Una infancia de correazos: la terrible revelación de Elena en ‘Supervivientes’ que hizo que Lara Álvarez acabara rota de llanto

Elena y Lara, consolándose (FOTO: CUATRO)

A veces, Supervivientes es entretenimiento, circo, fruslería… A veces, es una lección de vida, una catarsis. Anoche varias concursantes nos dijeron algo que todos sabemos ya, aunque lo miremos de reojo: Vivir no es fácil. Me pensé anoche si hablar de esto o no, pues este blog es de reír y no de llorar, pero, ¿acaso es incompatible? Voy a dejar que lo que Elena contó, por la lección que supuso, se cuele entre las bromas.

Nos reímos, lloramos un poco, como lloró Lara y lloró la mitad de los presentes, y nos volvemos a reír. Y a seguir adelante. ¿Hay trato?

¿Sabéis qué me hace reír a mi? Que me sigáis en redes. Bueno, tampoco es que me descojone, pero una sonrisilla sí que me da. Mi ego de influencer que no influye y yo os lo agradecemos:

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con la gala.

Sobera salió al plató como si le quemara el culo, poniendo la boca como para decir ‘u’ y dando saltitos. Debe ser duro llevar en silencio unas hemorroides con las que podrías encender un puro. En cuestión de calores está Sobera saliendo a presentar y el mechero del coche.

En el apartado de atuendos anoche hubo cosas que no sé por qué la policía no se presentó allí a disolver eso con gases lacrimógenos.

Yiya llevaba un sombrero negro de ala ancha que llevaba como un granjero de Wiskonsin. Era un sombrero bajo el que se podía cobijar una familia numerosa con su monovolumen. Cuando Yiya se pone ese sombrero se le va la cobertura del móvil.

Esta mujer siempre tiene que llevar algo en la cabeza. Si la llevaran a la guillotina ella iría con algo que no se le despegara del cráneo. Lo peor no era eso, lo peor eran los zapatos. Llevaba unas alzas con las que podías pisar lava y aún tener los pies fríos. Esas plataformas las utilizan los operarios que limpian los cristales de lo alto del Burj Khalifa.

Toñi Moreno se había maquillado como para Halloween, con una sombra de ojos modelo ama del calabozo. Con ese maquillaje se planta Toñi en medio de un cementerio al atardecer y revienta a la gente a infartos.

Sobre el atuendo de Nyno… lo único que puedo decir es ¿por qué? ¿Qué necesidad había? Nyno cuando compra ropa no pregunta ¿tiene mi talla? Pregunta ¿tiene algo aún más feo?

Obra titulada: ‘La muerte de la moda’. (FOTO TELECINCO)

Lara (ay, mi Lara, qué corazoncito tiene, como demostró una vez más) iba muy guapa, lo que pasa es que como suelen, le habían puesto collares. Muchos collares. Como sigan así a Lara se le van a quedar las cervicales como el sifón de un lavabo.

La madre de Hugo intervino de nuevo por videollamada. Empiezo a pensar que no es de verdad. El caso es que saca a la cabra de peluche cada vez que conecta.

Me preocupa que tenga los cuernos negros“, dijo Sobera, que entiende de eso más que un cabrero. A Sobera en lugar de enviarle nudes y fototetas al whatsapp le envían fotos de cabras para que diga si tienen los cuernos del color adecuado.

“Bueno, a Hugo ya le tocó tener los cuernos negros”, le dijo la señora. Vale, cuernos sí, que todos lo vimos, que el muchacho acabó firmando discos de El Venao. Pero, ¿negros? ¿Son como las velas negras de la Bruja Lola?

Prueba de recompensa. Básicamente debían ir con los ojos vendados, atados por parejas, recorrer un circuito y después montar un puzzle que era un cubo. El premio eran tortitas con caramelo. Eso no eran tortitas, eso eran carpas. Con una tortita de esas tapas la provincia de Soria. ¿Sabéis los días eso que hubo escasez de harina? Fue para hacer esas tortitas.

Primera pareja en la prueba: Hugo y Ana María. Fue empezar la prueba y a los dos segundos Hugo ya le estaba dando instrucciones a Ana María. Hugo piensa que todas las personas son idiotas, menos el. Creo que Hugo piensa que su cerebro es tan grande que se tiene que mover con grúa.

