Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘clint eastwood’

Eastwood contra Morgan Freeman, Romney contra Obama, Harry el sucio contra Dios


Dos hombres de cine, dos buenos amigos y colegas prestan sus voces y su prestigio a dos causas opuestas. Clint Eastwood, que ya se enfrentó a la silla vacía de Obama en la convención republicana, vuelve a la carga en un anuncio anti-Obama que ya está dando que hablar. “El tiempo se acaba”, dice Eastwood, que acusa a Obama de no haber hecho los deberes, mientras se suceden imágenes de gente en paro y empresas que cierran. Mitt Romney es la esperanza para Eastwood, que nunca antes se había mostrado tan activo en su apoyo a los republicanos.

Morgan Freeman por su parte apoya la causa demócrata. Su inconfundible y preciosa voz narra las excelencias conseguidas por el presidente y pide más tiempo para completar algunas de las tareas pendientes.

Este anuncio ha sido motivo de cierta chufla en EEUU por mostrar a un Obama cuasifantasmagórico, que otros han interpretado como algo celestial. Quizá haya influido en la sugestión el hecho de que Freeman ha sido la voz de Dios en más de una ocasión, tanto en el cine, como en la televisión. Toda una demostración de poder por parte de Obama, mientras el aspirante Romney tiene que conformarse con la voz de Harry el sucio.

Habrá que ver cuál de los dos aportaciones hace más los candidatos presidenciales.

 

 

Ben Affleck, ¿un director a la altura de Dennis Lehane?

Hace unos meses os contaba que ya salivaba con la noticia de que se preparaba la adaptación al cine de ‘Live by Night’, la novela de Dennis Lehane que continúa la espléndida novela ‘Cualquier otro día‘. Warner Bross había comprado los derechos para que Leonardo DiCaprio fuera el protagonista.

Pues bien, parece que el proyecto sigue adelante, pero con algunos cambios. Si la información que maneja Deadline es buena, Ben Affleck sería el encargado de dirigir (y probablemente interpretar) la esperada película. Los de Warner Bros están más que encantados con las excelentes críticas que está recabando el director/actor gracias a ‘Argo’ y parecen dispuestos a darle otra oportunidad. La adaptación de ‘Cualquier otro día’, por la que estaba interesado Sam Raimi, no cuajó, sin embargo Affleck está decidido a sacar este  filme adelante. Él es un fan reconocido de Lehane, al que ya adaptó con éxito en ‘Adiós pequeña, adiós‘, y tiene buen pulso para desarrollar intrigas, pero, ¿Está Affleck a la altura de un proyecto así?

A la espera de ver ‘Argo’, habrá que decir que sí. Que Affleck ha demostrado con ‘Adiós pequeña, adiós’ y ‘The Town‘, que es un director talentoso y sensible, arriesgado y original hasta el punto de que ya hay quien lo compara con un joven Clint Eastwood. Como las comparaciones son ‘ociosas’, ahí dejo el tema, porque Eastwood es mucho Eastwood, pero que conste que ya nadie se ríe cuando se habla de Affleck como un director serio.

Otro asunto muy distinto es su capacidad como actor. Sin querer ser desagradable y por decirlo suavemente, Affleck tiene el encanto actoral de un palo de escoba: bonito, pero tieso e insulso. Tampoco creo que descubra América subrayando algo que es vox populi. Por eso, como contestación a la pregunta, diría que al igual que creo que Affleck puede hacer un buen papel como director de ‘Live by Night’, pienso que puede cargarse la película si se decide a interpretarla. ¿os parece que exagero?

 

 

Eastwood pudo ser vicepresidente, pero Eric Bana será ‘el Rey’

De todas las noticias que he leído en las últimas semanas y que me han llamado la atención: Peter Jackson dirigirá la segunda parte de Tintín; María Adánez debuta en la dirección con un corto en el que homenajea a su padre; Clint Eastwood volverá a actuar…) me quedo con dos que me han hecho una especial ilusión. Una, saber que el mencionado Eastwood pudo haber sido vicepresidente de EE UU (al parecer  Bush  padre quiso recurrir a él en 1988, en un momento de bajón en las encuestas, cuando se preparaba para llegar a la Casa Blanca, pero en cuanto se vio remontar dejó al candidato Eastwood aparcado, para alivio de James Baker, que le ayuda en la campaña electoral y que ha confirmado la noticia) y otra, que Eric Bana va a encarnar a Elvis Presley en Elvis &Nixon.

