Niños enloquecidos: 300 euros de la hucha para salvar a Jorge en Supervivientes y a Hugo… ni agua

San Jorge el amigo de los niños. (FOTO: TELECINCO)

¿Qué hacen los niños ahora que no tienen clase ni tienen que madrugar? Ver Supervivientes de forma masiva, al parecer. Está Bob Esponja preguntándose por qué nadie ve ya sus vídeos. Los niños sólo quieren a Jorge, a juzgar por lo que cuenta su esposa, que gala a la que va, gala en la que habla de niños gastando dinero en votar para salvar a Jorge. 

Ha habido padres que se han despertado en mitad de la noche y se han encontrado a los niños con los ojos inyectados en sagre y mandando mensajes con el móvil para que Jorge se quede en Supervivientes. Así me lo imagino yo…

Pero antes, dos cosas importantes.

1.- ¡El blog no para después de Supervivientes, que llega La casa fuerte!

2.- ¡Seguidme en redes! Instagram: @GusHernandezGh / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con la gala.

Jordi González sigue a su puta bola con el tema de poner aplausos con el altavoz del móvil. Está obsesionado. Creo que lo tiene programado para cuando sale al plató y para cuando se quita la ropa para meterse en la ducha. Hay gente que para motivarse se pone Spotify y Jordi se pone Splausofy.

En la sección de atuendos diré que anoche Jordi iba bastante elegante, solo que se había puesto una camisa debajo de la americana que llevaba nos pájaros bordado, pero sólo se veían las alitas, así que parecía que Jordi acababa de salir de una pajarería de robar dos periquitos.

Lara iba muy guapa, llevaba un bañador con un estampado inspirado en lo que pasa cuando un cocodrilo se pasea por una fábrica de tintes. La verdad es que voy a echar de menos decir que Lara estaba muy guapa.

Nyno llevaba una camiseta con la marca en el pecho tan grande que no me puedo creer que la gente pague por esas cosas en lugar de recibir dinero por hacer publicidad. No llevaba una camiseta, llevaba un cartel. Nyno está ahorrando para comprarse esto:

Violeta también iba muy práctica, tanto que cada vez que gritaba (y Violeta grita mucho) tenía que agarrarse el vestido para que no se les vieran las tetas.

Jordi anoche estaba muy de dar las gracias. Rubens se inspiró en él para pintar Las tres gracias y porque no tenía sitio, porque al principio iban a ser Las 3.457 gracias, de Rubens.

“Lara, gracias por tu fuerza, tu simpatía, tu sensibilidad… todos deberían trabajar contigo, hasta el presidente del Gobierno y Fernando Simón”, dijo Jordi. Si por Jordi fuera Lara habría tenido un pluriempleo por las mañanas con la Madre Teresa de Calcuta y por las tardes con Pablo Escobar.

“Volvemos a casa. Volvemos a casa”, dijo Lara, que había entrado en bucle. Estaba más obsesionada con volver a casa que Dorothy en OZ. Sólo le faltó arracarse a cantar Somewhere Over the Rainbow.

Vídeo:

Hugo decidió comerse su hamburguesa él solo y Ana María que se la comían ella y Rocío. Son la generosidad personalizada. Recordemos que las hamburguesas eran gigantescas e iban como con dos kilos de patatas fritas. Eso se lo come una persona sana y al día siguiente tiene las arterias como el desagüe de una fábrica de mantequilla. Te comes eso y es como si te untaran el corazón en grasa. Eso no cabe en el estómago de un tiranosaurio.

Pero no, no compartieron. Al próximo hijo que tengan cualquiera de los dos le van a llamar Acapara si es niña y Acaparo si es niño. Y que no les pida nadie un poco de bocata de paté en el recreo.

Hay que ser idiota. A estas alturas, sabiendo que vas a comer dentro de nada, quedar así de mal.

Lo has compartido con ella porque es familia“, le dijo Hugo a Ana María, para no quedar peor él, mientras se comía la hamburguesa echado sobre ella, con la chepa a punto de salir disparada. Gollum era menos protector con el anillo que Hugo con su comida.

