Entradas etiquetadas como ‘lanus’

Qué fue de… Diego Klimowicz: goles en Vallecas y la Bundesliga

Klimowicz, en su etapa en el Dortmund (WIKIPEDIA).

Vamos a hablar hoy de un futbolista que dejó buen recuerdo en dos históricos de nuestro fútbol y mejor aún en la Bundesliga. Es Diego Klimowicz.

¿Quién era?: Un delantero argentino de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: En España, por su paso por el Rayo Vallecano y por el Real Valladolid, y a nivel global por su experiencia exitosa en Lanús, Wolfsburgo y Borussia Dortmund.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2011 en las filas de Instituto Central de Córdoba. En la actualidad, trabaja para este mismo equipo como asesor deportivo del club.

¿Sabías qué…?: El apellido Klimowicz se oye ahora mucho en Argentina, pero no por él, sino por su hijo Mateo, que este año cumple 18 años y es una de las principales promesas en el país. Juega en Instituto, de volante, y dicen que va para figura. De hecho, ya ha debutado con las categorías inferiores de la albiceleste.

– Su abuelo nació en Polonia, aunque nació en un territorio que actualmente pertenece a Ucrania. De hecho, estuvo en conversaciones para jugar con ambas selecciones, pero no se materializó ninguna de las dos opciones.

– La cantera de Instituto tiene buena fama de delanteros, ya que del equipo cordobés salieron Dertycia, Kempes o Dybala.

– Obsérvese que los casos anteriormente citados son futbolistas de origen polaco (Dertycia, Dybala y el propio Klimowicz) o húngaro (Kempes), y es que en Córdoba existe una gran cantidad de inmigrantes de estos países del este y centro de Europa.

Diego Klimowicz (WIKIPEDIA).

– En su primer año en el Rayo no pudo evitar el descenso del equipo madrileño pese a que no cuajó mal año. Jugó 34 partidos y marcó 11 goles, entre ellos uno al Atlético de Madrid y otro al FC Barcelona.

– En su segundo año en Vallecas jugó en Segunda y jugó bastante menos: 12 partidos, con un gol anotado.

– Sus dos años en Valladolid no fueron del todo buenos: en el primero jugó 20 partidos y marcó 3 goles y en el segundo jugó 21 encuentros e hizo un solo tanto.

– Sus mejores años fueron en Lanús (41 goles en dos temporadas) y en Wolfsburgo, donde se convirtió en favorito de la afición.

– Su hermano Javier fue portero profesional y se estableció en Ecuador. Se nacionalizó ecuatoriano y llegó a ser internacional.

– Mide 1,91 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Diego Fernando Klimowicz nació el 6 de julio de 1974 en Quilmes, Argentina. Debutó como profesional en 1993 en Instituto. En 1996 llegó al Rayo Vallecano. Tras dos temporadas en Madrid, se fue al Real Valladolid, donde jugó otras dos. Pasó dos temporadas en Lanús, en su país, y regresó a Europa en 2001 para jugar en el Wolfsburgo. En el equipo de Volkswagen pasó seis años, tras los que se fue al Dortmund. Tras dos temporadas con los de Westfalia se fue al Bochum, donde estuvo un año. Regresó a Instituto donde colgó las botas en 2011.

Os dejo con un precioso gol de Klimowicz con el Dortmund:

Hasta mañana.

Qué fue de… Mauro Camoranesi: el argentino que jugó por el país de su bisabuelo

Camoranesi, marcando con Italia en un partido clasificatorio para el Mundial de 2006 disputado en septiembre de 2005 en Minsk, Bielorrusia (Archivo 20minutos).

De un tiempo a esta parte, en Italia han aumentado los casos de jugadores extranjeros nacionalizados que han llegado a vestir la camiseta ‘azzurra’. El de hoy es uno de ellos. Es Mauro Camoranesi.

¿Quién era?: Un centrocampista italo-argentino de los 90, la pasada década y primeros años de esta.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser indiscutible con la Juventus durante casi ocho temporadas, además de ser campeón del mundo con Italia.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2014 en las filas del Racing Club de Avellaneda. Tras colgar las botas inició una carrera como entrenador, que ha desarrollado por ahora en dos equipos mexicanos y uno de su país natal: Coras de Tepic, Club Atlético Tigre y Cafetaleros de Tapachula, su último club, de donde fue despedido a finales del pasado mes de enero.

¿Sabías qué…?: Nacido en Argentina, es de ascendencia italiana. Su bisabuelo, Luigi, llegó a América en 187o, procedente de Ascoli Piceno, en la región italiana de Marche.

