Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘goyas’

La Academia ignora a ‘Torrente’, la película que salva las cuentas del cine español

Es la película que salva la recaudación del cine español, la que maquilla las rídiculas cifras de espectadores que acuden a ver cine patrio, pero no convence a la Academia, ni a la mayoría de los críticos. ‘Torrente 4’ no se va a tener que ir a casa sin nada, porque ni la han invitado a participar en la ceremonia de los Goya (discúlpame que no repita esa hipérbole de que ‘son nuestros Oscar’, porque me da la risa).

Ya lo adelantaba a primera hora de la mañana Santiago Segura en su Twitter :

“Hoy anunciaran las nominaciones a los Goya. Atención a ‘Torrente 4‘, si las quinielas aciertan se llevaría 0 nominaciones”.

Ay, Segura, serás muchas cosas, pero no tienes ni un pelo de tonto (con perdón, va sin segundas).

No seré yo quien diga que es una flagrante injusticia. Torrente es lo que es, aunque hay que reconocerle que técnicamente es buena y sus actores también lo son (hasta Paquirrín, ese niño grande que tantos buenos momentos le está haciendo pasar a Vasile y compañía, era finalista para alzarse con una candidatura al mejor actor revelación. Hubiera sido la bomba, pero se dijooooooo, no nos hagamos ahora los escandinavos).

En cualquier caso es significativo dejar totalmente de lado a la película que ha logrado que la recaudación del cine español creciera, en solo un trimestre, un 134%. Se constata pues que ‘la excelencia artística’ que premia la Academia va por un lado, y los espectadores con sus díscolos y mundanos gustos van por otro (el caso de Torrente se repite con ‘Fuga de cerebros 2’). A veces ambos caminos se cruzan felizmente, como en la magnífica ‘No habrá paz para los malvados‘ o la controvertida ‘La piel que habito’, que han logrado 4,1 y 4,5 millones de euros de recaudación, respectivamente, y parten como caballos ganadores en los Goya. Pero aun teniendo unos datos económicos que no están mal para nuestros estándares, están muy alejados de los casi 20 millones de euros que convirtieron a ‘Torrente’ en noticia fuera de nuestras fronteras.

La gala de Almodóvar y Buenafuente

“Ministra, bajaría a saludarla, pero no me atrevo a bajar nada delante suyo”, le soltó Buenafuente a González-Sinde.

Fue para mí el mejor chascarrillo de la noche y un ejemplo de que el buen humor y el buen rollo protagonizaron anoche la gala de los Goya. Una gala que, por fin, fue algo más digerible y divertida que en ocasiones anteriores.

Dicen mis compañeros de 20 minutos, que le faltó algo de emoción porque los premios estaban más que cantados. No estoy de acuerdo, porque aunque sí que es verdad que ‘Celda 211’ partía como favorita, y los pronósticos se confirmaron, había muchos premios muy abiertos, en el aire, empezando por el de mejor actriz, que acabó en manos de una entrañable Lola Dueñas (“no sé si ha venido Rachel Weisz, iba a decir Welcome”) y terminando por el de mejor director, que muy bien podía habérselo llevado Amenábar por haber puesto en pie y dado coherencia a una obra de la complejidad técnica y artística de ‘Ágora’.

Almodóvar se convirtió, una vez más, en el protagonista, aunque esta vez él solo optara al premio al mejor guión original por ‘Los abrazos rotos’. Su capacidad para convertirse, aunque sea involuntariamente, en la comidilla de cualquier acontecimiento de cine español es encomiable. A pesar de su fama de divo, supo estar a la altura y apareció en una gala que desde el principio hizo referencia a él, sin nombrarlo directamente.

“Ha venido Pedro”, dijo Buenafuente, “Pedro García, mi compañero en…” continuó Buenafuente riendo el equívoco…

Y llegó, entre fuertes aplausos, entregó el premio más importante, el de mejor película, y se fue, dejando claro que se había ido el nombre propio más importante del cine español.

Para mi compañera del ‘cuore’ Clara Hernández, la noticia sin embargo fue que por primera vez Penélope Cruz y Javier Bardem se dejaban ver juntos, sonrientes, en el patio de butacas.

Aquí tenemos a Carlos Bardem y a Mónica Cruz… ah no, que son los hermanos”, les dijo Buenafuente. Y ellos sonrieron complacientes, sabiendo que desde hacía rato las cámaras no miraban a otro sitio.

Lo dicho, una gala más divertida. Por favor, que a partir de ahora sean todas de este estilo.

¿Qué os pareció la gala? ¿Y el reparto de premios?

