Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Archivo de julio, 2012

Batman nota en taquilla los efectos de la masacre de Denver

La nueva entrega de Batman lleva recaudados 537 millones de dólares en todo el mundo. Parece una burrada de dinero, y lo es, pero al parecer comparado con lo que recaudó la entrega anterior en el mismo periodo de tiempo es poco, varias decenas de millones menos (sobre todo en EEUU) y al parecer hay una razón para ello: la masacre de Denver. Restado el efecto de las ‘olimpiadas’, los expertos achacan al tiroteo la menor recaudación en taquilla.

Según la empresa de investigación NRG, recogidos en The Hollywood Reporter, entre un 20 y un 25% de los espectadores dudaban si ir a ver la película durante el fin de semana.

Recuerdo que el día del tiroteo los compañeros de la redacción nos preguntábamos si algo así afectaría a la taquilla. Pensábamos en nosotros mismos, en el estado de ánimo que teníamos tras conocer la noticia.

Yo tenía pensado verla el sábado siguiente al estreno, pero tras pasarme todo el viernes leyendo sobre el tema y escuchando las declaraciones de los testigos, se me quitaron las ganas, y eso que llevaba meses esperándola.  Después de dormir y de tomar cierta distancia, me decidí: pese al mal cuerpo que se me había quedado, Christopher Nolan, Bale, Oldman, Hardy y compañía merecían el esfuerzo. Reconozco, sin embargo, que al comenzar la proyección sentí cierta desazón, no pude evitar pensar que esas eran las últimas imágenes que habían visto las víctimas de Denver, otros aficionados cualquiera como yo, gente que jamás imaginó acabar así.

Me alegré de haber ido. Desde mi punto de vista ‘El caballero oscuro: La leyenda renacees el capítulo más flojo de la trilogía de Nolan, infinitamente peor que ‘El caballero oscuro’, pero mantiene un toque de calidad, una elegancia en las escenas de acción que la hace muy atractiva y entretenida.

Y vosotros, ¿habéis dejado de ir a ver la película por lo que pasó? ¿El tiroteo os hizo dudar?

Russell Crowe sería un gran Drácula

Dado lo que supone, me extraña no haber oído hablar más de esta noticia: Russell Crowe podría interpretar a Drácula en ‘Harker‘, el thiller que dirigirá Eli Roth y del que en un principio se iba a hacer cargo Jaume Collet-Serra.

¿Russell Crowe, Drácula? Lo veo, lo veo. Es más, me entusiasma la idea.

Mantengo una relación de amor-odio con el personaje y algo parecido me pasa con Crowe.

Por lo que respecta a Drácula es, sin duda, el ‘monstruo’ que más me aterrorizaba de pequeña. Lo imaginaba bajo mi cama, esperando a que me durmiera para morderme el pescuezo, razón por la que solía dormir tapada hasta las orejas (como si una simple sábana sirviera de escudo para sus temibles colmillos). No obstante no podía dejar de leer todo lo que caía en mis manos relacionado con él, aunque fueran cómics. Tampoco evitaba sus películas, aunque me hicieran sudar un rato después.

Y en cuanto a Crowe, me molesta su pose de artista hastiado, de hombre que sobrelleva como puede los sinsabores de la fama y la mezquindad de la prensa. Entiendo que esté hasta los mismísimos de preguntas tipo: en quién se inspiró para preparar a ese psicópata, qué hay de usted en el violador de la película, qué tal fue trabajar con el director/actor de turno…aunque, pensándolo bien, qué demonios se va a preguntar a un tipo que no quiere hablar de nada más que no sea el filme que promociona.

Sin embargo, admiro su trabajo. Es versátil, atractivo, se prepara a conciencia, tiene una voz impresionante y haga lo que haga resulta creíble e increíble. Por eso la idea de que se convierta en Drácula me resulta tan acertada. Las imágenes que han llegado de él en ‘Los Miserables‘ son impresionantes. Está majestuoso, imponente. Ya me lo imagino bajando unos escalerones entre la luz mortecina de los candelabros. ¡Ah!

