra.

Y Pa Negre y La voz dormida, ¿qué tienen a favor? ¿Su calidad? ¿Será esto suficiente? En contra, desde mi punto de vista, hay dos grandes pegas. A sus directores no los conoce ni el tato en los States of America y ambas abordan la posguerra española, un tema que les puede resultar algo lejano y vagamente interesante a los respetables miembros dela Academia hollywoodiense.

Vosotros, ¿por quién apostaríais? ¿qué película creéis que elegirá la Academia?

La respuesta de la Academia de cine español se sabrá en dos semanas.

Sí, la gala de los Oscar ha sido un rollete, ¿qué os esperábais?

No diré eso de “os lo dije”, porque es odioso, pero, ¿a que no os ha sorprendido la bienintencionada y aburridísima sosería de la pareja James Franco-Anne Hathaway?  Se veía venir. El aburrimiento que nos esperaba en la gala de los Oscar se veía venir; se veían venir los premios, los premiados, sus sonrisas resplandecientes y sus discursos emotivos, largos, insulsos y sospechosamente familiares. ¡Pero si hasta cantó ‘miss sosi-Paltrow’!

Decir que lo mejor de la gala fue volver a ver a Kirk Douglas -a pesar de los estragos que ha hecho en su cara la combinación años (muchos, 94) + cirugía estética a gogó– sobre un escenario da idea de lo que vimos.  Algo parecido debieron pensar los espectadores, que recibieron con más entusiasmo del esperado la irrupción de Billy Cristal (te echaban de menos, Bill, tú también lo pudiste notar).

Pero decir que la culpa de los accesos de sueño fue exclusivamente de Franco y Hathaway es injusto. ¿Dónde están esos guionistas chispeantes y ágiles de los que tanto presumen en Hollywood? ¿Dónde están esos números musicales espectaculares y cimbreantes? ¡Y pensar que hace unas semanas yo me quejaba de que la gala de los Goya había sido un rollete… !

¿Y qué me decís de los premios? Vale que lo de Colin Firth y Natalie Portman estaba más que cantado; pero es que ¡ni una triste sorpresa, ni un mal sobresalto! Hubiera estado bien que alguien tuviera la valentía de reconocer que ‘Origen‘ es una película más atrevida y brillante que ‘El discurso del rey‘ (que sí es una buena película, pero, a mi gusto, menos redonda que el filme de Nolan), por ejemplo.

Hollywood quizá debería tomar nota de que lo más entretenido de la noche sucedió detrás de las cámaras, lejos de los controles de los realizadores y los regidores, pasó en Internet, donde ya hace días Ricky Gervais previó lo que iba a ser la noche y propuso un discurso gamberro y alternativo, y donde los medios de comunicación (como 20minutos.es) y los twitteros nos ponían al día de lo iba pasando. Ahí, en el ciberespacio, sí estuvo brillante James Franco, que tuiteó la gala desde bambalinas y colgó vídeos y fotos impagables, unos documentos únicos e improvisados que ayudan a tomar el pulso de lo que supone una ceremonia de este tipo. Su dedicación a estos menesteres quizá explicara su cara de ensimismamiento durante la gala.

Cuidado Ashton Kutcher, hay quien quiere hacerse con tu puesto de actor ‘trendy 3.0’.

Ricky Gervais les escribe un discurso alternativo a James Franco y Anne Hathaway

Anne Hathaway quiso tranquilizar hace unos días a quienes vayan a ver el domingo los Oscar, recordándoles que ella no era Ricky Gervais y que de ella no se podían esperar malos rollos y salidas de tono que tuvo Gervais en los Globos de oro.Soy muy joven para ser cínica“, dijo más o menos. Sí, Anne, lo sabemos, el domingo nos espera una ceremonia mucho más aburrida de la que vimos en los Globos. Sí, Anne, nadie dudará de que ni tú ni James Franco sois Ricky Gervais. Sí, Anne, en los Oscar (“donde la gente es mucho más alta y guapa que en los Grammy“, como dijo Tina Fey) nadie quiere oír lo ridículo que le parece al resto del mundo el comportamiento de algunas estrellas multimillonarias que se comportan como niños consentidos. “La falsa comunidad de Hollywood” (Chavy Chase dixit) tiene que aparecer en la foto rutilante y bella y así será.

