Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘viggo mortensen’

Viggo y Michael, los datos de cada uno

Fassbender, Mortensen, Mortensen, Fassbender. Ahí os dejo las respuestas al juego de ayer.

1. FASSBENDER adelgazó 20 kilos para protagonizar la película que lo lanzó a la fama: Hunger, de Steve McQueen, en el que daba vida al activista republicano irlandés Bobby Sands, que murió durante una huelga de hambre mientras estaba encarcelado. Durante la estricta dieta para perder peso Fassbender se alimentaba de frutos secos y latas de sardinas, “porque tenían mucho calcio”. El yoga le ayudaba a combatir el nerviosismo que le provocaba el hambre que pasaba.

2. MORTENSEN ha colaborado ya tres veces con David Cronenberg (Una historia de violencia, Promesas del Este y Un método peligroso) aunque el director canadiense no lo ha llamado para la película que está rodando, Cosmopolis, porque no había ningún papel que pudiera hacer.

3.  A FASSBENDER ee encanta perderse por Europa con su moto. A España se la trajo para escaparse por Barcelona y San Sebastián. Al último Festival Internacional de cine de San Sebastán llegó y se marchó en moto.

4. Los padres de FASSBENDER, un chef alemán y una mujer irlandesa, regentaban el restaurante  West End House en Killerney (Irlanda) hasta que se jubilaron recientemente. El actor ha heredado de sus padres el interés por la buena gastronomía. Cuando estuvo en San Sebastián pedía recomendaciones a los periodistas sobre sitios para comer bien.

5. MORTENSEN conoce perfectamente nuestro país, donde pasa largas temporadas, bien en Madrid, bien en León. En Madrid, donde comparte casa con la actriz Ariadna Gil, se encuentra actualmente realizando la obra de teatro Purgatorio, en el Matadero.

6. MORTENSEN suele obsequiar a los periodistas que lo entrevistan con libros, pins o banderines de su equipo preferido: San Lorenzo de Almagro.

7. 2011 ha sido su año frenético para FASSBENDER, en el que ha rodado cinco películas, entre ellas una en la que interpreta a un superhéroe: X-Men: Primera generación.

8. FASSBENDER ha ganado la copa Volpi del Fetival Internacional de cine de Venecia por su trabajo en Shame, donde da vida a un adicto al sexo.

9. MORTENSEN es dueño de la editorial Perceval Press, que publica poesía, ensayos, libros de fotos…

10. MORTENSEN individualmente no ha ganado ningún gran premio de interpretación, aunque ha sido nominado a muchos de ellos y su trabajo en El señor de los anillos ha sido reconocido colectivamente con varios galardones.

Viggo Mortensen y Michael Fassbender, las dos grandes bazas de David Cronenberg

Tanto monta, monta tanto. Viggo Mortensen y Michael Fassbender protagonizan la última película de David Cronenberg, que hoy llega a las carteleras: Un método peligroso, donde dan vida a Sigmund Freud y Carl Jung respectivamente. Ya hay quien señala las coincidencias entre las carreras de ambos actores por el hecho de que los dos se curraron largas carreras prácticamente en la sombra hasta que un título los lanzó al estrellato, ya con cierta edad (entiéndase esto como que no eran unos pipiolos tipo Robert Pattinson). En honor a estos dos actores atractivos, talentosos y esquivos a la hora de ser clasificados bajo ninguna etiqueta, os propongo un juego en el que tendréis que poner a quién corresponde cada una de las afirmaciones que dejo abajo. Cinco corresponden a Viggo y cinco a Michael.

1. Adelgazó 20 kilos para protagonizar la película que lo lanzó a la fama. Durante su estricta dieta se alimentaba de frutos secos y latas de sardinas. El yoga le ayudaba a combatir el nerviosismo que le provocaba el hambre que pasaba.

2. Ha colaborado ya tres veces con David Cronenberg, aunque el director canadiense no lo ha llamado para la película que está rodando, Cosmopolis, porque no había ningún papel que pudiera hacer.

3. Le encanta perderse por Europa con su moto. A España se la trajo para escaparse por Barcelona y San Sebastián.

4. Sus padres, un chef alemán y una mujer irlandesa, regentaban un restaurante en Killerney (Irlanda) hasta que se jubilaron recientemente.

5. Conoce perfectamente nuestro país, donde pasa largas temporadas, bien en Madrid, bien en León.

6. Suele obsequiar a los periodistas que lo entrevistan con libros, pins o banderines de su equipo preferido: San Lorenzo de Almagro.

7. 2011 ha sido su año frenético, en el que ha rodado cinco películas, entre ellas una en la que interpreta a un superhéroe.

8. Ha ganado la copa Volpi del Fetival Internacional de cine de Venecia.

9. Es dueño de la editorial Perceval Press, que publica poesía, ensayos, libros de fotos…

10. Individualmente no ha ganado ningún gran premio de interpretación, aunque ha sido nominado a muchos de ellos.

¿Cuál ha sido el acontecimiento cinematográfico del verano?

