Pillada de micro abierto en ‘Supervivientes’: Hugo poniendo a caldo a Jorge Javier Vázquez

Hugo, para qué acercarse a otro ser humano. (FOTO: TELECINCO)

El ego de Hugo es tan grande que usa un 45 de talla de zapato. Y cuando uno piensa que es el mejor en todo y la realidad se empeña en contradecirle, sólo queda buscar excusas y refunfuñar. Y anoche le pillaron con el micro abierto.  ¿Y con quién lo pagó anoche? Con JJV, que le hace bromas que a Hugo le hacen la misma gracia que una hernia.

Anoche Hugo volvió a inventarse fantasías que justificaran que hubiera perdido la prueba de líder. Y eso es lo que hace Hugo y más cuando quien le gana en una prueba es una mujer pequeñita de cuarenta y tantos. En este caso, la afrenta fue que a los demás les habían dado la sorpresa del familiar antes de la prueba y a él no. Porque todo el mundo sabe que si un familiar te visita eres más fuerte, más rápido y más habilidoso. Hulk se transformaba cuando le visitaba su tía la del pueblo. A Einstein se le ocurrían las mejores ideas después del abrazo de un abrazo de su primo Paco. Y así.

Pero antes… Ya seáis haters, lovers o indiferenters… ¡SEGUIDME EN REDES!

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández

Vamos con la gala.

En el apartado de atuendos, JJV llevaba el pelo al más puro estilo ha venido el jardinero y ha pasado el cortacésped.

Nyno iba con una ropa de color metalizado. Dijo que se la habían hecho a medida. Normal, porque eso se lo pones a un maniquí en Zara y por la noche cobran vida para quitárselo. Los pantalones eran reflectantes. Eso está homologado por la DGT para ir por la noche por la autopista. Si Nyno llega a estar subido en el iceberg, el Titanic no se habría hundido, porque lo habrían visto horas antes.

Por su parte la hija de Ana María se había maquillado los ojos como un mapache pardo. Llegó a Telecinco y la maquilladora le preguntó ¿qué te hago? y ella respondió que un antifaz.

La mujer de Jorge llevaba un vestido con hombreras de plumas que parecía una jugadora de Rugby con ganas de volar. Con el vestido de Alicia te hacías un edredón para cama de 1,50.

Lara iba muy guapa. Ah, que esperábais un pero, ¿eh? Pues no: iba muy guapa. Con un vestido que parecía que se le había oxidado la plata, pero muy guapa.

El caso es que los concursantes han pasado de estar en un paraíso en Honduras a estar en unas cabañas de campamento de verano a las afueras de Madrid, que ahí no huele a mar ni esnifando el agua de la pecera.

Y vídeo de la salida de cayo Paloma.

“Es el momento de hacer vuestro saco”, les dijo el pirata morgan. Claro, porque hacer un saco lleva mucho tiempo y hay que planificarlo. Ha habido envíos de la NASA para reaprovisionar la Estación Espacial Internacional que iban menos currados que un saco.

En el pergamino, el pirata les decía: “Sobre todo habéis forjado amistades que perdurarán en el tiempo“, y eso lo estaba leyendo Hugo que a ver, se llevará muchas cosas, la piel morena sobre la arena, por ejemplo, pero amistades tampoco es que se lleve muchas. ¿Sabéis la canción esa de Roberto Carlos que dice “yo quiero tener un millón de amigos”? Si Hugo hubiera compuesto la canción la letra sería:

Yo no quiero tener amigos
Cazzo. 

Y ya. Así todas las estrofas. Y con música triste.

Tengo una gran historia que contar“, dijo Jorge, que va a dar la chapa con este tema el resto de su vida. No va a haber reunión de amigos en la que no haga una fogata y se ponga a contar la historia de cuando fue a Supervivientes. Así estén en agosto dentro de una casa. Fogata y gran historia.

Cuantos miedos he dejado aquí en Cayo Paloma“, dijo Ana María. Joder qué susto el que se los encuentre. Va a esa playa Juan Sin Miedo y se caga encima.