¿Tú también quieres que esta noche gane ‘Celda 211’ el Goya?

Esta noche es la noche de San Valentín. Ya se sabe: velas, música romántica, champagne, love is in the air…y Buenafuente en la tele, oficiando de maestro de ceremonias de la ‘gran noche del cine español’.

Este año me he prometido a mí misma hacer un esfuerzo para vencer el sueño y seguir la gala hasta el final. Buenafuente y el presidente de la Academia, Alex de la Iglesia, se merecen un voto de confianza, aunque, como ya dijo Alex hace unos días por si esperábamos demasiado de esa cita,”Los Goya serán un espectáculo simpático, aunque será como intentar hacer divertido un bautizo”.

Esta noche estaré nerviosa, lo reconozco, me he apostado una cena por mi película favorita y espero ganar. Claro que parto con cierta ventaja porque he apostado por ‘Celda 211’, que veo que también es la favorita de la mayoría del público y la que cuenta con más candidaturas, 16; pero tampoco las tengo todas conmigo porque a la Academia también le gustan las sorpresas. De actores, me gustaría que se lo llevara Luis Tosar y de actrices, me decantaría por Rachel Weisz, que está espléndida en ‘Ágora’.

Y a vosotros ¿quién os gustaría que ganara esta noche?

En 20minutos.es te contaremos en directo lo que sucede en el Palacio de Congreso del Campo de las Naciones. También podrás enterarte de las anécdotas más divertidas a través de twitter, en @20m y @MirenM y la cuenta de 20minutos de Facebook.

El público lo dice: ‘Celda 211’ debería triunfar en los Goya

El día de los enamorados la Academia de cine español entrega “sus Oscar”, como he venido oyendo desde hace años (es curioso como hasta en eso se nos nota la hollywood-dependencia). Ayer se conocieron las candidaturas, unas candidaturas que no han sorprendido a nadie y que, leyendo vuestros comentarios ayer en 20minutos.es aprueban mayoritariamente las 16 nominaciones que ha logrado ‘Celda 211’.

La película de Daniel Monzón, que algunos de vosotros califica como “la mejor película española de los últimos 20 años“, debería convertirse, si se cumplen los pronósticos, en la gran ganadora de esa noche de San Valentín. Ojalá sea así, porque méritos tiene y ojalá la Academia sepa reconocerle a Luis Tosar el pedazo de interpretación que consigue en esa obra dura, intensa y emocionante.

Está bien la fecha escogida, tiene algo de simbólico, porque estos últimos meses, después de ver la gran acogida que el público le ha dado a ‘Celda 211’, ‘Ágora’, Spanish Movie, ‘Gordos’, ‘Pagafantas’, ‘Planet 51’… se ha hablado, por primera vez, de “reencuentro del cine español con los espectadores”, “romance”, “idilio” y demás metáforas exagerado-festivas para describir algo que debería ser la tónica general de nuestro cine: que lograra contactar con su público y que arrastrara a gente de todas las edades a la taquilla.

¿Qué os han parecido a vosotros las nominaciones a los Goya? ¿Cuántas de las películas nominadas habéis visto?

P.D. Aclaración: cuando publiqué este post, tenía en mi poder una lista errórea de los nominados. En mi lista no figuraban ni Gorka Otxoa ni Alberto Ammánn (a los que yo echaba de menos), pero sí estaban, sin embargo, Max Minghella y Oscar Isaac (lo que a mí me parecía un grave error). La lista completa y exacta con todos los nominados la podéis consultar aquí.

El gran enemigo del cine español son los espectadores

Durante la celebración de la gala de los Goya, algunos artistas, incluida la presidenta de la Academia de cine, Ángeles González-Sinde, pidieron mayor protección para el cine español, combatir la piratería y luchar contra las descargas ilegales de Internet. Ayer, sin embargo, me llamó la atención un interesante artículo de Soitu que evidenciaba que precisamente las descargas de Internet no son el gran peligro que acecha el cine español, por una simple razón: casi nadie quiere descargarlo, es decir, que pocos quieren verlo. Y daban unos datos sorprendentes:

Entre las 100 películas más descargadas en HispaShare.com (una de los portales de descargas P2P más populares) sólo hay 5 españolas: ‘Mortadelo y Filemon. Misión salvar la tierra’ (número 15), ‘Los crímenes de Oxford’ (18), ‘El orfanato’ (36), ‘REC’ (48) y ‘Fuera de carta’ (77). De los 22 millones de descargas realizadas de su ‘top 100’, sólo 200.000 corresponden al cine español. Es decir, un 0’9%.

