Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘estrenos’

Si quieres saber cuánto recaudará una película, date una vuelta por las redes sociales

A estas alturas probablemente ya hayáis oído hablar de Fizziology, pero si no, os resumo un poco una de las noticias más fascinantes que he leído en las últimas semanas y de la que estoy intentando saber un poco más.

Fizziology es una empresa creada por un tal Ben Carlson que ha obtenido un gran éxito al predecir con bastante exactitud la recaudación que tendrá una película partiendo de su nivel de notoriedad en las redes sociales, sobre todo en Twitter.

Básicamente lo que hace esta gente es convertir en algoritmos los mensajes positivos y negativos que recibe una película (cantidad, adjetivos utilizados, frecuencia de retuiteo, etc.) y pronosticar la cantidad que recaudará en taquilla. La primera vez que leí sobre esto, pensé que era un cuento chino; pero después cuando hasta el ‘Financial Times‘ le dedicó un extenso artículo sobre su asombrosa capacidad de anticipar resultados, me convencí de que lo que realmente hace el equipo de Carlson tiene mucho de científico y poco de maniobra publicitaria.

Por ejemplo, gracias a la actividad en Internet de los fans de la saga ‘Crepúsculo‘, esta empresa dijo que la última entrega lograría 140 millones de dólares en su día del estreno (recaudó 138,5).

Gracias a medir los porcentajes de mensajes positivos y negativos que obtiene una película durante su estreno y compararlos con lo obtenido por otras películas en semejantes circunstancias son capaces de prever si será o no un éxito o si el interés se desvanecerá tras el fin de semana de arranque. Así, por ejemplo, avisaron  en 2010 de que el porcentaje de 2,5 mensajes positivos por uno negativo que logró ‘Pesadilla en Elm Street (El origen)‘ en su estreno era mucho más bajo que el de otras películas y que era una mala señal. Y volvieron a tener razón. Tras los primeros días, la recaudación se desplomó un 50%.

Como después he leído más sobre sus asombrosos aciertos, he intentado echar un vistazo a algunos de los informes que están elaborando, pero sin resultado. Las productoras que trabajan con ellos y que los utilizan como gigantescos focus group mantienen sus secretos bajo llave, aunque ahora son más conscientes que nunca de una cosa: el colosal altavoz de Internet puede tumbar con cierto porcentaje de mensajes negativos cualquier proyecto cinematográfico, por muy marquetizado, empaquetado y publicitado que llegue.

A todos los que dejan escapar ‘The Artist’ porque es una película muda

A pesar de la contundencia de las excelentes críticas con las que aterrizó ‘The Artist’ he visto que muchas personas se niegan en redondo a ir a verla. ¿Pero por qué, si incluye una historia de amor de esas que le gustan a casi todo el mundo? “Pues porque es muda”, me han dicho varias personas con las mismas palabras.

Da igual que sea una de las mejores películas del año, que todo el mundo destaque su originalidad y genialidad, o la grandísima interpretación de sus protagonistas, la ausencia de diálogos sonoros echa para atrás a muchos espectadores.

“Me da pereza”. “Me agobia que no hablen”. “Me deprimen los filmes mudos”. “Me aburren y me distraen este tipo de filmes… ” Son algunas de las cosas que he oído por ahí.

Esto es nuevo, eso hay que reconocerlo, que una película sea muda no suele ser una de las razones esgrimidas para no ir a verla. Hasta ahora eran motivos para esquivar determinado título: su excesiva duración, el nombre de su director (Almodóvar y Garci son los que despiertan reacciones más furibundas a mi alrededor), determinados actores, el tema o incluso el cine donde la proyecten… La propia originalidad de ‘The Artist’ hace que muchos la encuentren demasiado arriesgada como para invertir hora y media de su ocio en ella.

Si también es ese tu caso, quizá no sirva de nada que te diga que es mejor incluso de lo que dicen, que hacía muchísimo tiempo que no me emocionaba tanto en una sala y salía tan contenta y con tantas ganas de volver a ver algunos de los grandes clásicos. Que ‘The Artist’ me trae a la memoria todas las tardes de cine emocionante que he disfrutado desde niña: grandes clásicos con historias bien contadas, sensibles, llenas de personajes a los que te parece que nunca ves los suficiente… , que el tiempo vuela viendo esta obra maestra de Michael Hazanavicius y que el espectacular trabajo de Jean Dujardin, Bérénice Bejo, John Goodman y James Cronwell,  te deja tan sin palabras como la película que protagonizan.

No sé si estas razones serán suficientes para convencerte, pero si yo fuera tú, no dejaría escapar ‘The Artist’, tu estado de ánimo te lo agradecerá.

