Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘george clooney’

Padres de película: tiernos, cariñosos, insufribles, patosos, mafiosos…

19 de marzo, día del padre, seguramente el día del año en el que se desenvuelvan más corbatas y frascos de colonia.

No me pondré aquí en plan cínica, yo también soy de las que celebra este día porque primero, todavía tengo la gran suerte de poder disfrutar de mi padre, y segundo, porque me gusta poder regalarle cosas que no necesita (aunque estemos de acuerdo en que para esto no hace falta marcar una fecha en el calendario).

Probablemente habrá muchos que pensemos que tenemos un padre de película, aunque el asunto de hoy no es ese, sino los padres que nos ha mostrado el cine y que nos han marcado por distintas razones.

Para mí ‘el number one’, ese padre ideal que ejemplifica la honestidad, la justicia y el amor a sus hijos es Atticus Fich (Gregory Peck), el valiente abogado de ‘Matar a un ruiseñor‘. Si yo tuviera que elegir ‘un padre cinematográfico’, sin duda sería este.

Otro padre de cine que me marcó, por su amor a su hijo, su lucha ante la adversidad y su humana debilidad es Antonio Ricci (Lamberto Maggiorani) de ‘Ladrón de bicicletas‘. Un poco por las mismas razones por las que me impactó Guido (Roberto Benigni) en ‘La vida es bella’ o Moses Pray (Ryan O´Neal) en ‘Luna de papel‘.

Por combativos también me quedo con Ted Kramer (Dustin Hoffman) de ‘Kramer contra Kramer‘; con Guiuseppe Colon (Pete Postlethwaite) de ‘En el nombre del padre‘ y con un emocionante Billy (Jon Voight) de ‘Campeón‘.

Por razones distintas, aunque comprensibles, son impresionantes las figuras paternas que muestra ‘El Padrino‘ (no hace falta explicar mucho cómo puede marcar tener a Don Vito Corleone (Marlon Brando) de padre ¿no?); el inconsolable Jimmy Markun (Sean Penn) de ‘Mystic River‘ y el delirante Jack Torrance (Jack Nicholson) de ‘El resplandor‘.

En la línea de padres algo cargantes, yo le daría uno de los premios al excéntrico Allie Fox (Harrison Ford) de ‘La costa de los mosquitos‘. Y en el apartado de descubrimientos recientes, un padre entrañable, imperfecto, pero cariñoso: Matt King (George Clooney) de ‘Los descendientes‘.

Como mi lista es inacabable, os dejo que empecéis abajo con la vuestra.

Felicidades a todos los que sois padres.

George Clooney y Ryan Gosling, a cada cual lo suyo

¿Ya habéis visto ‘Los idus de marzo’? ¿Qué os ha parecido?

Abajo os dejo las respuestas al juego de adivinanzas que os propuse ayer.

Ahí va el lote de George Clooney:

1. Su padre fue candidato demócrata por Kentucky al congreso de EEUU. Perdió entre otras razones porque los republicanos contraatacaron con una campaña en la que presentaban a Nick Clooney como el candidato de Hollywood que iba a arrebatarle el poder a los políticos locales.

2. Durante el rodaje de una de sus películas sufrió un accidente que le causó terribles dolores de cabeza y pérdida temporal de la memoria a corto plazo. Fue durante el rodaje de una escena de tortura en Syriana. Lo cuenta en una entrevista de la revista Esquire.

3. Antes de que su primo, el actor Miguel Ferrer, le proporcionara su primer papel como extra, trabajó un verano cortando tabaco. Dijo que la experiencia fue lo suficientemente dura como para saber que debía intentar en serio convertirse en actor.

4.  Estuvo a punto de lograr un papel que luego convertiría en estrella al actor que lo logró. Era para un filme de Ridley Scott, para el que llegó a hacer cinco pruebas distintas. Compitió por el papel de J.D. en Thelma &Louise, papel que Ridley Scott acabó adjudicando a Brad Pitt, quien luego se convertiría en gran amigo de Clooney.

5. Preguntado en la revista gay ‘Advocate‘ si le importaban los rumores sobre su homosexualidad, contestó con un expresivo: “Me importan una mierda”. George Clooney es un reconocido defensor de los derechos de los homosexuales y del matrimonio gay, como volvió a demostrar hace unos días sobre las tablas junto a los actores Brad Pitt, Kevin Bacon o Martin Sheen.

Y esto es lo que corresponde a Ryan Gosling.