– Fue el mítico Giovanni Trappatoni el que lo hizo debutar con la selección italiana.

– En el Mundial de 2006, fue criticado por no cantar el himno, pero admitió no saberse la letra. No obstante, en las celebraciones en Roma tras el triunfo ‘azzurro’, sí que lo cantó.

Camoranesi, peleando un balón con Luis Figo en un Juventus-Real Madrid de Champions en marzo de 2005 (Archivo 20minutos).

– Sobre su nacionalidad, dijo “me siento argentino pero he defendido los colores de Italia, que está en mi sangre, con dignidad. Eso es algo que nadie puede quitar”.

– Es el cuarto argentino de la Juve que jugó con la selección italiana, tras Omar Sívori, Luis Monti y Raimundo Orsi.

– Jugó 86 minutos de la final del Mundial de 2006. Fue sustituido antes del final del encuentro por Alessandro Del Piero.

– Tenía cierta fama de jugador duro.

– Cuando la Juve fue descendida por el escándalo del Calciopoli en 2006, Camoranesi optó por quedarse en la Juve en Serie B.

– El Valencia y el Liverpool quisieron ficharle aprovechando el descenso de la Juve.

– Mide 1,77 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Mauro Germán Camoranesi Serra nació el 4 de octubre de 1976 en Tandil, Argentina. Profesional desde 1995, debutó en el Aldovisi, de donde pasó en 1996 al Santos Laguna. Tras un breve paso por el Wanderers, en 1997 llega al Banfield, donde juega un año. En 1998 emigra a México, para jugar en el Cruz Azul. Llega a Italia en 2000 para jugar en el Verona. Dos años después lo ficha la Juventus, donde estará hasta 2010. Ese año se va al Stuttgart alemán. Tras una temporada, ficha por Lanús, y un año después por Racing, donde se retira dos temporadas más tarde. En su palmarés tiene un Scudetto y dos Supercoppas de Italia. Con la selección jugó 55 partidos y marcó 4 goles y ganó el Mundial de 2006.

Os dejo con un vídeo homenaje a Camoranesi:

Hasta mañana.

Qué fue de… Ariel ‘Caño’ Ibagaza: revolucionó Mallorca

Ibagaza, con el Atleti y ante su exequipo en un partido de Liga de la temporada 2003/2004 (Archivo 20minutos).

Ibagaza, con el Atleti y ante su exequipo en un partido de Liga de la temporada 2003/2004 (Archivo 20minutos).

Hoy vamos a recordar a un jugador de reciente retirada, pero cuya trayectoria merece la pena recordar ya, en mi opinión, puesto que lleva un tiempo alejado de los focos. Es Ariel ‘Caño’ Ibagaza.

¿Quién era?: Un centrocampista argentino de los 90, la pasada década y la actual.

¿Por qué se le recuerda?: Por su paso por equipos españoles como Mallorca, Atlético de Madrid o Villarreal.

¿Qué fue de él?: Colgó las botas el año pasado en el Panionios griego. En la actualidad, está realizando el curso de director deportivo que imparte la RFEF.

¿Sabías qué…?: Fue uno de los jugadores que Héctor Cúper se llevó de Lanús a su aventura en el Mallorca.

– Era uno de los jugadores más bajitos de la Liga: mide 1,66 metros.

– Su apodo procede de su época de Lanús por su facilidad en esa suerte, los ‘caños’.

– El Atleti estuvo un par de años tras su fichaje antes de poder contratarlo.

Ibagaza, en un partido del Mallorca en Valladolid en febrero de 2008 (Archivo 20minutos)

Ibagaza, en un partido del Mallorca en Valladolid en febrero de 2008 (Archivo 20minutos).

– Los colchoneros pagaron 6 millones de euros por sus servicios.

– Llegó al Atleti junto al también mallorquinista Álvaro Novo.

– En total, jugó 343 partidos en Primera y marcó 33 goles.

– Hasta ayer mismo, cuando lo superó Messi, era el argentino con más partidos en Primera.

– Sólo jugó un partido con Argentina: fue en agosto de 2004 ante Japón.

– En cambio, con la sub 20 llegó a ser campeón del mundo.

– Llegó a jugar con el ‘Tata’ Martino en Lanús.