La piel que habito, una ‘frikada’ de lujo

Regresar a Madrid y a la rutina se hace algo más llevadero con la perspectiva de escaparse a ver una buena película. Y con la ilusión de apurar al máximo mis últimas horas de vacaciones asistí ayer a una sesión matinal de ‘La piel que habito’. Éramos 14 personas, algunas iban en pareja, pero la mayoría habíamos ido solos. Después de una campaña promocional intensa, ¿quién no tendría interés en ver esa ‘vuelta de tuerca’ de Almodóvar? ¿Un Almodóvar más oscuro y en clave de novela negra? Yo me apunto.

Y como con Almodóvar nunca se sabe, uno va sabiendo que va a jugárselo todo. Pedro es capaz de lo mejor y de lo peor. Y a veces de ambas cosas en el mismo filme, como creo que sucede en este caso.

La piel que habito es una frikada, una descomunal ida de olla, absurda e increíble; pero bastante bien realizada. Es decir, es ágil, Almodóvar controla mucho más la técnica que hace años, está excelentemente fotografiada, la música de Alberto Iglesias le da vida y los actores, como no podían ser menos en manos de Pedro (qué gran director de actores es, qué bien trabaja Banderas con él), le dan una credibilidad que el guión no tiene. Y ese es precisamente el problema, la falta de credibilidad. La historia es tan surrealista, tan extrema, que cuesta creérsela y llegar a ponerse en la piel (nunca mejor dicho) de ninguno de los personajes. Me diréis que más increíble es ‘Avatar’ o películas tipo ‘Distrito 9’; pero imagino que es cuestión de géneros.

Y el caso es que la película engancha, ¿cómo no? Y es emocionante a ratos. Es imposible no querer saber cómo va a terminar todo ese monumental lío que el manchego nos presenta en un envoltorio del lujo. Nadie quiere levantarse del asiento hasta tener una explicación de por qué demonios estamos viendo lo que estamos viendo. Pero al final la historia de terror te deja una sorprendente sonrisa en la boca, mezcla de sorpresa, alivio y quizá complicidad con el ‘mundo almodovariano’.

‘Cisne negro’, un viaje tenebroso hacia la perfección

Este ha sido uno de esos fines de semanas redondos. El sábado me escapo a ver ‘Cisne negro‘ y el domingo disfruto de ‘Pagagnini‘ y Ara Malikian en el Teatro Calderón (con referencias cinematográficas-Umebayashi -incluidas) ¿Qué me gustó más? Imposible decidirse.
A ‘Cisne negro’ entré casi convencida de que todo lo que me habían dicho no podía ser para tanto, iba preparada para la decepción. Todas las frases que había oído eran tan superlativas (obra maestra, impactante, un peliculón…) que me temía el batacazo. No fue así. ‘Cisne negro’ es un viaje tenebroso en busca de la perfección artística, un asfixiante thriller bicolor al ritmo de Tchaikovsky, que te sacude sin contemplaciones hasta el último fotograma. Leí por ahí que el propio Aronofsky reconocía que su película muy bien podía ir firmada por Polanski, y aunque su afirmación pudiera ser tachada de pretenciosa, tiene razón: la angustia, la tensión psicológica, las relaciones enfermas de algunos personajes (la mamá Hershey se merecía un estudio completo de Freud) son puro Polanski.

Pero aunque la realización de Aronofksy es sobresaliente, no sé hasta qué punto este cuento de miedo se sostendría sin la presencia de una Natalie Portman absolutamente soberbia. Todo el mundo le asegura el domingo el Oscar y sería muy decepcionante que no lo lograra. Ella da credibilidad a cada giro de guión, a cada sorpresa del metraje, y lo hace con un desvalimiento y una delicadeza emocionantes.

Junto a ella, otros tres rostros sostienen un filme que, a pesar de la profusión de planos cortos, es todo un espectáculo: Mila Kunis, Vicent Cassel y Barbara Hershey. Todos ellos están estupendos en sus papeles, cual habilidosos bailarines de una coreografía perversa y perfecta.

¿Vosotros la habéis visto? ¿os gustó?

Una de cada cinco películas que se estrenen en Hollywood en 2011 serán secuelas

Falta de ideas, falta de imaginación, apostar sobre seguro… elegid el tópico que queráis y unidlo a la siguiente noticia: una de cada cinco películas que se estrenen este año en Hollywood serán secuelas (o presecuelas o spin-off) de películas anteriores. Lo dice un estudio de Box Office Mojo, la web más completa y fiable sobre recaudación de películas, que habla de una cifra récord de este tipo de productos: 27, frente a las 19 secuelas que se estrenaron en 2010 o las 24 de 2003, que era hasta ahora la cifra más alta. Entre los estrenos que menciona: ‘Cars 2’, ‘Sherlock Holmes 2‘, ‘Happy Feet 2′ ,’Kung Fu Panda 2’ o ‘Resacón en Las Vegas 2’… es como si el 2 viniera ya de serie con algunos títulos.