1. Gran aficionado al jazz, y declarado admirador de Chet Baker, dicen que toca bastante bien la guitarra. Incluso tuvo durante un tiempo una banda llamada Dead Man´s Bones

2. Su novia, una mujer despampanante, lo ha calificado públicamente como “un sueño”. Eva Mendes, en una entrevista en ‘Marie Claire‘, dijo de él que era “un sueño como compañero”. Se conocieron en el rodaje deThe place beyond the pines’. Ha sido la única vez que Mendes se ha referido públicamente a su pareja.

3. Recibió una merecida nominación al Oscar por su interpretación de un profesor drogadicto. Perdió, el Oscar al final fue para Forest Whitaker por ‘El último rey de Escocia‘, pero su interpretación en ‘Half Nelson‘ fue muy alabada.

4. “Pienso como una chica”, ha llegado a decir de sí mismo. Se crió con su madre y su hermana (sus padres están divorciados) y dice sentirme muy unido a ellas, por eso en más de una ocasión ha dicho que “piensa como una chica” y que no puede hacerlo de otro modo.

5.  Su temprano éxito televisivo hizo que sufriera acoso en su etapa escolar. Su madre lo escolarizó durante un año en su propia casa. Gosling empezó en la actuación muy joven, en diversas series juveniles para la televisón. A los 26 años logró su primera nominación al Oscar, algo que a Clooney le costó 44 años conseguir.

 

‘Los idus de marzo’, Clooney contra Gosling

Hoy por fin se estrena Los idus de marzo, una de las películas que más tiempo llevábamos esperando. Una película modesta en prosupuesto (9 millones de euros, una minucia para un filme made in USA), pero no en ambiciones. Un thriller emocionante, con buenas interpretaciones (casi sobra decir esto, viendo quiénes están en el reparto), aunque la historia nos resulte ya conocida. Quienes hayamos seguido El ala oeste de la Casa Blanca o tengamos un poco de interés por la política reconoceremos alguna de las situaciones que presenta el nuevo filme de Clooney.

En ‘Los idus de marzo’ hay dos rostros que venden la historia, podrían ser en realidad cuatro, si contamos con los grandísimos Paul Giamatti y Phillip Seymour Hoffman, pero me centraré en los dos más comerciales y atractivos: George Clooney y Ryan Gosling. Dos actorazos como la copa de un pino.

Hoy os propongo un pequeño juego de adivinanzas con ellos como protagonistas. Solo hay que averiguar qué afirmación corresponde a cada cual.

1. Su padre fue candidato demócrata por Kentucky al congreso de EE UU.

2. Gran aficionado al jazz, y declarado admirador de Chet Baker, dicen que toca bastante bien la guitarra.

3. Durante el rodaje de una de sus películas sufrió un accidente que le causó terribles dolores de cabeza y pérdida temporal de la memoria a corto plazo.

4. Estuvo a punto de lograr un papel que luego convertiría en estrella al actor que lo logró. Era para un filme de Ridley Scott, para el que llegó a hacer cinco pruebas distintas.

5. “Pienso como una chica“, ha llegado a decir de sí mismo.

6. Su temprano éxito televisivo hizo que sufriera acoso en su etapa escolar. Su madre lo escolarizó durante un año en su propia casa.

7. Antes de que su primo, el actor Miguel Ferrer, le proporcionara su primer papel como extra, trabajó un verano cortando tabaco.

8. Su novia, una mujer despampanante, lo ha calificado públicamente como “un sueño”, afirmación que ocupó la portada de una conocida revista femenina.

9. Preguntado en la revista gay Advocate si le importaban los rumores sobre su homosexualidad, contestó con un expresivo: “Me importan una mierda”.

10. Recibió una merecida nominación al Oscar por su interpretación de un profesor drogadicto.

 

Los Oscar en los que el pícaro Dujardin le quitó el Oscar al entrañable Clooney

No he visto la gala de los Oscar. Ya no tengo Canal + y la perspectiva de pasar la noche en el curro, viéndola por televisión mientras mi cabeza golpeaba el teclado de mi ordenador, me apetecía menos que una fabada en un día de calor.

Creo que no me he perdido gran cosa, por lo que leo en la BBC, la gala fue un “festival del aburrimiento” (The Hollywood Reporter), “sin riesgos, muy predecible toda ella ” (The Associated Press), en la que Billy Crystal “parecía estar supervisando la cena de un crucero, diseñada para atraer al club de los mayores de 50 años” (The Washington Post) , o lo que es lo mismo, diseñada para atraer a los académicos de Hollywood, que en su gran mayoría están en edad de disfrutar de su dorada jubilación en Florida.

