Archivo de mayo, 2020

Pillada de micro abierto en ‘Supervivientes’: Hugo poniendo a caldo a Jorge Javier Vázquez

Hugo, para qué acercarse a otro ser humano. (FOTO: TELECINCO)

El ego de Hugo es tan grande que usa un 45 de talla de zapato. Y cuando uno piensa que es el mejor en todo y la realidad se empeña en contradecirle, sólo queda buscar excusas y refunfuñar. Y anoche le pillaron con el micro abierto.  ¿Y con quién lo pagó anoche? Con JJV, que le hace bromas que a Hugo le hacen la misma gracia que una hernia.

Anoche Hugo volvió a inventarse fantasías que justificaran que hubiera perdido la prueba de líder. Y eso es lo que hace Hugo y más cuando quien le gana en una prueba es una mujer pequeñita de cuarenta y tantos. En este caso, la afrenta fue que a los demás les habían dado la sorpresa del familiar antes de la prueba y a él no. Porque todo el mundo sabe que si un familiar te visita eres más fuerte, más rápido y más habilidoso. Hulk se transformaba cuando le visitaba su tía la del pueblo. A Einstein se le ocurrían las mejores ideas después del abrazo de un abrazo de su primo Paco. Y así.

Pero antes… Ya seáis haters, lovers o indiferenters… ¡SEGUIDME EN REDES!

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández

Vamos con la gala.

En el apartado de atuendos, JJV llevaba el pelo al más puro estilo ha venido el jardinero y ha pasado el cortacésped.

Nyno iba con una ropa de color metalizado. Dijo que se la habían hecho a medida. Normal, porque eso se lo pones a un maniquí en Zara y por la noche cobran vida para quitárselo. Los pantalones eran reflectantes. Eso está homologado por la DGT para ir por la noche por la autopista. Si Nyno llega a estar subido en el iceberg, el Titanic no se habría hundido, porque lo habrían visto horas antes.

Por su parte la hija de Ana María se había maquillado los ojos como un mapache pardo. Llegó a Telecinco y la maquilladora le preguntó ¿qué te hago? y ella respondió que un antifaz.

La mujer de Jorge llevaba un vestido con hombreras de plumas que parecía una jugadora de Rugby con ganas de volar. Con el vestido de Alicia te hacías un edredón para cama de 1,50.

Lara iba muy guapa. Ah, que esperábais un pero, ¿eh? Pues no: iba muy guapa. Con un vestido que parecía que se le había oxidado la plata, pero muy guapa.

El caso es que los concursantes han pasado de estar en un paraíso en Honduras a estar en unas cabañas de campamento de verano a las afueras de Madrid, que ahí no huele a mar ni esnifando el agua de la pecera.

Y vídeo de la salida de cayo Paloma.

“Es el momento de hacer vuestro saco”, les dijo el pirata morgan. Claro, porque hacer un saco lleva mucho tiempo y hay que planificarlo. Ha habido envíos de la NASA para reaprovisionar la Estación Espacial Internacional que iban menos currados que un saco.

En el pergamino, el pirata les decía: “Sobre todo habéis forjado amistades que perdurarán en el tiempo“, y eso lo estaba leyendo Hugo que a ver, se llevará muchas cosas, la piel morena sobre la arena, por ejemplo, pero amistades tampoco es que se lleve muchas. ¿Sabéis la canción esa de Roberto Carlos que dice “yo quiero tener un millón de amigos”? Si Hugo hubiera compuesto la canción la letra sería:

Yo no quiero tener amigos
Cazzo. 

Y ya. Así todas las estrofas. Y con música triste.

Tengo una gran historia que contar“, dijo Jorge, que va a dar la chapa con este tema el resto de su vida. No va a haber reunión de amigos en la que no haga una fogata y se ponga a contar la historia de cuando fue a Supervivientes. Así estén en agosto dentro de una casa. Fogata y gran historia.

Cuantos miedos he dejado aquí en Cayo Paloma“, dijo Ana María. Joder qué susto el que se los encuentre. Va a esa playa Juan Sin Miedo y se caga encima.

Dejo un trozo de mi corazón. Ojalá algún día pueda volver y recogerlo“, añadió Ana María, que para cuando vaya a por él va a estar el corazón todo pocho. Ana María piensa que cuando se hacen trasplantes de órganos se corre y se ponen en hielo por capricho. Ella los mandaría por correo ordinario y envueltos en papel de periódico.

Ha sido una experiencia estar con ella, intentar descifrarla“, dijo Rocío de Ana María, porque piensa que Ana María es una runa céltica y si la descifra puede entrar a algún sitio. En el trozo roto de la piedra Rosetta salía una foto de Ana María.

Se subieron en unos cayucos para salir de la isla. Desastre naval. La Atlántida se hundió porque esta gente se subió encima.

Y vídeo del viaje de vuelta.

Por supuesto les pusieron en primera clase. Hay pisos que son más pequeños que un asiento de esos. Y lo sé PORQUE YO HE IDO A HONDURAS EN UNO DE ESOS. Pinchad en el enlace y veréis. Chupaos esa.

Un inspector les dijo a Rocío y a Ana María que tenían que mantener la distancia de seguridad, como si no llevaran juntas tres meses.

Se comieron el menú del avión como gomias. Todas las imágenes de Barranco eran comiendo. Si llega a descubrir dónde está se bebe el queroseno de los depósitos.

Ya en directo Ana María dijo que lo que menos se esperaba y lo que le preocupaba era que su hija se sentara en un plató de televisión (cosa que le dijo un paparazzi de los que los esperaban en el aeropuerto). Lo de la pandemia ya si eso no le preocupaba mucho, pero lo de la entrevista sí.

“Si temes que se la haya llamado porque haya habido una catástrofe o una guerra, no, es porque su madre había llegado a la final”, le dijo JJV sí, los cojones. ¿Se han sentado los parientes de los demás? ¿No? No hay más preguntas, señoría.

“Yo por mí me volvía el año que viene, me iría gratis un mes, con comida y cama“, dijo Rocío. O sea, como este año. Este es el próximo tatuaje que se va a hacer Rocío:

吃和躺

Vídeo: Hugo quejándose de la cabaña donde les han metido. “Mi cabaña parecía un campo de concentración“. Hugo, el agradecido. El caso es que estaban todos en una cabaña y él se fue solo a otra caseta. ¡Contacto humano, qué asco! ¡Alegría, qué alergia!

No voy a estar compartiendo con adversarios“, dijo Hugo. Claro, qué cosa más loca. Hugo piensa que el aire que exhala un rival es venenoso y te mueres y te salen granos. El maromo se fue a otra cabaña y se puso a limpiar y a fregar y a mover muebles y a hacer reformas en su habitación. Un poco más y sanea las tuberías.

Les hicieron los test del coronavirus a todos. Todos dieron negativo.

A Barranco le cantaron el cumpleaños feliz por vigesimoquinta vez. Tiene menos celebraciones una boda gitana.

En directo: “No es una novedad que soy una persona solitaria y quería vivir la final a mi manera. Soy una persona complicada. Me gusta mucho el orden. Somos adversarios”, dijo Hugo que ha estado durmiendo con una pistola debajo de la almohada, por si Ana María o Rocío intentan matarle mientras duerme.

Y apareció Sonsoles Ónega. Esta muchacha no sabe dónde se ha metido.

Deberíamos haberle pedido permiso a Fernando Simón para darnos un abrazo“, dijo la mujer, porque Fernando Simón está para eso. Se pasa el día expidiendo certificados de abrazabilidad.

“Te puedo anunciar ahora mismo a la primera pareja de concursantes confirmados: Mayte Galdeano y Christian Suescun“, nos dijo.

Y apareció Mayte y su hijo. Christian tenía cara de que por él habría entrado al concurso con Bin Laden antes que con su madre.

“¿Tú sabes por qué es conocida Mayte? ¿Tú sabes qué se hace ella todas las mañanas?“, le dijo JJV (por hacerse lavativas con el dedo todas las mañanas, tras jiñar).

“¿Por el GH?”, dijo Sonsoles con más miedo que Bambi en una galería de tiro. Ay, criaturita, no sabe dónde se ha metido.

“Hace cinco años que no hago el amor”, le dijo Mayte. “Bueno, tampoco es tanto, mujer…“, respondió Sonsoles, que tampoco debe ser de polvo diario.

Y Mayte se puso a bailar como hace ella, que es como si estuviera tratando de sacarse demonios del cuerpo. “Con estos bailes no entiendo lo de los cinco años”, dijo Sonsoles. Lo que le sorprendía es que no fueran quince o veinte, creo.

Prueba de recompensa. Tenían que tensar unas cuerdas para mantener una plataforma en horizontal y encima de ella montar un puzzle que ponía Supervivientes. La temática de los puzzles es variadísima.

Las recompensas eran personalizadas. Para Hugo fajitas de pollo. Para Ana María un plato de embutidos. Para Barranco, pizza. Para Rocío filetes de pollo empanados hechos por su suegra. De verdad. Y para Jorge tortilla de patata. Eran sus platos preferidos. Soy yo y sólo por joder pido un plato de tres estrellas Michelin de un restaurante de Singapur.

Y se quedó fuera Barranco. Si perdían los demás, ganaba él. Y perdieron, así que Barranco se llevó la pizza sin hacer nada. JA JA JA

“La concha de su madre“, dijo Hugo, como siempre, con ese perder deportivo y sano que tiene.

“Estoy recaliente”, añadió Hugo que es como una vitrocerámica. Han estado tres meses haciendo fuego porque han querido, porque bastaba con putear a Hugo para hacer alimentos. Es como un horno pirolítico.

Vídeo: Cena.

“¡Cubiertos!”, exclamó Ana María, que dijo que comer con normalidad era como un “orgasmo”. Esta mujer no se ha corrido en la vida. O eso, o a ella los cunilingus se los hacen con cuchara y paleta de pescado.

Ya en directo Rocío dijo que al principio quería que fuera a verla su padre, pero una vez en España ya dijo que no, que quería ver a su novio. Ese muchacho va a morir por follamiento. “Llevo ya cuatro meses sin ver a mi novio, es normal“, dijo Rocío.

Espejo de Jorge. Ha perdido 17 kilos. Jorge flipó con razón, porque se ha desinchado como una colchoneta en una tienda de cactus. Ya con su maleta y su neceser se lió a echar desodorante y luego se puso a esnifarlo. Colocón patrocinado por AXE.

Y vio a sus hijos. Les habían puesto una mampara de metacrilato para que no se tocaran. Los niños se le quedaron mirando como si les hubieran puesto la tele y estuviera sintonizada La 2.

“¿Esto qué es?”, dijo Jorge, joder, pues tus hijos.

“Papá, se me ha caído un diente”, dijo una “a mí dos”, añadió el otro. El Ratoncito Pérez tiene una sucursal en casa de Jorge.

“Cuando sales mamá siempre dice ‘silencio, que hay que escuchar a papá'”, dijo la niña. Pues tampoco es que Jorge haya hablado mucho, que he visto a gatos de escayola dar discursos más largos que los de Jorge.

“Papá, la Guardia Civil está votándote”, le dijo la niña. Acabáramos. Está la Benemérita que ahora las multas se pagan en votos a Jorge. Ir a 14o por vía de 120 son 50 votos y cuatro puntos del carnet.

¡¡Y A LA CALLE BARRANCO!!

Juraría que cuando Hugo vio que Jorge se salvaba apretó un poco el culo, como con miedito.

Espejo de Barranco. Ha perdido 11 kilos. “Qué puñetera barba”, dijo Barranco, que nunca ha visto un hipster.

El muchacho tuvo necesidad de mirarse el culo. “Lo único que no me han cambiado son las manos y los pies, lo demás… (se mira el pene) ha cambiado todo”, añadió. Vale, ya sabemos que a Barranco el pene le ha adelgazado. Ahora no tiene polla, tiene un fideo cabellín.

“Huele a mi novia esto que da gusto”, dijo Barranco. No lo vimos, pero creo que se frotó contra la maleta. Y luego se puso a oler todas las prendas. Barranco no se va a poner mascarilla, se va a poner un tanga de su novia.

En el directo, tras la expulsión, le dejaron ver a su madre a través de la mampara. ¿Soy el único al que esto le recuerda a los encuentros en la cárcel? Les faltaba un telefono negro y un funcionario de prisiones detrás.

Y luego estaba lo de la puerta de los abrazos… A mí lo de abrazar a tu madre con condones en los brazos me parecía medio raro, la verdad.

Espejo de Rocío. Ha perdido 15 kilos. “Me he quedado sin culo, casi”, apreció. Sí, tiene tan poco que va a tener que cagar con el culo de otra.

“El pecho ya venía de serie”, dijo sobándose las tetas por enésima vez. Os juro que tu vas a una frutería y tocas una manzana como Rocío se toca las tetas y el frutero te llama la atención por joderle la fruta.

“Me veo mucho más niña”, opinó Rocío, que es menor de edad otra vez.

Y vimos que Manuel, el novio, le había regalado una esclava de plata. De plata. Y Rocío pensando en comprarle una moto. ¡Ahorra un poco, muchacho!

Rocío llevaba la maleta llena de prendas de invierno. A Rocío le dijeron que Supervivientes se hace en Noruega y claro.

Empezó a peinarse y eso sonaba como pasarle un rastrillo al lomo de un jabalí.

Y Rocío vio a su novio. “Pero ven aquí, ¿qué haces?” Le dijo Rocío, que se pegaba al cristal que casi hace ventosa.

“Ay la Virgen del poder de Cristo, esto no puede ser“, mascullaba sorprendida. Fliparon menos los pastorcillos de Fátima que Rocío.

Y se fueron a lo de los brazocondones. “Pero sacalaaaaaaaa”, “no, eso se mete por ahíiiii”, “empujalaaaaaaaaaaaaaaa”, decían, porque se hacían un lío con las mangas de plástico. Qué mal se apañaban con las medidas de seguridad. Creo que una vez follaron con el condón puesto en la nariz del muchacho.

Se dieron besos a través del plástico y dejaron eso lleno de babas. Parecía el tobogán de un Aquopolis.

“Esta gente me tiene aquí un mes más”, se quejó Rocío. Y nos enteramos de que se hicieron un tatuaje correlativo. Él lleva en el cuello “Que todo fluya” y Rocío “y que nada influya”, y en italiano. Elegantísimo. Qué rima tan currada.

Con mi próxima novia me voy a tatuar “mira la hora” y ella “ahora”. O “te regalo este pendiente” y ella “para ser independiente”.

“Estás muy guapo, pero el pendiente... estás muy guapo, pero ese rapadillo...” le decía Rocío, que le puso a su novio más pegas que la Ratita presumida a los que se querían casar con ella.

Ana María ha perdido 9 kilos. Se vio en el espejo y lloró. Lo que pasa es que Ana María últimamente llora todo el rato.

“Estoy divina de la muerte, digan lo que digan”, afirmó, pero allí nadie había dicho nada.  “Tengo que pasar mi duelo por el pelo“, alegó. Sí, eso y le haces un panteón y funeral de Estado.

Otra que se puso a esnifar la maleta. Lo primero que hizo fue ponerse rímel y maquillarse. Acabó como una puerta.

A Ana María le habían llevado de visita a Gloria Camila. Qué decepción. Aún así se puso a dar golpecitos al cristal como si fuera un gorila en el zoo pidiendo plátanos.

“Sois mis putas ganadoras”, dijo Gloria Camila, con un lenguaje elegante como de recepción con Isabel II. Ana María dejó el cristal con más babas que el cuenco del agua de un mastín.

Y se puso a dar besos. Los besos de Ana María suenan. Suenan como si estuvieran intentando sacar algo de un desagüe con un desatascador. Una vaca lamiendo un ventilador en marcha suena menos.

Y les pusieron los condones de los abrazos. Ana María le tocó el culo a Gloria Camila que ahora Gloria Camila tiene moratones en las nalgas.

Luego montaron un sándwich que os juro que he visto películas lésbicas con menos roce. ¿He dicho que he visto películas lésbicas? Nunca.

Ana María le empujaba con las caderas a Rocío que si llega a tener ciruelo la trincha de alante a atrás. Joder, Ana María, empotra más que un taladro de abrir aceras.

Y conectaron con su niño por videoconferencia. Ana María no podía ni hablar. “¿Soy tu ganadora, cariño?” El muchachito tendría que haber dicho “no, estoy votando a Jorge, soy un niño”. JA JA JA

Por detrás se oía a Ortega Cano diciéndole a la criaturita lo que tenía que responder. La naturalidad por encima de todo. Ortega Cano le enseñó a José Luis Moreno todo lo que sabe.

Elena no venía ya a cuento pero aún así apareció y vio a Adara, que le había llevado un ramo de flores que por supuesto no le podía dar.

Elena empezó a llorar como un coche viejo tratando de arrancar. Elena se puso a chillar y luego apareció su hijo también.

“Abrazaros”, les dijo Elena y luego daba saltitos al verles. Era como ver entrenar a un cachorro. No les pidió la patita y que se hicieran los muertos de milagro.

“Os necesito juntos”; dijo Elena, que siempre quiso tener unos hijos siameses.

“Mama, me he enamorado de ti”, le dijo el hijo y se dieron un beso en la boca. No sé. A mí me incomodó un poco.

“Te quiero, cabrón, te quiero”, le respondió Elena. Otra romántica que sabe cómo hablar de amor.

Por una mirada, un cojón entero;
por una sonrisa, cojón y medio;
¡Te quiero, cabrón, te quiero!

Y así

Juego de líder.

“Ponte ahí, Ana Marilla”, dijo Lara. Ay, mi Lara, que tiene gracia y tronío hasta para equivocarse.

Se trataba de ponerse en un balancín como de parque de niños de los años 90 y manteniéndolo en horizontal montar un puzzle en una plataforma que había en un lateral. Esta prueba no la hacen bien ni los del Circo del Sol.

Ana María debió entender que se trataba de mandar las piezas a tomar por el culo porque lanzó las piezas que hay regiones de la Siberia profunda donde han encontrado algunas. Al final hizo una buena marca: 7 piezas.

Rocío miraba al frente con una fijeza que yo soy el cámara y miro si tengo un moco asomando por la nariz. Al final Rocío hacía ya la prueba con una desgana… logró poner cero piezas. Eso sí, lo dejó todo muy recogido.

Hugo por su parte adoptó pose se querer cagar sin que el mojón te roce el culo. Hugo también miraba al frente fijamente, que no sabías si estaba colocando piezas de corchopán o aterrizando un trasbordador espacial.

Luego hacía respiraciones como si estuviera pariendo. Le faltaba al lado una matrona diciéndole que empujara y cogiéndole la mano. Colocó 7 piezas.

Y turno de Jorge. El balancín se movía como el barco pirata de la feria. Madre del amor hermoso. Este hombre tiene menos equilibrio que un cojo en un terremoto. Si esta prueba la pusieran para entrar a la Guardia Civil, ahora Jorge sería fontanero.

Total, que ganó… Ana María que aguantó más segundos con sus piezas, lo que hacía que fuera a la final directamente y además tuviera un voto más a las nominaciones.

Y Ana María lloró. Y Hugo se enfadó.

Y vídeo del espejo de Hugo. Ha perdido 15 kilos. “Soy el hermano flaquito de Bon Jovi“, dijo. Eso si el hermano de Bon Jovi odia a las personas.

“Lo que más me impresiona son las venas que tengo por todos lados“, aseguró, porque Hugo pensaba hasta ese momento que la sangre se le movía por el cuerpo en taxi.

Y llegó el cabreito del señorito. ¿Sabéis cuál es el problema? Que Hugo, con el filtro de su ego, se veía colocando piezas y piezas y haciendo una pirámide que venían hasta egiptólogos como polillas hacia la luz. Pero no. Le ganaron.

“Dice que le hemos perjudicado porque todos los concursantes han visto a sus familiares antes de la prueba de líder y él no”, explicó JJV. “Todo es una conspiración”, dijo ya aburrido del tema JJV.

“No puedes tener tan mal perder”, le reprochó ya en directo JJV a Hugo. “Sólo quiero jugar en las mismas condiciones con los demás. Me habría gustado tener algo bonito antes”, se quejó Hugo. QUÉ HARTURA DE MUCHACHO, DE VERDAD.

“No me vengas con cuentos”, le dijo JJV. “Son unos cuentos ridículos, como el abuelo cascarrabias. Búscate una excusa más elaborada”, añadió el presentador. ¡Bien por JJV!

“Si no vas a creer lo que te digo, no me preguntes, nada”, le espetó Hugo, que tiene pococasinadaunamierda de respeto hacia el presentador, equipo y compañeros del programa. JJV le recomendó que tuviera mejor perder.

Y cuando JJV despidió la conexión llegó la pillada. Pensando que ya estaban en publi, oímos a Hugo decir: “Ahora tengo que decir lo que al señor le apetezca, no te jode”, se oyó decir a Hugo cuando pensaba que se habían ido a la publicidad.

Y se encontró con su hermano. Encuentro muy emotivo. Ah, no, que le pones más cercanía y cariño tú pidiéndole chopped al charcutero.

Al final Hugo se puso a llorar. No sé si por lo de su hermano o por haber perdido contra Ana María.

Y le pusieron un vídeo en una tablet. Era su hijo que “ya corre, habla, todo”. Corre, habla, realiza operaciones complejas matemáticas, opera cebros con técnicas robóticas… todo.

Nominaciones. El grupo nominó a Hugo. Y Ana María, como líder, a Jorge. Así que Ana María y Rocío, finalistas.

¡Y ERA EL CUMPLEAÑOS DE LARA ÁLVAREZ! ¡FELIZ CUMPLE, LARA!

Y se acabó lo que se daba.

 

Chivato Avilés: Ivana mantuvo relaciones con un miembro del equipo de ‘Supervivientes’ nada más salir del concurso

Ivana y Sobera, en ‘Supervivientes’.

Practicar el arrejunte de órganos íntimos con José Antonio Avilés al lado es como hacerlo en medio del campo durante un Madrid – Barsa: lo va a saber mucha gente. Y eso es lo que al parecer hizo Ivana, que si lo que quería era discreción a lo mejor no era buena idea ponerse a chillar como en el estudio de doblaje de La matanza de Texas.

Y es que anoche buena parte de la gala de Supervivientes versó sobre si Ivana había jugado a papás y mamás con un muchacho del equipo de Supervivientes cuando ya había sido expulsada del concurso, durante su estancia en el hotel resort que sirve de base a Supervivientes. ¿Y ésto cómo lo hemos sabido? Pues porque José Antonio Avilés compartía apartamento con Ivana y dice que lo oyó. Y tal como lo oyó se puso a contárselo a todo ser viviente que hubiera en diez kilómetros a la redonda.

A la ropa en una lavadora centrifugando a 1.000 revoluciones se le da menos vueltas que a este tema en Supervivientes, así que volveremos sobre el como sobre él estuvo Ivana. O Avilés. O yo qué sé quién se puso arriba.

OFERTA PARAÍSO-CIELO: Si al llegar ante San Pedro decís que me seguís en redes, os ponen en la lista de entrar al reino de los cielos, así que yo por si acaso me seguiría.

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con la gala.

Como siempre, en el apartado de atuendos, diremos que Sobera iba muy guapo. Lo que pasa es qu le habían puesto prendas cada una de un color. Combinar es lo fácil. Le preguntaron si quería ir de azul, negro o blanco y dijo “dame uno de cada”.

El Maestro Joao llevaba una camisa que era de estilo orgía floral. Era como el cubo de descartes de una floristería. Esa camisa sí que es del más allá y no sus predicciones. Qué cosa más fea. Si llega a llevar puesta esa camisa la tele no se traga a Carol Anne.

Oriana llevaba un vestido de estampado de leopardo, pero de un leopardo bebé, porque no le llegaba para taparla entera. El estampado de leopardo ha hecho más por la unión de la humanidad que los derechos humanos, porque ha conseguido poner de acuerdo a pijas, chonis y punkis.

Sobera anoche tenía ganas de canturreo. Estaba rumboso el jodío. “Enseguida estamos en la playa tomando el sol uo uooo uooooo“, se arrancó, porque a Sobera todo le trae recuerdos de canciones, todo lo hila. ¿Sabéis cuando Spotify os recomienda canciones? Es Sobera.

“Los supervivientes están en un complejo hotelero donde tendrán que pasar la cuarentena correspondiente al covid, ellos y nuestros compañeros que ya han regresado”, nos informó. Yo creo que después del acojone que han tenido a su llegada al aeropuerto, con las hordas de periodistas, los concursantes están en el Área 51 pidiendo asilo político.

Vídeo del regreso. Ana María miraba por la ventana del avión. TODO EL RATO. Ana María sabe cuántas olas hay de aquí a Honduras. Otra cosa que hacía Ana María era persignarse casa dos por tres. Ana María pensaba que de un momento a otro al otro lado de la ventanilla iba a aparecer un cura a confesarla.

Jorge tiene ya una barba que la mascarilla parecía un tapete encima de un sofá de pelo. Jorge ya no se afeita, se esquila. Este hombre tiene una velocidad de crecimiento del pelo facial que cuando la hierba se aburre se sienta a ver cómo crece la barba de Jorge.

La llegada al aeropuerto fue tranquila. Casi secuestran a un par de ellos los reporteros, pero fue tranquila. Hicieron como en La casa de Papel, les pusieron a todos la misma careta para que no se les reconociera: Mascarilla, gorra y gafas de sol no sabías si iban a concursar a Telecinco o a dar un palo en una oficina de Santander. Y claro, con gorra y gafas, ¿quién distinguiría a Jorge de Rocío?

“Ana María lloró porque los reporteros le dijeron que su hija había hecho un Sálvame Deluxe“, reveló Antonio David en el plató. Joder, ni que le hubieran dicho que su hija hace misas negras. Hay cosas peores, no sé. Tu hija está en la cárcel, se ha casado con Paquirrín, cosas de verdad para llorar.