Yo compartiría la comida con todos mis compañeros“, dijo Rocío, después de comerse la parte de hamburguesa que le dio Ana María. JA JA JA. Yo repartiría, pero ya si eso no. En cuestiones de negar sin decir NO están el “ya veremos” de una madre y los condicionales de Rocío.

“Yo no molesto a nadie cuando comen los otros”, se quejó Hugo, pero la gala pasada se estaba quejando porque él no comía cuando perdía. ES UN BRASAS CUANDO COMEN LOS DEMÁS. SIEMPRE. Empezando por cuando comió Ivana, al ganarle el bocadillo, que menudo pollo le montó.

“Eso no se lo pueden comer, si se comen eso explotan y no son capaces de dar un trozo“, dijo Barranco con una mezcla de sabiduría y envidia cochina. Envidiuría.

Hugo además de comerse su hamburguesa gigante quiso que le dieran su parte de arroz de la dotación. “Quiero mi parte de hoy y de mañana“, dijo Hugo. No se puede ser más rácano, egoísta y tragaldabas.

Si Hugo montara un banco de alimentos sería un banco, literal, con su cámara acorazada y sus guardias en la puerta y su no repartir nada de nada. Si Hugo hubiera protagonizado la escena de la cena en La dama y el vagabundo, él habría chupado rápido para comer más espagueti -a tomar por culo el beso- y nunca habría empujado la albóndiga. Se la habría comido él.

La verdad, yo no sería capaz de comer tranquilo, teniendo tanto, porque eso daba para seis, y viendo que los demás pasan hambre.

Barranco estaba criticando que Ana María no hubiera compartido y allí estaba Rocío, que había comido. ¿Salió en defensa de Ana María? NO. Pero ella luego reclama que Ana María la defienda.

Pensé que Ana iba a compartir la hamburguesa con todo el mundo“, dijo Rocío, sorprendida. ¿Oís eso? Sonó como si alguien hubiera arrojado a alguien al paso de un coche de caballos.

Al parecer Ana María había guardado la hamburguesa en una olla y le había puesto mil cosas encima. Ana María cierra la puerta de su casa con un pestillo pequeño, pero la nevera la tiene blindada, con clave, reconocimiento de retina, rayos láser y trampas de flechas envenenadas.

– Hola vengo a poner la alarma. ¿Me dice dónde va?

– Aquí.

– Señora, eso es el frigorífico.

– Por eso.

Y así.

Los porcentajes de Barranco y Jorge estaban 56,8 a 43,2%. Luego subió a casi un 60% – 40%.

Vídeo: Último desayuno en Honduras. Mientras Ana María preparaba el café Hugo hacía sus estiramientos matinales. Él es siempre tan de aportar mucho al grupo.

Al parecer, hace semanas Barranco soñó que estaban “viajando Rocío, Jorge y yo en el avión de vuelta dandole al play a la misma película a la vez”. Barranco es el nuevo Maestro Joao. Pero tampoco es que sueñe con cosas trepidantes, el jodío, poniendo una peli. Si George Lucas tuviera la misma imaginación que Barranco la Guerra de las Galaxias habría contado la historia de un señor con garrota sentado en un banco espantando palomas.

Es que llevas todo el concurso oliendo a mierda literal“, le dijo Rocío a Ana María en un momento dado. Si es al revés, Rocío monta un drama que flipas. Así es Rocío, puede decirle a los demás que huelen a mierda, pero a ella no la bajes de Chanel nº5.

En plató, Jordi conectó con Lara. “Lara, ¿podrías contestarme a esta pregunta indiscreta? ¿Cuál es tu rincón favorito de los Cayos Cochinos?”, dijo Jordi. ¿Qué mierda de pregunta indiscreta es esa? Esa pregunta se la haces a una monja de clausura y le parece una pregunta mojigata.

Pero Lara contestó: “Es un columpio que está entre el helipuerto y la palapa y se ve Cayo Paloma en un encuadre maravilloso. Es un columpio mágico”, dijo Lara. Más mágico que Harry Potter con Párkinson en la mano de la varita, no te digo.