Lo de la previsibilidad parece fuera de toda duda, pues hubo pocos sustos,  con excepción de alguna que otra sorpresa (como que Woody Allen ganara el premio al mejor guión original, cuando competía con The artist y Nader y Simin), aunque también me ha llamado la atención que muchos medios americanos se hayan llevado las manos a la cabeza con el premio a Meryl Streep. Al parecer allí apostaban más por Viola Davis (o eso dicen ahora).

Lo del premio a Dujardin no ha chocado tanto. El premio estaba entre él y un entrañable y convincente George Clooney. Y yo ahí, lo confieso, tenía el corazón dividido. Dujardin está soberbio en The artist. Es tierno, seductor, presumido… viéndolo luego en las ruedas de prensa que ha dado con su particular cosecha de premios, se adivina en él un gran cómico, risueño y guasón.  ¿Pero Clooney? Ay, Clooney . Estaba tan bien en Los descendientes, ¡inspiraba tanta ternura! ¿No entraban acaso ganas de llevártelo a casa, después de verlo correr en chanclas?

Algo así (o quizás algo más) debían estar pensando estas fans que lo esperaban junto a la alfombra roja.  Dios mío, George, qué caras, no me extraña que te hayas agenciado a una exluchadora profesional como guardaespaldas, perdón, como novia.

En cuanto a The artist, ya sé que se está poniendo de moda criticarla por falta de  méritos: que si es más de lo mismo, que si su triunfo supone una apuesta de la Academia por el pasado… ¿Qué queréis que os diga? Es, a mi juicio, una gran película y me gusta porque,  además de ser técnica y artísticamente impecable, y lograr seducir a un público del siglo XXI con las armas y el lenguaje con las que se originó el cine, apuesta por la base de cualquier obra de calidad: un guión sólido que cuente una buena historia (aunque esta sea conocida y recurra al happy ending, algo que no es muy del gusto de los gafapasteros más exigentes).  ¿No son esos suficientes méritos?

PD. Un saludo especial a mi compañero Alberto Grados que hizo un minuto a minuto y una crónica formidables, sin perder detalle.

La foto de Clooney es de un pantallazo de us.imdb.com. La otra, en la que Streep demuestra lo buena actriz que es tras oír su nombre como ganadora, es de EFE.

Fassbender sí es una estrella, o al menos va camino de serlo, con ayuda de Clooney

Yo no pensaba dedicarle ni cinco líneas a esto, no porque no me hubiera parecido curiosa la anécdota ni porque no me piense que cualquier excusa es buena para hablar de Fassbender (¿A qué sí, Madre reciente?),  sino porque pensaba que era algo requetesabido. Pero mira por donde esta mañana me encuentro con que la mitad de mis colegas no habían visto esto.

Es el vídeo de la gracieta que George Clooney se marcó en la entrega de los Globos de Oro a costa de los atributos de Michael Fassbender en ‘Shame’, un hombre del que dice que “podría jugar perfectamente al golf con las manos en la espalda“. Imagino que sobran las explicaciones.

La conversación con mis colegas se inició a raíz del debate sobre si Michael Fassbender es o no una estrella y merecía por sí solo una de las fotogalerías de 20minutos.es

Mi respuesta fue unánime: lo merece. Si no es estrictamente una estrella, en el sentido de que su nombre todavía es desconocido para lo que grandilocuentemente llamamos ‘el gran público’ y quizá no tenga aún entidad suficiente como para arrastrar por sí solo a la gente al cine, solo hay que darle tiempo.

Ya prepara su tercera película con Steve McQueen, con el que ha demostrado que logra interpretaciones que dejan huella, y solo necesita un poco de la atención que procura Hollywood para que su cara comience a acaparar portadas de revistas mayoritarias.

Tiene percha, una sonrisa irresistible y sabe actuar… ¿no es eso mucho más de lo que tienen la mayoría?

De momento Clooney ha desviado la atención hacia él en una entrega de premios, y muchos críticos han protestado porque no lograra la nominación al Oscar. ¿De verdad que Brad Pitt  ‘en ‘Moneyball’ está mejor que él?

‘Los descendientes’, mucho más que George Clooney

Ya se lo he oído a varios compañeros: “‘Los descendientes’ es George Clooney“. Pero no es verdad, al menos yo no lo veo así. ‘Los descendientes’ es mucho más que Clooney, aunque él esté tremendo.

