Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘Humana’

En España solo se recicla el 10% de toda la ropa de la que nos deshacemos

La Unesco declaró el 17 de Mayo el Día Mundial del Reciclaje. Una oportunidad para recordar la estrategia de Reducir, Reutilizar y Reciclar que busca reorientar el comportamiento de los ciudadanos para mejorar el medioambiente, para concienciar a la sociedad sobre la importancia de desechar los residuos de manera adecuada. Un hábito con el que no solo protegemos los recursos de las generaciones venideras, sino con el que ayudamos a frenar el cambio climático al que debemos hacer frente.

Para recordar este día, traigo dos iniciativas de dos plataformas que trabajan por el reciclaje y la sostenibilidad: la Fundación Humana, organización que promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación al desarrollo en África, América Latina y Asia y One Oak Brand, una firma de moda española que apuesta por darle una segunda vida al plástico y reutilizará 60.000 botellas de este material en 2019 como componente principal de sus mochilas.

La Unión Europea obligará a sus Estados miembros a reciclar en 2020 el 50% de todos los residuos domésticos, incluido el textil. La fecha límite está a la vuelta de la esquina y de momento en España solo se recicla el 10% de toda la ropa de la que nos deshacemos.

Mientras otros residuos urbanos han crecido en sus porcentajes de recuperación, el textil es el gran olvidado de las administraciones. Instalar más contenedores en la vía pública es la medida más urgente para evitar que cada año 900.000 toneladas de ropa acaben inutilizadas en vertederos, señalan los responsables de Humana.

Advierten de que pese a que la gran parte de las prendas que desechamos son susceptibles de tener una segunda vida, apenas un 10% se recupera selectivamente por un gestor autorizado para promover su reutilización. El resto (900.000 toneladas) acaba en vertederos donde es enterrado. Si este dato es preocupante, aún lo agrava más el hecho de que el residuo textil es la quinta fracción que más se genera (tras la orgánica, los envases y plásticos, el papel y el cartón, y el vidrio), y la que presenta el porcentaje de valorización más alto, por encima del 90%.

Cada vez que se recicla y se reutiliza, se contribuye a la protección del medio ambiente; se alarga la vida útil de los productos y, cuando ésta finaliza, son reintroducidos en el mercado asumiendo la lógica de la economía circular, se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero y se crean puestos de trabajo en el llamado sector verde.

Desde esta entidad apuestan por implementar una adecuada red de contenedores en los municipios, según la cual, debería haber un punto de recogida de textil por cada 250-500 habitantes para alcanzar los objetivos que impone la Directiva Marco Europea, pero la proporción actual es de uno por cada 3.000–5.000 en el mejor de los casos. Además, la distancia óptima entre el usuario y un contenedor debe ser inferior a 100 metros.

En lo que llevamos de año, de enero a abril, han recuperado 4.112 toneladas, equivale a prolongar el ciclo de vida a 8,5 millones de prendas. Además, representan un ahorro de 13.062 toneladas de CO2 a la atmósfera.

El pasado mes de marzo, la ONU creó la Alianza de las Naciones Unidas para la Moda Sostenible. Una organización que busca “detener las prácticas perjudiciales para el medio ambiente y la sociedad en este sector y convertirlo en un motor de la acción ambiental”. Las estimaciones sugieren que para 2030 la producción de la industria de la moda y del calzado crecerá un 81%, hasta 102 millones de toneladas de prendas.

En este camino hacia la sostenibilidad, una de las posibilidades que se plantea en la industria es la de absorber parte del millón y medio de toneladas de plástico que se generan sólo en nuestro país al año, según datos recogidos en el informe Maldito Plástico de Greenpeace, y convertir así el plástico en productos de moda para darle una nueva vida.

One Oak Brand, una firma de moda española creada por los emprendedores Carlos y Guillermo Íñiguez, ha apostado por el plástico reciclado para dar vida a sus mochilas de diseño. Estos nuevos hilos, llamados “recover”,  garantizan un producto más sostenible con el que se ahorra agua, energía, se reducen las emisiones de CO2.

La materia prima de la que se parte es el poliéster reciclado que, entre otras cosas, consigue el mismo rendimiento técnico que otras fibras de poliéster dejando una menor huella medioambiental, ya que se alarga su vida útil.