Dejo un trozo de mi corazón. Ojalá algún día pueda volver y recogerlo“, añadió Ana María, que para cuando vaya a por él va a estar el corazón todo pocho. Ana María piensa que cuando se hacen trasplantes de órganos se corre y se ponen en hielo por capricho. Ella los mandaría por correo ordinario y envueltos en papel de periódico.

Ha sido una experiencia estar con ella, intentar descifrarla“, dijo Rocío de Ana María, porque piensa que Ana María es una runa céltica y si la descifra puede entrar a algún sitio. En el trozo roto de la piedra Rosetta salía una foto de Ana María.

Se subieron en unos cayucos para salir de la isla. Desastre naval. La Atlántida se hundió porque esta gente se subió encima.

Y vídeo del viaje de vuelta.

Por supuesto les pusieron en primera clase. Hay pisos que son más pequeños que un asiento de esos. Y lo sé PORQUE YO HE IDO A HONDURAS EN UNO DE ESOS. Pinchad en el enlace y veréis. Chupaos esa.

Un inspector les dijo a Rocío y a Ana María que tenían que mantener la distancia de seguridad, como si no llevaran juntas tres meses.

Se comieron el menú del avión como gomias. Todas las imágenes de Barranco eran comiendo. Si llega a descubrir dónde está se bebe el queroseno de los depósitos.

Ya en directo Ana María dijo que lo que menos se esperaba y lo que le preocupaba era que su hija se sentara en un plató de televisión (cosa que le dijo un paparazzi de los que los esperaban en el aeropuerto). Lo de la pandemia ya si eso no le preocupaba mucho, pero lo de la entrevista sí.

“Si temes que se la haya llamado porque haya habido una catástrofe o una guerra, no, es porque su madre había llegado a la final”, le dijo JJV sí, los cojones. ¿Se han sentado los parientes de los demás? ¿No? No hay más preguntas, señoría.

“Yo por mí me volvía el año que viene, me iría gratis un mes, con comida y cama“, dijo Rocío. O sea, como este año. Este es el próximo tatuaje que se va a hacer Rocío:

吃和躺

Vídeo: Hugo quejándose de la cabaña donde les han metido. “Mi cabaña parecía un campo de concentración“. Hugo, el agradecido. El caso es que estaban todos en una cabaña y él se fue solo a otra caseta. ¡Contacto humano, qué asco! ¡Alegría, qué alergia!

No voy a estar compartiendo con adversarios“, dijo Hugo. Claro, qué cosa más loca. Hugo piensa que el aire que exhala un rival es venenoso y te mueres y te salen granos. El maromo se fue a otra cabaña y se puso a limpiar y a fregar y a mover muebles y a hacer reformas en su habitación. Un poco más y sanea las tuberías.

Les hicieron los test del coronavirus a todos. Todos dieron negativo.

A Barranco le cantaron el cumpleaños feliz por vigesimoquinta vez. Tiene menos celebraciones una boda gitana.

En directo: “No es una novedad que soy una persona solitaria y quería vivir la final a mi manera. Soy una persona complicada. Me gusta mucho el orden. Somos adversarios”, dijo Hugo que ha estado durmiendo con una pistola debajo de la almohada, por si Ana María o Rocío intentan matarle mientras duerme.

Y apareció Sonsoles Ónega. Esta muchacha no sabe dónde se ha metido.

Deberíamos haberle pedido permiso a Fernando Simón para darnos un abrazo“, dijo la mujer, porque Fernando Simón está para eso. Se pasa el día expidiendo certificados de abrazabilidad.

“Te puedo anunciar ahora mismo a la primera pareja de concursantes confirmados: Mayte Galdeano y Christian Suescun“, nos dijo.

Y apareció Mayte y su hijo. Christian tenía cara de que por él habría entrado al concurso con Bin Laden antes que con su madre.

“¿Tú sabes por qué es conocida Mayte? ¿Tú sabes qué se hace ella todas las mañanas?“, le dijo JJV (por hacerse lavativas con el dedo todas las mañanas, tras jiñar).

“¿Por el GH?”, dijo Sonsoles con más miedo que Bambi en una galería de tiro. Ay, criaturita, no sabe dónde se ha metido.