“Los periodistas lo hacen mal, porque no respetan a los compañeros“, ja ja ja eso lo dijo Antonio David, que trabaja en Sálvame, donde se respeta a los compañeros por encima de todas las cosas.

Sobera se puso a hacer un Víctor Clavijo recitando la canción Mi gran noche, de Raphael y dijo emocionado. “¡Y como sigue, vamos todos juntos”, dijo Sobera feliz, pero no se la sabía ni Perry. ¿Os acordáis de la canción aquella de Follow the lider? Pues a Sobera no le follow nunca nadie. Sobera hace las congas y trenecitos él solo.

(INCISO: Anoche fue la última gala de esta temporada de Sobera. Le voy a echar mucho de menos porque es, con diferencia, el presentador que más me gusta para Supervivientes).

Vídeo. Último baño y despedida de la isla. Hugo se bañó desnudo. Qué necesidad había. Nos volvió a enseñar ese culo que tiene, que es como si dos rebanadas de mortadela estuvieran a malas una contra la otra. Coged dos medias noches y aplastadlas una contra la otra: ahí tenéis el culo de Hugo.

Rocío pasó sus ultimas horas sentada en una palmera. Podía haber pasado sus últimas horas de pie, pero para qué romper la tendencia. No se puede decir que haya sido incoherente. Eligió la posición horizontal y de ahí no se ha movido. Tiene las cosas claras. Y la espalda, clara también, porque ahí no le ha dado el sol.

Se nos pasa la vida y la gente se empeña en no ser feliz“, dijo Barranco.

– Me caí a las vías del tren y perdí las dos piernas el mismo día en que me dejó mi novia y me despidieron del trabajo.

– Joder, te empeñas en no ser feliz.

Y así.

“Eso de que ‘no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde’ es erróneo. Todo el mundo sabe lo que tiene pero lo que no ve es el momento en que puede no llegar a tenerlo”, continuó filosofando Barranco, que va a crear su propia escuela de pensamiento. El día menos pensado se pone a corregir a Platón o a Confucio.

Estoy hasta el coño de no ver contaminación...”, dijo por su parte Ana María, que es más de la escuela de Chonilónica. “De todos los males que tenía me he curado”, dijo Ana María, a la que le jode estar sana y quiere volver a respirar partículas diesel y carbonilla. A Ana María los pulmones le gustan como las calles: con bien de alquitrán.

Al volver de una publi Sobera les puso a cantar la canción de los cojones otra vez. Creo que se lleva comisión de la SGAE.

“A mí me han dicho que lo que genero yo en un día otros no lo generan otros en tres meses”, dijo Oriana, que pasó por Supervivientes que se han visto OVNIS moverse más despacio. Creo que con lo de generar se refería a vergüenza ajena o pereza. Ella es poco constante. En los Juegos Olímpicos hay siempre un abanderado y en los realities un abandonado, que es Oriana.

Antonio David, en plató, dijo que Rocío ha sido “la alegría de la isla ha sido ella, la que ha dado ánimos“, alegó Antonio David. Sí, pero todo desde el suelo. Si Rocío fuera psiquiatra en el diván se tumbaría ella y los pacientes en la silla. Ella anima, pero cómoda. Como se meta al humor va a ser la única monologuista a la que en lugar de un taburete le van a poner un sofá de tres plazas.

“Tomar café por la noche no es lo más idóneo, pero eso Ana María no lo sabía, pero sus ansias por comer y beber todo lo que pilla le jugaron una mala pasada y se puso hasta arriba de café”, nos contó Sobera, que describe a Ana María como una yonki de las calorías.

– Eh, que yo controlo, que puedo dejar la comida cuando quiera, ¿vale? Dame unos kilojulios tronco, que tengo cinco leuros.

Y así.

Vídeo: Rocío se dedicó a poner a parir a Ana. Porque para esta muchacha las obligaciones familiares sólo van en un sentido. En el suyo. Para Rocío el parentesco es como el anillo único del Señor de los anillos: para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.

“Veo cosas que me chirrían… mete el dedo en el azúcar y se lo chupa, quiere más comida… como esas me callo mil. Me da cosa por Ana porque ve algo de comer y hace pum”, dijo Rocío, que piensa que Ana María se hace la muerta para comerse a los buitres.

Y otra vez Sobera les hizo cantar en plató. Pero no participaba nadie. Cómo es Sobera animando al personal. Sobera se va al cierre de Ibiza y la gente se va triste de la isla. Le van a contratar para desalojar discotecas.

Vídeo de Ana María despidiéndose de la isla. Dijo que “lo más importante que me llevo es el aprendizaje”. El caché ya menos.

Se despidió de todo, incluida el agua. Cogió un poco en la orilla y se la echó por encima, acabando por frotarse los pechos. Yo creo que era una excusa por tocarse las domingas.

El caso es que Ana María citó una canción de Rocío Jurado para ejemplificar su sentir. Ella siempre tiene una canción de Rocío Jurado para cada ocasión. Ana María se sabe letras de Rocío Jurado que Rocío Jurado no conocía.

Y Movida del revolcón hondureño de Ivana.

Conexión con José Antonio Avilés. Siempre que no hay material para una gala se rellena con José Antonio Avilés. Sirve lo mismo para una gala que para una zanja de cimientos.

“La gente está muy metida en el papel de que hay que guardar unas medidas de seguridad“, dijo sorprendido José Antonio, que se piensa que lo del coronavirus es una peli y la gente hace un papel.

“Decían que no iba a participar en la gala alegando motivos de salud“, dijo José Antonio encogiéndose de hombros. Sí, a José Antonio le sorprende que haya gente que de información sin contrastar. ¿Os lo podéis creer? ¡Qué cosa más loca!

Shocked What Is It GIF

Sobera le preguntó por el reencuentro con sus padres y Avilés se puso a contar cosas insulsas. “No me interesa si les saludas con el codo…”, dijo Sobera, que lo que quería saber era cómo se habían tomado sus padres toda la mierda que le ha caído encima a Avilés.

“Lo que más echo de menos de la isla es dormir en la arena, no me he acostumbrado todavía a dormir en la cama”, aseguró Avilés, al que tener la espalda bien le molesta. Avilés se pregunta si la gente sin lesiones medulares ni contracturas es gilipollas.

Su vídeo resumen del paso por la isla tenía 10 segundos de aventura, helicóptero y demás y el resto eran broncas.

“He tirado a matar precisamente con quién no tenía que haber matado”, dijo Avilés. Nunca vayáis a cazar con José Antonio.

“Si tienes abogado es evidentemente para las cosas que se dicen, para las cosas que son mentira”, advirtió Avilés. La abogada de este chaval se coge una baja por estrés en 3, 2, 1…

Y Sobera obsesionado con los padres, que qué le habían dicho. “Que no cometa los mismos errores de tiempo atrás”. Mira, lo mismo que me dijeron los míos: la próxima vez mira antes de subirte la bragueta si no llevas calzoncillos.

“El paso de Supervivientes sirve para curarse, porque te desintoxicas de todo, de la gente tóxica que te rodea“, dijo Avilés, que está en tratamiento con Mentidona.

“Te has desintoxicado a base de intoxicar a los demás, es un método peculiar”; dijo Sobera. ZASCA. Menos mal que Avilés tiene chismes, porque si llega a tener tuberculosis se cura pegándosela a los demás.

“Vamos a hacer un Vis a Vis con Ivana”, dijo Sobera. Sí, las ganas, no te jode.

“A mi no me gustaba ni el campo ni la naturaleza“, dijo Ivana, que antes de ir a Supervivientes no tenía en casa ni un poto. A Ivana le regalaron una flor de pascua y le echó lejía para que se muriera porque eso olía a campo.

El caso es que le pusieron su dramón con Hugo. “O nos amamos o nos odiamos”; dijo en un vídeo Ivana a su maromo. Hugo eligió lo de odiar.

“Me decís falsa, me decís egoísta, todos los días me decís algo”, le reprochaba a su ex en un vídeo. Porque Hugo poemas no te escribe, piropos no te echa, pero eh, si estás con él no te faltará un reproche cada día. Es su forma de llevarte flores. Bueno, cáctus con las puas impregnadas en curare.

La ruptura, dijo Ivana, “fue de un día para otro y es algo que todavía me retumba en la cabeza”, porque Hugo te deja y es como estar en el campanario de la Catedral de Santiago cuando tocan a misa. Te retumba a saco.

Y MOVIDÓN

(Vaya por delante que IVANA SE PUEDE TIRAR A QUIÉN ELLA QUIERA/PUEDA y olé su papo rubio).

“Quizá Ivana haya empezado a olvidarse de Hugo y haber empezado una relación con otro chico… de Honduras“, dijo Sobera. ¿Te consta, José Antonio?, dijo Sobera, porque para qué iba a preguntarle a Ivana, que estaba allí. “No le consta a nadie, pero podría constarle a alguien”, añadió Sobera.

“Que la haya iniciado no es verdad, pero sí me ha apoyado muchísimo“, dijo Ivana sobre ese posible maromo que la ha dado fuet de Casa Pollardelas.

“¿Alguien me ha dicho que soy un cerdo en el plató?“, preguntó José Antonio, porque le habían dicho que fuera “sincero”, que para José Antonio debe ser más o menos lo mismo.

“Nos consta que tú vas diciendo que Ivana se acostó con un miembro del equipo de Supervivientes y además nos consta que es falso”, dijo Sobera porque Avilés se iba por las ramas.

(A todo esto Ivana como si la cosa no fuera con ella)

“Nosotros creemos en nuestros compañeros y si nos dicen que no es así es que no es así“, insistió Sobera, creo que para picar a José Antonio, que se calentara y largara.

“Si a mi alguien de la dirección del programa me da permiso para hablar, yo hablo y José Antonio da nombres, porque José Antonio no va a tolerar que se le llame mentiroso”, dijo José Antonio, que sigue hablando de sí mismo como si estuviera de viaje astral viéndose desde fuera.

“Eres muy hábil, porque amenazas con hablar y que eso pasa por decir el nombre, pero tú sabes que la persona de la que hablas no es un personaje público y que no podemos decir su nombre de una manera pública“, le reprochó Sobera.

“Las normas prohíben que los miembros del equipo mantengan relación con los concursantes, pero Ivana ya había sido expulsada y los dos habrían sido adultos, por lo que no habría pasado nada”, explicó Sobera. Eso, como si se tira hasta a los cocoteros mientras fueran cocoteros de fuera del concurso.

“¿De todo lo que he hecho en el concurso solo importan los hombres, no podemos hablar de las cosas que he hecho en el concurso?”, dijo pasado el rato Ivana.

britney spears aplausos GIF

“Parece que José Antonio no quiere cambiar mucho porque sigue contando mentirijillas…“, dijo Sobera. “José Antonio miente, ¿no?”, le preguntó Sobera. “Sí”, dijo Ivana.

José Antonio se puso muy digno, diciendo que sí, que era verdad. Y con toda su credibilidad dolida. Que no era mucha, pero dolía mucho, explotó.

“Voy a contar lo que pasó: Todo esto sucede un día que acabamos de cenar y nos fuimos a tomar algo al chill out del hotel. Y hay alguien que se acerca a Ivana mucho. Cuando decidimos marcharnos a dormir yo intuí que la persona que se le había acercado buscaba algo. Y se lo dije a Ivana. Nos fuimos a casa y este chico nos acompañó y entró en casa. Se fue la luz y se metieron en la habitación y me tuve que salir de mi habitación de los gritos que se escuchaban, te lo juro”, relató.

Madre de dios, qué polvo. Ivana cuando folla es como si estuvieran chillándose dos orcas. Ivana y sus parejas no gimen, hacen silbo gomero. Lo aparatos de decibelios los calibran con orgasmos de Ivana. Pues con Hugo no hacía ruido…

“Lo que yo escuché dentro de esa habitación está muy claro”, rememoró Avilés, que a continuación confesó ser un chivato: “fui a por la persona de producción y le dije Ivana está con un chico en su habitación”, CHIVATOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

“Estaría asustada, como se fue la luz…”, dijo Ivana para justificar los gritos. JA JA JA JA Sí y lo de “métemela, metemela hasta el fondo” era por la bombilla y el casquillo, para que hubiera luz.

– Ivana, lo tengo todo empinado.

– ¿El pene?

– No, el diferencial.

Y así.

“Estás metiendo a personas que a lo mejor tienen una relación y no es bonito para mi”; se quejó Ivana a Avilés. ¿ES ESO UN SÍ, ME LO TIRÉ INDIRECTO? OJO CONFESIÓN

Me estoy empezando a marear... ahora resulta que el muchacho tiene una relación”, dijo Sobera, que estaba escandalizado.

Avilés tardó en contarlo por media isla, claro. Y al parecer la novia del muchacho se enfadó. Y el muchacho fue a preguntarle a Ivana y… MENUDO PUTO CULEBRÓN. Amarte así Frijolito tenía menos giros de guión y menos personajes.

José Antonio: ¿Serías tan amable de reproducir lo que escuchaste?, preguntó Sobera, que quería que Avilés se pusiera a gemir, pero Avilés pasó como de comer mierda de ponerse a hacer ruidos.

“¿Me juras por tu madre y por tu hermano que lo que yo digo es mentira?“, acabó por retar José Antonio a Ivana.

“SI”, dijo ella. CRACK

Siendo justos, me da que sí, que Ivana se pasó por la piedra a un jamelgo del equipo.

Solo se está diciendo que Ivana ha practicado el coito“, dijo Oriana ya en el plató, porque Oriana habla como si estuviera en una clase de medicina.

Despedida de la isla de Hugo. Lloró. Creo que porque estaba intentando digerir la hamburguesa que se jamó él solo. Se puso a darle la chapa al fuego, contándole penas. El fuego se quería apagar por no sufrir más. Claro, como no podía huir, Hugo aprovechaba para comerle la oreja. O la brasa, o lo que sea que se le come al fuego cuando le cuentas tu vida.

“Te cuidé como si fueses mi hijo”, le dijo Hugo a la hoguera. Hugo no le dio de mamar al fuego porque no tiene leche en las tetas, si no lo amamanta así se deje los pezones como carboncillos.

“Esto me lo cuelgo porque era un regalo que quería hacerle a mi gente“; dijo Hugo del collar de líder. Tío agarrao, comprales algo en Amazon.

Vídeo:

Caras a caras. Unos concursantes diciéndole a otro sus cosas buenas y malas.

“Tienes mal perder y eres un tocahuevos y cuando no ganas das bastante por el culo”, dijo Barranco a Hugo y él se reía, porque sabe que es verdad. “Como concursante eres un crack y cuidas el fuego“, le dijo como positivo.

Hugo dijo de Barranco que era “relajao y que no se mojaba” pero que es un “chico de bien que no tiene maldad“. Que como concursante hay cosas que las hace bien, como el fuego, las pruebas, pescar… ja ja ja.Vamos, todo.

Casi acaban comiendose los morros. Aunque con la barba que lleva ya Barranco eso es como comerle la boca a un perro de aguas.

Despedida de la isla de Barranco. Lleva la cuenta de los días marcándolos en un bambú, como en prisión. “Nunca imaginé que el fondo del mar era tan espectacular”, confesó Barranco, que pensaba que el fondo del mar era liso no había nada.

“Estaba medio liada con él, nos dimos unos besitos…” confesó Oriana de Barranco, con el que al parecer había intercambiado empujones.

“A mí me gusta que me den más caña y él era muy tranquilito“, alegó Oriana, que le gusta acabar los coitos como si se acabara de bajar de un caballo. El lema de Oriana en el sexo es: Si no hay fisura en la cadera, el polvo bueno no era.

Despedida de Rocío. “En este refugio he aprendido a valorar que hay gente que no tiene un techo para refugiarse y que nosotros somos unos privilegiados”, dijo, para nada haciendo un discurso facilón.

“Esta es la palmera que más me ha escuchado llorar de toda la isla“, nos confesó. Pobre árbol. Hasta que llegó Rocío esa palmera pensaba que lo peor que le podía pasar era ser talada.

“Esta imagen la voy a llevar grabada en la retina“, dijo la muchacha, como cuando te pegan un flasazo en toda la cara y ves una mancha morada. Ahora Rocío te va a mirar a la cara y va a estar viendo el mar. Va a tener que reconocer a la gente por la voz. Lo bueno es que Rocío ahora se puede comprar un piso con vistas a un cementerio, porque total, va a ver el mar cuando se asome.

Vídeo: Barranco y Ana María careo. “Tengo que decirte que la hamburguesa me molestó de primeras que no la compartieras, porque yo lo habría hecho”. Le molestó de primeras y de segundas.

Ana María se ha jamado tres cocidos ella sola. TRES COCIDOS. Además de la mayoría de las pruebas de recompensa, barbacoa, churros, tortillas y la súper hamburguesa y aún así dice que “no puedo dormir por el hambre”. JA JA JA Ana María tiene una tenia que tiene dentro una tenia que tiene dentro un puto cocodrilo.

Vídeo:

Ana María guarda el pelo que le cortaron, que tiene toda la pinta de ser estopa para sellar tuberías. Con eso puedes fregar el fondo de una olla requemada.

Despedida de Jorge. Se puso a dejar caer arena con el puño. Estaba mirando la hora.

“Aquí hemos vivido nuestras últimas horas“, reflexionó Jorge, que piensa que después de Supervivientes te matan. Joder, que no sabías si se estaba despidiendo Jorge o un preso del corredor de la muerte.

“El pensar que no voy a poder a volver a contemplar con mis propios ojos esta vista”, dijo Jorge, que no dijo nada de verlo con los ojos de otro. O sea, que si le hacen un trasplante de córnea sí que puede volver.

Y careo Jorge y Rocío. “He descubierto a una persona con mucha luz”, dijo Jorge, como si Rocío fuera la dueña de Endesa.

“Cuando te enfadas pasas a ser un torrente de levantar la voz y aferrarte a la discusión que parece una lucha por tener razón“, le dijo Jorge, que piensa que una discusión es darle la razón al otro.

– TIENES RAZÓN TÚ, PERDONA.

– DE ESO NADA, TIENES RAZÓN TÚ, PEDAZO DE CABRÓN.

– ¡NO, YO ESTOY EQUIVOCADO, MIERDA SECA, PERDÓNAME, DESGRACIADO!

Y así.

“Jorge ha sido de los pocos que no ha caído en los dardos envenenados de Avilés, le dijo que no le iba a encontrar”, dijo Alicia, su mujer. Nos ha jodido, porque Jorge debe estar ya hartito de aguantar borrachos, buscabroncas, marrulleros, antisistema violentos y demás personas agradables de las que nunca provocan.

Balances del paso por la isla, la mujer de Jorge hizo el suyo: “Les enseña a los niños que hay que tener un objetivo y trabajar para hacerlo”, dijo Alicia. JODER ¿PERO QUÉ LE PASA A ESA SEÑORA CON LOS NIÑOS?

“¡Niños que le veis, un beso!”, dijo la mujer. Pero por el amor de dios, que están esquilmando las huchas de los niños de media España. No se va a vender ni un puto polo este verano. Niñossinahorros.org

Pero vamos a ver, ¿Jorge era el que iba dentro de Espinete o qué? Es que después de Supervivientes le van a llamar para presentar el Club Disney o Art Atack. Hoy, en nuestra manualidad, vamos a aprender a disolver una manifestación. Y la semana que viene, aprenderemos a desarticular una célula terrorista.

Y aún así… ¡Jorge ganador!

Y con esto… ¡Se acabó lo que se daba por hoy!

Niños enloquecidos: 300 euros de la hucha para salvar a Jorge en Supervivientes y a Hugo… ni agua

San Jorge el amigo de los niños. (FOTO: TELECINCO)

¿Qué hacen los niños ahora que no tienen clase ni tienen que madrugar? Ver Supervivientes de forma masiva, al parecer. Está Bob Esponja preguntándose por qué nadie ve ya sus vídeos. Los niños sólo quieren a Jorge, a juzgar por lo que cuenta su esposa, que gala a la que va, gala en la que habla de niños gastando dinero en votar para salvar a Jorge. 

Ha habido padres que se han despertado en mitad de la noche y se han encontrado a los niños con los ojos inyectados en sagre y mandando mensajes con el móvil para que Jorge se quede en Supervivientes. Así me lo imagino yo…

Pero antes, dos cosas importantes.

1.- ¡El blog no para después de Supervivientes, que llega La casa fuerte!

2.- ¡Seguidme en redes! Instagram: @GusHernandezGh / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con la gala.

Jordi González sigue a su puta bola con el tema de poner aplausos con el altavoz del móvil. Está obsesionado. Creo que lo tiene programado para cuando sale al plató y para cuando se quita la ropa para meterse en la ducha. Hay gente que para motivarse se pone Spotify y Jordi se pone Splausofy.

En la sección de atuendos diré que anoche Jordi iba bastante elegante, solo que se había puesto una camisa debajo de la americana que llevaba nos pájaros bordado, pero sólo se veían las alitas, así que parecía que Jordi acababa de salir de una pajarería de robar dos periquitos.

Lara iba muy guapa, llevaba un bañador con un estampado inspirado en lo que pasa cuando un cocodrilo se pasea por una fábrica de tintes. La verdad es que voy a echar de menos decir que Lara estaba muy guapa.

Nyno llevaba una camiseta con la marca en el pecho tan grande que no me puedo creer que la gente pague por esas cosas en lugar de recibir dinero por hacer publicidad. No llevaba una camiseta, llevaba un cartel. Nyno está ahorrando para comprarse esto:

Violeta también iba muy práctica, tanto que cada vez que gritaba (y Violeta grita mucho) tenía que agarrarse el vestido para que no se les vieran las tetas.

Jordi anoche estaba muy de dar las gracias. Rubens se inspiró en él para pintar Las tres gracias y porque no tenía sitio, porque al principio iban a ser Las 3.457 gracias, de Rubens.

“Lara, gracias por tu fuerza, tu simpatía, tu sensibilidad… todos deberían trabajar contigo, hasta el presidente del Gobierno y Fernando Simón”, dijo Jordi. Si por Jordi fuera Lara habría tenido un pluriempleo por las mañanas con la Madre Teresa de Calcuta y por las tardes con Pablo Escobar.

“Volvemos a casa. Volvemos a casa”, dijo Lara, que había entrado en bucle. Estaba más obsesionada con volver a casa que Dorothy en OZ. Sólo le faltó arracarse a cantar Somewhere Over the Rainbow.

Vídeo:

Hugo decidió comerse su hamburguesa él solo y Ana María que se la comían ella y Rocío. Son la generosidad personalizada. Recordemos que las hamburguesas eran gigantescas e iban como con dos kilos de patatas fritas. Eso se lo come una persona sana y al día siguiente tiene las arterias como el desagüe de una fábrica de mantequilla. Te comes eso y es como si te untaran el corazón en grasa. Eso no cabe en el estómago de un tiranosaurio.

Pero no, no compartieron. Al próximo hijo que tengan cualquiera de los dos le van a llamar Acapara si es niña y Acaparo si es niño. Y que no les pida nadie un poco de bocata de paté en el recreo.

Hay que ser idiota. A estas alturas, sabiendo que vas a comer dentro de nada, quedar así de mal.

Lo has compartido con ella porque es familia“, le dijo Hugo a Ana María, para no quedar peor él, mientras se comía la hamburguesa echado sobre ella, con la chepa a punto de salir disparada. Gollum era menos protector con el anillo que Hugo con su comida.

Yo compartiría la comida con todos mis compañeros“, dijo Rocío, después de comerse la parte de hamburguesa que le dio Ana María. JA JA JA. Yo repartiría, pero ya si eso no. En cuestiones de negar sin decir NO están el “ya veremos” de una madre y los condicionales de Rocío.

“Yo no molesto a nadie cuando comen los otros”, se quejó Hugo, pero la gala pasada se estaba quejando porque él no comía cuando perdía. ES UN BRASAS CUANDO COMEN LOS DEMÁS. SIEMPRE. Empezando por cuando comió Ivana, al ganarle el bocadillo, que menudo pollo le montó.

“Eso no se lo pueden comer, si se comen eso explotan y no son capaces de dar un trozo“, dijo Barranco con una mezcla de sabiduría y envidia cochina. Envidiuría.

Hugo además de comerse su hamburguesa gigante quiso que le dieran su parte de arroz de la dotación. “Quiero mi parte de hoy y de mañana“, dijo Hugo. No se puede ser más rácano, egoísta y tragaldabas.

Si Hugo montara un banco de alimentos sería un banco, literal, con su cámara acorazada y sus guardias en la puerta y su no repartir nada de nada. Si Hugo hubiera protagonizado la escena de la cena en La dama y el vagabundo, él habría chupado rápido para comer más espagueti -a tomar por culo el beso- y nunca habría empujado la albóndiga. Se la habría comido él.

La verdad, yo no sería capaz de comer tranquilo, teniendo tanto, porque eso daba para seis, y viendo que los demás pasan hambre.

Barranco estaba criticando que Ana María no hubiera compartido y allí estaba Rocío, que había comido. ¿Salió en defensa de Ana María? NO. Pero ella luego reclama que Ana María la defienda.

Pensé que Ana iba a compartir la hamburguesa con todo el mundo“, dijo Rocío, sorprendida. ¿Oís eso? Sonó como si alguien hubiera arrojado a alguien al paso de un coche de caballos.

Al parecer Ana María había guardado la hamburguesa en una olla y le había puesto mil cosas encima. Ana María cierra la puerta de su casa con un pestillo pequeño, pero la nevera la tiene blindada, con clave, reconocimiento de retina, rayos láser y trampas de flechas envenenadas.

– Hola vengo a poner la alarma. ¿Me dice dónde va?

– Aquí.

– Señora, eso es el frigorífico.

– Por eso.

Y así.

Los porcentajes de Barranco y Jorge estaban 56,8 a 43,2%. Luego subió a casi un 60% – 40%.

