Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘javier bardem’

Cinco razones por las que ‘Skyfall’ merece la pena

Hay quien dice que ‘Skyfall‘ no es la mejor entrega de Bond y que su largo metraje juega en su contra, otros la ven como el mejor Bond posible para celebrar el 50 aniversario del personaje: un producto elegante y cuidado, que ofrece además a uno de los mejores villanos de todos los tiempos, Silva (Javier Bardem). Yo, sin duda, soy de las que eligen esa segunda opción. ‘Skyfall’ es una gran película de acción, entretenida, trepidante y llena de momentos espectaculares.

Estas son las cinco razones por las que, según yo, ‘Skyfall’ merece mucho la pena, una reflexión que hago después de haber apoquinado casi 10 euros por verla en formato digital en un gran centro comercial. No incluyo entre las razones a Daniel Craig, porque él es uno de los actores preferidos de quien esto escribe y de sobra ya conocéis mis debilidades.

1. Javier Bardem. Imposible no empezar por él y por ese rostro extraño, casi picassiano, al que el pelo muy rubio teñido concede un aire casi grotesco. Bardem encarna a Silva, una especie de ‘ángel caído’, cruel e irónico que protagoniza uno de los momentos más sublimes que recuerdo de la saga de Bond: el interrogatorio ‘homofriendly’ en el que Bardem se insinúa a Craig y este contesta con desparpajo. Vaya par de actorazos para una escena graciosa y original.

2. Las escenas que se desarrollan en Shanghái. Desde la nocturna de Craig nadando en una impresionante piscina en el techo de un rascacielos, hasta la del enfrentamiento en el interior del edificio acristalado todo es espectacular y sofisticado. Aquí 007 adquiere un tono futurista de lo más atractivo gracias a la espléndida fotografía de Roger Deakins y a la creatividad de Sam Mendes

3. La persecución en el tren. Escenas de acción sobre las cubiertas de los trenes hemos visto unas cuantas, pero ¿qué me decís de esa excavadora atravesando uno de los vagones? INOLVIDABLE.

4. El reparto. Judie Dench, Bardem, Craig; pero también Naomie Harris, Ben Whishaw, Albert Finney, Ralph Fiennes, Bérénice Marlohe… Todos están perfectos en sus papeles. Nadie desentona. Como cotilleo: la implacable ministra que interroga a Dench en el Parlamento es la actriz Helen McCrory, mujer en la vida real del actor Damian Lewis, el sargento Brody de ‘Homeland’. Y el mercenario Patrick es Ola Rapace, exmarido de la actriz sueca Noomi Rapace.
5. El tema de Adele. Una voz impresionante, para una gran canción. Un tema Bond que pasará a la posteridad. Juzgad por vosotros mismos.

¿Y si hacer cine fuera un negocio provechoso para todos, incluidos los ayuntamientos?

La prima por las nubes, la economía por los suelos, el desempleo… no sigo que os marcháis sin terminar el primer párrafo. A lo que iba, hace unos días leo esto:

La industria cinematográfica y de la televisión generó unos ingresos de 60.000 millones de dólares en Nueva York en la última década y actualmente emplea a unas 130.000 personas en la ciudad de los rascacielos, donde el mercado del entretenimiento ha crecido el 70% desde 2002.

(Los datos son de la oficina del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que hace palmas con las orejas al  haber encontrado un pequeño filón de oro en la industria del cine).

Y me pregunto. ¿Sería posible lograr algo así en Madrid? ¿Y en Barcelona? ¿Y en Alicante? Salvando las distancias, y entendiendo que la industria del cine en EE UU no tiene nada que ver con lo que tenemos por aquí, ¿os imagináis que fuéramos capaces de convertir nuestro país en un gigantesco escenario cinematográfico y que pudiéramos rentabilizar económicamente las horas de sol y la capacidad de nuestros artistas y nuestros técnicos?

