Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘taquilla’

Si quieres saber cuánto recaudará una película, date una vuelta por las redes sociales

A estas alturas probablemente ya hayáis oído hablar de Fizziology, pero si no, os resumo un poco una de las noticias más fascinantes que he leído en las últimas semanas y de la que estoy intentando saber un poco más.

Fizziology es una empresa creada por un tal Ben Carlson que ha obtenido un gran éxito al predecir con bastante exactitud la recaudación que tendrá una película partiendo de su nivel de notoriedad en las redes sociales, sobre todo en Twitter.

Básicamente lo que hace esta gente es convertir en algoritmos los mensajes positivos y negativos que recibe una película (cantidad, adjetivos utilizados, frecuencia de retuiteo, etc.) y pronosticar la cantidad que recaudará en taquilla. La primera vez que leí sobre esto, pensé que era un cuento chino; pero después cuando hasta el ‘Financial Times‘ le dedicó un extenso artículo sobre su asombrosa capacidad de anticipar resultados, me convencí de que lo que realmente hace el equipo de Carlson tiene mucho de científico y poco de maniobra publicitaria.

Por ejemplo, gracias a la actividad en Internet de los fans de la saga ‘Crepúsculo‘, esta empresa dijo que la última entrega lograría 140 millones de dólares en su día del estreno (recaudó 138,5).

Gracias a medir los porcentajes de mensajes positivos y negativos que obtiene una película durante su estreno y compararlos con lo obtenido por otras películas en semejantes circunstancias son capaces de prever si será o no un éxito o si el interés se desvanecerá tras el fin de semana de arranque. Así, por ejemplo, avisaron  en 2010 de que el porcentaje de 2,5 mensajes positivos por uno negativo que logró ‘Pesadilla en Elm Street (El origen)‘ en su estreno era mucho más bajo que el de otras películas y que era una mala señal. Y volvieron a tener razón. Tras los primeros días, la recaudación se desplomó un 50%.

Como después he leído más sobre sus asombrosos aciertos, he intentado echar un vistazo a algunos de los informes que están elaborando, pero sin resultado. Las productoras que trabajan con ellos y que los utilizan como gigantescos focus group mantienen sus secretos bajo llave, aunque ahora son más conscientes que nunca de una cosa: el colosal altavoz de Internet puede tumbar con cierto porcentaje de mensajes negativos cualquier proyecto cinematográfico, por muy marquetizado, empaquetado y publicitado que llegue.

¿Le importa a alguien que ‘Iron Man 2’ sea un éxito de taquilla?

Escribo estas líneas sin saber qué taquilla ha hecho ‘Iron Man 2’ en España; pero no he podido evitar enterarme de la taquilla (o supertaquilla) que ha hecho en los 53 países donde se estrenó el pasado viernes. 100,2 millones de dólares. Y eso que todavía le queda sumar el mercado más potente, el de EE UU. Allí, cuentan, Paramount ha decidido retrasar el estreno una semana (o desde otra perspectiva, ha decido adelantar el estreno en el extranjero) para evitar la piratería, que tan bien se nos da, entre otros, a los españoles.

Y digo que no he podido evitar enterarme, porque la noticia estaba este fin de semana en las portadas de muchas webs americanas. En ‘Los Angeles Times’, por ejemplo, ofrecían datos concretos de algunos países: En Gran Bretaña logró en el fin de semana de su estreno 12,2 millones de dólares, en Corea del Sur, 10,8; en Australia, 8,8; y en Francia, 8,2.

Además, aclaran que este arranque, calificado según qué medios como “super despegue”,”golpe a la taquilla” y otros hipérboles de ese tipo, es un 26% mejor que el que tuvo la primera entrega de ‘Iron Man’, filme que acabó recaudando en todo el mundo casi 600 millones de dólares. Es decir, que los productores ya han empezado a descorchar botellas para festejar que no se equivocaron al juntar a dos de los actores con peores perspectivas de poder donar algún día un hígado: Robert Downey Jr. y Mickey Rourke.

Y después de todo este baile de cifras, millones, arranques, etc., etc., yo me pregunto/os pregunto. ¿Realmente le importa a la gente el dinero que recauda una película? ¿El hecho de que tal o cual título recaude mucho estimula el interés del público? ¿Cuántas veces habéis ido a ver un filme porque era el más taquillero, es decir, el que todo el mundo estaba yendo a ver?

