BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Una tienda de préstamo de ropa que funciona como una biblioteca

The Closet es una tienda de ropa, de consumo colaborativo, pensada para que cualquier persona pueda disfrutar de un amplio armario con todo tipo de ropa, desde básicos a diseños de alta costura, y funciona como una biblioteca: te haces socio y obtienes el derecho a sacar una prenda de ropa, usarla y después devolverla para llevarte otra.

No solo vende y alquila ropa a los socios, también cuenta con un espacio donde algunos de los diseñadores noveles exponen sus colecciones que también están a disposición de los socios, en la calle Santa Ana, 8, en el madrileño barrio de La Latina. Y dispone de más de 2.000 prendas en stock para hombre y mujer que se renuevan permanentemente según temporada.

A través del pago de una cuota mensual, entre 29,95 y 49,95 euros, asociada a una cantidad concreta de puntos, los socios pueden alquilar las prendas que mejor se adapten a sus necesidades. Los puntos se renuevan cada vez se devuelve una prenda, facilitando un mayor movimiento en el vestuario. Al retirar las prendas se descuentan los puntos de la cuenta personal, y al devolverlas se vuelve a disponer de ellos para retirar nuevas prendas.

Según la tarifa elegida se pueden retirar más o menos modelos y las prendas tienen asociado un número de puntos, en vez de precio. La relación varía entre 10 y 500 puntos.

La empresa se encarga de realizar la limpieza y planchado de toda la ropa excepto en la tarifa Vintage donde el socio asume los gastos de mantenimiento.

The Closet ofrece además la modalidad Travel Pass para quienes viajen a Madrid y prefieran hacerlo sin maleta. El usuario paga una cuota anual de 59,95 euros, que le proporcionan 500 puntos, pero aquí, los puntos no se recuperan al devolver la ropa.

La empresa dona el 0,7% de los beneficios del club a proyectos solidarios y los socios escogen a que tipo de proyecto se realizan las donaciones.

 

Los comentarios están cerrados.