Vídeo: Último desayuno en Honduras. Mientras Ana María preparaba el café Hugo hacía sus estiramientos matinales. Él es siempre tan de aportar mucho al grupo.

Al parecer, hace semanas Barranco soñó que estaban “viajando Rocío, Jorge y yo en el avión de vuelta dandole al play a la misma película a la vez”. Barranco es el nuevo Maestro Joao. Pero tampoco es que sueñe con cosas trepidantes, el jodío, poniendo una peli. Si George Lucas tuviera la misma imaginación que Barranco la Guerra de las Galaxias habría contado la historia de un señor con garrota sentado en un banco espantando palomas.

Es que llevas todo el concurso oliendo a mierda literal“, le dijo Rocío a Ana María en un momento dado. Si es al revés, Rocío monta un drama que flipas. Así es Rocío, puede decirle a los demás que huelen a mierda, pero a ella no la bajes de Chanel nº5.

En plató, Jordi conectó con Lara. “Lara, ¿podrías contestarme a esta pregunta indiscreta? ¿Cuál es tu rincón favorito de los Cayos Cochinos?”, dijo Jordi. ¿Qué mierda de pregunta indiscreta es esa? Esa pregunta se la haces a una monja de clausura y le parece una pregunta mojigata.

Pero Lara contestó: “Es un columpio que está entre el helipuerto y la palapa y se ve Cayo Paloma en un encuadre maravilloso. Es un columpio mágico”, dijo Lara. Más mágico que Harry Potter con Párkinson en la mano de la varita, no te digo.

El caso es que llevaron a los concursantes a distintas localizaciones que se supone que habían sido importantes para ellos.

A Jorge se lo llevaron a Playa Uva. “Esto ha sido mi casa“, dijo, como si hubiera estado empadronado allí. Yo creo que tenía hasta fotos de los niños en marcos dorados por ahí encima.

El muchacho se emocionó. Lo que pasa es que Jorge es de emocione rápido. Es más sentimental que una telenovela colombiana.

“Mi premio es éste”, dijo abriendo los brazos, porque piensa que le van a regalar la playa. En cuestión de hacerse con tierras estaba Cristóbal Colón y después Jorge. El maromo piensa que si te quedas a dormir en un sitio ya es tuyo. A tomar por culo. Jorge intentó quedarse a dormir una noche en Versalles porque le gustaba para casa de campo.

Y en plató habló la mujer de Jorge, que dice que tiene mucho apoyo. Y volvió a insistir con lo de los niños locos por gastar su dinero.

“Que un niño le diga a su madre ‘tengo 400 euros en la hucha, 300 los quiero para salvar a Jorge y 100 para las fiestas“, contó que había ocurrido en su pueblo la esposa de Jorge.

Joder con los niños del pueblo de Jorge. ¿CUARTROCIENTOS PAVOS EN LA HUCHA? Son Amancitos Ortega. Están las bandas de albanokosovares dejando de hacer butrones en joyerías para robar huchas en ese pueblo. Hay nóminas de directivos más pequeñas que una propina en esa localidad. Joder, que las pagas semanales llevan retención de IRPF.

Y a todo esto, ¿para qué quiere un niños 100 euros para las fiestas? Ese niño va a a comprar tickes y viajes que se va a subir a la noria el día que llegue el feriante y no se baja de ahí hasta que el esté la canastilla de la noria cargada en el camión.

En cualquier caso está claro que según la esposa, Jorge es el nuevo Peppa Pig. A un niño le das a elegir entre conocer a la Patrulla Canina o a Jorge y le da patadas a los cachorros repelentes esos. Están en los estudios de tatuajes saturados de niños que se quieren hacer en el pecho la cara de Jorge a lo Camarón.

Lo raro es que los niños no quieran tanto a Hugo… Aunque claro, eso es como si los niños le cogieran cariño al Hombre del Saco. Hugo se viste de Papá Noel en Navidad y los niños lloran.

En su visita Ana María destacó que “en esta playa aprendí a nadar”. Se cree que es Michael Phelps. Ana María ahora se ve compitiendo en las olimpiadas. ¿Crol, espalda, braza, mariposa? No, Ana María competiría en ‘flote pesquero’. Récord Mundial.

“Uuuuh, mira, qué pasa, soso, que soy yoooooooooo“, le dijo Ana María a una iguana, que sorprendentemente no la reconoció ni le devolvió el saludo. Ya no queda educación. Putas iguanas.

Se encontró un coco y dijo “uy, que contentos se van a poner cuando les lleve el coco“. Los cojones, contentos se habrían puesto si les hubieras dado hamburguesa.

A Rocío se la llevaron a visitar un árbol que está en medio de una roca en medio del mar. “Tantas horas en el árbol me di cuenta de que a pesar del dolor aprendí a a dejar todo atrás“, joder, qué intensita.

“Esta pequeña isla me ha hecho reflexionar y espero que cambien muchas cosas en mi familia”, dijo Rocío de su visita. ¿Siempre tiene que montar un drama y meter a su familia en todos los vídeos?

– Rocío, ¿tienes hora?

– En mi familia también miran la hora, porque lo hemos pasado mal en la familia y mi familia aaaaaaaaay mi familia.

– Vale, ya la miro en el microondas.

Jordi volvió a la carga, esta vez con Gloria Camila, en plató. “¿Puedo hacerte una pregunta muy íntima? ¿Cual fue tu lugar preferido en los cayos?” Joder, qué obsesión tiene este hombre con los lugares especiales. Y si eso son preguntas íntimas el día que quiera saber cuánto te mide la polla no sé cómo te va a introducir la pregunta.

Visita de lugar favorito de Hugo. Era una roca al lado del agua. “Vine con muchos miedos porque pensé que no iba a ser capaz de soportar, pero me fui llenando de cosas bonitas“, dijo él. Joder, pues que diga cuales son las cosas bonitas, porque se ha ido llenando más bien de mala leche. Amargura, aislamiento, rencor, recelo, egoísmo… para Hugo son cosas bonitas. Él las ponía en una pared del Prado.

Hugo se puso a besar el trozo de arrecife. Estaba muy enamorado de ese sitio. Por poco se la saca y se restriega contra el trozo de roca. Si en lugar de rascar llega a ser suave, lo fecunda. Hugo le coge cariño a un melón y lo trincha. Y así con todo. En casa de Hugo las mascotas procuran ser antipáticas por si acaso.

Vídeo de la chasca tocha. Les hicieron una hogera que parecía que estaban quemando a un rey vikingo. Les dijeron que aprovecharan “la magia de la hoguera”. Era tan mágica que tenían que escribir en papeles y quemarlos. A ver, que a eso le llamaras magia en el siglo V bueno, vale, pero ahora me parece un poco pretencioso.

Animated GIF

Todos hablaban de encontrarse con su familia y luego quemaban los papeles. O sea, que quemaban su mayor deseo. Cojonudo. Eso es como ahorrar dinero encendiendo la estufa con billetes de 50 euros.

En plató, Lomana contó que cuando ella estuvo en la isla no le dejaban acercarse a la caseta de los técnicos, o sea, pasar al lado de la organización.

“Yo tenía la sensación de esas personas leprosas que no se podían acercar a los demás“, dijo Lomana y Jordi replicó “un beso a esas personas leprosas que nos están viendo”.

Sí, es lo que más recomiendan los médicos que se haga con una persona leprosa. Besarle. A ser posible con lengua y restregándose desnudo. Así es Jordi, su tipo son las personas con pérdida de masa corporal. A Jordi le jodía que Jesús curara la lepra porque le dejaba sin posibles ligues. Jordi en Tinder sólo hace Match si tienes pinta de estar cayéndote a trozos.

“Cuando sales de ahí sientes que puedes hacer cualquier cosa, que te puedes apuntar a la Legión”, dijo Lomana, que piensa que a la Legión “te apuntas”. Están los gimnasios y la Legión. Lomana no entiende por qué la gente hace oposiciones si te puedes apuntar a las cosas.

Jordi se puso a dar las gracias a un montón de no sabemos quién, bueno, sí, jerifaltes de Telecinco. La de anoche fue la gala en que más gracioso estuvo. ¿De hacer risas? No, de dar gracias.

Y conexión con Elena.

“Puedo decir que no me ha nacido la sensación de rabia”, dijo Elena, que no pare cosas raras. La que sí que ha nacido es ella. “Me siento como si hubiera renacido, como una persona nueva, renovada”. Elena se ha hecho reformas.

“Creo que en el espejo me voy a ver horrorosa“, predijo, porque ella es positiva y optimista como una langosta en la pecera de una marisquería.

Se vio en el espejo. Miraba como si en el espejo hubiera aparecido Alien. Joder, cómo no te vas a ver fea si Elena ponía unas caras que aparece en el espejo Candyman y te da menos susto.

Y se puso a quitarse la ropa en directo para verse mejor. Menos mal que esto es Supervivientes, porque si llega a ser Ginecólogos Elena se hace una exploración ahí mismo.

“Parezco una niña de cuerpo, de cara no”, apreció la muchacha. Elena es como el Benjamin Button desparejado.

“Todos somos supervivientes de la vida”, dijo Elena, que no es para nada de redundancias. Porque todos seremos muertientes de la muerte cuando muramos.

Y por si la cosa estaba siendo alegre, pues volvimos a lo de los correazos de Elena.

Y hala, Jordi a hacer juicios y dictar sentencias: “Una persona no puede tener carnet de padre o madre si apalea a sus hijos, eso no se hace”, le dijo a Elena.

“Antiguamente la educación existía eso, está mal, no lo justifico, pero para muchos la forma de educar era la forma bruta”, dijo Elena.

Jordi se puso en plan psicólogo “la primera de la lista eres tú y la autoestima que has ganado tienes que llevártela y si los que están cerca de ti no lo entienden, que lo procesen… me meto donde no me llaman, pero ¿a que es verdad?”, dijo él. O sea, que sí: se mete.

Jordi va al psicólogo y acaba cobrándole Jordi al psicólogo. Y sin cita previa ni nada.

Y por si Elena no estaba ya destruida, le pusieron el vídeo de su familia hablando del episodio de los correazos y del padrastro malvado y un montón de gente hablando y elucubrando y puf… qué cosa más aburrida y reiterativa. Es que salía hasta un reportero haciendo una entrevista por el telefonillo de un portal.

Y la pusieron en contacto con su hija Adara. “Vaya cojones que le has echado, qué fuerte, estoy flipada, buah“, dijo Adara. Me faltó un “me cago” y un “qué fuerte”.

Y luego Adara dijo que había tenido “un vacío muy grande en el pecho” entre lloros enormes. Yo creo que eso no es amor, es una angina de pecho, pero bueno.

“Y tú si que tienes cojones, tú sí que los tienes“, le dijo Elena a Adara. Joder, qué mujeres hay en esa familia, se ponen en biquini y parece que se han escodido kiwis entre las piernas. Los sustos que se lleva la gente que les depila las ingles no son normales.

También habló el hijo de Elena, hermano de Adara. Parecía un chaval normal, qué cosa más rara.

Jordi le dijo que los hijos de Adara habían hecho las paces. Al parecer estaban peleados. “El mayor premio que me llevo de aquí es poder salir a comer con mis hijos e incluso discutir los tres”, dijo Elena. JA JA JA Para Elena una cena familiar sin navajazos es una decepción. Elena si en una comida hay bien ambiente sigue pidiendo comida hasta que alguien se enfade. Una vez estuvieron en un restaurante chino nueve horas y al final fue un camarero el que montó una bronca sólo para que se fueran.

Y le pusieron un vídeo con un resumen de lo sucedido con el coronavirus.

“Lo estamos pasando mal en todo el mundo. Se ha vivido una situación muy dura, sin precedentes, una pandemia global, que nadie había vivido. Queremos que conozcas esta realidad, mira“, le dijo Jordi, que menudo es dando buenas noticias.

Y le pusieron un vídeo en el que se hablaba de muertes y muertes y muertes. Si le ponen un vídeo de The Walking Dead la dejan más tranquila. Eso no era un vídeo alarmista, era como meterte la sirena de un camión de bomberos por la oreja y ponerla a todo meter.

Que sí, que ha sido jodido, pero ¿qué necesidad había?

Vídeo: Jorge le ha hecho pulseras de bambú a sus hijos, “con su SV y todo”, dijo él. Si a Jorge le va mal en la Guardia Civil siempre puede ganarse la vida con un puesto en el rastrillo vendiendo bisutería.

Vídeo: Rocío diciendo que Elena es una estratega que se acerca a Jorge por estrategia. Cuando Elena le dijo que la estratega era ella se ofendió y dijo que Elena le estaba faltando al respeto. JA JA JA

Ya de vuelta al directo Elena dijo que Rocío “con sus mañas me hizo sentir dentro de su grupo. La única estratega ha sido ella, que ha sido capaz de que no se la nomine”, dijo Elena. Me encantas las “mañas” de Rocío.

– Hola, vengo a entrar en los X-Men.

– ¿Cuán es su superpoder?

– Hago que la gente se sienta parte de mi grupo.

– Padentro.

Y así.

“Me dijo que me quería mucho, que era como una madre para ella y luego me nomina”, dijo Elena. Rocío cuando era pequeña en lugar de regalar diplomas del tipo “Eres el mejor papá del mundo”, regalaba diplomas donde ponía “Estás nominado”.

“No me vale de nada que Rocío me defendiera y luego se fuera con mi verdugo, que era Avilés, a reírse y a pasarlo bien”, se quejó Elena.

Es que Avilés era más amigo de Rocío que tú de Rocío“, justificó Gloria Camila, que puede medir la amistad. Gloria se ve en la tesitura de elegir entre dos colegas y saca cuatro decimales en la escala de amigología por si hay empate.

“La puta obsesión de pescar rodos los días”, dijo Rocío en un vídeo, recriminándole a Elena que se fuera a pescar en lugar de pasar tiempo con Jorge. Para Rocío conseguir comida es estar obsesionado. A Rocío le parece obsceno que la gente vaya al Carrefour todas las semanas.

Y Jordi preguntó con retintín a Elena: “¿Qué sientes por Jorge?”. Tócate los cojones. Dice que si te puede hacer una pregunta íntima para preguntarte por tu puto sitio preferido y luego te dispara a la cara poco menos que si te quieres pasar por la piedra al marido de otra.

– ¿Te puedo hacer una pregunta íntima?

– Eh, vale.

– ¿Por dónde se va a la calle Mayor?

– Ah, pues coges por ahí y…

– ¿Y las mamadillas tragando o escupiendo?

Y así.

“Mucho cariño, le he sentido muy cerca de mi. A Jorge le voy a ver fuera. Cuando tienes una amistad sana con esa persona te empuja y te dice vete a pescar”, alegó Elena. Es la base de toda buena amistad: que te empujen a pescar. Sabréis si un amigo es bueno si os incita a sacar peces del agua.

Alicia, la mujer de Jorge, saludó a Elena. “Campeona, enhorabuena, gracias por tu amistad con Jorge. Es una bonita amistad, que nadie la cuestione”. Qué elegante es esta mujer.

Y Violeta, en plató, tomó la palabra. “Quería aprovechar la coyuntura… Hace un año que toda España me oyó gemir como un gato en celo y quiero felicitarte cariño porque eres lo mejor que me ha pasado”; dijo Violeta, que era su aniversario con Fabio. Qué bonito mensaje de amor. Si Violeta fuera Gustavo Adolfo Bécquer en lugar de escribir

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul

habría escrito

¿Qué es poesía?, dices mientras me la clavas
a secas. 

Vídeo: Rocío tratando de hacer ver que Ana María que tiene ansiedad por la comida. “Me preocupa realmente porque se acaba de comer dos peces y aún tiene ansia de comerse el arroz”, dijo la muchacha.

Y vimos vídeos de Ana María rebañando cosas: la sarten, el plato, a Barranco… Ana María no desperdicia nada. Si tienes una sartén requemada se la das a Ana María y te la devuelve que le ha quitado hasta el teflón.

Vídeo: Ana María quiere que Rocío se ponga a parir como una coneja en tratamiento de fertilidad.

“¿Ya has pensado si vas a amamantar a tu hijo?”, le preguntó Ana María a Rocío. Joder. Va, adelanta cosas. ¿Has pensado si parto natural o cesárea? ¿Querrás epidural o parto con dolor? ¿Las enfermeras las quieres altas o bajitas? ¿De qué color pintaras la habitación del bebé? ¿Le vas a apuntar a Judo?

Ana María es muy de planear. Ana María te escribe una temporada de La casa de papel que deja al Profesor a la altura del betún. Llega a ir Ana María y roba el Banco de España que las serie solo da para un capítulo.

“Pero de aquí a un año, no?”, le dijo Ana María que tenía que parir. Qué presión para el novio de Rocío, que no se toca desde hace dos meses y está comiendo muchos quesitos para tener reservas con qué preñar.

“Un año o dos”, le dijo Rocío. “Ya estamos alargando las cosas”, se quejó Ana María. Si es por ella fecunda a Rocío mientras duerme.

PAREEEEEE, PAREEEEEE YAAAAAA, REPRODÚCETEEEEEEEEEE, QUIERO QUE TE PREÑES Y ECHES NIÑOS PERO YAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Y así.

En un momento dado Omar y Nyno cantaron en riguroso playback. Yo no sé para qué les dan un micrófono. Si les dan un pollo de goma agarrado por el cuello les hace la misma función.

En el plató había bailes de todo tipo. Ferre bailaba como si estuviera teniendo sexo con un una diana móvil. Lomana bailaba alargando los bracitos y haciendo gestos con las manos que parecía que estaba eligiendo fruta en el supermercado. Los piecitos los movía poco a poco, que pasa por encima de un campo de minas y no le estalla nada. Pavón al contrario, le habían clavado los pies al suelo y bailaba como si no hubiera sitio en la discoteca.

Cuando acabaron se abrazaron. Nyno y Omar están ya en Fase 10. Nyno se puso a hacer publicidad con el disco de oro y al final Jordi tuvo que desalojarles porque un poco más y aprovechan para vender un Opel viejo de su tío.

Y eso que hoy en día lo de presumir de un disco de oro no es nada, porque tú compones una canción, se la cantas a tu abuela y te dan dos discos de oro. Hay Bollicaos en los que te salen discos de platino, incluso.

Y se acabó lo que se daba, amigos.

Así se saltará Telecinco las restricciones en los vuelos para traer a los Supervivientes desde Honduras

Se van a meter ahí. Bueno, en uno más grande, que en ese no caben.

Actualmente es difícil volar, pues hay restricciones en los vuelos en todo el mundo, restricciones en aeropuertos, cuarentenas, pocas plazas… Así que si tienes más de un centenar de personas en Honduras haciendo Supervivientes y los quieres traer rápido… ¿Cómo lo haces?

Pues a todo trapo. Donde hay poderío lo hay y en Telecinco no reparan en gastos cuando hay que hacer las cosas prácticas. Y todo a lo tocho. La Gran Muralla China la construyeron para un programa de Mediaset. ¿Las pirámides? Los trípodes de un día que querían poner tres cámaras en sitios altos.

Y todo esto nos lleva al avión. ¿Que no hay vuelos regulares o nos van mal para traer a los concursantes o al equipo? Pues nos ponemos nuestro propio avión. Y eso han hecho: van a fletar un vuelo privado para traerse a España a los concursantes y a los miembros del equipo y nada menos que un Boeing 787 Dreamliner, que es uno de los más grandes y modernos del mundo.

Pero ya volveremos sobre eso luego.

¿Sabéis lo que también vuela? ¡Mis esperanzas de ser la nueva Dulceida! Así que seguidme en redes y coloquemos un feo en lo más alto del mundo influencer. #NoSinMiFeo

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con la gala:

En el apartado de atuendos…

JJV salió al plató con un traje que llevaba el dibujo de una pin up en una solapa. Ya para los Reyes Magos del año que viene se pide la otra.

Adara llevaba un vestido con tan poco tirante y tela que se le veían más los cables que a C3PO. Sólo le faltaba una regleta colgada del cuello para completar el conjunto. A las chicas que salen en la tele a veces las marcas de ropa les prestan los vestidos. A Adara anoche se lo prestó Red Eléctrica.

Pavón iba maravilloso. A Pavón le gusta que le miren dos veces. Y que ninguna de las dos sea bien. Le gusta llamar tanto la atención que parece la prueba de los colores que le hacen a los daltónicos. La pesadilla más recurrente de Pavón es verse decolorado con el payaso triste de Micolor.

Lara iba muy guapa, lo que pasa es que le habían puesto más correas que a un fardo. No sé si llevaba un conjunto o un andamio. Le faltaban obreros comiéndose un bocata y echando piropos.

Lara Álvarez, antes de depilarse las cejas.

Hiceron una ronda rápida entre los nominados. Le dieron la palabra a Alicia, la mujer de Jorge, que dijo que gracias a la gente que se gastaba el dinero en salvarle. “Hay niños que le dan la paga a sus papás para votar a Jorge“, dijo la muchacha. Esos niños necesitan un psicólogo y que les quiten la paga. Aunque bueno, tienen un pase porque es Jorge, porque a mí un hijo mío me dice que me da la paga para Salvar a Hugo y lo abandono en medio del bosque lo más cerca posible de la casa de una bruja.

Está todo el mundo echando un euro por mí“, dijo Hugo en un vídeo. Este hombre parece el cepillo de una iglesia, todo el mundo echándole la calderilla.

Todos somos ganadores“, dijo Elena. Sí, lo que pasa es que la pasta se la dan sólo al último ganador. Qué cosas. En la antigua Roma todos los gladiadores eran ganadores, hasta los que morían mutilados y con terribles heridas.

– ¡Todos somos ganadores!

– ¿Qué todos?

– Todos mis miembros cercenados.

Y así.

Yiya es un poco reventada así como tirando a explosivo plástico. “Si hubiera sabido que iban a comer tanto como están comiendo me habría gustado quedarme“, dijo en el plató.

“Estás siendo injusta”, le recriminó Jorge. Y ella dijo toda contenta “suelo ser injusta”, como si fuera una virtud. No me quiero imaginar a Yiya en una entrevista de trabajo presumiento de defectos. Creo que su Linkedin parece una lista de cargos penales.

Sueles ser torpe, que no es lo mismo“, le espetó JJV, que es muy suave con los comentarios.

“La edición española es la más larga de todas las que se hacen en el mundo, en el resto de ediciones se llega sólo al mes y medio y aquí llevamos tres meses”, dijo JJV. Pues es bien cierto. Y no sólo eso: sólo la española y la italiana son en directo. Hacer este programa es algo descomunal y en todo el mundo, en todas las televisiones, no hacen uno tan complicado. La tele de EE UU es La 2 en los años 80 al lado de Supervivientes.

– Gus, tas pasao.

– Si ya saben como me pongo, ¿para qué me invitan?

Ya en la isla Lara estaba blandita y emocionada. “Dejadme que os achuche”, dijo Lara a los concursantes y les dio un abrazo. Hay abuelas que abrazan menos que Lara Álvarez. Yo una vez estaba solo en medio del bosque, se me metió un poco de arena en el ojo y cuando me quise dar cuenta tenía a Lara abrazándome y dándome consuelo. Lara Álvarez es como el ratoncito Pérez de los lloros.

Prueba de recompensa.

Había que ponerse un nido en la cabeza, ir recogiendo huevos y luego hacerlos pasar por un circuito móvil con forma de serpiente. No dijeron el nombre de la prueba, pero teniendo en cuenta que había que ponerse huevos en la cabeza podría haberse llamado Iban con pereza y les pusieron los huevos en la cabeza.

De premio había ducha para los finalistas. “Para que os quitéis el salitre y el humo de días y días de acumulación“, eso se lo dijo Lara justo después del abrazo. Normal. Esa gente tiene que oler como el sobaco de un gorrino en agosto. El repelente para osos se hace exprimiendo a un concursante de Supervivientes.

Y el gran premio para los ganadores era una cena con hamburguesa. Pero eso no era una hamburguruesa, eso era un edificio de tres plantas. Esa hamburguesa paga IBI.

Rocío, Ana María y Elena compitieron las primeras. Lo del circuito era una broma. Lo malo llegó con la serpiente de los cojones, que no había dios que consiguiera que la bola no se cayera. Después de mil intentos, Ana María consiguió meter la bola. Las otras dos, si intentan fallar adrede, no lo hacen peor. Al final ganó Elena por descarte.

Y turno de los maromos. El circuito lo hicieron sin mayor pega, porque era un trayecto de dificultad menos dos.

Esto no va, Lara”, dijo Hugo, que se había puesto justo en el puesto de Ana María, que había ganado. Vaya por Dios, a él se le había roto el chisme.

Hugo, ahí acaba de ganar Ana María“, le recordó Lara, que tuvo que ir a explicarle como éra y a demostrarle que funcionaba. Y él seguía empeñado. “Que sí, Hugo, que es igual que tus compañeros”, le insistió Lara ya hasta el potorro de sus quejas.

Pero claro, es que lo estaba haciendo mal. Lara le enseñó cómo debía tirar de las cuerdas y el volvió a hacerlo de manera amorfa. Es como si te subes a un cohete espacial y empiezas a darle manotazos a todos los botones diciendo ¡ESTO NO FUNCIONA, ESTÁ MAL!

“Esto no baja, Lara, no baja, Lara, no baja, Lara, Lara, no baja, NO BAJA“, y así toda la puta prueba. Se toma Hugo diez viagras y dice menos veces “no baja”.

“Hugo, que sigue pensando que le hemos puesto la serpiente mala…”, acabó diciendo Lara con una entonación sospechosamente parecida a la de “me tienes hasta el coño, Hujo, joder”.

En los mundos de Hugo, si la prueba le va bien, todo guay. Si le van mal, ¡¡TRAMPAAAAA!! Al final Hugo lo consiguió. Qué cosas y eso que tenía la serpiente trucada porque todo el mundo odia a Hugo y están en su contra. Barranco fue el segundo. Ambos ganaron una ducha.