“Hace cinco años que no hago el amor”, le dijo Mayte. “Bueno, tampoco es tanto, mujer…“, respondió Sonsoles, que tampoco debe ser de polvo diario.

Y Mayte se puso a bailar como hace ella, que es como si estuviera tratando de sacarse demonios del cuerpo. “Con estos bailes no entiendo lo de los cinco años”, dijo Sonsoles. Lo que le sorprendía es que no fueran quince o veinte, creo.

Prueba de recompensa. Tenían que tensar unas cuerdas para mantener una plataforma en horizontal y encima de ella montar un puzzle que ponía Supervivientes. La temática de los puzzles es variadísima.

Las recompensas eran personalizadas. Para Hugo fajitas de pollo. Para Ana María un plato de embutidos. Para Barranco, pizza. Para Rocío filetes de pollo empanados hechos por su suegra. De verdad. Y para Jorge tortilla de patata. Eran sus platos preferidos. Soy yo y sólo por joder pido un plato de tres estrellas Michelin de un restaurante de Singapur.

Y se quedó fuera Barranco. Si perdían los demás, ganaba él. Y perdieron, así que Barranco se llevó la pizza sin hacer nada. JA JA JA

“La concha de su madre“, dijo Hugo, como siempre, con ese perder deportivo y sano que tiene.

“Estoy recaliente”, añadió Hugo que es como una vitrocerámica. Han estado tres meses haciendo fuego porque han querido, porque bastaba con putear a Hugo para hacer alimentos. Es como un horno pirolítico.

Vídeo: Cena.

“¡Cubiertos!”, exclamó Ana María, que dijo que comer con normalidad era como un “orgasmo”. Esta mujer no se ha corrido en la vida. O eso, o a ella los cunilingus se los hacen con cuchara y paleta de pescado.

Ya en directo Rocío dijo que al principio quería que fuera a verla su padre, pero una vez en España ya dijo que no, que quería ver a su novio. Ese muchacho va a morir por follamiento. “Llevo ya cuatro meses sin ver a mi novio, es normal“, dijo Rocío.

Espejo de Jorge. Ha perdido 17 kilos. Jorge flipó con razón, porque se ha desinchado como una colchoneta en una tienda de cactus. Ya con su maleta y su neceser se lió a echar desodorante y luego se puso a esnifarlo. Colocón patrocinado por AXE.

Y vio a sus hijos. Les habían puesto una mampara de metacrilato para que no se tocaran. Los niños se le quedaron mirando como si les hubieran puesto la tele y estuviera sintonizada La 2.

“¿Esto qué es?”, dijo Jorge, joder, pues tus hijos.

“Papá, se me ha caído un diente”, dijo una “a mí dos”, añadió el otro. El Ratoncito Pérez tiene una sucursal en casa de Jorge.

“Cuando sales mamá siempre dice ‘silencio, que hay que escuchar a papá'”, dijo la niña. Pues tampoco es que Jorge haya hablado mucho, que he visto a gatos de escayola dar discursos más largos que los de Jorge.

“Papá, la Guardia Civil está votándote”, le dijo la niña. Acabáramos. Está la Benemérita que ahora las multas se pagan en votos a Jorge. Ir a 14o por vía de 120 son 50 votos y cuatro puntos del carnet.

¡¡Y A LA CALLE BARRANCO!!

Juraría que cuando Hugo vio que Jorge se salvaba apretó un poco el culo, como con miedito.

Espejo de Barranco. Ha perdido 11 kilos. “Qué puñetera barba”, dijo Barranco, que nunca ha visto un hipster.

El muchacho tuvo necesidad de mirarse el culo. “Lo único que no me han cambiado son las manos y los pies, lo demás… (se mira el pene) ha cambiado todo”, añadió. Vale, ya sabemos que a Barranco el pene le ha adelgazado. Ahora no tiene polla, tiene un fideo cabellín.

“Huele a mi novia esto que da gusto”, dijo Barranco. No lo vimos, pero creo que se frotó contra la maleta. Y luego se puso a oler todas las prendas. Barranco no se va a poner mascarilla, se va a poner un tanga de su novia.

