Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘brad pitt’

El irresistible encanto de un ‘indignado’ llamado Brad Pitt

Recuerdo cuando de adolescente mis amigas hablaban de Brad Pitt como si fuera dios. Era lo más de lo más. El más guapo, el más rubio, el que tenía los ojos más bonitos y más azules; tenía el mejor culo, la mejor sonrisa; él era el macho alfa de Hollywood…, pero a mí no me gustaba.

Es decir, objetivamente era incapaz de negar que tenía una mirada preciosa y que era dueño de un pelazo que ya hubiera querido para mí, pero, como decía mi amiga Marga, tenía algo de ‘gran gorila blanco’ que impedía que lo viera como el adonis que era para el resto del mundo. Le faltaba chispa, no tenía gracia. No, él no era el actor con el que yo cubría las paredes de mi cuarto.

Además, tenía esa manía horrible de hacer todo tipo de muecas para simular que actuaba. ¡Qué manera patética de intentar llorar en ‘Leyendas de Pasión’! ¡Qué mohínes más absurdos derrochó en ‘El río de la vida’! Pero pasó el tiempo y cual buen ribera del duero mejoró. Si mis prejuicios me hicieron pensar que lo que había visto en Doce monos era un espejismo, un actuación inspirada que le había salido de carambola, me equivoqué, porque tras ella llegaron ‘El club de la lucha‘; ‘Snatch (Cerdos y diamantes)‘; ‘El asesinato de Jesse James…’; Quemar después de leer; Malditos bastardosBrad Pitt sabía actuar, y lo hacía en ocasiones muy bien.

Y después llegó Angelina, y junto a ella empezó a hacer declaraciones incendiarias, impensables para una superestrella de Hollywood. “En el mundo del crimen se mata como se despide en las empresas -¡uy, Pitt!, cuánta razón tienes, nunca es nada personal, “solo negocios”-; “Bajo las garras del capitalismo más salvaje todo está permitido. El mundo no es igual para todos”; “La falta de regulación condujo a esta epidemia de avaricia”… Imagino los sofocos de sus publicistas: “¡Chico, que te pierdes!”, que si a Obama lo llaman socialista en EE UU por defender su sistema de salud, imagina la que te puede caer a ti. Y ahí ya es cuando decido que me rindo ante este hombre, al que ya no le veo ni rastro de ‘gran gorila blanco’ , que encima produce y protagoniza películas interesantes, como la que hoy se estrena: Mátalos suavemente.

¿Y si hacer cine fuera un negocio provechoso para todos, incluidos los ayuntamientos?

La prima por las nubes, la economía por los suelos, el desempleo… no sigo que os marcháis sin terminar el primer párrafo. A lo que iba, hace unos días leo esto:

La industria cinematográfica y de la televisión generó unos ingresos de 60.000 millones de dólares en Nueva York en la última década y actualmente emplea a unas 130.000 personas en la ciudad de los rascacielos, donde el mercado del entretenimiento ha crecido el 70% desde 2002.

(Los datos son de la oficina del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que hace palmas con las orejas al  haber encontrado un pequeño filón de oro en la industria del cine).

Y me pregunto. ¿Sería posible lograr algo así en Madrid? ¿Y en Barcelona? ¿Y en Alicante? Salvando las distancias, y entendiendo que la industria del cine en EE UU no tiene nada que ver con lo que tenemos por aquí, ¿os imagináis que fuéramos capaces de convertir nuestro país en un gigantesco escenario cinematográfico y que pudiéramos rentabilizar económicamente las horas de sol y la capacidad de nuestros artistas y nuestros técnicos?

Y justamente estos días han salido dos noticias relacionadas con este tema que invitan a proseguir el debate. Por un lado, el gobierno central y el valenciano preparan un recurso para evitar devolver 265 millones de euros que dieron como ayuda a la construcción de la Ciudad de la Luz en Alicante, y que  la Comisión Europea ha calificado de ilegales. Ambas ejecutivas argumentan que la operación fue legal y que los estudios son beneficiosos para la provincia. Desde su inauguración en 2005, los estudios han acogido  64 rodajes, se ha generado gran cantidad de puestos de trabajo directos e indirectos y los hoteles de la ciudad han contabilizado 160.000 pernoctaciones relacionadas con los rodajes.