El caso es que llevaron a los concursantes a distintas localizaciones que se supone que habían sido importantes para ellos.

A Jorge se lo llevaron a Playa Uva. “Esto ha sido mi casa“, dijo, como si hubiera estado empadronado allí. Yo creo que tenía hasta fotos de los niños en marcos dorados por ahí encima.

El muchacho se emocionó. Lo que pasa es que Jorge es de emocione rápido. Es más sentimental que una telenovela colombiana.

“Mi premio es éste”, dijo abriendo los brazos, porque piensa que le van a regalar la playa. En cuestión de hacerse con tierras estaba Cristóbal Colón y después Jorge. El maromo piensa que si te quedas a dormir en un sitio ya es tuyo. A tomar por culo. Jorge intentó quedarse a dormir una noche en Versalles porque le gustaba para casa de campo.

Y en plató habló la mujer de Jorge, que dice que tiene mucho apoyo. Y volvió a insistir con lo de los niños locos por gastar su dinero.

“Que un niño le diga a su madre ‘tengo 400 euros en la hucha, 300 los quiero para salvar a Jorge y 100 para las fiestas“, contó que había ocurrido en su pueblo la esposa de Jorge.

Joder con los niños del pueblo de Jorge. ¿CUARTROCIENTOS PAVOS EN LA HUCHA? Son Amancitos Ortega. Están las bandas de albanokosovares dejando de hacer butrones en joyerías para robar huchas en ese pueblo. Hay nóminas de directivos más pequeñas que una propina en esa localidad. Joder, que las pagas semanales llevan retención de IRPF.

Y a todo esto, ¿para qué quiere un niños 100 euros para las fiestas? Ese niño va a a comprar tickes y viajes que se va a subir a la noria el día que llegue el feriante y no se baja de ahí hasta que el esté la canastilla de la noria cargada en el camión.

En cualquier caso está claro que según la esposa, Jorge es el nuevo Peppa Pig. A un niño le das a elegir entre conocer a la Patrulla Canina o a Jorge y le da patadas a los cachorros repelentes esos. Están en los estudios de tatuajes saturados de niños que se quieren hacer en el pecho la cara de Jorge a lo Camarón.

Lo raro es que los niños no quieran tanto a Hugo… Aunque claro, eso es como si los niños le cogieran cariño al Hombre del Saco. Hugo se viste de Papá Noel en Navidad y los niños lloran.

En su visita Ana María destacó que “en esta playa aprendí a nadar”. Se cree que es Michael Phelps. Ana María ahora se ve compitiendo en las olimpiadas. ¿Crol, espalda, braza, mariposa? No, Ana María competiría en ‘flote pesquero’. Récord Mundial.

“Uuuuh, mira, qué pasa, soso, que soy yoooooooooo“, le dijo Ana María a una iguana, que sorprendentemente no la reconoció ni le devolvió el saludo. Ya no queda educación. Putas iguanas.

Se encontró un coco y dijo “uy, que contentos se van a poner cuando les lleve el coco“. Los cojones, contentos se habrían puesto si les hubieras dado hamburguesa.

A Rocío se la llevaron a visitar un árbol que está en medio de una roca en medio del mar. “Tantas horas en el árbol me di cuenta de que a pesar del dolor aprendí a a dejar todo atrás“, joder, qué intensita.

“Esta pequeña isla me ha hecho reflexionar y espero que cambien muchas cosas en mi familia”, dijo Rocío de su visita. ¿Siempre tiene que montar un drama y meter a su familia en todos los vídeos?

– Rocío, ¿tienes hora?

– En mi familia también miran la hora, porque lo hemos pasado mal en la familia y mi familia aaaaaaaaay mi familia.

– Vale, ya la miro en el microondas.

Jordi volvió a la carga, esta vez con Gloria Camila, en plató. “¿Puedo hacerte una pregunta muy íntima? ¿Cual fue tu lugar preferido en los cayos?” Joder, qué obsesión tiene este hombre con los lugares especiales. Y si eso son preguntas íntimas el día que quiera saber cuánto te mide la polla no sé cómo te va a introducir la pregunta.