O sea, que habrá que buscar otras razones, como, por ejemplo, ¿por qué nadie quiere verlo? Yo he preguntado entre mis amigos (algunos de ellos cinéfilos de pro) y muchos han coincidido en un punto: suele ser un cine aburrido, que siempre cuenta las mismas historias. Lo reconocen con cierto apuro y reservas, siendo conscientes de que contribuyen a fomentar uno de los estereotipos más repetidos sobre el cine español. Otros, los menos, creen que el problema se debe a que los espectadores no le dan una oportunidad a las películas hechas aquí, y prefieren tragarse cualquier ‘americanada’ hipermegapublicitada antes que una película española más arriesgada, como ‘Camino’ o ‘El truco del manco’.

Echando un ojo a la temática de las películas finalistas al Goya: ‘Los crímenes de Oxford’, ‘Camino’, ‘Los girasoles ciegos’ y ‘Sólo quiero caminar’ sería injusto decir que cuentan la misma historia (bueno, la película de Cuerda retoma el tema de la guerra civil, algo de lo que muchos espectadores están cansados); pero aún así, a excepción de la película de Alex de la Iglesia, el resto no ha tenido mucho éxito en Internet (probablemente el triunfo de ‘Camino’ cambie algo las estadísticas). Tampoco se puede decir que sean malas, gustarán más o menos, pero tienen sus méritos, ¿Entonces? ¿Qué pasa? ¿Por qué el cine español gusta poco? ¿Vosotros qué pensáis? ¿Existen prejuicios contra el cine hecho aquí?

Los Goya, una gala poco emocionante, pero llena de peculiaridades

Anoche me fui a la cama antes de que acabar la gala de los Goya (no penséis mal, madrugo para entrar a trabajar), pero la grabé y acabo de terminar de verla. Reconozco que he agradecido poder darle al ‘fast forward’ un rato, como también he agradecido que se emitiera con retardo y hubiera habido una labor previa de edición. Así me he evitado algunos de esos interminables minutos en el que los premiados, en su butaca, besan a los de su alrededor con emoción desbordada y cara de sorpresa. Una sorpresa que yo no sentí en ningún momento, porque arrasó ‘Camino’, la gran favorita.

Este rotundo éxito, esta unanimidad al reconocer la calidad de la película de Javier Fesser me lleva, sin embargo, a preguntarme ¿por qué demonios nadie seleccionó o al menos preseleccionó esta película para que compitiera al Oscar a la mejor película extranjera, si era, parece ser, la mejor del año en España? ¿Por qué se volvió a colar un filme de Garci, si ‘Sangre de mayo’, como se ha visto en la gala, no se ha comido un colín? ¿Fue, como me temo, por un problema de fechas de estreno? Si hay alguien que conozca la razón, o la sospeche, que nos ilumine, por favor.

También la gala me suscita otras preguntas ¿Por qué ahora que por fin la Academia de la Lengua reconoce la acepción de nominar como “proponer a alguien para un premio”, los de la Academia del cine se empeñan en utilizar solo la palabra candidato, candidaturas, etc.?

¿Por qué a pesar de los esfuerzos de Carmen Machi eché de menos durante toda la gala la vis cómica de Rosa Mª Sardá, o incluso el desparpajo insolente de José Corbacho?

¿Por qué en la alfombra verde había tantas caras de famosos/as que raramente hacen cine, por no decir que no lo han hecho nunca?

¿Por qué ha habido invitados que ni siquiera se han inventado una buena excusa para no estar presentes? El caso de la persona que cogió el Goya a la mejor película hispanoamericana en nombre del director chileno, Andrés Wood, fue tremendo: “Está de vacaciones con su familia”. Nadie lo puede acusar de falta de sinceridad, ni de ser un descastado; pero de falta de interés

¿Por qué en todos los resúmenes de noticias destacan más el Goya obtenido por Penélope, como actriz secundaria, que el que ha ganado la espléndida Carme Elías como actriz protagonista?

¿Por qué se mencionó tantas veces la presencia de Benicio del Toro en la sala? ¿Tan cortos andaban de glamour en la ceremonia?

¿Por qué los micrófonos estaban colocados tan tan bajitos que todos los que desfilaban por el escenario tenía que encorvarse para poder hablar?