La mayoría de películas, según este estudio, retoman los temas de títulos que se estrenaron en 2010 o 2009, pero hay algunas que se remontan a 12 años atrás, como la próxima entrega de ‘Los teleñecos’; 11 años, como ‘Scream 4’, o 10 años, como la película que vuelve a recurrir a ‘El planeta de los simios’, ‘Rise of the apes’. Es decir, que cuando ya has bajado la guardia pensando que el pestiño aquel ha pasado al olvido, va un listo con buena memoria para las recaudaciones y zas, te encasqueta una segunda, tercera o cuarta parte.

No seré yo quien diga eso tan manido de que ‘segundas partes nunca fueron buenas’, porque para frases hechas, ya están las del comienzo de este post; pero hay que reconocer que en pocas, contadísimas ocasiones, una secuela añade algo al original o lo supera artística y creativamente. Me pongo a pensar, y de los últimos años solo ‘Toy Story 3‘ me parece una secuela de altísimo nivel (dejo al margen las películas que se concibieron como una trilogía y se han estrenado por entregas). ¿A vosotros se os ocurren más ejemplos?

Rachel Weisz protagonizará el psicodrama sexual ‘360’

Éste podría ser el primer post de dos nuevas secciones que, si os gustan, repetiré de vez en cuanto. Por un lado tendría lo que sería la foto del día, que meteré cuando vea alguna instantánea interesante que me gustaría compartir con vosotros, y, por otro, el nombre del día, cuando alguien sea o vaya a ser noticia por alguna razón en concreto.

La foto que hoy me ha llamado la atención es ésta.

Michael Douglas y su mujer, Catherine Zeta-Jones, asistiendo anoche al estreno de ‘Wall Street: el dinero nunca duerme’, en el Teatro Ziegfeld de Nueva York.

Cuando Douglas asistió al programa de David Letterman para hablar del cáncer que sufre, di por hecho que después de esa declaración, y teniendo en cuenta el duro tratamiento de quimioterapia, se dejaría ver lo justo; pero ahí está, al pie del cañón, haciendo lo que mejor sabe: actuar y promocionar sus trabajos. Seguro que Kirk se siente orgulloso de ese cachorro que ahora tanto se le parece.

Y el nombre propio del día se lo adjudico a la bella Rachel Weisz, una gran actriz por la que tengo debilidad, que se confirma como protagonista de la próxima película de Fernando Meirelles, el psicodrama sexual (lo que quiera que eso signifique realmente) ‘360’. El guión lo firma Peter Morgan (‘La Reina’; ‘El desafío: Frost contra Nixon‘) y se basa en la obra ‘Reigen’, del dramaturgo austriaco Arthur Schnitzler, que ya inspiró a Stanley Kubrick para hacer ‘Eyes Wide Shut‘. Promete.

Se estrena la que probablemente sea la película del año: ‘Toy Story 3’

Habrá quien discuta que es la película del año, dirán que vendrán otras más adelante, como ‘Inception‘, que arrasó en taquilla el pasado fin de semana en EE UU, ‘Biutiful‘, ‘Conocerás al hombre de tu sueños‘ o ‘Enterrado‘. Va a gustos. Pero yo creo que probablemente hoy se estrene la película más importante de 2010: ‘Toy Story 3‘. Y no podré ir a verla justo ahora, por lo que me muerdo las uñas, maldigo mi suerte y espero que vosotros me dejéis los comentarios sobre la película. Si os ha gustado, por qué, si de verdad es, como dicen, la mejor de la trilogía y si merece que los productores se las ingenien para lograr una cuarta parte, aunque sea dentro de otros diez años.

Yo, mientras, me conformo con volver a ver este tráiler.

Los detalles de la peli, os los cuenta mi compañero Rafa Vidiella en el reportaje que podéis leer aquí.

Y para los que tengáis tiempo y habléis inglés, aquí os dejo un enlace a un reportaje muy interesante de ‘The Guardian’ sobre Pixar y su método de trabajo. Dura poco más de ocho minutos pero da una idea de por qué estos estudios son tan especiales y tan buenos en reunir y aprovechar jóvenes, y no tan jóvenes, talentos.

Ben Affleck, un tipo con talento

Ben Affleck probablemente no pasará a la historia por ser un gran actor. De él siempre se ha hecho chanza por su inexpresividad y cara de póquer. Incluso los productores de ‘Hollywoodland’ se fijaron en esta cualidad, o más bien estas supuestas faltas de cualidades interpretativas, para otorgarle a Affleck un papel hecho a su medida: el del guapo George Reeves, inspirado en el actor del mismo nombre, que tampoco era precisamente Laurence Olivier.

