BLOGS
Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

Y con Costa-Gavras ponemos el ‘The End’ a ‘Sin efectos especiales’

Costa-Gavras cumplirá 80 años el próximo febrero, pero dicen que sigue en plena forma y que mantiene su espíritu crítico y comprometido, ese que le hizo rodar ‘Z’, ‘Estado de sitio’, ‘Desaparecido’ o ‘Arcadia’. Este viernes se estrena su última película, ‘El capital‘, y aunque dicen que no es su mejor película, sí sirve para destripar cómo funciona el sistema financiero.

Este filme de Gavras se une a otros que se han estrenado en los últimos años sobre el capitalismo y sus abusos y con la crisis económica como telón de fondo. Ahí están ‘Margin Call‘, ‘The Company Men‘, ‘Inside Job’… Yo tampoco voy a perderme esta película, como no me he perdido ninguna de las últimas de Costa-Gavras. Los cineastas como él, incluso cuando no andan finos de tino, merecen la pena. Alguien nos tiene que hablar de los empresarios y empleados sin escrúpulos, de los capataces que dirigen las plantaciones de las oficinas con pulso firme, de los principios que se quedan guardados en las sandwicheras para digerir mejor el día a día, en suma, de la incontestable lógica de la caja registradora y de las miserias de un mundo que va camino de devorarse a sí mismo.

Sí, sin duda, no me la perderé.

… y se baja el telón

Me gustaría poder decir que este blog murió de éxito, pero más bien murió por falta de tiempo. Un tiempo precioso que ahora no tengo, así que dejo sitio a alguien con una agenda menos complicada que la mía, y por qué no decirlo, con más ganas. Alguien que os mantenga actualizados con la frecuencia que os merecéis.

Han sido cinco años que han pasado volando y que me han servido, entre otras cosas, para disfrutar del contacto directo con vosotros. También me he llevado algún que otro cabreo, sobre todo cuando he sido malinterpretada o cuando en los comentarios he visto que la gente se enzarzaba en peleas absurdas que acababan en insultos. Me quedo con los comentarios inteligentes, las aportaciones irónicas y con los correos que me mandabais informándome de proyectos, dudas  o con vuestras propias críticas cinematográficas… Gracias a todos. Os pido disculpas si no os contesté a tiempo o si sentisteis que os dejaba de lado.

No traslado este blog a ningún otro sitio, porque para mi escaso tiempo libre tengo otros proyectos y porque también, como buena hedonista que soy, planeo sentarme con tranquilidad a ver buen cine con mi hija Jimena. Quiero que ella recuerde, como yo hago ahora, que el cine se lo descubrieron sus padres, y que, en mi caso, era algo que se disfrutaba en familia, con la complicidad de un hermano que también pedía ver esas pelis ‘de mayores’ que parecían tan apetecibles. !Vaya!, una celebración que iba acompañada de frutos secos, risas, ocasionales lágrimas disimuladas por vergüenza y muchos comentarios aclaratorios de mi madre.

Nos vemos en 20minutos, hablando de otros temas, y en el twitter de Sinefectos, donde sobre todo rebotaré links con información cinematográfica.

En noviembre nació este blog y en noviembre acaba. Si fuera Paul Auster seguro que intentaba buscarle un significado. Yo me limito a señalar que ha sido un placer.

Una web para curiosear sobre las películas que compiten con ‘Blancanieves’

Todavía quedan tres meses largos para la entrega de los Oscar y aún es muy pronto para saber si ‘Blancanieves‘, será nominada a los premios. De momento figura en una larga preselección de la que luego se seleccionarán los cinco filmes finalistas. La mayoría de las películas que han sido propuestas por sus respectivos países no llegarán a España, ni siquiera en DVD, pero para los que tengáis curiosidad por saber qué se cuece ahí fuera, he encontrado una web en la que es fácil quedarse un rato navegando.

En Film Misery se han tomado la molestia de elaborar fichas con los precandidatos y, lo mejor de todo, han colgado los tráilers. De acuerdo que un tráiler sabe a poco cuando lo que se quiere es ver la película, pero al menos nos deja vislumbrar algo del estilo y de la actuación.