Y cuando llegó el momento baño Ana María se volvió loca y se lió a echarse todos los putos productos que había sobre la mesa. Chorrazos y chorrazos de champú. Eso lo ve una actriz de bukakes y le parece guarro. Lo que me extrañó fue que no montara un reacción química y gases corrosivos que matara a diez kilómetros a la redonda.

Luego Ana María y Elena se pusieron a tocarse la una a la otra. Ana María lavó el culo de Elena y elena le restregó el papo. Eso era como un túnel de lavado de los órganos genitales. Ana María se frotó y se limpió tanto las tetas por dentro del biquini que ahora brillan en la oscuridad. Son como dos Gusiluz con pezones en medio de la cara.

Y cuando le tocó a los maromos Hugo se bajó el bañador y se le empezó a ver todo. La cara de Rocío era una mezcla entre haber perdido el apetito y la vergüenza ajena.

Hugo se limpió el culo. Por dentro. Por dentro del culo. A fondo. Hugo se metió la mano tan al fondo del culo que ahora el colon le huele a Herbal Essence.

Un poco más y pierde el codo dentro del ano.

Hugo, por favor, que estás saliendo en la tele“, le tuvo que decir Lara, porque el muchacho estaba ya enseñando el pepinillo moreno que sólo le faltó sacudírselo dándole golpes con él a la cámara.

“¿A qué huelen los supervivientes?“, preguntó JJV a Lara. “Huelen a guerra, a lumbre, a la hoguera, a salitre, pero sobre todo huelen a supervivientes, como le decimos aquí, oler a superviviente”, explicó ella. Oler a superviviente es el nuevo oler a momia con problemas de humedades.

¿Habéis oído la expresión ‘huían como las ratas’? Pues de lo que huyen las ratas es del olor a superviviente.

Ana María quiso explicar en inglés cuántos peces ha pescado.Tu guan forfis, dijo. Te vas con Ana María a Londres y le dejas que pida ella la cena y te traen hígado de hiena con salsa de aceite de motor. Y menos mal que pescan peces, si llegan a pescar ornitorrincos se disloca la mandíbula intentando pronunciarlo.

Ana María encontró ropa interior vieja enganchadas en un coral. Eran las bragas del Fantasma de las bragas rotas. Esas bragas estaban tan roídas que se las das a una polilla y se queda con hambre.

Ivana volvió a la isla como fantasma del pasado.

Llegó con dos pollos. Lo típico de los fantasmas, que se aparecen con comida, por si el miedo te da hambre. Íker Jiménez está en Cuarto Milenio por la comida. En realidad la chica de la curva lo que te hace es indicarte el camino al Burguer King más cercano.

Ivana, que es una chica con buen humor, se puso a vacilar a Hugo, que tiene  el mismo sentido del humor que un portero de discoteca.

Los pollos son míos, a lo mejor para darte tienes que contestarme algunas cosas“, dijo vacilando, riéndose. Y Hugo se lo tomó muy bien. Como se habría tomado un vaso de hierro candente, así de guay.

No me toqués los huevos“, saltó Hugo, que habla de sus huevos cada poco. Seguramente lleva una foto de sus cojones en la cartera y se la enseña a las visitas.

A tí con poco se te tocan los huevos“, alegó Ivana, porque a Hugo le dices “hola” y ya da un respingo con el culo hacia atrás como si le hubieras pellizcado el escroto.

Así que Hugo, en una reacción adulta y madura como de un niño de tres años con una rabieta, se fue enfadado. “¿Qué ganas con esta actitud de niño de cinco años?”, le reprochó Ivana. Pues gana ir de víctima, que le encanta. A Hugo le cogen para hacer una película de guerra y se pide ser de los que mueren.

Chantajes, no“, dijo Hugo y se fue a tumbarse, que es su postura preferida. El día que tenga una hija la va a llamar Bocarriba.

“Ahora quieres el dinero de fuera”, acusó Hugo a Ivana, mientras huía de ella por media playa. Es todo un valiente el tío.

“Te ganaba en todo y claro, no te servía”, le dijo Ivana. Y añadió: “Me dejó porque estando conmigo no podía hacer el papel de solitario“. Creo que ahí dio en el clavo. OLÉ LOS OVARIOS DE IVANA.

Episode 1 Applause GIF by Friends

Ya en directo Hugo dijo que Ivana había ido a “denigrarle”. JA JA JA Ojo al denigre. En la mente de Hugo Ivana le escupía y le daba patadas bajo la lluvia. A Hugo le cuentas un chiste y piensa que le estás vejando.

“Su lado feo es muy feo“, alegó Hugo sobre Ivana. ¿Cuál será el lado feo de Ivana? Lo mismo tiene un lunar que se parece al Fary chupando un limón y sólo lo ha visto Hugo.

De nuevo en el directo todos comentaban la jugada, incluida Rocío. “Cuando se le mete algo en sus bolas no hay quien le saque de ahí”, opinó. Están las cajas de seguridad de los bancos, está Gringotts y luego las bolas de Hugo, que puedes guardar ahí oro y secretos de estado. Los de La Casa de Papel no se atreven a robar en las bolas de Hugo.

“Hay personas como ella [Rocío] , que sacan lo mejor de mí y personas como Ivana que sacan lo peor de mí“, dijo Hugo, que va de sobrado pero es un pelota de manual. Vaya por Dios, que se lleva bien con Rocío.

A veces tienes una pedrada…“, le dijo JJV y él se quedó callado, porque sabe con quién polemizar o no. A quién replicar y a quién no.

Vídeo: Más bronca de Hugo con Ivana.

“No es un día bueno para mí”, le decía a la rubia Hugo. JA JA JA Y qué día no es fiesta. “No me estoy haciendo la víctima ni nada”, aseguraba Hugo. Excusatio non petita, accusatio manifesta. Anda que no se hace la víctima. Una noche iba Jack el destripador por Londres y en un callejón se encontró a Hugo que se había asesinado a sí mismo.

“El concurso a mí no me interesa ganarlo”, aseguró Hugo. JA JA JA JA JA AY QUE ME AHOGO. Hugo está en Supervivientes porque desde que era niño su ilusión era dormir en una letrina.

“Cuando algo no lo entiendo me quedo en bucle“, dijo Ivana, que en tercero de EGB no se enteró de cómo se hacían las divisiones con decimales y desde entonces no puede dormir.

Rocío estaba atada a Ivana durante la visita de ésta última y tuvo que tragarse toda las broncas y las conversaciones de Ivana y Hugo. Joder, a mí me dan a elegir entre eso y dos años de prisión en la peor cárcel de Colombia y elijo la cárcel tan feliz que entro con una sonrisa y dando abrazos a los presos.

Hugo, para demostrar que no tenía rencor, le hizo a Ivana una torta de harina. Hugo te atropella con un camión, da marcha atrás, te pasa de nuevo por encima. Se baja, ve que no te ha pisado bien, arranca, te pasa los seis ejes por encima de nuevo. Y luego te hace una tortita y tan amigos.

“Está increíble, de verdad, está muy buena”, dijo Ivana del engrudo que le había hecho su ex. Este chica nunca para de humillarse.

“¿TENEMOS QUE ESTAR AQUÍ COMO LOS BOY SCOUTS DE BUENA HONDA?“, se quejó en directo Hugo. A este muchacho la paz, la cordialidad y el buen rollo le molestan. Hay gente que moquea y le pica cuando hay mucho polen y a Hugo le pasa cuando hay demasiada buena onda. Si pudiera él se vacunaba contra la alegría.

Directo: “Aquí hay un miedo muy grande a los Adaristas, que dicen que son muy fanáticos”, dijo Elena, porque le pusieron un vídeo en el que la ponían a parir hasta los cangrejos de la isla. Madre mía los Adaristas fanáticos. Hay gente del ISIS que es más moderada que un adarista.

Yo no tengo miedo a nada ni a nadie“, dijo en otro momento Rocío. No tiene miedo A NADA. Rocío ha llevado en el coche a Drácula, al hombre lobo y a un pirómano con ocho kilos de dinamita y lo único que le preocupaba era poner buena música en la radio.

GIF GIF

Como se enzarzó con Elena a discutir, Rocío se justificó. “Jamás en la vida he soltado un comentario que a ella le pueda ofender sobre un tema que le pueda ofender”, dijo. Ella sabe qué te ofende y qué no mejor que tú.

– Rocío, ese señor me ha llamado escoria seca malfollá, ¿me ofendo?

– No.

– A tí te ha llamado tonta.

– Mátalo.

Y así.

No entiendo el daño en decir que Elena se ha acercado a Jorge por estrategia“, dijo Rocío. JAJAJAJA Rocío te dice que tu abuela es una drogata y que le vende droga a los niños y no entiende como es posible que te ofenda si sólo es su opinión.

Rocío nos informó de que está como el doctor Frankenstein en una tormenta eléctrica: deseando crear vida.

Quiere tener un hijo prontoQuiero tenerlo con mi pareja, que le amo con locura“, dijo ella. ¿La gente por qué no es capaz de amar con cordura, coño?

– Paco, no llevas el colador en la cabeza ni te crees Napoleón, ¿es que ya no me amas?

Y así.

Y A LA CALLE… ¡¡ELENA!!

TOMAAAAAAAAAAAAAAAA ESE JORGE BUENOOOOOOOOOOOOOOOO

Joder, los niños, qué de paga tienen, que han salvado a Jorge contra Elena. En este país gana más un niño que un Ministro. Amancio Ortega es pobre al lado de los niños españoles. Deben haber caído en picado la venta de cromos y chucherías.

Jorge, eres un tío que se viste por los pies“, le dijo Elena para despedirse, porque al parecer hay gente que no se viste por los pies. ¿La gente mala por dónde cojones se vestirá?

“Me gustaría que ganara Supervivientes una persona que es humilde, que no le gusta hacer show y que España tiene mucha suerte de tener un Guardia Civil como él”, dijo Elena. “¿Te refieres a Jorge?”, le preguntó JJV. No, se refiere a Leticia Sabater, no te jode.

JJV pidió expresamente al director de la gala ser el que le dijera a Elena que Adara ya no está con Gianmarco. JA JA JA JJV disfruta dando malas noticias. JJV quiere ser el que sale del quirófano a decirle a los familiares que el paciente se ha muerto.

Me llevo a una nueva Elena”, dijo Elena, que ha cambiado de modelo de Elena. Ha hecho un upgrade de Elena. Elena 2.0.

“A mí me gustan los hombres mayores”, aseguró Elena en un momento dado. Las chicas cuando quieren alegrarse la vista se van a un gimnasio a ver jovencitos bien formados. Elena se va a una partida de petanca.

“Elena, no siguen juntos…”, le dijo JJV. “Oh, bueno… por algo será”, dijo ella no demasiado afectada. “Si rompieron es porque ahí no había nada, simplemente atracción sexual”, le dijo a JJV. Si llega a tener champán, lo abre Elena allí mismo. Así de apenada estaba de perder de vista a Gianmarco.

Y prueba de líder. Era lo de subirse a una galleta gigante y agarrase a ella como una garrapata a un mastín. Hugo adoptó una postura como de estar en el ginecólogo viendo acercarse el espéculo.

Estaban los dos ya casi horizontales y no se despegaban de la madera. Creo que estaban haciendo ventosa con el culo. Está spiderman, que trepaba con las yemas de los dedos y Hugo, que trepa poniéndose de espaldas al muro. Las nalgas de Hugo tienen más adherencia que la cinta de embalar.

Y ganó Hugo y se puso a chillar. VAMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS, VAMOOOOOOOOOOOOOOOOOOS, CAZZOOOOOOOO

“¡Esa legión que se oiga!”, dijo Hugo y se puso a cantar una canción. Bueno, a cantar, a perpetrarla, porque Hugo canta sin proferir una sola nota musical. A Hugo le pones el autotune y se te cuelga el ordenador. Whatsapp no deja reenviar audios de Hugo cantando. ¿Sabíais que a los presos de Guantánamo les ponían música a todo volumen para obligarles a confesar? Pues si les hubieran puesto a Hugo aunque fuera bajito, habrían confesado.

Y JJV les contó lo del avión. “Vais a regresar a España en un avión de ensueño, un 787 DreamLiner, sólo para vosotros y todo el equipo”.

Y es que volver de Honduras no es fácil ni en tiempos normales. Hay que coger tres vuelos y pasar por tres países. Al menos hasta que AirEuropa puso un vuelo semanal directo a San Pedro Sula, el aeropuerto grande más cercano a los Cayos Cochinos.

Pero no hará falta, porque Telecinco ha fletado su propio avión para no tener que estar esperando vuelos regulares.

Y os diré que el Dreamliner es una pasada. Y que va a haber hostias como panes por pillar los asientos en primera clase. Os lo digo yo, que he volado en el para ir a Honduras y me quise quedar a vivir dentro.

Hicieron un montaje del avión aterrizando en Cayo Paloma.

– Paco, aterriza ahí.

– Pero es que la isla es más pequeña que el avión, comandante.

– Il aviín is mis piquiñi qui li isli.

Y así.

“Oía la voz de mi abuela diciendo ‘aprieta que no queda nada, aprieta, que no queda nada”, dijo Barranco, como si su abuela le animara mientras hace caca.

“A mí el pirata me ha hecho ver muchas cosas de mi que no sabía que tenía… el pirata es mucho pirata”, dijo Rocío al nominar. ¿Sabe esta gente que el pirata es de mentira? O sea, que alguien les diga que es un muñeco, una metáfora de la organización. Que Rocío cuando vuelva le va a buscar en Facebook para pedirle amistad.

Hugo tuvo que deshacer en empate entre Ana María y Jorge. Salvó a Ana María, por ser “una de las más currantas”. Y como líder, tenía que nominar a otro. Barranco, claro. “Porque está muy pasivo y han dicho dos cosas injustas“, alegó. Porque no le tragas y dijo que te pasas el día tumbado, jodío.

Y APAGADO DE PALAPA

Lara se encargó del cierre de la palapa. No había empezado y ya estaba llorando. “Lluvias, fuertes tormentas, temperaturas muy altas”… “pero nada comparado con estar lejos de vosotros en un momento tan difícil“, pronunció medio llorando.

“Os hemos tenido en el pensamiento cada minuto en estos más de 90 días, hemos sentido vuestra lucha y dolor. Hemos compartido esa superación día a día. Lo que más nos hubiera gustado es estar cerca de nuestra familia pero entendimos que nuestro deber era sacar adelante esta edición con el mayor entusiasmo”, explicó. Yo ya. Hala, lagrimilla.

Lo digo todos los años y lo repito: Supervivientes es el programa más difícil de hacer del mundo. DEL MUNDO. Y ellos lo hacen y lo hacen bien. Olé por los currelas de Supervivientes.

“No vamos a apagar, la vamos a dejar encendida, llena de vida”, siguió Lara. “Compañeros, volvemos a casa, ha llegado el momento de luchar con ellos”, dijo Lara. Venga llorar. Buen viaje y bienvenidos a todos. Cuando aterricéis en Madrid vais a saber lo que que es tener encuentros en la Fase 0,5.

Y se acabó lo que se daba.

Una infancia de correazos: la terrible revelación de Elena en ‘Supervivientes’ que hizo que Lara Álvarez acabara rota de llanto

Elena y Lara, consolándose (FOTO: CUATRO)

A veces, Supervivientes es entretenimiento, circo, fruslería… A veces, es una lección de vida, una catarsis. Anoche varias concursantes nos dijeron algo que todos sabemos ya, aunque lo miremos de reojo: Vivir no es fácil. Me pensé anoche si hablar de esto o no, pues este blog es de reír y no de llorar, pero, ¿acaso es incompatible? Voy a dejar que lo que Elena contó, por la lección que supuso, se cuele entre las bromas.

Nos reímos, lloramos un poco, como lloró Lara y lloró la mitad de los presentes, y nos volvemos a reír. Y a seguir adelante. ¿Hay trato?

¿Sabéis qué me hace reír a mi? Que me sigáis en redes. Bueno, tampoco es que me descojone, pero una sonrisilla sí que me da. Mi ego de influencer que no influye y yo os lo agradecemos:

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con la gala.

Sobera salió al plató como si le quemara el culo, poniendo la boca como para decir ‘u’ y dando saltitos. Debe ser duro llevar en silencio unas hemorroides con las que podrías encender un puro. En cuestión de calores está Sobera saliendo a presentar y el mechero del coche.

En el apartado de atuendos anoche hubo cosas que no sé por qué la policía no se presentó allí a disolver eso con gases lacrimógenos.

Yiya llevaba un sombrero negro de ala ancha que llevaba como un granjero de Wiskonsin. Era un sombrero bajo el que se podía cobijar una familia numerosa con su monovolumen. Cuando Yiya se pone ese sombrero se le va la cobertura del móvil.

Esta mujer siempre tiene que llevar algo en la cabeza. Si la llevaran a la guillotina ella iría con algo que no se le despegara del cráneo. Lo peor no era eso, lo peor eran los zapatos. Llevaba unas alzas con las que podías pisar lava y aún tener los pies fríos. Esas plataformas las utilizan los operarios que limpian los cristales de lo alto del Burj Khalifa.

Toñi Moreno se había maquillado como para Halloween, con una sombra de ojos modelo ama del calabozo. Con ese maquillaje se planta Toñi en medio de un cementerio al atardecer y revienta a la gente a infartos.

Sobre el atuendo de Nyno… lo único que puedo decir es ¿por qué? ¿Qué necesidad había? Nyno cuando compra ropa no pregunta ¿tiene mi talla? Pregunta ¿tiene algo aún más feo?

Obra titulada: ‘La muerte de la moda’. (FOTO TELECINCO)

Lara (ay, mi Lara, qué corazoncito tiene, como demostró una vez más) iba muy guapa, lo que pasa es que como suelen, le habían puesto collares. Muchos collares. Como sigan así a Lara se le van a quedar las cervicales como el sifón de un lavabo.

La madre de Hugo intervino de nuevo por videollamada. Empiezo a pensar que no es de verdad. El caso es que saca a la cabra de peluche cada vez que conecta.

Me preocupa que tenga los cuernos negros“, dijo Sobera, que entiende de eso más que un cabrero. A Sobera en lugar de enviarle nudes y fototetas al whatsapp le envían fotos de cabras para que diga si tienen los cuernos del color adecuado.

“Bueno, a Hugo ya le tocó tener los cuernos negros”, le dijo la señora. Vale, cuernos sí, que todos lo vimos, que el muchacho acabó firmando discos de El Venao. Pero, ¿negros? ¿Son como las velas negras de la Bruja Lola?

Prueba de recompensa. Básicamente debían ir con los ojos vendados, atados por parejas, recorrer un circuito y después montar un puzzle que era un cubo. El premio eran tortitas con caramelo. Eso no eran tortitas, eso eran carpas. Con una tortita de esas tapas la provincia de Soria. ¿Sabéis los días eso que hubo escasez de harina? Fue para hacer esas tortitas.

Primera pareja en la prueba: Hugo y Ana María. Fue empezar la prueba y a los dos segundos Hugo ya le estaba dando instrucciones a Ana María. Hugo piensa que todas las personas son idiotas, menos el. Creo que Hugo piensa que su cerebro es tan grande que se tiene que mover con grúa.

El caso es que llegaron al puzzle rápido, pero luego se pusieron a mover las piezas a lo loco, que parecía que las estaban barajando en lugar de tratar de montarlas. Hugo empezó diciendo “Anita, vamos, Anita, así Anita”. A los dos minutos ya estaba “JODER, ASÍ NO”. A Hugo la paciencia se le va rápido. Si retuviera el pis igual que retiene la paciencia, iría meado todo el día.

Barranco y Elena. Se liaron en el primer poste y armaron un lío con la cuerda que eso no lo deshaces ni con un hacha. Al llegar al puzzle no dijeron ni una palabra. Hugo les miraba sin entender cómo era posible hacer algo sin chillar a tu compañero.

Lara le tuvo que preguntar tanto a Hugo como a Barranco si estaban viendo por debajo de las gafas. Muy hábiles se les veía… se lo dieron por bueno.

Rocío y Jorge. Rocío estuvo a punto de ahorcarse a sí misma con un trozo de la cuerda y luego se puso a hacer una exhibición de nudos marineros. Hay lobos de mar con 40 años de navegación que no saben hacer tantas virguerías con un trozo de cabo. Si quieres secuestrar a Rocío y atarla en una silla basta con que le des la silla y la cuerda y ya lo hace ella sola.

Al final les dejaron quitarse las gafas opacas. No bastó: tuvieron que ir todos los demás a ayudarles. Y se les acabó el tiempo y las posibilidades de ganar. Jorge tiene la negra el pobre.

Y se lo llevaron Ana María y Hugo. Qué ilusión me hizo… cero. Tenían cuatro minutos para comerse las tortitas, pero aún así se pusieron a comer que tragaban como el que echa basura a un cubo. Hugo y Ana María piensan que la masticación está sobrevalorada.

En plató Fani acusó a Barranco de hablar de su novia sólo cuando están las cámaras. “Es que le comió el seto a Ivana por una tarta y tiene que compensar“, dijo Yiya. Nadie cree en el amor más que Fani y Yiya. Ellas escribieron una versión de Shakespeare in Love que se llamaba Shakespeare. A secas.

Llegados a este punto Yiya se quitó el sombrero y la chaqueta… “me despeloto”, dijo. A Sobera casi le da un ictus. No llevaba una sola prenda que conjuntara. El sistema para vestirse de Yiya es coger cosas extravagantes al azar. Si alguna pega, repite el proceso hasta que ya no.

Si sólo quieres reír, salta la parte entre líneas.

— — —

Y llegó el momento duro. También lo fue sobre todo con Ana María y Rocío, pero fue ya demasiado para este blog. Lo tenéis en forma de noticia en 20minutos.es

Puente de las emociones. Ya sabéis: han de recorrer peldaños donde pone: culpa, perdón, arrepentimiento y distanciamiento y hablar de esos sentimientos.

Empezó Elena. “¿Tienes miedo, Elena? No lo tengas, porque sabemos que te vas a abrir de corazón“, dijo Lara. Y lo hizo, sí.

Elena se puso en la ‘culpa’. “Érase una vez una niña que tenía una familia maravillosa, de cinco hermanos, un papá y una mamá. Pero la niña tenía un pequeño defecto: no sabía expresarse, era disléxica y tenía falta de concentración. Su madre no lo entendía y pensaba que se portaba mal y usaba la correa para intentar que la niña hiciera las cosas bien”, contó. Uf.

“Pero no hay culpas, porque amo a mi madre más que mi misma, pero ella no se daba cuenta de que cada correazo que me daba hacía que me hiciera más pequeña, que creciera en mí un monstruo que me decía que no era capaz de hacer nada”, continuó, mientras lloraba.

Lloraba hasta Lara. La muchacha estaba al otro lado del puente tratando que las lágrimas no se le derramaran por la cara.

A Lara le temblaba la voz y no podía ni hablar “es muy duro lo que has contado… no tenía ni idea“, dijo la presentadora, tratando de contener el pujo del llanto. Así que Lara cruzó el puente, emocionada, y le dio un abrazo a Elena. Y a seguir adelante. “Bueno, nena, esa culpa… pisa orgullosa ese tablón“, le dijo Lara. OLÉ LARA ÁLVAREZ.

“Son ya parte de la familia y verlos sufrir no es fácil. Pero estoy bien porque se quedan liberados y están fuertes en este tramo final y disfrutan la aventura sin cargas”, alegó la presentadora.

“La gente tiene que tener ilusión, luchar por sus metas, que aunque pienses que no vas a superar el día, te levantas y el día se ilumina”, dijo Elena. Lo firmo.

Sobre el perdón, Elena se lo pidió a sus hijos. “En lugar de empeñarme en tener la casa limpia o tener la cena preparada me habría gustado echarme al suelo a jugar con ellos, darles más besos, haberme olvidado de los gritos y no ser esa madre que llega del trabajo cansada que no puede más”, rememoró. Y aconsejó a todos los padres que jueguen con sus hijos y se preocupen menos por las cosas que no tienen importancia. GRACIAS ELENA POR ESE CONSEJO.

Y llegó, quizá, algo muy, muy duro: “Escuchar por la tele de que mi hija ha tenido una mierda de infancia por culpa de otra persona… siento vergüenza de mí misma. Por haber llenado un hueco de mi soledad, separada y con dos hijos, acabé estando con cualquiera y los padres no se sustituyen. Y el que venga tendrá que respetar y meterse la mano en los huevos. Cuando salga de aquí si ellos quieren esto se llevará al juzgado”, avanzó, en relación con lo que Adara contó en su curva de la vida en GH VIP.

De Jorge, que contó algo también duro sobre la enfermedad de su padre, me quedo con esto: “Gracias y perdón son las dos palabras más importantes cuando salen del corazón” y “no sabemos cuándo será nuestro último momento, así que hay que vivir sin haber dejado pendiente el perdón”.

Y fin de las cosas duras, pero emocionalmente necesarias… nos damos un abrazo y seguimos adelante. Vamos a reírnos otro rato.

— — —

Vídeo. El pirata Morgan les retó a hacer una balsa. Era una embarcación de IKEA, porque tenían que montarla ellos mismos. Era una Bärka.

Barranco quería construirla a la sombra, o sea, lejos de la orilla. Un poco más y la construye a 200 kilómetros tierra adentro. Para Barranco lo de que los astilleros estén al lado del mar es un capricho. Si por él fuera los trasatlánticos los construía en Albacete y ya luego los arrimas a la orilla.

El caso es que la montaron, así que ganaron una tortilla de patatas, café, aceite, sal, azúcar…

Y después se hicieron tortitas. Bueno, le llamaron así porque quisieron, porque eso era un engrudo. Engruditas. Dejaron tantos grumos que les va a contratar Cola-cao para que salgan poniendo cara de felicidad cuando no se les disuelva.