Yo reconozco que sí le pongo interés a los datos de la recaudación; aunque ésta nunca me haya motivado para ir o dejar de ir determinada película.

P.D. A quien le interese: la película más taquillera del fin de semana en EE UU fue ‘Pesadilla en Elm Street (número???)’

Una historia de amor imposible desbanca a los Na’vi de ‘Avatar’

Creíais que no llegaría ¿verdad? Pensabais que el reino de ‘Avatar’ no era de este mundo y duraría ‘forever and ever’, pues no. Después de ocho semanas, ‘Dear John’ un drama romántico dirigido por Lasse Hallstrom y protagonizado por dos actores poco conocidos (por lo menos por estos lares) Channing Tatum y Amanda Seyfried, le ha robado el título de película más taquillera del fin de semana al recaudar 32, 4 millones de dólares, frente a los 23,6 que sumó ‘Avatar’. Claro que el flme de Cameron le lleva millones de dólares de ventaja a esta adaptación de una novela de Nicholas Sparks, pues ya lleva ingresados más de 2.200 millones de dólares en todo el mundo (no es broma, dos mil doscientos millones de dólares, o si lo preferís, unos 1.611 millones de euros).

Ahí os dejo el trailer de ‘Dear John’ (en inglés), una historia de amor, ambientada antes del 11-S, llena de dificultades entre un soldado y una estudiante algo clasista, que pese a haber ‘triunfado’ en la taquilla del fin de semana de la Super Bowl, solo es valorado con un 6 sobre 10 por los usuarios de imdb.com; frente al 8.6 sobre 10 que logra ‘Avatar’.

¿Deprimido tras ver ‘Avatar’?


AVATAR, la última película de James Cameron, lleva recaudado 40.357.225€ desde el 18 de diciembre que se estrenó y se ha convertido en tan solo tres semanas y media en la película más taquillera de todos los tiempos en España.

Lo de ‘Avatar’ va camino de convertirse en un fenómeno sociológico. Al margen de las mareantes cifras de recaudación, cuenta la CNN (y subrayo este dato, porque podría parecer que me lo estuviera inventando para llamar vuestra atención) que muchos de los espectadores sufren depresión, incluso experimentan pensamientos suicidas tras ver la película.

Esta afirmación podría dar lugar a algún tipo de comentario jocoso o incluso malintencionado, pues se presta al chiste fácil, pero el tema es serio. Para algunos espectadores, el contraste entre la belleza colorida e idealizado del planeta Pandora y el gris y deprimente mundo real es demasiado fuerte, demasiado brusco. Es tal el realismo del mundo que ha creado James Cameron, sobre todo en la versión en 3D, que muchos dicen sufrir por no poder vivir para siempre en ese mundo fantástico.

Los resúmenes de los comentarios que ha reunido la CNN son preocupantes. Hay quien parece haber perdido el sentido de su vida, después de la ‘avatarexperiencia’, otros buscan ayuda para superar esa especie de ‘cuelgue mental’ que los ha hecho enamorarse de un mundo de ficción. Todos los mensajes han sido extraídos de la web Avatar Forums que ofrecía consejos para “superar la depresión por el hecho de que el sueño de Pandora es intangible”. En poco tiempo esta web recibió más de 1000 mensajes de gente que decía sentirse deprimida, y de otros que se prestaban a ayudar o dar consejos. “Quiero ser un Navi”, “El mundo de Pandora es tan perfecto… pero qué hemos hecho nosotros con la Tierra” (lo que hace pensar que, además de crisis existenciales, ‘Avatar’ ha despertado la conciencia ecologista de algunos),

¿Qué pensáis vosotros de esto? ¿Os habéis sentido en algún momento así después de ver esta o cualquier otra película?

El año pasado se vendieron en España 110 millones de entradas de cine

El mismo día que desayunábamos con la noticia de que ‘Avatar’ era ya una de las película más taquilleras de la historia y que había logrado recaudar en 17 días nada menos que 698 millones de euros recibo un informe de Nielson EDI sobre la recaudación de los cines de toda España durante 2009.

Las cifras provisionales de Nielsen EDI, arrojan un record en la recaudación en taquilla de los cines de toda España. La cifra definitiva para 2009 podrá superar los 675 millones de euros y más de 110 millones de espectadores. Esto supondría una diferencia en torno a un +1% sobre el anterior record de 2004.

