Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘quantum of solace’

¿Recibió malas críticas Daniel Craig? Ahora me entero

No pensaba dedicarle un post a ‘Quantum of Solace’. Se ha escrito tanto sobre ella (yo misma le he dedicado varios post) que no quería saturaros con el tema; pero lo que oí en otro día en la radio me ha hecho cambiar de opinión. Se trataba de un programa vespertino de la Cadena Ser, no pude oír el nombre de los tertulianos, pero hablaban tres personas distintas. Yo iba en el coche, sin prestarles mucha atención, hasta que oí el nombre de Daniel Craig y la frase: “Después de las malas críticas que recibió con la primera película de Bond…. ” y me desperté de golpe.

¿Malas críticas? ¿Cuáles? Pero si todo el mundo coincidió en que era uno de los grandes aciertos de la película; pero si hasta lo nominaron al Bafta británico (el equivalente al Goya español), algo que nunca antes había logrado un actor interpretando a James Bond

Y siguieron hablando del guión, que no era muy redondo, decían, y del gran número de accidentes que había habido durante el rodaje, con no sé cuantos coches “Austin Martin destrozados” (¿querrían decir Aston Martin?). Lo mejor de todo es que las dos personas que eran más críticas con el filme reconocieron que “todavía no lo habían visto”, mientras que el que sí lo había visto dijo que era “entretenido”.

Ah, como parte de la falta de credibilidad de la película el único que podía hablar con conocimiento de causa, porque la había visto, mencionó el que Bond robara un smoking para ir a la ópera que le sentaba a medida. ¿De verdad eso era lo que más le chocaba después de haber visto a Bond sobreviviendo a explosiones, tiroteos, edificios en llamas, accidentes aéreos y persecuciones imposibles?

En fin, que quien no tuviera más referencias sobre la película se quedaría con pocas ganas de verla, gracias a los comentarios de dos personas que conocían el filme de oídas. Yo sí la he visto y por eso la recomiendo como un buen filme de James Bond, quizá no el mejor, ni a la altura de ‘Casino Royale’, pero sí uno muy entretenido, ágil, con todos los pros y los contras de este tipo de filmes y protagonizado por el que para mí (esto es solo mi opinión personal) es el mejor James Bond de la saga: Daniel Craig. Un tipo duro, rudo, viril, no espectacularmente guapo, que le da una tremenda humanidad e incluso fragilidad al personaje gracias a su sobresaliente labor de interpretación. Craig no necesita grandes muecas ni diálogos para expresar su angustia interior, le basta la mirada y unos pocos gestos. Ése es a mi modo de ver el gran acierto de su James Bond y ése es el gran logro de las dos últimas entregas de la saga: mostrar a un Bond más inseguro y sensible; pero también implacable y sanguinario.

Aquí os dejo un enlace a las mejores imágenes de ‘Quatum of Solace’.

El peligroso y poco reconocido oficio de ser especialista de cine

Con tantos efectos digitales y programas ultramodernos a veces olvidamos que las secuencias de cine más arriesgadas aún siguen siendo ejecutadas por seres humanos. Son lo especialistas cinematográficos, esa mezcla de aventureros, actores, acróbatas que se juegan el tipo para hacer creíble una escena de acción.

Estos días la atención pública británica ha conocido el nombre de Conway Wickliffe, un especialista neozelandés de 41 años, padre de dos hijos, que falleció durante la grabación de una peligrosa secuencia de ‘El caballero oscuro’. Un jurado ha dictaminado que su muerte se trató de un accidente.

Wickliffe rodaba una compleja escena de velocidad con el Batmóvil, con profusión de efectos de fuego y zambombazos, cuando el automóvil perdió el control en una curva y chocó contra un árbol.

Durante la vista su pareja se ha mostrado muy crítica con los grandes estudios y los directores cinematográficos, a los que acusa de ejercer mucha presión sobre los profesionales para buscar el más difícil todavía, sin apenas tiempo para grandes preparativos y ensayos.

Wickliffe era un experto en su oficio y también había trabajado en el penúltimo James Bond, ‘Casino Royale’. Precisamente el rodaje de la entrega que está a punto de estrenarse, ‘Quatum of Solace’, fue más que accidentado, tuvo que ser paralizado varias veces por distintas catástrofes, y dejó a varios especialistas malheridos. Al margen de alimentar la leyenda de mal fario que acompaña a ‘El caballero oscuro’ (este accidente, el de coche de Morgan Freeman, la muerte de Heathe Ledger, la detención de Christian Bale), la muerte de este especialista nos recuerda la valiosa y peligrosa labor de estos trabajadores anónimos que ayudan a que el cine sea un espectáculo único, emocionante y complejo.

‘Quantum of Solace’, demasiada acción y poco diálogo

Durante el fin de semana he tenido tiempo de navegar por la red y enterarme, entre otras cosas, de que ayer era el cumpleaños de Viggo Mortensen, uno de los actores preferidos de esta bloguera, al que ya he dedicado un par de post. Viggo, que se encuentra en Dinamarca (país natal de su padre), ha aprovechado su cumpleaños para viajar a un lugar retirado y reflexionar sobre su bien llevado medio siglo. Espero que haya llegado a la conclusión de que quiere seguir haciendo cine. Felicidades Viggo.