Las cifras que manejan en la firma es que van a reutilizar 60.000 botellas al cierre de 2019, que habrán sido reconvertidas en mochilas.

Por el hecho de utilizar plástico reciclado, One Oak reducirá la huella de carbono de cada mochila hasta en un 30%.

17.427 toneladas de textil usado en España tendrán una segunda vida

La organización Humana Fundación Pueblo para Pueblo ha recuperado 17.427 toneladas de textil usado en España en 2018.  Esta Ong promueve desde 1987 la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación al desarrollo en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España.

La cantidad recogida equivale a 36 millones de prendas que tienen una segunda vida gracias a la reutilización y el reciclado.

Sin embargo, las donaciones de los españoles aún están lejos de las metas que impone la Unión Europea, afirman responsables de Humana. En España desechamos anualmente un millón de toneladas de textil, pero sólo el 10% (100.000 toneladas), se recoge selectivamente por un gestor autorizado para promover su reutilización o reciclado. Estas cifras distan mucho del 55% fijado por la UE para el año próximo, incluso la Comisión Europea ha advertido a España y a 13 países más de que corren el riesgo de no cumplir este objetivo: “Necesita hacer más para que la ciudadanía y la economía puedan beneficiarse de la economía circular”, señala.

Tras la orgánica, los envases y plásticos, el papel y el cartón, y el vidrio, el residuo textil es la quinta fracción que más generan los españoles y la que presenta el porcentaje de valorización más alto, por encima del 90%. “De ahí la importancia de concienciar a administraciones y ciudadanía de la necesidad de la recogida selectiva. El motivo para el optimismo es la importancia creciente de la economía circular, que define los residuos como recursos. En 2025, la recogida selectiva de la fracción textil será obligatoria por exigencia de la UE, una competencia que es municipal”.

Las prendas recogidas por Humana proceden de los contenedores verdes ubicados en toda España gracias a los acuerdos con más de 2.000 ayuntamientos y entidades privadas. En ellos se deposita la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no se utilizan para darles una segunda vida. El servicio de recogida del textil es gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y tratamiento de residuos urbanos.

La reutilización y el reciclado de textil contribuyen al ahorro de recursos, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Reducen los residuos en los depósitos controlados y en las plantas incineradoras, por consiguiente la emisión de gases de efecto invernadero, recuerdan desde Humana. La Comisión Europea calcula que cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2.

Las 17.427 toneladas recogidas en España en 2018 representan un ahorro de 55.000 toneladas de CO2 a la atmósfera. Equivalen a la emisión anual de 20.743 coches (que circulen 15.000 km anuales) o a la absorción anual de dióxido de carbono de 414.144 árboles.

Las prendas depositadas en los contenedores de Humana tienen dos destinos: el 61% se trata en las tres plantas de preparación para la reutilización de la fundación (en Madrid, Barcelona y Granada) y el resto se vende a empresas de reutilización y reciclado.

En uanto a las prendas tratadas, el 61% se prepara para la reutilización; y de estas, el 15% se destina a las tiendas secondhand de Humana en España y el 46% se exporta, principalmente a África, para ser vendido a precios de mercado y así generar recursos para la cooperación al desarrollo.

El 29% se encuentra en un estado que no permite su reutilización por lo que se vende a empresas de reciclaje textil para que elaboren otros productos como mantas, aislantes o trapos para la industria de automoción. El 1% son residuos impropios (plástico, cartón, otros) que se pone en manos de los gestores autorizados correspondientes; y el 9% se envía a un centro de tratamiento de residuos para su disposición final ya que no se puede reutilizar ni reciclar ni valorizar energéticamente.

18.281 toneladas de ropa usada recogidas para fines sociales en 2017

La Fundación Humana ha recuperado 18.281 toneladas de prendas de ropa usada en España en 2017, un 1,6% más que el año anterior (17.983 toneladas). Esta cifra confirma, según los responsables de la entidad, la fidelidad de la ciudadanía a un modelo de gestión del residuo textil con finalidad social.

Humana cuenta con 5.190 contenedores en España en virtud de los acuerdos que mantiene con más de 2.000 ayuntamientos y entidades privadas. Los ciudadanos depositan en ellos la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no utiliza y a los que la organización da una segunda vida.