Por cierto que de la película de Pablo Berger dicen que parece la mejor de las adaptaciones de’ Blancanieves’ que se han hecho este año y auguran “un gran año” para el cine español. Pues ojalá no se equivoquen y efectivamente Berger salga por la puerta grande del Teatro Dolby (antiguo Teatro Kodak) el próximo 24 de febrero.

Aunque antes deberá pasar el corte. El 10 de enero, se anunciarán todas las candidaturas y entonces sabremos si ha sido finalmente nominada o no.

Como curiosidad, este año se permitirá por primera vez, el voto electrónico.

Leblanc, Borau, ‘JR’: un fin de semana para despedir a tres artistas queridos

Tony Leblanc, José Luis Borau, Larry Hagman (JR)… este ha sido un fin de semana en el que se han acumulado las despedidas a artistas queridos. Y algunos me diréis: ¿Larry Hagman, el mítico JR de ‘Dallas’, un personaje querido? Y yo responderé: Sí, porque ningún malo televisivo ha sido tan apreciado y respetado por el público como ese actor texano que mantenía al país pegado al televisor allá por los años 80.

Sobre los otros dos: Leblanc y Borau no hay tantas dudas. Leblanc es sin duda uno de los actores españoles más queridos (si no el que más) por distintas generaciones de espectadores: los abuelos y los padres empezaron a quererlo ya en los tiempos de ‘El tigre de Chamberí‘, ‘Las chicas de la Cruz Roja‘, ‘Los tramposos‘ o de ‘Historia de la televisión‘; los nietos lo hicieron gracias a Santiago Segura, que lo convirtió en el multipersonaje más entrañable-odioso-versátil de la saga de Torrente.

A Borau tuve el gusto de entrevistarlo hace ya muchos años, cuando presentó la que a la postre ha sido su última película como director, ‘Leo‘. No era su mejor película, pero sin embargo le proporcionó un Goya que merecía por una carrera original, en la que probó fortuna en géneros dispares y que no siempre fue bien valorado: la comedia negra (‘Crimen de doble filo‘); el western (‘Brandy‘); el thriller político (‘Hay que matar a B‘) y el drama rotundo, sin concesiones, con ‘Furtivos‘, una de esas películas que justifican que un director pase a la posteridad.

De aquella entrevista guardo el recuerdo de un buen hombre, en el sentido literal de la palabra; una persona amable, humilde, con deseos de hacerse entender, muy culta, muy atenta a lo que pasaba a su alrededor.

Esta mañana me he emocionado leyendo lo que han escrito sobre él, sobre Leblanc y sobre ‘JR’ sus amigos y compañeros de profesión. En apenas dos días se han ido tres personas muy queridas. Lástima, no estamos sobrados de referentes a los que apreciar. 

El cine viaja en tren

Admiro sinceramente a la gente que convierte sus hobbies en algo que los demás también puedan disfrutar: el cocinillas que se pone a distribuir cup cakes; el aficionado a la pintura que monta exposiciones en su pueblo con los cuadros que hace en su tiempo libre y el aficionado al cine que se curra un blog del que aprenden sus lectores.

Uno de esos trabajos realizados por amor al arte que se convierten en una web curiosa es guinarte.org, una página creada por Manuel Guinarte (qué terminación de apellido más apropiada para alguien que escribe sobre cine) que nació como tributo a la música española de los años 80 y que acaba de estrenar un apartado dedicado al cine y al ferrocarril, o al ferrocarril en el cine, como queráis.

Me cuenta Manuel que vive en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), que su afición por el cine se cimentó cuando con 14 años recién cumplido entró en el Cineclub Ádega, “entonces uno de los más importantes de Galicia” y que esa primera noche de militancia cinéfila le pusieron El retorno de África de Alain Tanner, y que, como era de esperar, se durmió. Después los cines de versión original de Madrid, donde estuvo de 1987 a 1994, le sirvieron para forjarse una cultura cinematográfica que se deja notar en su web.

Pero a Manuel no le gustaba solamente el cine, también los trenes, las estaciones, el mundo del ferrocarril en suma. Así, hace más de doce años, se unió a la asociación Arousa Tren y allí pergeñó la idea de elaborar algo divertido, que uniera dos de sus grandes pasiones. Tras nueve meses de investigació, este es el resultado.

 

Jodie Foster y Demi Moore, las respuestas

Las repuestas al juego que os propuse el viernes sobre Jodie Foster y Demi Moore.