En el directo, tras la expulsión, le dejaron ver a su madre a través de la mampara. ¿Soy el único al que esto le recuerda a los encuentros en la cárcel? Les faltaba un telefono negro y un funcionario de prisiones detrás.

Y luego estaba lo de la puerta de los abrazos… A mí lo de abrazar a tu madre con condones en los brazos me parecía medio raro, la verdad.

Espejo de Rocío. Ha perdido 15 kilos. “Me he quedado sin culo, casi”, apreció. Sí, tiene tan poco que va a tener que cagar con el culo de otra.

“El pecho ya venía de serie”, dijo sobándose las tetas por enésima vez. Os juro que tu vas a una frutería y tocas una manzana como Rocío se toca las tetas y el frutero te llama la atención por joderle la fruta.

“Me veo mucho más niña”, opinó Rocío, que es menor de edad otra vez.

Y vimos que Manuel, el novio, le había regalado una esclava de plata. De plata. Y Rocío pensando en comprarle una moto. ¡Ahorra un poco, muchacho!

Rocío llevaba la maleta llena de prendas de invierno. A Rocío le dijeron que Supervivientes se hace en Noruega y claro.

Empezó a peinarse y eso sonaba como pasarle un rastrillo al lomo de un jabalí.

Y Rocío vio a su novio. “Pero ven aquí, ¿qué haces?” Le dijo Rocío, que se pegaba al cristal que casi hace ventosa.

“Ay la Virgen del poder de Cristo, esto no puede ser“, mascullaba sorprendida. Fliparon menos los pastorcillos de Fátima que Rocío.

Y se fueron a lo de los brazocondones. “Pero sacalaaaaaaaa”, “no, eso se mete por ahíiiii”, “empujalaaaaaaaaaaaaaaa”, decían, porque se hacían un lío con las mangas de plástico. Qué mal se apañaban con las medidas de seguridad. Creo que una vez follaron con el condón puesto en la nariz del muchacho.

Se dieron besos a través del plástico y dejaron eso lleno de babas. Parecía el tobogán de un Aquopolis.

“Esta gente me tiene aquí un mes más”, se quejó Rocío. Y nos enteramos de que se hicieron un tatuaje correlativo. Él lleva en el cuello “Que todo fluya” y Rocío “y que nada influya”, y en italiano. Elegantísimo. Qué rima tan currada.

Con mi próxima novia me voy a tatuar “mira la hora” y ella “ahora”. O “te regalo este pendiente” y ella “para ser independiente”.

“Estás muy guapo, pero el pendiente... estás muy guapo, pero ese rapadillo...” le decía Rocío, que le puso a su novio más pegas que la Ratita presumida a los que se querían casar con ella.

Ana María ha perdido 9 kilos. Se vio en el espejo y lloró. Lo que pasa es que Ana María últimamente llora todo el rato.

“Estoy divina de la muerte, digan lo que digan”, afirmó, pero allí nadie había dicho nada.  “Tengo que pasar mi duelo por el pelo“, alegó. Sí, eso y le haces un panteón y funeral de Estado.

Otra que se puso a esnifar la maleta. Lo primero que hizo fue ponerse rímel y maquillarse. Acabó como una puerta.

A Ana María le habían llevado de visita a Gloria Camila. Qué decepción. Aún así se puso a dar golpecitos al cristal como si fuera un gorila en el zoo pidiendo plátanos.

“Sois mis putas ganadoras”, dijo Gloria Camila, con un lenguaje elegante como de recepción con Isabel II. Ana María dejó el cristal con más babas que el cuenco del agua de un mastín.

Y se puso a dar besos. Los besos de Ana María suenan. Suenan como si estuvieran intentando sacar algo de un desagüe con un desatascador. Una vaca lamiendo un ventilador en marcha suena menos.

Y les pusieron los condones de los abrazos. Ana María le tocó el culo a Gloria Camila que ahora Gloria Camila tiene moratones en las nalgas.

Luego montaron un sándwich que os juro que he visto películas lésbicas con menos roce. ¿He dicho que he visto películas lésbicas? Nunca.

Ana María le empujaba con las caderas a Rocío que si llega a tener ciruelo la trincha de alante a atrás. Joder, Ana María, empotra más que un taladro de abrir aceras.