El reto era construir una lancha”, dijo Sobera, al que una balsa de mierda le parecía poco. Si por él fuera habrían tenido que construir un trasbordador espacial y conseguir orbitar La Tierra durante 30 días para ganar el premio. Y todo con bambú.

Sobera les dijo que el próximo jueves era la última gala en Honduras. “¡LA ÚLTIMA, LA ÚLTIMA!”, gritaba el hombre, como si anunciara el fin del mundo. Lo último que oyeron los dinosaurios fue a Sobera gritando eso.

Y luego aclaró: la última gala en Honduras. Más que nada para que no se hicieran ilusiones de llegar aquí y ponerse a ver a familiares y esas cosillas sin importancia.

Y prueba de líder. Se trataba de levantar un peso sujetándolo con unas asas con las que había que hacer presión. Elena duró tan poco tiempo que lo tuvo que medir la NASA con un reloj nuclear.

A Barranco se le cayó y se quedó mirando las asas como si estuvieran rotas, sin entender nada. Hugo miraba al frente como si fuera un muñeco de cera. Al final él y Ana María fueron los ganadores y se disputarán el liderato el jueves.

¿Soy yo o Ana María tenía la pesa apoyada en el cuerpo? Um… Lara tuvo que aclararlo al volver de la publi. “Hemos revisado las imágenes y Ana María no lo ha apoyado en ningún momento”, dijo.

Yiya: “Esta gente ahora mismo está comiendo más de lo que va a comer en su casa“, se quejó, con más envidia que otra cosa. Mira que Yiya no me disgusta, pero es que se pone a hablar y para decir una cosa que se podría expresar en una frase corta hace un monólogo con circunloquio que te mueres del asco.

vida suicida GIF por David

Y se salvó de la nominación… ¡¡Hugo!! Qué emoción me invade… como si me hubiera dado con la esquina de la mesita de noche en el dedo chico del pie. La misma emoción gratificante.

La madre de Hugo volvió a salir con la cabra. Esa señora duerme con ese peluche. No me extrañaría que lo utilice en ritos raros donde las gallinas no salen vivas.

Vídeo: Elena se disgustó mucho cuando se enteró de que Ana María la había nominado. Se fue ella sola a la otra punta de la isla. A diez metros, vamos, que Cayo Paloma no da mucho más de sí.

“No me puedes decir que no sabías quién te había nominado, no insultes la inteligencia de la gente“, dijo Rocío, que es muy de sentir empatía con la gente que sufre. Ella siempre sabe las nominaciones. Rocío sabe quién opta al Óscar antes que la Academia de Hollywood.

Vídeo. Hugo diciendo que se está perdiendo cosas de su hijo y que ha sido el cumpleaños de sus dos hermanos. Joder, todos los eventos familiares de Hugo están concentrados en estos tres meses. El resto del año en esa casa no se compra ni una puta tarta. En esa familia si alguien nace fuera de febrero, marzo o abril, lo abandonan en el torno de un convento.

“He decidido no coger carnada del grupo, porque era estresante, hay que dar las gracias por todo, esas tonterías a mi me cansan”, dijo Hugo. Joder, qué estrés dar las gracias por lo que hacen por ti. Hay controladores aéreos que mover diez aviones en un minuto, vale, pero gracias no, que hiperventilan.

Así que, para seguir ahondando en esa imagen de YO CONTRA EL MUNDO, Hugo ahora lo hace todo más solo todavía. Si Hugo tuviera que operarse de apendicitis lo haría él mismo para hacer notar lo solo que está. “Ahora no es egoísmo, ahora es Hugoismo“, dijo Ana María.

Lo estrecho pa mi y lo ancho pa ti“, dijo Elena como refrán. Eso mismo se lo dijo Josefina a Napoleón un día que probaron un arnés con pene de 30 centímetros y… En fin, leed historia, que no os voy a contar yo siempre estas cosas rigurosamente ciertas.

Que Hugo quiere ir de víctima, abandonado y justiciero quedó patente en el siguiente vídeo. Hugo hizo partes con la comida de una lata. Las hizo él, así que digo yo que serían iguales. Pues cuando Jorge fue a coger una ¡OH, CASUALIDAD! era la más grande. Y Hugo le montó el pollo.

“Lo repartes tú, dices que está bien y cuando cojo dices que el mío era más grande”, le reprochó Jorge. “Cuando cojas el más pequeño, lloverá, los listillos…“, se quejó Hugo. Lo que pasa es que el hecho de que Hugo se queje no es noticia.

Y cerramos el post con una gran apreciación de Nagore Robles: “A la fase de follar aún no hemos llegado en Madrid“, dijo. Qué cierto y qué falta nos hace. ja ja ja.

¡Y se acabó lo que se daba!

Más allá de la ética y la humanidad: ¿Estaba medicado José Antonio Avilés en ‘Supervivientes’ o era el linchamiento?

José Antonio Avilés, en Supervivientes. (FOTO: TELECINCO)

Todos queríamos que a José Antonio Avilés se le diera un escarmiento. Demasiadas mentiras, demasiada ira, demasiado daño había hecho. Pero lo que se está haciendo con este hombre en Telecinco es un usar y tirar, un exprimir hasta que no quede más que la cáscara amarga y a la basura.

No trago a José Antonio Avilés y aún así, anoche, en Supervivientes, me dio auténtica lástima. Por enésima vez le utilizaron con relleno, como tiro al blanco fácil. Ya le han humillado por sus pecados y tropelías en varias galas, en un especial, en Viva la vida… Y anoche, otra vez. ¿Qué más castigos tiene que pasar Avilés?

Anoche José Antonio Avilés tenía una cara de perrillo apaleado después de los programas que se ha comido. Incluido el mismo domingo. Tenía los ojos entrecerrados, el habla lenta, los andares cansados… En Internet muchos fueron los que se preguntaron si Avilés estaba medicado. Yo no sé si era eso o puro agotamiento anímico.

Pero daba igual. No hay piedad donde hay audiencia. Este tipo de contenidos empañan un concurso como Supervivientes.

Jordi González se dirigió a Avilés, supuestamente en la gala para darle una sorpresa a Ivana, y le dijo: “Explícale a Ivana qué repercusión ha tenido tu participación en Supervivientes“. Cuéntale tu desgracia, que todos veamos cómo lo haces. Qué humillación.

“Mi paso por el reality ha hecho que salga mucha información mía, que se muestre un José Antonio del que no estoy orgulloso”, le resumió José Antonio a su compañera.

“Pero… o sea… es que estoy en shock”, le dijo Ivana, que le miraba sin saber de qué le estaban hablando, asustada.

Ha salido a la luz una vida paralela mía“… “he sido un drogadicto de la mentira“; acabó por decirle José Antonio con un pesar que daba lástima. No, no es un santo, pero cualquiera merece humanidad.

“Ha salido a la luz, con una serie de víctimas por mis mentiras”, le explicaba Avilés. Y claro, esa forma de hablar, el derrotamiento, las expresiones… Ivana estaba flipando en colores.

“He decidido dar un paso atrás y ponerme en manos de profesionales que me ayuden“, reveló José Antonio. “Desde hace unos días estoy en una terapia con la psicóloga de aquí”, le dijo Avilés.

PERO NO ERA SUFICIENTE.

Ahora te toca explicarle a lo que te enfrentas a nivel judicial“, le apostilló Jordi. Por si se le había olvidado.

“Estoy pagando mis deudas y de temas judiciales ya se me va de las manos, está en manos de mis abogados“… trataba de esquivar el tema Avilés, al que le costaba mantener la mirada y los ojos abiertos.

PERO NO ERA SUFICIENTE

“Hay un ejercicio que debes hacer, que es pedir perdón a las personas a las que has injuriado, difamado, mentido…”, se recreaba Jordi con los sinónimos. “La primera persona puede ser Pavón”, agregó.

“Le pido disculpas a Antonio Pavón”, dijo Avilés. “Si he hecho daño a las víctimas es con falta de intencionalidad“, remarcó. Y derrotado, añadió: “Quiero curarme y volver a trabajar, que es lo que me hace feliz”, dijo Avilés.

PERO NO ERA SUFICIENTE

“En la entrevista se ha podido entender que ya que a ti te fastidiaron de pequeño, que te hicieron bullying, pues tu fastidiaste a los demás“. “Miles de personas que han sufrido acoso no han hecho daño a nadie, no mienten, no difaman a nadie…”, le recordó el presentador.

“No he justificado el daño que he hecho con el daño que he recibido”, se defendió Avilés, que acabó por rogar que pararan.

“Creo que ya he dado todas las explicaciones que podía dar hoy, necesito descansar un poco, por favor. Después de haber sacado toda la mierda de mi vida necesito relajarme, necesito seguir en manos de la psicóloga y no me viene bien seguir con esto, por favor, os lo pido, lo imploro”, decía.

PERO NO ERA SUFICIENTE

Jordi González, o la organización a través de él, tenían que justificarse: “La psicóloga sabe lo que estoy haciendo en este momento, sabe lo que estás haciendo y no ha puesto ningún impedimento“, le replicó Jordi.

“Necesito retirarme a hablar con la psicóloga, curarme… y volveréis a ver al José Antonio que no deja muertos por el camino”, insistió Avilés, que quería irse, dejar de sufrir, de recibir palos.

PERO NO ERA SUFICIENTE

“Ahora que ya está todo sobre la mesa y hay personas que sienten que les debes dinero, te animo a que el dinero que estás ganando trabajando y el que seguirás ganando lo puedas destinar a ponerte al día con esas personas”, le animó Jordi.

No fue hasta que Avilés dijo que sí, que está pagando sus deudas, cuando recibió permiso para dejar de recibir reproches. “Descansa, recuperate y ya nos veremos“, le dijo Jordi por fin y el muchacho se fue de allí con paso raro.

“Se están ensañando con José Antonio, se le está lapidando“, dijo Yiya valiente en el plató.

PERO NO ERA SUFICIENTE

“Quiero dejar clara una cosa: que Avilés diga que no va a volver a mentir no quiere decir que no lo vaya a hacer”, recalcó Jordi, porque según el programa: “No es verdad que Avilés esté haciendo una terapia. No: los concursantes, todos, tienen apoyo psicológico, de profesionales que les apoyen y les animan, pero no está haciendo terapia, eso es una realidad paralela”.

José Antonio Avilés ha mentido, dejado pufos, hecho daño. El castigo está siendo despiadado. En su propia cadena. Ya se lo pagarán, quizá, dejándole volver. Otro juguete roto.

Prioridades de las buenas: aumento de pecho y una moto para su novio son los proyectos de Rocío Flores cuando regrese de ‘Supervivientes’

Rocío Flores, en Supervivientes. (FOTO: TELECINCO)

Abrazar a los tuyos, comer porque has pasado hambre, volver a tus estudios, ponerte unas domingas como dos sandías albinas… prioridades que cualquiera puede tener cuando regresa de Supervivientes. En el caso de Rocío Flores, se queda con esto último, que tiene planeado dejar de usar una talla que se mida en copas y empezar a usar una que se mida en directamente en porrones.

Otra cosa en la que quiere invertir el dinero de su premio es en una moto para su novio, porque para qué regalar algo seguro y calentito. Total, los airbag los va a llevar ella. Debe ser por eso… Pero no nos adelantemos que anoche hubo mucha gala.

¿Qué vais a regalarme a mí, me poníais más tetas? Decídmelo: Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con la gala.

La gracieta de salir con el móvil como si tuviera doce años y estuviera enganchado al TikTok acabó por pasarle factura a Jordi González, que sale con el iPhone al plató que hasta lo acuna, lo protege, porque Jordi González es la madre coraje de los móviles caros. Y claro, se lo debió pegar al micro y empezó a hablar que había más eco que en el cañón del Colorado.

Vamos con los atuendos:

Carmen Lomana iba vestida de dorado. Pero de dorado que si se queda quieta en medio de un tesoro Inca, no la encuentras. Eso no era brilli-brilli, era BRILLACO-BRILLACO. A Lomana la lanzas con una catapulta y la gente piensa que ha pasado un OVNI.

Lara iba muy guapa, lo que pasa es que la parte de arriba del biquini tenía más adornos que el puesto de baratijas de un hippie. En la falda le habían puesto una redecilla para pescar salmonetes. Con eso te bañas y sales del agua con medio kilo de anchoas coleteando.

Y pobre, ojalá pudiera bañarse en alguna gala, porque Lara nos dijo que había en Honduras una sensación térmica de 43 grados. La próxima gala Lara la hace metida en una cámara congeladora entre Comtessas y tarrinas de helado de fresa/nata.

Vicky Larraz llevaba una chaqueta blanca llena de flecos despeluchados colgando, que para qué vas a llevar ropa hilada cuando puede parecer que la máquina de coser explotó mientras la prenda era confeccionada. El día que un biólogo naturalista quiera infiltrase en un rebaño de ovejas churras le va pedir prestada a Vicky esa cazadora.

Jordi pidió opinión general sobre el estado de los supervivientes, que estaban en un plan apático aburrido tirando a me quiero morir para qué me seguirá latiendo el corazón ay señor llévame pronto.

Los veo al rojo vivo, al borde del abismo“, dijo Vicky en plató, porque le habían puesto El Señor de los Anillos y se pensó que Gandalf luchando con el Balrog era Jorge con la barba llena de harina.

Están levantiscos”, dijo Lomana, que usa palabras que entendería el CID Campeador. Lomana piensa que El Quijote es demasiado moderno. Esta mujer reposa en su lecho, en la alcoba, después de pagar el diezmo sacado de su faltriquera de Gucci.

Yiya, que se había vestido de verde esperanza (esperanza la que tenía yo de que ese vestido se lo roben y lo quemen), nos contó que “desde el jueves de la otra semana” ha engordado ya siete kilos. Joder, coge menos kilos un estibador de puerto con una grúa.  “Y pretendo seguir”, dijo Yiya, que de aquí al verano va a ir rodando a todos lados.

En una semana yo engordé 1o kilos”, se sumó Nyno, que dijo que se comía tortillas de diez huevos. Pero vamos a ver, ¿esta gente son seres humanos o pelotas de playa con un compresor enganchado?

Y conexión con la madre de Hugo. “Si me llevo mal con alguien se lo digo a la cara, es mi manera de ser”, dijo la madre de Hugo. La alegría de la huerta, la concordia hecha carne, la tolerancia de pelo blanco. Debe ser tan duro ser perfecto en un mundo lleno de gente que se equivoca…

Vídeo: Bronca de la palapa de la gala pasada. Rocío se puso a calentar a Elena y Elena acabó por saltar. Rocío se sentía traicionada por la nominación. Porque para Rocío todo lo que no sea ponerse a sus pies es una traición.

Y Elena le dijo lo mismo que Julio César a Chenoa el día que le dejó Bisbal: “No te queda crecer para saber lo que es una traición”.

Más tarde, Rocío se despachaba a gusto: “No me dejaba argumentar, no me dejaba nada“, decía, haciendo de vieja del visillo con Barranco, que es como su mascota y su psicólogo. A Barranco le falta recibirla en un diván y tomar notas mientras habla.

Y va y me hace un corte de mangas”, se sorprendía Rocío, como si fuera la mayor afrenta que se le puede hacer a una persona.

– Lo de comerte a mi gato ha estado feo.

– Pero no te he hecho un corte de mangas…

– También es verdad, ¡venga ese abrazo!

Y así.

Rocío, comprobando que el tendón del anular le va bien y puede estirarlo. (FOTO: TELECINCO)

Vaya por Dios, me he equivocado de foto. Ja ja ja

La hermana de Elena, en plató dijo que los cortes de mangas “no son para tanto” y que “hay que hacerlo más”. OLE. Absolutamente de acuerdo. El estrés que se libera en un corte de mangas relaja más que un bocadillo de prozac con salsa de valium.

Yo no me voy a casar con nadie de aquí“, dijo Ana María tras la bronca, en la que no se metió. Y dijo que no se mete en las broncas de Rocío, porque se bloquea y no sabe qué hacer y que está cansada y no le sale meterse a la bronca.

Rocío está “recelosa” de la amistad entre Ana María y Elena. No, lo que está es celosa que te cagas. Ya lo vimos con Yiya y ahora con Elena. Rocío piensa que sus enemigos deben ser los enemigos de todo el mundo.

De hecho, le echó la bronca a toda su corte. “Me está llamando vieja del visillo y os calláis todos. Luego tengo que dar yo la cara por todos, tan mayores que sois”, les reprochó. Rocío, que es más madura que una chirimoya renegrida.

Una vez más, Rocío exige que sus allegados ejerzan de guardaespaldas y de pandilla de matones, que cuando ella se mete en una bronca, intervengan contra su contraria. La bronca soñada de Rocío es una que acaba con Ana María saltando al ring y rompiéndole una silla en la espalda a su contrincante, como en el Pressing Catch.

“Yo sí doy la cara por ti y tú una vez más… vale, vale, nada, se acabó”, le dijo a Ana María. Madre mía, amenaza en toda regla. Como Ana María se quede agarrada con dos dedos en el borde de un volcán, Rocío no se agacha a darle la mano. AAAAAH, se siente. Si Ana María no se mete en las broncas, no va Rocío a meterse en los problemas de Ana María con el volcán. Una cosa os digo: si Rocío no sabe lidiar sus propias broncas, que no se meta en ellas.

Directo: Elena dijo que “todo lo que pasó allí se quedó allí”, que habían “pasado una buena semana y que se le había olvidado todo”. Vamos, que no tenía ganas de bronca.

Y como si los sentimientos fueran el maletero de un Seat Panda, dijo que no tenía “espacio para el rencor“. El rencor es como una colchoneta de playa: ocupa mucho.

“Lo que más me molestó es que me dejara de mentirosa y dijera que me meto en la vida de los demás… pero al final la tengo cariño”, dijo Rocío. Otra que no estaba por la labor de gritar con el calor que hacía.

En Telecinco ponen tantas cosas sobreimpresionadas en pantalla que es imposible que a alguien no le afecte. El hashtag, el estreno de mañana, lo del salvar a tal o cual, el logo de la cadena… Lo raro es que debajo de todo eso se vea a alguien. Hugo se pasó media gala con lo de Ocho Apellidos Catalanes encima de la cara. Parecía un menor con la cara tapada para que no se le viera.

Vídeo de broncón Hugo-Elena.

Hugo dijo que Elena era una manipuladora y una mentirosa. En ese tono agradable y dulce que él tiene, le chilló a Elena: “¡MENTIROSA, COBARDE, BUSCANDO ALIANCITAS“. Claro, para Hugo buscar alianzas es malo. Si Hugo hubiera sido la Alemania de la Segunda Guerra Mundial nunca se habría juntado con Japón e Italia.

“Uso los términos que me sale de los cojones”, alegó el muchacho. Hugo se masturba y luego se tiene que limpiar los términos que le han salido. Tiene los testículos que parecen una búsqueda de sinónimos en Google.

No me callo con alguien como tu ni con 20 como tú“, le dijo Elena envalentonada. Antes se arruga una plancha de acero que Elena. “Frío, que eres un frío y un manipulador”, le reprochó la exsuegra. Y es que Hugo es un frío. Hugo le da un abrazo a un incendio y lo apaga. Cuando hay un fantasma cerca sientes frío. Los fantasmas sienten frío cuando se les acerca Hugo.

“Echas cuentas de quién te ha nominado”, le acusó Elena. “Noooooo”, dijo Hugo. Los cojones que no. Hugo sería capaz de resolver ecuaciones de quinto de carrera de Matemáticas con tal de saber quién le ha nominado.

Elena le fue a contar a Barranco y Jorge la bronca. “Le voy a regalar para reyes un juego de esos de alianzas que se matan los unos a los otros”, dijo Elena. Creo que le va a regalar el Parchís.

Jordi les dijo que mañana había un reto y que si lo ganaban podían ganar una tortilla de patata. “Quien la prefiera con cebolla, cebolla, quien no, no“, dijo Jordi. Las tortillas de patata sin cebolla no merecen existir, pero ese es otro debate.

“Os da igual, ¿no?”, dijo Jordi, porque se quedaron todos con la misma cara de haba deprimida. Estaban anoche todos tan apáticos… Están todos hasta los ovarios de estar ya en la isla. Les llega a anunciar Jordi que mañana les extirpan un riñón y que van a tener que usarlo de carnada con los peces y ni pestañean.

Jordi preguntó si podía arreglarse la relación entre Hugo y Elena. Las treguas de Elena y Hugo como unidad de tiempo. Y es tan pequeña que se puede usar para medir carreras de los 100 metros lisos. Usain Bolt tiene el récord del mundo con ocho treguas y dos reconciliaciontésimas.

“¿Sabes que Hugo, una vez más no te ha nominado?“, le dijo Jordi a Elena. “Pues ya estamos a la par, dos veces me ha nominado él y dos yo”, dijo Elena, que es muy de compensar afrentas. A Elena le dan mal el cambio en el supermercado y no para hasta darle dinero de menos a la cajera en las siguientes compras. El lema preferido de Elena es OJO POR OJO.

“Yo no insulto a nadie”, dijo Hugo, que piensa que cobarde y mentirosa son halagos y palabras bonitas de las que se ponen en una carta de amor para llevar al huerto a la novia.

Querida Gertrudis. 

Mi amor por ti no remite. Eres una cobarde mentirosa de mierda rastrera y eso hace que mi corazón palpite por verte. 

Tuyo, Hugo. 

Y así.

Llegó un momento en el que Hugo empezó a usar como argumento “BLA, BLA, BLA, BLA”. Hugo es capaz de apuntarse al club de debate de Oxford y ganar todos los duelos así.

Y resulta que Hugo le dijo a Elena hace poco que, básicamente, sus bragas olían mal.

“Le he dicho hoy ‘discúlpame’ por haberte dicho que tus prensas íntimas tenían mal olor”, reveló Hugo. Madre de Dios. Al parecer Elena había colgado biquinis y eso olía como una mariscada al sol. Y a Hugo, que el otro día durmió en la letrina sin problemas, le molestaba.

No te insulté ni te dije que fueras una sucia“, apuntó. No, claro, quisiste insinuar que Elena es la persona perfecta para anunciar detergente y suavizante, no te jode. Que no le quite el puesto al puto Mimosín.

Vídeo:

El pirata Morgan pidió a tres voluntarios. Fueron Barranco, Rocío y Ana María a una misión. En la otra playa les dio a elegir: comerse una pizza o coger almendras y leña para todo el grupo.

Y esos tres seres de luz, esas generosas personas, esos humanos desinteresados, esos cooperantes de ONG, decidieron sacrificarse por el bien del grupo y… ah, no, que se comieron la pizza y a sus compañeros que les den por el cacas.

La confianza que ha depositado el grupo en vosotros es muy importante“, les decía en el pergamino el pirata Morgan. La confianza esa era un depósito a fondo perdido. Más que depositar la confianza, hicieron una deposición con ella.

La única duda que tuvieron a la hora de elegir fue cómo repartirse la pizza. “Hemos hecho lo que hubiera hecho todo el mundo“, dijo Barranco, para justificarse.

Nada más llegar a la playa, Barranco lo contó todo. “Nos hemos comido la pizza, porque fuego podemos hacer y para coger almendras...”, dijo Barranco. Nunca atraquéis un banco con Barranco, porque le piden la hora por la calle y confiesa todo el plan.

Elena ni se lo creía. Pensaba que era una broma. “¿Os habéis comido la pizza con la falta de leña que tenemos?”, les reprochó a continuación.

Directo:

A mí la pizza me supo a poco, para tanta traición“, dijo Ana María, que encima se quejaba de lo que había comido. En esa pizza había calorías para sobrevivir a un invierno nuclear, pero a ella le supo a poco.

“Pero, ¿por qué no queréis decir la verdad sobre el tamaño de la pizza?”, les dijo en directo Jordi. “De enorme no era nada y casi no tenía carne, lo que tenía era mucha salsa barbacoa”, se quejó encima Ana María, que sólo le faltó pedir la hoja de reclamaciones y una reseña mala en TripAdvisor.

“Era una pizza familiar que tocábamos a una porción, no era como la que se comió barranco. Era así”, dijo Rocío, gesticulando que no le daban los brazos para abarcar. En el hueco que hizo Rocío con los brazos para mostrar le tamaño de la pizza cabía el Santiago Bernabéu.

“¿Y por qué le decís a Hugo que era pequeñita?”, insistió Jordi. “Dijeron que era un trozo pequeño para cada uno, eso dijeron“, alegó Hugo.

“No, dijimos que era una porción para cada uno“, se justificaron ellos. Maravillas del lenguaje. Si te llevan una pizza del tamaño de una rueda de camión y te la comes entera, puedes decir que te has comido sólo una porción de pizza. TODA LA PUTA PORCIÓN COMO UNA PLAZA DE TOROS.

Y conexión con Ivana.

“Antes de entrar aquí me miraba 40.000 millones de veces al espejo“, dijo. El espejo de Ivana se cogió una baja por estrés. Ivana acabó como Drácula, ya no se reflejaba.

Recréate en tu cuerpo“, le dijo Jordi, que no se si quería que se mirara al espejo o se pusiera allí mismo a tocarse papo.

“Los pies siguen igual de feos, eso no ha cambiado”, dijo Ivana, que pensaba que ir a Supervivientes es como una podoplastia y que iba a poder ganarse la vida como modelo de pies.

“No tengo ni culo“, dijo ella, que va a tener que cagar con la imaginación, porque no tiene culo. Ivana se va a tener que sentar con los codos.

Ha perdido 13,7 kilos.

“Mi marca registrada eran los flotadores y el culo gordo y no hay nada de eso“, dijo. Pues que pena, con el juego que dan unos buenos flotadores y un culo gordote. Y uno fino. Y uno mediano. Para qué hacer ascos.