La primera noticia me gusta porque fue un proyecto que pudo ser y no fue. Me encanta Clint Eastwood, pero prefiero que siga siendo un icono cinematográfico, alejado de la política internacional (lo de ser alcalde de Carmel es anecdótico). Os imagináis teniendo que responsabilizar a Eastwood de la invasión de Irak, por ejemplo. ¿Cómo no evitar tratar de justificarlo, por mero amor cinéfilo? Nada, mejor así, Eastwood a sus zapatos, digo sus películas.

Y la otra noticia que me ha alegrado el día ha sido saber que Bana vuelve a ponerse delante de las cámaras. No dejo de pensar que este actor está muy desaprovechado. Desde Munich, hace ya seis años, solo Star Trek salva de su caótica filmografía. No sé si Elvis&Nilson encauzará su carrera, pero cuantos más intentos haga, más posibilidades tendremos de que acierte con la elección. Aunque ahora que lo pienso con calma, las posibilidades de que esta película sea un hit se me antojan algo difusas: dirige el debutante Cary Elwes, el actor que siempre recordaremos por La princesa prometida; donde se le daba fenomenal hacer el payaso… pero ¿qué tal es como director?. Y el tema de la película también es peculiar: reflejará el encuentro que mantuvieron en la Casa Blanca Nixon y Elvis, a petición de este último, que aspiraba a convertirse en un agente federal antinarcóticos (en serio, no le estoy dando compulsivamente al ventolín a mi hija, lo dice The Hollywood Reporter). En fin, Bana, suerte. Confiamos en ti. Seguimos esperando esa otra gran película tuya. Si tiene que ser a costa de Elvis, que sea.

¿Con quién protagonizarías una película, con Clooney o con Eastwood?

Encuesta, encuesta, que alguna noticia queda. Los que hayáis entrado alguna vez en la web de CBS News quizá ya conozcáis el tipo de encuestas que realizan en el programa 60minutes para Vanity Fair. Por preguntar, preguntan de todo, porque, como dicen los directivos de la cadena, “hay que escuchar a la opinión pública”. El otro día le preguntaron a la gente que tipo de película de Hollywood preferirían protagonizar y les dieron a elegir entre un western con Clint Eastwood; una comedia romántica con Cameron Diaz o George Clooney, una de acción con Will Smith, una comedia con Will Ferrel; un drama con Meryl Streep; un thriller con Julia Roberts o una de artes marciales con Jackie Chan.

Ganó Eastwood por goleada, casi el 20% de los encuestados prefirieron protagonizar una película con él que una comedia con Clooney o Cameron, que fueron la segunda opción, con el 18% de los votos.

Y ya puestos a preguntar, ¿qué opción habrías elegido vosotros? Yo, visto la que está cayendo (y no me refiero solo a la nieve) creo que me hubiera decantado por la comedia romántica con Clooney.

Respuestas al juego de Clint Eastwood

Veo que sois mayoría los fans de Eastwood. Bienvenidos al club. Hoy os doy las repuestas al juego que os propuse ayer.

1- ‘La fuga de Alcatraz’-Frank Morris.

2- ‘Harry el ejecutor’– Inspector Harry Callahan.

3-‘Deuda de sangre’-Terry McCaleb.

4- ‘Cazador blanco, corazón negro’-John Wilson.

5- ‘El jinete pálido’– El predicador.

6-‘La muerte tenía un precio’-Monco.

¡Hasta pronto!

¡Tom Cruise también está nominado!

Como ya sabéis, ayer se dieron a conocer las candidaturas a los Globos de Oro, en los que por primera vez figuran dos intérpretes españoles: Pe (que está imparable) y Javier Bardem. Ayer precisamente os comentaba el incontestable y algo sorprendente éxito de Pe; pero no es de ella ni de Bardem de quien quiero hablaros hoy, sino de Tom Cruise quien, para sorpresa mayúscula de muchos, ha conseguido colarse entre los cinco nominados a mejor actor secundario de comedia o musical por su trabajo en ‘Tropic Thunder’.