Elisabeth Molnar, directora general de Humana, considera que el incremento en la recogida selectiva responde “al mayor interés de los ciudadanos y de las administraciones en reducir la cantidad de residuos y alargar la vida de las prendas que están en buen estado” y añade que las prendas que se desechan “son un activo que, gestionado debidamente, se convierte en motor de progreso en España y de generador de fondos para la cooperación al desarrollo en el hemisferio Sur”.

Humana gestiona las donaciones de ropa y calzado usado para obtener el máximo aprovechamiento del residuo textil, dándole una segunda vida y favoreciendo con ello un modelo de economía circular. Así convierte los residuos en recursos para que sean utilizados una y otra vez y contribuye a una sociedad económica y socialmente sostenible, señala Molnar.

La reutilización y el reciclaje de textil favorece el uso eficiente de los recursos, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.  Cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2, según datos de la Comisión Europea.

Las 18.281 toneladas recogidas en España en 2017 representan un ahorro de 57.934 toneladas de CO2 a la atmósfera. Equivalen a la emisión anual de 21.760 coches (que circulan 15.000 km anuales) o a la absorción anual de dióxido de carbono de 432.349 árboles.

Por otro lado, la gestión del residuo textil reporta beneficios sociales: la creación de empleo verde y la contribución a la economía social, ya que fomenta la generación de puestos de trabajo inclusivos, estables y de calidad: Humana cuenta con una plantilla en crecimiento gracias a que crea un empleo indefinido por cada 36.000 kg de textil recogido.

También, aporta recursos a proyectos de cooperación al desarrollo. Tras tres décadas de actividad, 2,4 millones de personas se hayan visto involucradas en los proyectos de desarrollo que Humana lleva a cabo en los países del Sur de la mano de sus socios locales. La organización ha destinado más de 30 millones de euros para la formación de profesores de primaria, el impulso de la agricultura sostenible a partir del fortalecimiento de las capacidades de los pequeños agricultores o los programas de lucha contra el VIH/SIDA, entre otras acciones.

 

Vestida para una ceremonia por 20 euros

Cómo ir a una celebración en el casino de Madrid vestida por 20 euros y causar una impresión inmejorable, dejando a tus conocidos con la boca abierta.

Pues así de pichi se presentó una amiga mía el sábado en el citado lugar, que es  de esos que a la puerta les exigen a los hombres chaqueta y corbata (un atraso de diez). Y el terno, con abrigo incluido le salió por 20 euros en una de las tiendas Humana de Madrid. Pena que no tengo una foto suya para ilustrar el post, porqe me la ha enseña, pero no me la deja publicar.

humana

La fundación Humana cuenta con unas 32 tiendas en España en las que se puede adquirir moda de segunda mano original y de calidad y que llaman Moda Sostenible y Solidaria.

Es una organización no gubernamental para el desarrollo, que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente y lleva a cabo proyectos de cooperación en distintos países de África Subsahariana, Sudamérica y Asia y cuyos objetivos son impulsar la formación, la educación, la capacitación y el progreso de las comunidades beneficiarias.

A través del reciclaje textil, además de hacer posibles dichos proyectos, colabora con la protección del medio ambiente.

En sus tiendas, ofrecen -como ha podido comprobar mi amiga- una selección de ropa de segunda mano para todos los públicos con una gran relación calidad-precio. Son prendas muy buenas que en muchas ocasiones ni se han estrenado. Las miles de prendas ofertadas son de estilos diversos y se pueden adquirir a precios muy asequibles.

Venden piezas de los años 60 y 70, abrigos, artículos de piel, zapatos y bolsos. También es posible adquirir complementos y ropa de hogar como cortinas o manteles. Además, en los establecimientos se pueden donar la ropa y el calzado que ya no utilizamos.

Humana tiene un sistema de recogida de ropa usada en cualquiera de sus 32 tiendas de Barcelona (13), Madrid (15), Sevilla (2) y Granada (2) y en los establecimientos adheridos a la Campaña ¿Tú enCajas?, destinada a los comercios de proximidad, que pueden colocar una caja de recogida de ropa usada en su establecimiento y contribuir así a ayudar a la fundaci´n.