Visita de lugar favorito de Hugo. Era una roca al lado del agua. “Vine con muchos miedos porque pensé que no iba a ser capaz de soportar, pero me fui llenando de cosas bonitas“, dijo él. Joder, pues que diga cuales son las cosas bonitas, porque se ha ido llenando más bien de mala leche. Amargura, aislamiento, rencor, recelo, egoísmo… para Hugo son cosas bonitas. Él las ponía en una pared del Prado.

Hugo se puso a besar el trozo de arrecife. Estaba muy enamorado de ese sitio. Por poco se la saca y se restriega contra el trozo de roca. Si en lugar de rascar llega a ser suave, lo fecunda. Hugo le coge cariño a un melón y lo trincha. Y así con todo. En casa de Hugo las mascotas procuran ser antipáticas por si acaso.

Vídeo de la chasca tocha. Les hicieron una hogera que parecía que estaban quemando a un rey vikingo. Les dijeron que aprovecharan “la magia de la hoguera”. Era tan mágica que tenían que escribir en papeles y quemarlos. A ver, que a eso le llamaras magia en el siglo V bueno, vale, pero ahora me parece un poco pretencioso.

Animated GIF

Todos hablaban de encontrarse con su familia y luego quemaban los papeles. O sea, que quemaban su mayor deseo. Cojonudo. Eso es como ahorrar dinero encendiendo la estufa con billetes de 50 euros.

En plató, Lomana contó que cuando ella estuvo en la isla no le dejaban acercarse a la caseta de los técnicos, o sea, pasar al lado de la organización.

“Yo tenía la sensación de esas personas leprosas que no se podían acercar a los demás“, dijo Lomana y Jordi replicó “un beso a esas personas leprosas que nos están viendo”.

Sí, es lo que más recomiendan los médicos que se haga con una persona leprosa. Besarle. A ser posible con lengua y restregándose desnudo. Así es Jordi, su tipo son las personas con pérdida de masa corporal. A Jordi le jodía que Jesús curara la lepra porque le dejaba sin posibles ligues. Jordi en Tinder sólo hace Match si tienes pinta de estar cayéndote a trozos.

“Cuando sales de ahí sientes que puedes hacer cualquier cosa, que te puedes apuntar a la Legión”, dijo Lomana, que piensa que a la Legión “te apuntas”. Están los gimnasios y la Legión. Lomana no entiende por qué la gente hace oposiciones si te puedes apuntar a las cosas.

Jordi se puso a dar las gracias a un montón de no sabemos quién, bueno, sí, jerifaltes de Telecinco. La de anoche fue la gala en que más gracioso estuvo. ¿De hacer risas? No, de dar gracias.

Y conexión con Elena.

“Puedo decir que no me ha nacido la sensación de rabia”, dijo Elena, que no pare cosas raras. La que sí que ha nacido es ella. “Me siento como si hubiera renacido, como una persona nueva, renovada”. Elena se ha hecho reformas.

“Creo que en el espejo me voy a ver horrorosa“, predijo, porque ella es positiva y optimista como una langosta en la pecera de una marisquería.

Se vio en el espejo. Miraba como si en el espejo hubiera aparecido Alien. Joder, cómo no te vas a ver fea si Elena ponía unas caras que aparece en el espejo Candyman y te da menos susto.

Y se puso a quitarse la ropa en directo para verse mejor. Menos mal que esto es Supervivientes, porque si llega a ser Ginecólogos Elena se hace una exploración ahí mismo.

“Parezco una niña de cuerpo, de cara no”, apreció la muchacha. Elena es como el Benjamin Button desparejado.

“Todos somos supervivientes de la vida”, dijo Elena, que no es para nada de redundancias. Porque todos seremos muertientes de la muerte cuando muramos.

Y por si la cosa estaba siendo alegre, pues volvimos a lo de los correazos de Elena.

Y hala, Jordi a hacer juicios y dictar sentencias: “Una persona no puede tener carnet de padre o madre si apalea a sus hijos, eso no se hace”, le dijo a Elena.