Biografía, palmarés, estadísticas: Ariel Miguel Santiago Ibagaza nació el 27 de octubre de 1976 en Buenos Aires, Argentina. Debutó como profesional en 1994 en Lanús, donde estuvo cuatro años. En 1998 llegó al Real Mallorca, donde pasó cinco temporadas. En 2003 llegó al Atleti y tres años después retornó al Mallorca para jugar dos años más. En 2008 desembarcó en el Villarreal y dos años después se fue al Olympiacos griego. Pasó cuatro temporadas en El Pireo y su último año profesional lo vivió en el Panionios. En su palmarés tiene una Copa del Rey con el Mallorca y cuatro Ligas y dos Copas griegas con el Olympiacos. Con Argentina jugó un partido.

Os dejo con un vídeo de jugadas del ‘Caño’:

Hasta mañana.

Qué fue de… el ‘Lechuga’ Roa: el portero vegetariano del mejor Mallorca

Un cromo de Roa en la época del Mallorca (PANINI).

Un cromo de Roa en la época del Mallorca (PANINI).

Pues vamos a hablar de un exjugador de nuestra Liga que en su época, fue muy famoso, y que luego se esfumó de la primer plana, pese a que defendió la portería de una selección como la de Argentina en todo un Mundial. Es Carlos Roa.

¿Quién era?: Un portero argentino de finales de los 80, los 90 y primeros años de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser portero del mejor Mallorca de la historia, siendo Zamora de la Liga y portero de la selección argentina en el Mundial de 1998.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2006 en el Olimpo de Bahía Blanca. En la actualidad, y tras el paso por diferentes equipos, es el entrenador de porteros del Banfield, donde comparte equipo técnico con Matías Almeyda o Gabi Amato y con los que ya formó equipo en River Plate.

¿Sabías qué…?: En el Mallorca rodeado de compatriotas (el citado Gabi Amato, Oscar Mena  o Héctor Cúper en el banco) y de otros destacados jugadores como Stankovic, Iván Campo, Miquel Soler, Xabi Eskurza o Vicente Engonga.

– Una de las cosas que más se recuerda de él es que era vegetariano estricto. Es de ahí de donde venía su apodo, el ‘Lechuga’.

– Era un devoto seguidor de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

– Llegó con Cúper al Mallorca, tras triunfar en Lanús.

– En Lanús también jugó con Ariel Ibagaza, que llegó al Mallorca un año después que él, así como Gustavo Siviero.

Roa, en un cromo del Mundial del 98 (PANINI).

Roa, en un cromo del Mundial del 98 (PANINI).

– En 1999, era el portero titular del Mallorca que llegó a la final de la Recopa de 1999, la última de la historia, y que cayó ante la Lazio en Birmingham. Ese día en el Mallorca jugaron cuatro argentinos (Roa, Siviero, Ibagaza y Biagini), más Cúper en el banquillo.

– En aquella Lazio estaba Matías Almeyda, que es actualmente el entrenador de Banfield, donde le acompañan Amato y Roa.

– Al acabar ese año, y pese a una mareante oferta del Manchester United, Roa decidió retirarse para centrarse en sus obligaciones religiosas. Nueve meses después, cambió de parecer y regresó al fútbol.

– En 2004 se le diagnosticó un cáncer testicular que, por suerte, superó.

– Fue el portero titular de Argentina en el Mundial de 1998, por delante del ‘Mono’ Burgos y Pablo Cavallero. Se consagró al detener dos penaltis en la tanda del partido de octavos ante Inglaterra. Se los detuvo a Paul Ince y a David Batty.

Biografía, palmarés, estadísticas: Carlos Ángel Roa nació en Santa Fe, Argentina, el 15 de agosto de 1969. Debutó como profesional en 1988 en Racing Club. En 1993 se fue a Lanús, donde estuvo hasta 1997, cuando se fue al Mallorca, tras cinco años en la isla balear, se fue al Albacete, donde estuvo dos temporadas. En la 2005-2006 jugó su última campaña en el Olimpo de Bahía Blanca. En su palmarés tiene una Supercopa Sudamericana con Racing, una Copa CONMBOL con Lanús y una Supercopa de España con el Mallorca. Con su selección jugó 16 partidos.

Os dejo con la tanda de penaltis de octavos de final entre Argentina e Inglaterra en el Mundial de 1998:

Hasta mañana.

Quién fue… Ramón Aguirre Suárez: el duro entre los duros

Ramón Aguirre Suárez, en la temporada 74/75, en una estampilla de la época.

Ramón Aguirre Suárez, en la temporada 74/75 del Granada, en una estampilla de la época.

