BLOGS
Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Consume o revienta

Encuentras tu objetivo y de repente, se te mete en la mollera, te obsesiona. Necesitas conseguirlo a cualquier precio. Sopesas cómo hacerlo, tu estrategia, y al final, después de un esfuerzo relativo, lo consigues. 

Pero no te sacia. De hecho, poco después de haber alcanzado ese objetivo, ya te encuentras pensando en otra cosa: en tu siguiente reto. Te sucede constantemente, al principio sólo con lo material: ahorraste para el iPhone 3, conseguiste comprarlo, pero a los tres días salió el iPhone 4 y ahora tu iPhone 3 quedó obsoleto, o al menos así lo piensas. Pero recuerda también cuando al fin jubilaste ese coche que heredaste de tu padre y te compraste otro nuevo, impecable. A plazos, claro. Al principio lo lavabas y perfumabas cada semana, evitabas los charcos y fumar dentro. Pero cuando apenas te faltaba un año por pagar, aunque el coche aún mostrara un aspecto de puta madre, ya comenzaste a verlo viejo, a fijarte en otros coches y de nuevo volviste a enarbolar otra estrategia, a buscarle peros a tu coche “viejo”. Y a solapar tu crédito con otro crédito más grande.

Y sin darte cuenta, esta misma sensación de vacío fue calando en todo lo demás. Y ahora todo fluye muy deprisa, se mastica la ansiedad. Coges mi taxi porque el autobús no llega y estás cansado y necesitas verte en casa, urgente, YA. Ansías el momento de llegar a casa y tirarte en el sofá con una birra. Ya en el taxi no disfrutas del trayecto porque sólo piensas en llegar a casa, descalzarte, abrir una cerveza y encender la tele. Pero cuando al fin llegas a casa y te descalzas, te aflojas la corbata y sucumbes a todos tus deseos, comienzas a pensar que joder, te has gastado siete euros y medio en el trayecto, que tampoco habría pasado nada si hubieras esperado al bus. Y te abres una cerveza y sabe a gloria, pero sólo el primer sorbo. Y uno por uno vas pasando los 54 canales de la tele y apenas te interesa ninguno más allá de unos minutos. Te aburres.

Es tanta novedad lo que te atrapa. Tanta variedad al alcance de la mano. Demasiados canales, demasiadas marcas de cerveza, demasiados móviles con demasiadas aplicaciones (ya hasta el Apalabrados te cansa) y, al final resulta que no le has prestado una especial atención a nada. Nada te ha saciado lo suficiente, siempre te queda ansiedad en la recámara. Como un niño delante de mil regalos: lo excitante es abrir el envoltorio y pasar al regalo siguiente.

Tal vez por eso te duren tan poco las novias. Tal vez por eso dudes tanto de todo y barajes mil posibilidades antes de tomar cualquier decisión (y aun después de haberla tomado, no puedas evitar seguir dudando). El consumismo atroz te volvió inseguro, débil.

Eternamente insatisfecho.  

Nota: ¿Crees que estoy exagerando? Dale otra vuelta.

31 comentarios

  1. Dice ser simpulso

    Yo ya le di otra vuelta al asunto. Creo.

    31 mayo 2012 | 00:07

  2. Dice ser susana

    Conduzco un coche que es de tercera mano, con 292000 km, no veo la tele, así que no “pierdo” el tiempo en tirarme en el sofá a ver un canal tras otro. El móvil que tengo me lo “regaló” la empresa con la que tengo el contrato y jamás me verás por la calle cargada de bolsas de compras. Lo odio.
    Ah y estoy enganchadísima al Apalabrados, por dios qué vicio.
    Buenas noches y feliz jueves. Besos a los que están y a los que no.

    31 mayo 2012 | 00:18

  3. Dice ser R4v3N SoulHeart

    Lo que pasa es que somos gilipollas. Y nos cuesta asumirlo.

    He dicho.

    31 mayo 2012 | 00:41

  4. Dice ser JAvilimoreno

    muy buen post. la verdad es que creo que nos a pasado a todos, que estabamos deseosos de comprar algo y una vez en tus manos ya no te sacia, y dices joder no era pa tanto. Hay que buscar un sentido distinto a esta puta vida

    31 mayo 2012 | 01:14

  5. Dice ser ñañaña

    somo unos inútiles, nos vamos a ir a la mierda.
    Y la culpa no es “de los políticos” ni “de los bancos”, es de todos. De ellos por propiciarlo y de nosotros por estar rascandonos la panza en el sofá cambiando de canal, quejándonos con letras mayúsculas en el twitter y firmando peticiones absurdas de dimisión de altos cargos en “páginasWebSuperimportantes”
    Yo me voy al monte a vivir.
    Alguien se apunta?