El caso es que llegaron al puzzle rápido, pero luego se pusieron a mover las piezas a lo loco, que parecía que las estaban barajando en lugar de tratar de montarlas. Hugo empezó diciendo “Anita, vamos, Anita, así Anita”. A los dos minutos ya estaba “JODER, ASÍ NO”. A Hugo la paciencia se le va rápido. Si retuviera el pis igual que retiene la paciencia, iría meado todo el día.

Barranco y Elena. Se liaron en el primer poste y armaron un lío con la cuerda que eso no lo deshaces ni con un hacha. Al llegar al puzzle no dijeron ni una palabra. Hugo les miraba sin entender cómo era posible hacer algo sin chillar a tu compañero.

Lara le tuvo que preguntar tanto a Hugo como a Barranco si estaban viendo por debajo de las gafas. Muy hábiles se les veía… se lo dieron por bueno.

Rocío y Jorge. Rocío estuvo a punto de ahorcarse a sí misma con un trozo de la cuerda y luego se puso a hacer una exhibición de nudos marineros. Hay lobos de mar con 40 años de navegación que no saben hacer tantas virguerías con un trozo de cabo. Si quieres secuestrar a Rocío y atarla en una silla basta con que le des la silla y la cuerda y ya lo hace ella sola.

Al final les dejaron quitarse las gafas opacas. No bastó: tuvieron que ir todos los demás a ayudarles. Y se les acabó el tiempo y las posibilidades de ganar. Jorge tiene la negra el pobre.

Y se lo llevaron Ana María y Hugo. Qué ilusión me hizo… cero. Tenían cuatro minutos para comerse las tortitas, pero aún así se pusieron a comer que tragaban como el que echa basura a un cubo. Hugo y Ana María piensan que la masticación está sobrevalorada.

En plató Fani acusó a Barranco de hablar de su novia sólo cuando están las cámaras. “Es que le comió el seto a Ivana por una tarta y tiene que compensar“, dijo Yiya. Nadie cree en el amor más que Fani y Yiya. Ellas escribieron una versión de Shakespeare in Love que se llamaba Shakespeare. A secas.

Llegados a este punto Yiya se quitó el sombrero y la chaqueta… “me despeloto”, dijo. A Sobera casi le da un ictus. No llevaba una sola prenda que conjuntara. El sistema para vestirse de Yiya es coger cosas extravagantes al azar. Si alguna pega, repite el proceso hasta que ya no.

Si sólo quieres reír, salta la parte entre líneas.

— — —

Y llegó el momento duro. También lo fue sobre todo con Ana María y Rocío, pero fue ya demasiado para este blog. Lo tenéis en forma de noticia en 20minutos.es

Puente de las emociones. Ya sabéis: han de recorrer peldaños donde pone: culpa, perdón, arrepentimiento y distanciamiento y hablar de esos sentimientos.

Empezó Elena. “¿Tienes miedo, Elena? No lo tengas, porque sabemos que te vas a abrir de corazón“, dijo Lara. Y lo hizo, sí.

Elena se puso en la ‘culpa’. “Érase una vez una niña que tenía una familia maravillosa, de cinco hermanos, un papá y una mamá. Pero la niña tenía un pequeño defecto: no sabía expresarse, era disléxica y tenía falta de concentración. Su madre no lo entendía y pensaba que se portaba mal y usaba la correa para intentar que la niña hiciera las cosas bien”, contó. Uf.

“Pero no hay culpas, porque amo a mi madre más que mi misma, pero ella no se daba cuenta de que cada correazo que me daba hacía que me hiciera más pequeña, que creciera en mí un monstruo que me decía que no era capaz de hacer nada”, continuó, mientras lloraba.

Lloraba hasta Lara. La muchacha estaba al otro lado del puente tratando que las lágrimas no se le derramaran por la cara.

A Lara le temblaba la voz y no podía ni hablar “es muy duro lo que has contado… no tenía ni idea“, dijo la presentadora, tratando de contener el pujo del llanto. Así que Lara cruzó el puente, emocionada, y le dio un abrazo a Elena. Y a seguir adelante. “Bueno, nena, esa culpa… pisa orgullosa ese tablón“, le dijo Lara. OLÉ LARA ÁLVAREZ.