A Jodie Foster le adjudicamos:

1. Tiene dos Globos de Oro y dos Oscar. Tanto los Oscar como los Globos de Oro los logró porAcusados’ y ‘El silencio de los corderos‘.

2. Es una gran amiga y defensora de Mel Gibson, y lo ha demostrado durante las horas más bajas del actor, por  ejemplo, como cuando fue acusado de malos tratos por una de sus exparejas, Oksana Grigorieva. Juntos han trabajado en ‘Maverick‘ y ‘El castor’. Foster ha dicho de él que es “la persona más agradable” con la que ha trabajado.

3. Su nombre está irremediablemente unido al de John Hinckley, el hombre que disparó contra Ronald Reagan. Es un asunto del que se ha negado a hablar durante décadas,  y que según ha contado en varias entrevistas, le afectó gravemente. “No quería ser recordada como la actriz por la que dispararon a Reagan”, dijo en alguna ocasión.

4. Creció en las colinas de Hollywood junto a su madre, sus dos hermanas y su hermano. Su padre desapareció de sus vidas antes de que ella naciera. Foster se convirtió desde niña en el sustento de toda la familia. A los 3 años rodó su primer anuncio y antes de cumplir  los 18 ya había logrado su primera nominación al Oscar por Taxi Driver.

5. Dice de ella misma que no es “especialmente valiente” y que le gusta interpretar a mujeres poco convencionales y audaces, porque está demasiado asustada para ser como ellas en la vida real. En la vida real, sin embargo, sí ha demostrado que sabe vivir a su manera, sin sentirse atada por ningún convencionalismo. Ha tenido dos hijos sin dar explicaciones sobre la identidad del padre, y reconoció su homosexualidad en  2007.

6. Recibirá el premio Cecil B. de Mille de los Globos de Oro en reconocimiento a su trayectoria cinematográfica. “Jodie es una mujer multifacética que ha conseguido un éxito inconmensurable y seguirá haciéndolo en su carrera”, dijo de ella, Aida Takla O’Reilly, la presidenta de la la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood que entrega dichos galardones.

A Demi Moore:

1. Dice tener “una relación de amor-odio con su cuerpo“, aunque confiesa que se lleva mucho mejor con él ahora que hace años. Demi Moore, cuya extrema delgadez –sobre todo tras la separación de Ashton Kutcher– fue motivo de preocupación, asegura en una entrevista en ‘Harper´s Bazaar’ que acepta mejor ahora los cambios físicos que conlleva el envejecimiento.

2. En 1991, estando embarazada de muchos meses, posó desnuda para la revista ‘Vanity Fair‘. En su día la foto que realizó Annie Leibovitz fue todo un escándalo, sobre todo en el conservador EE UU, provocando un gran debate entre partidarios y detractores de ver a una futura madre desnuda. Después no hubo estrella embarazada que se preciara que no quisiera también su propia portada  ‘Demi‘.

3. Su nombre originario, antes de convertirse en actriz, era Demetria Gene Guynes. Si se hubiera quedado con el Demetria Gene en lugar del Demi Moore, le hubiera pegado más ser cantante.

4. A los 16 años dejó el colegio y empezó a ganarse la vida como ‘chica del calendario’. Años más tarde se convirtió en la primera actriz en cobrar 10 millones de dólares por película.

5. A lo largo de sus casi 30 años de carrera ha logrado dos nominaciones a los Globos de Oro, una de ella por la película que la aupó a la categoría de superestrella de fama planetaria: ‘Ghost’, que ha sido su mayor éxito de crítica y público. Tras este título, su carrera se convirtió en una larga sucesión de títulos poco interesantes, con las excepciones de ‘Algunos hombres buenos’, ‘La teniente O´Neil’ y, más recientemente, ‘Margin Call’.

6. Se ha casado tres veces. Sus tres exmaridos se dedican al mundo del espectáculo: la estrella de rock Freedy Moore, del que tomó el apellido, y los actores Bruce Willis y Ashton Kutcher.

 

Martin Scorsese, 70 años de un cineasta virtuoso

70 años productivos, parece que bien llevados, y una filmografía que a los amantes del cine nos hace soñar. Martin Scorsese apaga hoy 70 velas y con la ayuda de youtube recuerdo las diez películas suyas que más me gustan.