Pues hoy vamos a hablar de un jugador que pasó por un equipo modesto de España y cuyo recuerdo no se debe tanto a ninguna historia personal interesante. Y es que el personaje que protagoniza el artículo de hoy lo hace porque según los que lo vieron en acción, estamos hablando del que probablemente sea el jugador más duro que ha pasado por el fútbol español y uno de los más duros del mundo: Ramón Aguirre Suárez.

Nacido en Tucumán, Argentina, el 18 de octubre de 1944, Ramón Aguirre Suárez se trasladó de joven a La Plata para jugar en Estudiantes, uno de los equipos clásicos del fútbol argentino. Con el primer equipo debutó en 1966. Defensa central, llegó al equipo ‘pincharrata’ en el momento justo, con el entrenador Osvaldo Zubiría y una generación de jugadores irrepetible: Ramón ‘la Bruja’ Verón (padre de Juan Sebastián Verón, que quizá os sonará más), Óscar Malbernat o Carlos Bilardo. Este equipo logró el título Metropolitano en 1967 y ser subcampeón del Nacional ese mismo año, por lo que pudo participar en la Libertadores.

El equipo logró ganar la máxima competición de clubes de Sudamérica en 1969, en 1970 y en 1971, logrando un hito que colocó a Estudiantes en los libros de historia. Los partidos del equipo platense se caracterizaban por ser auténticas batallas campales, y este estilo lo llevaron a Europa cuando en 1968 derrotaron al Manchester United en la final de la Intercontiental (que por aquel entonces se celebraba a doble partido). Al año siguiente, volvieron a disputarla, esta vez ante el AC Milan (que se llevó el trofeo), en una eliminatoria en la que se lió una buena tángana en el partido de vuelta, con jugadores milanistas heridos, hasta tal punto que tres jugadores de Estudiantes fueron detenidos e ingresaron en prisión. Uno de ellos era Ramón Aguirre Suárez, defensa central (y que había marcado un gol), acusado de partirle la cara (literalmente) al franco-argentino Néstor Combin de un codazo. Los jugadores fueron duramente sancionados y pasaron un mes en la cárcel.

Tras perder una tercera final de la Intercontinental, en 1971, Aguirre Suárez hace las maletas, después de que el Granada CF pague siete millones de pesetas por su traspaso, el más caro de la historia del equipo andaluz hasta ese momento. Llega a España como oriundo (algo que se estilaba mucho por aquel entonces) y en poco tiempo se convierte en el jefe de la defensa granadina. Además, su leyenda de jugador duro y marrullero se extiende por la Liga española y, haciendo pareja con Fernández, siembran el terror de los delanteros contrarios. Famosos fueron los partidos ante el Valencia y el Real Madrid de Amancio, que acabaron como el rosario de la aurora, hasta el punto de que, para evitar problemas mayores, ni Aguirre Suárez ni Amancio jugaban cuando a ambos equipos les tocó enfrentarse en partidos sucesivos.

Pero la cosa empeoró cuando en la temporada 1973-1974, el Granada le puso a Aguirre Suárez, como compañero, a otro tipo duro: el uruguayo Julio Montero Castillo, padre del que después sería mítico central de la Juve Paolo Montero. Además de sus pocos escrúpulos a la hora de repartir estopa, Aguirre Suárez era un experto en juego más allá del reglamento: llevaba alfileres para pinchar a los delanteros rivales; les metía los dedos en los ojos; les tiraba del pelo; lanzaba tierra a los ojos de los porteros en los saques de esquina; a los que llevaban gorra les bajaba la visera; sacaba los codos a relucir cuando podía… en definitiva, y como diría el barcelonista Asensi, “jugar contra el Granada era como ir a la guerra”. A su favor, hay que decir que era un futbolista que se entregaba al 101% por su equipo.

Al acabar la 73-74, Aguirre Suárez no es renovado y se va al Salamanca, donde apenas jugó y tras lo que se volvió a Argentina, donde colgó las botas tras jugar un puñado de partidos con Lanús en 1977. Tras su retiro, entrenó a pequeños equipos locales de la zona de Tucumán y dio clases en colegios de la provincia, si bien a finales de los 90, se volvió a instalar en Granada para ser secretario técnico del club nazarí e incluso ocupar su banquillo en dos ocasiones.

Por desgracia, hace poco menos de un año, el 29 de mayo de 2013, Ramón Aguirre Suárez, considerado como el jugador más violento de la historia de Argentina, falleció en su casa de Tucumán debido a una serie de dolencias que le afectaron en sus últimos años de vida.

Os dejo con un resumen de aquella final de la Intercontinental entre Estudiantes y Milan:

Que paséis buen fin de semana.

PD: Créditos para este post para el blog 5000 y un Ramos.