También me ha dado tiempo a leer algunas de las críticas que han hecho en Londres a ‘Quantum of Solace’. El último filme de Bond se preestrenó para la prensa en Inglaterra el pasado viernes y las críticas, aunque son en general favorables ,no son tan entusiastas como con la anterior entrega protagonizada por Daniel Craig.

Para empezar, la BBC le echa en cara que dure media hora menos que ‘Casino Royale’. Una media hora que la mayoría de los medios dicen que redunda en un desarrollo de la acción más precipitado y más pobreza a la hora de desarrollar las motivaciones internas de Bond para actuar, a pesar de que éstas parecen tener cierto peso específico en el guión. No obstante la BBC alaba el trabajo de Craig y de sus acompañantes femeninas Olga Kurylenko y Gemma Arterton.

Para The Times Online, Quatum of Solace no tiene ni el brío ni la brillantez que sorprendieron en ‘Casino Royale’ y muestra a Bond como un grosero patán que se mueve frenéticamente de país en país con la frenética velocidad de Jason Bourne.

Empire Magazine, que le da cuatro estrellas sobre cinco y hace una de las críticas más favorables al filme,echa de menos un poco más de relax para disfrutar de las imágenes y del personaje de Bond, al que los guionistas se empeñan en hacerle beber martinis como si fueran vasos de limonada.

The Guardian, le da solo tres estrellas sobre cinco, porque le achaca al filme pocas ocurrencias, falta de diálogos y poca profundización en los personajes, aunque reconoce lo meritorio de sus escenas de acción y de la gran actuación de Daniel Craig, que sostiene el filme y lo enriquece.

Dark Horizons se pregunta si buena parte del ahorro en el metraje no se traduce en un filme menos fluido que otras entregas de Bond, aunque acaba concluyendo que no es un filme malo, sino lleno de energía y entretenido, un superfilme de acción, pero solo una buena película de Bond.

Como evidentemente yo no asistí al pase de Londres, tendré que esperar como vosotros al 21 de noviembre para comprobar con mis propios ojos hasta qué punto estas críticas se ajustan a mi opinión.

¿Tenéis ganas de verla? ¿Os gustó ‘Casino Royale’?

Si la crisis aprieta, pon un ‘product placement’ en tu película

¿Afectará la crisis económica al cine? ¿Habrá dinero para financiar películas? Estos días en los que hemos aprendido a escribir correctamente índice Nikkei, Nasdaq, Dax, Eurostoxx y demás palabrejas financieras, la gente del cine trata de ponerse de acuerdo sobre si la crisis económica afectará mucho o poco a la producción cinematográfica. Hay teorías para todos los gustos, desde quien cree que, como sucede con la famosa ‘teoría del pintalabios’, el cine es un buen recurso para huir de las preocupaciones pecuniarias/laborales, hasta quienes opinan que los pocos que aún tienen pasta encontrarán mejores sitios donde invertirla.

Por el momento, los bancos le están cortando el crédito a las productoras. El caso más sonado ha sido el de Deutsche Bank, que ha cancelado una inversión de 450 millones de dólares en Paramount, dinero que iba a servir, entre otras cosas, para financiar la segunda parte de ‘Transformers‘ o la nueva entrega de ‘Star Trek’. Por supuesto eso no quiere decir que las películas no se vayan a hacer, sino que Paramount y otros grandes estudios tendrán que buscarse otra gallina de los huevos de oro. Como han hecho James Cameron para asegurarse el rodaje de ‘Avatar’ y Tim Burton para ‘Alice in Wonderland’.

Quienes sí siguen confiando en la inversión cinematográfica son las grandes marcas comerciales, que siguen llegando a acuerdos para colocar estratégicamente sus productos en las películas más taquilleras. Es lo que se conoce como ‘Product Placement’. El mes que viene llega a nuestro país la última de James Bond, ‘Quantum Of Solace’, un filme al que le saldrán las marcas publicitarias por las orejas. Atentos a ver más o menos en primer plano productos de Coca-Cola, Smirnoff, Heineken, Omega, Sony y Virgin Atlantic. Tampoco pasarán desapercibidos los flamantes Ford y Aston Martin que se pasearán por delante de las narices de los espectadores.

Para los productores esta fuente de financiación puede ser una buena solución a la crisis, el problema es que corren el riesgo de saturar al pobre espectador, que ve cómo la película que tanto ansiaban ver se convierte en un interminable spot publicitario. Ya hubo críticas a la saturación publicitaria que sufrió, por ejemplo, ‘Soy leyenda’, a la que sugirieron que se retitulara como ‘Soy un anuncio de Ford’ por la abusiva aparición de Ford Mustang, pero la secuela que preparan Warner Bros y Francis Lawrence amenaza con dejar pequeño aquel megaempacho publicitario.

¿Qué opináis vosotros de esta estrategia de financiación? ¿Os molesta la presencia de ‘anuncios camuflados’ en las películas? ¿Prestáis atención a las marcas que aparecen?