Prueba de recompensa. El típico juego de empujar un torno, que no sabes si estás en una prueba de recompensa o sacando agua de un pozo como el burro del tío Paco.

Animated GIF

La recompensa eran churros con chocolate.

Rocío luchó contra Ana María. Esta última ganó sin despeinarse. Probablemente porque no puede. El caso es que Rocío tenía menos empuje que el coche de la Barbi.

Jorge contra Barranco. El pobre Jorge era el más maromo de todos, pero está más mermado que la hucha de un estudiante. He visto globos pinchados venirse abajo más despacio que Jorge, que se ha desinflado a ojos vista.

Así que acabó ganando Barranco, pero justo después se desmayó y Lara pidió que volvieran a plató mientras comprobaban que estaba bien. Lara se pasa la vida despidiendo conexiones para que entren los médicos. Manda menos ambulancias un teleoperador del 112.

De vuelta a Ivana. “A día de hoy todavía no lo entiendo“, dijo Ivana, que lo de que la dejen no le entra en la cabeza. Joder, Ivana, que no te quería más, que te dejó, que a la mierda la relación, que ya no estáis, que lo habéis dejado, que su pepinillo nunca más en tu aceituna… que tampoco es física cuántica, tanto entender.

Mi opinión: Hugo pensó que Ivana le había humillado ganándole en la prueba y dejándole sin bocadillo. Hugo es un sieso, un estirado y un muermo e Ivana quería reír y divertirse. A Hugo las bromas no le encajan e Ivana bromeaba. Hugo sería feliz saliendo con el burro triste amigo de Winnie the Pooh.

Tu hermano Mauro, que es futbolista de élite“, dijo Jordi, como si su hermano fuera de las fuerzas especiales de asalto y no le diera patadas a un balón.

Y bueno, como Ivana estaba muy sonriente, pues va, hagámosla llorar y le preguntaron por su padre, con el que no se habla y por su hermano, con el que tampoco se lleva bien.

¡Mira Jordi, una persona feliz!

kim jong un GIF

A Ivana le pusieron al teléfono a su madre, que le hizo un discurso precioso y emotivo, de mucho cariño y apoyo y al acabar Ivana se quedó callada.”AY, ES QUE PENSÉ QUE ERA UN AUDIO LO QUE ME ESTABA HABLANDO”, dijo. Le llegan a llevar a la madre y tampoco la contesta pensando que es un holograma.

Le pidió a la señora “perdón por hacer este ridículo” (estar pillada por Hugo). “Amar a una persona no es hacer el ridículo, en tu situación están muchas chicas, lo que pasa es que en tu caso lo ha visto toda España”, le dijo la señora. JA JA JA Me encanta.

– Pis entre dos coches lo han hecho muchas, sólo que tú lo hiciste en el descanso de la Super Bowl.

Y así.

Vuelta a la prueba.

Rocío contra Elena. Elena se puso a empujar con sus patillas finas como si fueran acero para barcos y acabó ganado a Rocío, que empujaba el palo con la barbilla, porque la barbilla es una zona muy musculada y claro, empuja más. Pero no: ganó Elena.

Hugo contra Jorge. Creo que el Guardia Civil se equivoca en estas pruebas, porque siempre empieza adelantándose, pero como se queda esperando, aguantando, pues acaban venciéndole por cansancio. Aún así, esta ronda la ganó.

Momento tetas.

“Me voy a operar cuando salga de aquí y eso es una cosa que voy a hacer sí o sí, se ponga quien se ponga por delante“, dijo Rocío. A Rocío le dices que al otro lado de las murallas de Constantinopla están sus tetas nuevas y te abre un boquete en las murallas.

– Oh, vaya, Rocío, es domingo y la puerta de la clínica está cerrada…

door fail GIF by Cheezburger

“Tienes el pecho igual que tu abuela”, le aseguró Ana María, que no se lo cree ni ella, que Rocío Jurado tenía unos melones que se merecían estar esculpidos y decorando una rotonda.

Sí, una talla más quiero”, aseguró Rocío, que de mayor quiere ser Yola Berrocal. “Me encanta el pecho natural”, aseguró. Pues sí, tiene toda la pinta de que si te pones otra talla te va a quedar un pecho natural. Naturalísimo. Lo mismo le declaran las tetas Reservas de la Biosfera de lo naturales que le van a quedar.

¡¡¡¡¡MIS MAMELLAS SON NATURALEEEEEEEEEEES!!!!!!

aplastar GIF

Si vas tú yo también”, dijo Ana María, que quería un dos por uno. Bueno un cuatro por dos, mejor dicho.

Y la conversación deribó al pene de Barranco, que dijo que él no se quería poner más pene.

“No, está perfecta así. Es pequeñita como un retaco, pero juguetona“, dijo Barranco, que tiene la polla como caniche con buen humor.

“Es mentira, no te va a decir ‘la tengo grande’“, opinó Rocío, que piensa que Barranco es de los que tienen una erección y les baja la tensión.

Yo te he visto los huevos, Barranco, bailan bien“, le dijo Rocío, que de verdad, está obsesionada con mirar cojones. Están los ornitólogos, que se van con prismáticos a ver pájaros y los cojonólogos, que se van a mirar testículos.

“Yo me lo operé, me lo puse en su sitio, pero tengo dos pasas otra vez”, nos contó Elena, que tenía los pechos uno en la espalda y otro en una pantorrilla y los tuvo que poner en su sitio. Lo que pasa es que se debió operar en Lidl o algo y claro, le ha durado poco.

Más rondas de la prueba.

Elena contra Ana María. Ganó Ana María, que parece menuda, pero es como un buey alimentado con anabolizantes.

Barranco contra Hugo. Ganó Barranco. Ya estaba Hugo reventadísimo por perder.

Así que comieron churros Barranco y Ana María. Y ellos dos, que habían ganado sus dos duelos, tenían que elegir quién comía entre Elena y Jorge, que habían ganado un duelo. Pero no se ponían de acuerdo. Ana María decía Elena y Barranco, Jorge.

Y por suertes, ganó Elena. Ya sabéis, debían darse de comer los unos a los otros. He visto orgías celebradas en granjas de cerdos más limpias que eso. Lo de Elena con los churros es legendario. Elena podría meterse en la boca la Torre de Pisa si se la embadurnas en chocolate.

Barranco mordía con un ansia que Elena y Ana María se estaban jugando perder un dedo.

Al acabar, Elena tenía tanto chocolate en las tetas que sólo le faltaban los Oompa Loompas cantando de pezón en pezón.

Y vuelta a Ivana.

Jordi le dijo que le iba a visitar alguien. Ella pensaba que Hugo, pero no. Era José Antonio Avilés.

“AAAAAAAARG”, grito ella al verle.

Y lo que pasó a continuación, como dio un poco de pena, vergüenza ajena y cabreo, os lo cuento en otro post, por no amargar este.

Alegatos.

“Me ha parecido cruel que no nos dejen comer ni quince segundos después de la prueba… cada vez que pierdo una prueba no nos dan ni diez segundos para comer. Cada vez que la he ganado, los demás han tenido un minuto para comer“, se quejó Hugo.

Hugo, en lugar de decir por qué debe quedarse, aprovechó para quejarse. Porque él es así: la queja está en lo alto de su escala de prioridades. Hugo con su último aliento aprovecharía para quejarse. En su epitafio, en la lápida, van a poner “Mi lápida es más pequeña que la de los demás, no me lo callo“.

Vídeo:

Rocío quiere comprarle una moto a su novio. Rocío ha visto demasiadas veces Tres metros sobre el cielo.

Jamas le compraría un vehículo a mi pareja… el día de mañana le ves en la moto que tú le regalaste con una tía a la que odias y le disparas desde un sexto”, dijo Barranco, que todo lo que le regala a sus novias tiene botón de autodestrucción remoto. Aún está buscando a una chica que iba a su guardería a la que regaló una flor del patio. BARRANCO QUIERE SU PUTA FLOR DE VUELTA.

Igual que las tetas… para que el día de mañana lo disfrute otro“, dijo Barranco, que es un romántico y superfeminista y las tetas de su novia son un objeto que él puede poseer.

Madre de Dios…

¡Y se acabó lo que se daba!

 

Tres años de contrato a cambio de liarse con la madre de Adara: la oferta de JJV a Hugo en Supervivientes

Hugo y Elena, puro amor, sólo hay que verles. (FOTO: TELECINCO)

Ya sé que es una broma, pero no deja de tener un poco de morbo, ¿no? Hablo de ese momento en el que JJV le dijo a Hugo que si se liaba con Elena, la madre de Adara, le hacía tres años de contrato con Mediaset. Imaginaos sólo por un momento que eso ocurriera: que Hugo se lía con la madre después de haber estado con la hija. Explotan los audímetros.

La mera posibilidad dicha en alto y en broma provocó orgasmos de share en todo Mediaset. Dejan la final de Eurovisión de Rosa a la altura del betún en audiencia. ¿Sabéis los burros en época de celo? Pues así se pone un directivo de tele con cosas como esta.

Pero, no elucubremos más y vamos por orden.

1.- Seguirme en redes (Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández)

2.- Leer el resumen.

3.- Mi agradecimiento pa los restos.

Lo primero que pensé anoche fue “madredelamorhermoso la chaqueta de JJV”. Era como si una apisonadora hubiera pasado por encima del jardín de una señora mayor. Con ella dentro. Eso no era un estampado, era un accidente. JJV se movía y era como ver una rosaleda en un terremoto.

Lara, por su parte, iba muy guapa, sólo que le habían puesto un biquini de color dorado con correas y… ¿por qué todos sus looks tienen correas? ¿Temen que se escape? En el hombro llevaba una especie de tableta de chocolate de color oro, como si le hubiera tocado lo de ir a ver la fábrica de Willy Wonka.

En el apartado de colaboradores, estaba Ferre, que para cogerse los bajos del pantalón se los da a comer a una cabra y cuando los ha roído un rato ya se los pone. Y Fani, que llevaba unos pantalones de campana que podría trabajar en lo alto de la torre de la catedral de Compostela tocando al ángelus.

Y prueba de recompensa. Se llamaba ‘La Tortuga Voladora’. Podría tratarse de lanzarse tortugazos, pero habría sido feo para las pobres tortugas, así que se trataba de coger a uno en una angarilla y llevarlo entre varios para hacer un circuito de obstáculos, coger unas piezas y después montar un puzzle.

Recompensas: kit de superviviencia y polos de sabores si hacían la ida. Si hacían la vuelta, cena americana tipo oda al colesterol. Y si en los 10 minutos hacían todo y montaban el puzzle, les daban cena americana o barbacoa. Anda que les dan una ensaladita de kale y unos apios.

Obviamente eligieron llevar a Elena, que a estas alturas pesa lo mismo que un gorrión disecado. De hecho, había una zona de cuerdas formando cuadrículas y en lugar de pasarlas por encima, las atravesó. Elena le enseñó el truco de los barrotes al malo de Terminator 2.

Esta prueba era como sacar en procesión a la Virgen Influencer del Sagrado Corazón Ayunado. Eso, claro, si los pasos los llevara gente como Hugo, maldiciendo cada dos segundos, diciendo ¡¡JOOODER NO EMPUJEN!! y cosas de ánimo y alegres como él suele. Si Hugo perteneciera a una Hermandad sería a una desestructurada.Hugo es tan antisocial que sería el único paso del mundo que lo llevara uno solo.

“Las piezas entran fácilmente”, dijo Lara. Para Rocío, que tenía que montar el puzzle, “fácilmente” significa arreándole hostias con un martillo neumático hasta que entrara por sus santísimos ovarios.

Y lo consiguieron. Se pusieron todos a saltar abrazados en un gesto de alegría al que se sumó Lara, que creo que estaba pensando en acoplarse a la cena.

Y tenían que elegir qué cena querían. “¿Trae pan la barbacoa?” no, no llevaba pan. ¿Y patatas fritas? ¿Y frutita? Joder, para elegir, eso parecía un pedido de Just Eat. Al final ganó la barbacoa.

Y les dieron polos de sabores. Se pusieron a comerlos a una velocidad que a más de uno se le congeló el cerebro. “Está muy rico, pero muy frío”, dijo Ana María, que no es que tenga las muelas sensibles, es que a la mínima se le echan a llorar.

Justo en la pausa había un anuncio de JJV sobre dentífrico contra la sensibilidad dental.

¿CASUALIDAD? NO LO CREO.

Lo malo va a ser como tengan un día un anunciante de crema para las almorranas.

Total, que Rocío se comía los helados a dos manos y los demás los mordían, pero ella se puso en plan película para señores mayores.

Animated GIF

Vídeo de la lluvia: Les ha hecho un tiempo con lluvia y viento que la lona se les movía más que la alfombra de Aladdin. Jorge, caminando en mitad de la noche, con el impermeable puesto y las patillas que se le han quedado, parecía el niño de IT con un subidón de hormonas y barba prematura. Y es que como a este hombre le siga saliendo pelo en la cara va a poder ir de incógnito a todas las misiones haciéndose pasar por un saco de lana.

Barranco perdió su taparrabos durante la tormenta. A la mañana siguiente lo encontró en una palmera, lo limpió con la manita y lo besó. Y ya. No vuelvo a poner una lavadora. Le voy a dar a los calzones con la manita, beso y hala, hasta desinfectados se van a quedar.

¿Sabes lo que es dormir enterrada en la arena?“, preguntó Rocío, que pasó la noche metiéndose en la piel de un topo. “Es la primera vez que duermo enterrada”, informó. Joder, lo raro sería que hubiera dicho, “bueno, pues otra vez que duermo enterrada”.

“Tengo arena hasta en el alma”, dijo Rocío, pero por los gestos no se refería al alma. Se refería que abría las piernas y eso era como una hormigonera. Ahora mismo Rocío tiene dentro tanta arena que puede medir el tiempo sacudiéndose.

El caso es que como les ha llovido, el pirata Morgan les regaló un desayuno. El pirata Morgan es como una puñetera abuela cebadora. Vas un domingo a casa del pirata Morgan y te dice que estás muy delgado y te embucha tres platos de albóndigas.

Porque eso no era un desayuno, era la cantidad de comida con la que Atila alimentaba a sus huestes y dejó de hacerlo porque le engordaban los soldados.

Elena y Ana María se pusieron a llorar de la emoción. Anda que no he llorado yo veces comiendo.

– Mira, la primera ecografía de tus trillizos.

– Pos muy bien.

– Ensaladilla rusa recién hecha.

Apm GIF por Alguna pregunta més?

Ana María se puso a cantar para que dejara de llover, lo que era una contradicción, porque tal y como canta podrían contratarla los arapahoes para hacer la danza de la lluvia. Ana María da un concierto en el Sáhara y monta un vergel.

Vídeo de nominados. “Espero que la gente se haya quedado con lo bueno de mí“, dijo Ivana, que cuando sale a la calle le gusta volver sin el monedero, sin los oros y sin las zapatillas que eran nuevas. Todo lo bueno de ella es para la gente. Ivana una vez bajó la basura y en el portal ya le faltaba un riñón. TODO lo mejor de ella.

Vídeo. Rocío montándole una bronca a Elena y Jorge. A la señora le molestó que no se hubieran cogido caracolas suficientes para la carnada. ¿Podría haberlo hecho ella? Sí. ¿Lo hizo? No.

“No, nunca te has quejado de nada porque nunca te pronuncias por nada”, le dijo Rocío a Jorge. Para Rocío Suiza es un país de mierda porque nunca se pronuncia, es neutral, no entra en guerras ni mierdas de esas.

Yo no he traído ninguna caracola porque he estado en el agua dos minutos“, se justificó ella. A tomar por saco. Y justo después va y suelta: “Somos las primeras que cogemos caracoles para toda la isla”, mientras estaba tumbada. Rocío trae caracolas como los maestros jedi, con la mente.

¡Rocío, trae caracolas!

the force rock GIF

No tengo problema en ir a por caracolas“, dijo ella, con la espalda tan pegada al suelo que creo que la columna vertebral de Rocío tiene cimientos.

La cosa es que la norma es que el primero que sale a pescar tiene que coger las caracolas, y eso es lo que Rocío defendía.

¿A quién le tocaba salir primero? A Rocío. JA JA JA JA JA JA JA JA JA

“Le he dicho a Ana María que le dijera a Jorge que saliera él“, explicó Rocío sobre su falta. CON DOS OVARIOS.

Le toca a Rocío salir a pescar la primera y por tanto, a coger caracolas. Ordena a Ana María que ordene a Jorge salir en su lugar, porque era temprano y su papo aún no está listo para el baño. Jorge sale y trae pocas caracolas. Rocío le monta la bronca a Jorge.

MA-RA-VI-LLO-SO

Directo.

Rocío dijo que Jorge acabó reconociendo su error y que le pidió perdón y que ella le dijo que no pasaba nada. Un profesor te puede perdonar los deberes, tu madre te puede perdonar un castigo y Rocío TE PERDONA LA VIDA.

“La culpa siempre es de los demás”, se quejaba Rocío. No era una queja, creo que lo piensa. Que los demás tienen culpa y ella no. Rocío es pobre de culpa: no tiene nada. Si hubiera Bancos de la Culpa, Rocío tendría que ir a pedir.

Jorge acabó diciendo que vale, que luego salía a coger caracolas. A este hombre le falta un poco de carácter. Como Jorge tenga que trasladar a un preso y el preso le grite un poco, le libera y le pide perdón.

Directo: Rocío dijo que Elena, detrás de las cámaras, “es ja ja y ji ji y cuando llegan las cámaras te la clava como puede“. A Elena la invitas a una boda y todo va bien hasta que llega el del reportaje en vídeo con la cámara, cuando Elena se pone a apuñalar a sus compañeros de mesa y a pegarles con la pata de cordero del segundo plato.

“Son como las típicas vecinas que están detrás de la mirilla para ver si cometes un error para salir y decirte que has cometido un error”, acusó Elena a Ivana y a Rocío. El rellano de Elena debe ser una fiesta.

Rocío se quejó de que Elena no era la alegría de la huerta. Porque a Rocío sólo le valen las personas que la entretienen. ¿Queréis ser amigos de Rocío, memorizad una cinta de chistes de Marianico el Corto y aprended a hacer malabares.

“Elena siempre está negativa”, dijo Hugo. JA JA JA Sí, Hugo se quejó de que Elena no era positiva. JA JA JA Es como si Lydia Lozano te critica por llorar.

“Veo movimientos tuyos que no me gustan un pelo“, dijo Rocío, que es como la directora de la Academia de Fama y si haces movimientos que no le gustan te echa del concurso. Rocío estaba revenida porque Elena le había hablado de su madre y su padre (de los de Rocío).

Yo pregunto a todo el mundo por su familia y nadie le da tanta importancia“, dijo Elena. AHÍ LE HA DADO. Rocío tiene el síndrome del interés: piensa que todo el mundo se llama Andrés.

Rocío cuando iba al colegio pensaba que la casilla de “apellido” de los exámenes la ponían los profesores para sonsacarle cosas de su familia.

“Yo no soy rencorosa ni nada, pero… hay cosas que me molestan“, dijo la muchacha. O sea, que sí que es rencorosa.

“Siempre tengo una vocecilla por ahí que me dice cosastengo que vivir con ella“, nos contó en directo Elena, en una frase que no da miedo ni nada. Elena podría caminar por el hotel del Resplandor y no sabría qué voces eran de los fantasmas y cuales suyas.

“Me dice nque no puedo, o que me voy a quedar sin comer”, explicó. Qué voces más hijas de puta.

Vídeo. Bronca tras el juego de recompensa de las bolas y las cestas.

Ana María lloró porque se quedó sin comer y a Ivana y a Hugo les pareció mal que estuviera triste porque se había comido tres cocidos y para qué quería más. Para Hugo e Ivana si comes un día ya no puedes pretender comer el resto de tu vida. Es egoísta.

Directo. Hugo piensa que Ana María es dramaturga, porque “Ana María es teatrera“, acusó Hugo.

“Él es perfecto y todos tenemos que aprender mucho de él“, contraatacó Ana María. Hugo dijo que no, que no era perfecto… pero lo dijo con la boca pequeña.

Vídeo: A Ivana le molesta que Ana María diga cuánto ha pescado y luego le de su excedente al grupo. Ivana quiere que le traigan la comida y no se lo reprochen. Ivana en una guerra si le lleva comida la Cruz Roja tiene que ser sin el logotipo o no se lo come. Ana María es una mala persona que lleva comida para todos y lo dice. Sinvergüenza…

“Si tú no fueras la madre de quien eres no estarías aquí, estarías volando a España”, le dijo Ivana a Elena, porque Ivana está en el concurso porque sacó unas oposiciones, no te jode.

“Jorge y Ana María acaban pidiendo perdón por cosas que no deberían. Ana María trae peces para todos y Jorge se levanta el primero y encima tienen que pedir perdón”, dijo Elena. OLE. Esa es la táctica de Ivana o Rocío: tapar sus carencias haciendo ver que los demás son malos por ser mejores.

“Yo no tengo ninguna inquina hacia ella”, dijo Rocío de Elena. “Me traicionó yéndose con Ferre”, BINGO. Sí que tenía inquina.

“Eso son amistades tóxicas, de que si estás conmigo no puedes estar con el otro”, le explicó Elena.  “ME HAS TRAICIONADO“, seguía Rocío en bucle. El día menos pensado, dentro de diez años, Elena abre los ojos y se encuentra a Rocío a los pies de su cama susurrando: “me has traicionaaaaaaaaaaaadooooooo”.

Las galas que presenta JJV son siempre galas de bronca, así que a la vuelta de una publi preguntó: “¿Rocío, es cierto que Elena te ha hecho un corte de mangas?”, era cierto. Es que a Elena le gusta tener los tendones del brazo y la mano bien flexibles en las galas y los ejercita mandado a la mierda a la peña.

Rollo Hugana.

“Hugo, ¿te imaginas en un almuerzo con Ivana, ya comidos y arreglados en España?”, preguntó JJV. “Yo lo que me imagino es volviendo con mi familia y con mi hijo”, respondió Hugo, amable, cariñoso y simpático como siempre.

“Pero mírale, si está hecho una piltrafilla”, le dijo Jorge a Ivana para que se desenamore. “Ay, Jorge, pero no son los ojos”, respondió ella. Será el parrús.

Y A LA CALLE… ¡¡IVANA!! ¡Bien! Más que porque se vaya Ivana, que me da lo mismo y no me cae mal, porque se quede Jorge, que me cae bien.

“He conocido personas increíbles. “Son personas increíbles”, dijo Ivana en su despedida, porque piensa que sus compañeros son Los Vengadores.

“La echaré de menos, porque estar aquí es difícil y todo lo que sucedió fue de corazón“, dijo cabizbajo Hugo. Ya. Hugo se ha quitado más peso de encima que el burro de Juan Valdez cuando descarga el puto café.

“Se va el 90% de la alegría de la isla”, dijo Rocío, que es capaz de cuantificar la alegría y hacer operaciones con ella.

Sara tiene 2345 alegritos y Juan le quita 876 alegritos, ¿cuántos alegritos le quedan a Sara? Calcula el porcentaje de alegritos perdidos. 

Y Nyno llegó a plató.

Iba vestido como en un mal sueño de Ibiza. Los pantalones los llevaba agarrados a la cintura con un trozo de cuerda. Probablemente los calzoncillos eran una servilleta de papel del avión.

Nyno se puso a imitar la voz del inspector de la organización que le llamó la atención por guardarse una alita de pollo y puso voz de John Wayne. Al parecer los del equipo de Supervivientes hablan como si fueran Robocop tratando de parecer muy macho.

“Estos días que he estado viviendo con Avilés me ha puesto la cabeza así“, dijo Nyno. Pues ya verás cómo le han puesto la cabeza a él.

Jorge habló con Ivana.

“Estoy orgullosa de haber llegado hasta aquí, pero ya el pelo no me aguanta más“, dijo Ivana, que tiene claros sus valores. Ivana podría pasar años en Guantánamo sometida a torturas siempre que le dejaran el pelo tranquilo y le dieran acondicionador.

“Las dietas y yo no somos compatibles“, dijo después, como si la gente hiciera dieta por compatibilidad.

Está un tipo al que acabe de morder un vampiro y luego está JJV, que tiene “la maldad en las venas”, como le dijo Ivana, porque siempre le pregunta por Hugo.

“Tengo yo una amiga que se llama Carmen Rigal y de joven era igual de pavo que tú y me enamoraba muchísmo y ella me recordaba la frase “si poco a poco dejas de quererme, dejaré de quererte poco a poco“, grábatelo a fuego en el corazón. Le dijo JJV.

Ivana le miraba con cara de no saber qué cojones significa eso, pero alegó que lo mismo se lo tatuaba. Como Ivana empiece a seguir a Paulo Coelho en Twitter y le empiecen a gustar frases va a acabar con el cuerpo pintarrajeado como la parte de atrás de la puerta de un retrete público.

Prueba de líder.

“Buscamos emoción y lucha, pero sin agresividad”, les dio Lara, que si los hubiera presentado ella, los combates de gladiadores habrían sido peleas con almohadas.

Se trataba de sostener en la mano un palo con un totem en equilibrio arriba, mientras tratabas de derribar el de los demás.

Rocío y Ana María, que son familia y se quieren, trataron de tirarse el tótem la una a la otra y Barranco, que es su amigo, aprovechó para tirarles los dos y ganar. Son puro amor y generosidad.

Luego compitieron Elena, Hugo y Jorge. Elena pensó que se trataba de hacer la garza y se puso a lanzar patadas voladoras, que el tótem lo mismo no lo tiraba, pero te podía saltar un ojo con una uña del pie.

La final la jugaron Hugo y Barranco. En un momento dado, como estaban alargando las manos y sin querer, Barranco le metió el dedo el ojo a Hugo, que ahora tiene en el ojo más dedo que ojo.

Y ganó Barranco.