    31 mayo 2012 | 01:26

  6. Dice ser Alma

    Tengo un Iphone 3 porque me lo regalaron y con él me doy con un canto en los dientes, tiene whatsApp y el Apalabrados. Conduzco un coche de tercera mano (antes pasó por mi padre y luego por mi hermano) y no lo cambio por nada del mundo, es pequeño, gasta poco y encima lo aparco en el primer hueco que veo.
    Me encanta que llegue un sábado y llegar a casa llena de bolsas, aunque sólo me lo pueda permitir cada dos o tres meses.
    El materialismo no es la clave para ser feliz, pero algunos lo tienen como la forma de vida propicia.
    Pero claro, yo me conformo con poco, con tan poco, que ya sería feliz del todo si Dani me agregara al Apalabrados… 😉

    31 mayo 2012 | 02:05

  7. Dice ser Carpe-diem

    Yo le cojo muxo cariño a mis cosas…con decirte k todavía monto en mi primera mountain-bike comprada con mi primer sueldo basura ( kurré un verano en Burger King el año de la muerte de la Lola Flores y, después su hijo ) una BH -como todas las bicis de mi vida – Top Line Alu-100 k hace dos días mirando de casualidad un foro de ciclismo había gente k hablaban muy bien de este modelo todavía…menos el cambio lo demás está de origen …weno y la horquilla tampoco lo es ya cuando me atropellaron me la jodieron…pero va todavía de p.m. y le tengo muxo cariño…he podido comprarme bicis más caras y renovarla pero no quiero…penita me dió tb cuando me robaron mi 1ª moto del parking…mi querida scoopy-100…Sniffff…y cuando petó el Vectra con sólo 9 años tb me dió penita…aunque luego mi Sant Jordi comprara un 206 del mismo color incluso k mi 205 de novata…ya el coche me da igual por k no me gusta conducir pero tiene ya 4 años ( creo ) y lo sigo lavando a mano cuando vamos a la torre…k me encanta…

    Movil sólo lo llevo desde el 2001 k me kedé embarazada de mi hijo…luego después de dejar de kurrar lo uso básicamente de reloj -k no llevo hace años- este actual me lo regaló mi hermano k él se lo cambió…el anterior lo había heredado de mi madre…de hecho el nº de teléfono es el 1º k tuvo ella…hace tiempo tb k compro la ropa y el calzado por necesidad -o sea – k cuando los necesito…cuando se van rompiendo pues voy comprando…la TV no la veo…apenas…sólo si por internet me entero de algún programa o documental interesantes pues si no se me pasa lo veo y si no me espero a k lo cuelguen en la web…la tele igual la vería más pero esta put- otosclerosis me impide “captarla” bien ya…

    De iphone paso pero he tenido unos días una BB k iba muy bien y el WhatsApp me parecía divertido…pero donde se ponga escribir con todos los dedos en un teclado k se kiten los dedos gordos…Bon dia !!!

    P.S.: Lo k más me jode es k las lavadoras me duren TAN poco…Joder !!! K ya me he cargado dos…weno se rompen solas… #obsolenciaprogramada.

    31 mayo 2012 | 07:10

  8. Dice ser e0qai

    ¡Qué pedorro eres, coño!

    31 mayo 2012 | 07:48

  9. Dice ser Tia de Sobrino

    Pues si todos diremos q no nos vemos representados en el post pero creo q si representa a la sociedad en su conjunto. Esta claro que hay q abogar por el DECRECIMIENTO

    31 mayo 2012 | 08:40

  10. Dice ser Sonrisa

    No exageras, no. Así se funciona. Creo que el asunto puede cambiar ahora. No nos queda más remedio que aprender a prescindir de tantas necesidades innecesarias y ser felices sin ellas.
    Por suerte, hace muchos años que soy mujer de rebajas y que no me da la gana de pagar más cuando puedo pagar menos. Tantas mudanzas en mi vida, además, me han permitido considerar de lo material, lo que es importante. Si obviamos el romanticismo, podemos viajar con una maleta.