1. ‘Malas calles ‘(1973). El título que lo reveló como un gran director. Realizada con un presupuesto mínimo de 500.000 dólares, que impidió a Scorsese rodarla íntegramente en Nueva York, como hubiera querido, en ella cuenta con dos de los que se convertirían en sus actores fetiche: Robert de Niro y Harvey Keitel.

2.Taxi Driver (1976). En principio el guión de Paul Schrader lo compraron Michael y Julian Phillips con la idea de que lo dirigiera Robert Mulligan, pero cambiaron de opinión y se lo acabaron ofreciendo a Scorsese. El resultado fue impactante. Una joya del cine que marcó una época.

3. ‘New York, New York‘ (1977). Uno de los mayores fracasos comerciales de Scorsese, y también una de las películas más vapuleadas por la crítica; pero su fastuosidad y ansias de originalidad la convierten, desde mi punto de vista, en una película de referencia, que ha sido después muy (mal) imitada.

4.’Toro salvaje’ (1980). Otro fracaso comercial de Scorsese y otra película que la crítica tardó en entender y valorar. El tiempo ha hecho de ella una obra maestra, una cumbre del género que se rodó en blanco y negro por imposición de Scorsese. De Niro se consagra como actor y el mundo descubre a Joe Pesci.

5. ‘La última tentación de Cristo’ (1988). Rodada en Marruecos, la película refleja las inquietudes religiosas de Scorsese y su profundo conocimiento del cine religioso anterior a él (‘Rey de reyes’, ‘El evangelio según San Mateo’…). Willem Dafoe, que impactó a Scorsese en su interpretación de traficante de drogas en ‘Vivir y morir en Los Angeles’ le arrebata el papel a Aidan Quinn. Huelga decir que la película fue un escandalazo.

6. ‘Uno de los nuestros’. (1990). Planos secuencias escalofriantes, un montaje virtuoso, una banda sonora que impulsa el desarrollo de la trama, en definitiva, una película que resume el virtuosismo e inventiva de Scorsese. Joe Pesci logró un merecido Oscar al mejor actor de reparto.

7. ‘La edad de la inocencia ‘(1993). Sofisticada, elegante, irónica, una delicia visual vestida por la música de Elmer Bernstein y la fotografía de Michael Ballhaus. A Visconti le hubiera gustado rodarla. Daniel Day-Lewis, Michelle Pfeiffer y Winona Ryder abruman con sus interpretaciones.

8. ‘Casino’ (1995). Nos descubre a la mejor Sharon Stone que hayamos visto nunca y nos recuerda que si se habla del género de gánsteres, él es uno de los maestros. Para muchoa es más de lo mismo, para mí, otra vuelta de tuerca que solo Scorsese sabe dar.

9.Infiltrados (2006).Y por fin llegó el Oscar, tras seis nominaciones en la categoría de mejor director, la Academia de Hollywood se rinde ante la evidencia. Scorsese le echa un vistazo a su sociedad actual para ofrecer un retrato donde la violencia y la corrupción de épocas anteriores se han perpetuado en nuevos personajes.

10. ‘Shutter Island’ (2010). Basada en la novela homónima de Dennis Lehane, es un ejercicio de estilo claustrofóbico e impactante con un Leonardo DiCaprio fabuloso.

Jodie Foster y Demi Moore entran en la cincuentena

Se ha puesto de moda decir que los 40 (años) son los nuevos 30 y los 50 los nuevos 40. Me da que quien esto difunde lo que pretende es, por un lado, levantar el ánimo de sus lectores, y por otro, dado que la esperanza de vida ha aumentado considerablemente, acortar-aunque sea nominalmente- la tercera edad, puesto que siguiendo ese razonamiento: ¿Por qué los 60 no son los nuevos 50 y los 70 los nuevos 60? Sin meterme en más berenjenales, todo este rollo de la edad viene por que dos actrices que todavía son dos ‘sex symbol’ reconocidos cumplen este mes cincuenta años. El pasado domingo lo hizo Demi Moore y el día 19 lo hará Jodie Foster.

Hoy os propongo refrescar lo que sabemos sobre ellas con un juego en el que tendréis que decidir qué afirmación corresponde a cada cual.