Tan bien interpretó a un hombre que no sabía interpretar que Affleck ganó la Copa Volpi al mejor actor en Venecia. Algo que causó escándalo entre las comunidades cinéfilas, pero que analizado sin prejuicios podría verse hasta justo.

Reconozco que con el tiempo he ido cogiéndole cariño, e incluso respeto, a este actor tan… irregular. Creo que a ello ha contribuido mucho valorar su labor como guionista y, después, como director. También que tuve hace años la oportunidad de entrevistarlo y me cayó bastante bien. Un profesional muy educado y atento, qué más se puede pedir (y eso que por entonces salía con Jennifer López, algo que debe desequilibrar bastante).

Precisamente acabo de ver el tráiler de su próxima película, ‘The Town’, y promete. Basada en la novela ‘El príncipe de los ladrones’, de Chuck Cogan, huele a cine de acción con clase. Además de saber escribir, Affleck tiene un gran talento para seleccionar los temas y, sobre todo, elegir a sus actores. Y si no, juzgar por vosotros mismos: Jeremy Renner, Jon Hamm, Rebecca Hall, Blake Lively, Chris Cooper, Pete Postlethwaite

‘Conocerás al hombre de tus sueños’, apetecible Allen

Este Woody Allen se lo monta genial. Consigue grandes actores, casi a precio de saldo, y nos hacemos eco de sus movimientos desde que empieza la planificación de sus películas. Hace unos días la noticia era que comenzaba el rodaje de en París de ‘Midnight in Paris’, película en la que la primera dama francesa lucirá palmito (que lo tiene, y envidiable, ¿verdad Ana?). Y ahora llega el tráiler de su próximo estreno, ‘Conocerás al hombre de tus sueños‘, previsto en España para el 27 de agosto.

Además de por la larga lista de grandes actores con los que cuenta Allen en este trabajo: Naomi Watts, Josh Brolin, Antonio Banderas, Anthony Hopkins, Freida Pinto, Gemma Jones… la película, según lo visto en el tráiler, promete enredos divertidos, malentendidos y amor. Una mezcla lo suficientemente atractiva en manos de Allen como para que ya me haya apuntado la fecha de estreno en el calendario.

Aunque ya hay versión doblada del tráiler, os dejo la versión subtitulada. La calidad de los actores lo merece.

¿Qué os parece? ¿Os apetecerá ir a verla?

‘Robin Hood’, un Ridley Scott sin el toque ágil de Scott

Antes de ir a ver ‘Robin Hood’ había leído de todo: que era el mejor filme de Ridley Scott desde ‘Gladiator‘, que era muy convencional y sin emoción… En general, la mayoría de las críticas era más bien tibias, tirando a frías; pero como soy casi incondicional del director y, sobre todo, del personaje, no quería dejar pasar el tiempo y me fui este fin de semana a verla.
¿Me decepcionó? Pues un poco, he de admitir. Porque aunque es verdad que iba sabiendo que no era un peliculón, esperaba un poco más de este ‘toque Ridley Scott’, ese pulso narrativo ágil que tan buenos momentos me ha hecho pasar. Esperaba espectacularidad, y la he visto solo en algunas escenas; esperaba emoción (a pesar de ser una historia muy conocida) y la he sentido poco; esperaba réplicas graciosas y cierto sentido del humor, y apenas las he visto- ¿las había?-; esperaba una bonita historia de amor y me he encontrado una relación fría, sin química y poco creíble; esperaba buenas actuaciones y, siendo quienes son (Russel Crowe y Cate Blanchett) los he visto más inspirados en otros papeles.

Además, he salido del cine con la sensación de que a esta película le han metido la tijera de mala manera. Está montada a trompicones. Las escenas finalizan de forma abrupta, las transiciones son toscas.

Lo único que sí he hecho ha sido entretenerme; pero creo que eso ha sido más mérito mío que de la película. Tenía tantas ganas de verla, que me he concentrado en ella, me he dejado llevar, y el tiempo ha pasado. Pero en cuanto se han encendido las luces he sabido qué iba a recordar de ‘Robin Hood’: la música de Marc Streitenfeld (discípulo de Hans Zimmer); los mohines simpáticos, aunque repetitivos, de Russel Crowe; y las actuaciones de Mark Strong, William Hurt y Max Von Sydow, y, bueno, quizá también la de un sorprendente Oscar Isaac, que me ha gustado mucho más aquí que en ‘Ágora’. Ah, y también recordaré que en ‘Robin Hood’, Denis Menochet, que tan mal rato me hizo pasar en ‘Malditos bastardos’, aparece aquí fugazmente como soldado francés. En resumen, no mucho para tratarse de un filme del mejor de los hermanos Scott.