Hay quien dice que Crowe entraría en el proyecto para interpretar a Jonathan Harker (el agente inmobiliario que viaja hasta el castillo del conde para cerrar un trato con él, papel que interpretó Keanu Reeves en el ‘Drácula‘ de Coppola), pero yo me quedo con las informaciones que aseguran que hará del famoso conde de Transilvania. Es que clavaría el personaje.

El gran mago del cine: Georges Méliès, en la cineteca del matadero

Si tras ver ‘La invención de Hugo’, el particular homenaje de Scorsese a Méliès y los orígenes del cine, os entró curiosidad por conocer más sobre Georges ‘el mago del cine’ os propongo un plan refrescante para una tarde tórrida: acudir a la cineteca del Matadero de Madrid para una sesión dedicada exclusivamente al autor de ‘Viaje a la luna‘.

En la sesión monográfica podréis ver además de su película más famosa, ‘Alucinación de un maquinista’, ‘El reino de las hadas’ y ‘Viaje a través de los imposible’. También un fragmento del documental ‘El mago del cine’, que se incluye en el DVD y Blu-ray de ‘La invención de Hugo’ que ahora sale a la venta.

Y por si la jornada se os hace corta, después de de la proyección se celebrará un coloquio sobre él y su influencia en el cine a cargo del periodista de Javier H. Estrada.

Méliès, a quien muchos tenían por prestidigitador antes que cineasta, fue el primero en hacer cine de ciencia ficción, gracias a sus conocimientos técnicos, que utilizaba, por ejemplo, para hacer aparecer y desaparecer objetos y personas.

Él inventó las sobreimpresiones, las sustituciones, la aceleración de movimientos, los primeros trucos ópticos… y fue pionero en utilizar el decorado para crear ilusiones ópticas originales (algo de lo que luego Hitchcock, entre otros, tomaron buena nota).  No en vano era un enamorado del ilusionimo, que incluso llegó a poseer un teatro en el que realizaba espectáculos de magia. También fue el pionero en introducir la técnica del coloreado manual, pero sobre todo, fue un adelantado a su época, que entendió que el recién inventado cinematógrafo era un instrumento ideal para suscitar la fantasía y la imaginación de la gente.

Medio arruinado, pasó su últimos tiempos escribiendo sus memorias y colaborando con la cinemateca francesa. Su legado, muy desconocido, ha sido recuperado por cineastas cinéfilos, como Scorsese, que lo han devuelto a la actualidad y lo han dado a conocer al gran público. Hoy, en la cineteca, hay otra oportunidad para conocer algo más sobre él.

Martes, 24 de julio, a las 19 horas, en la sala Azcona.

 

Tom Hardy, irreconocible en ‘Batman’, y otros como él a los que también es difícil distinguir

Cuando vi la imagen que corona este párrafo tuve que leer dos veces el pie de foto para asegurarme de que realmente había leído el nombre de Tom Hardy. Sí, es él, el actor al que había empezado a seguir la pista en ‘Origen‘, que me sorprendió enormemente en ‘El topo‘ y que después, gracias a la dvdteca, he redescubierto en películas que ya había visto. En esta ocasión hace de malo, malísimo, en el superestreno del fin de semana: ”El caballero oscuro: La leyenda renace‘. Por si os ha pasado como a mí, y os cuesta ponerle cara a la mole y la máscara de arriba, os dejo un collage que he hecho con algunos de sus looks  .

El caso del inglés Hardy, que en septiembre cumplirá 35 años, me recuerda el de otras metamorfosis impresionantes que periódicamente nos deja el cine. Como los ejemplos son tantos y tan variados: gente que adelgaza para meterse en un papel, que engorda, que se afea, que envejece, que se deforma… he optado por recordar solamente los que comparten con Hardy la ganancia de peso. En algunos casos los kilos de más se manifestaron en michelines fofos y feos; en otros, la subida de peso se hizo gracias al gimnasio y a la creación de una masa muscular espectacular. A bote pronto me he acordado de esto casos que me impresionaron.