Por otro, la Spain Film Commission informa de que Ridley Scott busca en Alicante localizaciones para sus dos próximas películas, una de las cuales, ‘El consejero’, comenzará a rodarse este verano con Brad Pitt, Javier Bardem, Michael Fassbender y Cameron Díaz.

La foto superior corresponde al rodaje de la película, ‘The Garden of Eden‘, del  británico, John Irvin en la plaza de la Santa Faz de Alicante.

Los trabajadores de 20Minutos iniciamos hoy una huelga de firmas para pedir a la empresa más información sobre el ERE que preparan y para que los compañeros despedidos se vayan en las mejores condiciones económicas posibles.

El vídeo que demostraría que Brad Pitt no sabe actuar

En la resaca post Oscar, he escuchado varios debates sobre qué actor o actriz debería haber ganado por esto, por lo otro, por lo de un poco más allá… También sobre los que se quedaron fuera y sobre los que estaban, pero a costa de usurpar el puesto de alguno de los que deberían haber estado.

Entre los intérpretes más cuestionados, sino el que más: Brad Pitt, ese guapetón de aspecto treinteañero que ya anda próximo a cumplir el medio siglo. ¿Por qué? Pues porque parece que hay consenso en que aunque en the ‘Moneyball‘ cumple sobradamente, no es un intérprete muy sutil ni poseedor de grandes registros. También parece que hay acuerdo en que brilla mucho más en la comedia que en el drama; todavía me suben los colores cuando recuerdos sus penosos intentos de llorar en ‘Troya’ o en ‘Leyendas de Pasión‘, sin embargo estuvo impecable en ‘Quemar después de leer’ o en ‘Malditos Bastardos‘.

Pero el argumento más incontestable, por audaz y original, que he escuchado para justificar la escasa capacidad interpretativa de Pitt es este: Como no sabe qué hacer con sus manos y su cuerpo, los directores siempre lo ponen a comer. Rellenan así su vacío gestual  y evitan que tenga que improvisar gestos poco convincentes. Y no solo me lo dicen, sino que me lo demuestran con este vídeo que va camino de ser un éxito viral:

En fin, que me quedé sin palabras, aunque me vinieron a la cabeza los comentarios que leí hace tiempo en un post que El Becario dedicó a las cosas que solo pasan en las películas americanas, y en el que ya alguien se preguntaba por qué demonios Pitt come tanto en las películas.

Fassbender sí es una estrella, o al menos va camino de serlo, con ayuda de Clooney

Yo no pensaba dedicarle ni cinco líneas a esto, no porque no me hubiera parecido curiosa la anécdota ni porque no me piense que cualquier excusa es buena para hablar de Fassbender (¿A qué sí, Madre reciente?),  sino porque pensaba que era algo requetesabido. Pero mira por donde esta mañana me encuentro con que la mitad de mis colegas no habían visto esto.

Es el vídeo de la gracieta que George Clooney se marcó en la entrega de los Globos de Oro a costa de los atributos de Michael Fassbender en ‘Shame’, un hombre del que dice que “podría jugar perfectamente al golf con las manos en la espalda“. Imagino que sobran las explicaciones.

La conversación con mis colegas se inició a raíz del debate sobre si Michael Fassbender es o no una estrella y merecía por sí solo una de las fotogalerías de 20minutos.es

Mi respuesta fue unánime: lo merece. Si no es estrictamente una estrella, en el sentido de que su nombre todavía es desconocido para lo que grandilocuentemente llamamos ‘el gran público’ y quizá no tenga aún entidad suficiente como para arrastrar por sí solo a la gente al cine, solo hay que darle tiempo.

Ya prepara su tercera película con Steve McQueen, con el que ha demostrado que logra interpretaciones que dejan huella, y solo necesita un poco de la atención que procura Hollywood para que su cara comience a acaparar portadas de revistas mayoritarias.

Tiene percha, una sonrisa irresistible y sabe actuar… ¿no es eso mucho más de lo que tienen la mayoría?