Y justamente estos días han salido dos noticias relacionadas con este tema que invitan a proseguir el debate. Por un lado, el gobierno central y el valenciano preparan un recurso para evitar devolver 265 millones de euros que dieron como ayuda a la construcción de la Ciudad de la Luz en Alicante, y que  la Comisión Europea ha calificado de ilegales. Ambas ejecutivas argumentan que la operación fue legal y que los estudios son beneficiosos para la provincia. Desde su inauguración en 2005, los estudios han acogido  64 rodajes, se ha generado gran cantidad de puestos de trabajo directos e indirectos y los hoteles de la ciudad han contabilizado 160.000 pernoctaciones relacionadas con los rodajes.

Por otro, la Spain Film Commission informa de que Ridley Scott busca en Alicante localizaciones para sus dos próximas películas, una de las cuales, ‘El consejero’, comenzará a rodarse este verano con Brad Pitt, Javier Bardem, Michael Fassbender y Cameron Díaz.

La foto superior corresponde al rodaje de la película, ‘The Garden of Eden‘, del  británico, John Irvin en la plaza de la Santa Faz de Alicante.

Los trabajadores de 20Minutos iniciamos hoy una huelga de firmas para pedir a la empresa más información sobre el ERE que preparan y para que los compañeros despedidos se vayan en las mejores condiciones económicas posibles.

Mis razones para decir que el tráiler de ‘Skyfall’, la nueva de Bond, es impresionante

Ay, que ya queda menos, que la fecha se acerca y por fin llega un tráiler oficial de Skyfall. Contened el aliento porque es impresionante. Es impresionante porque:

-se ponen los pelos como escarpias al oír ese voz profunda y preciosa de Daniel Craig diciendo: “Algunos hombres vienen a matarnos, los mataremos nosotros primero”.

– porque, aunque solo dura 1.24 minutos se adivina una película de acción desatada, trufada de efectos especiales de alto voltaje.

-porque ya aparecen algunos de los grandes actores que participan en esta entrega: Ralph Fiennes, Judie Dench y Naomi Harris.

-porque nos deja con las ganas de verle la cara del nuevo villano: Javier Bardem, que sabemos que va de rubio y con traje de policía.

– y porque el interrogatorio del comienzo anticipa un rollo psicológico que le va como anillo al dedo a ese rostro granítico e impenetrable de Daniel Craig.

Uf. Agárrense que vienen curvas. Por cierto, para los que queráis saber qué demonios quiere decir ‘Skyfall’, aquí os dejo un enlace de un foro en inglés donde se debaten posibles opciones de significados.

‘Skyfall’ llega a finales de octubre a nuestro país.

Primeras fotos de Javier Bardem como villano de ‘Skyfall’, rubio, delgado y siniestro

Se han publicado las primeras fotos de Javier Bardem como villano en Skyfall (la nueva entrega de James Bond), y la verdad es que dan miedito. Fueron tomadas el pasado domingo en Londres.

Rubio, mucho más delgado de lo habitual, y quizá con los ojos más fríos y caídos que nunca (vamos como si estuviera mirando a un periodista del corazón), Bardem aparece en el set de rodaje vestido con un policía londinense y con un aspecto que invita a poner tierra de por medio.

No sé si los productores de la última de James Bond lo han teñido de rubio para hacerlo parecer más siniestro, pero  han acertado. No hay dudas: él es supermalo  de la película, el pirado que se las va a hacer pasar canutas al pobre Daniel Craig, que aparece bajo estas líneas recibiendo los últimos retoques antes de rodar una escena en lo alto de un edificio.

Y para que veáis cómo se lo montan para rodar estas superproducciones, abajo os dejo una foto publicada en The Daily Mail que muestra el lío de cables y cámaras montado dentro de un coche para poder rodar una escena de acción.

Sam Mendes dirige esta nueva entrega de la saga, que se estrenará  el 9 de noviembre

La imagen de Craig es del Facebook oficial de Skyfall. La de la presentación del rodaje, de EFE.

Los productores quieren que Daniel Craig interprete cinco ‘bonds’ más

Decían de él que tenía una cara demasiado rocosa, demasiado dura para interpretar a un agente a mitad de camino entre el dandy de casino y el superhéroe de acción. Era además un James Bond rubio, muy robusto y atlético, diametralmente opuesto al estilo que habían popularizado los dos bonds que lo precedieron: Pierce Brosnan y Timothy Dalton. Muchos ianflemistas cuando vieron que finalmente Daniel Craig iba a interpretar Casino Royale denunciaron que se estaba pervirtiendo la esencia del personaje y auguraron un estrepitoso fracaso de taquilla.