Leía hace unos días, que el acontecimiento cinematográfico del verano había sido el conflicto dialéctico que habían mantenido Almodóvar y el Vaticano por el diferente concepto de familia que defienden. Resumiendo, Almodóvar le pedía al Vaticano que dejara de mirarse el ombligo y se abriera a la sociedad actual, donde conviven otro tipo de familias diferentes a las católicas apostólicas romanas, y el Vaticano le replicaba que estaban más puestos (no piensen mal), de lo que Almodóvar creía, en asuntos familiares.

Con todos los respetos, a pesar de la trascendencia del asunto, ese no es para mí el acontecimiento cinematográfico del verano. Ni ver a Viggo Mortensen, en plena forma en Venecia (quién diría que va por la cincuentena)

o a Brad Pitt paseándose a sus anchas por Asturias. Tampoco es el acontecimiento cinematográfico del verano la polémica entorno a la Ley del cine, a la que se acusa de perjudicar a las pequeñas producciones.

Para mí, el verdadero acontecimiento cinematográfico del verano ha sido el estreno de ‘Up’. Cuánto tiempo hacía que no salía del cine tan enganchada a una historia, tan emocionada y feliz. Cuánta sabiduría encierran esos planos mágicos, esos personajes entrañables.

Yo apuesto por ese estreno como el hecho más destacable. Y para vosotros, ¿cuál ha sido el acontecimiento cinematográfico del verano?

¿Qué se necesita para ser una estrella?

Quizá los que habéis entrado más de una vez en este blog conoceréis ya mi debilidad por Viggo Mortensen. El pasado fin de semana, con motivo del estreno este viernes de ‘Good’, en la que Viggo interpreta a un profesor que se deja querer por los nazis, la revista dominical de ‘El país’ ofrecía una entrevista con él. De todo el texto, que es interesante y demuestra que Mortensen no se corta un pelo a la hora de dar su opinión y de hablar de política, me llamó la atención este párrafo:

” Antes de la trilogía de ‘El señor de los Anillos’, no hubiera sido posible que los productores me aceptaran para trabajar con Cronenberg o con Díaz Yanes. Eso de que me conozcan y de que me pongan en una película es bueno, pero también es cuestión de suerte. Antes de `El señor de los anillos hice trabajos muy decentes’ y no tuvimos suerte. Pocos actores han tenido la suerte se ganarse la vida como yo, y muy pocos pueden decir que tienen una película que dentro de veinte años se verá y se apreciará. Yo tengo más de una“.

En resumen, de lo que habla Mortensen es de cómo el hecho de convertirse en una estrella de cine depende no solo de uno mismo , sino también de la suerte y de haber podido participar en buenas películas que hayan sido reconocidas como tal.

Sus palabras me hacen pensar en qué cualidades o requisitos necesita un actor para subir de categoría un peldaño y convertirse en estrella. ¿Por qué hay grandísimos actores que nunca llegan a ser considerados estrellas? ¿Por qué otros, con menos cualidades, son tratados como tal?

¿Es cuestión de talento? Sí, está claro que se necesita bastante.

¿Suerte? Mucha, a carretadas.

¿Cuestión de participar en una película buena o con gran tirón de taquilla? Parece que también, aunque hay ejemplos de grandes estrellas del cine que durante años fueron veneno para la taquilla, como Katherine Hepburn.

¿Y carisma? ¿Se necesita carisma? Indudablemente. Eso o algo parecido, porque ¿cómo se llama, por ejemplo, eso que tienen estrellas como Jim Carrey o Ben Stiller?

¿Es cuestión de un no sé qué, un qué se yo?

¿Una combinación de todo lo anterior más un buen agente y publicista?

¿Qué opináis vosotros?

¿Sustituirán Cruise y Travolta a Redford y Newman? Dios mío, ¡no!

Hace unos días, el ‘Daily Express’ lanzaba una bomba de relojería: Tom Cruise y John Travolta iban a protagonizar el remake de ‘Dos hombres y un destino’, es decir, iban a retomar los papeles que en su día interpretaron Paul Newman y Robert Redford. La idea era que Cruise ejerciera de productor y se reservara el papel de Sundance Kid/ Redford, mientras que su gran amigo Travolta (devoto cienciólogo como él) se metería en la piel de Butch Cassidy/ Newman. El diario aseguraba que el propio Newman habría bendecido el proyecto poco antes de morir.

Parece una broma de mal gusto, ¿verdad? Pues puede que lo fuera o puede que no, o tal vez se tratara de un globo sonda lanzado por alguien cercano a la productora United Artist (propiedad de Cruise) para probar cuál sería la posible reacción del público ante tal disparatado reparto. Y digo que tal vez se tratara de una broma pesada porque ahora leo en varios medios, que el representante de Cruise niega la noticia.

¿Habéis leído últimamente alguna noticia más demencial que ésta?

Bueno, demencial por lo absurdo que sería, yo he leído lo de la posible retira del cine de Viggo Mortensen. Viggo, piénsatelo, ¿qué va a hacer David Cronenberg sin ti en la segunda parte de ‘Promesas del Este’?

Por nuestro bien espero que todo se trate de un malentendido y que el afán de Cruise por acercarse a los Oscar y hacerse con un taquillazo no incluya perpetrar atentados contra los títulos clásicos interpretados por actores insustituibles.