Es mucho más que Clooney porque ofrece un retrato muy realista de cómo una tragedia trastoca a una familia, nos enfrenta con nuestras pequeñas miserias y nos encañona para que asumamos un protagonismo del que pretendíamos huir.

Hay muchísima dosis de verdad en el filme de Alexander Payne, como en todos los suyos, pero como él hace siempre con maestría combina el drama con el humor y aligera la pena a golpe de sonrisas. Y esas sonrisas (o risas abiertas) surgen del propio patetismo de los personajes, de su propia debilidad ante la extraordinaria tragedia que los ahoga.

Es difícil no sentir empatía por el personaje que interpreta George Clooney. Es imposible echarle en cara su torpeza, su bonhomía contraproducente cuando aguanta las reprimendas de su suegro… Cómo no sentir ternura por ese Clooney que, en sandalias, corre torpemente para conocer el nombre del amante de su mujer… Cómo no perdonar las salidas de tono de unas hijas que pasan el trago más amargo de sus vidas (leí por ahí que eran insoportables… ¿realmente lo son? No lo creo). Es fácil reconocer características de personas que conocemos en la galería de interesantes personajes que Payne nos presenta.

Y sí, sí es cierto que Clooney es mucho Clooney en ‘Los descendientes’. Es menos él, menos histriónico y exhibicionista, pero es mucho más humano, más entrañable y auténtico. Es la primera vez que lo veo aparentando la edad que tiene (50 años), e incluso un poco más y es la primera vez que pienso que es tan bueno haciendo drama como ya sabía que era haciendo comedia.

Curiosamente antes de la película pusieron el tráiler de ‘Moneyball‘, con Brad Pitt, amigo íntimo de Clooney, y tres años menor que él. Frente a un Pitt que seguía pareciendo un chavalito, Clooney aparece en ‘Los descendientes’ como un hombre derrotado y mayor, un pobre hombre encantador. Si alguna vez Clooney mereció un premio, sin duda es esta.

La noche de los Globos de Oro, la noche de George Clooney

Gane o no gane, ésta es sin duda la noche de George Clooney. Está nominado a cuatros Globos de Oro: como productor de Los idus de Marzo, como guionista y director de esa misma película, y como actor por Los descendientes, de Alexander Payne. Hace ya mucho tiempo que Hollywood tomó en serio a Clooney, ese actor ‘medio showman’ que no pierde ocasión para demostrar que la naturaleza ha sido insultantemente generosa con él (guapo, inteligente, con sentido del humor…). Así que lo de esta noche no es una sorpresa. Dicen por ahí que en la categoría de mejor actor es donde tiene más posibilidades, pero independientemente de lo que pase, Clooney ya se ha convertido en el protagonista de la noche.

Clooney ya tiene dos Globos de Oro, como actor secundario por Syriana, y como actor de comedia en O Brother! y lo lógico será verlo también nominado en alguna de las categorías de los Oscar.

Otro que esta noche tiene más de una oportunidad para llevarse un premio es Ryan Gosling, doblemente nominado como actor por Los Idus de Marzo y por Crazy, Studio, love. Aunque si logra algún premio será otro el que suba a agradecerlo, porque según leo en People no acudirá a la ceremonia porque está rodando los exteriores de Only God forgives.

No quiero cerrar el post sin olvidar a nuestro Pedro, que compite con la mismísima Angelina (sí, la que le ha pedido curro) y con Nader y Simin una separación; y a Idris Elba y Hugh Bonneville, dos actores que me encantan y que están nominados por las series de televisión Luther y Downton Abbey respectivamente.

A los que vayáis a ver la gala, disfrutad. Espero que Ricky Gervais esté a la altura de la inmensa expectación que ha despertado.

¿Con quién protagonizarías una película, con Clooney o con Eastwood?

Encuesta, encuesta, que alguna noticia queda. Los que hayáis entrado alguna vez en la web de CBS News quizá ya conozcáis el tipo de encuestas que realizan en el programa 60minutes para Vanity Fair. Por preguntar, preguntan de todo, porque, como dicen los directivos de la cadena, “hay que escuchar a la opinión pública”. El otro día le preguntaron a la gente que tipo de película de Hollywood preferirían protagonizar y les dieron a elegir entre un western con Clint Eastwood; una comedia romántica con Cameron Diaz o George Clooney, una de acción con Will Smith, una comedia con Will Ferrel; un drama con Meryl Streep; un thriller con Julia Roberts o una de artes marciales con Jackie Chan.