1. Tiene dos Globos de Oro y dos Oscar.

2. Dice tener “una relación de amor-odio con su cuerpo“, aunque dice que se lleva mucho mejor con él ahora que hace años.

3. Es una gran amiga y defensora de Mel Gibson.

4. A los 16 años dejó el colegio y empezó a ganarse la vida como ‘chica del calendario‘.

5. Se ha casado tres veces. Sus tres exmaridos se dedican al mundo del espectáculo.

6. Su nombre está irremediablemente unido al de John Hinckley, el hombre que disparó contra Ronald Reagan.

7. Creció en las colinas de Hollywood junto a su madre, sus dos hermanas y su hermano.

8. En 1991, estando embarazada de muchos meses, posó desnuda para la revista Vanity Fair.

9. Dice de sí misma que no es “especialmente valiente” y que le gusta interpretar a mujeres poco convencionales y audaces, porque está demasiado asustada para ser como ellas en la vida real.

10. Este año recibirá el premio Cecil B. de Mille de los Globos de Oro en reconocimiento a su trayectoria cinematográfica.

11. A lo largo de sus casi 30 años de carrera ha logrado dos nominaciones a los Globos de Oro, una de ella por la película que la aupó a la categoría de superestrella de fama planetaria.

10. Su nombre originario, antes de convertirse en actriz, era Demetria Gene Guynes.

 

Cine para engordar

Ahora que nos hemos enterado de que ver cine de terror adelgaza he comenzado una nueva dieta que consiste en ver una de auténtico miedo antes de irme al sobre. Así llevo un par de semanas a base de Wes Craven, Polansky, Kubrick y Dario Argento, pero nada. No he perdido ni medio gramo. Es más, creo que  he vuelto a ver rebosar mi tripa por encima del cinturón. ¿Qué me pasa, doctor? ¿Es que no estoy eligiendo bien los títulos o acaso se me está yendo la mano con los sándwiches de Nocilla?

Confieso que a mí lo de adelgazar con el cine nunca me ha pasado, ni ahora con mi terrordieta intensiva, ni antes que consumía el género esporádicamente. Sin embargo sí he ganado algún que otro kilo después de haber visto determinadas películas.

Haciendo un poco de memoria, el título que más calorías me aportó fue, sin lugar a dudas, ‘Chocolat‘, de Lasse Hallström. Entre tanta trufa, tartas y tazas de chocolate caliente con picante salí del cine aturullada, salivando, con un mono horrible de cacao que hizo que me lanzara sin miramientos ante el primer chocolate con churros que encontré.

La segunda película que más hecho por desequilibrar mi índice de masa corporal es ‘El festín de Babette‘, de Gabriel Axel. Y mira que el comienzo parecía poco apetecible, pero después… era  imposible no soñar con el festival de sabores que Babette prepara en su cocina: sopa de tortuga, codornices, tarta de cereza.  ¡Si hasta parecía que me llegaba el olor de los platos!

Los efectos colaterales fueron catastróficos: una cena emulativa (en una versión más humilde) de la que tardé meses en recuperarme.

Y por último, otro título que no recomendaría si se está tratando de volver a entrar en “aquellos viejos pantalones que tan bien nos quedaban”. ‘Comer, beber, amar‘, de Ang Lee, es un canto a los sentidos. Imposible no hacer rugir el estómago tras contemplar escenas como esta:

Cualquier espíritu sensible pediría a gritos que le hicieran un hueco en esa mesa.

Sé que hay muchas otras películas realmente apetitosas, capaces de despertar a la bestia voraz que todos llevamos dentro. Yo he seleccionado estas tres, ¿y las vuestras?

 

 

 

 

 

 

Day-Lewis como Lincoln y algunos otros actores que llegaron a la Casa Blanca sin pasar por las urnas

Hoy es el gran día; Obama y Romney se la juegan. Los estadounidenses eligen al presidente que regirá el destino de ese país, y para qué engañarnos, de gran parte del planeta. Con intención o sin ella (más bien parece que lo primero), horas antes de que abrieran las urnas Steven Spielberg ha estrenado el tráiler de su esperada película sobre Lincoln. Si lo habéis visto ya, coincidiréis conmigo en que el parecido entre Daniel Day-Lewis y el presidente que abolió la esclavitud en EEUU es asombroso.