    31 mayo 2012 | 08:47

  11. Dice ser ana

    Hola

    Creo que me veo reflejada en mucho de lo que dices. Siempre busco algo mejor de lo que tengo, con los móviles, ya cambié cantidad de veces de compañía, solo para tener uno más modernito ( esto porque económicamente no lo podría hacer…).
    También reconozco, que podría tomar menos coca colas al día,y ahorrar un poco más. Pero al llevar tanto tiempo en el paro, es el rato que tengo para socializar (de lo contrario me subiría las paredes de casa).
    Cuando salgo, siempre veo algo que me gustaría tener, y algunas veces uso la tarjeta de crédito para conseguirlas ( de ahí que se me acumulen los recibos a final de mes…).
    Por cierto, sufro de trastorno de ansiedad desde hace 8 años, y eso no me ayuda nada…

    Lo dejo por aquí,ya tendrás una idea de como soy.

    ¿Seré una insatisfecha? o de las poc@s que reconoce sus errores…

    31 mayo 2012 | 09:20

  12. Dice ser Coco

    Eso se llama G.A.S… Gear Adquisition Syndrome.

    A ver si reventamos, porque ya no nos quedan muchas más opciones.

    31 mayo 2012 | 09:31

  13. Dice ser yonomebajo

    Queremos algo, luchamos por ello, lo conseguimos, nos sentimos vacíos y buscamos nuevas cosas.
    No me parece mal que tengamos nuevos retos, algo que podamos conseguir y luchar por conseguirlo. Lo que pasa es que en esta ecuación falta algo muy importante: DISFRUTARLO.
    Una vez que hemos conseguido algo hay que disfrutarlo y quererlo tal y como es (como a la gente, a las mascotas, al primer teléfono móvil que tuvimos). Mientras se disfruta del momento se pueden buscar siguientes objetivos para no estancarnos, pero no olvidemos nunca lo de DISFRUTAR.
    A disfrutar del jueves….!!!!

    31 mayo 2012 | 09:48

  14. Dice ser chus

    Susana, hija, se nota que el que ha escrito el artículo no te conoce. No ha acertado ni una contigo.

    31 mayo 2012 | 10:20

  15. Dice ser pues si

    Pues sí, toda la razón. El otro día fui a comprarme unas zapatillas -no diré marca- de éstas con la puntera blanca y cuando me las probé, sólo probármelas, fue una desilusión. Pensé, “La verdad es que no son tan distintas de las que tengo que me valieron 10€… pensé que me sentiría distinta”. Fue una pequeña desilusión, pero me quedé con mis 60€ en el bolsillo tan contenta porque me había ahorrado una pasta.

    A veces podemos llegar a ser tan imbéciles… Pero hemos crecido en el consumismo puro

    31 mayo 2012 | 10:30

  16. Dice ser Prais

    El consumo que parece que nos hace libres porque nos da mil posibilidades tambien nos puede esclavizar y hacernos perder la cabeza por querer tenerlo todo… gran idea y gran post Simpulso.

    31 mayo 2012 | 10:31

  17. Dice ser Hitano

    Yo hace mucho que paso de todo este consumismo salvaje. De hehco creo que nunca me he dejado atrapar. Me parece una gilipollez tan inútil como el fumar. Por eso nunca he fumado ni he tratado de ser el primero en tener lo último. Me compro lo que de verdad necesito y me gusta y mis coches procuro que superen la década y más.

    31 mayo 2012 | 10:35

  18. Dice ser Dama de Negro

    Amén, hermano, amén. El capitalismo y el consumismo nos han jodido a todos pero bien.

    31 mayo 2012 | 10:41

  19. Dice ser nicontigonisinti

    Y si mi objetivo-meta-obsesión tiene pulso??? O Simpulso???? Es la variedad… lo distinto, lo nuevo… lo excitante… es la suficiente saciedad. Eternamente … ¿?