Spain is different

También ha habido muchas cosas que me han hecho gracia y me han servido para darme cuenta de las diferencias culturales que existen, por ejemplo, entre España y sus Goya y EE UU los Oscar, por poner un ejemplo de una ceremonia que veremos dentro de unas semanas

Aquí casi todo el mundo agradecía el premio a su familia (como en EEUU); pero, además, algunos incluían un recuerdo cariñoso para sus pueblos de nacimiento, veraneo… a los que intentaban promocionar en 5 segundos (bien hecho, sí señor).

También la preocupación por el paro, tema poco glamuroso donde los haya; pero de gran actualidad, era mencionado por más de un premiado.

Y a vosotros ¿qué otras cosas os llamaron la atención de la gala o de los premios?

El juego de los Goya, las respuestas

Ahí van las respuestas al juego que os propuse ayer. En la pregunta 2, como muy bien me indica el lector Alberto Q, hay un error, porque, aunque la web oficial de la Academia da una relación de 26 categorías con derecho a premio, además del Goya de Honor, si se cuentan las categorías que este año obtienen nominaciones salen 28, más el Goya de Honor.

1-¿Cuál de estas películas es la que ha logrado el mayor número de candidaturas en la historia de los Goya?

‘Días Contados’ obtuvo 19 candidaturas y 9 premios.

2-¿Cuántos Goya se entregan, sin contar el Goya de Honor?

28

3-En 1987 se entregó el primer ‘cabezón’, ¿Sabes a qué película?

‘El viaje a ninguna parte’, de Fernando Fernán Gómez

4-¿Qué profesional del cine acumula el mayor número de Goyas?

Reyes Abades (especialista de efectos especiales) tiene 8 Goya (31 nominaciones) y este año opta a su noveno premio por ‘Sólo quiero caminar’.

5-¿Cuál ha sido el actor más joven en conseguir un Goya?

Andoni Erburu, lo ganó a los 10 años por ‘Secretos del corazón’, de Montxo Armendáriz.

6-¿Cuál de estas películas no está nominada este año al máximo galardón?

‘Los cronocrímenes’ , de Nacho Vigalondo.

¿Cuánto sabes de los Goya? Ponte a prueba

Este domingo se celebrará “la gran fiesta del cine español” como suelen decir muy rimbombantemente los presentadores de los premios Goya para referirse a la ceremonia. Este año, Carmen Machi toma el relevo de Corbacho y asume el reto (cada año más difícil) de intentar animar una gala que suele ser larga como un día sin pan y bastante soporífera. Hoy os propongo un juego para repasar la historia de estos premios, todavía poco valorados y recordados por el gran público.

1-¿Cuál de estas películas es la que ha logrado el mayor número de candidaturas en la historia de los Goya?

‘Belle Epoque’

‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’

‘Días Contados’

‘Los otros’

2-¿Cuántos Goya se entregan, sin contar el Goya de Honor?

17

26

11

31

3-En 1987 se entregó el primer ‘cabezón’, ¿Sabes a qué película?

‘El viaje a ninguna parte’

‘El bosque animado’

‘El amor brujo’

‘Divinas palabras’

4-¿Qué profesional del cine acumula el mayor número de Goyas?

Verónica Forqué (actriz)

Reyes Abades (especialista de efectos especiales)

José Nieto (compositor)

Fernando Fernán Gómez (actor, director)

5-¿Cuál ha sido el actor más joven en conseguir un Goya?

Juan José Ballesta

Andoni Erburu

Jorge Sanz

Roger Princep

6-¿Cuál de estas películas no está nominada este año al máximo galardón?

‘Los crímenes de Oxford’

‘Camino’

‘Los girasoles ciegos’

‘Los cronocrímenes’

Las respuestas, mañana.

Tres tristes noticias

Durante la semana que ahora acaba (afortunadamente, porque hay semanas que te gustaría borrar definitivamente del calendario) he conocido tres noticias cinematográficas tristes que me gustaría repasar con vosotros.

La noticia de que el entrañable Colombo, esto es, el gran actor que le da vida en la pantalla, Peter Falk, de 81 años, padece alzéheimer. Aunque Falk es un actor que siempre ha compaginado sus trabajos en el cine con los de la televisión, para mí es, sobre todo, el desaliñado, entrometido y brillante teniente Colombo de la serie televisiva del mismo nombre. Entre mis mejores recuerdos de infancia están las horas que permanecí enganchada a esta serie, viendo cómo el inspector Colombo, ataviado con su mugrienta y perenne gabardina, resolvía, como por casualidad, los crímenes más enrevesados y difíciles. Con Peter Falk me pasa como con Angela Lansbury (Jessica Fletcher) , a pesar de ser dos grandes actores cinematográficos, la televisión los ha convertido en héroes populares ligados irremediablemente a sus papeles en ‘Colombo’ y ‘Se ha escrito un crimen’, respectivamente.