Decir que es una interpretación que huele a Oscar no es aventurar mucho, tratándose de Day-Lewis. Y eso que apenas hemos visto unos minutos. Aunque tampoco se van a quedar cortos algunos otros que aparecen por ahí, como Tommy Lee Jones, por ejemplo.

Para celebrar la llegada del filme de Spielberg y mientras esperamos para conocer si la Casa Blanca renueva o no inquilino, repaso algunos de los actores que más me han impresionando interpretando a alguno de los 44 presidentes que hasta ahora ha tenido EEUU.

En el cine Lincoln ha sido interpretado más de una docena de veces. La interpretación de Daniel Day-Lewis en ‘Lincoln apunta a que va a ser de las más recordadas.

George W. Bush. ¡Ese hombre daba tanto juego! Josh Brolin lo bordó en ‘W.‘, aunque, como there is nothing like the real thing, me quedo con Bush ofreciendo la mejor versión de sí mismo en ‘Fahrenheit 9/11‘, de Michael Moore.

A David Morse le va más hacer de malo, pero en ‘John Adams‘ estuvo muy bien como George Washington. En la misma serie, Paul Giamatti asombró como Adams.

 

Casi irreconocible, el papá de Angelina, John Voight, encarnó al mítico Franklin D. Roosevelt en ‘Pearl Harbour‘. En la franja de abajo, Bruce Greenwood se atrevió con otro presidente legendario, John F. Kennedy, en ‘Trece días‘.

 

Y para acabar, uno de los mejores:  Anthony Hopkins como Richard Nixon en el filme de Oliver Stone. Es difícil decidir cuál de los dos tiene un rictus más desagradable.

Cinco razones por las que ‘Skyfall’ merece la pena

Hay quien dice que ‘Skyfall‘ no es la mejor entrega de Bond y que su largo metraje juega en su contra, otros la ven como el mejor Bond posible para celebrar el 50 aniversario del personaje: un producto elegante y cuidado, que ofrece además a uno de los mejores villanos de todos los tiempos, Silva (Javier Bardem). Yo, sin duda, soy de las que eligen esa segunda opción. ‘Skyfall’ es una gran película de acción, entretenida, trepidante y llena de momentos espectaculares.

Estas son las cinco razones por las que, según yo, ‘Skyfall’ merece mucho la pena, una reflexión que hago después de haber apoquinado casi 10 euros por verla en formato digital en un gran centro comercial. No incluyo entre las razones a Daniel Craig, porque él es uno de los actores preferidos de quien esto escribe y de sobra ya conocéis mis debilidades.

1. Javier Bardem. Imposible no empezar por él y por ese rostro extraño, casi picassiano, al que el pelo muy rubio teñido concede un aire casi grotesco. Bardem encarna a Silva, una especie de ‘ángel caído’, cruel e irónico que protagoniza uno de los momentos más sublimes que recuerdo de la saga de Bond: el interrogatorio ‘homofriendly’ en el que Bardem se insinúa a Craig y este contesta con desparpajo. Vaya par de actorazos para una escena graciosa y original.

2. Las escenas que se desarrollan en Shanghái. Desde la nocturna de Craig nadando en una impresionante piscina en el techo de un rascacielos, hasta la del enfrentamiento en el interior del edificio acristalado todo es espectacular y sofisticado. Aquí 007 adquiere un tono futurista de lo más atractivo gracias a la espléndida fotografía de Roger Deakins y a la creatividad de Sam Mendes

3. La persecución en el tren. Escenas de acción sobre las cubiertas de los trenes hemos visto unas cuantas, pero ¿qué me decís de esa excavadora atravesando uno de los vagones? INOLVIDABLE.

4. El reparto. Judie Dench, Bardem, Craig; pero también Naomie Harris, Ben Whishaw, Albert Finney, Ralph Fiennes, Bérénice Marlohe… Todos están perfectos en sus papeles. Nadie desentona. Como cotilleo: la implacable ministra que interroga a Dench en el Parlamento es la actriz Helen McCrory, mujer en la vida real del actor Damian Lewis, el sargento Brody de ‘Homeland’. Y el mercenario Patrick es Ola Rapace, exmarido de la actriz sueca Noomi Rapace.
5. El tema de Adele. Una voz impresionante, para una gran canción. Un tema Bond que pasará a la posteridad. Juzgad por vosotros mismos.