Pero como el díscolo Gervais no puede parar quieto y le va la marcha, en su blog ha escrito el guión que él habría hecho para que James y Anne inauguraran la ceremonia. El diálogo, en el que las referencias a él mismo son constantes, no tiene desperdicio y está en la línea de lo que se espera de él, es decir, que no es apto para todos los públicos. Os dejo un extracto.
Anne Hathaway:
Soy la nueva Catwoman. La primera mujer blanca que interpreta el papel desde Michelle Pfeiffer. Espero que sea una inspiración para todos los blancos del mundo. Vuestros sueños se pueden hacer realidad en Hollywood.
Más diálogo…
Anne Hathaway:
Esta noche, nada de humoristas. ¿Y sabéis por qué? Porque son feos
James Franco:
Sobre todo ese maleducado repugnante que interpretaba el papel de Steve Carell en el remake inglés de ‘The Office’

Más diálogo…

Anne Hathaway:
¿Por qué Ricky no se arregla los dientes y se los blanquea como todo el mundo en Hollywood?
James Franco:
Es una buena prengunta, Anne. Por la misma razón por la que no se pone botox y se la chupa a los productores importantes. Tiene un problema.
Anne Hathaway:
Debe de ser. ¿Por qué ese dientes, dejado y achaparrado no se parece un poco más a nosotros?
James Franco:
Este tío feo necesita un maquillaje de Hollywood.
Anne Hathaway:
Y tanto. E incluso cuando la mayoría de las actrices tiene trastornos alimenticios, eso es mejor que estar gordo, ¿no?

Más diálogo…

Anne Hathaway:
Oh, James, eres un caso. Y tus bromas ligeramente arriesgadas no son amenazadoras porque tú eres uno de los nuestros, ¿y eres tan guapo!

Sigue la ceremiona de los Oscar, en directo, en 20minutos.es

Una joven sevillana gana el Oscar que la Academia da a los estudiantes

La Academia de cine de Hollywood, esa misma que acaba de elegir a Michael Moore como miembro de su consejo de dirección, le ha otorgado uno de los Oscar que da a los estudiantes, a la sevillana María Royo, que presentó el documental ‘Rediscovering Pape’.

Confieso que todavía no he visto este mediometraje, aunque estoy a la espera de que María, que ahora se encuentra rodando en México, me de una clave para verlo en streaming.

Se trata de un trabajo de 25 minutos que Royo realizó como proyecto de fin de curso en el City College de la Universidad de la Ciudad de Nueva York. En él indaga sobre el pasado de su bisabuelo, un ruso criado en Estonia al que le tocó vivir la Segunda Guerra Mundial como prisionero de los alemanes. Además del Oscar, también ha recibido un Emmy para estudiantes.

En cuanto supe de la existencia de María, intenté localizarla para que les contara a los lectores del blog sus planes futuros y cómo se siente al recibir un premio que ganaron, antes que ella, gente como Spike Lee o John Lasseter. Por mail, esto fue lo que contestó:

La Academia nos ha tratado estupendamente, ellos dicen que el premio de estudiantes es el que más les gusta de sus actividades anuales, y se nota que le ponen mucho cariño. Nos pagaron los billetes y la estancia para estar en Hollywood durante 5 días, y organizaron actividades para que conociésemos a mucha gente de la “industria” y pudiésemos preguntar todo lo que quisiéramos. Eso ha sido una gran experiencia, por otra parte la sensación de recibir un Oscar, aunque sea de estudiantes, es bastante apabullante. De pronto un montón de entrevistas, de gente por todas partes, felicitándome y me da un poco de vergüenza. Una película ya sea documental o de ficción se hace de manera colectiva, es verdad que ésta era sobre un tema muy personal, pero de todos modos no la hice sola y me gustaría que hubiese una manera de compartir este reconocimiento que me hacen llegar con todos los que participaron en ella, pero sé que no será igual. Al final la cara visible soy yo.

Ahora ya no estoy en México, estamos ya en Guatemala. Estamos grabando un documental sobre temas de derechos de la niñez y canciones de cuna. Vamos Antón (su marido y socio) y yo en una Furgoneta VW del 69 recorriendo América Latina desde Tijuana hasta la Patagonia, parando en distintas ciudades y haciendo reportajes sobre distintos temas relacionados con los derechos del niño, a la vez que vamos recogiendo canciones de cuna tradicionales, originales, indígenas o mestizas. La idea es ir subiendo los avances de los temas que vamos tratando a nuestra pagina web www.furgonana.com y al final hacer un documental en la que unimos ambos temas. Estamos grabando tantas cosas tan interesantes, que no descartamos que al final también hagamos una serie de cortos o algo así. Por ahora ya hemos estado en Tijuana, donde tratamos el tema del niño migrante, en Mexicali donde vimos cómo siguen después de un terremoto de 7.2 al que no se le ha echado mucha cuenta. Después en Hermosillo, donde estuvimos siguiendo al movimiento 5 de junio, de los papas de la guardería ABC. De allí nos fuimos a Guadalajara, donde acabamos de tratar el tema del abuso sexual y la prostitución infantil. Tenemos una entrevista de dos horas con uno de los que fue abusado por el Padre Maciel. Hemos pasado por Morelia para grabar algunas canciones (En todas las demás ciudades también hemos grabado Nanas, por supuesto), en México DF sobre el tema de la obesidad infantil, y así poco a poco…

Y con el tráiler de ‘Rediscovering Pape’ os dejo.