Viggo Mortensen analiza la crisis económica de su país

Solo quiero dejaros una pequeña nota para que, si tenéis tiempo y ganas, os metáis en el blog de Viggo Mortensen y leáis (está en inglés) su reflexión sobre la crisis económica estadounidense.

“Robar a los podres para dárselo a los ricos, ésa es la política que hemos visto en los últimos años al Gobierno de EE UU”.

Así de contundente empieza Viggo, que continúa con un análisis de lo que, a su juicio, ha sido la política económica de su país en los últimos años. A cuyos responsables califica de “piratas” que “han saqueado la riqueza del país”. Aprovecha más adelante Viggo para recordarle a la gente que tengan todo esto en cuenta a la hora de votar a McCain o de apostar por un cambio con Obama. Queda pues claro a quién votará él.

Reconozco que siento debilidad por este actor. Me encanta cómo trabaja y cómo maneja su vida. Tienes sus ideas y las expone tranquilamente, sin grandes aspavientos, desde su web. Un espacio en el que además de da publicidad a los libros que publica su editorial, Perceval Press, y a los trabajos artísticos que él u otros amigos desarrollan.

Hace años, tuve la suerte de conocerlo brevemente, para una entrevista que concedió a este diario. Entonces ya era una estrella, porque ya había encarnado a Aragorn, y recuerdo que una periodista de otro medio, que iba a hacer la entrevista conmigo, se presentó en el hotel con una llamativa réplica del anillo del filme de Peter Jackson colgado al cuello. Cuando lo vio, Montersen sonrió con timidez. Poco después, como ya había hecho con otros periodistas de alguna tanda anterior, se levantó a servirnos unos cuantos refrescos y concluyó la entrevista regalándonos y dedicándonos un libro suyo de fotografías. Poco después los de prensa de la distribuidora nos confesaron “el quebradero de cabeza” que les estaba causando por su afición a desaparecer solo, en taxi, prescindiendo del chófer que tenía asignado, para visitar a los amigos que tiene en Madrid.

Una amiga que lo conoce bien y suele llevárselo al palco del Bernabeu o de cócteles por el centro de Madrid cada vez que viene a España, me confirma la excepcionalidad de esta estrella tan poco al uso, su cercanía y su humanidad.

Ahora me cuentan que se ha comprado una casa en un pueblo de León, provincia que se recorrió de cabo a rabo durante la preparación de su personaje de Alatriste y ciudad de la que ha sido nombrado hijo adoptivo, y que planea adquirir un pequeño cine para rehabilitarlo. Sinceramente no he podido constatar ninguna de estas dos afirmaciones. No sé si algún leonés bien informado puede aportar aquí más datos al respecto. En cualquier caso, sería una buena noticia poder contar durante más tiempo en España con Viggo Montersen .

Javier Bardem hasta en la sopa

Hoy me había hecho el firme propósito de ignorar las nominaciones a los Oscar y hablaros de la ceremonia de entrega de los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC), a la que asistí anoche, pero el torbellino generado por la nominación de Bardem me arrastra con fuerza. Va a ser inevitable hablar de él durante las próximas semanas. Analizaremos su vida y milagros, daremos cuenta de todas las anécdotas y noticias que nos lleguen de él y si estornuda, lo convertiremos en el tema del día (aunque también podría ser noticia precisamente lo contrario. ¡En fin!).

Estoy segura de que a estas alturas hasta Javier Bardem está harto de oír hablar de Javier Bardem. Pero él es el rey estos días, y si consigue el Oscar, se convertirá en emperador. Dicho esto, le deseo suerte, realmente me gustaría que ganara, y creo que lo va a hacer, como también me gustaría que lo hiciera Alberto Iglesias, un gran compositor, todavía poco conocido fuera del mundillo del cine, que volverá a optar al Oscar (ya lo hizo por ‘El jardinero fiel’), esta vez por la polémica ‘Cometas en el cielo’.

Del resto de las nominaciones, me llama la atención la doble nominación de Cate Blanchett (es una gran actriz, pero ¿es tan buena como para que acumule las nominaciones a pares? ¿no hay nadie más por ahí que haya hecho un buen trabajo durante el pasado año?) y el logro de Johnny Depp. No es fácil colarse en la categoría de mejor actor interpretando a un vengador sanguinario en un musical. Lo tendrá muy difícil porque competirá con Daniel Day-Lewis, que le tiene ya reservado sitio a la estatuilla en su mansión de las montañas Wicklow (supongo). Aunque a mí a quien realmente me gustaría que se lo dieran, lo siento George, es a Viggo Mortensen. Porque está genial en Promesas del Este, porque es un gran actor que muchas veces pasa inadvertido y porque es todo un caballero. Sé de lo que hablo, pero eso quedará para otro día.

Como quedará para mañana el resumen que había pensado haceros de los premios CEC.

Os adelanto que estuve hablando Juan Antonio Bayona , el director de El orfanato, y me hizo una pequeña confesión. Otro que parece un buen tipo.

Y a ti ¿quién te gustaría que ganara el Oscar?