Cuatro películas españolas acumulan 39 candidaturas a los Goya: ‘Los girasoles ciegos’, de José Luis Cuerda (15), ‘Sólo quiero caminar’, de Agustín Díaz Yanes (11), ‘Camino’ de Javier Fesser (7) y ‘Los crímenes de Oxford’, de Álex de la Iglesia (6). Teniendo en cuenta que, como ha reconocido un candidato y académico, al final los premios estarán repartidos porque ahora ha votado poca gente, que prácticamente se ha votado a sí misma, me parece un desatino el que cuatro películas, no especialmente brillantes ni espectaculares, concentren todas las posibilidades de premios. Es decir, el próximo 1 de febrero habrá más de un gran perdedor, si tenemos en cuenta lo que dice este anónimo académico.

En cualquier caso el anuncio de estas candidaturas a los Goya me parece una noticia triste porque es una muestra de que el sistema de votación para elegir a los premiados debería ser revisado y, segundo, si es indicativo del nivel general del cine español, es como para que alguien del Ministerio de Cultura se vaya planteando un plan de acción para buscar y promocionar nuevos talentos. Y hablando de todo un poco, ¿qué pensáis de que ‘El caballero oscuro’ y ‘El niño con el pijama de rayas’ figuren entre las finalistas a la mejor película europea? Suena a chiste, ¿no?

Y la tercera y última noticia con la que cierro esta semana aciaga es la muerte de un gran secundario de cine que, como Peter Falk, se hizo inmensamente popular gracias a la televisión, me refiero a Robert Prosky (‘Pena de muerte’, ‘Al filo de la noticia’) , el entrañable sargento Stan de ‘Canción Triste de Hill Street’. Prosky, de 78 años, murió prácticamente con las botas puestas, pues apenas una semana antes de morir en el hospital de Washington, debido a un problema cardiaco, llenaba las funciones de la obra teatral en la que trabajaba.

No más galas de los Goya, please

Me senté frente al televisor con buena disposición, preparada para disfrutar de la fiesta del cine español, pero a mitad de camino ya estaba mirando el reloj, pidiendo la hora. Qué aburrida, qué rollo más insoportable. Corbacho, con lo bien que lo hacías en ‘Buenafuente’, ¿por qué nos castigas así? Me cuenta Eneko que han dicho en la radio que la ceremonia mejora de año en año. Creo que Eneko lo ha soñado mientras pergeñaba uno de sus dibujos simbólicos.

Confieso que no llegué hasta el final, me levanto todos los días antes de las 6 de la mañana, y a las 12 y pico me venció el sueño, así que me perdi lo mejor de la fiesta, la sorpresa del triunfo de ‘La Soledad’, una película que llegaba a los premios con el marchamo de ‘obra de autor/calidad’. Me imagino que cuando sonó su nombre para el premio más importante, el de Mejor Película, las caras de la competencia debían de ser todo un poema, sobre todo la de Juan Antonio Bayona que seguramente creía que después de haber ganado siete premios, el de Mejor Pelicula estaba más cerca. Pero como digo, son lucubraciones mías, porque yo esa parte ya no la vi.

Sí vi, sin embargo, a Alberto San Juan haciendo, para mi gusto, la mejor dedicatoria de la noche, o a Alfredo Landa, absolutamente embargado por la emoción, intentando articular su discurso de agradecimiento. No lo logró, pero hizo que permaneciéramos atentos a la pantalla con el corazón encogido. También me dio tiempo de ver a Maribel Verdú que sí parecía sincera al decir que no había preparado nada porque nada esperaba de una Academia que la había rehuido tantas veces. Si el maestro Coppola la ha escogido para su próxima peli, será porque la chica lo vale. En fin, justicia poética, a costa de una genial Blanca Portillo, o de una desgarrada Belén Rueda. Por cierto, los premios me han parecido bien, justos (si se puede utilizar esa palabra para hablar de algo tan subjetivo) y muy repartidos. ¿El que más ilusión me ha hecho? El de fotografía para José Luis Alcaine por ‘Las trece rosas’. Qué bueno es, cómo se lo merece.

Abajo os dejo un montaje dedicado a Alberto San Juan. ¿Por qué a él? Por petición mayoritaria del sector femenino del periódico (el sector masculino que seguramente querría pedirlo no se ha atrevido a hacerlo). Nuria, también va por ti, en compensación por la foto que el otro día no te atreviste a pedirle.

¿Y a vosotros qué os han parecido los Goya?