De momento Clooney ha desviado la atención hacia él en una entrega de premios, y muchos críticos han protestado porque no lograra la nominación al Oscar. ¿De verdad que Brad Pitt  ‘en ‘Moneyball’ está mejor que él?

La interesante e imparable evolución de Brad Pitt

En 1995 mihermano me regaló el segundo volumen del Diccionario de Actores de Miguel Juan Payán (Ediciones JC) y recuerdo que me hizo muchísima ilusión. Internet era todavía un lujo al alcance de pocos y yo consideraba un pequeño tesoro tener un libro con la biografía resumida de algunos de mis actores preferidos. Además, en la portada aparecía nada menos que Brad Pitt, lo que le daba un plus de interés. Claro que era un Pitt muy distinto al que vemos ahora, en plan madurito atractivo, padre de una prole multiétnica. El apartado dedicado a él comenzaba así:

“Desde el momento en el que apareció en el papel de J.D., un ladrón de carretera que deslumbra a Geena Davis en Thelma y Louise, tras haber pasado la noche retozando con ella, Brad Pitt se ha convertido en uno de los nuevos sex-symbol explotados por el cine en los años noventa…”

Un sex-symbol, eso es lo que era hace 15 años, y puede que hoy todavía lo siga siendo un poco; pero ahora es algo más. Piano, piano, como diría mi amigo italiano Andrea, Pitt ha ido virando el rumbo hasta convertirse en un actor arriesgado e inquieto, que invierte su propio dinero en proyectos con ambiciones artísticas, como es el caso del filme que estrena hoy: El árbol de la vida, de Terrence Malick.

Sin llegar a ser un gran actor, desde mi punto de vista, ahora realiza interpretaciones más que decentes, e incluso muy buenas (como el que nos ofreció en Quemar después de leer) o “excepcionales” (como anoche oí en Días de Cine que es la de El árbol de la vida) y se desmarca con opiniones políticas que probablemente abran la úlcera de alguno de sus publicistas.

Por todo ello y porque sigue siendo uno de los más grandes, le dedico esta fotogalería que estoy segura de que algunos y algunas sabrán apreciar; no así aquella amiga que un día me dijo que para ella tenía cara de “gran simio blanco”. Para todos los demás, que lo disfrutéis.

Hoy también comienza el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. 20minutos.es os informará puntualmente de lo más interesante.

El Sherlock Holmes de Guy Ritchie ya tiene cartel y probable secuela

Ya casi casi está aquí. Sherlock Holmes según Guy Ritchie llegará a nuestras pantalla el 15 de enero. Yo llevo meses esperando este proyecto al que he intentado seguirle la pista desde que se anunció su puesta en marcha. Ya se habla incluso de una secuela en la que Brad Pitt interpretaría el papel del profesor Moriarty.

Aye la distribuidora Warner hacía público el cartel oficial. Ahí os lo dejo. ¿Qué os parece? A mí me parece bonito, sobre todo por el aspecto algo afectado y altivo de Jude Law. Me extrañó su elección como el Doctor Watson, pero no sé por qué me da que me va a gustar. Robert Downey Jr. , como Holmes, también era una opción arriesgada; por su tendencia a la sobreactuación, pero si está bien dirigido, Downey es insuperable.

‘Malditos bastardos’, inspirado Quentin Tarantino

Cuando uno va a ver una película de Tarantino ya va preparado para disfrutar de giros de guión imprevisibles, diálogos brillantes, sobresaltos variados y, por supuesto, excesos de todo tipo. Quien vaya a ver ‘Malditos Bastardos’ teniendo en cuenta todo lo anterior, no se sorprenderá porque es puro tarantino cien por cien; pero tarantino en su mejor versión, en la más inspirada, creativa y entretenida. Los 150 minutos que dura este tremendista filme sobre la segunda guerra mundial pasan volando y eso es ya mucho que decir.