    31 mayo 2012 | 11:17

  20. Dice ser Arkangel

    Ufff…mi móvil es de cuando los Sumerios, mi coche tiene ya unos añitos y todos los que he tenido los he aprovechado al máximo, de hecho, el primero que tuve, un Renault 12…heredado claro, lo tuvieron que subir al camión del desguace entre 4 tios (ya no funcionaba el motor de arranque) justo murió allí…me llevo al concesionario y dijo ¡¡hasta aquí hemos llegado!!…sabía que me iba a deshacer de el, pero fué leal y resistió para regalarme su último servicio hacia mi…sniff sniff, ya no se hacen coches tan duros y aparte de eso, lo bueno era que entre como estaba el coche…desconchado, lleno de bollos, los dados, el perro de cabeza saltarina, los asientos de tigre…lo bueno era, que entre el aspecto del coche y del de los que soliamos ir dentro…no nos pitaba ni Dios. Mi armario necesita una remodelación importante y no suelo comprarme cosas de marca, acabo de operar a mi ordenador en vez de comprarme otro nuevo, que ya va siendo necesario también, pero no me importa, yo no soy de gastos innecesarios, si algo sigue funcionando y me da el servicio requerido, lo sigo usando y me importan un rábano los comentarios en plan…”comprate otro móvil tio, que ese no tiene Waasapp…mira como mola el mio” “mirate de comprarte otros pantalones que todos los tienes…que pareces un hippie…mira estos que llevo, la última moda…200 euros”…yo no tengo ningún problema con que la gente se gaste el dinero en lo que quiera, sean caprichos o cosas que realmente necesite (haya cada cual con su economía), lo que me jode en demasía son los tiparracos y las tiparracas que alardean de sus cosas materiales, sintiendose superiores a ti y encima queriendote dar lecciones del buen gusto o de buen vestir…

    – Hijo ¿qué quieres ser de mayor?
    – Yo gilipollas.
    -¿Como?
    – Si, porque solo te oigo decir por la calle….”mira ese gilipollas, que Mercedes lleva”…”mira ese gilipollas, que con que pivón va de la mano”

    31 mayo 2012 | 11:22

  21. Dice ser Frida

    Pues yo creo que aquí la única sincera ha sido ana… Es cierto que muchos no necesitamos estar comprando todo el día o tener el último modelo de móvil, de pantalones o de cuchillas de afeitar/depilar (masculinas y femeninas que hasta en eso hay modas), pero también es cierto que por la sociedad en la que vivimos el consumismo está arraigado en nuestro genoma. La sociedad necesita productos que va creando y eso en esencia no es malo, lo malo es la rapidez con que se van sucediendo los cambios en esos productos. El afán de mejorar tampoco es malo en esencia, pero de nuevo la rapidez con la que se suceden esos cambios (sobre todo tecnológicos) hace que vivamos obsesionados con todo lo nuevo que va saliendo al mercado. El problema de todo esto es la competencia y el que seamos mucha población, de manera que si alguien inventa algo, enseguida saldrán mentes que lo mejoren para hacer competencia, y enseguida alguien querrá eso que es mejor, y así sucesivamente… es difícil saber parar y limitar que es lo que necesito y que es lo que no. Yo tengo claro que no necesito un super móvil porque sólo llamo y mando sms, no necesito wathssap porque si eso pues ya llamo o mando sms, no necesito un coche que corra mucho, no necesito cuatro pares de gafas que me combinen con la ropa, no necesito veinte pares de zapatos… pero sí reconozco que a veces cuando abro el armario me gustaría tener más ropa, porque me gusta verme guapa, porque me gusta que los colores me combinen, pero me da tremenda pereza salir de compras.
    El verdadero problema es que los humanos somos caprichosos y nos sabemos priorizar, yo tengo claro que por mi situación económica no puedo permitirme muchos caprichos, y entre tomarme unas cañas y unos pinchos con los amigos o comprarme un par de pantalones tengo claro lo que pongo en primer lugar…

    Un saludo!

    31 mayo 2012 | 12:15

  22. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Yo tengo un Toyota Corolla japonés de 21 años y no lo cambio por uno moderno pues lleva casi trescientos mil kilometros y me lo voy reparando yo mismo pues nunca ha tenido ninguna varía grave excepto el cambio del embrague que ya lo he hecho en dos ocasiones. mi mujer la tengo desde hace cincuenta años y mi persona desde hace 75 y no envidio a nadie pues no tomo ni una pastillita de ningún color, sin embargo la gente que cambia de todo es muy importante para la economía pues si no existieran esos no funcionarian las fábricas ni los vendedores, ni los transportistas ni casi nada . creo que el gobierno debería apoyar a los despilfarradores y darles prestamos y trabajo para que sigan dando vidilla al pais. Esta teoria del despilfarro necesario, la puedes leer ampliada en mi Web en el articulo Justos por pecadores

    Clica sobre mi nombre

    31 mayo 2012 | 12:17

  23. Dice ser Vilu

    Creo que lo llaman la “Paradoja de la Elección”, tantas opciones que escojas la que escojas te queda la sensación de haberte equivocado y que deberías haber elegido otra. Resultado: más insatisfacción. Y si pones la tele o abres una revista, aún peor, bombardeo continuado e indiscriminado de mensajes que te convencen para que compres algo más, porque te hará sentir mejor, más guap@…
    El consumismo ha sido el motor económico de las últimas décadas, pero en un mundo con recursos limitados, el preveer un crecimiento ilimitado parece abocado al desastre. Y me pregunto por qué somos tan capaces de hacer un exceso (cada uno en su medida) pagando una cara botella de vino en una cena y nos cuenta tanto hacer un gasto similar para algo que nos enriquezca por dentro.