Matt Damon, en ‘Invictus‘. Quién nos iba a decir que el ‘blandito’ Damon sería un héroe de acción en la saga de Bourne, o un deportista supercachas.

Eric Bana en ‘Chopper‘. Cualquiera que sea fan del guapo Bana entenderá el desasosiego que se siente a ve esta imagen.

Christian Bale en ‘American Psycho‘. Del niñito de ‘El imperio del Sol‘, como se ve, no queda nada.

Charlize Theron en ‘Monster‘. Un ejemplo clásico, cómo no quedar fascinado al saber que ese rostro también es el de la bella Charlize.

  Jake Gyllenhaal en ‘Jarhead‘. Otro que pone al mal tiempo buen músculo.

Jared Leto, en ‘El asesinato de John Lennon‘. No hay palabras para describir lo que pienso al ver a Leto en este estado. Solo se me ocurre una pregunta: ¿Por qué, Leto? ¿por qué?

y Javier Bardem, en ‘No es país para viejos‘. Aquí el mérito se lo reparten al cincuenta por cierto el peso y el peinado.

¿Algún otro ejemplo que queráis recordar?

 

Celeste Holm y Richard D. Zanuck, ‘Eva al desnudo’ y el talento

Con apenas 48 horas de diferencia nos han dejado dos nombres importantes del cine: Celeste Holm y Richard D. Zanuck.

Importantes cada uno en su campo, como gran actriz de cine, teatro y televisión, Holm; y como productor superdotado, Zanuck. No coincidieron en ninguna producción, pero sin embargo sus nombres sí aparecen curiosamente relacionados.

El padre de Richard, Darryl, fue el artífice de que Celeste se conviertiera en la gran estrella que fue durante un tiempo, gracias a una película que ya es un icono del cine: ‘Eva al desnudo‘. Ella fue Karen, la fiel amiga de Margo Channing, la que aguanta sus ataques de divismo, la que la apoya cuando más vulnerable se siente.

Aunque con al éxito de ‘Eva al desnudo’ Celeste pasó de ser una figura respetada en Broadway a ser una figura respetada en Hollywood, el rodaje no fue fácil para ella. Como cuenta Ed Sikov en ‘Bette Davis, amarga victoria‘, Holm guardaba muy mal recuerdo de Bette Davis.

El primer o segundo día de rodaje llegué al set y dije: “Buenos días”. ¿Y sabes qué me contestó?: Mierda, buenos modales”. No volví a dirigirle la palabra, nunca. Bette Davis era una maleducada, una maleducada de los pies a la cabeza. Creo que tenía algo que ver con el sexo. No era una relación agradable”.

Del entonces novio de la Davis, el actor Gary Merrill, que también interpreta a su pareja en la película y que, como en la ficción, acabó casándose con ella, tampoco guardaba un recuerdo especialmente grato.

Se reían de los demás. Bette y Gary formaban una especie de conciliábulo, como dos niños que hubieran aprendido a escribir una palabrota

Zanuck padre tenía un especial talento para olfatear el talento y promocionarlo. Así le dio una gran oportunidad a Holm. Su hijo Richard lo heredó, y gracias a él tenemos algunas de las mejores películas de Steven Spielberg y Tim Burton, por ejemplo.

Con la subida del IVA el cine ya es oficialmente un producto de lujo

El IVA del cine se incrementa trece puntos (del 8 al 21 %). Oír esto me trae a la memoria una de las frasecillas más recurrente de mi abuela (cuando mi abuela tenía memoria y echaba mano de sus dichos y refranes): “Entre todos la mataron y ella sola se murió”.


Después de despreciar olímpicamente al cine y a sus creadores-unos rojos todos, unos deslenguados que les abochornan en las fiestas- el Gobierno de Rajoy deja caer la guillotina para decapitar sin miramientos un sector que agoniza.

Que necesitaba inyección de capital para poner en marcha nuevos proyectos: pues se corta el grifo y se deja que pasen a mejor vida esas películas inútiles que nadie quiere ver. (Ya tenemos cine yanqui, deben de estar pensando, que es más luminoso y optimista).