Y conectaron con su niño por videoconferencia. Ana María no podía ni hablar. “¿Soy tu ganadora, cariño?” El muchachito tendría que haber dicho “no, estoy votando a Jorge, soy un niño”. JA JA JA

Por detrás se oía a Ortega Cano diciéndole a la criaturita lo que tenía que responder. La naturalidad por encima de todo. Ortega Cano le enseñó a José Luis Moreno todo lo que sabe.

Elena no venía ya a cuento pero aún así apareció y vio a Adara, que le había llevado un ramo de flores que por supuesto no le podía dar.

Elena empezó a llorar como un coche viejo tratando de arrancar. Elena se puso a chillar y luego apareció su hijo también.

“Abrazaros”, les dijo Elena y luego daba saltitos al verles. Era como ver entrenar a un cachorro. No les pidió la patita y que se hicieran los muertos de milagro.

“Os necesito juntos”; dijo Elena, que siempre quiso tener unos hijos siameses.

“Mama, me he enamorado de ti”, le dijo el hijo y se dieron un beso en la boca. No sé. A mí me incomodó un poco.

“Te quiero, cabrón, te quiero”, le respondió Elena. Otra romántica que sabe cómo hablar de amor.

Por una mirada, un cojón entero;
por una sonrisa, cojón y medio;
¡Te quiero, cabrón, te quiero!

Y así

Juego de líder.

“Ponte ahí, Ana Marilla”, dijo Lara. Ay, mi Lara, que tiene gracia y tronío hasta para equivocarse.

Se trataba de ponerse en un balancín como de parque de niños de los años 90 y manteniéndolo en horizontal montar un puzzle en una plataforma que había en un lateral. Esta prueba no la hacen bien ni los del Circo del Sol.

Ana María debió entender que se trataba de mandar las piezas a tomar por el culo porque lanzó las piezas que hay regiones de la Siberia profunda donde han encontrado algunas. Al final hizo una buena marca: 7 piezas.

Rocío miraba al frente con una fijeza que yo soy el cámara y miro si tengo un moco asomando por la nariz. Al final Rocío hacía ya la prueba con una desgana… logró poner cero piezas. Eso sí, lo dejó todo muy recogido.

Hugo por su parte adoptó pose se querer cagar sin que el mojón te roce el culo. Hugo también miraba al frente fijamente, que no sabías si estaba colocando piezas de corchopán o aterrizando un trasbordador espacial.

Luego hacía respiraciones como si estuviera pariendo. Le faltaba al lado una matrona diciéndole que empujara y cogiéndole la mano. Colocó 7 piezas.

Y turno de Jorge. El balancín se movía como el barco pirata de la feria. Madre del amor hermoso. Este hombre tiene menos equilibrio que un cojo en un terremoto. Si esta prueba la pusieran para entrar a la Guardia Civil, ahora Jorge sería fontanero.

Total, que ganó… Ana María que aguantó más segundos con sus piezas, lo que hacía que fuera a la final directamente y además tuviera un voto más a las nominaciones.

Y Ana María lloró. Y Hugo se enfadó.

Y vídeo del espejo de Hugo. Ha perdido 15 kilos. “Soy el hermano flaquito de Bon Jovi“, dijo. Eso si el hermano de Bon Jovi odia a las personas.

“Lo que más me impresiona son las venas que tengo por todos lados“, aseguró, porque Hugo pensaba hasta ese momento que la sangre se le movía por el cuerpo en taxi.

Y llegó el cabreito del señorito. ¿Sabéis cuál es el problema? Que Hugo, con el filtro de su ego, se veía colocando piezas y piezas y haciendo una pirámide que venían hasta egiptólogos como polillas hacia la luz. Pero no. Le ganaron.

“Dice que le hemos perjudicado porque todos los concursantes han visto a sus familiares antes de la prueba de líder y él no”, explicó JJV. “Todo es una conspiración”, dijo ya aburrido del tema JJV.

“No puedes tener tan mal perder”, le reprochó ya en directo JJV a Hugo. “Sólo quiero jugar en las mismas condiciones con los demás. Me habría gustado tener algo bonito antes”, se quejó Hugo. QUÉ HARTURA DE MUCHACHO, DE VERDAD.