El filme está dividido en capítulos y los hay espléndidos, puro ejercicio de virtuosismo cinematográfico, con tensión, interpretaciones magistrales, ritmo… y sentido del humor, mucho. Qué bien emplea este hombre los primeros planos, qué gusto dar escuchar sus largos y muy bien escritos diálogos, qué bien maneja la tensión narrativa, qué olfato tiene para elegir a sus actores. ¿Que se le va la olla a veces? Por supuesto, y mucho, las tarantinadas están ahí; pero ¿acaso no es esa la esencia del director?

Se nota que Tarantino ha visto mucho cine, del bueno, del malo y del regular... y de todos ha aprendido y de todos escoge lo que más le gusta, lo pasa por su filtro personal y lo devuelve después convertido en un festival de imágenes exageradas, de ocurrencias sorprendentes. En ‘Malditos bastardos’ los guiños cinéfilos son constantes, empezando por el propio núcleo de la trama: cargarse al alto mando alemán durante el estreno de un filme de propaganda nazi. Georg W. Pabst, Emil Jannings, Leni Riefenstahl… todos aparecen ahí, incluido un Rod Taylor octogenario, irreconocible, en un papel testimonial.

He dejado en un punto a parte la intepretación de los actores, porque son, todos ellos, espléndidos. A Brad Pitt se le pierde la pista durante muchos minutos; pero no se lo echa en falta. En la pantalla están un exultante Christoph Waltz (qué recreación más genial, qué hallazgo), Daniel Brühl, Michael Fassbender, Eli Roth, Mélanie Laurent, Diane Kruger, Til Schweiger, August Diehl… Todos están espléndidos, inspirados… pero dejo para el final dos miradas que me ha sobrecogido especialmente, de dos escenas emocionantes, impactantes, de esas que se recuerdan y se comentan al final de la película. Una es la mirada de Denis Menochet/ Perrie LaPadite, durante el interrogatorio al que le somete Christoph Waltz/ el coronel Hans Landa

y otra la de Richard Sammel acosado por Brad Pitt.

Los Weinstein se encomiendan a Tarantino para salvar su empresa

Los hermanos Weinstein están en apuros. Harvey y Bob Weinstein, temidos, admirados y odiados a partes iguales, tienen serios problemas financieros que amenazan con hundir su empresa, Weinstein Company. La mala racha que atraviesan es tal que hasta el otrora poderoso Harvey ha puesto en venta su lujoso apartamento de Manhattan para conseguir el dinero que necesita para promocionar convenientemente la última película de Tarantino, ‘Malditos bastardos’, de cuyo éxito o fracaso depende ahora la supervivencia de su productora.

Los hombres que revolucionaron el concepto de cine independiente y que tienen fama de conseguirles el Oscar a todas las actrices y actores bajo su tutela-las últimas Kate Winslet, por ‘El lector’, y Penélope Cruz, por ‘Vicky Cristina Barcelona’- penden económicamente del hilo de la película de Tarantino. El director ya les salvó hace años, a ellos y a su compañía de entonces, Miramax, gracias al exitazo de ‘Pulp Fiction’. Ahora los Weinstein confían en que Brad Pitt y su grupo de judíos matanazis revienten las taquillas y repitan el milagro económico.

Ellos, en una curiosa mezcla de orgullo y astucia, han negado categóricamente estar pasando apuros, pero lo cierto es que se han visto obligados a posponer los estrenos de ‘All Good Things’, con Ryan Gosling, y ‘Shanghai’, con John Cusack, por falta de dinero para afrontar la costosa campaña de promoción.

Yo por mi parte pienso contribuir con mi pequeño grano de arena y pagaré por ver ese ‘Malditos bastardos’ que tanto promete. En EEUU se estrena en agosto y en España el 18 de septiembre. ¿Se convertirá en un éxito y salvará la compañía de los Weinstein? La taquilla lo dirá.

Daniel Craig, Javier Bardem y otros de cuarenta de muy buen ver

Estamos de cumpleaños. Ayer uno de nuestros grandes actores, representante internacional del macho-men y, sin duda, uno de los caracteres más indomables del cine español , cumplía 40 añitos. Sí, hablo de Javier Bardem, al que una hernia discal acaba de recordarle que cumplir años pasa factura. Hoy es otro de mis actores preferidos (y otro macho-men, esta vez británico) quien sopla las velas: Daniel Craig que a pesar de sus acrobacias y sus saltos en ‘Quantum of Solace’ ya suma 41 taquillos. Que estos dos mozalbetes ingresen de tan buen ver en la lista de cuarentones (o cuarentañeros, como prefiráis) me hace ratificar mi creencia en la evolución positiva de la especie.