Que el cine sufría los efectos de la piratería (motivada entre otras razones, no lo olvidemos, por el precio injustificadamente alto de las entradas): pues hacemos la cabriola del más difícil todavía y lo encarecemos un poquito más. Quien quiera caprichos, que se los pague, y el que no pueda pagárselos: QUE-SE-JODA (que es una frase muy de moda).

Que prometí a los exhibidores y distribuidores que no se lo iba a poner más difícil: pues ‘donde dije digo digo diego’, que lo de tener palabra es algo obsoleto, propio de bonachones bobalicones. Hay que madurar, ¡leñe!

Los exhibidores pronostican que si el incremento del IVA se traslada al precio de las entradas, el 70% de las salas podrían cerrar. El panorama es tremendo.

Muchos dirán que era inevitable, que los recortes tocan todos los sectores, algunos tan sensibles como la educación o la sanidad; pero yo me pregunto, ¿era necesario esto?

No entro a juzgar la política económica y fiscal del Gobierno, no es asunto de este blog, pero sí opino sobre lo concerniente al cine y en este aspecto solo se me ocurre que la decisión adoptada por el Consejo de Ministros responde a algo tan sencillo como la falta de interés. A Rajoy y a su gente no les gusta el cine y no lo valoran. Tampoco entienden que sea una forma de expresión cultural ni creen que un país que produce películas es un país vivo, que crece mientras crea, que refleja en una pantalla las inquietudes de su gente y sus fantasías, que exorciza sus demonios en imágenes. ¿A quién demonios le importa todo esto? ¿Ayuda acaso a bajar la prima?

Con esta decisión dan alas a los piratas, una lástima, justo ahora que iniciativas valientes como las de Paco León nos habían enseñado que había otras formas de rentabilizar el cine, con mucha gente dispuesta a apoyarlas.

El doble mérito de Paco León y ‘Carmina o revienta’

Mi madre ha conseguido más en la lucha contra la piratería que la ley Sinde“, decía ayer orgulloso Paco León tras el exitazo que ha conseguido con el estreno multiplataforma deCarmina o revienta’. Y tiene mucha razón, porque avala a quienes defienden que Internet puede ser un aliado del cine, que con precios razonables (y este lo es mucho: 1,95 euros) y estrenos que no huelan a moho, la opción de consumir cine’ online es muy, pero que muy apetecible.

Pensemos en cuántos de nosotros estamos deseando consumir estrenos desde el salón. La gente de provincias, porque posiblemente sea la única oportunidad de estar al día sin tener que esperar semanas a que la película termine su tournée por las ciudades más habitadas; los de las grandes urbes, porque se ahorra un montón de tiempo y de dinero; los padres de niños pequeños (como es mi caso), porque nos evitamos todo el despliegue logístico que montamos cada vez que nos escaparnos al cine (nada de abuelos/niñeros/amigos + maletín de ‘niño desplazado’+…rellénese según cada caso)… en fin, que hay miles de casos; pero no se me ocurre que nadie pueda ponerle alguna pega.

Con esto no quiero decir que el cine en una gran sala no sea algo mágico y especial– pocas cosas son tan emocionantes como ver un peliculón en una gran sala oscura- pero personalmente cada vez encuentro menos ‘peliculones’ que justifiquen una excursión programada al cine. Mi estresada agenda y mi constreñido bolsillo agradecen todas las iniciativas de este tipo.

Pero al margen de las consideraciones particulares, Paco León ha logrado algo mucho más meritorio, tratándose del cine español: ha logrado que la gente lo apoye, al menos de palabra. Los comentarios que ayer leía en 20minutos.es sobre esta noticia eran mayoritariamente positivos, algo sorprendente, casi insólito, tratándose de una información sobre cine patrio. Los insultos y la acidez que suelen rodear los ‘estreÑos’ daban paso a mensajes de ánimo, felicitaciones y flexiones sobre las consecuencias de esta iniciativa.  Si Paco León ha tenido alguna vez ocasión para hinchar pecho y sentirse orgulloso de lo logrado, sin duda es esta. Su espontánea defensa de los logros de su madre están justificados.