Y digo para sorpresa mayúscula porque ayer muchos medios norteamericanos subrayaban su candidatura como lo más destacable de la larga lista de nominados. Es como si todos estuvieran admirados de que la estrella, que lleva varios años protagonizando titulares que poco tienen que ver con su faceta como actor, haya podido ser capaz de, primero, tomarse lo suficientemente a broma como para haber aceptado un papel cómico poco favorecedor en el que aparece físicamente poco reconocible, segundo, de haberlo desarrollado de forma sobresaliente y, tercero, de haber llamado la atención de la prensa extranjera, que es quien entrega estos premios.

A quien haya visto ‘Tropic Thunder’ sin prejuicios, sin pensar en el Cruise ñoño e insoportable que salta sobre el sofá como un niño enrabietado para gritar su amor por Katie Holmes, habrá disfrutado con su interpretación de un productor caricaturesco (no os perdáis el vídeo de arriba). Le va la comedia a Cruise, le va reírse de sí mismo y olvidar su angustiosa ansia de Oscar, premio para el que sabe que se tienen más opciones protagonizando un drama. Quizá así algún día, como ha pasado ahora, se sorprenda así mismo viéndose bien considerado y respetado por los críticos.

Y que conste que para mí lo más destacable de estas nominaciones ha sido ver el nombre de un septuagenario genial, llamado Clint Eastwood, optando al premio como compositor por la banda sonora de ‘Changeling’. No está nada mal para un hombre que dirige, actúa, reescribe guiones y compone ¿no?

Actores y directores en pie de guerra

Hoy domingo veo que todavía colea en los medios de comunicación el enfrentamiento dialéctico que mantienen Clint Eastwood y Spike Lee a propósito de la no inclusión de actores negros en ‘Banderas de nuestros padres’ y ‘Cartas desde Iwo Jima’. Personalmente todo esto me parece disparatado y una treta de Lee para dar publicidad a su película: ‘The Miracle at St Anna’, sobre una división afroamericana que combatió en Italia durante la Segunda Guerra Mundial.

Este rifirrafe ha servido para que ‘Los Angeles Times’ se marque un curioso reportaje sobre otros ‘enfrentamientos ilustres’ entre personajes del cine; como el que mantuvieron en su día el director de ‘Clerks’, Kevin Smith, y Tim Burton. Smith acusó a Burton de haber copiado el final de ‘El planeta de los simios’ de uno de sus cómics, a lo que Burton contestó que él nunca leía cómics y que, por supuesto, “nunca leería nada que hubiera creado Kevin Smith“. Años antes cuando Burton preparaba su producción de ‘Superman’, contó con Smith para escribir el guión; pero el resultado no le gustó y decidió escribirlo él mismo con otros colaboradores. Ahí comenzaron los malos rollos.

También fue sonada la disputa que mantuvieron George Clooney y su director en ‘Tres Reyes’, David O. Russell. Clooney reprendió a Russell por maltratar a los actores y al resto del equipo, el asunto fue a más y parece que llegaron a las manos. Años más tarde apareció un vídeo del mismo director gritando e insultando a la actriz Lily Tomlin durante el rodaje de ‘Extrañas coincidencias’, lo que vino a confirmar que Clooney tenía razón cuando hablaba de él.

Alejandro González Iñárritu y su guionista y colaborador durante una década, Guillermo Arriaga, ventilaron sus diferencias en público a raíz de su trabajo en ‘Babel’. El ataque de ego que sufrió Arriaga, que quiso atribuirse la mayoría de méritos del éxito que vivían conjuntamente, motivó que González Iñárritu y parte de su equipo escribieran una durísima carta contra él en el ‘Chicago Magazine’.

Por estas tierras nos hemos quedado sin saber los motivos reales que han enfrentado a Alfredo Landa con uno de sus directores fetiches, José Luis Garci , por su última película juntos, ‘Luz de Domingo’. Landa no ha ocultado su decepción y enfado con Garci; pero no ha dado explicaciones al respecto. Garci ni se ha dado por aludido. Sí tuvo, sin embargo, que dar muchas explicaciones Garci cuando el actor Antonio Valero lo llevó a juicio por doblarlo, sin su permiso, en ‘Historia de un beso’. La Audiencia Provincial de Madrid le dio la razón a Valero, que fue indemnizado con 12.000 euros por daños morales.