Millones de euros de recaudación después y con Craig aclamado incluso por los críticos más escépticos como el gran actor que es, el rubio Craig se perfila como el mejor Bond de todos los tiempos, o al menos el que más películas de la saga va a protagonizar, si se cumplen las expectativas de los productores.

Hasta ocho títulos quiere el productor Michael G. Wilson que interprete Craig. Es el sueño de cualquier productor. Es un Bond fantástico, un superactor, un hombre fabuloso. Los fans lo adoran y no creo que haya ningún otro actor mejor que él para interpretar el papel. Me gustaría que sobrepasara el récord de Roge Moore, que rodó siete”, ha dicho Wilson en SunPeople.

Ahora solo queda que el actor que está rodando su tercer bond (Skyfall) junto a Javier Bardem esté de acuerdo y asuma el reto de entrar en la cincuentena (Craig tiene 43 años) interpretando al agente secreto más famoso del mundo. Yo seré una de las que me trague las ocho posibles entregas.

¿Encaja Javier Bardem en el papel protagonista de ‘La Torre Oscura’?

Ignacio Bañeros me escribió hace unos días para pedirme mi opinión sobre el hecho de que Bardem vaya a protagonizar La Torre Oscura, adaptación de la saga de Stephen King. También quería que me hiciera eco del descontento que existe entre gran parte de los seguidores de los libros por que Bardem encarne a Roland Deschain. Sinceramente le contesté que no había leído los libros y que por tanto desconocía si Bardem era o no una buena elección.

En principio a mí Bardem me gusta mucho. Espero con ilusión ver qué tal se le da enfrentarse a 007 en Skyfall. Creo que es un actor muy versátil, muy camaleónico, capaz de meterse en cualquier papel y hacerlo creíble. El pasado sábado sin ir más lejos TVE ofreció una doble sesión con él que demuestra que es un actor todoterreno: del chulesco Raul de Jamón, jamón, pasó a interpretar a Ramón Sampedro en Mar adentro. Y en las dos películas estaba igual de convincente, magnífico. ¿Qué es el que más pega para el papel de Deschain? Pues no lo sé, pero me ha parecido conveniente invitar a Bañeros para que nos ofreciera aquí sus argumentos en contra de esta elección. Aquí os dejo lo que ha escrito junto a su grupo de amigos.

“Javier Bardem no debería protagonizar La Torre Oscura por varias razones. En primer lugar es por fisionomía. El protagonista de La Torre Oscura, Roland, es una persona consumida por el desierto y “relativamente” mayor debido a todas las correrias que ha tenido que sufrir y el peso de la culpa que pesa sobre sus espaldas. Alto y muy delgado. A primera vista cuando coges el libro automáticamente piensas en Clint Eastwood, pero siendo realistas es imposible que la protagonice él. Javier Bardem no tiene una fisionomía tan delgada como requiere el personaje, debería tener canas; pero eso no es un motivo ya que se puede teñir el pelo; pero por mucho que adelgace Bardem nunca llegará a tener esa fisionomía tan delgada que tiene Roland de Gilead. Tampoco hay que llegar a los extremos que llegó Christian Bale en El Maquinista pero Roland siempre será más delgado que Bardem.

Otras de las cosas que me preocupan; pero no lo sé a ciencia cierta, es cuando veamos la película en versión original. Esto me ocurre con todos los actores españoles que se aventuran a hacer cine fuera de España y es que, aunque hablen perfectamente inglés, el acento se nota muchisimo, es un inglés que “suena fatal”. No sé si lo doblarán pero me parecería bastante raro.

Hemos pensado en otro muchos actores que, a nuestro parecer, podrían encarnar a la perfección a Rolan como Viggo Mortensen (que suena con fuerza en Internet) o incluso Christian Bale podría hacerlo bien.