Nielsen EDI, evalúa este incremento gracias a tres factores fundamentales:

1- Atractivo comercial de los estrenos de 2009.

2- Implantación del 3D en las salas de cine.

3- Gran resultado del cine español.

El cine de producción nacional en 2009 ha supuesto un incremento de un +35% sobre el año anterior, probablemente superando los 100 millones de euros. Con estos números, la cuota de mercado del cine español se sitúa en torno al 15%.

Ahí queda eso, los datos son los datos. De ahí yo saco también mis propias conclusiones:

-La piratería hace estragos, es cierto; pero el cine sigue teniendo su público fiel, que paga religiosamente por ver sus películas, aunque probablemente eso no quita para que esa misma gente también tenga el e-mule echando humo en casa.

¿Quién dijo que el cine español no interesa? No interesa el cine malo, reiterativo, aburrido, sin ideas, venga de donde venga, pero este año la gente se ha volcado con ‘Celda 211’, ‘Ágora’, ‘Pagafantas’, ‘Spanish Movie’

-¿Es el 3D una moda pasajera? Ese es uno de los tópicos más recurrentes que oigo últimamente en las tertulias cinematográficas y puede ser, no sé; pero, de momento, la gente le está cogiendo el gusto al formato gracias a películas como Up y, sobre todo, ‘Avatar’.

Lo que el informe no dice es que el número de espectadores también creció. Podría parecer una perogrullada, pero no lo es, porque ahora también se recauda más porque las entradas son más caras que nunca. En 2008, según datos del ministerio de Cultura, fueron al cine 107,8 millones de personas. Según los datos de Nielsen, este año han sido 110. A pesar de la crisis, se han vendido 2, 2 millones más de entradas.

¿Qué opináis vosotros de estos datos? ¿Cuántas veces fuiste tú al cine en 2009?

Mis cinco razones para seguir yendo al cine a pesar de la crisis

La crisis económica arrecia y su efecto se deja sentir no solo en la venta de coches, también en la taquilla. Echando un vistazo a los datos que publica el Ministerio de Cultura, nos encontramos con que el número de espectadores ha caído significativamente en los últimos meses. Si comparamos los datos de enero a julio de este año con los del mismo periodo del año anterior vemos cómo desde abril el público huye del cine en desbandada. Hasta tres millones menos de espectadores registró abril, en relación a abril de 2007 (6.204.056 frente a 9.861.629 ). Y a partir de ahí la cosa ha ido cuesta abajo, destacando el batacazo de julio, con tres millones y medio de espectadores menos que el julio de 2007 (8.102.110 frente a 11.448.277).

No hace falta rebanarse los sesos para achacar al elevado precio de las entradas gran parte del problema ; aunque como me decía el otro día un buen amigo cinéfilo: la gente no se piensa dos veces lo de soltar 7 eurazos por una copa; pero cuando se trata de pagar una entrada, pasan. Me imagino que es cuestión de preferencias; pero me gustaría conocer vuestra opinión.

¿Vais menos al cine que antes? ¿Por la crisis? ¿Por otras razones?

Yo creo que sigo yendo al cine más o menos igual que antes, aunque es verdad que en los últimos años consumo mucho más cine en DVD que en las salas. Aún así me gustaría recordar algunas de mis razones para seguir yendo al cine.

1-Nada mejor que una pantalla grande y un sonido envolvente para disfrutar de una buena película (subrayo buena).

2-Si después de la proyección hay charleta con los amigos en plan pseudofilosófico-espiritual/ crítica-despelleje-alabanza del director-actores habrá sido una velada perfecta.

3- Solo en el cine se puede acceder a las películas de estreno (dejo el e-mule y elitefreak al margen por consideraciones legales).

4- Hay cierto tipo de películas que por razones técnicas se aprecian mucho más en las salas, por ejemplo, ‘Batman’.

5- No hay nada comparable a disfrutar de, digamos por ejemplo, Clive Owen o Eric Bana, en formato panorámico.

Ésas son mis principales razones. ¿Cuáles son las vuestras para ir o dejar de ir?

¿Y tú por qué has dejado de ir al cine?

La verdad es que después de ver los malos datos de recaudación del cine en España debería dedicar este post a intentar desentrañar las complejas razones que alejan al público de las salas, pero no lo voy a hacer. ¿por qué? Porque todos los años las cifras son malas, o por lo menos no lo suficientemente buenas. Ahora resulta que en relación, por ejemplo, con 2004, el cine ha perdido 42 millones de espectadores. Dicho así parece una barbaridad, pero aquel año nadie dio por buena la noticia de que 144 millones de personas habían pasado por taquilla.