“Son ya parte de la familia y verlos sufrir no es fácil. Pero estoy bien porque se quedan liberados y están fuertes en este tramo final y disfrutan la aventura sin cargas”, alegó la presentadora.

“La gente tiene que tener ilusión, luchar por sus metas, que aunque pienses que no vas a superar el día, te levantas y el día se ilumina”, dijo Elena. Lo firmo.

Sobre el perdón, Elena se lo pidió a sus hijos. “En lugar de empeñarme en tener la casa limpia o tener la cena preparada me habría gustado echarme al suelo a jugar con ellos, darles más besos, haberme olvidado de los gritos y no ser esa madre que llega del trabajo cansada que no puede más”, rememoró. Y aconsejó a todos los padres que jueguen con sus hijos y se preocupen menos por las cosas que no tienen importancia. GRACIAS ELENA POR ESE CONSEJO.

Y llegó, quizá, algo muy, muy duro: “Escuchar por la tele de que mi hija ha tenido una mierda de infancia por culpa de otra persona… siento vergüenza de mí misma. Por haber llenado un hueco de mi soledad, separada y con dos hijos, acabé estando con cualquiera y los padres no se sustituyen. Y el que venga tendrá que respetar y meterse la mano en los huevos. Cuando salga de aquí si ellos quieren esto se llevará al juzgado”, avanzó, en relación con lo que Adara contó en su curva de la vida en GH VIP.

De Jorge, que contó algo también duro sobre la enfermedad de su padre, me quedo con esto: “Gracias y perdón son las dos palabras más importantes cuando salen del corazón” y “no sabemos cuándo será nuestro último momento, así que hay que vivir sin haber dejado pendiente el perdón”.

Y fin de las cosas duras, pero emocionalmente necesarias… nos damos un abrazo y seguimos adelante. Vamos a reírnos otro rato.

— — —

Vídeo. El pirata Morgan les retó a hacer una balsa. Era una embarcación de IKEA, porque tenían que montarla ellos mismos. Era una Bärka.

Barranco quería construirla a la sombra, o sea, lejos de la orilla. Un poco más y la construye a 200 kilómetros tierra adentro. Para Barranco lo de que los astilleros estén al lado del mar es un capricho. Si por él fuera los trasatlánticos los construía en Albacete y ya luego los arrimas a la orilla.

El caso es que la montaron, así que ganaron una tortilla de patatas, café, aceite, sal, azúcar…

Y después se hicieron tortitas. Bueno, le llamaron así porque quisieron, porque eso era un engrudo. Engruditas. Dejaron tantos grumos que les va a contratar Cola-cao para que salgan poniendo cara de felicidad cuando no se les disuelva.

El reto era construir una lancha”, dijo Sobera, al que una balsa de mierda le parecía poco. Si por él fuera habrían tenido que construir un trasbordador espacial y conseguir orbitar La Tierra durante 30 días para ganar el premio. Y todo con bambú.

Sobera les dijo que el próximo jueves era la última gala en Honduras. “¡LA ÚLTIMA, LA ÚLTIMA!”, gritaba el hombre, como si anunciara el fin del mundo. Lo último que oyeron los dinosaurios fue a Sobera gritando eso.

Y luego aclaró: la última gala en Honduras. Más que nada para que no se hicieran ilusiones de llegar aquí y ponerse a ver a familiares y esas cosillas sin importancia.

Y prueba de líder. Se trataba de levantar un peso sujetándolo con unas asas con las que había que hacer presión. Elena duró tan poco tiempo que lo tuvo que medir la NASA con un reloj nuclear.

A Barranco se le cayó y se quedó mirando las asas como si estuvieran rotas, sin entender nada. Hugo miraba al frente como si fuera un muñeco de cera. Al final él y Ana María fueron los ganadores y se disputarán el liderato el jueves.

¿Soy yo o Ana María tenía la pesa apoyada en el cuerpo? Um… Lara tuvo que aclararlo al volver de la publi. “Hemos revisado las imágenes y Ana María no lo ha apoyado en ningún momento”, dijo.