“Quiero dedicarle la victoria a mi novia, que justamente hoy hacemos un año y un mes”, dijo el maromo. Joe, justo un año y un mes. Qué casualidad, era su 1,1 aniversario. Precioso. “También se lo dedico a mis suegros”, agregó. Ahí, Barranco, bien jugado.

Y entró en el plató Yiya. Ella sí que pudo vestirse. De hecho, llevaba un vestido amarillo que podrías verla muy bien en la nieve. Yiya va a Sierra Nevada y la ves desde Lugo.

Tu evolución humana ha sido espectacular”, le dijo JJV a Yiya, que está más allá del homo sapiens. Neandertal, Homo Sapiens, Homo Yiyensis.

“Pongo las expectativas a la altura del sótano para que después todo lo que venga parezca mejor”, alegó Yiya sobre sus broncas del principio del concurso. Buena táctica. A Yiya te la presentan y te calza un navajado en el hígado, para que después puedas descubrir que en realidad es súper simpática.

“Mi concurso ha sido un concurso turbulento y quiero que como se ha enjuiciado por lo que yo he creado sobre mi, que quien se ha manifestado en contra de ese concurso se pronuncie ahora, para que yo me defienda”, dijo Yiya, que a veces se pone a hablar y da tantos rodeos que cuando acaba la frase ya no sabes de qué cojones estaba hablando. Yiya esconde el sujeto, el verbo y el predicado que no hay cojones a analizar una frase suya.

“He convivido tanto tiempo con mis defectos…“, dijo Yiya, que le tiene tanto cariño a sus defectos que tiene sus fotos puestas en el mueble del salón.

Avilés no es periodista porque dice fuertísimo“, razonó Yiya.

– Hola, soy ingeniero nuclear titulado, 20 años de experiencia, voy a sacar mi título…

– No, deje, dígame, ¿cómo se dice una cosa que es muy fuerte, muy fuerte, muy fuerte?

– Fuertísimo.

– Salga de aquí sinvergüenza.

Y así.

El caso es que Yiya y Vicky se pusieron a bronquear en el plató. Más que nada porque Vicky es más rencorosa que Papá Noel leyendo la lista de los niños malos.

“Vengo a darte lo tuyo, porque en su momento no lo quisiste“, le dijo Yiya a Vicky, acunando una frase que va a pasar a los anales de la historia. A los anales de ano, no de año.

Y Lara, bromeando, pero diciéndolo seria y mientras se agarraba las correas, dijo: “Dame lo mío, que igual con este cuero no es lo apropiado”. Yo ya.

Ya en las nominaciones, Hugo dijo: “Las decisiones polémicas nunca me favorecen“. En la prueba no había habido polémica. O sí, porque para Hugo todo lo que no gane él es polémico.

Y llegó la oferta de JJV: “Si empiezas una relación con Elena yo te hago un contrato con Mediaset por tres años”, le dijo JJV a Hugo.

Y ojo, porque la única pega que puso Hugo fue que Elena tiene pareja. Si el Deluxe cotizara en bolsa habrían subido sus acciones. 

Y Rocío, que acusaba a Elena de ser distinta tras las cámaras, tuvo que confesar que durante la publicidad le había reprochado a Ana María, una vez más, que no la defendiera en las broncas. “Le he dicho a Ana María que me ha parecido mal que Elena me haya dicho vieja del visillo y ella no haya dicho nada”, explicó. Rocío no quiere amigos ni familiares, quiere guardaespaldas.

– Ana María, este señor me ha quitado el hueco de aparcamiento, ¿cómo es posible que aún no lo hayas matado, enterrado y mandado uno de sus dedos a su familia?

Y así.

“Yo llevo tres meses aquí y con la misma ropa”, dijo Ana María durante sus nominaciones. La ropa de Ana María intentas lavarla y sale sola de la lavadora.

Y el pobre Jorge nominado. Barranco deshizo el empate de nominados y entre Elena, Hugo y Rocío, decidió dejar en la picota a Hugo. Y como líder nominó a Elena.

Nominados: Hugo, Elena y Jorge. Ojo que la cosa se pone difícil.

¡Y se acabó lo que se daba!

Si no sabes nadar, ¿es lógico meterse a pescar con mala mar y tormenta? Pues en Supervivientes lo querían hacer

Ana María, que enseñó a Jacques Cousteau todo lo que sabía, no te jode. (FOTO: CUATRO)

Oh, mira, hay tormenta eléctrica. Voy a correr por el prado sujetando este palo de hierro, ya verás que risas. Y luego vienen los lloros. Pues algo así de lógico trató de hacer Ana María Aldón en Supervivientes, que, con su obsesión por pescar, no conoce lógica ni prudencia ni quien se la pinte. Esta mujer era la patrona del barco ese que se hundió en La Tormenta Perfecta. Sólo que con Ana María el barco se habría hundido en el primer cuarto de hora de película.

Y es que a Ana María la hemos visto nadando a perrito y sufriendo un ahogamiento del que la sacaron de puro milagro y aún así el otro día, con una mala mar que le habría puesto los huevos de corbata al capitán Pescanova, ella quiso salir a pescar. A pescar qué, si estaban los peces en su casa acojonados por las olas.

En fin, lo que también da miedo son mis redes sociales, porque salgo yo y eso es mucho más de lo que una persona valiente es capaz de soportar.

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Y vamos con la gala.

Sobera salió poseído por el espíritu de José Luis Moreno en Noche de Fiesta, gritando UH UH UH. Qué fuerza y qué garra tiene este hombre. Sólo le faltó regalar un par de lavadoras a una señora de Murcia.

Lara Iba muy guapa (qué bien le queda el blanco a la jodía) lo que pasa es que le habían puesto un collar con un trozo de vidrio de color azul y en las tetas llevaba cristales que brillaban tanto que en el 1492 podías cambiar eso por seis kilos de oro tallado y te daban de regalo la isla de Manhattan. A la pobre mujer la podías colgar en una discoteca y te hacía reflejitos para las canciones de arrimar cebolleta.

Los zapatos de Pavón… No es que fueran feos. Es que se los das a Dorothy y prefiere quedarse en Oz antes que ponerse eso y volver a su hogar. Qué crimen contra la moda. Eso lo venden en las zapaterías en la parte de atrás, donde nadie lo vea y te lo dan en una bolsa de papel marrón para que parezca que es alcohol y nadie te mire mal.

Y la gala comenzó casi con la Prueba de recompensa. Era el clásico juego de coger pelotas con cestas puestas en la cabeza. Las recompensas eran un homenaje al colesterol. Tú tienes un grupo de hipertensos condenados a muerte y en lugar de tiros les puedes dar los premios que tenía Lara.

Las dos primeras bolas las jorobó Hugo, que andaba quejándose de no sé qué, pero ni las cogió el ni las dejó coger. Hugo deja sin comer al perro del hortelano.

Había quienes recogían y quienes lanzaban. Ana María lanzó la pelota que si la ve la contrata Mehmed II para destruir las murallas de Constantinopla.

Como estaban siendo más inútiles que un cenicero en una moto, Lara se puso a sacar de debajo de la mesa comida. “Tengo patatas fritas, tengo finguers de pollo, empanadillas, croquetas…”, parecía que estaba leyendo la carta de una terraza en la nueva normalidad. He visto casetas de feria con comida más sana.

La primera bola, la sexta, la cogió Jorge, ganando un perrito caliente. Barranco, que lleva tanto tiempo con el taparrabos que el día que se vista se va a sentir raro, cogió otra bola: aceitunas. Y luego se golpeó con Ivana y se cayó, ofreciendo un maravilloso plano de sus cojones.

Yo pensando que me iba a ir anoche en la cama sin ver más testículos que los míos y no. Ahora cerraré los ojos y veré los cantaritos del amor de Barranco mirándome como dos ojos saltones. De llevarlos al aire tienen tanta arena que Barranco pone los cojones en una cajita de bolas de mozzarella rebozada y no distingues mozzarela de cojón.

Hugo, como siempre, se puso a quejarse porque le habían dado un rodillazo. Vaya por Dios. El mundo conspira contra Hugo. Porque él lo hace todo bien y si le sale algo mal, es culpa de otro.

Cada vez que Lara gritaba “3, 2 ,1 a posición” para que los concursantes corrieran a coger sitio Rocío corría chillando. La pones al frente de una tribu teutona en una batalla contra Roma y salen corriendo los legionarios.

– Hostius, Servius, mirae la que vinietus porahi vociferantibus.

– Corrius, Sextus, fugit por tu vitae.

Y así.

Ivana pilló otra bola, en las narices de Hugo, lo que debería contar por dos. Ganó patatas fritas. Hugo seguía liándola porque le habían empujado. No sabéis la pena que me da. El corazón se me llenaba de pesar y… bah, que se chinche, que tío más picao y jode juegos.

Hugo está convencido de que le envías a unos Juegos Olímpicos y los gana. Eso sí, si no hubiera contrincantes. Y si perdiera, saldría su madre por una videollamada en los marcadores del estadio a decir que están todos contra él.

Rocío se puso el casco del revés dos veces, con lo que ver, veía lo justo. Menos mal que no iba en moto, porque arma la de Dios es Cristo.

Las cestas tienen en el fondo gomaespuma para que las bolas no reboten“, dijo Lara, pero esas bolas rebotaban más que las de Barranco sentado en una lavadora centrifugando.

Barranco cogió otra bola. Le tocaron torreznos. Los torreznos son maravillosos, pero se los das a la momia de Ramsés y al día siguiente tiene barriga y las arterias como el colector de una fábrica de toallitas.

El juego empezaba a aburrir, porque cogían una bola de cada diez. Y por último, Hugo cogió una, que había lanzado Ivana, por cierto. Ganó dos croquetas. DOS CROQUETAS. ¿Qué monstruo pone en un plato sólo dos croquetas? Te echan del gremio de croqueteros por rata.

Como habían sido tan inútiles, les dieron la oportunidad de coger una bola cada uno de las del suelo. Debía ser por no tirar comida. Como les sigan dando facilidades el día menos pensado les tiene que masticar la comida Lara y luego se la regurgita cual polluelos.

Rocío consiguió torreznos. Dijo que no le gustaban. Jorge pilló patatas fritas, que le combinaban bien con el perrito.

Ivana logró permiso para coger una recompensa de los compañeros. Y le quitó el perrito a Jorge. MUY MAL. Podía haber cogido las aceitunas de Barranco, que tenía varias cosas. Peeero, Elena consiguió el derecho a intercambiarlo todo con una persona y se lo quitó a Ivana. JA JA JA JA

Animated GIF

Barranco se llevó otra ración de aceitunas. Tenía más olivas que la provincia de Jaén. “Son rellenas, bien de chicha”, destacó Lara, porque debían ser las únicas aceitunas rellenas de cordero del mundo. Pero no, eran una estafa, Barranco destapó la verdad al decir que no estaban rellenas de nada.

Ana María tenía que entregar una de sus recompensas, pero no tenía para dar ni la hora, así que no entregó más que la pena de no comer. Hugo consiguió unas rosquillas de chocolate.

Elena trató de repartir comida, pero no le dejaron. Se quedaron sin comer Ivana y Ana María.

Vídeo. Barranco cabreado. Que no se puede tomar en serio a alguien cabreado que va vestido con una hoja de parra de plástico, pero vale, cabreado.

“El plato de Rocío y de Jorge estaban a reventar de yuca y el mío está vacío”, se quejó Barranco. Sí, a reventar estaban los platos. Se derramaban. Una avalancha de yuca era eso. Los platos de Rocío y Jorge los tenían que llevar entre seis esclavos nubios.

Hugo vio la oportunidad y se dedicó a meter mierda: “Se están riendo de tí en tu cara“, le dijo. A Hugo lo dejas y te monta un Puerto Hurraco. “El primero que se acerque es el enemigo”, le aconsejó Hugo, para el que cualquiera que se acerque con intenciones amistosas, cariñosas o sociales, es malo y merece ser rechazado. Hugo a veces se toca el pene y piensa que la mano es enemiga porque se acercó.

Sobera pasó de Telecinco a Cuatro con el mando a distancia, pero cada vez se pone más chulo. Anoche hizo el cambio ya cruzando un brazo sobre el que sostenía el mando. Es el Harry el Sucio de los cambios de canal.

Esta semana a Jorge le ha dado bajón. El pobre hombre ha llorado y se sentía desubicado. Se levantó a estar un rato solo y Barranco, espoleado por Elena, se fue a hablar con él y le abrazó. Afortunadamente iba vestido. Es imposible no frotar la sabandija cuando no llevas ropa.

Barranco se enteró de que su pena era por él. Jorge estaba triste porque se había sentido dolido de que Barranco hubiera pensado que le había robado él la yuca de los cojones. “Pensé que dudabas de mí y eso me dolía“, le dijo Jorge, que te pone una multa por ir a 91 km por hora en vía de 90 y le dices que ibas a 90 y llora porque dudas de su multa.

¿Pero qué va a robar yuca Jorge por el amor de Dios si es un ser de luz? Un ser de luz con una barba que se le puede perder ahí una expedición amazónica, pero un ser de luz.

Y vídeo de Ana María queriendo pasar a formar parte del fondo del mar.

Estaba el océano que le daría miedo hasta a Moby Dick, pero Ana María estaba empeñada en salir a pescar. Justo antes Hugo lo había intentado y volvió que casi lo tienen que echar al fuego como un madero para calentarlo, pero ella empeñada en que quería salir.

AAAAAAAAH, PESCAAAAAAAAAAR, TENGO QUE MATAR PECEEEEEES, DEBEN MORIIIIIIIR, JA JA JA JA, ME LOS COMOOOOOO, LOS REVIENTO, HIJOS DE PUTA DE ALETITAS Y COLORINES, MORIIIIIID.

Y así.

Y estaba ya entre las olas, que parecía el marido de la loca del muelle de San Juan buscando un ahogo épico, cuando la organización le dijo que no podía salir a pescar. “Me han roto el corazón en dos“, dijo.

– ¿Te puedes creer que quería arrojarme al cráter de un volcán en erupción y no me han dejado?

– Qué cabrones.

Y así

A ver, hija, si no sabes nada, que tu estilo de nado preferido es la modalidad de caniche cojo en bañera, ¿cómo cojones vas a salir con unas olas que le mojarían los pezones al Gigante Verde?

Cada vez que Ana María se mete en el agua:

scared david hasselhoff GIF by Baywatch

En otro desorden de cosas, la visita de Avilés les dejó a todos muy reconfortados. Debe ser poque no les pidió ningún servicio, compra o negocio. Todos estaban convencidos de que Avilés ha aprendido la lección y que se va de aquí como mejor persona. Qué ojo tienen.

Qué lista es Elena: “Estaba exageradamente sensible, no sé qué le ha podido pasar“, dijo. Pues ya verás cuando te lo cuenten. En cuanto tengas dos días seguidos libres te lo resumen.

Y bronca pesquera.

Un día aburrido, de esos en los que el mar no puede tragarte para siempre, Ana María salió del agua echando pestes, porque Hugo le había dicho que se apartara de él al pescar.

“No puedo con Hugo, no puedo con Hugo… pescar con Hugo, porque no me deja, me dice que me aleje“, salía relatando la mujer.

Y Hugo, muy ofendido, respondió: “Te dije que te corrieras un poquito nada más“. Uno de esos casos en los que el español de América nos pasa por la derecha. A ver, Hugo, es que ya que te tienes que correr un poco es mejor correrse mucho o incluso correrse en varias ocasiones y así la corrida es más satisfactoria y yo ya no sé cómo acabar esta metáfora para que parezca que hablo de alejarse y no de dar gotelé como para la pared de un auditorio.

“No salgas diciendo eso, no me jodas”, decía Hugo. “No, te jodes tú solito”, le dijo Ana María, que no tiene intención de hacerle cosas a Hugo de esa de joder. Que se siente él deprisa encima de un coco y se apañe con eso, di que sí.

“¿Tú te crees que yo en el agua me he acercado a tí para escucharte de lo gracioso que eres?”, le dijo Ana María. JA JA JA JA Punto para Ana María.

“No salgas ensuciándome a mí, no me ensucies a mi”, le dijo Hugo, que está obsesionado con no ensuciarse. No sé si Ana María en el agua le estaba dando patadas o le estaba jiñando encima.

La base del problema es que Hugo está picado porque Ana María lleva más peces que él.

Por otro lado, Ana María no es exagerada. Lo que pasa es que a los hechos pequeños les da un poquitito de nada de importancia. ¿Sabéis eso de hacer una montaña de un grano de arena? El Everest es un granito de arena que pilló por banda Ana María.

Casi me ahogo, me entraba agua por el tubo al alejarme“, se quejaba Ana María, vendiendo el hecho con un halo épico que los mismo le llama Spielberg para comprarle los derechos para hacer una película.

El ahogo de mierda que emocionó a Spielberg.

Y se salvó de la expulsión… ¡Hugo!

Lo merecía igual que yo, es una guerrera con todas las palabras y me habría gustado que se salvase ella”, dijo Hugo emocionado de su exIvana. ¿Lloró? No, porque Hugo perdió los lacrimales en un accidente cuando tenía ocho años.

“Hugo siempre sigue su corazón“, dijo la madre de Hugo de su hijo, como si el resto de la gente huyera de su corazón. Están las protectoras llenas de corazones abandonados.

Vídeo.

A Hugo le pusieron a comer, con los ojos vendados, pedazos de tarta puestos sobre el cuerpo de Ivana. Os digo ya que se recreó. Hugo pensó que Ivana podía tener tarta dentro del besugo y casi le come la tarta y el boquerón barbudo de postre. Hugo le hace el cunnilingus a las copas Danone.

Cuando llegó a la zona de las tetas pensó que además de tarta le habían puesto dos flanes y se recreó mordiendo en las pechugas que Ivana tiene ahora zonas de las domingas donde falta epidermis. Poco antes había lamido las areolas de Barranco. Hugo es muy de peces grandes. ¿De pescados de un kilo? No, de pezones.

Cuando llegó a la boca Hugo le metió la lengua a Ivana que creo que le estaba sacando comida del estómago a la muchaha. Acabó el morreo e Ivana notó como que tenía hambre. Hugo es como una tenia externa. A Hugo le dices que se te ha caído tarta por el lavabo y te desatasca la bajante a lenguazos.

El caso es que Ivana no se quedó corta, porque ambos han demostrado ya que besando son como aspiradoras ciclónicas, así que al final no sabías quién estaba comiendo a quién. Eso sí, Elena, que estaba viéndolo todo a centímetros, aseguró que Hugo había aprovechado la coyuntura para ponerse fino. ¿Se pasó Hugo? Pues tampoco es eso.

Y puente de las emociones. Era un puente en el que se ponían los concursantes. Había cuatro escalones: Culpabilidad. Perdón. Arrepentimiento. Distanciamiento. Joder. Yo veo eso en un puente y cruzo a nado.

Y el concursante tenía que hablar de cada una de esas cosas. “También puedes darme la espalda y marcharte”, les advertía Lara, que parecía el duende que se esconde bajo el puente y te roba a tu hijo primogénito si no adivinas su nombre.

“¿Te atreves a cruzar este puente?”, le dijo Lara, como si no fuera un puente recio a medio metro del agua. Joder, eso o se pone una cuerda carcomida sobre un lago con cocodrilos o no tiene emoción.

Hugo pisó la Culpa: “Voy de frente, soy sincero, no me escondo“, dijo Hugo. Vale, ya sabemos que no vive en una madriguera. Pero Hugo estaba al trasluz y se le veía aún más oscuro que de costumbre. A Hugo le va a obligar la DGT a llevar luces de posición por la noche.

“Me siento bastante culpable por las dos veces que me he separado teniendo hijos pequeños. Lo siento por las madres de mis hijos y asumo la parte de culpa que he tenido”, dijo. Adara en casa dando palmas y llamando a Lecturas y Hola a ver si quieren una entrevista.

En el peldaño de perdón podía decir el que no ha pedido o el que le falta. Se puso a hablar de sus hijos, así que no lo reproduciré aquí. Luego habló de un amigo suyo con el que se había enemistado y al que luego le dio un infarto. Pues tampoco voy a bromear con eso, claro.

Distanciamiento. Que se había distanciado de su hermana. Joder, Hugo, es como un catálogo de dramas. No sé yo si hacía falta sacar toda la retahíla de problemas de ayer y de hoy en Supervivientes.

Turno de Barranco. “Culpa…” dijo y ya estaba sollozando. Y habló del ingreso de su abuela en el hospital. En serio, pero qué drama de gala, por el amor de Dios. Qué hago yo con ésto.

Y después de eso Barranco dijo que por él ponía el peldaño del perdón el último. Es como si vas al puente de San Francisco y te va mal como está construido. Barranco estuvo allí y cuando se fue el puente se llamaba de San Pancracio, porque él es muy devoto.

“Yo prometo que en algún momento iré a Supervivientes“, dijo anoche Nagore en el plató, con las mismas ganas con las que uno dice que todos moriremos algún día.

En el puente estaba ya Ivana. “La culpa es una palabra que siempre he tenido en mi mente“, dijo Ivana. Pero vamos a ver, ¿a esa isla no ha ido nadie sin traumas?

– Hola, venía a concursar en Supervivientes…

– ¿Qué tal se lleva con su familia?

– Uy, muy bien, quedamos los domingos y…

– Descartado, quítese de nuestra vista.

La vida es una”, dijo Ivana, que se nota que no es un gato y que no cree en la reencarnación.

Si me pongo a arrepentirme de todo lo que he hecho…“, dijo Ivana que debe tener más cosas en la conciencia que un alunicero jubilado.

Vídeo:

Hugo e Ivana hablando. Estaban los dos sentados al lado de la hoguera. Al lado significa que si se quedan quince minutos más se les puede vender como salmón ahumado. Hugo e Ivana. Ah, ¿que estábais esperando que os contara algo interesante que se dijeron? Pues no hubo.

Elena ha querido colocar a su hijo Aitor con Ivana. Elena se puso a vender también a Ivana para su hijo que sólo le faltó hacer que Ivana enseñara los dientes. “¿Quieres que te lo presente?”, le dijo Elena a Ivana, y ésta le dijo que no. Joder, qué duro que tu madre te intente buscar zagala y te den calabazas sin habértelas buscado tu ni nada.

Vídeo: Avilés despidiéndose y diciendo que lo sentía todo mucho. Sí: el mísmo vídeo del domingo de que no quería ser un monstruo. El principal miedo de Avilés es que le muerda un zombi o un vampiro y le conviertan.

Los concursantes deben superar el efecto destructor de Avilés en ellos“, dijo en el plató Vicky, que piensa que Avilés es el Godzilla de los sentimientos.

El caso es que tras la visita de Avilés, gente como Elena o Barranco dijeron que Avilés era un buen chico. Madre de Dios, qué capacidad de perdón y de olvido.

Y vimos a Avilés hablando inglés. Tiene nivel de ‘Teo lee la etiqueta de un champú de importación’.

Dis voi in ailand nid a jerl“, dijo Avilés. Eso se lo dices a un inglés y te hace una traqueotomía pensando que se te ha atascado un hueso de pollo en la laringe.

Kam jiar, plis“, dijo para llamar a Hugo, pero creo que no lo dijo en inglés, sino en alemán.

De güiner of guan person of de sison… güoman“, vaticinó, como si fuera el mismo puto Shakespeare diciendo quién iba a ganar Supervivientes.

Hoy me ha dado por hablar inglés para demostrar las cosas“, dijo después. Sí, para demostrar que en la Universidad de Gales hacen los exámenes por gestos y jugando al pictionari.

Avilés montó en la isla un Eurovisión. Ana María cantó y lo hizo… a ver cómo lo explico. Si llevamos a Ana María a Eurovisión, nos echan.

Barranco y Jorge cantaron ‘Dos hombres y un destino’, de Bustamante. Yo soy Bustamante y les demando. Eran como dos gatos fumadores habituales de ducados. Pero acabaron el número revolcándose por el suelo, con los huevos de Barranco yendo de un lado para otro. Mira, el número de lucha grecorromana lo mismo sí que gustaba, que eso no se ha visto nunca. Si Rosa llega a hostiarse con Bisbal después de cantar iurop is livin a celebreision fijo que hubiéramos ganado.

A Hugo le ofrecieron cantar, pero él dijo “déjame en paz, no voy a ir”, mientras estaba tumbado al sol ajeno a la diversión. Hugo sólo entra en un karaoke con un bidón de gasolina y un mechero. El Grinch le jode las navidades a los humanos y Hugo le jode las navidades al Grinch.

Y se acabó lo que se daba. ¡Os quiero!

Le acusan de estafas, engaños, deudas… ¿es José Antonio Avilés el nuevo Pequeño Nicolás del corazón?

José Antonio Avilés, feliz porque se hable de él. Ah, no. (FOTO: TELECINCO)

Creo que la lectura de los cargos del juicio de la Gürtel contenía menos delitos de los que le han acusado esta semana a José Antonio Avilés. Ha faltado un compañero suyo del colegio diciendo que le quitó un borrador a los seis años y varios espermatozoides de cuando fue concebido diciendo que les puso la zancadilla para llegar primero al útero.

Anoche en Supervivientes le pusieron al interfecto un par de vídeos recopilatorios. ¿De esos que te hacen por tu cumple con tus amigos diciendo cosas bonitas e imágenes de pequeño en la playa? No: de gente acusándole de todo tipo de cosas feas. Si sale Jacqueline Kennedy diciendo que Avilés disparó a su marido yo ni me sorprendo.

¿Sabéis qué no es delito?

¡Seguirme en redes! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow / Facebook: Gus Superviviente Hernandez

Y vamos con la gala, que tuvo mucho además de a Avilés enfrentándose a lo que le espera en España. El traslado del Dioni desde Brasil fue más tranquilo de lo que este podría ser.

Jordi González está enganchado al móvil, como un niño chico. El día menos pensado le ficha Colacao para un anuncio. Le van a sacar con una gorra puesta de lado y hala, a congeniar con los jóvenes.