Para celebrar que, a pesar de muchos ejemplos descorazonadores, el ser humano mejora con los años, hoy recuerdo el nombre de algunos de los cuarentones más atractivos. La lista está abierta a vuestras sugerencias.

Olivier Martínez (43 años) y Sergi López (43 años).

Clive Owen (46) y Antonio Banderas (48).

George Clooney (47) y Johnny Depp (45).

Brad Pitt (45)y Keanu Reeves (44).

Hugh Jackman (40) y Sean Penn (48).

Benicio del Toro (41) y Alberto San Juan (41).

Colin Firth (48) y Enrico Lo Verso (45).

Curiosidades sobre ‘El curioso caso de Benjamin Button’

‘El curioso caso de Benjamin Button’ puede ser la gran triunfadora de la noche de los Oscar, o la gran decepción. Es lo que tiene partir como favorita y acumular nada menos que 13 nominaciones. Sin embargo, ya hay que anticipa que el premio a la mejor película, el más codiciado, el que se recuerda pasado los años, irá a para su gran rival, ‘Slumdog Millionaire’, de Danny Boyle, que suma 10 nominaciones.

A la espera de lo que pasará la noche del 22 de febrero en Los Angeles, os cuento algunas curiosidades de esta fantasía romántica protagonizada por Brad Pitt y Cate Blanchett que llegará a nuestras pantallas el 6 de febrero. Para que vayáis abriendo boca, intercalo una serie de pósters de la película que me ha hecho llegar su distribuidora y que siguen el orden cronológico de la trama.

-La película nació de un relato breve escrito por F. Scott Fitzgerald, quien a su vez se inspiró en una cita de Mark Twain:

“La vida sería infinitamente más alegre si pudiéramos nacer con 80 años y nos acercáramos gradualmente a los 18”.

Brad Pitt consigue su primera nominación al Oscar como actor principal con esta película. Hace 13 años, logró estar nominado como secundario por ‘Doce monos’.

-Es la tercera colaboración de Pitt con el director David Fincher, después de ‘El club de la lucha’ (1999) y ‘Seven’ (1995).

-El proyecto para convertir ese relato en un filme fue dando tumbos durante cuarenta años hasta que dos productores, Kathleen Kennedy y Frank Marshall, lo retomaron y se pusieron en contacto con David Fincher, Brad Pitt y el guionista Eric Roth.

El filme se rodó en Montreal , el Caribe y Nueva Orleans, ciudad natal del personaje principal, que se estaba recuperando de los efectos del huracán Katrina cuando recibió al equipo de producción.

La diseñadora Jacqueline West (nominada al Oscar) se inspiró en el Gary Cooper de los años 40, Marlon Brando de los 50, y en Steve McQueen de los 60, para crear los trajes de Brad Pitt a lo largo de su vida ‘hacia atrás’.

Taraji P. Henson, la actriz secundaria que también ha logrado una nominación y competirá con Penélope Cruz por su interpretación de Queenie, además de empezar a destacar en cine, es una cara conocida de la televisión, donde ha trabajado en series como Boston Legal, Urgencias, House, CSI…

-La actriz que interpreta a Daisy (Cate Blanchett) a la edad de siete años es Elle Fanning, hermana de la estrella infantil Dakota Fanning, quien ya es una ‘experimentada’ actriz de diez años que ha intervenido en ‘Yo soy Sam’, ‘Una mujer difícil’, ‘Babel’

-Dos de los productores del filme, Kathleen Kennedy y Frank Marshall ,son grandes entendidos del cine de ciencia ficción y de aventuras. Ellos produjeron con Spielberg y Lucas la saga de Indiana Jones, ‘Los Goonies’, ‘Gremlins’ y películas como ‘El sexto sentido’.