Con todo sentimos que La Torre Oscura perderá mucha parte de su magia (a quien le guste) si se escoge a Javier Bardem como protagonista. Tal vez podría realizar perfectamente otro papel (yo le veo que encaja perfectamente en el papel de uno de los cazadores del gran ataúd), pero también dependerá de hasta dónde hagan las películas, ya que es una saga extensa.

En conclusión no queremos a Javier Bardem como Roland Deschain de Gilead.

Pues queda dicho, para que los demás también opinéis.

Bardem alaba públicamente el trabajo de Natalie Portman en ‘Cisne negro’

Ya queda menos para que se estrene en España ‘Blank Swan‘ (Cisne negro), la última película de Darren Aronofsky (el estreno en España está previsto para el 18 de febrero) y cada vez estoy más impaciente. No hago más que leer críticas positivas que ensalzan, sobre todo, la interpretación de Natalie Portman, que como dicen por ahí, huele a Oscar.

La última alabanza pública que le han hecho ha venido de su amigo Javier Bardem. Ambos fueron premiados el pasado sábado en el Palm Springs International Film Festival (sí, sí, ese festival donde Bardem declaró una vez más su amor por Penélope). Portman, a la que ya se le nota el embarazo, recibió el premio a la mejor actriz por la película de Aronofsky y Bardem, que dijo estar nervioso por tener que dar un discurso en inglés, recibió de manos de Portman el International Star Award por ‘Biutiful’.
“És el mejor actor de nuestro tiempo“, dijo abiertamente Portman, que confesó que durante el rodaje de ‘Los fantamas de Goya‘ en Madrid, Bardem la llevó a conocer “todos los garitos gays de la capital”. Bardem agradeció el elogio y se lo devolvió aumentado: “Es asombroso lo que haces en el ‘Cisne negro’. Ojalá pudiera hacer todo lo que tú haces ahí”.
“Pues si lo dice Bardem, que de grandes actuaciones sabe un rato… en fin, lo dicho, que ya queda menos y que esta no se me pasa.

Los actores y las actrices que más odios irracionales despiertan

Tener tiempo de sobra para navegar por Internet (como yo ahora, que estoy de vacaciones), te permite descubrir artículos más o menos absurdos, como éste de Brian Moylan, en Defamer, sobre las actrices a las que dice odiar de forma irracional. Su lista empieza por la dulce January Jones de ‘Mad Men’ y continuá con gente como Katherine Heigl, Kate Hudson, Katie Holmes, Renée Zellweger o Jessica Biel. El cascarrabias de Moylan reconoce al menos que muchas de sus antipatías no pueden explicarse de forma racional y también reconoce que la sociedad tiende a juzgar más duramente a las mujeres que a los hombres (totalmente de acuerdo en ese punto); pero ese pequeño acto de contrición no evita que haya elaborado una ‘Vomit list’ de actrices, que los lectores, gustosos, han completado con odios de su propia cosecha: Keira Knightley, Julia Roberts, Nicole Kidman… Incluso hay quien se lanza e incluye algunos nombres masculinos: Sean Penn, Tom Cruise, Kiefer Sutherland y Kevin Costner (uno de los lectores sugiere que en realidad son la misma persona).

Al margen de las interpretaciones más o menos freudianas del hecho de que alguien odie irracionalmente a otro ser humano al que ni siquiera conoce, me ha llamado la atención este post porque es sincero en poner sobre la mesa algo que cualquier lector de este diario habrá comprobado hace tiempo: hay actores y actrices que son auténticos ‘percutores’ de emociones pasionales y extremas. No importa lo que hayan dicho o hecho, es más, a veces no es necesario ni que hayan abierto la boca, simplemente con nombrarlos en un artículo se desata un ‘momento de furia’ que impide cualquier intento de debate. Enseguida la atención se desvía hacia ellos, algunos lectores se olvidan de seguir leyendo y ya solo flotan en la pantallas sus nombres amplificados como si se vieran a través de una lupa. A este respecto, mi experiencia personal dice que algunos de los actores y actrices más odiados (irracionalmente) en nuestro país son, no necesariamente por este orden: Penélope Cruz, Javier Bardem y Guillermo Toledo. 