“Antiguamente la educación existía eso, está mal, no lo justifico, pero para muchos la forma de educar era la forma bruta”, dijo Elena.

Jordi se puso en plan psicólogo “la primera de la lista eres tú y la autoestima que has ganado tienes que llevártela y si los que están cerca de ti no lo entienden, que lo procesen… me meto donde no me llaman, pero ¿a que es verdad?”, dijo él. O sea, que sí: se mete.

Jordi va al psicólogo y acaba cobrándole Jordi al psicólogo. Y sin cita previa ni nada.

Y por si Elena no estaba ya destruida, le pusieron el vídeo de su familia hablando del episodio de los correazos y del padrastro malvado y un montón de gente hablando y elucubrando y puf… qué cosa más aburrida y reiterativa. Es que salía hasta un reportero haciendo una entrevista por el telefonillo de un portal.

Y la pusieron en contacto con su hija Adara. “Vaya cojones que le has echado, qué fuerte, estoy flipada, buah“, dijo Adara. Me faltó un “me cago” y un “qué fuerte”.

Y luego Adara dijo que había tenido “un vacío muy grande en el pecho” entre lloros enormes. Yo creo que eso no es amor, es una angina de pecho, pero bueno.

“Y tú si que tienes cojones, tú sí que los tienes“, le dijo Elena a Adara. Joder, qué mujeres hay en esa familia, se ponen en biquini y parece que se han escodido kiwis entre las piernas. Los sustos que se lleva la gente que les depila las ingles no son normales.

También habló el hijo de Elena, hermano de Adara. Parecía un chaval normal, qué cosa más rara.

Jordi le dijo que los hijos de Adara habían hecho las paces. Al parecer estaban peleados. “El mayor premio que me llevo de aquí es poder salir a comer con mis hijos e incluso discutir los tres”, dijo Elena. JA JA JA Para Elena una cena familiar sin navajazos es una decepción. Elena si en una comida hay bien ambiente sigue pidiendo comida hasta que alguien se enfade. Una vez estuvieron en un restaurante chino nueve horas y al final fue un camarero el que montó una bronca sólo para que se fueran.

Y le pusieron un vídeo con un resumen de lo sucedido con el coronavirus.

“Lo estamos pasando mal en todo el mundo. Se ha vivido una situación muy dura, sin precedentes, una pandemia global, que nadie había vivido. Queremos que conozcas esta realidad, mira“, le dijo Jordi, que menudo es dando buenas noticias.

Y le pusieron un vídeo en el que se hablaba de muertes y muertes y muertes. Si le ponen un vídeo de The Walking Dead la dejan más tranquila. Eso no era un vídeo alarmista, era como meterte la sirena de un camión de bomberos por la oreja y ponerla a todo meter.

Que sí, que ha sido jodido, pero ¿qué necesidad había?

Vídeo: Jorge le ha hecho pulseras de bambú a sus hijos, “con su SV y todo”, dijo él. Si a Jorge le va mal en la Guardia Civil siempre puede ganarse la vida con un puesto en el rastrillo vendiendo bisutería.

Vídeo: Rocío diciendo que Elena es una estratega que se acerca a Jorge por estrategia. Cuando Elena le dijo que la estratega era ella se ofendió y dijo que Elena le estaba faltando al respeto. JA JA JA

Ya de vuelta al directo Elena dijo que Rocío “con sus mañas me hizo sentir dentro de su grupo. La única estratega ha sido ella, que ha sido capaz de que no se la nomine”, dijo Elena. Me encantas las “mañas” de Rocío.

– Hola, vengo a entrar en los X-Men.

– ¿Cuán es su superpoder?

– Hago que la gente se sienta parte de mi grupo.

– Padentro.

Y así.

“Me dijo que me quería mucho, que era como una madre para ella y luego me nomina”, dijo Elena. Rocío cuando era pequeña en lugar de regalar diplomas del tipo “Eres el mejor papá del mundo”, regalaba diplomas donde ponía “Estás nominado”.

“No me vale de nada que Rocío me defendiera y luego se fuera con mi verdugo, que era Avilés, a reírse y a pasarlo bien”, se quejó Elena.

