Entradas etiquetadas como ‘galletas’

El curioso e histórico motivo por el que las ‘galletas María’ se llaman así

¿Por qué las ‘galletas María’ se llaman así?

Muchos son los estudios de mercado que señalan que las galletas más populares y consumidas a la hora del desayuno, merienda o simple tentempié son las conocidas como ‘Galletas María’.

Corre una explicación, que ha acabado convirtiéndose en leyenda urbana, que erróneamente asegura que estas peculiares y famosas galletas deben su nombre a que en la década de 1920 el galletero español Eugenio Fontaneda decidió llamarlas así en honor a su pequeña nieta.

Pero nada más lejos de la realidad, dichas galletas fueron inventadas y bautizadas con tal nombre medio siglo antes y no en España sino en el Reino Unido.

Fue concretamente en Londres, donde los maestros reposteros James Peek y George Hender Frean, propietarios de la prestigiosa ‘Peek, Frean & Co’ decidieron crear una nueva y original galleta, diferente a los biscuits que hasta entonces producían y se servían junto al tradicional té de las cinco.

El motivo era conmemorar la boda Real que se celebraría el 23 de enero de 1874 entre el príncipe Alfred, duque de Edimburgo, (cuarto hijo de la reina Victoria y Alberto de Sajonia) y María Alexandrovna (hija del zar Alejandro II de Rusia y María de Hesse-Darmstadt).

El enlace tuvo lugar en el palacio de Invierno de San Petersburgo y se convirtió en el acto social más importante del recién estrenado año en toda Europa. Fue por este motivo por el que Peek y Frean quisieron homenajear a la nueva integrante de la Familia Real Británica con ese presente al que bautizaron con el nombre de ‘Marie biscuit’ en su honor.

Los ciudadanos británicos, tan mitómanos con todo lo relacionado con la familia Real, adoptaron esas galletas como sus favoritas, convirtiéndolas en poco tiempo en un producto sumamente conocido en todo el planeta.

 

Lee y descubre en este blog otros post sobre curiosos inventos

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

 

Fuentes de consulta: travelblog / independent / ifood
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?Cada vez son más los restaurantes chinos en los que, a la hora del postre, sirven unas crujientes galletitas con un original diseño y que llevan en su interior un papelito donde viene algún tipo de predicción o mensaje, siendo conocidas popularmente como ‘galletas de la fortuna’‘galletas de la suerte’.

Al contrario de lo que muchísima gente pueda pensar, estas obleas no se originaron en China ni tienen tras de si una antiquísima tradición milenaria, ya que en realidad se inventó en la primera década del siglo XX en los Estados Unidos.

Además de tener ese ‘reciente’ origen de tan solo un siglo y una ubicación que nada corresponde con lo que ahora nos hacen creer, su inventor tampoco era de origen chino sino que era originario de Japón, aunque llevaba viviendo media vida en Norteamérica.

Makoto Hagiwara regentaba el Japanese Tea Garden, dentro del parque Golden Gate de la ciudad de San Francisco, y en 1909 comenzó a servir como acompañamiento del té unas crujientes galletitas que en su interior escondían distintos mensajes, la mayoría antiquísimos proverbios japoneses y alguna que otra predicción.

El señor Hagiwara se había inspirado en la receta de los senbei, unas galletas de arroz típicas de su Japón natal.

Con los años el salón de té se hizo muy popular, importándose la idea de las galletas de la suerte a otros puntos del planeta.

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?Pero no fue hasta 1989 en el que un empresario de Hong Kong comenzó a comercializarlas en su tienda de artículos de importación y delicatesen y en el que las vendía bajo el eslogan publicitario de ‘Las genuinas galletas de la suerte americanas’, vendiendo grandes cantidades a los turistas que hasta allí viajaban, pero que las adquirían y llevaban a sus países creyendo que habían comprado el souvenir  de un producto típico de China.

A partir de ahí se comenzó a popularizar y comercializar en el resto de China, convirtiéndose en uno de los productos más conocidos, comprados y exportados. La expansión empresarial del país abriendo restaurantes y negocios en cualquier punto del planeta ha ayudado a convertir a las galletas de la fortuna en algo que todo el mundo identifica con ellos, cosa que les ha ido francamente bien, teniendo en cuenta de que no la inventaron ellos ni es originaria de ese país ni cultura.

Hay que destacar que durante algunos años hubo una pugna y debate sobre quién era realmente la persona y el lugar donde se inventaron las galletas de la suerte, disputándole la paternidad del invento de Makoto Hagiwara un hongkonés afincado en Los Ángeles llamado David Jung; aunque cabe decir que los primeros indicios de comercialización por parte de Jung son de 1918, nueve años después de que lo hiciera Hagiwara.

A pesar de esos indicios, no fue hasta el año 1983 en el que se determinó que las galletas de la suerte eran originarias de Makoto Hagiwara y nacieron en San Francisco en 1909.

Como nota curiosa, añadir que muchas son las personas que coleccionan todos los mensajes que van apareciendo dentro de las galletas de la suerte, habiendo foros y páginas especializados donde se publican, intercambian e incluso se hacen auténticos negocios. También hay quien dice que le ha tocado la lotería gracias a jugar a los números que le aparecieron en una galleta.

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos’

 

Fuentes de consulta: snopes / discovernikkei / nytimes / hanascape
Fuente de las imágenes: Angela Mabray (Flickr) / Juan Eduardo Donoso (Flickr)

¿Por qué las galletas se ponen blandas y las magdalenas se endurecen?

¿Por qué las galletas se ponen blandas y las magdalenas se endurecen?

¿Alguna vez te has preguntado por qué cuando se abre un paquete de galletas al cabo de unos días éstas se reblandecen y, sin embargo, si el paquete es de magdalenas, éstas se ponen duras como piedras? Pues bien, la principal culpable de que esto ocurra es la humedad.

Ambos productos (galletas y magdalenas) llevan prácticamente los mismos ingredientes, pero varía la forma y tiempo de cocerlos en el horno. Esto hace que las magdalenas sean más voluminosas (gracias a la levadura que se le añade) y queden esponjosas. Por el contrario las galletas quedan crujientes y aplanadas. Pero cómo se hornean hace que las magdalenas retengan una considerable cantidad de humedad (la responsable de que estén blanditas y esponjosas) mientras que en las galletas la humedad es de apenas un 1%.

Al abrir un paquete y dejar estos productos a la intemperie la magdalena va perdiendo toda la humedad que contiene, lo que hace que cuanta menos humedad tenga más dura se ponga (algo parecido a lo que ocurre con el pan, tal y como explicaba en un post tiempo atrás). Por el contrario, la poca humedad que tiene una galleta hace que si se deja fuera del paquete tome la humedad que hay en el ambiente, lo que provoca que acabe reblandeciéndose.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

 

Fuentes de consulta: Curioso pero inútil / ‘Per què alguns pebrots piquen i altres no’ de Dani Jiménez y Ada Parellada
Fuentes de las imágenes: MaxStraeten (morguefile) / Alvimann (morguefile)