Ganó Eastwood por goleada, casi el 20% de los encuestados prefirieron protagonizar una película con él que una comedia con Clooney o Cameron, que fueron la segunda opción, con el 18% de los votos.

Y ya puestos a preguntar, ¿qué opción habrías elegido vosotros? Yo, visto la que está cayendo (y no me refiero solo a la nieve) creo que me hubiera decantado por la comedia romántica con Clooney.

Eric Bana, George Clooney y otras estrellas con un pasado… diferente

A veces conscientemente nos olvidamos de que nuestros mitos eróticos cinematográficos (o como quieran que se definan) tuvieron un pasado poco glamuroso, muchas veces radicalmente alejado de la imagen que ahora tenemos de ellos. Uno de los casos más chocantes para mí es el de Eric Bana, del que ya os mostré hace tiempo un vídeo en el que parodiaba a Tom Cruise, y quien ha vuelto a retomar su vis cómica con ‘Hazme reír’, que estos días triunfa en la cartelera.

Muchos críticos se preguntan ahora si Bana volverá a interesarse por interpretar comedia, un género que lo hizo famoso con ‘Chopper’ y que le permitó ganarse las habichuelas en su tierra, durante años, con el show ‘Full Frontal’.

Bana era entonces descarado, atrevido, ingenioso, cualidades que ha perdido de camino a su estrellato hollywoodiense. Hoy os propongo repasar el antes y el después de algunas estrellas que tuvieron un pasado, no sé si mucho más oscuro, pero sí radicalmente diferente a su presente.

Catherine Zeta Jones

Mickey Rourke George Clooney

Leonardo DiCaprio

¿Mejor antes, mejor ahora? Depende el caso, ¿no?

Actores y directores en pie de guerra

Hoy domingo veo que todavía colea en los medios de comunicación el enfrentamiento dialéctico que mantienen Clint Eastwood y Spike Lee a propósito de la no inclusión de actores negros en ‘Banderas de nuestros padres’ y ‘Cartas desde Iwo Jima’. Personalmente todo esto me parece disparatado y una treta de Lee para dar publicidad a su película: ‘The Miracle at St Anna’, sobre una división afroamericana que combatió en Italia durante la Segunda Guerra Mundial.

Este rifirrafe ha servido para que ‘Los Angeles Times’ se marque un curioso reportaje sobre otros ‘enfrentamientos ilustres’ entre personajes del cine; como el que mantuvieron en su día el director de ‘Clerks’, Kevin Smith, y Tim Burton. Smith acusó a Burton de haber copiado el final de ‘El planeta de los simios’ de uno de sus cómics, a lo que Burton contestó que él nunca leía cómics y que, por supuesto, “nunca leería nada que hubiera creado Kevin Smith“. Años antes cuando Burton preparaba su producción de ‘Superman’, contó con Smith para escribir el guión; pero el resultado no le gustó y decidió escribirlo él mismo con otros colaboradores. Ahí comenzaron los malos rollos.

También fue sonada la disputa que mantuvieron George Clooney y su director en ‘Tres Reyes’, David O. Russell. Clooney reprendió a Russell por maltratar a los actores y al resto del equipo, el asunto fue a más y parece que llegaron a las manos. Años más tarde apareció un vídeo del mismo director gritando e insultando a la actriz Lily Tomlin durante el rodaje de ‘Extrañas coincidencias’, lo que vino a confirmar que Clooney tenía razón cuando hablaba de él.

Alejandro González Iñárritu y su guionista y colaborador durante una década, Guillermo Arriaga, ventilaron sus diferencias en público a raíz de su trabajo en ‘Babel’. El ataque de ego que sufrió Arriaga, que quiso atribuirse la mayoría de méritos del éxito que vivían conjuntamente, motivó que González Iñárritu y parte de su equipo escribieran una durísima carta contra él en el ‘Chicago Magazine’.

Por estas tierras nos hemos quedado sin saber los motivos reales que han enfrentado a Alfredo Landa con uno de sus directores fetiches, José Luis Garci , por su última película juntos, ‘Luz de Domingo’. Landa no ha ocultado su decepción y enfado con Garci; pero no ha dado explicaciones al respecto. Garci ni se ha dado por aludido. Sí tuvo, sin embargo, que dar muchas explicaciones Garci cuando el actor Antonio Valero lo llevó a juicio por doblarlo, sin su permiso, en ‘Historia de un beso’. La Audiencia Provincial de Madrid le dio la razón a Valero, que fue indemnizado con 12.000 euros por daños morales.