Es que Avilés era más amigo de Rocío que tú de Rocío“, justificó Gloria Camila, que puede medir la amistad. Gloria se ve en la tesitura de elegir entre dos colegas y saca cuatro decimales en la escala de amigología por si hay empate.

“La puta obsesión de pescar rodos los días”, dijo Rocío en un vídeo, recriminándole a Elena que se fuera a pescar en lugar de pasar tiempo con Jorge. Para Rocío conseguir comida es estar obsesionado. A Rocío le parece obsceno que la gente vaya al Carrefour todas las semanas.

Y Jordi preguntó con retintín a Elena: “¿Qué sientes por Jorge?”. Tócate los cojones. Dice que si te puede hacer una pregunta íntima para preguntarte por tu puto sitio preferido y luego te dispara a la cara poco menos que si te quieres pasar por la piedra al marido de otra.

– ¿Te puedo hacer una pregunta íntima?

– Eh, vale.

– ¿Por dónde se va a la calle Mayor?

– Ah, pues coges por ahí y…

– ¿Y las mamadillas tragando o escupiendo?

Y así.

“Mucho cariño, le he sentido muy cerca de mi. A Jorge le voy a ver fuera. Cuando tienes una amistad sana con esa persona te empuja y te dice vete a pescar”, alegó Elena. Es la base de toda buena amistad: que te empujen a pescar. Sabréis si un amigo es bueno si os incita a sacar peces del agua.

Alicia, la mujer de Jorge, saludó a Elena. “Campeona, enhorabuena, gracias por tu amistad con Jorge. Es una bonita amistad, que nadie la cuestione”. Qué elegante es esta mujer.

Y Violeta, en plató, tomó la palabra. “Quería aprovechar la coyuntura… Hace un año que toda España me oyó gemir como un gato en celo y quiero felicitarte cariño porque eres lo mejor que me ha pasado”; dijo Violeta, que era su aniversario con Fabio. Qué bonito mensaje de amor. Si Violeta fuera Gustavo Adolfo Bécquer en lugar de escribir

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul

habría escrito

¿Qué es poesía?, dices mientras me la clavas
a secas. 

Vídeo: Rocío tratando de hacer ver que Ana María que tiene ansiedad por la comida. “Me preocupa realmente porque se acaba de comer dos peces y aún tiene ansia de comerse el arroz”, dijo la muchacha.

Y vimos vídeos de Ana María rebañando cosas: la sarten, el plato, a Barranco… Ana María no desperdicia nada. Si tienes una sartén requemada se la das a Ana María y te la devuelve que le ha quitado hasta el teflón.

Vídeo: Ana María quiere que Rocío se ponga a parir como una coneja en tratamiento de fertilidad.

“¿Ya has pensado si vas a amamantar a tu hijo?”, le preguntó Ana María a Rocío. Joder. Va, adelanta cosas. ¿Has pensado si parto natural o cesárea? ¿Querrás epidural o parto con dolor? ¿Las enfermeras las quieres altas o bajitas? ¿De qué color pintaras la habitación del bebé? ¿Le vas a apuntar a Judo?

Ana María es muy de planear. Ana María te escribe una temporada de La casa de papel que deja al Profesor a la altura del betún. Llega a ir Ana María y roba el Banco de España que las serie solo da para un capítulo.

“Pero de aquí a un año, no?”, le dijo Ana María que tenía que parir. Qué presión para el novio de Rocío, que no se toca desde hace dos meses y está comiendo muchos quesitos para tener reservas con qué preñar.

“Un año o dos”, le dijo Rocío. “Ya estamos alargando las cosas”, se quejó Ana María. Si es por ella fecunda a Rocío mientras duerme.

PAREEEEEE, PAREEEEEE YAAAAAA, REPRODÚCETEEEEEEEEEE, QUIERO QUE TE PREÑES Y ECHES NIÑOS PERO YAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Y así.

En un momento dado Omar y Nyno cantaron en riguroso playback. Yo no sé para qué les dan un micrófono. Si les dan un pollo de goma agarrado por el cuello les hace la misma función.

