Entradas etiquetadas como ‘te’

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?Cada vez son más los restaurantes chinos en los que, a la hora del postre, sirven unas crujientes galletitas con un original diseño y que llevan en su interior un papelito donde viene algún tipo de predicción o mensaje, siendo conocidas popularmente como ‘galletas de la fortuna’‘galletas de la suerte’.

Al contrario de lo que muchísima gente pueda pensar, estas obleas no se originaron en China ni tienen tras de si una antiquísima tradición milenaria, ya que en realidad se inventó en la primera década del siglo XX en los Estados Unidos.

Además de tener ese ‘reciente’ origen de tan solo un siglo y una ubicación que nada corresponde con lo que ahora nos hacen creer, su inventor tampoco era de origen chino sino que era originario de Japón, aunque llevaba viviendo media vida en Norteamérica.

Makoto Hagiwara regentaba el Japanese Tea Garden, dentro del parque Golden Gate de la ciudad de San Francisco, y en 1909 comenzó a servir como acompañamiento del té unas crujientes galletitas que en su interior escondían distintos mensajes, la mayoría antiquísimos proverbios japoneses y alguna que otra predicción.

El señor Hagiwara se había inspirado en la receta de los senbei, unas galletas de arroz típicas de su Japón natal.

Con los años el salón de té se hizo muy popular, importándose la idea de las galletas de la suerte a otros puntos del planeta.

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?Pero no fue hasta 1989 en el que un empresario de Hong Kong comenzó a comercializarlas en su tienda de artículos de importación y delicatesen y en el que las vendía bajo el eslogan publicitario de ‘Las genuinas galletas de la suerte americanas’, vendiendo grandes cantidades a los turistas que hasta allí viajaban, pero que las adquirían y llevaban a sus países creyendo que habían comprado el souvenir  de un producto típico de China.

A partir de ahí se comenzó a popularizar y comercializar en el resto de China, convirtiéndose en uno de los productos más conocidos, comprados y exportados. La expansión empresarial del país abriendo restaurantes y negocios en cualquier punto del planeta ha ayudado a convertir a las galletas de la fortuna en algo que todo el mundo identifica con ellos, cosa que les ha ido francamente bien, teniendo en cuenta de que no la inventaron ellos ni es originaria de ese país ni cultura.

Hay que destacar que durante algunos años hubo una pugna y debate sobre quién era realmente la persona y el lugar donde se inventaron las galletas de la suerte, disputándole la paternidad del invento de Makoto Hagiwara un hongkonés afincado en Los Ángeles llamado David Jung; aunque cabe decir que los primeros indicios de comercialización por parte de Jung son de 1918, nueve años después de que lo hiciera Hagiwara.

A pesar de esos indicios, no fue hasta el año 1983 en el que se determinó que las galletas de la suerte eran originarias de Makoto Hagiwara y nacieron en San Francisco en 1909.

Como nota curiosa, añadir que muchas son las personas que coleccionan todos los mensajes que van apareciendo dentro de las galletas de la suerte, habiendo foros y páginas especializados donde se publican, intercambian e incluso se hacen auténticos negocios. También hay quien dice que le ha tocado la lotería gracias a jugar a los números que le aparecieron en una galleta.

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos’

 

Fuentes de consulta: snopes / discovernikkei / nytimes / hanascape
Fuente de las imágenes: Angela Mabray (Flickr) / Juan Eduardo Donoso (Flickr)

Las 10 “cosas malas” que son “buenas” para la salud

De todos es conocido que existen una serie de cosas las cuales, según el uso que hagamos de ellas pueden ser perjudiciales para nuestra salud, pero que utilizándolas de un modo correcto y moderado nos pueden aportar grandes beneficios.

Live Science publicó una lista con las 10 “cosas malas” que son “buenas” para nuestra salud; siempre y cuando se usen con moderación:
Evidentemente el término “cosas malas” no es porque lo sean, sino porque en muchos ámbitos de la sociedad, tanto moral, médica o religiosa están considerados así.


CERVEZA
La ingesta moderada de cerveza puede mejorar la función cardiovascular.


IRA
Los estudios demuestran que un ataque de ira en alguna ocasión es bueno para la salud.
Permanecer enojado durante largos periodos de tiempo sin hacer saltar la ira puede tener consecuencias negativas para nuestra salud, llegando a sufrir alteraciones en la presión arterial, trastornos del sueño y daño pulmonar. Eso sí, los ataques de ira deben ser sólo de tanto en tanto y sin abusar de ellos.

CAFÉ
El café es una fuente importante de antioxidantes en nuestra dieta y puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes. Se cree que hay algo en los granos del café que contriibuye a retardar la aparición de la cirrosis y la pancreatitis.


LSD
Sin querer fomentar el uso o consumo de estupefacientes, Live Science, se hace eco de un estudio con 36 voluntarios en el que se ha demostrado que pequeñas dosis de LSD han ayudado a eludir algunas etapas de alcoholismo y evitar recaídas.

SOL
La prolongada exposición al sol puede provocar severas enfermedades en la piel y ser causante de cáncer, pero bien demostrado está que la luz solar ayuda en los procesos de desánimo e incluso en aquellos lugares donde se prolonga las jornadas laborales hasta bien entrada la tarde. Si las oficinas o comercios están bien acondicionados para que entre la luz del sol, éste ayuda a los trabajadores a evitar la somnolencia y el bajo rendimiento.

GUSANOS
Son asquerosos y espeluznantes, pero pueden salvar vidas. Desde el año 2003 la FDA dio el visto bueno para su uso medicinal. Unas larvas son colocadas sobre las heridas y los gusanos imitan su modo de vivir salvaje “comiéndose” las bacteria y el tejido muerto, estimulando la cicatrización y ayudando a prevenir infecciones.

MARIHUANA
De forma terapéutica y bajo control facultativo, la marihuana está recomendada para mejorar los síntomas de la quimioterapia en el tratamiento de ciertos cánceres e incluso para evitar la forma definitiva de la pérdida de memoria como la enfermedad de Alzheimer (según estudios realizados hasta el momento sólo con ratones).

VINO TINTO
Un ingrediente esencial en las mejores dietas del mundo, entre ellas una de las más saludables que es la dieta mediterránea. Formidable vasodilatador, el vino tinto ha sido desde hace mucho tiempo un potente preventivo contra el cáncer. Algunos estudios indican que es debido a un antioxidante encontrado específicamente en la piel de las uvas del vino tinto, llamado resveratrol.

CHOCOLATE
Estudio tras estudio todos favorecen y hablan de los cuantiosos beneficios del chocolate. Éste está repleto de antioxidantes que previenen ciertos tipos de cáncer y ayudan a evitar la obstrucción de las arterias. Estas potentes sustancias químicas pueden incluso aumentar el flujo de sangre al cerebro y alejar la demencia. Eso sí, el chocolate que hemos de tomar debe tener un alto contenido de cacao, ya que el chocolate repleto de azucares no ayuda para nada a la salud.


SEXO
Procreación aparte, todos podemos disfrutar de la noticia de que tener relaciones sexuales es una manera fácil de reducir la tensión, el colesterol y mejorar la circulación en todo el cuerpo. Una excusa más para practicarlo más frecuentemente.