    Arkangel, qué bueno tu final, jajajaja.

    31 mayo 2012 | 12:42

  24. Dice ser Bárbara

    Eso es exactamente el consumismo. Nos consume. Crea necesidades en nosotros que no tendríamos. Yo estoy desintóxicándome de él, cuando vivo en países pobres como Marruecos. Tb te digo que cuando voy a España y paso por el Centro Comercial de mi pueblo voy sintiendo que necesito tanta ropa…… que en realidad no necesito!!!

    http://unviajedemilesdekmempiezaconunpequenopaso.wordpress.com/

    31 mayo 2012 | 13:10

  25. Dice ser No exageras!

    Pero no es el consumismo el culpable, sino nosotros por dejarnos convencer por su efecto placebo. A mi me pasa con internete y a otros con el alcohol. En fin… que estamos fatal de lo nuestro, en general. Supongo que ser consciente es importante para enfrentarlo.

    31 mayo 2012 | 13:50

  26. Dice ser No exageras!

    Me llamo x, tengo taitantos y soy adicta a internet. Mi vida es una kk e internet hace que se me olvide por un rato.

    31 mayo 2012 | 14:06

  27. Dice ser Moona

    Tal vez en menor medida que los consumidores voraces que defines, pero existe otro especimen que es justamente lo opuesto, y no necesariamente por verse forzado por la crisis, sino que es una forma de ser. Me refiero a aquellos que acumulan en casa mil y un trastos que encuentran por ahí por si les serán de utilidad, que siguen llevando ropa de hace décadas, que no llevan el coche al taller, sino que arreglan ellos mismos lo que sea a golpe de pieza de desguace, que ponen tira adhesiva a la patilla rota de las gafas de sol para evitar comprar otra, y pegan con sumo cuidado el asa de la taza de desayuno que se hizo añicos… Mejor buscar un poco más de equilibrio entre ambos polos opuestos 🙂

    31 mayo 2012 | 16:57

  28. Dice ser Que pesadilla.

    Lo de las compras es lo peor. No hay más remedio que comprar alguna cosilla de vez en cuando, pero yo voy a ratos de media hora porque a partir de ahí me saturo y ya no veo.

    31 mayo 2012 | 18:25

  29. Dice ser Cristina

    A mí me encanta ir de compras. Me pierde la ropa y los “potingues” de belleza. Reconozco que soy una consumista que se está enmendando. Ahora, antes de comprar algo, me lo miro y remiro, me lo pruebo (ropa y calzado) y me voy pa casa. Si pasados unos días considero que me sigue gustando mucho o me puede ser de utilidad compro la susodicha cosa. Y también reconozco que cuando compro algo que me gusta mucho tengo un subidón de endorfinas o adrenalina (no sé exactamente qué sustancia) y me siento súper feliz (“mea culpa”). Soy una adicta al consumismo ropil y cremil.
    La tecno-adicción no me tira tanto, mi móvil no tiene acceso a internet (ooooooh) y estoy del tono del WhatsApp de mi novio hasta los mismísimos.

    De todos modos, comparto contigo que el consumismo me haya hecho más insegura y,de alguna manera, más débil, porque pienso que necesito todas esas cosas para sentirme más guapa, más atractiva. Sí, soy consumista e insegura, jóder me estoy deprimiendo y aún me quedan una o dos semanas para ir a la psicóloga!

    Mañana vieeeeeernes!!!!!!!

    31 mayo 2012 | 19:35

  30. Dice ser manu

    Hola a todos, mi nombre es Manu, y soy adicto (entre otras cosas) a las tiendas de “todo a cien”.
    PD: Amén, Simp.

    31 mayo 2012 | 20:46

  31. Dice ser Marieta

    # Susana.
    Totalmente de acuerdo, no veo la tele, disfruto casi todo mi tiempo libre con mi marido y mi hijo y además también estoy enganchadisima al apalabrados……… y el poco tiempo que me queda para mi aprovecho para leer….. todo tipo de novela lo ultimo “la sombra del viento”….. Es decir que aprovecho la vida que tengo que además me encanta….:-)

    04 junio 2012 | 14:48

Los comentarios están cerrados.