En el plató había bailes de todo tipo. Ferre bailaba como si estuviera teniendo sexo con un una diana móvil. Lomana bailaba alargando los bracitos y haciendo gestos con las manos que parecía que estaba eligiendo fruta en el supermercado. Los piecitos los movía poco a poco, que pasa por encima de un campo de minas y no le estalla nada. Pavón al contrario, le habían clavado los pies al suelo y bailaba como si no hubiera sitio en la discoteca.

Cuando acabaron se abrazaron. Nyno y Omar están ya en Fase 10. Nyno se puso a hacer publicidad con el disco de oro y al final Jordi tuvo que desalojarles porque un poco más y aprovechan para vender un Opel viejo de su tío.

Y eso que hoy en día lo de presumir de un disco de oro no es nada, porque tú compones una canción, se la cantas a tu abuela y te dan dos discos de oro. Hay Bollicaos en los que te salen discos de platino, incluso.

Y se acabó lo que se daba, amigos.

4 comentarios

  1. Dice ser Santi

    Deberían haber compartido la hamburguesa con Jorge y Albert. Que decepción… 🙁 yo creo que Ana y Hugo deberían haber juntado todo y cenar todos juntos y hubiese dado de sobras para todos. Y se hubiese creado un ambiente más agradable, la vida es para compartir, no ser tan egoísta… Ver este egoísmo en la gente me hace sentir triste, pues es inexcusable no dar un trozo de carne a un compi que lleva tiempo sin probar, cuando además hay tantísima hamburguesa!!! .. Que decepción. Ojalá gane Jorge o Albert son mis favoritos desde el principio 🙂

    25 mayo 2020 | 14:03

  2. Dice ser David

    No entiendo cómo tenéis ese poder de dar vuelta a los comentarios y publicar titulares tan sensacionalistas como estos … La mujer de Jorge solo quiso poner un ejemplo de algo que la ha pasado realmente , que un concurso como supervivientes que siempre está ligado a salvames etc , remueva a gente “normal ” debería de merecer un titular diferente , queremos más gente como Jorge que ha sido capaz de demostrar que para ir a un reality no hay que ser hijo de o sobrino de y que representa a la mayoría de la población española , gente trabajadora , humilde y gente que hace las cosas de corazón y con el corazón . Y si hay que poner ejemplos que bonito es que los niños se queden con el de Jorge, que respeta , trabaja en grupo y es un ser especial !!! Muchas gracias

    25 mayo 2020 | 14:57

  3. Dice ser Elsa

    Mis ganadores, Barranco o Rocio, por buenos compañeros, sinceros y claros a la hora de decir lo que piensan, al margen de grandes en la convivencia y supervivencia.

    26 mayo 2020 | 01:36

  4. Dice ser Martita

    Hola Gus!!

    como siempre, me rio un monton!!no sabia que ya esta confirmado un nuevo reality…tomaa!!solo por leerte a ti, tendrian que estar poniendo realities en todas las cadenas, y así reiriamos sin parar.

    que egoístas Hugo y Ana María, de verdad…es que llevan todo el concurso demostrando que son unos ansias…y luego Hugo, quiere su porcion de arroz…venga hombre!!

    No me parecen justos finalistas Hugo, Ana Maria y Rocio…pero como comente en otra ocasion, son los que interesan a la cadena, para hacer platós y demas.

    Y respecto a Jorge y Barranco, una pena que esten nominados…de los 5 que hay, son los que mas me gustan, porque han demostrado que con buena educacion y saber estar, tambien se puede llegar muy lejos en este tipo de programas…si tuviera que elegir,me quedaría con Jorge.

    Ganará Hugo…está todo ya decidido y amañado…que rabia, porque han expulsado a concursantes, que para mí gusto se lo merecian más que él,o por lo menos, haber llegado a la final como Ivana, Ferre o Yiya…y también Pavón, una pena que le pasara lo de la hernia.

    Pues solo nos toca esperar a la final…a ver que pasa…

    Un abrazo, Gus!!y gracias por las risas 🙂

    26 mayo 2020 | 14:23

Los comentarios están cerrados.