Además, otra razón de peso es que no tengo ni idea de por qué la gente deja de ir al cine. Yo puedo explicar por qué yo misma voy al cine mucho menos de lo que solía, pero no sé si mi vecino alegaría las mismas razones. Ahora, antes de pagar los casi siete euros que cuesta una entrada en Madrid, me pienso varias veces si la película vale la pena, es decir, si merece ser vista en pantalla grande o puedo esperar un par de meses hasta verla en DVD. Si la respuesta es afirmativa, pago y entro tan contenta. Si solo siento curiosidad, me la apunto para el ‘deuvedeclub’.

En las ciudades grandes cada vez existen mejores videoclubes. En Madrid, por ejemplo, los hay dedicados exclusivamente al cine de autor. Y en las ciudades pequeñas me consta que muchos aficionados compran muchos DVD a través de Internet.

Además muchas veces las salas dan pena y exigen del aficionado un acto de contrición que ya quisiera para sus fieles Rouco Varela. No en Madrid, donde la competencia es grande y quitando algunos cines muy antiguos, las salas están bien. Pero ¿y en las provincias? Yo conozco bien los cines de Salamanca y Ávila y hay de todo: salas normales (ninguna realmente buena) y auténticas salas de tortura: los diálogos no se entienden, el sonido está muy alto o muy bajo, la pantalla está muy oscura, las butacas te castigan mientras crujen sin piedad, hace frío (o mucho calor), tu codo descansa sobre la tripa del vecino… En fin, un nuevo concepto de espectáculo interactivo.

Ésas son mis razones. Yo no puedo hablar de las películas que me descargo de Internet, porque no lo hago. Soy demasiado sibarita a la hora de ver cine. ¿Y la calidad? ¿Es peor ahora el cine que hace 10 años? No lo creo. No habrá 30 obras maestras, pero ¿las hubo alguna vez? Si el año acaba con siete buenas películas, buenas de verdad, de esas que sabes que el tiempo acabará convirtiendo en clásicos, habrá sido una gran cosecha.

Y tú ¿por qué dejaste de ir al cine en 2007?

En enero, los cines hacen su agosto

En enero, además de jurar sobre la Biblia que con el nuevo año nos convertiremos en mejores personas: más cultas, más guapas, más atléticas, más educadas (esto casi nadie lo pone en el top ten de los buenos propósitos, pero no estaría mal) resulta que acudimos más al cine. Enero fue el mes con más espectadores en el primer semestre de 2007. Hasta 9,8 millones de personas comenzaron el año distrayéndose en el cine, un millón y medio más que en febrero o marzo, según datos del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA). ¿Y eso por qué?

Una de las razones podría ser que entre finales de diciembre y principios de enero, coincidiendo con las vacaciones navideñas, las grandes compañías ponen en circulación sus películas con mayor tirón. Echando un vistazo al enero pasado nos encontramos con que se estrenaron Babel, de Alejandro González Iñárritu (el 29 de diciembre), Banderas de nuestros padres, de Clint Eastwood, María Antonieta, de Sofia Coppola; El truco final (el prestigio), de Christopher Nolan; Apocalipto, de Mel Gibson…, por poner solo a algunos ejemplos que pueden explicar el subidón de taquilla.

¿Este año también será así? Ojalá. Yo, por mi parte, empezaré el año con buen pie, yendo al cine. Siempre intento ir, como mínimo, cuatro veces al mes. ¿Piensas hacer tú lo mismo? ¿Sabes cuántas veces vas al cine al año? ¿En qué mes vas más? ¿Por qué no vas más a menudo? ¿No te gustan las pelis que ponen, por falta de tiempo, porque es caro?

Por cierto, este año la tendencia seguro que se prolonga hasta febrero, porque va a ser un mes mucho más interesante cinematográficamente. Nos esperan La escafandra y la mariposa, de Julian Schnabel; No es país para viejos, de Ethan y Joel Coen (con Javier Bardem); ‘Al otro lado’, de Fatih Akin; ‘Pozos de ambición’, de Paul Thomas Anderson (por la que Daniel Day-Lewis podría ganar el Oscar), ‘Antes que el diablo sepa que has muerto’, de Sidney Lumet