“No me vengas con cuentos”, le dijo JJV. “Son unos cuentos ridículos, como el abuelo cascarrabias. Búscate una excusa más elaborada”, añadió el presentador. ¡Bien por JJV!

“Si no vas a creer lo que te digo, no me preguntes, nada”, le espetó Hugo, que tiene pococasinadaunamierda de respeto hacia el presentador, equipo y compañeros del programa. JJV le recomendó que tuviera mejor perder.

Y cuando JJV despidió la conexión llegó la pillada. Pensando que ya estaban en publi, oímos a Hugo decir: “Ahora tengo que decir lo que al señor le apetezca, no te jode”, se oyó decir a Hugo cuando pensaba que se habían ido a la publicidad.

Y se encontró con su hermano. Encuentro muy emotivo. Ah, no, que le pones más cercanía y cariño tú pidiéndole chopped al charcutero.

Al final Hugo se puso a llorar. No sé si por lo de su hermano o por haber perdido contra Ana María.

Y le pusieron un vídeo en una tablet. Era su hijo que “ya corre, habla, todo”. Corre, habla, realiza operaciones complejas matemáticas, opera cebros con técnicas robóticas… todo.

Nominaciones. El grupo nominó a Hugo. Y Ana María, como líder, a Jorge. Así que Ana María y Rocío, finalistas.

¡Y ERA EL CUMPLEAÑOS DE LARA ÁLVAREZ! ¡FELIZ CUMPLE, LARA!

Y se acabó lo que se daba.

 

10 comentarios

  1. Dice ser María

    Jajaja. Una crónica estupenda. Me he reído un montón. Felicidades.

    29 mayo 2020 | 12:20

  2. Dice ser Yo

    Una pena que ayer saliera expulsado Barranco, cómo mínimo se merecía llegar a la final, para mí era el ganador.
    Hugo que pereza, siempre quejándose cuando no gana y con cara de amargado, haciendose la víctima y aislandose a propósito, espero salga expulsado y se quede Jorge.
    Rocio ganadora

    29 mayo 2020 | 15:25

  3. Dice ser Alfonod

    Vaya ….. que perdía de tiempo , no queremos saber tu opinión solo saber que paso

    29 mayo 2020 | 16:10

  4. Dice ser Gloria

    injusto con Hugo. Anoche lo dejaron ultima hora para verse con su hermano. Hasta Elena se vio primero con sus hijos. Y no son supervivientes..y JJB.como siempre insoportable 😒.

    29 mayo 2020 | 17:09

  5. Dice ser Javier ...

    Excelente relato, como siempre. Sólo un PERO. Esperaba que fueras alguno de los que nos hemos percatado que Hugo no coloca 7 piezas sino 5. Lo observé en directo y posteriormente he visionado de nuevo la gala, y efectivamente coloca 5. El error es mayúsculo ya que casi gana la prueba injustamente. Por otro lado (y esto es de mi cosecha), al revisar el video creo que él se da cuenta del error … pero mira a un lado y a otro haciéndose el loco a ver si nadie se da cuenta y cuela.
    Sólo eso.

    29 mayo 2020 | 17:35

  6. Dice ser Romina

    Tus comentarios son de una persona que se queja por todo prácticamente.

    29 mayo 2020 | 18:08

  7. Dice ser Hola

    Hugo un coñazo de concursante, a la calle
    Rocio ganadora

    29 mayo 2020 | 19:27

  8. Dice ser Top5reloaded

    Tu defensa de JJV es patética, piensa un rato el hecho de que apenas se comente TU entrada.
    Hueles a corporativismo que da gusto.

    30 mayo 2020 | 16:44

  9. Dice ser Topfivereloaded

    Gracias por borrar mi comentario, tengo presente que la verdad te escuece y la libertad de expresión no tiene la mayor relevancia en ese aspecto.

    31 mayo 2020 | 21:04

  10. Dice ser Jin

    Ya no comentas más el reality?

    03 junio 2020 | 19:40

Los comentarios están cerrados.