“Mirad lo que tengo”, dijo mostrando su móvil, “he encontrado aplausos, una ovación” y se puso él mismo los aplausos. Porque los chavales de sonido de Telecinco no tienen. No tienen sonidos. Ni uno. Pero ahí está Jordi con su móvil para salvar el mundo.

Y es que eso le hace ser independiente. No necesita público, no necesita colaboradores. Como saquen una app que la chupe ya no va a necesitar a nadie nunca más.

Lara iba muy guapa. Lo que pasa es que en uno de los lados del biquini le habían zurzido un pájaro que parecía una paloma estampada que no se dio cuenta de que ahí había un cristal. Completaba el conjunto un collar antivampiros. Ahí no podía morder ni una radial de las de cortar granito.

Empezamos sabiendo que esta semana ha habido tormenta y al parecer va a haber más. Está la isla de rayos y truenos que le parecería excesivo hasta a Thor.

“En la isla te empapas entero”, dijo Ferre. “Ya, pero en Segovia también te empapas”, dijo Jordi, quitándole importancia. En 1912 el capitán Scott y sus hombres murieron congelados tras alcanzar el Polo Sur, algo que a Jordi no le parece ni gesta, ni heróico, ni nada porque en Burgos también hace frío.

– Hola, soy el doctor Cavadas y trasplanté las dos piernas a un hombre y ahora puede correr.

– Hola, soy Jordi González y trasplanté una tomatera y ahora da cherrys.

Y así.

Habéis empatizado con los valores necesarios en la vida“, dijo en plató la mujer de Jorge, que cada vez que habla parece que está dando una charla motivacional. Tiene estilo de predicador de la tele de EE UU. El día menos pensado se lleva a un paralítico para curarlo en directo. ¡Por la santidad de Jorge! y el pavo se pondría a andar.

Y vídeo de la noche de tormenta. Hacía malo. Muy malo. Daba miedo. Esa noche la ve Drácula y no sale de casa de lo malo que hacía. Se metieron debajo de la lona, pero ahí entraba más agua que en las branquias de un congrio.

A partir del vídeo en plató estuvieron hablando sobre el hecho insólito de que cuando llueve la ropa se moja. Hay científicos ya volcados en investigar ese movidote.

El caso es que todos se metieron debajo de la lona, que ahí más que distanciamiento social había pegamento social. La canción “cachete con cachete, culito con culito” se inspiró en lo que pasa debajo de esa lona.

El caso es que Hugo se fue a dormir a la letrina, que tiene su propio tejadillo. Así es Hugo de sociable: prefiere la mierda a las personas. Prefiere que huela mal y no estar húmedo. Para Hugo ‘mierda seca’ no es un insulto, es el resultado de una noche confortable.

“Ni a mi peor enemigo le recomiendo esta noche“, dijo Elena, a la que al parecer los enemigos le piden consejos y ella les recomienda cosas o no.

Hugo, ¿cómo es la experiencia de dormir en la letrina?“, le preguntó ya en directo Jordi, como el que pregunta por una casa rural con spa. “Una cosa limpita…”, dijo Hugo con ironía, “pero por lo menos estaba seco. Tapé bien el cubito del excremento y…”. Apañao. Como a Hugo le digan que en el cielo llueve y en el infierno no, prefiere que le hiervan el alma toda la eternidad.

Se me perdió el impermeable“, dijo Rocío, que es capaz de perder un impermeable. “Estaría en el saco de alguien que se ha ido”, dijo.

“Yo se lo di ayer a producción, no sé por qué no se lo han dado”, dijo Ferre, en cuyo saco estaba el impermeable perdido. Claro, él se lo dio ayer y no se lo han llevado a Honduras en menos de 24 horas. Esta gente es que no se apaña, de verdad. Uy, es que no hay vuelos en todo el planeta. Excusitas.

Barranco esta semana ha tenido un problemilla. “Me he quemado el culo y no paro de echarme crema, porque lo tengo achicharrado, no puedo sentarme”, dijo Barranco, que tiene las nalgas que a la parrilla saben mejor. Por tamaño y estado, Barranco no tiene culo, tiene dos pechugas de pollo a la plancha.

Vídeo de pedos. “Tengo el culo para afuera por si se me escapa algún pedo“, dilo la noche de autos Ana María, que no quería ser la responsable de que donde Hugo oliera mejor que debajo de la lona. Pero ni por esas.

“Tengo gases, pero yo no me tiro pedos”, dijo Rocío, que lo suyo es suyo. Ella se guarda los gases que si se pone ropa naranja te la sube al quinto el del butano.

El caso es que debajo de la lona empezó a oler que metes ahí a un cerdo y el cerdo prefiere dormir bajo de la lluvia. Al parecer el olor era como para quemarte la pituitaria.

Rocío acusó a Ana María de ser la pedorra y a Ana María le sentó fatal y acusó a su vez a Rocío de ser la responsable de compartir sus efluvios. Mofeta tú, mofeta yo.

“El día que me tire un pedo se va a enterar España entera de que me he tiraro un pedo, lo dejo recalcado”, aseguró Rocío, que está ahorrando para hacer campañas en prensa para anunciar su primer pedo. Ya veréis el anuncio. United Colors Of Pedeton. El Cuesco Inglés. El rey Peón. Gasdafone. Línea Directa Pedorreadora. Cosas así.

Orange os llama a vosotros para que os cambiéis de compañía y Rocío va a llamar a Orange para anunciarles su pum.

El tema pedo es como muy tabú y a mí me encanta y si me tiro un pedo lo digo y más si estoy en confianza”, dijo Gloria Camila, que lleva en el hombro un tatuaje que pone “Freedom”, o sea, libertad. Freedom pa los pedos.

Gloria Camila y el hombre de su vida.

Jordi le preguntó a Ana María por el tema de los pedos. “La niña está con la edad del pavo y se le va la lengua… todo el mundo es humano, menos ella, que no echa nada”, se quejó Ana María, porque según Rocío ella no expele nada malo, porque a Rocío la abres y tiene dentro unicornios corriendo entre pétalos de rosa. En sus intestinos huele a caramelo y vainilla.

Los garbanzos te los comiste tu”, le dijo Hugo metiendo baza, acusando a Ana María.

Si ha comido garbanzos y huele a mi lado y está Ana María, ¿quién va a ser si no?“, dijo Rocío, que con esa capacidad de deducción la van a llamar para protagonizar CSI P2.

Estuve 18 días sin ir al baño“, relató en el plató Pavón, porque considera que es un dato que España necesitaba saber. En las próximas ediciones del Trivial Pursuit van a preguntar por el año en que se descubrió América, por el número de anillos en los Juegos Olímpicos y opor los días que estuvo sin evacuar Antonio Pavón. Ganas el quesito marrón.

Por cierto, Pavón cada vez lleva los pantalones más cortos. Creo que compra la ropa en la sección de niños. El día menos pensado viene con unos pantaloncitos del Fortnite y una peonza en la mano.

En otro orden de atuendos, Violeta había ido a una tienda de lazos para ponerse uno en el vestido y acabó por llevarse el letrero de la tienda. Llevaba un lazo con el que podrías envolver para regalo un transatlántico. Violeta paga IBI por ese lazo.

Vídeo: Rocío se fue a la letrina y se la encontró empapada y no presisamente de lluvia. Ella dijo que era pis. ¿Por qué lo sabía? ¿Qué análisis llevó a cabo? Nunca lo sabremos.

El caso es que Jorge, ofendido por las acusaciones a los varones de la isla dijo: “Vosotras os podéis mear fuera también”.

– Paco, voy a hacer pis detrás de esos setos, que no me vea nadie.

– Vale, Maripuri.

GIF de bucle

Rocío, de nuevo, dijo que ella no había sido. “Casi no hago pis, porque bebo poco y no hago caca porque estoy estreñida“. Rocío, que no echa nada. El médico tiene que ir a ver a esa chica porque tiene aparato excretor en huelga. Rocío es como un agujero negro: nada de lo que entra en ella vuelve a salir. El Triángulo de las Bermudas admira a Rocío por su capacidad para hacer desaparecer cosas y que nunca nadie más las vuelva a ver.

Pavón también tenía una anécdota para el tema del pis, porque una vez casi mea a Hugo encima. No hay una sola función fisiológica sobre la que Pavón no tenga una anécdota. Le cuentas a Pavón que te está fallando un riñón y a él le pasó una cosa divertida sobre eso.

Vídeo: Ivana quería que usaran la lona para tapar el fuego y luego se metieran ellos debajo también. Ivana piensa que la gente que muere asfixiada por el humo en los incendios es por vicio. Ivana cuando quiere respirar aire puro mete la nariz en el tubo de escape de un autobús.

Para que estuvieran tranquilos Jordi le dijo “va a llover mucho, mucho, se avecina una gran tormenta… Cerramos micrófonos“. Menudo es Jordi anunciando desgracias. Les suelta la bomba y cierra micrófonos.

– Señor González, ha sido usted condenado a muerte…

– Pero si yo venía a pagar una multa.

– Cerramos micrófonos.

Y así.

Esta semana ha habido malestar porque Hugo se mete a pescar con las gafas y se le pasa el tiempo. La palabra ‘Lustro’ se inventó para medir los periodos de pesca de Hugo.

Yo no le veo desconsiderado“, dijo la madre de Hugo. A esta señora le ponen un vídeo de Hugo sacrificando gatitos a Belcebú en una misa negra y diría que ella no ve nada desconsiderado en eso.

Todo el mundo le ataca” alegó la señora, que tenía baile de san Vito y se movía alante y atrás que yo creo que estaba sentada en una mecedora. Todo el mundo le ataca… esta señora no es la madre de Hugo, es la madre de Sylvester Stallone en Rambo.

Ivana ha vuelto a la carga por sus muchas penas por su ruptura con Hugo. Y como no podía hablar, pues tenía que llorar en silencio. Que te deje Hugo y las Hemorroides, dos cosas sobre las que guardar silencio. Hugorroides.

Ivana ha tenido un plus de sufrimiento con este Hugo que la ha tratado fatal, que ha jugado con ella y no la ha tratado con respeto”, dijo Carmen Lomana en el plató. Porque Lomana mide el sufrimiento en unidades tangibles, con sufrimiento base, plus sufrimiento y retención por contingencias comunes.

Sobre el dolor de Ivana la madre de Hugo dijo que ella no estaba de acuerdo. Sorpresa. “Yo creo que todo ha quedado claro, no sé por qué sigue insistiendo“, alegó. Hay dos ocasiones en las que se puede usar la frase ‘No hay más preguntas, señoría’, en un juicio y si te deja Hugo.

Jordi es como Hulk: “NO ME HAGÁIS ENFADAR“, amenazó, porque le hablaban varios a la vez en el plató. La semana que viene sale con el móvil enganchado a una pistola de descargas eléctricas.

El caso es que a Ivana le levantaron el castigo de no hablar. “Soy feliiiiiz”, dijo como primera frase.

– Cuando pise la luna voy a decir ‘soy feliiiiiiiiiiiiz’.

– No sé, Neil Amstrong, lo mismo queda mejor algo tipo “es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

– Pué ser.

Y le dijeron a Ivana que eligiera a un compañero para quedarse con su castigo por 24 horas más.

Ivana dijo que Elena, porque la nominó. Ivana la señaló con el dedo y Elena se echó para atrás como si la estuvieran amenazando con una espada. Los samurais usaban katanas sólo porque no tenían dedos de Ivana.

“Me va a insultar, me va a insultar“, dijo Ivana cuando vio a Elena escribiendo y sí, la primera palabra de Elena en la pizarra fue “Cabrones”. Elena pone un anuncio por palabras y pone “Vendo Opel Corsa. Hijos de puta, así reventéis por dentro. Aire acondicionado”.

Y conectamos con Yiya. Se había puesto una peluca nueva. Una peluca con más raíces que el árbol de un manglar. Joder si te pones peluca póntela bien teñida. El caso es que era de pelo rizado también, pero larga. Era como un calamar disecado.

España es muy malilla y me quería ver sufrir“, dijo Yiya, que después de cada palabra se sacaba de la boca un pelo de la peluca. Como siga poniéndose eso en la cabeza va a acabar vomitando bolas de pelo como los gatos.

El aburrimiento en la isla nos pasó una factura muy gorda, ahora que puedo hablar de gordas”; dijo Yiya. JA JA JA ME DES-CO-JO-NO

¿Pero cómo se va a aburrir si lleva tanto texto tatuado que te puedes echar las horas leyendo? Te acabas antes Guerra y Paz que a Yiya. El que tatúa a Yiya no hace Tatuajes, hace dictados.

Y al espejo.

Pero si parezco la que se mató en la curva recién salida de un prostíbulo de la costa del sol“, se sorprendió Yiya, que si dice una frase que no ofenda a un colectivo, agrupación, raza, profesión o sensibilidad, no se queda tranquila.

Yiya ha perdido 13,5 Kg. Ella estaba obsesionada con que se había quedado sin tetas. Qué serán unas tetas grandes para Yiya. Esta mujer ve a Yola Berrocal y piensa que está plana.

Y pusieron un vídeo de la relación entre Yiya y Rocío. En resumen, es como si Caín le hubiera dado un abrazo a Abel después de haberle arreado con la quijada.

“Ella me decía que yo buscaba minutos de gloria a su costa y a mi no me hacían falta”, dijo Yiya, que lleva los bolsillos llenos de minutos de gloria. Abres un armario en casa de Yiya y se te cae encima una avalancha de minutos de gloria. Tiene años y años de gloria.

¡SOY YIYA, TOMAD, TOMAD MINUTOS DE GLORIA!

Coins GIF

Explicó que se hizo amigui de Rocío porque ésta “dejó de poner caras de estreñida, de oler mierda, de haberse peído, de tener un palo metido por el culo”, dijo Yiya, que necesita dejar claras las metáforas. Y todas finas. No como los blogueros, que decimos popó y nunca hacemos metáforas cochinas.

“Y también habrá ido bien que yo haya rebajado el perfil”, dijo como de pasada. JA JA JA JA A ver, Yiya, que lo mismo que no fueras con la mano abierta repartiendo hostias como el escudo del Capitán América tuvo un poco más que ver.

Creo que en el fondo ella es una tia guay“, sentenció finalmente Yiya. ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es una lamida de culo!

Y le pusieron al teléfono a su madre. “¿Es un directo?”, preguntó Yiya. Y al saber que sí se puso a llorar como si en lugar de un directo fuera un infarto. Y después le pusieron a su hermano. Más lloros. Le ponen al teléfono al tío del seguro para decirle que su casa ha ardido y que no se lo cubren y se disgusta menos.

Prueba de recompensa: era pasar por debajo de una barra a lo limbo rock. De la barra colgaban unos pollos y al pasar podían morderlos.

Detalles de la prueba: Pasó Rocío y cogió un trozo de pollo de kilo y medio. Jorge es un buenazo, muy de las fuerzas del Estado, pero tiene menos ritmo que un clic de playmovil. Salió a bailar y parecía un zombi tratando de descoyuntarse. Jorge se pone a bailar delante de unos manifestantes violentos y los disuelve.

Hugo tardó en pasar porque se puso a elegir el pollo más grande. Elena pasó que no sabías si estaba en una prueba de comer o en un garito de striptease de Las Vegas. Barranco cogió un trocito que parecía que estaba a régimen.

En la segunda ronda bajaron la barra. Rocío podía seguir pasando sin agacharse. Caminaba como una garza escocida, pero lo cierto es que cogió un trozo de pollo que muerde menos un caimán. Rocío se baña en los pantanos de Florida y los que salen del agua son los cocodrilos.

Hugo fue otro que cogió medio pollo de un bocado. Si Hugo fuera hermano de un tiburón blanco, la madre le diría al hermano “¿por qué no puedes ser como tu hermano Hugo, mira qué bien muerde”.

Jorge quedó eliminado en la segunda ronda, porque es demasiado alto y la barra le iba mal y cayó de rodillas. Este buen hombre está gafado. A ver si ponen una prueba que sea de tiro en galería con arma reglamentaria, por favor, que necesita comer.

La tercera ronda era por parejas. Hugo y Barranco, con su taparrabos, salieron bailando. Eso es poner la heterosexualidad a prueba.

Ana María en una de las rondas pasó con comida en la boca y entre las tetas. Esta mujer, entre meterse peces en el bañador y llevar la camiseta llena de pollo, mueve más comida que un camionero de Mercadona. Vosotros compráis en Lidl y Lidl compra en Ana María.

“Estoy disfrutando aquí de cada momento”, dijo Hugo en su alegato. Joder, qué capacidad de disimular el disfrute.

Vídeo: Avilés regresó a la playa como la ‘sombra del pasado’. Como el nubarrón negro, más bien. El caso es que traía una tarta y decidió repartirla haciendo que sus excompañeros se la comieran sobre los demás.

Barranco fue el plato de comida. Avilés le puso dulce de leche en las tetillas y le tocó comer a Hugo. Hugo chupa los pezones que podría darle lecciones a un ternero. La areola de Barranco ahora es un borrón.

La verdad es que podían haber puesto de plato a Jorge, que por lo menos lleva el pecho depilado, porque Barranco tiene los pectorales como un felpudo. Estaban comiendo tarta peluda.

Ana María le cogió a Barranco tarta de la boca hasta sacando la lengua. Esta mujer está desatada con Barranco.

– Ana María, que ahí no hay tarta…

– Ah, que pensé que habíais puesto fruta de Canrias.

A Ivana le pusieron varios trozos a lo largo el abdomen de Barranco y los recogió con la boca que parecía un bulldocer desescombrando.

A Hugo ver a Ivana lamiendo a Barranco no le moló nada. Fue en ese momento cuando se acordó de que había prisa por hacer el fuego. Celitos.

Luego le tocó hacer de bandeja a Ivana. Barranco le comió la tarta de encima con gran disfrute para la rubia. Si llegan a ponerle a Ivana encima un tupper congelado, Barranco come caliente.

De lejos miraba Hugo con la típica sonrisa Pantoja. La única ocasión en la que Hugo sonríe es cuando rechina los dientes.

Y llegó el MOVIDOTE DE AVILÉS

Y reunión de expulsados. Los primeros en encontrarse fueron Yiya y Nyno. “Yo a Yiya la quería colgar de un pino”, dijo Nyno. “Yo creo que me molestatba porque le tenía mucho cariño”, alegó Yiya de su odio a Nyno.

– ¡Pero si está destrozado, huesos rotos, hematomas, derrames, heridas abiertas! ¿Le ha pillado un camión?

– No, doctor, es que Yiya me ha cogido cariño.

Y les llevaron también a Avilés. En un vídeo vimos que la mayoría de la gente de la isla elegiría repescar a Avilés. Esta gente es masoquista. Le han puesto a parir como una coneja pero le quieren de vuelta.

Y ahí se acabaron las tonterías.

Me gustaría hablar contigo y con España“, dijo Avilés a Jordi. Avilés quiere hablar con España. Avilés es como Jazztel a la hora de la siesta.

Seguramente la gente está en su casa preguntándose ¿quién es José Antonio?“, dijo el muchacho. Sí, eso es. ¿Cuándo pasaremos de Fase? ¿Me quiere mi novio? ¿Tendré suficiente papel higiénico? y preguntas de mierda así, no. Todo el tiempo en bucle pensando ¿quién es José Antonio?

“Te voy a hablar desde el corazón“, dijo Avilés, pero qué va, usó las cuerdas vocales como todo el mundo.

“Para mi ha sido difícil venir hoy aquí, a la playa“, dijo como si hubiera tenido que ir nadando, pero le habían llevado en barca.

“Se ha hablado de mi, mucho y muy mal, en España”. CIERTO. UNA VERDAD DE JOSÉ ANTONIO AVILÉS. Se me hizo un nudo en la garganta de la emoción.

“Han estado haciendo parecer a José Antonio un ogro”. José Antonio es el nuevo Aída Nízar: habla en tercera persona. José Antonio suspendía en el colegio, porque le decían “ponga la Primera persona del singular” y él ponía: “El”.

“Yo con 24 años me puedo confundir, puedo tener errores en el pasado y tendré que dar muchas explicaciones, pero hay mucha familia, mi familia, que no se merecen estar expuestos, porque ellos no han decidido estar en televisión”. José Antonio al parecer piensa que la gente a la que él despellejaba no tiene familia.

Barranco, al que hizo llorar de rabia, no tiene familia. Elena, Hugo, a los que ha acusado de montaje, no tienen familia. Rocío, a la que le mentó a su madre, no tiene familia. Avilés piensa que vive rodeado de huérfanos.

Hay asuntos que se comentan sobre ti en otros programas y quiero que te vayas concienciando”, dijo Jordi.

Y vídeo de José Antonio. Gente poniendo a parir a José Antonio Avilés. Gente diciendo, básicamente, que Avilés les estafó dinero haciéndose pasar por estilista, por ejemplo. Y cuando digo gente digo desconocidos, pero también medio Telecinco

José Antonio ponía en la isla cara de sorpresa. Yiya y Nino se descojonaban. “El programa le está dando unas pistas para que sepa a qué se va a enfrentar, no frivolicéis porque se puede enfrentar a delitos”, les pidió Jordi, pero ellos estaban disfrutando como gorrinos en un lodazal.

“No yo he robado un teléfono móvil a ninguno de la producción del programa para hablar con España. Yo llevaba un teléfono móvil como mis compañeros y hablé con mi familia y me puso al corriente de todo esto“, dijo Avilés, que tenía más información que la Wikipedia.

“La dirección de este programa me dio un teléfono para poder hablar con mi familia sobre el covid-19”, alegó Avilés justo después. Me encanta cuando Avilés dice una cosa y la otra en el mismo minuto.

“Con José Antonio al parecer no hay presunción de inocencia, se le ha fiscalizado, se le ha mandado al paredón”, se quejaba. Jordi le corrigió: “No se te ha juzgado, se te ha expuesto mucho”, le dijo Jordi.

– Aaaaah, las llamas, me quemaaaaaan

– Qué exagerado eres, Galileo, no se te está quemando en la hoguera, se te está exponiendo mucho.

Y así.

Se ha dicho que yo he extorsionado a familias para conseguir entrevistas”, dijo Avilés. Sí se ha dicho sí. Pero es que se ha dicho tanto… necesitas dos cartuchos de tóner para hacer una lista impresa con todo lo que se ha dicho.

“Y yo tengo que salir de mi defensa a 8.500 km de distancia, sin un abogado que me defienda de los delitos de los que me acusan”, espetó el muchacho, que es como el Equipo A, fue encarcelado por un delito que no había cometido.

HAY MÁS IMÁGENES

Otro vídeo: Más gente diciendo que José Antonio les había robado, básicamente. Gente de tiendas, diciendo que se llevó cosas sin pagar, un fotógrafo diciendo que le contrató para imitar fotos de paparazzi y que no le pagó, una señora a la que le hizo un servicio de no sé qué y no le pagó…

Lidia Lozano diciendo que si había hecho una estafa a una asociación de síndrome de Down. Un señor que si le engaño con una herencia… Que si facturas de ropa sin pagar, facturas pendientes por pagar de paseos a caballo que él dijo que lo iba a pagar su programa… otro que dejó sin pagar un alojamiento… que si trató de entrar en la directiva del Córdobla club de fútbol ofreciendo medio millón de euros…

¿Es José Antonio Avilés el Pequeño Nicolás del mundo del corazón? A mí José Antonio Avilés no me ha dejado nada sin pagar y ahora me siento como desplazado. A ver cómo voy a una fiesta yo ahora, que todos van a tener un tema en común menos yo.

“¿No consideras que esto es bueno, porque tener información previa a tu aterrizaje te puede ir bien?“; le dijo Jordi. Sí, cojonudo. Se lo estaban diciendo en directo por su bien.

Pero José Antonio sacaba balones fuera que ni Iker Casillas. “Lo de la ONG que ha salido no sé ni quién es, yo no he estafado a una ONG”

“Te quiero pedir un favor…”, dijo Avilés. “Pero dinero, no ¿eh?“, dijo Jordi, que cuando vea a Avilés se va a esconder la cartera entre los huevos.

“En mi vídeo de presentación dije que tenía deudas y que iba a Honduras para pagarlas“, se justificó José Antonio.

“Con la verdad no se tiene miedo”, dijo José Antonio. Los cojones que no. Te persigue un velocirraptor con hambre y como tú tienes la verdad pues ni corres ni nada. Avilés entra en la alcantarilla del payaso de IT y no le pasa nada porque tiene la verdad.

Jordi González le dijo que se querellara contra toda la gente que había dicho cosas de él y que se iba a poder comprar “muchos sofás”. Como se querelle contra todos los que han dicho algo malo de él van a tener que poner diez juzgados sólo para él. El Juzgado de Primera Avilesancia, nº 1.

Demostraré en Viva la vida y cueste lo que cueste las cosas que pueda demostrar”, claro, no vas a demostrar lo que no puedes demostrar.

“A este carro se ha subido gente que ni conozco“, dijo José Antonio, que iba una vez por el pueblo con una carreta de trigo y cuando se dio la vuelta lo tenía lleno de gente como el metro en hora punta.

En un inesperado giro de los acontecimientos nos pudieron a Vicky Larraz a cantar en medio del plató. Con ella había dos maromos haciendo como que tocaban la guitarra y el bajo, pero si les hubieran puesto una escoba y un recogedor habría sido igual de real que estaban tocando.

Y otro vídeo. Avilés, después de su visita a los cayos y a sus compañeros.

“El mundo en el que yo trabajo te puede convertir en un monstruo. No quiero ser un monstruo que haga daño“, lloraba el muchacho, como si trabajara desparasitando a hombres lobo.

Lo demás le miraban como pensando que exageraba, pero claro, ellos no saben nada de lo que ha pasado en España.

Y poco más, amigas y amigos. ¡Se acabó lo que se daba!