Yo, por mero pragmatismo, no me permito el lujo de odiar gratuitamente a quien no conozco (es despilfarro emocional solo se lo reservo a algunos conocidos, y en cualquier caso, más que de odio hablaría de falta de química, que es algo que desgasta mucho menos), así que me niego a hacer una lista de ‘antipáticos a su pesar’; sin embargo iré pensando una lista de ‘amores en la distancia’ para mañana.

Los actores, que no saben de nada, que se callen, dijo ella

Que conste que no me he tomado ningún drymartini y he olvidado que esto es un blog de cine, pero Ángeles González-Sinde me ha puesto a huevo (con perdón) la provocación: como no soy experta en nada, voy a opinar. Y voy a opinar sobre el hecho de que un actor como Javier Bardem haya denunciado la actitud “vergonzosa” del Gobierno español ante los acontecimientos que están ocurriendo en Al Aaiún. Para la ministra de Cultura Bardem y todos aquellos artistas que han opinado sobre el tema “no hacen más que añadir confusión” porque “no son expertos”, así que les pide “que se abstenga de opinar”, que es una manera muy ‘polite’ de decir que cierren el pico.

Lo primero, si solo los expertos pudieran hablar de las cosas, entonces medio país (por no decir el 99,99%) debería quedarse más mudo que Harpo Marx (de quien por cierto Seix Barral reedita las memorias). ¿Acaso no puede cualquier ciudadano formarse una opinión sobre los acontecimientos que le rodean? ¿Acaso no puede cualquiera extraer sus propias conclusiones de las noticias que lee? ¿Solo es válida la opinión de los más informados? ¿De los más listos? ¿Quizá quiso decir que solo debe tenerse en cuenta la opinión de los que opinan como uno mismo?

Lo segundo, ¿quién determina lo que es un experto? ¿Quién los nombra? Un experto ¿hasta qué punto? ¿en qué grado? Un experto, ¿en qué? ¿Un experto con copyright o con copyleft?

Tercero, hay un dicho que explica que un periodista es aquel que puede hablar dos minutos de todo y cinco minutos de nada. Para mí que el que pronunció la frase por primera vez también era periodista, porque fue demasiado generoso con los tiempos, pero hay quien que piensa que el dicho también podría aplicarse a la ministra de Cultura, a la que, sin embargo, nadie pide que “se abstenga de opinar”.

Ah, y que conste que las declaraciones de Bardem durante la manifestación del sábado, en perfecto inglés, era uno de los vídeos de portada de la BBC bajo el rótulo: “La estrella de Hollywood Javier Bardem se une a los manifestantes de Madrid”.

Y tú, ¿qué piensas de que los actores opinen de política? ¿y de que solo los expertos puedan opinar?

El embarazo de Penélope levanta la veda de la crítica feroz contra la pareja

Y se confirmó la noticia de la que todo el mundo llevaba hablando desde hace semanas: Penélope Cruz está embarazada. Y se confirmaron mis peores presagios: hay mucho energúmeno suelto que ha aprovechado esta noticia para descargar todo el odio que sienten por nuestra pareja de actores más internacional. ¿Por qué mucha gente se comporta así? ¿Porque son actores reservados, que han decidido darle mucha más importancia de la que tienen al hecho de amarse, casarse y tener hijos? ¿Porque cuentan con un equipo de agentes y representantes que les hacen un flaco favor? Allá ellos, ¿no? Pero el que ellos hayan podido decepcionar a muchos seguidores con una actitud huraña, huidiza y antipática no da derecho a que puedan convertirse en el blanco despiadado de críticas infundadas y odios viscerales.

En cualquier otro país, como Francia, que está ahí al lado, el tener a dos actorazos así sería motivo de orgullo, halagos y piropos desmesurados. Quizá llegar a un punto medio estaría bien. Un punto medio de respeto y sensatez que valorara sus capacidades artísticas, independientemente de su ideología y su comportamiento público y (super) privado. Así, tal vez, la afirmación que hacía ayer Ignasi Guardans de que “determinadas críticas o crónicas sobre cine español les correspondería estar en las páginas de política porque no tienen nada que ver con la cultura” sería menos cierta.