Yiya: “Esta gente ahora mismo está comiendo más de lo que va a comer en su casa“, se quejó, con más envidia que otra cosa. Mira que Yiya no me disgusta, pero es que se pone a hablar y para decir una cosa que se podría expresar en una frase corta hace un monólogo con circunloquio que te mueres del asco.

vida suicida GIF por David

Y se salvó de la nominación… ¡¡Hugo!! Qué emoción me invade… como si me hubiera dado con la esquina de la mesita de noche en el dedo chico del pie. La misma emoción gratificante.

La madre de Hugo volvió a salir con la cabra. Esa señora duerme con ese peluche. No me extrañaría que lo utilice en ritos raros donde las gallinas no salen vivas.

Vídeo: Elena se disgustó mucho cuando se enteró de que Ana María la había nominado. Se fue ella sola a la otra punta de la isla. A diez metros, vamos, que Cayo Paloma no da mucho más de sí.

“No me puedes decir que no sabías quién te había nominado, no insultes la inteligencia de la gente“, dijo Rocío, que es muy de sentir empatía con la gente que sufre. Ella siempre sabe las nominaciones. Rocío sabe quién opta al Óscar antes que la Academia de Hollywood.

Vídeo. Hugo diciendo que se está perdiendo cosas de su hijo y que ha sido el cumpleaños de sus dos hermanos. Joder, todos los eventos familiares de Hugo están concentrados en estos tres meses. El resto del año en esa casa no se compra ni una puta tarta. En esa familia si alguien nace fuera de febrero, marzo o abril, lo abandonan en el torno de un convento.

“He decidido no coger carnada del grupo, porque era estresante, hay que dar las gracias por todo, esas tonterías a mi me cansan”, dijo Hugo. Joder, qué estrés dar las gracias por lo que hacen por ti. Hay controladores aéreos que mover diez aviones en un minuto, vale, pero gracias no, que hiperventilan.

Así que, para seguir ahondando en esa imagen de YO CONTRA EL MUNDO, Hugo ahora lo hace todo más solo todavía. Si Hugo tuviera que operarse de apendicitis lo haría él mismo para hacer notar lo solo que está. “Ahora no es egoísmo, ahora es Hugoismo“, dijo Ana María.

Lo estrecho pa mi y lo ancho pa ti“, dijo Elena como refrán. Eso mismo se lo dijo Josefina a Napoleón un día que probaron un arnés con pene de 30 centímetros y… En fin, leed historia, que no os voy a contar yo siempre estas cosas rigurosamente ciertas.

Que Hugo quiere ir de víctima, abandonado y justiciero quedó patente en el siguiente vídeo. Hugo hizo partes con la comida de una lata. Las hizo él, así que digo yo que serían iguales. Pues cuando Jorge fue a coger una ¡OH, CASUALIDAD! era la más grande. Y Hugo le montó el pollo.

“Lo repartes tú, dices que está bien y cuando cojo dices que el mío era más grande”, le reprochó Jorge. “Cuando cojas el más pequeño, lloverá, los listillos…“, se quejó Hugo. Lo que pasa es que el hecho de que Hugo se queje no es noticia.

Y cerramos el post con una gran apreciación de Nagore Robles: “A la fase de follar aún no hemos llegado en Madrid“, dijo. Qué cierto y qué falta nos hace. ja ja ja.

¡Y se acabó lo que se daba!

4 comentarios

  1. Dice ser Mamba

    No se cómo alimentais a la carroña de Mediaset. Luego seréis de los que os quejáis por la situación del país mientras financiais a gentuza como está. Sois borregos!!!

    20 mayo 2020 | 10:41

  2. Dice ser Cuentin

    Muy bien Elena, por fin has entendido como funciona un reality, se la has colado hasta a Lara…

    20 mayo 2020 | 10:47

  3. Dice ser Leire

    Me emociono mucho ayer la gala de supervivientes, contaron cosas de su vida muy fuertes.

    20 mayo 2020 | 18:06

  4. Dice ser Malen

    Que treatista la tia esta, no se como le cree algien a la tipa esta.

    20 mayo 2020 | 18:10

Los comentarios están cerrados.