Que el buen trabajo de Andrew Garfield en Spiderman no nos haga olvidar a Maguire

Sin haber visto The amazing Spider-Man, y tal vez la asombrosa actuación de Andrew Garfield, me veo obligada a romper una lanza a favor del trabajo de la araña Maguire, sobre el que ya he leído chistes malintencionados y comentarios del tipo: era un blando, un Spiderman con cara de tonto, un tipo sin carisma… Eh, eh, quietos. Un momento. ¿Que Maguire no tenía carisma? ¿Ahora salimos con esas? Vale que la actuación de Garfield parece ser buena y que hasta ‘The New York Times‘ reconoce que él y Emma Stone son lo mejor de la película (aunque tal vez aquí habría que preguntarse si el resto merece la pena); pero no nos olvidemos tan fácilmente de los logros de Maguire.

Él le otorgó a Spiderman un aire despistado, risueño y algo desvalido que ayudaba a enfatizar, por puro contraste, su condición de superhéroe una vez que se calzaba el traje.

Tenía una química agradable, simpática, con la sonriente Kirsten Dunst. Formaban una de esas parejas que te gusta tener en tu círculo de amigos porque desprenden buen rollo y sintonía.

Sabía dar la talla en las escenas dramáticas, y aunque no estaba especialmente cachas, resultaba un Spiderman muy creíble y dinámico. (vale, vale, ya sé que los efectos especiales hacen maravillas, pero ese mismo argumento sirve para defender o criticar a Gartfield, ¿no?)

¿Y Garfield? Como he dicho, todavía no lo he visto, aunque parece buen actor. En ‘La red social’ estuvo muy correcto y cuando se pone trascendental, como en ‘Nunca me abandones‘, resulta bien, pero, ¿mejor que el ahora criticado Maguire? Como siempre, dependerá de gustos;  y yo hasta que no vea la película no opinaré, pero me niego a vituperar a Maguire. Si se trataba de retratar a un superhéroe con cara de crío, la cara risueña de Tobey había sido hasta ahora perfecta. No nos olvidemos.

Dirigida por Marc Webb (‘500 (Días juntos)’), la nueva entrega de Spiderman se estrena este viernes en España, después de recaudar en EEUU 58,3 millones de dólares entre martes y miércoles y de haber marcado el mejor estreno de la historia en la India para una producción hollywoodiense, con una recaudación de 6 millones de dólares .

Las casas de las estrellas: el salón de Diane Keaton, el casoplón de Gerard Butler…

¿Queréis echar un vistazo al frondoso jardín  que Julianne Moore se ha diseñado en pleno corazón de West Village? ¿Tenéis interés en ver cómo es el casoplón que comparte la familia de Will Smith en California? ¿Y qué tal echar un vistazo al salón de Cher o al de Diane Keaton?

Si reunís la proporción justa de curiosidad, mitomanía e interés por la decoración de interiores, entonces os gustará perder un rato en la sección Celebrity Style de ‘Architectural Digest‘. Yo la descubrí no hace mucho y ya me he enganchado. Aunque se eche de menos algo de aspecto de cotidianidad, de casa realmente habitada, llena de cachivaches, fotos familiares y tazas de café sobre las mesas; es interesante ver cómo la personalidad de los dueños se refleja en los muebles y objetos con los que decoran sus casas.

Yo creo percibir algo de la sobriedad de Diane Keaton en este salón tan sencillo, dentro de su amplitud.

¿Y no creéis que algo del carácter hedonista del juerguista Gerard Butler hace que cuente con tantos butacones en los que repanchingarse?

Esta es la ‘chozita’ del expríncipe de Bel Air, una mezcla de las mansiones que se mostraban en aquella serie con un toque a lo Pedro Picapiedra.

Y si pensabais que la personalidad de Cher denota cierto misterio y trascendencia… este es su salón.